Revista "El Ojo del Cóndor #5"

 

Embed or link this publication

Description

Quinta entrega de la revista de divulgación de ciencias de la tierra, del Instituto Geográfico Nacional de la República Argentina. En éste número, se desarrolla como tema central, la Selva Paranaense en la Provincia de Misiones

Popular Pages


p. 1

Número 5 ISSN: 1853-9505 La revista “El Ojo del Cóndor” es una publicación periódica oficial del Instituto Geográfico Nacional. SELVA PARANAENSE La selva misionera, último bastión donde resiste la selva paranaense. Presentamos en este dossier, un informe integrador de su frágil realidad. Biodiversidad. Poblamiento. Biomasa. Estadísticas forestales. Productos no maderables. Turismo. Áreas Naturales Protegidas Atlas del IGN Características del nuevo Atlas Geográfico del IGN. Cataratas del Iguazú. Reserva de Biosfera Yabotí, Alianza multicultural Lote 8. BAHRA Base de Asentamientos Humanos de la República Argentina. (ME, INDEC e IGN)

[close]

p. 2



[close]

p. 3

Editorial del Director del Instituto Geográfico Nacional Agrimensor Sergio Rubén Cimbaro Director del Instituto Geográfico Nacional stimados lectores, hemos llegado al número 5 de la publicación científico-técnica del Instituto Geográfico Nacional y, fieles al estilo actual de la revista, presentamos en esta oportunidad a la Selva Paranaense, un área rica en naturaleza, biodiversidad, turismo, industria, historia y cultura, que se encuentra ubicada principalmente en nuestro país, sobre la Provincia de Misiones. Para alcanzar una buena representación y descripción del lugar, agradecemos haber contado con el invalorable aporte en la confección de los artículos de una amplia variedad de profesionales y científicos representantes de instituciones científico-técnicas del gobierno nacional y provincial, como así también instituciones educativas privadas dedicadas a las temáticas expuestas. De esta manera, intentamos buscar diversos perfiles en los actores que escriben en nuestra revista, para ofrecer una mirada más abarcadora de la realidad del lugar que exploramos en cada número. También, siguiendo esta línea, bregamos porque la calidad de las notas sea cada vez más cuidada desde lo profesional y comunicacional. En este número, abordamos desde diferentes aspectos, la realidad de la Selva Paranaense donde intentamos exponer la problemática y características de las zonas protegidas, cuáles son las acciones que se implementan para alcanzar un desarrollo sustentable, cómo es su flora y fauna, sus áreas turísticas y declaradas patrimonio cultural de la humanidad, su rica historia con la llegada de las misiones jesuíticas, la colonización, y la evolución de los topónimos, y también deslumbrarnos con la belleza de sus paisajes. En fin, como mencionaba anteriormente, una mirada abarcadora de la región y que también contiene una referencia histórica al punto extremo Este de la República Argentina que se ubica dentro de la Provincia de Misiones. En relación a dar a conocer las actividades y líneas de trabajo del IGN, presentamos el nuevo Atlas Geográfico del organismo que ha sido desarrollado bajo un concepto innovador y que permite acercar la actividad del Instituto a la sociedad. También exponemos las acciones llevadas adelante para capacitar a técnicos y profesionales de las provincias en las Jornadas de Capacitación en Georreferenciación y el Centro de Capacitación en Ciencias Geográficas. Mostramos los avances en nuevos productos como las cartas turísticas, la implementación del Sistema Integral de Gestión Bibliotecaria, el catálogo de objetos geográficos, etc. Es de destacar el aporte fundamental de la CONAE a través de la imagen satelital de la provincia y de la presentación del software SoPI para el manejo de imágenes satelitales. El trabajo de desarrollo de una publicación del estilo de la revista El Ojo del Cóndor es un continuo crecimiento y compromiso institucional por parte del personal del IGN que trabaja en la misma. En cada número se incorporan más colaboradores al Consejo Editorial, a la redacción de artículos, y a opinar en pos de mejorar su calidad científica, profesional y de contenidos. Entendemos que es una publicación que expone una realidad geográfica determinada del país, y que también muestra al IGN a través del personal que escribe y se compromete con el organismo. Es decir, visualiza el avance en la profesionalidad de los trabajos que realizamos y el compromiso que tenemos con nuestra Misión Institucional y con la sociedad que requiere nuestros productos. Es por este motivo que quiero manifestar mi reconocimiento y agradecimiento a todo el personal del organismo que trabaja en la revista y cristaliza cada día su compromiso con la misma. Los invito a que disfruten este nuevo número, como desde el IGN disfrutamos al elaborarlo. E El Ojo del Cóndor La revista del Instituto Geográfico Nacional 1

[close]

p. 4

Sumario 1 4 Editorial Selva Paranaense Características, importancia, actores, programas y acciones para promover su conservación y desarrollo sustentable. 23 Las Misiones jesuíticas guaraníes y su espacio geográfico Breve síntesis de la historia y ocupación geográfica de una de las experiencias humanas de encuentro cultural más significativas de nuestra historia. naturales 16 Áreas protegidas en el ecosistema de la selva paranaense Políticas del Estado para mitigar y tratar de revertir el daño hecho al ecosistema de la selva misionera. Dossier: La Selva Paranaense Selva paranaense 25 La se transforma con la colonización Reseña de cómo las inmigraciones limítrofes o de ultramar, dieron a la población misionera un carácter muy particular, como sociedad y en su relación con el medioambiente. 8 Producción forestal y conservación de la biodiversidad en la selva Misionera... ¿incompatibles? Un estudio sobre aves analiza la posible sinergia entre economía y ecología mediante un manejo forestal adecuado. 18 Cataratas del Iguazú: Patrimonio y Área protegida Completa descripción y estado de las maravillosas cataratas. 27 La reserva de 12 Los nuevos cazadores de imágenes Uno de los fundadores de Aves del NEA, nos cuenta sus experiencias junto a estos entusiastas amantes de las aves y excelentes fotógrafos misioneros. 2 biósfera Yabotí y una Alianza para conservar la selva Alianza sustentada en tres ejes: la conservación del ambiente, el respeto de los derechos indígenas y el desarrollo sustentable.

[close]

p. 5

29 34 38 43 WISDOM Argentina Un SIG para impulsar el uso energético de la biomasa. satelital de la región de 32 Imagen Cataratas. CONAE Productos forestales no madereros de la Selva Misionera forestales para la Selva 36 Indicadores Paranaense Turismo / Cataratas del Iguazú 40 Toponimia de Misiones Bernardo de Irigoyen La revista “El Ojo del Cóndor” es una publicación periódica del Instituto Geográfico Nacional Presidenta: Dra. Cristina Fernández de Kirchner Ministro de Defensa: Ing. Agustín Oscar Rossi Secretario de Ciencia, Tecnología y Producción para la Defensa: Lic. Santiago Juan Rodríguez INSTITUTO GEOGRÁFICO NACIONAL Punto extremo Este de la Argentina. 46 La selva mirando al cielo Software SoPI, de la CONAE. Novedades institucionales y Agenda 48 - Atlas Geográfico de la República Argentina 50 - Cartografía de montaña 52 - Jornadas de capacitación regional en georreferenciación del IGN La revista del Instituto Geográfico Nacional Director: Agrim. Sergio Rubén Cimbaro Consejo Editorial: Lic. Lucas De Oto Silvia Heuman Ing. Laura Pietrángelo Mg. María Dolores Puente Prof. Adriana Vescovo Director de Arte: Jorge Alba Posse Cartografía: Téc. Geógrafo Matemático Roxana Albanito Ruben Mauricio Albanese / Adriana Alcaire / Constanza Annunziata / Guillermina Arbeletche / Florencia Bongiorno / Graciela Borozuki / Juan G. Cristiano / Norma Esper / Joaquín Fava / Daniel Fernández Catá / María Cecilia Gallero / Ignacio A. Gatti / Sebastián Habib / Silvia Heuman / Manuel Marcelo Jaramillo / María del Carmen Judyk / Ariel Kremar / Eduardo Lauría / María Cristina Lecca / Florencia Manduca / Ricardo Mansilla / Mayra Milkovic / María Pía Mom / Juan Pablo Moro / Carlos Osvaldo Nelson / Sergio Páez / Diego Alejandro Piñón / Daniela Polotto / Agustín Alberto Raffo / Cristina Résico / Juan Máximo Solari / Miguel Ángel Stefañuk / Sandra Torrusio / Adriana Vescovo / Gustavo A. Zurita. 54 - Sistemas y Marcos de Referencia en geodesia (2da. entrega) 56 - Lanzamiento de BAHRA 59 - Importancia de la normalización y estandarización de la información geográfica 60 - Implementación del sistema integral de gestión bibliotecaria 61 - Tesoros del museo y la biblioteca 62 - Centro de capacitación del IGN 63 - Novedades bibliográficas 64 - CuriosaMente (entretenimientos) ACLARACIÓN DE LOS EDITORES: “Los artículos firmados no expresan necesariamente la opinión del Instituto Geográfico Nacional”. “Prohibida la reproducción total o parcial de contenidos e imágenes sin la autorización expresa de los autores.” Colaboran en este número: El Ojo del Cóndor Editor responsable: Instituto Geográfico Nacional Avda. Cabildo 381 (C1426AAD) Ciudad Autónoma de Buenos Aires Esta revista se imprimió en los Talleres Gráficos del IGN. Número 05 - Septiembre de 2014 ISSN: 1853-9505 Queda hecho el depósito que marca la Ley Nº 11.723 E-mail: elojodelcondor@ign.gob.ar 3

[close]

p. 6

Selva Paranaense Selva Paranaense: Acciones para promover su conservación y desarrollo sustentable Manuel Marcelo Jaramillo, Ingeniero Forestal, Coordinador del Programa Selva Paranaense, Fundación Vida Silvestre, manuel.jaramillo@vidasilvestre.org.ar Mayra Milkovic, Licenciada en Ciencias Biológicas, Magister en Recursos Naturales, Responsable de Sistemas de Información Geográfica y Teledetección, Fundación Vida Silvestre, mayra.milkovik@vidasilvestre.org.ar l Bosque Atlántico es un complejo de 15 ecorregiones que se extiende en tres países: Brasil, Paraguay y Argentina. Originalmente cubría aproximadamente 123.000.000 de hectáreas entre los 30° y 31° de latitud sur y entre los 35° y 60° de longitud oeste. Este amplio rango de distribución longitudinal ha contribuido a la generación de diferentes tipos de composiciones específicas dentro del bosque porque la precipitación decrece marcadamente desde la costa del Atlántico hacia el interior del continente. Estas características geográficas que se combinan con marcadas diferencias de alturas sobre el nivel del mar, han favorecido a la alta biodiversidad y la presencia de endemismos; aproximadamente el 7% de las especies del mundo se encuentran en estos bosques (Quintela, 1990 en Cullen et al., 2001). Por estas razones, el Bosque Atlántico es de importancia global para la conservación y fue considerado como uno de los “puntos calientes” para la conservación internacional (Myers et al., 2000; Mittermeier et al., 2004). A su vez, es una de las 200 ecorregiones prioritarias para la conservación (“Global 200”) para la organización Mundial de Conservación (WWF). En la actualidad, considerando los remanente mayores a 100 hectáreas, se conserva aproximadamente sólo el 7% en un paisaje altamente fragmentado y con remanentes forestales altamente degradados (Di Bitetti et al., 2003). Por ello, la ONG Conservación Internacio4 E nal ha clasificado al Bosque Atlántico en quinto lugar dentro de los 10 tipos de bosques más amenazados del mundo (http://www.conservation.org/NewsRoom/ pressreleases/Pages/CI-Wins-Award-Atlantic-ForestConservation.aspx). En la República Argentina el Bosque Atlántico se encuentra principalmente representado por la ecorregión del Bosque Atlántico del Alto Paraná y en mucho menor medida por un ingreso, en la zona centro – este de la Provincia de Misiones, de la ecorregión de Araucaria. En su conjunto estas dos ecorregiones se conocen en nuestro país como Selva Misionera o Paranaense. Recientemente la Dirección de Bosques, de la Secretaría de Ambiente y Desarrollo Sustentable de la Nación ha presentado los Nodos Regionales de Bosques Nativos y ha incluido la porción noreste de la Provincia de Corrientes como área de distribución original de la Selva Misionera o Paranaense (http:// www.ambiente.gov.ar/?idarticulo=12018). Los datos informados en este trabajo sólo corresponden a la porción de este tipo de bosques en la Provincia de Misiones donde originalmente ocupaban una superficie de 2.570.000 hectáreas (Laclau, 1994). En la actualidad se conservan aproximadamente 1.490.000 hectáreas, lo que representa un 58% de la superficie original, en diferentes estados de degradación y con una deforestación media anual durante el período

[close]

p. 7

Figura 1. Una Visión de Biodiversidad para la Ecorregión del Bosque Atlántico del Alto Paraná: Diseño de un Paisaje para la Conservación de la Biodiversidad y prioridades para las acciones de conservación. Washington, D.C. WWF, 2003. 2004-2010 de 6.700 hectáreas por año (Milkovic, 2012), valor que ha disminuido notablemente respecto de datos anteriores –18.780 hectáreas por año para 1989-2004 (Guerrero Borges, 2007)–. Por la alta biodiversidad y las diversas amenazas que se ciernen sobre estos bosques, la Fundación Vida Silvestre ha dado inicio en el año 1999 al Programa Selva Paranaense. Desde sus oficinas regionales de la ciudad de Puerto Iguazú se coordinan diversos proyectos y acciones para la conservación y el desarrollo sustentable en la Selva Misionera. A su vez se articulan acciones con las oficinas de la Organización Mundial de Conservación (WWF) de Paraguay y Brasil. Una de las primeras acciones conjuntas entre los tres países fue el desarrollo de la Visión de Biodiversidad del Bosque Atlántico del Alto Paraná. Este documento resume el trabajo de más de 70 organizaciones de los tres países que acordaron una Visión de Biodiversidad orientada a detener la extinción de especies y mantener servicios ambientales esenciales mediante acciones inmediatas que asegurasen la viabilidad a largo plazo de la biodiversidad representativa del Bosque Atlántico (Di Bitetti et al., 2003). La Visión de Biodiversidad estableció una serie de objetivos de conservación de la biodiversidad basados en los principios de la biología de la conservación ampliamente aceptados, e identifica áreas críticas a ser conLa revista del Instituto Geográfico Nacional servadas, manejadas o restauradas para lograr dichos objetivos. En base a esta información se diseñó un Paisaje de Conservación de la Biodiversidad en donde se representó un mapa que ilustra cómo se vería en 50 - 100 años la ecorregión, si las acciones propuestas de conservación de la biodiversidad se desarrollaran exitosamente (Figura 1). En el año 2010 la Fundación Vida Silvestre Argentina, en articulación con las oficina de WWF de Paraguay y Brasil e inspirados en la Visión de Biodiversidad del Bosque Atlántico del Alto Paraná, desarrollaron su Plan de Acción Ecorregional, que fuera actualizado en 2013 y que se basa en la implementación de 5 líneas estratégicas: 1) Promoción de buenas prácticas agrícolas: esta estrategia incluye tanto el trabajo con pequeños agricultores para introducir y promover prácticas agroecológicas y acceso a mercados diferenciales para la venta de la producción agrícola como el trabajo con grandes empresas –principalmente agrícolas y forestales– tendiendo a que las mismas orienten sus operaciones al logro de certificaciones ambientales, como es el caso del Forest Stewardship Council (FSC), para la actividad forestal. En este aspecto, el programa también concentra su trabajo en la promoción del consumo responsable con la intención de que los consumidores demanden productos agrícolas o forestales certificados. 5 El Ojo del Cóndor

[close]

p. 8

Selva Paranaense 2) Promoción del manejo sustentable del bosque nativo: La Selva Misionera ha sido sometida a un intenso aprovechamiento forestal. En la búsqueda de las especies forestales de mayor valor una gran cantidad de los bosques nativos de Misiones han sido explorados y explotados. En la mayoría de los casos este proceso se ha desarrollado sin respetar los conceptos mínimos de aprovechamiento sustentable que hubieran asegurado que la capacidad productiva de estos bosques se mantuviera o aumentara. La Fundación Vida Silvestre Argentina, junto a otras organizaciones ambientalistas, fue activa promotora de la Ley de Presupuestos Mínimos para la Protección Ambiental de los Bosques Nativos (Ley Nº 26.331). En la actualidad la Provincia de Misiones ha adecuado su normativa de aprovechamiento de bosques nativos a los presupuestos mínimos establecidos por esta ley. Asimismo, ha recibido y administrado fondos derivados por la Nación para apoyar planes de conservación y usos sustentables de los bosques nativos por parte de propietarios privados. Por otra parte, Vida Silvestre ha promovido la creación de una Red de Comercio Forestal que promueve el vínculo entre productores de bosques nativos que implementan prácticas de uso sustentable y consumidores que demandan productos forestales sustentables. 3) Mitigación y adaptación al cambio climático: El Bosque Atlántico es un ambiente altamente fragmentado y eso incrementa su vulnerabilidad a los efectos negativos del cambio climático. Con el fin de contribuir a la conectividad del bosque, esta estrategia incluye actividades de restauración forestal. La “Visión de Biodiversidad del Bosque Atlántico del Alto Paraná” plantea como una de sus metas la restauración de 2.606.678 hectáreas de bosque nativo en los tres países para asegurar el Paisaje para la Conservación de la Biodiversidad antes de 2050. A su vez, en Brasil, el Pacto para la Reforestación de la Mata Atlántica ha identificado la necesidad de restaurar 17.000.000 de hectáreas en las 15 ecorregiones que constituyen el complejo Bosque Atlántico (Rodrigues et al., 2010). En ese aspecto, desde el año 2009 Vida Silvestre se encuentra abocada a la plantación de árboles nativos para recuperar la cobertura forestal de los bordes de arroyos deforestados en chacras de pequeños productores en el municipio de Comandante Andresito. En esta localidad la deforestación de los bordes de arroyos se presenta como una gran amenaza para la regulación de la cantidad y calidad de agua disponible para el desarrollo de las actividades humanas de la región. Por otro lado, la pérdida de estos ambientes ripiaros implica una disminución en la conectividad 6 de las áreas naturales protegidas y los remanentes de selva que aún se conservan en las propiedades privadas. Ante esta situación, la Fundación Vida Silvestre Argentina inició en junio de 2008, con el interés y respaldo de la comunidad local, el proyecto “Aplicación de incentivos fiscales para actividades de restauración en áreas prioritarias de la Cuenca del río Paraná”. A partir del análisis de imágenes satelitales se identificaron las zonas más críticas que necesitan ser intervenidas. Luego se logró conformar un grupo de productores comprometidos con la restauración Figura 2. Ubicación de establecimientos donde se realizó restauración de márgenes de arroyos en el municipio Comandante Andresito, Misiones. Los predios en los que se realizaron las plantaciones se indican en color amarillo (2009), cian (2010) y fucsia (2012). Se indican en rojo y verde las áreas donde se realizó enriquecimiento y plantación en macizo respectivamente. La imagen de fondo es una fotografía aérea provista por el Ministerio del Agro y Producción de Misiones.

[close]

p. 9

en un ancho variable (de entre 10 y 30 metros) de los bordes de los arroyos deforestados en sus propiedades. Vida Silvestre ha facilitado los insumos para la construcción de alambrados, ha entregado plantines de especies nativas, ha brindado asistencia técnica y ha compensado económicamente a alrededor de 36 productores que han plantado y mantenido alrededor de 61.000 árboles nativos. Esto permitió cubrir una superficie de 105 hectáreas y una distancia de aproximadamente 10 kilómetros del borde de diferentes arroyos. Las plantaciones realizadas en el año 2009 presentan en la actualidad ejemplares de lapacho negro e ibyra pitá de más de 5 metros de altura y 7 centímetros de diámetro a la altura del pecho (Figura 2). Para Vida Silvestre otra forma de abordar la mitigación del cambio climático es ofrecer a los propietarios de bosques nativos compensaciones en dinero o en especie que los motiven a la conservación de los mismos en sus predios. Este mecanismo se conoce generalmente como “pagos por servicios ambientales”. En el año 2010 Vida Silvestre participó del proyecto desarrollado por la Fundación Ambiente y Recursos Naturales (FARN), denominado “Diagnóstico de los Servicios Ambientales del Bosque Atlántico del Alto Paraná (BAAP) para la crea- ción potencial de un mecanismo de pago por servicios ambientales en las tierras privadas de Misiones, Argentina”. En este proyecto se utilizó el Integrated Valuation of Ecosystem Services and Trade offs (InVEST) Tier 1 (Tallis and Ricketts, 2009). Este modelo se integra como módulo de ArcGIS 9.2 para cuantificar y mapear valores de diferentes servicios ecosistémicos. Posteriormente, sobre los mapas obtenidos se utilizó el programa MARXAN para identificar áreas de conservación que maximicen los beneficios de conservar esos servicios ambientales y donde se minimicen los costos de oportunidad. A partir de InVEST se cuan- El Ojo del Cóndor La revista del Instituto Geográfico Nacional Figura 3. Ubicación provincial de la Reserva de Vida Silvestre Urugua-i. En el recuadro de abajo se muestra en mayor detalle los límites de la reserva y camino de acceso. La imagen de fondo es una fotografía aérea provista por el Ministerio del Agro y Producción de Misiones. 7

[close]

p. 10

Selva Paranaense ecosistémicos hídricos modelados (producción de energía hidroeléctrica y producción de agua) muestran una buena provisión de ellos en la Provincia de Misiones. La regulación de sedimentos y pérdida de suelo muestra también una fuerte sinergia con la cobertura de bosque nativo. El paisaje de Misiones conserva en la actualidad remanentes de bosque en las áreas con mayor pendiente, lo cual a esta escala de paisaje no permite identificar la pérdida de suelo que probablemente se registre a escalas más locales, como en los bordes de arroyos y ríos deforestados (Pacha et al., 2010; Izquierdo et al., 2012). 4) Promoción del manejo efectivo y de la creación de nuevas áreas protegidas: Entre otras actividades, la Fundación Vida Silvestre Argentina administra desde 1999 la Reserva de Vida Silvestre Uruguaí (RVSU). Esta área de 3243 hectáreas protege Figura 4. Paisaje para la conservación del yaguareté basado en modelo regional de la parte de las serranías centrales de Visión de Biodiversidad para el Bosque Atlántico (De Angelo, 2009). Misiones; quebradas, valles y cursos de agua brindan a la RVSU el escetificaron y modelaron cuatro servicios ambientales nario ideal para investigar y disfrutar la Selva Para(secuestro de carbono, retención de sedimentación naense (Figura 3). En la RSVU se realizan actividades y pérdida de suelo, energía hidroeléctrica/potencial para: a) consolidar el Sistema de Áreas Protegidas de hídrica y biodiversidad). la provincia; b) brindar un espacio de investigación En gran parte de los servicios ecosistémicos analiza- mediante su estación biológica, que genera un mayor dos, la mayor provisión de estos los provee el bosque conocimiento sobre la Selva Paranaense y la problenativo. El servicio que menos coincide espacialmente mática para su conservación; c) desarrollar cursos de con el bosque nativo es el de “producción de agua”, postgrado, talleres de capacitación sobre conservael cual depende más de características ambientales ción y manejo responsable de los recursos naturales de esta región, jornadas de educación e interpretaque de la cobertura del suelo en sí misma. ción ambiental y ecoturismo, entre otras temáticas; El almacenamiento de carbono está fuertemente rela- d) realizar, junto con guardaparques provinciales, cionado con el tipo de cobertura del suelo por lo que actividades de control y vigilancia dentro de la RSVU este modelo ayuda a ubicar espacialmente los mayo- y en zonas aledañas; e) trabajar en conjunto con otras res stocks de carbono en el paisaje a la resolución instituciones en el desarrollo de programas de educadel mapa de coberturas del suelo. A la escala espacial ción ambiental en asentamientos vecinos; f) monitodel presente estudio éste fue el grano más fino alcan- rear factores que atenten con la calidad del ambiente zado y fue útil en términos de análisis regional. Sin y planificar acciones para contrarrestar estos factores; embargo, futuros estudios o mayor detalle espacial g) articular trabajos y proyectos de investigación con necesitarían la diferenciación de bosques en distinto otras Estaciones Biológicas de la región. grado de conservación/degradación y los parámetros específicos asociados a cada una de las clases es- 5) Identificación y conservación de especies clave tablecidas que permitan diferenciar stocks de carbo- para la salud del ecosistema. nos entre distintos tipos de bosques. Los servicios El yaguareté, jaguar o tigre americano (Panthera 8

[close]

p. 11

onca) es el mayor depredador del continente, por ello necesita extensas superficies para poder sobrevivir. El acelerado proceso de desaparición de su hábitat, sumado a la caza, ha ocasionado que los yaguaretés que habitaban diferentes regiones de Argentina hayan desaparecido o estén en peligro. Junto a investigadores del CONICET desarrollaron desde 2002 un proyecto con el objetivo de obtener una estimación precisa de la población de yaguaretés de la Selva Paranaense. Para ello, se conformó y capacitó a una red de más de 200 colaboradores de instituciones de Misiones, Brasil y Paraguay y mediante el registro de huellas y materia fecal se logró generar un mapa de distribución del yaguareté en la Selva Paranaense (Figura 4). Se pudo conocer dónde está presente y dónde ha desaparecido; cuál es la densidad de la especie y qué variables ambientales y sociales determinan su existencia y su abundancia. Para estimar su densidad se realizaron censos con trampas-cámaras. Estos censos han permitido determinar que la población actual ronda en 25 a 53 adultos yaguaretés dentro del corredor verde de Misiones, incluyendo el Parque Nacional do Iguaçu de Brasil (Paviolo et al., 2008). Vida Silvestre además desarrolla campañas de difusión sobre la importancia de la especie; más información disponible en www.vidasilvestre.org.ar. Todas estas actividades son desarrolladas en articulación con instituciones públicas y privadas comprometidas con la conservación y el uso sustentable de la Selva Misionera. Juntos, esperamos contribuir a la constitución de nuestro paisaje de conservación de la biodiversidad para asegurar a las generaciones futuras la posibilidad de disfrutar de nuestra majestuosa Selva Bibliografía Cullen, L. Jr., Bodmer, R. E. and Valladares-Pádua, C. 2001. Ecological consequences of hunting in Atlantic Forest patches, São Paulo, Brazil. Oryx 35: 137-144. De Angelo, C. 2009. El paisaje del Bosque Atlántico del Alto Paraná y sus efectos sobre la distribución y estructura poblacional del jaguar (Panthera onca) y el puma (Puma concolor). PhD Thesis, Universidad de Buenos Aires, Buenos Aires, Argentina. pp. 252. Di Bitetti, M. S.; Placci, G. y Dietz, L. A. 2003. Una Visión de Biodiversidad para la Ecorregión del Bosque Atlántico del Alto Paraná: Diseñando un paisaje de conservación para la biodiversidad y estableciendo prioridades para acciones de conservación. World Wildlife Fund. Washington, D.C. Guerrero Borges, V.; Cotti Alegre, J. y Sarandón, R. 2007. Cambios en la cobertura del Bosque Atlántico Argentino durante el periodo 1989-2004. Congreso de la Asociación Española de Teledetección. Mar del Plata, Argentina 19 al 21 de septiembre de 2007. www.aet.org.ar. Izquierdo, A. E. and Clark, M. L. 2012. Spatial Analysis of Conservation Priorities Based on Ecosystem Services in the Atlantic Forest Region of Misiones, Argentina. Forests 3:764-786. Laclau, P., 1994. La conservación de los recursos naturales renovables y el hombre en la selva paranaense. Boletín Técnico Fundación Vida Silvestre Argentina (20): 139. Milkovic, M. 2012. Mapa de cobertura forestal de la Provincia de Misiones 2010 mediante el análisis y procesamiento de imágenes satelitales. Informe de consultoría a Fundación Vida Silvestre Argentina. Mittermeier, R. A.; Robles-Gil, P.; Hoffmann, M.; Pilgrim, J. D., Brooks, T. M.; Mittermeier, C. G.; Lamoreux, J. L. and Fonseca, G. 2004. Hotspots revisited: Earth’s biologically richest and most endangered terrestrial ecoregions. México City: CEMEX. Myers, N.; Mittermeier, R. A.; Mittermeier, C. G.; da Fonseca, G. A. B. and Kent, J. 2000. Biodiversity hotspots for conservation priorities. Nature 403: 853–858. Pacha, M. J.; Izquierdo, A. y Jaramillo, M. M. 2010. Servicios Ambientales en el Bosque Atlántico del Alto Paraná: Identificación de zonas prioritarias para un esquema de pagos por servicios ambientales. En Actas de Eco Productos Forestales No Madereros. Esquel, Chubut 1 al 3 de Diciembre de 2010. Pág. 239-248. Paviolo, A.; De Angelo, C.; Di Blanco, y Di Bitetti, M. S. 2008. Jaguar Panthera onca population decline in the Upper Parana Atlantic Forest of Argentina and Brazil. Fauna & Flora International, Oryx, 42(4), 554–561 Ribeiro Rodrigues R.; Satin Brancalion, P.H.; Isernhagen, I. editores. 2010. Pacto pela restauração da Mata Atlântica: referencial dos conceitos e ações de restauração florestal / (coordenação geral: Laboratório de Ecologia e Restauração Florestal – LCB/ESALQ/USP) 3. Ed ver – São Paulo: LERF, 2010. Tallis, H. T.; Ricketts, T.; Ennaanay, D.; Nelson, E.; Vigerstol, K.; Mendoza, G.; Wolny, S.; Olwero, N.; Aukema, J.; Foster, J.; Forrest, J.; Cameron, D. 2008. InVEST 1.003 beta User’s Guide. The Natural Capital Project, Stanford. WWF 2000. The Global 200 Ecoregions: A User´s Guide. World Wildlife Fund, Washington, D. C. El Ojo del Cóndor La revista del Instituto Geográfico Nacional Yaguareté (Panthera onca) 9

[close]

p. 12

Selva Paranaense Producción forestal biodiversidad en por Dr. Gustavo A. Zurita Dr. en Biología, Investigador del CONICET y profesor adjunto.gazurita@ege.fcen.uba.ar Instituto de Biología Subtropical, Facultad de Ciencias Forestales, Universidad Nacional de Misiones – CONICET. Bertoni 85. Puerto Iguazú Centro de Investigaciones del Bosque Atlántico (CeIBA) a selva Misionera o selva Paranaense constituye el extremo más austral de un extenso ecosistema o complejo de eco-regiones denominado bosque Atlántico o selva Atlántica que incluye a Brasil, Paraguay y Argentina. Si bien este ecosistema ha sido reconocido por su gran diversidad de especies (tanto animales como vegetales), su principal característica es el alto Fo to :A ve sd 10 el L porcentaje de especies endémicas, es decir, aquellas que no se encuentran en ningún otro lugar del mundo. Por estas razones, el bosque Atlántico es considerado uno de los sitios de mayor importancia para la conservación de la biodiversidad a nivel global (Myers et al., 2000). Desde el punto de vista socio-económico el bosque Atlántico constituye, además, uno de los diez ecosistemas más importantes para la producción de alimentos y la mitigación del cambio climático (Hannah et al., 2013). En Argentina la selva Misionera se distribuye principalmente en la Provincia de Misiones, cubriendo una superficie menor al 0.5% del territorio nacional. Sin embargo, y a pesar de su escasa representación territorial, concentra más del 50% de la riqueza de aves y otros grupos animales y vegetales. Misiones es, a su vez, una de las provincias más densamente pobladas del país (Censo Nacional NE A.

[close]

p. 13

y conservación de la la selva Misionera... ¿incompatibles? La revista del Instituto Geográfico Nacional 2010, INDEC) y donde se produce una gran cantidad de bienes de consumo (yerba mate, tabaco, citricultura, madera, etc.). Se destaca la actividad forestal en forma de monocultivos industriales con exóticas de Pino y Eucaliptus y, secundariamente, especies nativas como la Araucaria (Araucaria angustifolia) (Censo Nacional Agropecuario 2008, INDEC). La enorme diversidad biológica de la Provincia de Misiones, las altas tasas de crecimiento poblacional y la gran superficie destinada a la producción (particularmente forestal) plantean un gran desafío y una pregunta: ¿es posible mantener, o incluso incrementar, la producción forestal conservando la biodiversidad?. Este interrogante cobra particular relevancia cuando se tiene en cuenta la gran cantidad de servicios que brinda a las poblaciones humanas la biodiversidad en la provincia, entre las que se destaca la actividad eco-turística, la provisión de agua El Ojo del Cóndor de calidad, el mantenimiento de la fertilidad de los suelos, entre otros. Al intentar comprender el rol de las plantaciones forestales en la conservación de la biodiversidad, la primera pregunta que se plantea es: ¿las plantaciones forestales son mejores o peores que otras opciones de producción de mediana y gran escala existentes en la provincia? (Zurita & Bellocq, 2012). En un análisis comparativo puede observarse que los sistemas ganaderos (potreros) mantienen una riqueza de aves mucho mayor comparado con plantaciones forestales y otros usos de la tierra en Misiones. Sin embargo, cuando se analiza la composición de especies (es decir, cuales son estas aves) se observa que las plantaciones forestales albergan un porcentaje mucho mayor de aves de selva. Es decir, muchas especies de aves utilizan los potreros de ganado en Misiones pero las aves de selva utilizan principalmente las plantaciones forestales. La segunda pregunta que se plantea es entonces: ¿todas las plantaciones forestales son iguales para conservar la biodiversidad?. Para responderla hay que tener en cuenta tres factores importantes: 1) la edad de la plantación, 2) la especie utilizada y el manejo que se realice y 3) su ubicación en el paisaje. El uso de las plantaciones por parte de las aves de selva aumenta con la edad de las mismas; plantaciones jóvenes son muy poco utilizadas mientras que plantaciones maduras sí son utilizadas por un porcentaje alto de especies (Zurita & Bellocq, 2012). En el caso particu11

[close]

p. 14

Selva Paranaense lar de Misiones, las plantaciones forestales comienzan a ser usadas principalmente a partir de los 10-12 años. Es por esto que turnos de corta largos favorecen en gran medida la biodiversidad. El uso de las plantaciones por la fauna nativa depende en gran medida del desarrollo del sotobosque (vegetación nativa que crece debajo del dosel) en las plantaciones y aquel, a su vez, depende del ingreso de luz; es por esto que la práctica de raleo y de plantación a densidades intermedias es de crucial importancia para incrementar el uso que hace la fauna de las plantaciones (Njera & Simonetti, 2010). Entre las especies plantadas en la región, las plantaciones de Araucaria son fundamentales para evitar la extinción de especies amenazadas (ej. Coludito de los Pinos) (Zurita et al., 2006; Cabanne et al., 2007). Las plantaciones de pino, adecuadamente manejadas, son también utilizadas por las especies nativas, mientras que las plantaciones de Eucalipto, manejadas en forma intensiva, representan la peor opción en cuanto a su potencial de conservación de la biodiversidad. Finalmente, y a una mayor escala, para que las plantaciones puedan ser realmente utilizadas por las especies nativas, es fundamental la presencia de grandes o medianos remanentes de bosque nativo cercanos a ellas. Esto implica que plantaciones forestales muy alejadas del bosque nativo, aún manejadas de la mejor manera, serán muy poco utilizadas por la biodiversidad nativa (Zurita et al., 2012; Zurita & Bellocq, 2010). En resumen, las plantaciones forestales manejadas adecuadamente pueden constituir un importante aliado para la conservación de la biodiversidad nativa en Misiones. Este manejo adecuado incluye tener en cuenta los ciclos de rotación, las especies utilizadas, la densidad de la plantación, el manejo de poda y realeo y la conservación de bosque nativo en el paisaje Foto: Aves del NEA. Referencias Cabanne, G. S., Zurita, G. A., Seipke, S. H., Bellocq, M. I., 2007. Range expansion, density and conservation of the Araucaria Tit-spinetail Leptasthenura setaria (Furnariidae) in Argentina: the role of araucaria Araucaria angustifolia (Araucariaceae) plantations. Bird Conservation International 17, 341-349. Hannah, L., Ikegami, M., Hole, D. G., Seo, C., Butchart, S. H., Peterson, A. T., Roehrdanz, P. R., 2013. Global Climate Change Adaptation Priorities for Biodiversity and Food Security. PLoS One 8, e72590. Myers, N., Mittermeier, R. A., Mittermeier, C. G., da Fonseca, G. A. B., Kent, J., 2000. Biodiversity hotspots for conservation priorities. Nature 403, 853-858. Njera, A., Simonetti, J. A., 2010. Enhancing avifauna in commercial plantations. Conservation Biology 24, 319-324. Zurita, G. A., Bellocq, M. I., 2010. Spatial patterns of bird community similarity: bird responses to landscape composition and configuration in the Atlantic forest. Landscape ecology 25, 147-158. Zurita, G. A., Bellocq, M. I., 2012. Bird assemblages in anthropogenic habitats: identifying a suitability gradient for native species in the Atlantic forest. Biotropica 412-419. Zurita, G. A., Pe’er G., Bellocq, M. I., Hansbauer,M.M., 2012. Edge effects and their influence on habitat suitability calculations: a continuous approach applied to birds of the Atlantic forest. Journal of applied ecology 49, 503-512. Zurita, G. A., Rey, N., Varela, D. M., Villagra, M., Bellocq, M. I., 2006. Conversion of the Atlantic Forest into native and exotic tree plantations: Effects on bird communities from the local and regional perspectives. Forest Ecology and Management 235, 164-173. 12

[close]

p. 15

Entrevista / Aves del NEA La revista del Instituto Geográfico Nacional Los nuevos cazadores de imágenes Por simple curiosidad o reacción a la creciente destrucción de su entorno, cada vez son más las personas que se agrupan y salen de su comodidad para ir al encuentro del mundo maravilloso de las aves. Un mundo tan bello como esquivo, que los obligará a cambiar la mirada, a embarrarse, a contemplarlo y sobre todo, a compartirlo... Comunicador científico y ambiental; Director de arte de El Ojo del Cóndor por Jorge Alba Posse El Ojo del Cóndor 13 Carpintero grande (Campephilus robustus)

[close]

Comments

no comments yet