REVISTA BARRIO Y MEMORIA Nº3

 

Embed or link this publication

Description

Comisión x la Memoria de la Red Cultura Boedo

Popular Pages


p. 1

Comisión por la Memoria - Red de Cultura Boedo BARRIOyMEMORIA BARRIO Y MEMORIA Nº 3 - 2013 Prólogo Llegar a la publicación del tercer número de Barrio y Memoria nos enorgullece tanto como las dos ediciones anteriores pero distinguiendo particularidades que intentaremos reflejar en estas líneas. Los integrantes de la Comisión por la Memoria de la Red de Cultura de Boedo comenzamos nuestro recorrido años atrás tocando timbre tímidamente en los domicilios de los vecinos desaparecidos de Boedo. Con los primeros resultados preparamos una muestra gráfica –muy artesanalhecha con textos y fotos pegados sobre papel afiche. Continuamos con charlas y encuentros allí donde se recordara a nuestros vecinos desaparecidos por el terrorismo de estado de la dictadura militar. Seguimos con la edición de nuestra primera revista, la producción de videos, la participación en programas de radio y otras múltiples actividades. El aporte significativo de vecinos y familiares a través de fotos, recuerdos y anécdotas sobre la vida y la militancia de los desaparecidos del barrio produjo un punto de inflexión en la historia de esta Comisión entre los años 2011 y 2012. Al mismo tiempo se fortaleció la relación y el intercambio con las instituciones del barrio. La Jornada de Charla y Debate realizada en el Comercial Nº 22, luego de que la muestra gráfica permaneciera durante una semana en el patio colegial, fue una bocanada de aire fresco para el respeto por la memoria de los desaparecidos. El impacto emotivo y político se multiplicó durante la presentación en el Predio Ferial de Tecnópolis de la muestra itinerante junto a las publicaciones y los videos de la Comisión, todo disponible para los miles de visitantes. En ambos casos percibimos la curiosidad y el profundo respeto de los jóvenes por la memoria de los desaparecidos y por la lucha por los Derechos Humanos. Esos jóvenes y otros no tanto, retoman las banderas de lucha de las Madres, las Abuelas, los Hijos, los Familiares y los sobrevivientes; lucha contra la impunidad, por el castigo y la cárcel a todos los genocidas. Sigamos trabajando juntos, entonces, en la construcción de la memoria de nuestro pueblo, de sus luchas y sus ideales. Sigamos en el largo camino contra la impunidad de ayer y de hoy. Sigamos siendo parte de la esperanza de ver juzgados y condenados a todos los criminales civiles y militares de la última dictadura. Sigamos entrelazando los vínculos solidarios, tejiendo esa red social que hace fuerte a un pueblo. Sigamos codo a codo entre los vecinos por Memoria, Verdad y Justicia. Para que nunca más vuelvan el horror y la tristeza. Para que los sueños y los ideales de nuestros vecinos desaparecidos –que hoy siguen siendo los nuestros- se hagan realidad. I N D I C E Prólogo y agradecimientos Actividades 2011 - 2012 Educación y Memoria Las Voces de los Hijos Roberto Lértora por Laura Adriana Mosso por Federico Mapa de la Memoria Listado de vecinos desaparecidos La Comisión en TECNÓPOLIS Avances en los juicios a genocidas 1. 4. 7. 2. 6. 9. 16. 20. 17. 22. HISTORIAS Y TESTIMONIOS DE VIDA Carlos Horacio Vivas. Elena Caracassis. José Orlando. Rosa Delfina Costa Viera. Eduardo Oscar Seghezzo. Historias Breves. 10. 12. 14. 15. 18. 23. PERMITIDA SU REPRODUCCIÓN CITANDO LA FUENTE www.revistabarrioymemoria2.blogspot.com memoriabarrial@redculturaboedo.com.ar EQUIPO DE REDACCIÓN Villaverde, Claudia / Barros, Osvaldo / Leiracha, Susana / García Liliana / Alfonsín, Eduardo / Damiano, Norma / Ferrentino, Claudia AGRADECIMIENTOS A los amigos y en especial a todos los familiares de los desaparecidos del barrio por sus palabras, fotos y recuerdos. A la Secretaría de Derechos Humanos de la Nación por sus fotos y archivos. A todos los Organismos de Derechos Humanos por sus fotos y archivos. Al Instituto Espacio para la Memoria por su fotos. Especial agradecimiento por el diseño gráfico a la productora YUNQUE de Ildefonso Pereyra. 1

[close]

p. 2

2 Actividades 2011-2012 DE LA COMISIÓN POR LA MEMORIA DE LA RED DE CULTURA BOEDO LA COMISIÓN POR LA MEMORIA PROGRAMÓ EN CADA AÑO UNA SERIE DE ACTIVIDADES CON EL PROPÓSITO DE SEGUIR ADELANTE CON LA TAREA DE EJERCER LA MEMORIA Y HACER VALER NUESTRO DERECHO A LA IDENTIDAD Y A LA JUSTICIA. 2011 Inauguración de la Plaza Mariano Boedo En el día de la Inauguracion Barrial de la Plaza mariano Boedo la Comisión por la memoria expuso la Muestra: Historias de Vida. rrio y Memoria. Estuvieron presentes los familiares de Norberto Palermo, Martina, hija mayor de Adriana Calvo, el maestro Daniel Ferro y Nora Cortiñas -Madre de Plaza de Mayo, Línea Fundadora- quienes opinaron con distintos matices acerca del contexto político que enmarcaba a Barrio y Memoria Nº 2. Un momento conmovedor ocurrió cuando el maestro Ferro narró que luego de la colocación de la baldosa con el nombre de Norberto Palermo en la vereda de la Escuela de Boedo al 1900, incluyó a Norberto en el listado de alumnos, y cada día al pasar lista y mencionarlo lo chicos decían “presente” con entusiasmo y convicción. Al finalizar la presentación Marcelo y Celia sirvieron el clásico moscato con fainá y Emiliana Piccini nos deleitó con su voz y su guitarra. cortada San Ignacio. Allí repartimos revistas, conversamos con los vecinos y recibimos información que se transformaría posteriormente en punto de partida para nuevas investigaciones Charla en librería El Gato Escaldado „El Poder de las Palabras: Esta boca es mía, pero œes mío lo que dice?‰ Para cerrar el año 2011, el 16 de diciembre llevamos a cabo en “El Gato”, como le decimos a la librería del barrio (Independencia 3548), la charla debate: El Poder de las Palabras: Esta boca es mía, pero ¿es mío lo que dice? Con la coordinación de la lic. Marguerite Fiedlowitz, profesora de la Universidad de Washington que expuso los resultados de su investigación sobre los significados del lenguaje usado en nuestro país durante la última dictadura cívico militar. El público escuchó con atención la disertación de la investigadora y a continuación participó de un interesante debate. Día Universal de los Derechos Humanos Presentación de Barrio y Memoria NÀ 2 en librería El Gato Escaldado En abril de 2011 en El Gato Escaldado se presentó el segundo número de BaEl 10 de diciembre, Día Universal de los Derechos Humanos, realizamos la instalación de la Muestra: “Historias de vida” sobre la Av. Boedo en su cruce con la LA COMISION POR LA MEMORIA PARTICIPA TODOS LOS SÁBADOS DE 10 A 11HS EN EL PROGRAMA DE RADIO ENREDADOS POR WWW.FMBOEDO.COM.AR Comisión por la Memoria - Red de Cultura Boedo

[close]

p. 3

Comisión por la Memoria - Red de Cultura Boedo Semana de Boedo 2012 En Septiembre participamos como todos los años de la Semana de Boedo organizada por la Red Cultura Boedo. Allí distribuimos “Barrio y Memoria” y seguimos charlando con vecinos que aportaron datos e historias sobre los desaparecidos del barrio. 2012 Inauguración de nuevas baldosas recordatorias sobre la Av. San Juan El sábado 17 de marzo de 2012 acompañamos a los Vecinos de San Cristóbal Contra la Impunidad en la inauguración de las nuevas baldosas recordatorias sobre la Av. San Juan, desde Entre Ríos hasta Boedo. naje que la Subcom. de DDHH del CASLA efectuó a J. Julio López. El panel estaba integrado por José Schulman, secretario de la Liga Argentina por los Derechos Humanos, el hijo de Julio López, Horacio Pietragalla (dip. nacional e hincha del Ciclón) y Adolfo Res (presidente de la Subc. de DDHH del Club). Estaban presentes, entre otros, el hijo de Julio López y Claudio DeSimone. Nuestro compañero Osvaldo Barros compartió una reflexión con todos los presentes. El 24 de marzo Tanto en 2012 como 2013 participamos con la Muestra Itinerante y la mesa de publicaciones y recolección de datos junto a la Parroquia Santa Cruz, la Comisión por la Memoria del Hospital Ramos Mejía y Teatro por la Identidad de la actividad organizada por la Asociación Todos por la Plaza de Boedo y el Ecomuseo Participativo Barrial en la plaza Mariano Boedo. Baldosas para Adriana Mosso y Roberto Lértora El 13 de octubre participamos junto a los Vecinos de San Cristóbal Contra la Impunidad en la colocación de las baldosas en memoria de los vecinos desaparecidos Adriana Mosso y Roberto Lértora en la calle Maza 914, domicilio del cual fueron secuestrados por el terrorismo de estado. Estuvieron presentes familiares, compañeros de la Asociación Bancaria, organizaciones y vecinos del barrio de Boedo. La Revista Barrio y Memoria en la Biblioteca del Centro Ulloa Desde agosto de 2012 “Barrio y Memoria” figura en el archivo de la Biblioteca Digital y la Biblioteca Impresa del Centro Ulloa, Centro de Asistencia a Víctimas de Violaciones de Derechos Humanos de la Secretaría de Derechos Humanos de la Nación. Poesía y Arte por la Memoria El 17 de mayo de 2012 en el Centro Cultural La Imaginería se realizó el encuentro POESÍA Y ARTE POR LA MEMORIA, donde participaron poetas, músicos y artistas plásticos, en el ciclo Poesía Bajo la Autopista. Se leyeron poemas de diferentes autores y de los compañeros desaparecidos. 2013 Entrevista radial a miembros de la Comisión por la Memoria por Daniel Acosta del programa SOS Tierra. http://www.ivoox.com/sos-tierramuseo-hudson-del-20-audiosmp3_rf_1885996_1.html La Subcomisión de Derechos Humanos del Club San Lorenzo de Almagro recordó a Jorge Julio López El 6 de Noviembre la Comisión por la Memoria se hizo presente en el home- LA COMISION POR LA MEMORIA PARTICIPA TODOS LOS SÁBADOS DE 10 A 11HS EN EL PROGRAMADE RADIO ENREDADOS POR WWW.FMBOEDO.COM.AR 3

[close]

p. 4

4 memoria LA COMISIÓN POR LA MEMORIA ENTRÓ A LA ESCUELA Educación y Memoria EL VIERNES 23 DE MARZO DE 2012, POR PRIMERA VEZ, LA COMISIÓN POR LA MEMORIA ESTUVO EN LA ESCUELA COMERCIAL Nº 22 PARA REALIZAR UNA CHARLA CON LOS ALUMNOS COMO CIERRE DE LA SEMANA DE EXPOSICIÓN “HISTORIAS DE VIDA” Y FOTOGRAFÍAS REALIZADA EN EL MARCO DE LAS ACTIVIDADES PARA RECORDAR EL 24 DE MARZO, DÍA DEL GOLPE DE ESTADO QUE QUEDÓ EN LA MEMORIA COLECTIVA COMO LA FECHA DEL COMIENZO DE LA DICTADURA CÍVICO MILITAR EN NUESTRO PAÍS. Comisión por la Memoria - Red de Cultura Boedo

[close]

p. 5

Comisión por la Memoria - Red de Cultura Boedo En Marzo del 2012 estuvimos en la Escuela 22 Fue muy conmovedor, pudimos reconocer como está inscripta la época de la dictadura en este grupo de adolescentes, sus dudas, sus certezas y cómo son en la actualidad sus vínculos con las fuerzas de seguridad. Fuimos muy bien recibidos por las autoridades del colegio. El momento fue ameno, muy emotivo y con mucho intercambio, preguntas y reflexiones. No fue un dato menor que sobre el final de la charla la Secretaria del establecimiento nos haya acercado muy conmovida un instructivo elaborado por el Ministerio de Educación de la dictadura militar para “detectar probables terroristas entre los estudiantes” y dar pautas que apuntaban al disciplinamiento de la población estudiantil (Ver “La E ducación perseguida). LA LECTURA DEL MATERIAL DENOMINADO “SUBVERSIÓN EN EL ÁMBITO EDUCATIVO - CONOZCAMOS A NUESTRO ENEMIGO”, SORPRENDE E INDIGNA HASTA A LOS MIEMBROS MÁS EXPERIMENTADOS DE LA COMISIÓN POR LA MEMORIA. La Educación Perseguida Sentimos una alegría inmensa porque pudimos experimentar otra forma de acercamiento al barrio donde el recuerdo actúa como motor de pensamiento enriqueciendo la información intercambiada con los jóvenes, complejizando sus posibilidades Durante la de mirar el mundo y proyectarse en el dictadura de Onganía - Lanusse la persecución educativa se centró colemismo. Un ejemplo de esto fue la progios y universidades; en cambio, la ducción de Johana, una alumna de 3º de Videla-Massera-Agosti se ensañó año, que elaboró una presentación en también con los niveles primarios. En Power Point recorriendo los oscuros este marco, el Ministro de Cultura y años de la dictadura y otros episodios Educación, Juan José Catalán, en el históricos como la Noche de los Lápices año 1978, distribuyó e impuso en y la guerra de las Malvinas. Volvimos en Marzo del 2013 Debido al interés que la propuesta despertó en docentes y estudiantes, repetimos la experiencia en 2013 con excelentes resultados. Preparamos unas pizarras que llevamos para que sean completadas con consignas y frases de alumnos y también junto a la profesora de plástica se realizó un creativo collage como devolución de nuestra charla. Esperamos que en estos encuentros junto con los jóvenes podamos seguir poniendo en cuestión la historia oficial y adquirir nuevas formas de valorarla. todos los establecimientos educacionales la documentación llamada: “Subversión en el Ámbito EducativoConozcamos a Nuestros Enemigos”. El objetivo claro y contundente de este documento fue que el personal docente y directivo de los establecimientos de educación contribuyeran a detectar “elementos subversivos” e impartieran a los alumnos ideas basadas en la “moral cristiana, tradicional y nacional y la dignidad del ser argentino”; y pautas de delación de compañeros. El texto menciona las palabras “guerra”, “enemigos”, “subversión” e “infiltración” y propone “enfrentar con crudeza y valentía” la “cruda realidad”. El manual mencionado desarrolla dis- tintas concepciones. Comienza con conceptos generales en los que incluye definiciones de “comunismo”, “guerra”, “agresión marxista internacional” y “subversión”, definiéndolos en forma minuciosa. Continúa con una clasificación exhaustiva de las organizaciones sociales, políticas y educativas. Otro capítulo titulado: “Estrategia particular de la subversión en el ámbito educativo” considera a la cultura y a la educación como los ámbitos más adecuados para la “insurgencia” y de allí la importancia de esclarecer y captar progresivamente la conciencia de los argentinos como modo de lucha antisubversiva. El último capítulo, como cierre, habla de “Construir el Futuro” con acciones claras y enérgicas para demostrar a los estudiantes la falsedad de las concepciones y doctrinas que se les fueron inculcando a lo largo de varios años. Este material de archivo se encuentra en poder de la Comisión por la Memoria y puede solicitarse para consulta. 5

[close]

p. 6

6 hijos EN ESTAS PÁGINAS APARECEN LAS VOCES DE AQUELLOS NIÑOS QUE EN LOS ‘70 SUFRIERON UNA BRUSCA Y CRUEL INTERRUPCIÓN DE SUS VIDAS COTIDIANAS. INCOMPRENSIBLEMENTE PARA ELLOS, TODO CAMBIÓ AL DESAPARECER SUS PADRES, MADRES, FAMILIARES, O TENER QUE DEJAR SU PATRIA. A PARTIR DE ESE MOMENTO, EL SILENCIO, EL OCULTAMIENTO, EL MIEDO Y EL DESARRAIGO LOS ENVOLVIÓ. A TRAVÉS DE ESTOS RELATOS Y DECLARACIONES, PODREMOS COMPRENDER UN POCO MÁS LO QUE PASÓ CON ELLOS. LAS VOCES DE LOS HIJOS Comisión por la Memoria - Red de Cultura Boedo

[close]

p. 7

Comisión por la Memoria - Red de Cultura Boedo Esta nota fue leída por Laura, hija de Roberto Lértora, en el acto que se hizo frente a la casa de Maza 914 donde fue secuestrado junto a Adriana Mosso. Roberto nació en Merlo, provincia de Buenos Aires, el 18 de mayo de 1952. Fue hijo único. Vivió en la Capital y tenía los gustos de los habitantes de la ciudad. Su padre, artesano del bronce y bohemio, era de clase media, con ideas anarquistas. Su madre, mi abuela Lina, era de la provincia de Santiago del Estero, de una familia numerosa, humilde y sencilla. Roberto siempre estuvo orgulloso de su gente, de su abuela del campo, de sus orígenes del interior. Le encantaban las fiestas familiares, siempre repletas de alegría, música y baile, que se daban del lado santiagueño de la familia. Disfrutaba de los asados y las peñas, donde cantaba folklore con sus compañeros hasta que las velas no ardieran. Tenía aprecio por las distintas formas en las que se expresa la cultura popular, con las comidas, los ámbitos de diversión, el humor y la sensibilidad propia de la gente humilde. Después de haber sido muy buen alumno en los estudios primarios y secundarios, Roberto ingresó a la carrera de Derecho en la UBA, para continuarla luego en la Universidad del Museo Social Argentino. En marzo de 1976 optó por interrumpir sus estudios. Antes de eso, a la edad de 20 años, comenzó a trabajar en el Banco Central, en el área de relaciones públicas. Allí conoce a Marta, mi mamá quien trabajaba también en el banco. Juntos armaron un proyecto de vida personal y familiar integrado con la militancia. A Roberto le gustaba estar bien vestido y elegante. Usaba trajes a medida para su función de relaciones públicas. Siempre impecable se mantenía abierto y bien dispuesto al diálogo con quien fuera. Era común verlo conversando en los pasillos del banco con todo tipo de empleados, desde el personal de maestranza hasta gerentes. Brillante, cabeza dura y orgulloso de sus convicciones, Roberto era también capaz de defenderlas incluso con argumentos, que a veces, elevaban la temperatura de los debates. No le im- LA COMISIÓN POR LA MEMORIA JUNTO A VECINOS DE SAN CRISTÓBAL CONTRA LA IMPUNIDAD RECORDARON A ROBERTO LÉRTORA Y A ADRIANA MOSSO CON LA COLOCACIÓN DE UNA BALDOSA CON SUS NOMBRES EN EL LUGAR DONDE FUERON SECUESTRADOS. Los días previos fueron de trabajo intenso construyendo la baldosa en la parroquia Santa Cruz y tomando contacto con la vecina que vive actualmente en el lugar quien colaboró con la organización del acto. En la oportunidad hicieron uso de la palabra el hijo de Adriana; las hijas de Roberto; sus compañeros de trabajo; Osvaldo y Esther, por los barrios de Boedo y San Cristóbal respectivamente. A modo de cierre, sus compañeros de militancia interpretaron “Merceditas”, canción preferida de Roberto. 7

[close]

p. 8

8 hijos portaba que esto ocurriese y sostenía sus ideas hasta el final. Esto se complementaba con su simpatía personal y con su facilidad natural para comunicarse con la gente. El compromiso político que había asumido en un primer momento en los grupos estudiantiles de izquierda de la UBA, encontró luego en el peronismo su mayor expresión. Se identificó sin retaceos con el peronismo revolucionario del año 1972. Militó en la JP en una unidad básica del barrio de Palermo. Siguiendo la orientación de las propuestas del momento, creó la agrupación de la JTP del Banco Central, en la cual tuvo un rol fundamental. Recordar su activismo en el Banco es evocar la vitalidad que le acordó a su compromiso militante, la alegría con la que difundía las propuestas políticogremiales y el concepto del “hombre nuevo”. Asumía con decisión y entusiasmo las responsabilidades que se le presentaban. Lo animaba la fuerza de sus ideas y le gustaba transmitirlas. En marzo de 1977, con la represión abiertamente desatada y el peligro acechando en cada momento y lugar, mi abuelo materno le propuso a Roberto la opción de salir del país para ponernos a salvo. No la aceptó. Para él, irse era desentenderse de los compañeros y de la causa. Compañeros viviendo bajo la amenaza que en ese momento pesaba sobre el conjunto de los militantes populares. Compañeros que cada vez más, uno tras otro, iban cayendo en una situación de extrema fragilidad, al perder casa y trabajo en medio de la feroz represión. Para él, fue necesario privilegiar la solidaridad y mantener la lucha contra la dictadura. El 27 de abril de 1977, un operativo llevado a cabo por el Batallón 601 del Ejército Argentino, secuestró a mi papá Roberto Lértora de este domicilio, Maza 914. Tenía 24 años. Aquí vivíamos él, mi mamá Marta, mi hermana Natalia de dos años y medio y yo, que tenía 54 días de vida. Esa mañana también estaban en nuestra casa Adriana Mosso de Carlevaro y su hija María de 3 años, que habían llegado recientemente. Roberto y Adriana permanecen desaparecidos hasta el día de hoy. Comisión por la Memoria - Red de Cultura Boedo

[close]

p. 9

Comisión por la Memoria - Red de Cultura Boedo Palabras de Federico, hijo de Adriana Mosso sobre su madre. Nació el 25 de octubre de 1950, en la ciudad de Buenos Aires. Vivió toda su infancia en El Palomar, donde realizó sus estudios primarios y secundarios destacándose como alumna, siendo segundo promedio y abanderada en la Escuela Secundaria Nº 2 “Bernardino Rivadavia”. Finalizó los últimos años de la secundaria en el Normal Nº 1 de Capital y obtuvo el título de Maestra. En el año 1968 ingresó a la Universidad de Buenos Aires (UBA) en la Facultad de Filosofía y Letras para estudiar Historia de las Artes. Es en esa facultad donde conoció a mi padre, Raúl Alfredo Carlevaro. Ambos empezaron a participar en política hasta que decidieron incorpo- rarse a la militancia activa en la organización Montoneros. En enero de 1972 a la edad de 21 años decidieron casarse y nueve meses después nazco yo, su primer hijo. Y dos años después nace María su segunda hija. En ese mismo año la organización Montoneros pasa a la clandestinidad. Mis padres llevan a cabo su militancia en Buenos Aires hasta el año 1975 cuando mi padre es nombrado responsable político en la provincia de Tucumán y toda la familia se traslada allí. El 22 julio de 1976 mi padre es secuestrado y con mi madre y mi hermana nos venimos a vivir a Ciudadela en la Provincia de Buenos Aires. El 5 de septiembre nos enteramos por la prensa que mi padre había muerto en un “enfrentamiento”. A partir de ese momento mi madre se niega a irse del país y continua con su militancia en Buenos Aires, donde debido a la persecución permanente tuvimos que cambiar varias veces de domicilio. El 27 de abril de 1977 estando circunstancialmente en la casa de un compañero es secuestrada junto a Roberto Lértora en la calle Maza 914 de la Ciudad de Buenos Aires. Hasta el día de hoy no hay noticias sobre su paradero o testimonio que de cuenta de su paso por algún centro clandestino de detención. 9

[close]

p. 10

10 historias de VIDA Carlos Horacio Vivas LA COMISIÓN POR LA MEMORIA DE LA RED DE CULTURA DE BOEDO SE MANTIENE ATENTA A CUALQUIER INFORMACIÓN SOBRE LOS VECINOS DESAPARECIDOS DE BOEDO. ASÍ FUE QUE TOMÓ CONTACTO CON SILVIA, HERMANA DE NORBERTO PALERMO Y VECINA DE CARLOS VIVAS. A TRAVÉS DE ELLA CONOCIMOS A BLANCA, LA HERMANA DE CARLOS Y A SU HIJA MARIANA. AMBAS ACEPTARON COLABORAR CON LA COMISIÓN ESCRIBIENDO LA HISTORIA DE CARLOS VIVAS Y FACILITANDO LAS FOTOS QUE INCLUIMOS EN ESTE ARTÍCULO. TAMBIÉN RECIBIMOS EL GENEROSO APORTE DE SILVIA PALERMO. Comisión por la Memoria - Red de Cultura Boedo

[close]

p. 11

Comisión por la Memoria - Red de Cultura Boedo La historia de Carlos escrita por su hermana, Blanca Vivas Carlos nació el 1º de mayo de 1956. Tenía seis meses cuando llegamos al barrio de Parque Patricios. Nuestros padres habían alquilado un negocio de “Lechería y Heladería”, al que papá bautizó “La Paulina” (el nombre de mamá), en la calle Rondeau entre Maza y Álzaga. Vivíamos en una vivienda humilde ubicada en la misma cuadra del local. Carlos cursó la primaria en la Escuela Nº 10 DE 5º, que funcionaba en la Avenida Caseros y Álzaga, de 1º a 5º grado. Sexto grado en la Escuela Nº23 DE 6º y séptimo en la Escuela Nº19 DE 6º. Carlos era un chico muy bueno pero travieso y las vecinas estaban embelesadas con sus enormes y hermosos ojos verdes. Era hincha de San Lorenzo, “El Ciclón de Boedo”. Muchas veces lo ayudaba a preparar los papelitos para arrojar en la cancha cuando salía el equipo. Disfrutaba y sufría mucho con los partidos, a veces jugábamos al fútbol junto. Su secundario lo cursó en el Inst. San Bartolomé de la Avenida Chiclana. Cuando en 1972 comenzó la apertura política militó para el “Luche y Vuelve”. Más adelante sus ideales de justicia social e igualdad lo llevaron a militar en el PRT – ERP al igual que su compañera. La dictadura lo secuestró en la vía pública el 18 de febrero de 1977. En esa época vivíamos en Almagro. En algunas oportunidades recibimos llamadas telefónicas anónimas que nos decían que estaba detenido en Campo de Mayo. Realizamos todo lo que estuvo a nuestro alcance para encontrarlo, primero en forma individual y luego uniéndonos a todos los organismos que luchaban por lo mismo. Nunca tuvimos ninguna noticia de él. Papá y mamá ya no están. Lo sigo queriendo y extrañando muchísimo. Carlos Vivas por Silvia Palermo, vecina de Carlos y hermana de Norberto Palermo, desaparecido y vecino de Boedo. Carlos Horacio Vivas Nació en Rondeau entre Maza y Alzaga de la misma mano que nosotros, pegadito a la casa de Rondeau Nº 3516, hacia el lado que sube la numeración. Vivían justo casa por medio con nosotros. Carlos militaba en el ERP al igual que Norberto. Mi hermano me contó en una oportunidad que Carlos estaba militando y luego, cuando desapareció Norberto, Carlos me llamó e hizo una cita conmigo a unas cuadras de casa por seguridad. Fue la última vez que lo vi, fue en los primeros meses del 76. Carlos desapareció en el ‘77, y al poco tiempo la compañera con la que vivía. Carlos hacía citas con la hermana y con la madre en una plaza todas las semanas y un día no fue más. La compañera, al desaparecer Carlos, volvió a vivir con su madre. Una tarde salió a pasear el perro y se la llevaron. No volvió ni se supo nada más de ella ni del perrito. Cuando teníamos más o menos 10 o 12 años se mudaron cerca del Abasto. Pero siempre mantuvimos contacto porque mi mamá y la madre de Carlitos y Blanca se querían mucho. Fuimos al casamiento de Blanca, todavía Norberto no había desaparecido. Después cuando Norberto desapareció Blanca y la madre vinieron a vernos a casa. En esa época mucha gente del barrio, incluso algunos que se habían mudado, fueron muy solidarios y se acercaron a mi casa a darnos contención. Con su madre y su hermana Blanca nos encontramos muchas veces los jueves en la ronda de la plaza cuando todavía vivía mi mamá, antes del ‘84. También en marchas que íbamos con mi vieja mientras pudo. La última vez que vi a Blanca, la hermana, fue en la baldosa de Norberto el 14 de octubre de 2007. Luego mantuve contacto con su hija, Mariana. Esto es algo que recuerdo de Carlos, mi vecino y amiguito de la infancia. 11

[close]

p. 12

12 historias de VIDA Una imagen y 166 palabras A veces contar historias no alcanza, queremos conocer cómo era su sonrisa, el brillo de sus ojos, el color de su pelo o encontrar algún parecido. Con Elena fue así, no sabíamos cómo era. Sin familia a quien preguntar, ni muchos datos en los registros oficiales, salvo el de su muerte, no había imágenes de ella. Como nos pasa en los últimos tiempos, alguien se acercó. Cristina, integrante de la Asamblea de Boedo y amiga, tiene una amiga que vio la revista y conocía a Elena. La amiga de nuestra amiga se llama María y nos escribió un relato que publicamos en éste número. -¿No tenés una foto? -No sé, voy a buscar. Pasó un tiempo y volvimos a insistir. -¿María encontró la foto? -¡Si, la encontré! Es una foto en blanco y negro, un poco ajada, de un casamiento, una hermosa foto. Y allí está, en una escalera al lado de sus amigos o parientes desplegando su sonrisa. Te la presento: Elena Caracassis. Comisión por la Memoria - Red de Cultura Boedo Elena Caracassis Nació el 22 de Octubre de 1948, vivía en Independencia y Maza, terminó su magisterio en el Normal N°8, luego estudió, se recibió de médica y comenzó a trabajar en villas de emergencia. La noche del 11 de mayo de 1977, alrededor de las 23.30 realizan un operativo en el departamento que compartía con su compañero Edy Luis Santiago Monzón, en la calle Santa Fe 1700, Martínez. Elena estaba embarazada y fue asesinada en el lugar, tenía 28 años y Edy fue secuestrado y continúa desaparecido. En el año 2010 a partir de una denuncia de Abuelas de Plaza de Mayo, el grupo de tareas que realizó el operativo fue llevado a juicio acusado del homicidio agravado de Elena Caracassis, la privación ilegal de la libertad de Edy Monzón y el allanamiento de su domicilio. Los cuatro represores, Miguel Ángel Viviani Rossi, Oscar Rubén Onsari, Carlos Alberto Pellegrini, y Carlos Ezcurra Varela pertenecientes a la patota de la escuela Sargento Cabral de Campo de Mayo fueron procesados en la causa 4012, “Riveros, Santiago Omar y otros“. En su denuncia los letrados de Abuelas de Plaza de Mayo afirmaron “Es fácil advertir que los hechos descriptos constituyen crímenes de lesa humanidad, a cuya investigación y sanción el Estado se encuentra obligado internacionalmente y por ende la acción penal con respecto a ellos es imprescriptible”.

[close]

p. 13

Comisión por la Memoria - Red de Cultura Boedo ALGUNOS MIEMBROS DE LA RED DE CULTURA DE BOEDO COINCIDIERON EN SEÑALAR LA EXISTENCIA DE UNA VECINA O VECINO DESAPARECIDO EN LAS INMEDIACIONES DE INDEPENDENCIA Y MAZA. A TRAVÉS DEL DIÁLOGO CON ELLOS Y LA BÚSQUEDA EN DISTINTAS FUENTES LLEGAMOS A CONOCER ALGO MÁS SOBRE ELENA DOROTEA CARACASSIS CRISOGONI, VECINA DESAPARECIDA DE BOEDO. LA HISTORIA DE ELENA SEGÚN EL RELATO DE SU AMIGA MARÍA Fuimos al mismo colegio. Normal de Maestras Nº8 en la calle Rioja. Ella cursaba por la mañana y yo por la tarde. Nos conocimos por amigos en común y nos hicimos muy amigas. Elena era única hija de padres mayores de origen Griego, comerciantes, gente de trabajo y excelentes personas. Pase años maravillosos compartiendo con esta familia ejemplar. Estudiábamos, nos divertíamos, nos prestábamos ropa. Nos reíamos y soñábamos juntas. Era una joven estudiosa y además de ser una excelente alumna también daba clases de inglés (su primer alumno fue Leonardo Simons). Lo recuerdo porque él recién empezaba su carrera y ella lo ayudaba con el idioma. Una adolescente normal. Terminado su magisterio sin dudar se metió en Medicina, carrera ardua que con mucha dedicación cursó responsablemente para "orgullo de sus padres" que ponían en su única hija la ilusión de “mi hija la doctora". En esos tiempos no nos veíamos con continuidad, por el tiempo que le dedicaba a su carrera y yo, a mi trabajo y estudio. Pasó algún tiempo, con novios, desengaños, todo lo que acompaña a las mujercitas de 17, 18 años. Siempre alegre, "solidaria", una amiga de fierro. No necesitábamos estar todo el tiempo juntas para entendernos y encontrarnos como si nos hubiéramos visto ayer. Se recibió con un excelente promedio y para poder tener una inmediata salida laboral y devolver a sus padres todo lo dedicado a ella, comenzó a trabajar en una "pileta" de natación como médica de revisación, además de ayudar en una villa de emergencia. Yo me puse de novia y al poco tiempo formé mi familia. Habían pasado algunos meses y me encontré con ella fuera del barrio. Ella vivía en Independencia y Maza y yo a pocas cuadras de allí. Ya no vivía con sus padres. Estaba de novia, pero no conocí al afortunado. Quedamos en vernos, ella me pidió mi teléfono, pero no quiso que la llamara. Se comunicaría conmigo en cualquier momento. Yo quedo embarazada, tengo reposo y cuando me recupero recibo la triste noticia de su muerte. La versión que llegó a mí es que estaba viviendo en la zona Norte, que estaba embarazada y que al entrar a su casa, la mataron a ella y a su pareja sin más. No me atreví a ver a sus padres, estaba muy vulnerable y embarazada no tenía fuerzas para enfrentarlos en tan TERRIBLE DOLOR. No supe más de su familia. A Elena la recuerdo homenajeando su valentía, su "chispa", sus ilusiones por un mundo mejor, su fibra de mina luchadora, encantadora. Pocas personas conocí con un corazón tan grande. Todavía recuerdo lo lindo que fue ser su amiga, su calidez y otras bondades que no puedo poner en palabras. Lamento no haber podido acompañar a sus padres, Delia y Sergio, que no sé como habrán podido vivir después del horror. Era una chica común, pero del común bueno, no había persona en su barrio que no recurriera a ella, buscando ayuda. Honro su nombre y rezo por ella. La recuerdo siempre con el corazón abierto y la garganta cerrada. 13

[close]

p. 14

14 José Orlando ENTRE LOS TREINTA Y SIETE NOMBRES ESTABA EL DE NUESTRO VECINO JOSÉ ORLANDO. UNO DE SUS AMIGOS LO RECUERDA PARA BARRIO Y MEMORIA: José, con sus amigos del secundario quienes lo llamaban “El Negro”, realizó varios viajes como mochilero a la provincia de Córdoba y a la Patagonia. Formó una pareja con Mirta, con quien tuvo una hija de nombre Paula, nacida en 1975. “Ayer, a las once de la mañana, la calle Marcelo T. de Alvear estaba cortada al tránsito entre Callao y Riobamba. Un gran cartel del centro de estudiantes de la escuela Carlos Pellegrini era la barrera que anunciaba el acto frente a la puerta del colegio. A treinta y cinco años de La Noche de los Lápices los estudiantes del colegio, junto a sus familias y sus profesores, rendían homenaje a los desaparecidos que pasaron por sus aulas. Treinta y siete nombres: treinta y cinco alumnos y dos docentes. Treinta y siete” Realizó sus estudios primarios en el colegio San José de Calasanz mientras que la escuela secundaria la efectuó en el Carlos Pellegrini, dependiente de la UBA. Vivir en Boedo incidió para que fuera hincha del club San Lorenzo de Almagro. Asimismo fue un gran jugador de fútbol (nº 8, mediocam- pista ofensivo), jugando para el seleccionado del Pellegrini en el año 1969 en el Torneo Intercolegial de la Ciudad de Buenos Aires. José como militante popular fue asesinado por las fuerzas de la represión el 4 de abril de 1975, durante el embate fascista del gobierno de María Estela Martínez de Perón y José López Rega. Fue siempre un gran amigo, emocional, leal, solidario y comprometido con sus convicciones morales e ideas políticas. Sus familiares y sus amigos de la adolescencia lo recuerdan permanentemente con profundo cariño. Carta entregada a la Comisión por la Memoria por un amigo de José. Comisión por la Memoria - Red de Cultura Boedo historias Nacido y criado en Boedo, fue recordado por la comunidad educativa del Colegio Carlos Pellegrini, “el Pelle”, en donde cursó sus estudios secundarios. Los actuales estudiantes propusieron a Barrios por Memoria y Justicia la colocación de una baldosa con su nombre, junto al de muchos otros alumnos y profesores detenidos desaparecidos. Esto sucedió finalmente el 17 de septiembre de 2011. Al respecto, el periodista Hugo Soriani de Página 12 escribió: José Orlando nació en la Capital Federal el 15 de abril de 1951. Se crió en el barrio de Boedo en donde vivió su infancia, adolescencia y primera juventud. Hijo de padres inmigrantes de origen italiano de Castellabate, municipio italiano de la provincia de Salerno (región de Campania) quienes llegaron a nuestro país luego de finalizada la Segunda Guerra Mundial. Su padre José trabajaba como destacado ebanista en un taller que había instalado en su casa de la calle Cochabamba, entre Maza y Boedo. Su mamá, Lucía, modista y excelente cocinera italiana, preparaba entre otras exquisiteces la “lasagna”y los “struffoli”, que disfrutaban frecuentemente los amigos de José. Era el segundo de tres hijos, entre Enza la hermana mayor y Gustavo, el menor. Inició los estudios de la carrera de Contador Público en la Facultad de Ciencias Económicas de la UBA en 1971, cursando solamente las materias iniciales. Luego se dedicó a trabajar en empresas relacionadas con la informática y la administración de empresas.

[close]

p. 15

Comisión por la Memoria - Red de Cultura Boedo Rosa Delfina Costa Viera Por su compañera Marita Sánchez Criada sin padre, del que nunca hablaba, Rosa Delfina Costa Viera vivía con su madre, Alicia Viera, jubilada de enfermera quien conocía de su militancia en Montoneros. Alicia murió en enero de 2004, habiendo aceptado sólo después de muchos años que Rosita había sido secuestrada. Al momento de su desaparición vivían en Maza 1845 1° E, entre Inclán y Salcedo, un departamento interno de 2 ambientes al que se habían mudado unos dos años antes. Tenían una perrita raza “perro” que se llamaba Perla. Rosita, egresada del E.N.E.T Nº 30 “Dr. Norberto Piñero” como técnica química, trabajaba en el Centro Ezeiza de la Comisión Nacional de Energía Atómica (CNEA) al que se trasladaba con un micro del propio organismo. El 27 de junio de 1977 salió de su casa para ir al trabajo entre las 7 y 7:30 de la mañana y no llegó al Centro Atómico. Por información que recabó su madre entre los vecinos, a esa hora había un coche estacionado en la esquina de su casa con individuos adentro. Levantaron a una muchacha, que no sabemos quién es, y la soltaron a los 10 minutos. De ahí suponemos que se confundieron de persona y después lo probable es que la hayan secuestrado a Rosita. No hay ningún dato de Rosita a partir de ese momento. Al día siguiente su madre realizó la denuncia en una Comisaría y años después se hizo en la APDH. Fue dejada cesante de la CNEA por “abandono de tareas” el 12 de julio de 1977. Su caso figura en la Subsecretaría de Derechos Humanos (SDH N° 2925) y en CONADEP (Nº:8871). La Comisión de DD.HH. de la CNEA transfirió estos datos al Juzgado del Dr. Rafecas a fin de ir armando pruebas y poder deducir qué grupo de tareas intervino, lugar de detención, compañeros con quien pudo haber estado, etc. La “Gorda de la JTP” Con Rosita Costa trabajamos en un laboratorio nacional de medicamentos (Omega) hasta el golpe de Estado de 1976; ella como técnica química y yo como administrativa. Conocida como “la gorda de la JTP”, fue la compañera que me impulsó a militar en el gremio de Sanidad. Éramos delegadas full time en el trabajo y en la lista de oposición al oficialismo del gremio. Yo había ingresado a la carrera de Sociología en la Facultad de Filosofía y Letras y supongo que para ese entonces había leído poco más que el Manifiesto del Partido Comunista y el Qué hacer de Lenin, pero en esa dupla me cabía el rol de la que sabía de marxismo. Yo la veía a Rosita como “muy peronista” y le cuestionaba al Viejo, en tanto ella intentaba justificarlo sin muchas ganas. Habiendo conseguido tener una oficina gremial en el laboratorio, nos habíamos propuesto dedicar algunas horas en la semana para leer y analizar algunos autores y temas. Uno de esos días, nos sentamos a interpretar a la luz del marxismo las 20 verdades peronistas. Habremos llegado a discutir 4 ó 5 de ellas y no avanzamos más, no se si por las urgencias de la coyuntura o la imposibilidad de la tarea. Acorde a la época, sentíamos que todo era posible… En sus constantes intentos de dieta para adelgazar, la recuerdo comiendo ensalada de lechuga, tomate y naranja que me parecía muy poco apetecible y de lo más exótico. Luego de su desaparición soñé durante varios años que me la encontraba caminando por la calle y me enojaba con ella por no haberme dicho que se había borrado. Rosita fue mi primera referente política. Estuvo, está y estará siempre presente en mis reiterados enamoramientos y desengaños con la militancia gremial. historias 15

[close]

Comments

no comments yet