EL BESTIARIO/EDUCACIÓN Y CULTURA

 

Embed or link this publication

Description

LA REVISTA MÁS JOVEN DE CANCÚN, RIVIERA MAYA Y QUINTANA ROO

Popular Pages


p. 1

Paco de Lucía ‘olvidó’ su guitarra en Playa del Carmen, “mi paraíso” www.educacionyculturacancun.com Naia, la ‘Eva’ de América, ‘vivía’ desde hace 13.000 años en Tulum, los primeros pobladores son antepasados de los nativos actuales PRECIO 25 PESOS/2 USD PRECIO 25 PESOS/2 USD Los jóvenes no sueñan con la selva y la revolución, sino en emular a Steve Jobs y su ‘manzana’ Cuando ‘regrese’ Ernest Hemingway, con su “El viejo y el mar”, no pescará más agujas Longyearbyen, en las Svalbard, cercana al Polo Norte, una ciudad donde nadie muere La Habana expulsa al escritor norteamericano Tom Wolfe, investigaba sobre la vida sexual de Fidel Castro Artículos de Leonardo Padura, Lilia Arellano, Jorge González Durán, Rosa Montero, Benjamín Castro, Sandra Cruz Novelo y Santi Gurtubay No 30 / Julio-Agosto de 2014

[close]

p. 2



[close]

p. 3

EN PORTADA Se trata del esqueleto más completo y genéticamente intacto que se ha encontrado en América, el cual pertenece a una joven de entre 15 y 16 años que murió dentro de una cueva localizada en el actual estado de Quintana Roo, Hoyo Negro, inundada después de la última glaciación que finalizó hace unos 10.000 años, y cuyos restos son los más antiguos localizados en el Nuevo Mundo. Director: Santiago J. Santamaría Subdirector Editorial: Jacinto Elorza Delegado en España: Andoni Santamaría Diseño: César Arias Distribución: Jacinto Martínez Articulistas: Leonardo Padura, Lilia Arellano, Jorge González Durán, Rosa Montero, Benjamín Castro, Sandra Cruz Novelo y Santi Gurtubay PINCELADAS REPORTAJES ARTÍCULOS 4 El Bestiario Los jóvenes no sueñan con hacer la revolución, sino emular a Steve Jobs y su ‘manzana’. Por Santiago J. Santamaría 7 La Canallada Vladímir Putin, el nuevo ‘zar’ de Rusia. Por Jacinto Elorza 8 La Cosa Un elefante en el homenaje del Rey de España a Elena Poniatowska. Mónica Lewinsky hará a Hillary Clinton, presidente de EE.UU. 20 Naia, la ‘Eva’ de América ‘Vivía’ desde hace 13.000 años en Tulum, los primeros pobladores son antepasados de los nativos actuales. Por Santiago J. Santamaría 36 Cuando ‘regrese’ Ernest Hemingway, con su “El viejo y el mar”, a Cancún, Riviera Maya y Mahahual, no pescará más agujas. Por Santiago J. Santamaría 41 Longyearbyen, en las Svalbard, una ciudad en donde nadie muere. Por Javier Reverte 44 El Globo Rojo La Habana expulsó al escritor norteamericano Tom Wolfe, preparaba un reportaje sobre la vida sexual de Fidel Castro. Por Santiago J. Santamaría 51 Estilo/Belleza Excelsas anatomías femeninas, ideal estético o esclavitud. Por Rafa Rodríguez 58 Daguerrotipos ‘Avatar’ en Brasilia. Fotos Reuters 15 El Paraiso Camerata de Cancún, un sueño colectivo. Por Sandra Cruz Novelo 25 La Divina Comedia Juan Formell, el hombre de aguas profundas. Por Benjamín Castro 43 Miserias Humanas Las niñas de Nigeria. Por Rosa Montero 61 Cancunerías Los mayas esperan la última guerra. Por Jorge González Durán 62 Secreter Fuera del circo, crecen enanos. Por Lilia Arellano 64 El escritor que ama a los perros Yo quisiera ser Paul Auster. Por Leonardo Padura Presidente: Santiago J. Santamaría Gurtubay Edita: OURZAZATE GROUP S.A. DE C.V. Estuario, Mz 57, lote 34, SM 84. Frac. Bahía Azul. 77520 Cancún. Quintana Roo. México. Teléfono: 52/998/207 7188 Móvil: 52/998/735 2275 E-mail: santiagosantamaria@fezgroup.com.mx santigurtubay@gmail.com Twitter: @SantiGurtubay Facebook: Santiago J. Santamaría Gurtubay www.educacionyculturacancun.com El Quijote desmilitarizó los libros de caballerías, Mafalda, los comics. El popular cocinero Arzak y el desconocido escritor ‘Gabo’. Frijol con puerco se come también los lunes en el Vaticano. ‘Saritísima’ prefirió intelectuales a banqueros, luego no los asimilaba. El extraño caso del Doctor Uribe, saboteador del proceso de paz. Ricardo Corona, descalzo, evocó a McCartney caminando por Abbey Road. Por Santi Gurtubay 17 Humor Por Ares Instituto Nacional del Derecho de Autor: 04-2010-072214445800 A V. N 30, / 2014

[close]

p. 4

EL BESTIARIO Los jóvenes no sueñan con hacer la revolución, sino en emular a Steve Jobs y su ‘manzana’ SANTIAGO J. SANTAMARÍA Nada más entrar en la sala, un espacio diáfano con mucha luz que se cuela a través de unos ventanales que van del suelo al techo, nos topamos con dos jóvenes disparándose flechas ventosas con pistolas de juguete. Un poco más allá otro par juega al ping pong, bastante mal por cierto. En una televisión gigantesca están conectadas todas las videoconsolas del mercado. La sensación es que estamos es una clase de matemáticas en la que el profesor salió a echarse un pitillo, pero la realidad es que es el espacio con más talento por metro cuadrado de México. Ooyala, una ‘startup’ -empresa con poco capital pero de gran impacto- fundada por dos hermanos mexicanos y un socio estadounidense, se ha convertido en un gran emporio que resume el momento de los emprendedores de un país. Una generación de jóvenes entusiastas que soñaban con adentrarse en la selva para hacer la revolución, emulando a Ernesto Che Guevara, Fidel Castro y los ‘barbudos’ de Sierra Maestra, ha dado el paso a otra empeñada en emular a Steve Jobs o Mark Zuckerberg, fundadores de Apple y Facebook. En nuestro país hay más de 520 incubadoras de empresas, organizaciones creadas para acelerar el crecimiento de los negocios. Carlos Quirarte, director de operaciones de Ooyala en las oficinas de Guadalajara, ciudad considerada el Silicon Valley mexicano por su gran cantidad de compañías innovadoras, es un hombre espigado que pasea entre las mesas con aire despreocupado. “Este país rebosa de buenas ideas y está lleno de gente muy talentosa”, explica para intentar encontrar el germen de esta fiebre emprendedora. De Tijuana a Chiapas se cuentan casos de jóvenes empeñados día y noche en crear e innovar de la nada, en ocasiones con sus ideas y una computadora como único capital de trabajo. Este año hubo representantes mexicanos en las finales de San Francisco y Nueva York de “The Battle of the Tribes”, una competición que reúne a emprendedores de todo el mundo. Los mexicanos fueron los segundos que más inversores acapararon, solo por detrás de los estadounidenses, y lograron más menciones que nadie en artículos de prensa y redes sociales. “Hay compatriotas que están a la vanguardia en cuanto a innovación”, resume Rocío Paniagua. Está convencida de que en cinco o seis años en México van a pasar “cosas gigantescas” principalmente por un motivo. “El nivel técnico y de negocios que hay es muy bueno”, ahonda. Paniagua considera que los emprendedores tienen que pensar en grande y ser originales. Lo primero pasa por idear negocios globales, que puedan interesar a un chino o a un neozelandés, y lo segundo huir de imitaciones, tipo el Facebook mexicano o el Youtube para los amantes del mezcal. Hay mucho camino por recorrer: las ‘startups’ mueven 536 millones de euros anuales (más del doble que hace seis años), lo que representa el 0,6% del PIB nacional. Se buscan negocios que funcionen a nivel local pero también global El Gobierno mexicano priista parece haber entendido la trascendencia del momento. O México impulsa la innovación y crea empresas competitivas relacionadas con la tecnología al ritmo de otras economías emergentes como La India o Brasil, o permanecerá en la sombra. El presidente Enrique Peña Nieto ha creado el Instituto Nacional del Emprendedor, que dirige Enrique Jacob. Su intención es la de funcionar como una ventanilla única de apoyo económico y de asesoría para los empresarios y evitar así la tan famosa burocracia latina. Antes de su llegada había más de 40 programas dispersos por todo el país cuyas convocatorias llegaban a quedar desiertas. Ahora tiene fondos para nuevos empresarios y para pequeñas y medianas empresas. Cuenta para ello con un presupuesto de 568 millones de dólares. “Queremos acompañar al emprendedor en sus primeros pasos”, recalca Jacob. Los chicos de Fontacto lo tuvieron que hacer todo solitos. Unos cuantos estudiantes del Tec de Monterrey de Querétaro, una bonita ciudad en el centro del país, idearon una solución para los pequeños negocios que no sabían a dónde derivar las llamadas, si a casa o a su móvil. Crearon un teléfono virtual para que todos estos pequeños empresarios tuvieran su propia telefonista y parecieran más profesionales a ojos de sus clientes. “Así si llama alguien interesado en tu trabajo no tiene que contestar tu mamá”, cuenta uno de los fundadores, José Antonio del Río. Sus integrantes superan a duras penas los 20 años. Contaron con un capital de 20.000 dólares de inversión de Silicon Valley, la tierra prometida para todo emprendedor. Y hasta allí quieren llegar: han dado ya los primeros pasos para convertirse en una de las tres empresas mexicanas inmersas en un programa de aceleración de empresas llamado 500startups, en Mountain View, California. La precocidad es una virtud mexicana. El 6,3% de los jóvenes entre 18 y 24 años son dueños de empresas. En el país se crean al mes unas 35.000 pequeñas y medianas compañías. No hay mejor síntoma sobre lo que se está viviendo que la última visita a México del presidente de Estados Unidos, Barack Obama, que dejó en un segundo plano problemas históricos como la inmigración y la violencia para centrar su discurso en la economía. “Un nuevo México está emergiendo”, llegó a decir Obama en un encuentro con estudiantes y empresarios. Ramón Scott comparte ese entusiasmo. El que fuera director de innovación con el anterior gobierno mexicano cree que ahora ser un innovador y manejar tu propio negocio de convierte en alguien interesante, cool, “buena onda”. Esa idea proviene de 4

[close]

p. 5

la actitud relajada de los jóvenes triunfadores de las puntocom, veinteañeros que acuden a reuniones con vaqueros y en chanclas. “Ahora toca aterrizar eso en México. Nos faltan quizá aquí casos de éxito muy sonados que inspiren a los jóvenes. Puedes escuchar hablar de Steve Jobs pero al final lo ves lejano, pero si te dicen que un tipo que se llama Chávez y que se parece a ti consiguió triunfar, ¿por qué tu no?”, se pregunta. Silicon Valley, en busca de la siguiente revolución digital Stanley Yang no es un fan más de “La guerra de las galaxias”. Es un hombre que decidió convertir en realidad lo que vio en el cine. La impronta que dejó en él la película de George Lucas se ha convertido, 35 años más tarde, en un chip que lee las señales de nuestro cerebro; una tecnología con la que pretende revolucionar la educación, la sanidad y nuestra manera de relacionarnos con las máquinas, con el mundo. Aterrizó en Estados Unidos con 14 años, procedente de su Taiwán natal. Le llevaron a ver el mítico filme y se quedó boquiabierto. “¡Qué gran país!”, se dijo a sí mismo, “¡han desarrollado una tecnología para mover objetos con la mente!”. No, era ficción en estado puro, para su desconsuelo. Pero si nadie lo había hecho hasta ahora, tendría que ser él el encargado de intentarlo. Así son los retos que se marcan en Silicon Valley. Las ideas más locas, las más controvertidas, son a menudo las que rompen. No hay sueños irrealizables. Yang abrazó su sueño: convertir en realidad esa habilidad de los ‘jedis’ para mover objetos con la mente, ‘la fuerza’. Tras años de estudios y experiencia profesional, en 2004 vendió su empresa, Triscend, a la gigante Xilinx. Se podría haber retirado en ese mismo instante. Pero decidió ir a por todas. “Esta vez, la cuestión no sería solo hacer dinero”, dice confortablemente sentado en el sofá de su luminoso despacho en San José, California. “Quería un objetivo más grande: hacer algo en pro de la especie humana”. Droiders, con la que desarrolla aplicaciones para la plataforma Google Glass, incide: “Los inversores buscan el ‘pelotazo’, la nueva gran revolución, esa que se produce cada cinco o diez años”. Eso que aquí se da en llamar ‘the next big thing’. O sea, el próximo gran fenómeno. Silicon Valley es un espacio de límites difusos ubicado en torno a la bahía de San Francisco, al sur de la ciudad, flanqueado por las montañas de Santa Cruz. Se suele decir que, más que un territorio concreto, es un concepto. Su nombre rinde homenaje al descubrimiento por parte del Nobel de Física William Bradford Shockley, en la década de los cincuenta, del semiconductor, el chip de silicio. Una ancha avenida ordenada y reluciente, El Camino Real, surca el Valle y cruza las localidades de Menlo Park -sede de Facebook-, Palo Alto -base de la Universidad de Stanford- y Mountain View -cuartel general de Google-. Jalonada por túneles de lavado de coches años cincuenta, exhibe a sus costados moteles, restaurantes caros, ‘spas’ y consultas de dentistas que esperan tener como clientes a esos geniecillos que andan inventando cosas con sus ordenadores, a esos visionarios que sueñan con cambiar nuestras costumbres, además de engordar la cuenta corriente. Tuiteando, sin hacer puñetero caso al que tienen al lado Este es un rincón del planeta en el que mucha gente trabaja de pie: sí, te dicen que es mejor para la espalda. Donde se están poniendo de moda las reuniones de pie: sí, para que no duren tanto. Un universo de individuos desbordados por sus agendas e hiperconectados. Tan hiperconectados que un martes por la noche, en Cupertino, frente a la impenetrable sede central de Apple, uno se puede encontrar una cola de 18 empleados esperando al transbordador que les lleva a casa sin intercambiar una sola palabra. Todos, en silencio, concentrados en el micromundo de su teléfono o tableta. Navegando, tuiteando, intercambiando mensajes por WhatsApp con otros, pero sin hacer puñetero caso al que tienen al lado. La autopista 101, que discurre entre El Camino Real y la bahía, nos conduce a San Francisco, un polo tecnológico dentro del polo. Un buen número de empresas del Valle se han trasladado aquí, los alquileres son más baratos. “La gente de menos de 30 años prefiere vivir en la ciudad y tomar el tren para trabajar en el campus de Google, o en el de Apple”. Lo dice Michael Buchwald, de 25 años. Es el consejero delegado de Leap Motion. “San Francisco se ha convertido en parte del Valle”. Con su camiseta de algodón negra, sus vaqueros, y esa mirada caída detrás de unas gafas de montura metálica, es el prototipo de empresario que tanto se demanda en Silicon Valley: joven, con una idea brillante y ganas de comerse el mundo. México y su fiebre de ‘startups’, los jóvenes no sueñan con adentrarse en la selva a hacer la revolución, sino en emular a Steve Jobs. La Habana de Cuba y Fidel Castro, Moscú de la Unión Soviética y Vladimir Ilich Lenin, Pekín de China y Mao Tse Tung, París de Francia y Jean Paul Sartre…, no son las referencias de nuestros jóvenes, sino San Francisco, Estados Unidos y la ‘manzana’ de Apple. George Lucas, Google y Apple, palmeras y rascacielos Estamos 70 kilómetros al sur de San Francisco, donde el llamado Valle del Silicio se hace desierto. Las palmeras, aquí, se agitan entre los rascacielos. Bienvenidos a Silicon Valley, meca para innovadores de todo el mundo. Aquí nacieron Google y Apple. Aquí encontró su acomodo Facebook. “Es un lugar en el que hay ansias de cambiar el mundo y de hacer cosas nuevas”, explica Gabriel Bestard-Ribas, emprendedor español que se ha desplazado a la órbita del Valle para poner en marcha Goji, su proyecto de cerraduras para el hogar que se manejan mediante un teléfono inteligente: “Los inversores buscan ser impulsores del siguiente Google, quieren pasar a la historia”. Julián Beltrán, cabeza de la firma 5

[close]

p. 6



[close]

p. 7

LA CANALLADA Vladímir Putin, el nuevo ‘zar’ de Rusia JACINTO ELORZA Están a tiro limpio en Ucrania, leeremos, oiremos, veremos en los noticieros de los próximos días, semanas, meses, años y en nuestras redes sociales, como Twitter y Facebook. Se veía venir cuando Vladímir Putin, el eterno espía del KGB, inquisidor de homosexuales y rockeros, dijo que “Crimea vuelve a la patria”. Esta frase me dio miedo y angustia. Cuando comienzan a utilizar la patria así, es anunciadora de madres sanguinarias que han colmado Europa de matanzas. No podemos olvidarnos de Yugoslavia. Familias que llevaban años siendo buenos vecinos terminaron degollando a los niños de enfrente. Este presidente de Rusia es un ‘señor’ para el mundo en el sentido de un extraño. Como ese hombre que aparece un día por tu casa y del que tu madre te dice: “Desde ahora este señor será tu padre”. Le miramos a los ojos de iguana. Nos devuelve una mirada turbia, muy, muy turbia. Nos llama la atención su reloj en la derecha; sus llamativos pins, lazos y banderitas de sus impecable trajes de no menos de 10 mil dólares cada uno; las porcelanas de sus mil cafés diarios, utilizadas por sus reivindicados ‘zares’ ya olvidados y por los ‘jurásicos’ dirigentes de la extinta Unión Soviética… Sus mensajes de extrema derecha y extrema izquierda tienen ingredientes dignos de un ‘pozole’ rojo. La momia de Lenin en el Kremlin aseguran sus seguidores, sonríe y hasta carcajea en sus solitarias noches, lo mismo que la hija del racista neonazi Le Pen, en París. Marine dice sentirse más cerca de Putin que de la propia Unión Europea. Sospechosas declaraciones de la Le Pen. Otra que está pensando en exiliarse en la ‘rusófila’ Chechenia, como lo hizo el actor Gerard Depardieu, con tal de no pagar al erario público de París y Bruselas… Todo este conjunto de quereres en torno a Vladímir y sus ambigüedades ideológicas me recuerdan a Jesús María Aguirre, alcalde de mi ciudad natal, Eibar. Sus abundantes ‘boutades’, desconcertaban a diestro y siniestro. Putin y Aguirre tenían otro componente común: su eterna paranoia. ‘Jesús Mari’, miembro del Partido Nacionalista Vasco, no nos pareció nunca nuestro presidente. Lo mismo les pasaba a muchos ‘peneuvistas’ de entonces como Iñaki Zuloaga. Aguirre era ese ‘padrastro’ impuesto. Y no era nuestro alcalde solo porque no le hubiéramos votado, no, pues en el País Vasco estábamos muy acostumbrados a que la gente no pasara por las urnas. Siempre frente a la modernidad surge un contrapeso retrógrado: el contrapeso de los nacionalismos extremos. El catalán, en España, es infinitamente más civilizado que el se vive en Ucrania, pero juega con el mismo juguete: el sentimiento patriótico, un acto de fe irracional cuando no cuida sus fronteras o sus límites. Cuando más fuerte sea, cuanto más bello nos parezca, cuanto más nos apriete de lágrimas la garganta, más nos anulará el entendimiento. ¿Respetaría la Generalitat de Cataluña el derecho a la autodeterminación en las que hubiera ganado el no y que por tanto hubieran decidido seguir junto a España? Las patrias son por definición excluyentes de los diferentes. En Euskadi eran los ‘maquetos’, nombre despectivo con el que se denominaban a los castellanos, gallegos, andaluces, extremeños, incluso catalanes…, en una época. Lo recuerdo perfectamente en mi niñez y adolescencia. Un día, alguien cayó en la cuenta de que esta gente votaba y eran poseedores de unas boletas de soberanía popular. Las patrias se crean creando enemigos. Por eso me apena y me preocupa el ‘conflicto’ catalán. Me apena porque quiero a los catalanes y no deseo que se vayan, y me preocupa porque están despertando a la ‘bestia’ que tanto nos ha hecho sufrir. No me refiero no solo a los nacionalismos periféricos de la Península Ibérica sino al propio nacionalismo españolista, de quienes reivindicaban ‘España una y no cincuenta y una’. Tendríamos que llegar a un acuerdo antes de que las patrias, los Putin y los Aguirre nos devoren. 7

[close]

p. 8

LA COSA por Santi Gurtubay dido, sin todavía tener familia, siendo extranjero y sin el arraigo que te da el tiempo, confió en México y en su futuro, cómo no iba a hacerlo yo”, repite Carlos Slim en sus ‘publientrevistas’. Nadie le ha preguntado por qué es todo un récord el poder concluir, sin interrupciones, una conversación telefónica. No quiero referirme a los ‘ruidos semánticos’ que acompañan cualquier conferencia. Los ‘extraños y sospechosos sonidos’ tienen a medio país paranoico con los nuevos aires de los servicios de inteligencia de Miguel Ángel Osorio Chong. Y es que no hay que olvidar que a los paranoicos también les persiguen. Elena Poniatowska, acompañada por el Rey saludó a los colegas, entre ellos a Jordi Soler, natural de La Portuguesa, cerca de Yanga, en Veracruz. Con la naturalidad que le caracteriza a Elena, le dijo a Juan Carlos I el nombre de Jordi -Jorge, catalanizado’ y le contó, basada en un episodio que aparece en dos de sus novelas, que cuando era niño, y vivía en la selva de Veracruz, tenía un elefante en su jardín. La palabra “elefante” cayó como n paquidermo en medio del comedor del Palacio Real. Se hizo un gran silencio. Soler pretendió aprovecharlo para explicar que se trataba del elefante de un circo que se escapaba a pastar al jardín de la casa de sus padres. Su Majestad le desarmó con una media sonrisa, altamente polisémica, que todavía está tratando de descodificar el veracruzano. Poniatowska, que tiene primos Borbones, siguió caminando con el Rey de España caminando hacia el el salón donde se servía el café. fotografías de Archivo 1995 y 1996-, a la edad de 22 años. Su repercusión en el ‘impeachment’ (juicio político) de Bill Clinton hizo que el caso llegara a ser conocido como el ‘escándalo Lewinsky’ o ‘Monicagate’. El escándalo saturó la cobertura de los medios de comunicación de los más faranduleros asuntos de la política pública y fue utilizado para enlodar la política Clinton, planteando serias dudas entre el carácter de lo público y lo privado. Los padres de Mónica eran europeos, de ahí que domine varias lenguas del Viejo Continente, incluido un francés muy fluido.Llevábamos diez años sin saber de Mónica Lewinsky, y mira tú por dónde, la ex becaria más famosa del planeta da señales de vida justo cuando se va a anunciar la candidatura de Hillary Clinton a la presidencia de EE UU por el partido demócrata. Dicen que esto le va a venir bien a la señora de Clinton; Mónica explica en su carta abierta a “Vanity Fair”, publicada este mes en la edición americana de la revista, que su relación fue “consensuada en todo momento” y eso le hace ganar votantes a Hillary. Es decir, ahora, esa panda de señoras y señores puritanos que la tenía por mujer insensible casada con un depredador sexual, la UN ELEFANTE EN EL HOMENAJE DEL REY DE ESPAÑA A ELENA PONIATOWSKA E n España y en México llamó la atención las buenas maneras de nuestra escritora Elena Poniatowska, la más reciente Premio Cervantes de las Letras, en el Palacio Real de Madrid, durante el almuerzo que le ofreció el Rey Juan Carlos I. Se notaba la sangre azul que corre por las venas de la ‘roja’ Elena. Puso muy en alto la posición de la mujer mexicana, según tuiteó una y otra vez su amigo Manuel Andrés López Obrador. En el ágape, había un nutrido grupo de empresarios, políticos y altos funcionarios del gobierno derechista de Mariano Rajoy, y un más bien modestísimo contingente de escritores y periodistas. La división de clases quedó escrupulosamente reflejada en los nombres que había frente a los platos, marcando las protocolares posiciones en la mesa: el nombre de empresarios y políticos de abolengo estaba precedido por un largo Excelentísimo Señor Don; el de funcionarios y empresarios ‘muertos de hambre’, por un Señor Don más minimalista; a los narradores y poetas, incluida la Poniatowska, les tocó un Don (o Doña cuando era el caso) sobrio, escueto y significativo. Uno se imagina que en un almuerzo real, con mesas de dimensiones feudales donde hacen falta varias antenas de Telcel, como la que nos ‘regalaron’ en el Fraccionamiento Bahía Azul de Cancún, incapaces de mejorar las señales de nuestros inservibles móviles, a pesar del ingenio de nuestro empresario de empresarios Carlos Slim y su invento “Amigos de Telcel”, que pasará a la historia como el ‘tocomocho’, estafa tradicional del México moderno… “Si mi papá, que emigró con 18 años de Líbano, en plena Revolución, con el país sacu- MÓNICA LEWINSKY HARÁ A HILLARY CLINTON, PRESIDENTE DE ESTADOS UNIDOS M ónica Samille Lewinsky, nacida en San Francisco, California, un 23 de julio de 1973, es una mujer con la que el entonces presidente de los Estados Unidos Bill Clinton admitió haber tenido una “relación inapropiada”. Aprovechó su cargo. Lewinsky trabajaba como interna no remunerada -nivel de entrada del personal empleado- en la Casa Blanca en comprenden. Valora su perdón. La innovadora Lewinsky puso de moda en EE UU lo de entonar el ‘mea culpa’ por parte de los mandatarios infieles. Las esposas de algunos senadores promiscuos empezaron a hacer la vista gorda y eso creó escuela. Mónica Lewinsky en “Vanity Fair” no está hablando de amor, sencillamente necesitaba lana para desterrar su deformadas tallas XXL y cambiar su ‘look’ de ‘neskazarra’, como se les llama a las ‘chicasviejas’ en el País Vasco. Su modisto nos traslada inevitablemente a ‘Drácula’, la novela del irlandés Bram Stocker o a 8

[close]

p. 9

las películas ‘góticas’ de Tim Burton y su inseparable Johnny Depp, como aquel barbero de la calle Fleet 2007 de Londres. Hillary Clinton no se equivocó cuando la tachó de “lunática narcisista”. Bill, el ‘president’ se las vió y se las deseó para librarse de Mónica, quien no entendió por qué Hillary, en lugar de cargar contra ella, no lo hizo contra su marido, y encima le defendió. Las clases de ‘francés’ de Lewinsky le han permitido vivir estos años como una verdadera “reina del sexo oral”. De esta forma se definía en “Vanity Fair”, que anuncia ya una nueva edición. El mercado se lo exige. Antes que Clinton hubo otros presidentes con infidelidades que eran secretos a gritos. Después de él no se conoce ningún caso. Dicen que Jacqueline Kennedy sabía de la aventura de su marido con Judith Exner, también relacionada con el mafioso Sam Giancana; de su relación con su secretaria; de su idilio con una supuesta espía alemana; y por supuesto, de su affaire con Marilyn Monroe. De Lyndon B. Johnson escriben sus biógrafos que hizo de la infidelidad un hábito, una costumbre sin la que no sabía vivir. Y que, por supuesto, lady Bird Johnson estaba al corriente. Lady Bird supo incluso y aceptó que el mandatario tuviera un hijo con una de sus amantes. La CIA, el FBI y los más altos jerarcas militares de los Estados Unidos están descubriendo sólo ahora lo que cualquier lector de literatura ha sabido desde siempre: que una amante celosa es de temer y puede provocar grandes catástrofes. Siempre me ha impresionado en los países de tradición protestante y puritana, como Inglaterra y Estados Unidos, la exigencia de que las figuras públicas no sólo cumplan con sus deberes oficiales sino, además, sean en su vida privada ejemplos de virtud. Escándalos como el que protagonizó el presidente Clinton con la famosa becaria de la Casa Blanca, que estuvo a punto de ser depuesto por ello de su cargo, serían poco menos que imposibles en la mayor parte de los países europeos y no se diga en los latinoamericanos, donde se suele diferenciar claramente la vida privada de los políticos de su actuación pública. A menos que la incontinencia y los desafueros del personaje repercutan directamente en su función oficial, aquella se respeta y presidentes, ministros, parlamentarios, generales, alcaldes lucen a veces a sus amantes con total desenfado puesto que, ante cierto público machista, ese exhibicionismo, en vez de desprestigiarlos, los prestigia. Mónica Lewinsky, si ha recibido lana de los republicanos para dificultar la candidatura de Hillary Clinton, no ha tenido en cuenta el que en su país cada día hay más europeos y sobre todo latinoamericanos. Para estos nuevos ciudadanos estadounidenses estos escarceos extramaritales son aderezos, muchas veces hasta necesarios. Esta sal y pimienta, además, apenas ocupa un cuarto de hora cuando el hombre es demorado. Quién sabe, si Hillary no aprendió mejor que Mónica a conjugar el verbo ‘aimer’, amar en francés. Lo que sí estoy convencido es de que Hillary Clinton será presidente de los Estados Unidos, gracias, esencialmente, a Mónica Lewinsky, la mejor jefa de campaña que nunca hubiese podido imaginar. EL QUIJOTE DESMILITARIZÓ LOS LIBROS DE CABALLERÍAS, MAFALDA, LOS COMICS L a niña que filosofaba nació de la pluma de un ilustrador que pensó en hacer dibujos mudos. Quino, el viñetista que ha recibido, en España, el premio Príncipe de Asturias de Comunicación y Humanidades, adoraba el arte silente de Buster Keaton. Por ese sendero siguió hasta que en una redacción de Buenos Aires le dijeron que el humor necesitaba palabras. Quino aceptó el consejo o la exigencia y llenó sus viñetas de nubes. A veces con diálogos socráticos, a veces con las palabras justas, como cuando Mafalda, la niña filósofa con sopofobia que convirtió a Quino en un dibujante universal, solo acierta a gritar: “¡Paren el mundo, qué me quiero bajar!”. Mafalda vivía con sus padres y su hermano Guille, y donde recibía las visitas de sus inolvidables amigos Susanita, Felipe, Manolito, Libertad y Miguelito. De todos estos personajes infantiles tuve siempre un cariño especial por Felipe. La consigna entonces del cartel que colocó en su habitación, “No dejes para mañana lo que puedas hacer hoy, desde mañana mismo empiezo…” me acompañó a lo largo de las largas noches de febrero y mayo, en vísperas de las pruebas universitarias de Derecho y Ciencias de la Información. Es hoy en día mi frase preferida de la familia Quino. Mafalda era para mí como la joven periodista entonces, Rosa Montero, en la acelerada década de los setenta, convertida en escritora, en la prodigiosa década en los ochenta. Nos enseñaron a preguntar demasiado, haciéndonos candidatos a los gases lacrimógenos de la policía franquista. Cuando tus hijos o sobrinos te preguntan del porqué de lo que le rodea, echo mano de la consigna de Mafalda y si uno les ve con no muy pocas ganas de hacer sus ‘deberes’ escolares adopto una actitud complaciente. No puedo dejar de evocar al otro Felipe de la ‘Transición’, más importante entonces que el propio Felipe González y su delfín Alfonso Guerra. ¿Seguro que han dicho eso de “Paren el mundo, que me quiero bajar” más de una vez? La frase salió por primera vez de la boca de Mafalda, la niña filósofa con aversión a la sopa más famosa del mundo. O más bien de la pluma de su padre, Quino. Buceamos en todas esas perlas cargadas de lucidez, verdad y sentido común que nos ha regalado a través de Mafalda, para destacar un puñado de ellas que cualquier veterano moderno debería aplicar sin reparos en su día a día. México y el convulso mundo de Ucrania, Tailandia, Nigeria… necesitan más que nunca leer a la siempre actual Mafalda. Sin duda, lo primero que aconsejamos copiar de la cría es su mismo espíritu (¿hemos dicho cría? Ya no tanto: este año celebra su 50 aniversario). El jurado de los premios la ha definido como un ser “inteligente, irónico, inconformista, contestataria y sensible, que percibe la complejidad del mundo desde la sencillez de los ojos infantiles”. Aquí van algunos de sus principios ineludibles, aconsejables para el día de cualquier hombre moderno: “No es cierto que todo tiempo pasado fue mejor. Lo que pasaba era que los que estaban peor todavía no se habían dado cuenta”; “Dicen que el hombre es un animal de costumbres, más bien de costumbre el hombre es un animal”; “Admitir que se está equivocado es el harakiri del orgullo”; “Sería lindo despertar un día y encontrarse con que la vida de uno depende de uno”; “¿No será acaso que esta vida moderna está teniendo más de moderna que de vida?”; “La vida no debería despojarlo a uno de la niñez sin antes darle un buen puesto en la juventud”; “La vida empieza a los cuarenta -lee en un periódico-. ¿Y entonces para qué cuernos nos hacen venir con tanta anticipación?”… Cabelleras de plata violenta, mujeres como astros indignados, un cielo previo y negro, tapando el cielo, murciélagos, blancos y gigantes que vuelan por el Cañón del Colorado de Marte, portando a la amazona justiciera, a la matriarca legendaria, adolescente y desnuda, La vida en comic. La velocidad como épica del no ir a ninguna parte. La velocidad por 9

[close]

p. 10

LA COSA la velocidad, desde Henry, Ford I, que murió dibujando cigüeñales, hasta James Dean y Albert Camus, que se matan por correr. “Destino es carácter”, dijo Nietzsche, el de “Así hablo Zaratustra”. Como en la novela de caballerías, en la pantalla y en Pachá, más cultura del color y la línea, de la locuacidad visual y tectónica, que cultura literaria. El Pachá es el Coco Bongo nuestro de Cancún o Solidaridad. En sus puertas están todavía los deportivos, los descapotables, las motos, acumulando velocidad para la madrugada. Si uno quería hoy dar con unos buenos ejecutivos para recomendarles a una empresa competidora, esta discoteca en Ibiza, un lunes cualquiera, a partir de las cuatro de la mañana, era un lugar especial. Allí residían la flor y nata de la ‘España Industrial’. Nidos de ‘hombres nuevos’ del utópico Ernesto Che Guevara. Miguel de Cervantes tuvo que escribir el Quijote para desmilitarizar los libros de caballerías. Mafalda era el comic de la ‘new left’, irónico y relajado. Por ahí habría que desmilitarizar el comic. podía vivir tranquilamente porque nadie conocía su cara. Hoy la figura pública del escritor es una pieza imprescindible en el lanzamiento de su trabajo; de hecho, se ha convertido en un producto más en la cadena editorial. Su rostro unido a la fama ha penetrado en el mundo del circo, hasta el punto que algunos autores de EL POPULAR COCINERO ARZAK Y EL DESCONOCIDO ESCRITOR ‘GABO’ S i te apellidas simplemente García, tu pasaporte es colombiano, viajas en primera clase con ocho maletas y aterrizas en Los Ángeles sin más aditamentos que tu propio bigote, estás condenado a pasar a un cuartucho del aeropuerto para que un policía te ponga boca abajo y si nadie descubre que has escrito “Cien años de soledad” date por beneficiado si no te hacen un tacto rectal con todo lujo de detalles. No sería esa la única afrenta que sufriría aquel día Gabriel García Márquez. Recién llegado de Los Ángeles, adonde fue a tratarse el cáncer y lo tomaron por narcotraficante, esa misma noche durante la cena en la franquicia que Juan Mari Arzak tiene en Polanco de México DF, el cocinero y el escritor estaban sentados a una mesa de tertulia con algunos amigos. García Márquez parecía venirse abajo al comprobar que nadie se acercaba a saludarlo y en cambio todos los elogios y abrazos eran para el cocinero donostiarra, de la ciudad vasca de San Sebastián, en España, cuando ante sus propias narices los clientes abandonaban el restaurante. “Juan Mari, me has hecho feliz con esos cogollitos acaramelados”, le dijo un comensal. “Gracias por el inmenso placer que nos ha proporcionado esa brandada de guachinango. A sus pies, maestro Arzak”, exclamó una pareja muy repolluda con varias reverencias. Felices tiempos aquellos en que un escritor publicaba una novela de gran éxito y renombre, adondequiera que vayan, mandan previamente a un mono que toque el tambor. Todas las pompas son fúnebres, dijo Gómez de la Serna. Todos caminamos hacia el anonimato, solo que los mediocres llegan un poco antes, afirma Borges. En el futuro todos los ciudadanos del mundo serán famosos durante un cuarto de hora, dijo Warhol o al revés, dentro de un cuarto de hora toda la humanidad alcanzará la gloria, digo yo, pero en el combate creativo entre el estómago y la fabulación, un cocinero siempre vencerá al escritor. “En efecto, ante mis propios ojos ‘Cien años de soledad’ fueron derrotados por unos simples cogollos”, contaba el escritor español Manuel Vicent. FRIJOL CON PUERCO SE COME TAMBIÉN LOS LUNES EN EL VATICANO E n Yucatán el frijol con puerco se come los lunes. Nunca me han podido explicar el porqué de esa costumbre tan arraigada. Resulta muy extraño comerlo en casa otro día que no sea este día. El restaurante “El pocito” de Cancún o “Los almendros” de Mérida son respetuosos con la ortodoxia de la cocina peninsular. En sus cartas menú de los lunes, el frijol con puerco encabeza el listado. Otro dato curioso de este guiso es que generalmente es el primer platillo que una esposa le ofrece al marido después de la boda (y de la luna de miel, por supuesto). Hay quien se atreve a llamarlo ‘guiso de floja’, tal vez por su preparación sencilla. A pesar de que es un platillo de poca ciencia, lleva muchas guarniciones que requieren un tiempo considerable en su preparación. De ahí que muchas madres y suegras sean imprescindibles ‘chefs’, al tener a sus hijos y yernos e hijas y nueras, inmersos en la vorágine de sus respectivos trabajos. No tienen tiempo de elaborarlo… Este plato yucateco y su inseparable chile habanero se come también los lunes en el Vaticano, en la sede del ‘gobierno’ del Papa Francisco. Jorge Mario Bergoglio, amante de la cocina tradicional argentina, decidió ‘fichar’ para su ‘gabinete’ de su ‘primavera del mate’ a un yucateco, nacido en Mérida, en 1958, Jorge Carlos Patrón Wong. Este obispo mexicano de Papantla, es uno de sus colaboradores de confianza. Su tarea ‘gubernamental’ no es nada fácil. Tendrá que controlar e innovar todos los seminarios católicos del mundo. Paralelamente ha sido ‘levitado’ al rango de arzobispo. Su juventud y su trabajada experiencia son avales de su éxito. Sus hábitos alimenticios también. Poc chuc, salbutes, panuchos, brazo de reina, cochinita pibil, relleno negro, sopa de lima, escabeche, papadzul, queso relleno, mukbi pollo, joroches…, son nombres ya habituales en los espirituales cocinas del pequeño Estado Católico, en el corazón de Roma. Nacido en Mérida el 3 de enero de 1958, el nuevo pastor cursó los estudios de filosofía y teología en el Seminario Conciliar de Yucatán. Recibió la ordenación sacerdotal el 12 de enero de 1988. Estudió teología espiritual y psicología en la Pontificia Universidad Gregoriana de Roma (1988-1993). De regreso a su diócesis se desempeñó como vicario de las parroquias de Ticul y Tizimín. En enero de 1994 se integró al Seminario de Yucatán donde se desempeñó como prefecto del Seminario Menor, prefecto de la etapa teológica, coordinador de la formación humana y profesor de psicología, antropología filosófica y dirección espiritual… La cocina tradicional yucateca deriva básicamente de la cultura hispana y la cultura maya. El gusto que la caracteriza depende de la combinación de recetas e ingredientes que le dan origen. Su sabor típico es reconocido por la predominancia de los condimentos empleados en su sazón. El maíz, al igual que en todo Mesoamérica, es también componente esencial de la comida yucateca, y se consu- 10

[close]

p. 11

me abundantemente. El chile habanero y productos hechos con masa de maíz acompañan la mayor parte de platillos yucatecos. Los platillos se basan mayormente en cerdo, venado, pavo y una gran cantidad de productos del mar derivado del gran litoral peninsular. Dentro de la gastronomía mexicana, la yucateca, ha sido producto del aprovechamiento de numerosos elementos nativos, pero también del intercambio de la flora y la fauna provenientes de otros lugares… La piña, el tomate, el cacahuate, el achiote, entre otros procedentes de América del Sur. De Europa se incorporaron a la gastronomía yucateca el trigo, la lechuga, la menta, el cerdo, la res. Del continente asiático la gallina, el arroz, la cebolla, el ajo, los cítricos, el tamarindo, la almendra, la zanahoria y la caña de azúcar. A fines del siglo XIX un agregado a la cultura culinaria es el que llegó con la inmigración libanesa a Yucatán por señalar tan sólo algunos ejemplos de la gama de elementos que conforman la gastronomía yucateca. Recientemente, se encuentran otras muestras de influencia, como son las aportaciones estadounidenses que influyen de manera creciente en la cultura culinaria de Yucatán. Algunos de los ingredientes principales de la gastronomía yucateca son: la pepita de calabaza, el orégano, la cebolla morada, la naranja agria, el chile dulce, la lima, el achiote, el chile xcatik, el habanero y el cilantro. Los condimentos son parte del secreto, el agua de la región también influye y desde luego los ingredientes mismos son determinantes en el sabor de los platos de yucatecos. Estos reciben influencia de la cocina original Maya. El “Popol Vuh”, libro sagrado de los mayas, dice que el hombre fue creado del maíz. Base y alimento primario del pueblo Maya. “...y así encontraron la comida y ésta fue la que entró en la carne del hombre creado, del hombre formado; ésta fue su sangre, de ésta se hizo la sangre del hombre. Así entró el maíz [en la formación del hombre] por obra de los Progenitores”. Esta tesis no impide en la ‘primavera del mate’, que la Biblia y Popol Vuh, compartana estantería en las bibliotecas católicas de los seminarios de Jorge Carlos Patrón Chong. Es la innovadora ‘realpolitik’ del Vaticano del Papa Francisco. Desde la llegada a la Roma de las esculturas y pinturas de Gian Lorenzo Bernini y Miguel Ángel Buonarroti, del yucateco Jor- ‘SARITÍSIMA’ PREFIRIÓ INTELECTUALES A BANQUEROS, LUEGO NO LOS ASIMILABA S ge Carlos Patrón Wong, los guardias suizos y sus servicios de inteligencia, muy sensibilizados ante la manía ancestral vaticana de envenenar a sus papas -no nos olvidemos del real o ficticio asesinato de Juan Pablo I, sugerido en la tercera parte de la saga de “El Padrino”, del cineasta norteamericano Francis Ford Coppola- no han parado de grabar sospechosas conversaciones en el apartamento del hoy arzobispo mexicano. Hemos tenido acceso a varias cintas de este ‘Yucatangate’… “Una noche antes se remoja en agua el frijol y se guarda en el refrigerador, si hace calor. Como a las once de la mañana se le escurre el agua y se pone a cocer también con bastante agua junto con la cebolla entera rajada a la mitad. A la media hora de cocimiento se agrega la carne de puerco…”. Los ‘suizos’ se olvidaron del yucateco, tras recibir un informe del ‘aparato’ donde se exoneraba a Jorge Carlos, “teniendo en cuenta que el papa Francisco es bonaerense, tierra de aceitosas empanadillas y grasientos churrascos, por lo que su organismo ha logrado, sin flatulencias destacables, el frijol con puerco, un plato muy diferente a los que integran la dieta mediterránea, la imperante en Roma. Todo se normalizó hasta el que “yucaterco” Patrón Wong hizo caso omiso a sus asesores cercanos y ha preparado unas cartas de menús diarios a base el martes, de queso relleno; cochinita pibil, los miércoles; Poc Chuc, los jueves; los viernes, escabeche; los sábados, relleno negro; y un hanal pixán, los domingos. Esta decisión del ‘secretario’ mexicano ha hecho ‘sonar’ de nuevo las alarmas. Francisco y su aparato digestivo no están preparados para esta prueba de fuego. La ‘inteligencia’ vuelve a estar ‘mosqueada’ en la Santa Sede. El culpable, este obispo emulador de Leonardo da Vinci, que casi acaba con media Italia renacentista, y con sus mecenas de Milán y Venecia, Ludovico Sforza y César Borgia, merced a sus platos de la ‘nouvelle cuisine’, muy similares a los ‘importados’ este año por Jorge Carlos Patrón Wong. ara Montiel (1928-2013) fue, por derecho propio, la gran estrella del ‘star system’ español. Actriz y cantante, sedujo al Hollywood dorado, mientras dejaba en el cine patrio otros personajes memorables como ‘La Violetera’ Soledad Moreno, o aquella diva María Luján que cantaba su ‘Último cuplé’. Todo en Sarita Montiel (el nombre con el que compartía cartel con las estrellas de Hollywood) tenía sabor a estrella: el humo de su sempiterno puro, su retahíla de amores, sus largas uñas, sus declaraciones... Trabajó en medio centenar de películas y grabó casi una treintena de discos y, como buena diva, dio que hablar hasta sus últimos días, ya fuese por sus accidentes caseros, supuestos problemas económicos o amantes caraduras. Fue todo un mito erótico y, años después, diva de travestis y homosexuales. Nunca una canción y un cigarro fueron tan sexuales como cuando la cantante entonaba “Fumando espero”, “Bésame mucho”, “La violetera” o “Amado mío”. El día que nació y murió su amiga María Félix, 8 de abril, sufrió un desmayo en su casa en Madrid, donde vivía con sus hijos. Llegó su médico particular pero no pudo reanimarla. Minutos después, nada más conocerse la noticia, llegaron sus amigas del alma, Marujita Díaz, Norma Duval, Loles León, Bibiana Fernández, Encarnita Polo... Sarita Montiel amaba España, amaba de una forma especial a México -guardaba en su caja fuerte la concesión de la nacionalidad mexicana- y también a la Cuba de Fidel Castro. Hay quien dice que en la fría mañana madrileña igual recibió un ‘twitter’ desde el cielo de su amiga María Félix. Al parecer tenían prisa por reencontrarse. Seguro que tratan de montar un espectáculo o filmar una película divina, junto con San Pedro, ángeles y arcángeles, donde ellas sean como siempre las estrellas que iluminen nuestros corazones, necesitados también de amor “sensual”. La ‘apertura’ promovida por el Papa Francisco, da riendas sueltas a nuevas utopías celestiales. No me extrañaría que Gardel y Piazzolla, estén mezclados en este nuevo proyecto de Sarita y María Félix. María de los Ángeles Félix Güereña, nació en Álamos, Sonora, el 8 de abril de 1914, y murió otro 8 de abril, pero del 2002. Mejor conocida como María Félix fue una destacada actriz mexicana, reconocida por su deslumbrante belleza, inteligencia y fuerte temperamento. Es considerada la Máxima Diva del cine mexicano, destacando en la llamada Épo- 11

[close]

p. 12

LA COSA ca de Oro. Enalteció a México, al consolidar su figura, como digna representación de la mujer mexicana ante todo el orbe. Era la ‘Saritísima’ de nuestro país. Es un enigma el contenido de esos 140 caracteres del Twitter de María Félix a Sarita Montiel. Con el tiempo lo sabremos. Ahora es todo un misterio de estas dos divas maravillosas. Sara Montiel, ‘Saritísima”, recuerdo que en mi juventud andaba por ahí, por las televisiones vendiendo sus amores con Miguel Mihura. La Antonia se diferencia de las otras ‘famosazas’ en que siempre prefirió un intelectual a un banquero. Lo malo es que luego no los asimilaba. En la vida, ella siguió coleccionando intelectuales y sabios, hasta llegar a don Severo Ochoa, premio Nobel. Entre los poetas líricos ‘Antoñísima’ solía memorizar a Rafael Alberti y León Felipe, si el recuerdo no me engaña. De modo que ya ven ustedes que la manchega de Hollywood tenía material para distraernos los crudos inviernos del País Vasco, de donde soy natural, y vender barata la antología de creadores que pasaron por su meneada vida. Estamos atravesados por el lenguaje y el tiempo, según Martin Heidegger, y Sara, con su lenguaje cortado se convirtió en la sacerdotisa memorial de una España perdida que acaba con el siglo XX. Otra gloria no les queda, no nos queda a unos cuantos, que haber sido lejanos amigos virtuales de la Montiel. Al final todo se resuelve en el mensaje triste y ambiguo de una mujer. No mucho más es la gloria española. Como en el cine patrio sólo le ofrecían papeles pequeños, en 1950 se marchó a México, antes de dar el gran salto: el Hollywood dorado de los grandes estudios. Sara Montiel actuó junto a Pedro Infante en tres cintas durante la época de oro del cine mexicano. Pertenece a un conjunto de actrices españoles que llegaron a México como una especie de redescubrimiento de América y de España al mismo tiempo. Proveniente de la España conservadora del general Francisco Franco, Montiel llegó en 1950 a México, donde quedó maravillada con la libertad. “¡Hasta se pueden divorciar!”, decía la actriz. En Pedro Infante la actriz española encontró al compañero perfecto, así como el llamado ‘Ídolo de Guamuchil’ encontró a la mujer que pondría a prueba su personaje de macho. En Pedro Infante no solo estaba el enamorado, el macho sentimental, había un personaje bufo que necesitaba ese tipo de mujeronas que se le vinieran encima. Además del director estadounidense, Arthur Mann, se casó otras cuatro veces. En 1964 ‘enganchó’ al productor José Vicente Ramírez Olalla, del que tardaría 14 años en conseguir el divorcio. En 1979, tras nueve años de convivencia, contrajo matrimonio con el industrial mallorquín Pepe Tous, fallecido en 1992 y con el que adoptó dos hijos: Thais y Zeus. En 1993, ya viuda, se reencontró con el actor italiano Giancarlo Viola, amigo íntimo y acompañante ocasional de sus viajes. Entre medias, se volvió a casar con Tony Hernández, un cubano de entonces 39 años, declarado admirador de la artista y de dudosa reputación. De este personaje se separó en 2003. “Fumar es un placer/genial, sensual./Fumando espero/ al hombre a quien yo quiero,/ tras los cristales/ de alegres ventanales./Mientras fumo,/mi vida no consumo/ porque flotando el humo/me suelo adormecer.../Tendida en la chaisse longue/soñar y amar.../Ver a mi amante/solícito y galante,/ sentir sus labios/besar con besos sabios,/y el devaneo/sentir con más deseos/cuando sus ojos veo,/sedientos de pasión./Por eso estando mi bien/es mi fumar un edén./Dame el humo de tu boca./Anda, que así me vuelvo loca./Corre que quiero enloquecer/de placer,/sintiendo ese calor/del humo embriagador/que acaba por prender/la llama ardiente del amor./Mi egipcio es especial,/qué olor, señor./Tras la batalla/en que el amor estalla,/un cigarrillo/es siempre un descansillo/y aunque parece/que el cuerpo languidece,/tras el cigarro crece/su fuerza, su vigor./La hora de inquietud/con él, no es cruel,/ sus espirales son sueños celestiales,/y forman nubes/que así a la gloria suben/y envuelta en ella,/su chispa es una estrella/que luce, clara y bella/con rápido fulgor./Por eso estando mi bien/es mi fumar un edén”. EL EXTRAÑO CASO DEL DOCTOR URIBE, SABOTEADOR DEL PROCESO DE PAZ R espondiendo a una pregunta de Der Spiegel, el expresidente colombiano Álvaro Uribe decía hace unas semanas: “Yo, que tengo mis defectos por mi carnita y mis huesitos, soy un hombre firme y no tramposo”. Si usted no entiende del todo la frase, querido lector, no se preocupe: eso quiere decir que usted ha tenido la fortuna, la infinita fortuna, de mantenerse al margen de este personaje capaz de mezclar, en una misma respuesta, la cursilería hermética y el cinismo rampante. “Soy un hombre firme y no tramposo”, dice Uribe, confiando sin duda en que su interlocutor ignore u olvide ciertos hechos. El hecho, por ejemplo, de que Uribe haya modificado la Constitución colombiana para permitir su propia reelección y los votos definitivos se hayan comprado con notarías. Uno de los votos comprados era el de la congresista Yidis Medina, y es por esto que el escándalo se llamó yidispolítica. Otro de los escándalos que han salpicado al expresidente está relacionado con los viejos vínculos de sus partidarios con el paramilitarismo: esto se ha llamado parapolítica. Puede que Uribe y yo no tengamos la misma definición de lo que es ser tramposo, pero nadie puede negar que su paso por el poder nos ha dejado un idioma enriquecido. La Administración de Uribe está rodeada de escándalos. Un tribunal ha condenado a la nación colombiana por el espionaje de que fue objeto el presidente de la Corte Suprema de Justicia durante el uribismo: un gigantesco operativo de los servicios de inteligencia cuyo objetivo era acabar con la reputación del magistrado. La inteligencia colombiana también espió ilegalmente a periodistas y a opositores, y la corrupción en sus filas llegó a ser tan generalizada que el organismo fue disuelto, como si se tratara de una pandilla de amotinados, por el presidente que relevó a Uribe. n se publicó un informe detallado sobre los llamados falsos positivos, el caso aberrante de los soldados que, en palabras del artículo, “secuestraban a jóvenes para asesinarlos, luego los vestían como guerrilleros y así cobraban recompensas secretas del Gobierno de Álvaro Uribe”. Hoy día, varios de los aliados incondicionales de Uribe son prófugos de la justicia; otros muchos están en las cárceles colombianas, y es célebre el discurso que Uribe dirigió en 2007 a los congresistas que lo habían apoyado: “Les pido”, dijo, “que mientras no estén en la cárcel, voten los proyectos del Gobierno”. Visto todo lo anterior, a cualquiera le resultaría difícil comprender la popularidad que sigue manteniendo el expresidente. Pero hay una explicación: tras décadas de atrocidades cometidas por la guerrilla -décadas de terrorismo, secuestros de crueldad inverosímil y minas antipersonales-, los colombianos llegaron a estar muy dispuestos a cerrar los ojos ante los desmanes de Uribe, pues Uribe estaba haciendo retroceder a la guerrilla. Pero ahora, con una guerrilla debilitada que trata de negociar la paz con el Gobierno de Santos en La Habana, Uribe nos ha dado una nueva razón para la perplejidad: ser elegido para el Senado colombiano. Se ha convertido así en el pionero de una nueva forma de obsesión por el poder, una suerte de síndrome que habrá de ser nombrado por los politólogos (o tal vez los patólogos). Para la opinión colombiana, tanto 12

[close]

p. 13

la que lo apoya como la que se le opone, sus intenciones son claras: sabotear el proceso de paz. “Menos mal que es un hombre firme, que no es tramposo. A pesar de su carnita y sus huesitos…”, comentaba el escritor colombiano Juan Gabriel Vásquez. RICARDO CORONA, DESCALZO, EVOCÓ A M CARTNEY CAMINANDO POR ABBEY ROAD I ncluso los personajes más célebres pueden soltarse la melena sin ser reconocidos. Lo prueba Diana de Gales, que a finales de la década de los ochenta pasó una noche en un bar gay disfrazada con ropa masculina sin que nadie sospechase de su identidad. La revelación viene de mano de la actriz cómica Cleo Rocos, que en su nuevo libro, “The Power of Positive Drinking”, describe una de las noches que pasó con Lady Di, Freddie Mercury y el showman británico Kenny Everett, uno de los favoritos de la princesa. Todo empezó con el grupo bebiendo champán mientras veían capítulos de la serie “Las chicas de oro” en la casa de Everett. La noche se fue caldeando cuando decidieron bajar el volumen de la televisión y doblar ellos mismos el programa improvisando diálogos subidos de tono. A la princesa de Gales, que por entonces tenía 27 años, le fue asignado el personaje de Dorothy. Lo estaba pasando tan bien que quiso continuar la noche junto a sus amigos en Vauxhall Tavern, un pub de ambiente en el sur de Londres. Dejemos que la chica se divierta”, sentenció el cantante de Queen ante los ruegos de Lady Di, que moría de ganas de visitar un bar gay y camufló su identidad con una chaqueta militar, unas gafas de sol y el pelo escondido bajo una gorra de cuero. Intentaron disuadirla, alegando que no era un lugar adecuado para ella, que estaba “repleto de hombres peludos” y que a veces estallaban peleas. Pero, según Rocos, la madre del heredero al trono británico tenía “el día travieso” y estuvo suplicando a Mercury hasta que este cedió. “Dejemos que la chica se divierta”, sentenció el cantante de Queen. Lady Di prometió quedarse solo para una copa y camufló su identidad con una chaqueta militar, unas gafas de sol y el pelo escondido bajo una gorra de cuero. La pandilla dio su aprobación tras decidir que pasaba perfectamente por “un modelo masculino vestido de manera excéntrica” y tomaron un taxi. En el local nadie la reconoció, lo que encantó a la princesa. “Tenía el aspecto de un joven muy guapo”, escribe Rocos en su libro. Diana pidió una cerveza y un vino blanco y, cuando los terminó, el clan al completo la acompañó hasta su casa en el palacio de Kensington. Al día siguiente, devolvió la ropa con el mensaje “¡Tenemos que repetir!”. Se cree que la anécdota tuvo lugar en 1988, cuando Lady Di todavía estaba casada con el príncipe Carlos. La pareja se separó en 1992 y se divorció en 1996, un año antes de que Diana falleciera en un accidente de tráfico en París. Tanto Mercury como Everett fallecieron durante la década de los noventa por complicaciones del sida que padecían. Hay una anécdota más de aquella noche de parranda. Freddie perdió los zapatos en el pub y decidió emular a Paul MacCartney atravesan- do el paso cebra de Abbey Road. Esta calle de Londres, sirvió de título al undécimo álbum de estudio publicada por la banda británica de rock The Beatles. Considerada por muchos, coincido con ellos, su obra cumbre, fue su último trabajo en una ‘disquera’. La Camerata de Cancún volvió a homenajear al rock sinfónico, a los Beatles y a Queen, por tercer año consecutivo. El director Ricardo Corona dirigió a 33 músicos de violín, viola, violonchelo, contrabajo, arpa, flauta, oboe, clarinete, saxófono, fagot, corno francés, trompeta, trombones y percusión, y lo hizo descalzo, evocando a Paul MacCartney y Freddie Mercury atravesando sin calzado Abbey Road en la capital británica. Ricardo Corona contó con el apoyo de Norma Valdez, Rafael Chávez, James Mcclean, Jurassic Band y M & F. El Teatro de Cancún colgó el cartel de no hay billetes. Durante dos horas y media pudimos disfrutar de la diversidad musical que alcanzaron los cuatro de Liverpool en 1966, con canciones de los trabajos Rubber Soul, Revolver, Sgt Peper, Magical Mystery Tour, Abbey Road y Let it Be. Sus innovaciones se reflejan en la música de infinidad de agrupaciones, principalmente en la misma Inglaterra y Estados Unidos. “Bohemian Rhapsody” (en español, “Rapsodia bohemia”) es una canción de la banda británica de rock Queen. Fue escrita por Freddie Mercury para su álbum de 1975 A Night at the Opera. “Bohemian Rhapsody” presenta una estructura inusual, más similar a una rapsodia clásica que a la música popular. Gracias a los excelentes arreglos orquestales del maestro Ricardo Corona y la voz privilegiada de Jessica Candiani y un grupo de vocalistas dirigidos por Armando Cano confirmamos los románticos ideales del rock como arte. ¿Quiénes son los idiotas que todavía lo dudan? Deben reservar sus entradas para la cita del 2015, desde ahora… Los artistas invitados de la Camerata de Cancún nos llamaron la atención por sus equilibradas dotes histriónicas, logrando entretenernos con sus palabras, su gestualidad y sus movimientos corporales. Norma Valdez, Rafael Chávez, James McClean, Jurassic Band, M & F… nos trasladaron hasta el Hammersmith Apollo de Londres. Diseñado por Robert Cromie en Art Deco estilo, abrió sus puertas en 1932 como el Palacio de Gaumont. Hoy, merced a los inevitables patrocinios para poder mantenerse es conocido por Eventin Apollo. AEG Live y CTS Eventim son los actuales propietarios. En los sesenta pasaron por este lugar, cita obligada en las noches de Londres, Duke Ellington, Louis Armstrong, Erip Clapton… En los setenta, The Who presentó su “Quadrophenia”, Miles Davis nos sorprendió con su banda de jazz fusión moderno, David Bowie y su “Zuggy Stardust”, Elton John, Bruce Springteen, KISS, Carlos Santana, Camel y su rock progresivo, Rush, Frank Zappa… Norma Valdez, Rafael Chávez y James McClean y otro cantante cuyo nombre no recuerdo -un Richard Gere, canoso, encajado en unos modelos quinceañeros de Bershka, marcando paquete y barriga, con cadena atada a su pantalón, sujetadora de viejos relojes ‘Rokopf’, herencias de abuelos y tíos ‘jurásicos’- lograron con su ‘touch of class’ a la Camerata de Cancún, su descalzo a lo Abbey Road, Ricardo Corona, Jurassic Band y M & F, que podamos afirmar, sin miedo a equivocarnos, que Cancún tiene ya su Eventin Apollo. 13

[close]

p. 14

Arte & Cultura en la Universidad del Caribe El concepto de “Cultura General” en nuestros Ɵempos ha perdido importancia. En la actualidad la tecnología cibernéƟca ha reducido el horizonte de la cultura general que a través del Ɵempo ha dado firmeza a la civilización. Es importante esƟmular el acercamiento al Arte y la Cultura en todas las etapas de la vida de los estudiantes. Se dice que la cultura no se aprende, se mama desde el seno familiar. Son pocos los mexicanos que Ɵenen la oportunidad de recibir una educación integral que incluya desde la infancia acƟvidades culturales y arơsƟcas. Se considera que tener un ơtulo universitario lleva intrínseco un conocimiento global, no solo de la parte académica, sino también debe incluir: historia, música, literatura, arte y otros temas similares y hacer énfasis para que éstos no ocupen un lugar secundario. La Universidad del Caribe con la visión de una educación integral, ha abierto espacios para que su comunidad y todas las personas interesadas tengan acceso a acƟvidades culturales. Con ideas que han surgido de los estudiantes como es el “Cine Club de Arte” o el “Cine Club Ambiental”, que en conjunto con “Amigos de Sian Ka’an” llevan más de 7 temporadas presentando películas y documentales. El cine es una estrategia interdisciplinar por excelencia, que complementa conocimientos e integra ideas y emociones. Los documentales en conjunto con las pláƟcas de conservación del medio ambiente han logrado que los asistentes sean más conscientes de la importancia de conservar la naturaleza y han aprendido a convivir con ella. Metropolitan Opera House (MET) de Nueva York En la búsqueda de representaciones arơsƟcas de primer nivel internacional, la UNICARIBE se acercó al Metropolitan Opera House (MET) de Nueva York, que es la casa de ópera más presƟgiada del mundo. En el 2008 iniciaron un programa llamado “Live in HD” el cual permite a teatros de todo el mundo presentar las temporadas de ópera en vivo vía satélite desde Nueva York. Lo anterior sirvió para que La Universidad del Caribe en sociedad con el MET de Nueva York y el Auditorio Nacional de la Ciudad de México abriera la primera temporada de ópera en el 2010 y a parƟr de la segunda temporada se unió a este esfuerzo el C.P.C. Alberto Rocabert y gracias a su generoso patrocinio hemos tenido la oportunidad de darle conƟnuidad a este proyecto y en breve estaremos presentando el programa de la temporada 2014 – 2015 que inicia el próximo 11 de octubre. La oportunidad de ver una ópera fuera de un teatro, son muy contadas. La magia de Cancun nos permite presentar un espectáculo único en la explanada de la Universidad del Caribe. Un espacio techado pero al aire libre, rodeado de manglares y cumpliendo con las exigencias técnicas del “Met”. William Shakespeare y el NaƟonal Theatre de Londres El teatro es otra representación arơsƟca que llegó, junto con la ópera, a la UNICARIBE a través del NaƟonal Theatre de Londres. El Teatro Nacional de Londres es un ícono internacionalmente reconocido como la casa de las obras de William Shakespeare. El NaƟonal Theatre de Londres cumplió en el 2013, cincuenta años de hacer representaciones teatrales. Los programas del NaƟonal Theatre que se han presentado en la Universidad son muy variados, incluyendo a Shakespeare y a otros clásicos del mundo del drama, junto con nuevas puestas en escena contemporáneas como “Frankestein” y “War Horse”, con la cual Steven Spielgerg hizo una película. Cancún se llenará de Arte y Cultura el próximo mes de octubre con la llegada del 42° FesƟval Internacional CervanƟno, desde Guanajuato. El FesƟval Internacional CervanƟno es el encuentro cultural y arơsƟco más notable de América LaƟna y uno de los más emblemáƟcos en el mundo. Este fesƟval en 41 años ha sido escenario de las expresiones más vitales del arte tradicional y contemporáneo. El FesƟval se presentara en la Universidad del Caribe del 08 al 26 de octubre del presente año, los invitados de honor del mismo serán Japón y Nuevo León. La Universidad del Caribe ha abierto sus puertas a las expresiones de arte locales en un evento que se conoce como “Conciertos de Luna Llena” los cuales Ɵenen lugar en el audiorama. Este mágico espacio es un “deck” de madera enclavado a la orilla de una pequeña laguna y rodeado de manglar en donde todos los días se puede escuchar música clásica. El audiorama es el escenario perfecto para que cada 28 días, durante la luna llena, se invite a músicos a comparƟr su arte, en un lugar que Ɵene una magia que envuelve a todos los que asisten, mientras se deleitan de la música acompañada del sonido del viento, los grillos y las ranas. La cultura es parte de la oferta de la Unicaribe y gracias al apoyo de todos los que asisten a los eventos culturales seguramente seguiremos expandiendo la gama de presentaciones para que nuestra comunidad tenga la oportunidad de enriquecer su Cultura General. Emilio Reyner Portes Gil Universidad del Caribe Proyectos Especiales (998) 881 4400 ext.1015 www.unicaribe.edu.mx

[close]

p. 15

EL PARAÍSO Camerata de Cancún, un sueño colectivo SANDRA CRUZ NOVELO La Camerata de Cancún es el resultado de un sueño colectivo en el que se unen voluntades, talentos y convicciones. Establecida formalmente en 2011, la Camerata trabaja para enriquecer la oferta cultural para la sociedad cancunense así como para los turistas que viajan al principal polo turístico de México. Ensamble sinfónico contemporáneo y se ha consolidado como un motor de integración artística, musical y social para el desarrollo armonioso de nuestra ciudad. Sus presentaciones se realizan en El Teatro de Cancún, escenarios públicos como parques y foros universitarios con gran aceptación. En sus conciertos escuchamos música clásica, música pop, jazz, música mexicana e internacional además de obras originales de compositores locales. En la Camerata de Cancún participa el talento de más de 30 músicos originarios de más de nueve países, ahora radican en Cancún. Los acompañan también solistas, coros y directores con renombre en el mundo de la música, como el Fernando Losano, fundador de la Orquesta Filarmónica de la Ciudad de México; Eligio Fuentes Director de la Orquesta Sinfónica de Campeche; y Rey Alejandro Conde quien ha sido reconocido como ganador del Concurso Nacional de Directores. La Camerata inició en 2010 una serie de conciertos en la Universidad del Caribe Dirigidos por Ricardo Corona y se consolidó en 2011 gracias a la visión del empresario y gran aficionado de la música, Manuel García Jurado. Su presentación oficial fue en octubre 201, con un concierto para piano de Chopin y se dio el estreno mundial de la obra original la Suite Corona, bajo la batuta del reconocido maestro David Hernández Bretón. La Camerata de Cancún se distingue por una esencial característica, su sentido social, a sus presentaciones asisten de manera gratuita gracias al apoyo altruista de empresas de la región adultos mayores, estudiantes y niños de sectores vulnerables de la ciudad. Un sueño colectivo hecho realidad en el Paraíso.

[close]

Comments

no comments yet