Profesor N°7

 

Embed or link this publication

Description

Revista Profesor N° 7 para la comunidad académica del Instituto Profesional Projazz.

Popular Pages


p. 1

Revista Nº7 / Julio fesor 2014 Conversaciones y Reflexiones

[close]

p. 2

Perfil Estás en este cuadrante Entrevista al Vicerrector Académico Ignacio Arriagada Maia “He logrado hacer de lo que me apasiona, mi profesión” Músico de jazz por pasión, ingeniero en sonido de profesión con un magíster en Tecnología de la Música en la New York University (NYU), Ignacio Arriagada ha estado vinculado a Projazz hace más de 15 años: como profesor en la originaria Academia, luego Instituto Profesional, más tarde como Coordinador Académico y ahora, Vicerrector ídem. Una larga carrera que ha tenido sus frutos: “Me gusta levantarme cada mañana y venir para acá. Yo estoy feliz con mi cargo. Y creo que esas cosas se terminan notando. Además estoy agradecido por el equipo que se ha conformado en la Dirección Académica, que es de lujo: el nivel de nuestros directores de carrera es de primera línea. En lo humano y profesional. Acá somos muy, muy equipo”. Me gusta levantarme cada mañana y venir para acá. Yo estoy feliz con mi trabajo. 2

[close]

p. 3

Perfil Estás en este cuadrante Abriendo espacio a la tecnología en Projazz Llegué a Projazz en 1997, diez años antes de convertirnos en IP. Recuerdo que estaban recién instalados en la sede de Guardia Vieja [Providencia]. En ese entonces yo además tocaba piano y era alumno de Moncho [Romero], él me habló de Projazz y me dio el impulso para presentarme ante George [Abufhele], con el fin de proponerle la idea que rondaba mi mente: iniciar en la Academia un área tecnológica, con cursos de producción musical, midi, sonido. Nada de eso existía en Projazz entonces. Al Rector, que siempre ha tenido una visión orientada a la tecnología, le pareció una iniciativa interesante y así comencé a dar mis primeras clases a modo de cursos libres. Luego me incorporé al Diplomado. En definitiva, llegué a Projazz a diseñar esta área tecnológica. Así nace también mi hoy desaparecida página web www.profeignacio.com, allá por 2003 (y noten el puntocom), que muchos ex alumnos aún recuerdan: en un momento me di cuenta que era un medio muy efectivo para hacerles llegar guías de estudio, glosarios y material. También activé un foro para consultas. Era entretenido. Una manera de conjugar lo tecnológico con la pedagogía y la música. Me interesa incorporar procesos tecnológicos a la docencia, lo cual además forma parte de nuestros objetivos estratégicos. Fuiste visionario. Bueno, básicamente hoy en día ninguna institución de educación superior se podría concebir sin un portal web. Desde luego, me interesa mucho incorporar procesos tecnológicos a la docencia, lo cual además forma parte de nuestros objetivos estratégicos. Cuando llegué a Projazz usábamos los libros de clases a mano, y me preocupé de acelerar el proceso con el Departamento de Informática para que esto mutara a una plataforma digital, el portal que tenemos actualmente, desde 2011. Hoy en día incluso las notificaciones y la entrega de material a los estudiantes se hace a través de este portal. 3

[close]

p. 4

Perfil Estás en este cuadrante Viaje a Nueva York Pasó el tiempo, y alcancé a estar cerca de dos años y medio en Projazz cuando ya era Instituto Profesional. Entonces me gané una beca para estudiar un magíster en Tecnología de la Música en la NYU. Viví dos años en Nueva York. Nuestro primer y único hijo nació allá, así es que soy padre de un gringuito. Me fue muy bien como alumno. Era un programa muy intenso, de primera línea en lo académico. ¡Quería tomar todas las asignaturas! Aunque la visa tenía limitaciones para trabajar, yo tenía que hacerlo para ayudar a “parar la olla” como se dice, porque la beca era bastante buena pero el costo de vida en Nueva York es altísimo. En ese momento yo tenía 39 años. No fue fácil vivir la experiencia fuera de Chile porque a esa edad yo tenía una vida profesional armada: era profesor, mi mujer también se había desarrollado en su profesión. Y esta decisión fue: “De acuerdo, ¡nos vamos a la aventura!”. Estuve dos años en la NYU, estudiando y trabajando part time en la misma universidad, en el área de soporte del Departamento de Música. Mi labor era arreglar computadores, instalar software, configurar teclados para las clases de piano, etc. En la NYU tenían estándares de obsolescencia muy estrictos: compraban equipos como locos, todo lo que yo tocaba era nuevo. ¿No pensaste en quedarte en Nueva York? No. Me ofrecieron seguir trabajando en la universidad. Establecí muy buenos lazos con la gente de la NYU, mi jefe hasta el día de hoy me escribe. A modo de anécdota, cuando me vine, él tuvo la deferencia de invitarnos –a mi mujer, mi hijo y yo– a comer a su casa, lo cual allá no se estila. A pesar de todo lo bueno, no me quedé porque las condiciones no son tan románticas como parecen. Nuestra vida durante esos dos años fue muy sacrificada: vivir en un quinto piso, sin ascensor, con la guagua, el coche, las bolsas de las compras… Mientras que en Chile nuestra calidad de vida iba a ser, sin duda, considerablemente mejor. Además, con mi mujer siempre tuvimos en mente que esta era una aventura que duraría un período definido. 4

[close]

p. 5

Perfil Estás en este cuadrante Volví a Chile de Nueva York el 2011, pero durante toda mi estadía afuera mantuve el contacto con Projazz. Ésta es una institución que quiero y respeto desde hace muchos años. Volví a Chile el 2011, pero durante toda mi estadía afuera mantuve el contacto con Projazz. Me reintegré al Instituto apenas llegué. Projazz es una institución que quiero y respeto desde hace muchos años. Tenía conversado el retomar mi espacio como docente en el área tecnológica que yo mismo había formado, pero además desde Rectoría me ofrecieron integrar la Vicerrectoría Académica, como Coordinador, para apoyar la labor de Gerhard [Mornhinweg], vicerrector en ese entonces. Una de las labores que tuve a mi cargo, y que destaco por su trascendencia, fue hacerme cargo de la primera generación de egresados del Instituto Profesional Projazz. ADN de profesor A los 27 años yo ya era profesor universitario y me encanté con la docencia. Siempre he tenido esa veta. Venía en mis genes esto de ser profe. Y me ha ido muy bien en ese ámbito, en el sentido que siempre he tenido muy buena llegada con mis estudiantes. Es divertido porque cuando uno lleva sus años siendo profesor, de repente estás, por ejemplo, en la fila del cine y escuchas un ineludible “¡profe!”: se trata de un ex alumno de hace ocho años atrás. Este tipo de experiencias, para mí, son impagables. Aún desde este nuevo cargo, siempre he dicho que uno debe estar en contacto con los estudiantes, mantener esa cercanía con ellos desde el momento en que se realiza la docencia. Siento que puedo ver con claridad las necesidades de los alumnos: qué cosas constituyen buenas o malas prácticas, por ejemplo. Me pongo en el rol de estudiante, que no me cuesta mucho por mi experiencia ya de adulto en la NYU. ¿Cuál va a ser tu sello como Vicerrector Académico? Hay temas pendientes por resolver: por lo pronto en lo institucional está la obtención de la autonomía y el desarrollo de la carrera docente. Pero tengo una propuesta en carpeta, inspirada en mi experiencia en NY, que es flexibilizar la malla académica, de manera que los alumnos puedan tomar cursos optativos y de esta forma irse apropiando de su carrera académica. Esto es súper rico porque permite tener egresados que no corresponden todos al mismo perfil. Siempre he dicho que uno debe estar en contacto con los estudiantes, mantener esa cercanía con ellos desde el momento en que se realiza la docencia. Una de mis condiciones para asumir este cargo fue “ok, lo acepto, gracias por la confianza, pero yo no dejo de hacer clases. 5

[close]

p. 6

Perfil Estás en este cuadrante Acá tiene existir todo un cuerpo administrativo alineado con la visión de Projazz, por eso valoro el rol que tiene cada uno de los funcionarios. Todos formamos parte de un mismo engranaje. Mi relación con los profesores es muy buena. Desde que se dio a conocer la noticia de mi nuevo cargo, recibí inmediatamente muchísimos gestos espontáneos de apoyo, y los agradezco. Es que, además, se trata de colegas que conozco hace años. Una de mis condiciones para asumir este cargo fue “ok, lo acepto, gracias por la confianza, pero yo no dejo de hacer clases”. Porque, como ya dije, es enriquecedor tener siempre un pie en el aula. Muchas veces el rol de Vicerrector Académico me obliga a tener una visión general del bosque, pero también necesito estar metido entre los árboles. ¿Cómo te proyectas en Projazz? Esta es mi casa. Me veo acompañando a Projazz durante varios años. Una de las cosas que me gusta es que el Instituto tiene muy claro cuánto y cómo crecer. Nuestro espíritu es ser una institución de lujo, donde los estudiantes, profesores, apoderados que nos visitan –desde que ponen un pie acá– viven una experiencia integral, lo cual se vincula con la integralidad de nuestra visión. Y este es uno de los motivos que me hace estar tan a gusto en mi trabajo, porque desde su esencia Projazz se define como un espacio de enseñanza de excepción. De hecho, tú tomas el Cuaderno de Viaje y la primera impresión que te deja es esto. Además de profesor, eres un funcionario no académico, ¿qué puedes opinar desde esa vereda? Este Instituto no se podría sostener sin sus funcionarios. Desde aquellos que llegan a las siete de la mañana a abrir los campus, los que se preocupan de que las salas estén impecables, hasta los servicios que están en contacto directo con los alumnos, como es Admisión y Asuntos Estudiantiles, por nombrar algunos. Tiene que existir todo un cuerpo administrativo alineado con la misma visión que mencioné, por eso valoro el rol que tiene cada uno de los funcionarios. Todos formamos parte de un mismo engranaje. ¿Tuviste tu época de tocar en vivo? ¡Mucho! Yo tuve clases con Moncho [Romero] desde el 95 en adelante. En ese momento, acompañando como pianista a cantantes como Natacha Montory (también ex alumna). Hacía todo el circuito clásico de jazz: El Perseguidor, Thelonious, Club de Jazz. El Miles, club-restaurant del cual fui socio también. Un emprendimiento musical. Sigo tocando en vivo, pero me encantaría hacerlo más a menudo. ¡Este año, para la bienvenida de los alumnos toqué! Me considero un afortunado porque he logrado hacer de mis dos pasiones una profesión: siempre he sido un enamorado de la música y la tecnología, y logré conjugar armoniosamente ambas áreas. Los corchetes “[]” son nuestros. 6

[close]

p. 7

Citas Estás en este cuadrante “Somos un momentáneo corpúsculo, material biodegradable para el perpetuo reciclado. Un infinitésimo de energía. Pero hablante”. “No solo hay que reivindicar siempre el derecho a la palabra, como máxima expresión de nuestra humanidad. También hay que cumplir el deber de usarla en pro de la dignidad propia o ajena. Pues, como proclamó magistralmente Martin Luther King, hay una conducta más escandalosa que la de los malvados y es el silencio de los hombres buenos que callan y miran para otro lado sin protestar de las maldades”. Diario El País, lunes 31 de marzo de 2014. José Luis Sampedro Escritor español (1917-2013) 7

[close]

p. 8

Conversaciones al Paso Estás en estos cuadrantes Profesor Andrés Pérez: Nominado Altazor 2014 “Estamos trabajando por cambiar el paradigma de la música” ¿Con qué producción estás nominado? Estuve nominado como mejor intérprete con el disco de Simón González, guitarrista y compositor (hijo de Sergio “Tilo” González, líder de la banda Congreso). También aporté en la gestión de la grabación en “Estudios del Sur”. Hasta el momento he estado con seis bandas que han ganado el premio y he sido nominado dos veces. ¿Significado para ti? El Altazor lo veo como una instancia sana para juntarse entre colegas: así te enteras de los proyectos de las nuevas y viejas generaciones, que muchas veces no son muy conocidas. Más que ganar, para mí lo importante es el espacio para estrechar vínculos con tus pares. ¿Otros proyectos? Uf, varios. Estamos armando un sello junto a “Estudios del Sur” (ver más abajo) con Caco Lyon, “Discográfica del Sur”, donde justamente grabó Simón y donde ya grabamos con el Projazz Ensamble. Con esta agrupación estamos ad portas de lanzar nuestro primer disco, después de un año de ensayos. Sin duda se hará un gran lanzamiento en Projazz, la casa donde se gestó el Ensamble. Si bien los temas son de mi autoría, quiero destacar que los arreglos fueron elaborados colectivamente. Projazz Ensamble: www.souncloud.com/ andresperezmusic/primavera También estoy trabajando en la Asociación de Músicos Profesionales, creando un nuevo gremio de músicos. Ahora estamos armando una plataforma de trabajo con otros sindicatos, Sitmuch, Sinamuarchi, la SCD. La idea es que nos cohesionemos desde todas las áreas de la música y con diferentes generaciones. Romper con el fantasma del aislamiento. Cambiar el paradigma de la música en la sociedad, que se respete como una necesidad para el ser humano, y que se considere una profesión a nivel institucional. No podemos discutir en pleno siglo XXI si se les enseña música o no a los niños en el colegio, debería ser un derecho, así como todas las artes pues es tan importante como la historia, las matemáticas y los idiomas. www.sinamuarchi.cl www.scd.cl Y además colaborando en “Estudios del Sur”, que se ubica en María Pinto, en las afueras de Santiago. Yo creo que es el mejor estudio de grabación en Sudamérica. Estamos brindando la posibilidad a los músicos chilenos de grabar en un excelente estudio, con condiciones económicas especiales para ellos porque es súper caro grabar en un espacio de lujo. Los artistas que han grabado hasta ahora (La Humanidad Orquesta, Simetrío, Marcelo Córdova Cuarteto, Simón González, entre otros) se sienten sorprendidos, transportados por la experiencia. A mí me pasó lo mismo la primera vez que pisé ese estudio, casi me pongo a llorar de emoción: todo es nuevo, todo es perfecto, e incentiva al artista a hacer música. ¿Hay Jazz a La Vega este año? Sorpresa, sorpresa… Se vienen otros festivales para fin de año. 8

[close]

p. 9

Noticias Estás en este cuadrante Especial ley del 20% de música chilena en radios Miércoles 18 de junio 9

[close]

p. 10

Noticias Estás en este cuadrante Miércoles 2 de julio 10

[close]

p. 11

Noticias Miércoles 2 de julio Estás en este cuadrante Miércoles 2 de julio 11

[close]

p. 12

Colaboradores Estás en este cuadrante Número 81, abril 2014 Honorable Profesión Por Bobby Reed, editor revista DownBeat Estos son algunos términos que suelo evitar: “lleno total”, “cancheo”, “músico no selectivo”, “poca integridad”, “prostitución artística”. No envidio a otros periodistas por el uso de dichos términos o por criticar a un artista que persigue un día de pago. Pero aquí no hay un eufemismo. Es difícil ganarse la vida como músico de jazz. De modo que si un músico quiere tocar en un matrimonio o grabar un jingle para una frase de radio, no soy nadie para juzgarlo. Músicos tocan. Bailarines danzan. Artistas pintan y actores actúan. Es lo que hacen. Al otro lado del corazón de América, talentos que alguna vez fueron estrellas muy bien pagadas en cine o actores de televisión, están haciendo shows en restaurantes nocturnos frente a un público reducido, se alojan en hoteles económicos y hacen frente a la monotonía de los viajes durante los meses de invierno. Esa es su elección. Ellos están trabajando. En el extremo opuesto del espectro se encuentra el actor británico Michael Caine. Al cierre de esta edición, su filmografía en internet acumula 160 créditos de actuación, incluyendo tres films actualmente en post producción. Este amigo no actúa porque está preocupado de cómo pagarse su próxima comida. Él lo hace porque es un actor. Para una estrella de Hollywood, la tentación de lograr un “lleno total” y hacer una película de acción sin sentido es muy real y su retribución es lucrativa. Pero, ¿qué es para un jazzista que vive en Brooklyn y que trata de pagar su arriendo, un “lleno total” en comparación a hacer un “cancheo” porque necesitas dinero? Hemos escuchado cientos de veces comentarios de los propios músicos sobre arte versus comercio. Podemos ver una contundente toma de esto en el artículo sobre el trompetista Steven Bernstein (p. 42), quien, después de contar la influencia de su mentor Jimmy Maxwell, nos relata lo siguiente: “En cualquier momento que estás ahí afuera tocando, estás practicando una profesión honorable. Y es por eso que me gusta recibir llamadas y la razón de 12

[close]

p. 13

Colaboradores Estás en este cuadrante por qué digo que sí a cada cancheo que se me presenta. Me encanta trabajar. Así es cómo mantengo mi hogar”. Bernstein es un ejemplo de un músico que trabaja constantemente, es increíblemente versátil, pero al mismo tiempo mantiene una voz artística distintiva. En la sección Jazz On Campus de este mes, le damos un vistazo a la Lamont School of Music de la universidad de Denver, la cual tiene tres big bands y 12 ensambles (jazz combos). Esta escuela entrena alumnos para hacer de la música su forma de vida, como grandes jazzistas, pero también entregándoles las herramientas para tocar otros géneros musicales. En portada, aparece el trompetista Ambrose Akinmusire quien ha demostrado en escena que puede tocar con gracia en variados entornos y géneros. Sus credenciales como jazzista son incuestionables, pero su proyección llega más lejos. En esta entrevista declara: “Sé que mi meta es crear un estilo o expresión que pueda ser útil en cualquier arena. Iba a decir cualquier género pero no sé siquiera si creo en eso”. El anhelo de los jazzistas requiere encontrar una forma de vida como músico. De otra forma, ellos se dedicarían a otra cosa y su arte sufriría o, peor, se marchitaría. La generación de John Coltrane y Mary Lou Williams estaría hoy trabajando en una cafetería. Sería una lástima si el mundo nunca llegara a oír las propuestas [que están por venir] de los músicos jóvenes, por estar ellos demasiado desanimados o demasiado ciegos y pegados a sus principios artísticos. El músico debe tocar. En cualquier momento que estás ahí afuera tocando, estás practicando una profesión honorable. Y es por eso que me gusta recibir llamadas y la razón de por qué digo que sí a cada cancheo que se me presenta. Me encanta trabajar. Así es cómo mantengo mi hogar. Los corchetes “[]” son nuestros. Traducción: Enrique Hosiasson Saavedra, miembro de Projazz. 13

[close]

p. 14

Citas Estás en estos cuadrantes “Como dice un terrible proverbio checoslovaco , “en la democracia el ser humano explota al ser humano mientras que en el comunismo las cosas ocurren exactamente al revés”. *Esta cita corresponde al libro de Ken Wilber “Después del Edén”, de 1980. Por esta razón el autor se refiere a las actuales República Checa y Eslovaquia como “Checoslovaquia”, división que se efectuó en 1993. Ken Wilber ¿Necesita presentación? 14

[close]

p. 15

Estás en este cuadrante Palabras Extraído del libro “Expresión” de la Universidad Adolfo Ibáñez, disponible en biblioteca. Nota: los ejemplos corresponden a prensa y literatura. ABIGARRADO: “Es un libro abigarrado de datos y revelaciones, pero también de maledicencias”. Definición: 1. Heterogéneo, reunido sin concierto. 2. De varios colores mal combinados. Sinónimos: confuso, mezclado, barroco, recargado. Antónimos: claro, homogéneo, sencillo, sobrio, elemental. ABOCAR(SE): -“Recordar aquella frase la abocó a un estado de nostalgia”. -“Diputados no legislarán la primera quincena de enero para abocarse a la campaña”. Definición: 1. Verter el contenido de un cántaro, costal, etc., en otro. 2. Acercar, dirigir hacia un lugar algo. 3. Dicho de una o más personas: juntarse con otra u otras para tratar un negocio. Sinónimos: escanciar, echar, envasar, embocar; aportar; arrimar, aproximar, avecinar, allegar, unir; dedicarse a, entregarse a. Antónimos: alejar, separar; prescindir, abstenerse, apartarse, obviar. ABYECTO: “Hay momentos en que me parece que estoy sentado sobre el monstruo más abyecto que se haya podido concebir”. Definición: despreciable, vil en extremo. Sinónimos: rastrero, servil, bajo, ignominioso, infame, repugnante, indigno. Antónimos: noble, estimable, bueno, digno, íntegro, probo. ADUCIR: “Otras voces, igual de numerosas, aducían que el comandante no había perdido en absoluto sus ansias de guerra”. Definición: presentar o alegar pruebas, razones, etc. Sinónimos: argüir, imponer, mencionar, citar, invocar, declarar. Antónimos: admitir, acceder. ÁLGIDO: -“El frío de sus huesos, el álgido vapor de su sangre canalizada…” -“Recordaban las atrocidades de la guerra anterior, cuando los horrores habían llegado a su punto álgido”. Definición: 1. Muy frío. 2. Se dice del momento o período crítico o culminante de algunos procesos orgánicos, físicos, políticos, sociales, etc. Sinónimos: frígido, glacial, algente, helado; supremo, máximo, concluyente, definitivo. Antónimos: caliente, cálido, abrasador. 15

[close]

Comments

no comments yet