Nosotros ahora - Junio 2014

 

Embed or link this publication

Description

Revista trimestral del Colegio Madrid

Popular Pages


p. 1

ahora Número seis l junio 2014 COLEGIO MADRID COLEGIO MADRID Nosotros Colegio Madrid INSTITUCIÓN DE ENSEÑANZA MEXICANO-ESPAÑOLA

[close]

p. 2

Cóatl, 1980 Summer Fields, 2008 Helen Escobedo 28 de julio 1934, Ciudad de México Colegio Madrid INSTITUCIÓN DE ENSEÑANZA MEXICANO-ESPAÑOLA

[close]

p. 3

Índice Editorial M. en C. Rosa María Catalá Rodes ..................1 Editorial Está por cerrar este ciclo escolar. Día a día, desde hace unas semanas, las actividades ya engalanan el escenario del auditorio, o del gimnasio, o de la explanada central del Colegio. Y cómo no va a ser así: durante meses nuestros niños y jóvenes se han preparado para mostrar todo lo que han aprendido, todo lo que han crecido. Iniciaron los grupos de Bachillerato compartiendo sus cortos de video, sus obras de teatro, sus presentaciones de baile, fotografía y artes plásticas; y al rico trabajo en clases de literatura y artes se han sumado las demás secciones. En educación básica se presentaron las exposiciones de educación física e inglés, igualmente relevantes para el desarrollo integral de todos los alumnos. La actividad cultural se ha visto enriquecida por las publicaciones El madrugador y Nuestras otras voces, de los alumnos de Bachillerato, cuya factura es resultado de una de las opciones más creativas del programa de Vinculación Social; asesorados por sus maestros estas publicaciones han nacido como estupendas opciones de lectura. Entre los eventos que se han realizado, recordamos a los escritores que este año nos dejaron, como el querido Gabriel García Márquez (19272014) a quien se le hizo un muy sentido y bello homenaje. Hay mucho más que compartir y difundir, y es bueno, muy bueno escribirlo, dejar registro. Dejar una huella indeleble es también nuestra misión. Una misión que se fragua diariamente en las buenas clases de tantos buenos maestros que las hicieron posibles. Gracias y felicidades en este homenaje que el Colegio nos brinda a todos en el mes de mayo. Con el número 6 de Nosotros ahora despedimos este periodo escolar; asimismo extendemos nuestras felicitaciones al maestro José Antonio Chamizo por sus 35 años de magnífica labor en el Colegio. Arrancamos con una frase que nos obliga a reflexionar sobre nuestra calidad humana: “Somos lo que pensamos, y sólo nosotros somos responsables de lo que pensamos”, filosófica reflexión con la que el maestro Chamizo abre el debate sobre lo que son la ciencia y la pseudociencia, ficción y realidad, mito o fraude, en esta construcción del mundo artificial propia de la humanidad desde sus inicios. Y en esos errores y retrocesos a los que nos lleva la prueba y el error individual y cotidiano, crecemos finalmente, a veces lentamente. Sobre cuidar el agua y el ambiente, Ana Jiménez y Paulina Trejo nos dicen cómo: apreciando el valor de todo recurso y de todo ser vivo hoy y para las generaciones futuras. Lourdes Aguilar nos regala una pequeña y sensible muestra de la poética de Pacheco, Paz, Carballo y García Márquez, algo para recordar y retomar la lectura de sus novelas, ensayos, poesías en estas vacaciones que muy pronto nos otorgarán ese tiempo de tranquilidad y ocio para hacerlo. De los sonidos y la Física, de esa unión inseparable que son la música y las ciencias que la explican la maestra Sara Gómez nos comparte una experiencia con sus alumnos. Y para cerrar con broche de oro, Iván García Torres de 3ro de secundaria nos obsequia con su prosa que él mismo convirtió en voz viva al ganar con su disertación sobre Benito Juárez, el primer lugar de zona en el XVIII certamen de oratoria de la SEP. Mucho que leer y conocer de la comunidad, acompáñenla con un rico café para recrear y disfrutar estas tardes lluviosas de verano. ¡Felices Vacaciones a todos, nos volveremos a leer en el próximo ciclo! Ciencia-ficción… o el poder de los mitos José Antonio Chamizo ...................................2 Murciélagos, sirviendo al ambiente Paulina Trejo Barocio .....................................8 Brasil 2014: una oportunidad de cambio Santiago Isusi Jiménez....................................11 In memoriam: Las letras no se mueren sólo se transmutan en sus autores y lectores Lourdes Aguilar Salas .....................................12 El sonido de la Física Sara Lissette Gómez González .......................14 Oikos Ana Jiménez Aparicio.....................................15 Pensamiento liberal de Benito Juárez Iván García Torres ..........................................16 Junta de Gobierno Dr. Francisco José Barnés de Castro Presidente Lic. Jaime J. del Río Castillo Vicepresidente Dra. Alicia Martínez Dorado Secretaria Lic. Jaime Araiza Hernández, Dra. Mercedes de Agüero Servín, Dr. Juan Ignacio del Cueto Ruiz-Funes, Dr. Manuel Gil Antón, Ing. Roberto Ruiz Vilá, Ing. Juan José Russ García Vocales M. en C. Rosa María Catalá Rodes Directora General Ana María Jiménez Aparicio, Lourdes Aguilar Salas, Adriana Esteve G. Consejo Editorial Adriana Esteve G. Diseño Ernestina Loyo Cuidado editorial Nosotros ahora es una publicación cuatrimestral editada por el Colegio Madrid A.C., Institución Mexicana de enseñanza, fundada en 1941 por el Exilio Republicano Español, integrada a la red de Centros Españoles en el Exterior, con domicilio en Puente 224, Ex Hacienda San Juan de Dios, C.P. 14387, México D.F., tel. 5673 2347 Número 6 l junio 2014

[close]

p. 4

CIENCIA-FICCIÓN… o el poder de los mitos José Antonio Chamizo ¡Que descendemos de los simios! Santo cielo, esperamos que no sea verdad, pero si lo es, roguemos que no se divulgue. Dama inglesa, esposa de un obispo anglicano a finales del siglo XIX. Profesor CCH Aquí no discutiré sobre las obras de I. Asimov, A.C. Clark, P.K. Dick o S. Lem, maestros del género literario conocido como ciencia-ficción, sino de otro asunto bien distinto y relacionado con el lenguaje. Las palabras mito, ficción y magia utilizadas frecuentemente como sinónimos nos remiten a lo falso, inventado o imaginado, aquello que no es real. Coincidiendo con esto último hay sin embargo importantes diferencias entre ellas, que este texto, retomando un reciente suceso político y sus connotaciones educativas, intentará desvelar contraponiéndolas contra la vieja palabra ciencia o su más amplia y renovada versión, tecnociencia. Sobre lo que creemos y pensamos Somos lo que pensamos. Sólo nosotros somos responsables de lo que pensamos. Nadie más, ni la historia, ni el lenguaje, ni el inconsciente pueden sustituirnos. Nuestro propio no hay más que lo que podemos pensar por nosotros mismos. Nada está oculto. Los miles de años de pensamiento y cultura no están ahí para atraparnos en formas fijas de pensar, sino para liberar nuestro pensamiento. Ésta es nuestra única herencia real de la filosofía. M. Stewart, 1998. Nuestros conocimientos, experiencias, valores, sentimientos (en pocas palabras nuestra memoria) no pueden ser entendidos ni vividos si no se diesen siempre en el marco de las experiencias humanas personales, compartidas y cotidianas. Ese contexto caracteriza a las diferentes culturas. El mito no es el producto de un individuo o un grupo limitado de individuos, sino que se construye en un proceso histórico que es probablemente muy largo. Por eso en él aparecen apiladas: la visión del mundo, las reglas morales, consejos técnicos y explicaciones del origen divino del cosmos. Cada cultura, antigua o moderna, tiene sus propios mitos. El pensar mítico razona lógicamente, como lo demuestran la mayor parte de los relatos míticos. Pero lo hace con muy poco rigor, como lo indican esos mismos relatos. Y no puede hacerlo, no por la ausencia de pensamiento, sino porque requiere el rigor de un cierto grado de abstracción del que 2 v Colegio Madrid

[close]

p. 5

generalmente carece. En muchas de sus explicaciones se detiene en lo inmediato y evidente. A pesar de ello, los mitos atraviesan la historia, sobreviven en las personas que los aceptan y conforman las culturas. La observación más sencilla está condicionada por el modo como nos representamos el mundo: quizás desde nuestro centrífugo y esférico planeta vemos el mismo cielo que veían los griegos, pero en ese mismo cielo observamos cosas diferentes: nosotros, galaxias en un espacio infinito; ellos, la enorme pero finita e incorruptible mansión de los dioses, que gira alrededor de la Tierra plana e inmóvil. Observamos y pensamos desde nuestra propia cultura con sus mitos incluidos. Con la observación y el pensamiento construimos nuevas representaciones del mundo, pero al igual que las representaciones del mundo tienen por condición a la Historia, también el conocimiento humano ha requerido la experimentación. Someter a prueba y error la representación de la realidad nos ha llevado a transformarla. Al intervenir en el mundo las sociedades humanas hemos construido un mundo real y artificial. Este modificar el mundo natural para construir un mundo artificial es en buena medida la historia de las civilizaciones humanas. Un ejemplo claro de este principio sucedió cuando, hace miles de años, las pieles de los animales cazados, y los tejidos de lana, seda, algodón y lino cubrieron la natural desnudez humana. La magia es en cierto modo, una de las maneras de operar del mundo de los mitos. Es un manipular el entorno que corresponde a cómo se interpreta y representa ese mundo exterior. La magia es una intervención en el mundo que fue, y aún es, un conocimiento que cubre mu- chas de las actividades de las mujeres y los hombres. Es preámbulo a toda acción que modifique o altere el orden natural, ya sea con la construcción de un arma de caza, una cabaña o una canoa, o con la preparación de alimentos o medicamentos. El mago en algunas enfermedades puede curar únicamente por efecto placebo, cosa que ignora el mago mismo, pero su ayuda fue y es efectiva. Hay, sin embargo, desde nuestra cultura occidental un peligro, que reside en que la gente cree en cosas que no son reales. El saber del mago y su éxito, cuando lo hay, impiden la adquisición de nuevos saberes. Por otro lado, el científico o el técnico moderno con su saber sobre el medio y la realidad puede entender el proceso en sí cuando interviene en el mundo. Generalmente conoce las causas y los efectos de su intervención; en el caso de un médico, del medicamento que prescribe. Su ventaja sobre el mago, construida a lo largo de siglos, reside en tener un saber abierto, consensuado y compartido que le permite rectificar cuando es necesario. El pensar científico apela a las razones que se integran en lo racional (lo universal y permanente) con lo razonable (lo particular y contingente). En la actualidad el pensamiento científico, acompañado de su intervención y transformación del mundo —en lo que se conoce como tecnociencia— nos revela un espacio artificial que es muchas veces más desagradable y contradictorio que el que revela el pensamiento mítico. Ante esta disyuntiva el autoengaño personal y social ha sido la respuesta. Se reduce el conflicto creyendo en lo que se quiera creer. Los dogmas de fe y las verdades absolutas son opciones más seguras que la incertidumbre del saber aproximado. El poeta T.S. Eliot lo recuerda cuando dice: el género humano no puede aceptar mucha realidad. Nosotros ahora v 3

[close]

p. 6

Me enteré de estos detectores en marzo de 1999, en Atlanta, Estados Unidos, durante una charla en el Congreso de la Sociedad Americana de Física. Acudió James Randi, famoso por denunciar la pseudociencia.1 Él fundamentó la falsedad del Quadro Tracker, uno de los primeros detectores moleculares. Casi dos mil de estos detectores moleculares fueron comprados en 2007, al inicio de la administración de Felipe Calderón. El ejército y la marina anunciaron la adquisición de un instrumento capaz de detectar a varios kilómetros hasta un nanogramo —una milésima de una millonésima de gramo— de prácticamente cualquier sustancia ilegal y de armas de uso exclusivo de las Fuerzas Armadas. En resumen, tenían un arma “mágica” contra el narco. Sobre las ficciones y los mitos Se denomina ficción a la simulación de la realidad que realizan las obras literarias, cinematográficas, historietísticas o de otro tipo, cuando presentan un mundo imaginario al receptor. Wikipedia, 2014. Ante el cuestionamiento público del gobernador de Colima sobre el correcto funcionamiento de estos aparatos realizado por la Academia Mexicana de Ciencias, Mochan indicó: Invito cordialmente al gobernador Anguiano Moreno y a todos los funcionarios y usuarios de los llamados detectores moleculares gt200, ade651 y similares, quienes estén convencidos y afirmen que sí funcionan a pesar de las evidencias publicadas recientemente, a ponerlos a prueba mediante un experimento científico controlado de carácter “doble ciego” similar al que se llevó a cabo en la Academia Mexicana de Ciencias el 21 de octubre de 2011, en el cual la efectividad del gt200 para detectar sustancias resultó ser la misma que la de echar volados al azar… La prueba sería extremadamente simple en principio, aunque complicada por algunos detalles sutiles. La prueba consistiría básicamente en esconder una cantidad suficiente de alguna sustancia supuestamente detectable por el equipo para posteriormente buscarla. Sin embargo, para poder extraer conclusiones objetivas del experimento, es necesario que la prueba sea de carácter “doble ciego”. Esto significa que, por un lado, 1 Aquí hay que recordar la famosa frase de Carl Sagan: “Si nos limitamos a mostrar los descubrimientos y productos de la ciencia —no importa lo útiles y hasta inspiradores que puedan ser— sin comunicar su método crítico, ¿cómo puede distinguir el ciudadano medio entre ciencia y pseudociencia? Ambos se presentan como afirmación sin fundamento”. Lo que a continuación transcribo proviene de varios artículos aparecidos en revistas y periódicos de nuestro país durante los últimos tres años, relacionados con un par de carísimos productos milagro, los llamados “detectores moleculares” que el gobierno de Felipe Calderón compró en grandes cantidades en su declarada y criminal guerra contra el narco, y que resultaron ser una ficción ya que en realidad son espectaculares juguetes de plástico. Como ha sido una costumbre en los regímenes autoritarios, lo que puede caracterizar a una determinada cultura, se negaron las advertencias de los gobiernos británico y estadounidense así como los argumentos de la comunidad científica mexicana, con lo que “el Ejecutivo y los jefes militares siguen arriesgando la seguridad del país, de su personal y del resto de los ciudadanos al usarlos para detectar bombas o drogas y justificar cateos”. El doctor Luis Mochan, investigador de la unam e integrante de la Academia Mexicana de Ciencias relata su experiencia: 4 v Colegio Madrid

[close]

p. 7

el operador del equipo no debe saber donde está escondida la sustancia que busca. Por otro lado, quienes sí sepan donde se esconde la sustancia no deben estar presentes durante la búsqueda para evitar transmitir dicha información al operador. El experimento deberá repetirse suficientes veces para poderse analizar estadísticamente y permitir concluir de manera significativa si el equipo funciona o no funciona. Por cierto, no hay que olvidar que la Fundación Educativa James Randi (jref por sus siglas en inglés) ha ofrecido un premio de un millón de dólares a la primera persona que demuestre que el ade651 o el gt200 funcionan. Un premio similar pero por un millón de euros ha sido ofrecido por la Asociación de Escépticos Europeos. Finalmente indica en un asunto relacionado con el pensamiento mítico y tecnocientífico de nuestra sociedad: Definitivamente la ignorancia y el desdén, o más bien, el desconocimiento y la desconfianza a la ciencia han jugado un papel importante en este asunto. Para poder hacer afirmaciones sobre el papel de la corrupción, sería necesario realizar una investigación seria sobre las compras de estos equipos, lo cual no me corresponde hacer a mí. Sin embargo, se puede señalar que es enorme el potencial para pagar sobornos a los encargados de decidir una compra con dinero público, cuando se les venden cerca de mil equipos cuyo costo unitario es de apenas unos cientos de pesos y se les cobran varios cientos de miles de pesos por cada uno. El pensar mítico y el pensar tecnocientífico son tradiciones culturales, la ficción no lo es. La ficción es una simulación, lo cual es particularmente importante resaltar cuando se apela a la ficción para enfrentar y comprender la realidad. Los mitos a través de la magia, y la ciencia a través de la técnica, intervienen en el mundo y lo transforman; la ficción lo hace, como se acaba de ejemplificar, a través de la ignorancia y la corrupción, porque de entrada se sabe que es un engaño.

[close]

p. 8

A diferencia de los sacerdotes, que hablan en nombre de los dioses y que apelan a los dogmas de fe, el manipular del mago es una intervención sobre el mundo exterior y en esto recuerda el hacer técnico. Ambos a partir de sus propios pensamientos y representaciones intervienen. La diferencia reside únicamente en el saber que emplean. Partiendo de su propia experiencia, el mago supone que las cosas suceden de un modo que él o sus antecesores imaginaron. Los mitos en los que descansa la magia apelan a un mundo en el que los objetos poseen también voluntad y por lo tanto hay que tratarlos de una manera que corresponda a las cosas animadas. El tecnocientífico únicamente sabe de un mundo objetivo, cuyas propiedades han sido estudiadas mediante un proceso o método crítico, caracteristico de cada una de las tecnociencias. La experiencia indica que, en general, las sociedades humanas a lo largo de su historia aceptan básicamente aquel conocimiento tecnocientífico que reafirma sus creencias y convicciones. Las razones pueden ser muchas, pero una de las más consensuadas es la equívoca educación que sobre las ciencias se enseña en las escuelas. La tecnociencia de hoy es tremendamente especializada.2 Tanto los alumnos de cualquier nivel, en cualquier país, como los expertos, están muy lejos de acercarse razonablemente a una visión generalizada y profunda del tema. Sin embargo algo que sí se puede enseñar es el espíritu del quehacer tecnocientífico, aquello que separa la ciencia y la técnica del mito y la magia, y desde luego de la ficción. La distancia que hay de la duda razonable a la certeza dogmática. Dicho de otra manera, lo que separa el pensar mítico del tecnocientífico no es un problema de número o “calidad” de neuronas del pensador, sino el poder diferenciar claramente lo objetivo de lo subjetivo, lo real de lo irreal. El conocimiento tecnocientífico avanza porque resuelve problemas y consensúa sus resultados. Este proceder debe formar parte de la enseñanza de todas las ciencias naturales. Resolver problemas es una habilidad del pensamiento tecnocientífico que se concreta Baste como ejemplo la cantidad de nuevas sustancias químicas que se sintetizan día a día y que han pasado de los pocos miles a inicios del siglo xix a más de 80 millones a principios del presente año. 2 Sobre la educación Habiendo realizado el experimento no me queda duda alguna de que estos aparatos son totalmente inservibles… Sin embargo, no es imposible que nuestro gobierno ignore todas las advertencias… y toda la evidencia existente y que tristemente continúe empleando estos dispositivos argumentando que en México (o en Colima) nos sirven de maravilla. De ser así, tendremos que seguir trabajando para educar a nuestra sociedad hasta lograr que nuestros gobernantes y otros tomadores de decisiones actúen racionalmente, usen el pensamiento crítico, aprendan a distinguir anécdotas de evidencia científica y se apoyen en la ciencia y en la comunidad científica; habrá que seguir luchando para evitar y para revertir las injusticias cometidas con justificaciones pseudocientíficas. L. Mochan, 2012. 6 v Colegio Madrid

[close]

p. 9

en la forma de preguntar y en la de responder. En el aula, y fuera de ella, preguntar requiere del que lo hace movilizar conocimientos que permiten reconocer la profundidad del saber; es decir, las preguntas deben estar bien formuladas, ser abiertas y pertinentes. Cabe hacer notar que las preguntas relevantes pueden ser distintas para diferentes estudiantes3 y generalmente la respuesta no es un dogma de fe. El estudio de la historia y de la filosofía de las tecnociencias puede ayudar a los estudiantes a comprender mejor tanto las motivaciones que subyacen en sus propias creencias, como los distintos métodos utilizados por las también distintas tecnociencias en la búsqueda por representar los fenómenos del mundo e intervenir en él, es decir en conocerlo. Así, si el aprendizaje se dirige a la construcción de un escepticismo informado y 3 Aprender resolviendo problemas ofrece a los alumnos una mayor autonomía, pues ellos escogen sus problemas, plantean sus preguntas, establecen la metodología que seguirán para llegar a la solución y los recursos que utilizarán. razonable, será más fácil aceptar que el camino del conocimiento humano está plagado de errores y vueltas a empezar, y que cambiar los modelos que los tecnocientíficos se hacen sobre el mundo, cuando se tienen pruebas consensuadas para ello, no es un síntoma de debilidad sino de fortaleza. La realidad no es monopolio de la tecnociencia, ni de los abogados, pintores o magos. Lo que hay que precisar es que las creencias absolutas, las verdades permanentes, el seguir órdenes, los dogmas de fe en mitos y ficciones, facilitan la vida… pero también la hacen más aburrida. Como dijo Woody Allen: “La realidad me parece odiosa… pero es el mejor lugar para comer un buen filete”. Bibliografía mínima C. Sagan, El mundo y sus demonios, Ediciones B, Barcelona, 1997. M. Stewart, La verdad sobre todo, Editorial Taurus, Madrid, 1998. F. Savater, El valor de elegir, Editorial Ariel, Barcelona, 2003. J.M. Terricabras, Atrévete a Pensar, Paidós, Barcelona, 2004. J.A. Chamizo, De la paradoja a la metáfora, 2013. v Nosotros ahora v 7

[close]

p. 10

sirviendo al ambiente Paulina Trejo Barocio Ex alumna Murciélagos, largo con las alas extendidas y llega a pesar hasta 1.5 kilogramos. La variación entre las especies es sorprendentemente grande, por ejemplo, la dentadura y la mandíbula se encuentran adaptadas a la alimentación de cada especie; los que comen fruta presentan mandíbulas muy fuertes capaces de morder y sostener un fruto mientras vuelan al sitio donde se lo comerán. Por ejemplo el murciélago zapotero (Artibeus jamiacensis) puede cargar frutos como guayabas, papayas o higos que por lo general son más grandes que él. Los que se alimentan de peces tienen una dentadura adaptada a ello y sus patas y garras son más alargadas, esto les facilita pescar a su presa. Los murciélagos habitan en la mayoría de los ambientes terrestres del planeta y su gran diversidad de características les ha permitido adaptarse a diferentes hábitos alimenticios aprovechando en conjunto los recursos que ofrecen los diversos ecosistemas. Todos estos datos generales son de las cosas que más hemos escuchado sobre ellos además de historias curiosas, leyendas o mitos, pero es tiempo de que resaltemos todos los beneficios que prestan al medio ambiente, así tendremos más herramientas para apoyar las acciones para su conservación. Aquí no se hablará sobre vampiros de leyenda, ni de míticas ratas con alas, sino del único mamífero volador. Lo primero será formarnos una idea general de los murciélagos: son mamíferos; esto quiere decir que son animales de sangre caliente, están llenos de pelos y al nacer son alimentados por su madre. Una de las cosas más notorias de los murciélagos y que los hace los únicos mamíferos voladores son sus alas, de hecho se les llama quirópteros, chiroptera significa mano alada, esto hace referencia a la mano donde las membranas entre los dedos son las que forman el ala. Una característica muy particular de este grupo que posiblemente la mayoría de nosotros ha escuchado es que tiene un sistema llamado ecolocalización, consiste en emitir un sonido hacia el entorno e interpretar los ecos que se generan cuando el sonido choca con objetos que se encuentran cerca, este sistema les sirve para orientar y detectar su presa, es un sistema muy particular que se ha desarrollado en estos organismos. Los murciélagos son un grupo muy amplio de mamíferos en cuanto al número de especies, en el mundo hay aproximadamente 1100 especies, de las cuales 138 se encuentran en México. Este grupo, además de conformar un gran número de especies, muestra una gran variación en tamaño, peso y características corporales. Un contraste muy notorio en una de estas características se puede observar entre los tamaños del murciélago más pequeño y el más grande, el más pequeño es el llamado murciélago abejorro de Tailandia, tiene un peso de aproximadamente dos gramos, y llega a medir 13 centímetros de la punta de una ala a la otra y el murciélago más grande, el zorro volador, alcanza el metro y medio de 8 v Colegio Madrid Comer y servir Cada especie tiene su dieta predilecta y de acuerdo a lo que comen, los murciélagos pueden servir como control de plagas de insectos, polinizadores de plantas y dispersores de semillas; a esto se le llama servicio ambiental, es un concepto que se utiliza en las actividades que son de beneficio para el ecosistema y para la especie humana.

[close]

p. 11

Un servicio de importancia que prestan es la dispersión de semillas, muchas especies se alimentan de frutas y al hacerlo desechan las semillas, las cuales al caer al suelo pueden germinar y establecerse. Estos maravillosos animales son capaces de volar largas distancias, algunas especies cuando no encuentran frutos cerca de su refugio viajan hasta quince kilómetros para alimentarse, en época de sequía esto es mas común, toman los frutos y se desplazan hasta el sitio donde se perchan a comerlo, que por lo general es a cierta distancia del refugio y del sitio donde tomaron el fruto, ahí desechan las semillas. Al hacerlo ayudan al establecimiento de semillas de diferentes familias de plantas a kilómetros de distancia de la zona original de la que provienen, colaborando en muchos casos a la regeneración de selvas, al mantenimiento de la diversidad y conectando ambientes fragmentados. La unión hace la fuerza Muchas especies de murciélagos viven en colonias, son conjuntos de individuos de miles o millones que se refugian en un mismo lugar, por lo general en cuevas o árboles. Éste es un comportamiento social muy exitoso que tiene varias ventajas: ayuda a conservar el calor del cuerpo y les es más fácil advertir la presencia de depredadores, hay muchos ojos vigilando. Hay colonias de hasta 20 millones, uno solo es capaz de capturar más de 300 insectos por noche, lo que significa que una colonia llega a acabar con toneladas de insectos, así contribuyen con un gran servicio ambiental, la disminución y control de las poblaciones de insectos plaga que son una amenaza para los cultivos agrícolas y gracias a esto se reduce la necesidad de usar plaguicidas químicos en los cultivos. beneficiados, se dice que hay una interacción positiva, a esto se le llama mutualismo, es una relación de cooperación. La relación es tan cercana que muchas plantas han adaptado sus estructuras florales en respuesta a la atracción de los murciélagos polinizadores, al mismo tiempo éstos presentan diversas modificaciones corporales, por ejemplo, un hocico pronunciado con dientes pequeños y una lengua lo suficientemente larga para alcanzar el néctar en flores, es un proceso donde ambos grupos van mostrando cambios a la par. Por ejemplo, el murciélago trompudo mexicano y el murciélago del plátano, sus nombre científicos son Choeronycteris mexicana y Musonycteris harrisoni respectivamente, presentan un alargamiento del rostro muy notorio que se debe a su dieta restringida al néctar de ciertas flores muy alargadas, al ir de flor en flor buscando este alimento sirven como polinizadores muy especializados. El murciélago llamado hocicudo mayor (Leptonycteris nivalis) es uno de los principales polinizadores de agaves, cuya importancia económica en Mesoamérica data desde hace muchos años, ya que son utilizados para hacer azúcares, fibras y licores. Actualmente este murciélago es una especie amenazada de extinción reportada así en la Norma Oficial Mexicana, 2001. En la zona árida y semiárida de México, en la región central del país, se encuentran varias especies de cactus columnares; los murciélagos se alimentan del polen o del néctar de las flores de éstos cactus y la relación es tan específica que los cactus dependen de Me ayudas, yo te ayudo El último servicio pero igual de importante es el que prestan como polinizadores, los murciélagos que se alimentan de néctar ayudan a polinizar diferentes especies de plantas, algunas de importancia económica como los agaves, amapola, xoconochtli, higo, pitahaya, mango, plátano, papaya, guayaba y guanábana, entre otras. Cuando dos especies se benefician entre ellas, como en este caso donde murciélagos y plantas salen Nosotros ahora v 9

[close]

p. 12

ellos para ser polinizados. La destrucción de grandes áreas de cactáceas columnares para destinarlas a fines agrícolas y la perturbación de refugios de murciélagos nectarívoros ponen en riesgo este sistema. Conservación En el territorio mexicano existen zonas con alta diversidad de murciélagos que se encuentran protegidas, pero 45 especies enfrentan series amenazas de conservación. Uno de los factores que amenaza su preservación es la desaparición de refugios debido a la deforestación de los bosques, 850 especies de murciélagos se refugian en árboles y de acuerdo con la Comisión Nacional Forestal en México existe una alta tasa de deforestación, se pierde anualmente 0.4 por ciento de cubierta forestal, lo que pone en peligro la sobrevivencia de estas especies. La estrategia para la conservación de murciélagos debe enfocarse en los ecosistemas donde se conserven grandes grupos de especies, donde se conserven las relaciones mutualistas y no sólo ciertas especies de forma particular. 10 v Colegio Madrid Para su protección se requiere de planes de conservación en cuevas, de las áreas naturales protegidas, prevención de la deforestación y programas educativos; uno de los esfuerzos actuales es el programa de conservación para los murciélagos de México (Pcmm), el cual tiene como objetivo recuperar y conservar el hábitat y las poblaciones de murciélagos que habitan en este país. Además del esfuerzo en México, actualmente existen diferentes esfuerzos internacionales para su conservación (Bat Conservation Internacional y Bat Conservation Trust). v Ligas y referencias recomendadas PCMM, . . Conservation Internacional . Bat Conservation Trust, . Arita, H.T. y C. Martínez del Río. 1990. Interacciones flor–murciélago: Un enfoque zoocéntrico. México, unam, Instituto de Biología. Waser, N.M. 2005. Specialization and Generalization in Plant–Pollinator Interactions: A Historical Perspective. En N. Waser y J. Ollerton (eds.) Plant–Pollinator interactions. Chicago. The University of Chicago press, pp. 3–17. Fotografías de Marco Tschapka de la Universidad de Ulm, Alemania .

[close]

p. 13

Brasil 2014: una oportunidad de cambio Santiago Isusi Jiménez Ex alumno Nos encontramos a pocos días de la máxima fiesta deportiva del planeta, el mundial de futbol. Aquí, 32 selecciones de todos los continentes buscarán, con todas sus fuerzas, tocar el cielo futbolístico y escribir su nombre con letras de oro junto con el de selecciones legendarias como la argentina de Maradona, la selección brasileña de Pelé o la alemana de Beckenbauer. Como no ha dejado de ocurrir desde Italia 1990, México participará en esta edición de la Copa Mundial de Futbol, nuestro país es la cuarta selección con mayor número de participaciones en el certamen, sólo detrás de Brasil, Alemania, Italia y Argentina. Es también la selección mexicana la que posee el record de mayor número de derrotas en toda la historia de los mundiales con 24 y la que tiene la peor racha de derrotas consecutivas con 9, ya que tuvo que disputar cinco mundiales (desde Uruguay 1930 hasta Chile 1962) para que obtuviese su primera victoria. Con el paso de los años, se ha visto una mejoría y es que, exceptuando Argentina 1978, la selección mexicana siempre se ha clasificado al menos al cuarto partido de todos los mundiales que ha disputado desde México 1970 y ha logrado jugar el tan anhelado quinto partido en dos ocasiones, México 1970 y 1986. En los últimos mundiales hemos visto a una selección mexicana que parece estar capacitada para lograr cosas importantes, sin embargo, en el momento más decisivo la suerte, el carácter de los futbolistas o el del entrenador terminan por tirar el castillo de naipes, recordemos la mala actuación de Rafa Márquez contra Estados Unidos en el 2002 cuando perdió completamente la cabeza haciéndose expulsar o la pésima actitud de Javier Aguirre para afrontar el partido contra Argentina en el mundial pasado. En los últimos años, México clasificó a los mundiales con relativa tranquilidad, sin embargo, la clasificación que nos tocó ver para este mundial fue vergonzosa y ridícula. Durante toda la contienda vimos cómo pasaba un técnico tras otro y ninguno era capaz de establecer un ambiente de tranquilidad en el vestidor y de dar a la selección los puntos que tanto necesitaba. Después de que Víctor Manuel Vucetich fue polémicamente despedido tras jugar sólo dos partidos, Miguel Herrera tomó las riendas del equipo y logró clasificar al tricolor en el repechaje goleando a Nueva Zelanda. Lamentablemente, con las golizas a Nueva Zelanda y con la correcta actitud del nuevo entrenador, los mexicanos olvidamos todo lo ocurrido y continuamos haciendo todo de la misma manera. ¿Es la Federación Mexicana de Futbol la culpable de la situación en nuestro futbol? ¿Son las televisoras y los dueños de los equipos? ¿Somos los aficionados en parte culpables debido a nuestra poca memoria y a nuestro fácil convencimiento? Esas preguntas no son fáciles de responder ya que el problema es muy grande y en las aguas turbias de nuestro futbol se mueven muchos intereses. El mundial es un nuevo torneo y una valiosa oportunidad para acabar con los fantasmas del pasado y emprender un nuevo camino, sin embargo, este cambio dista mucho de ser sencillo. Además, pese a lo que escuchamos en los programas deportivos, a México le ha tocado un grupo durísimo en el cual se medirá con la selección anfitriona, con la poderosa, y muy menospreciada por nosotros, selección croata y con el combinado camerunés. Sin lugar a duda la selección nos debe un buen mundial y hoy nos lo merecemos más que nunca por seguir apoyándola aun después de todo lo sucedido, nos debe un digno papel tanto deportivo como institucional y esperamos, ¿por qué no? hacer un mundial histórico para nuestro país. Estamos listos para disfrutar, el escenario está puesto, los protagonistas preparados y el espectáculo garantizado, solo falta que el balón comience a rodar. v Nosotros ahora v 11

[close]

p. 14

In memoriam: Las letras no se mueren sólo se transmutan en sus autores y lectores Lourdes Aguilar Salas Unidad de Expresión Escrita y Biblioteca Amaneció muerta el Jueves Santo. La última vez que le habían ayudado a sacar la cuenta de su edad, por los tiempos de la compañía bananera, la había calculado entre los ciento quince y los ciento veintidós años. (Cien años de soledad [muerte de Úrsula Iguarán]. Gabriel García Márquez falleció, igual que su personaje; en Jueves Santo.) En el siglo XXI y concretamente en el 2014, estamos viviendo la ausencia de varios creadores y artistas literarios, así, durante el primer mes del año sufrimos la pérdida del escritor mexicano José Emilio Pacheco a la edad de 74 años (30 de junio de 1939 - 26 de enero de 2014). El joven estudiante de Filosofía y Letras de la unam se convirtió en todo un maestro reconocido en Hispanoamérica y en el mundo: poeta, ensayista, traductor, cuentista y novelista. De él tenemos grandes recuerdos en sus letras vivas que atesoran sus conocimientos, más sobre la vida que sobre la erudición. Siempre recordaremos, dentro de su lírica, obras como: Los elementos de la noche (1963), No me preguntes cómo pasa el tiempo (1969), Ciudad de la memoria (1989). Dentro de su narrativa, destacan: El principio del placer (1972), Morirás lejos (1967) y, por supuesto, Las batallas en el desierto (1981). Recibió numerosos premios, entre éstos el Premio Miguel de Cervantes (2009). Quizá de lo más curioso en su vida es que despidió a su amigo argentino (exiliado en México) Juan Gelman al morir, ¿acaso se preparaba JEP para una larga travesía? De José Emilio Pacheco a Juan Gelman en su último texto: “El exilio y el reino” Si uno hace un leve repaso de lo que se ha escrito en este continente verá que gran parte de nuestras literaturas se ha hecho fuera del suelo natal. Desterrar significa quitar la tierra bajo los pies, dejar a la intemperie, derruir la casa, demoler la ciudad de cada uno con todas sus memorias y sus costumbres. “El que se va no vuelve aunque regrese”. Contra la separación del país y de su lengua sólo quedan la defensa y la venganza de escribir. Gelman es el gran poeta del exilio. Su dimensión continental y panhispánica no niega sino acendra su argentinidad esencial, su pertenencia imbatible a Buenos Aires. (José Emilio Pacheco, “La travesía de Juan Gelman”, Proceso, núms. 1942-1943, 19 y 26 de enero-2014). Se une a estos “adioses” la partida de otro estudioso, crítico y periodista, a quien las letras mexicanas deben mucho: Emmanuel Carballo (2 de julio de 1929 - 20 de abril de 2014). Colaborador en publicaciones culturales como; La Gaceta del Fondo de Cultura Económica, El Gallo Ilustrado, Ovaciones, Punto, Revista de Occidente, Revista Sur de Buenos Aires, Sábado y Unomásuno. De su agudeza crítica recordamos lo siguiente: En este país —como crítico literario— los juicios de valor duran cuando mucho 25 años. Sé que mis juicios van a morir conmigo. Cuando eso suceda —si fuiste congruente— te van a perdonar la vida, van a decir: este hombre por lo menos era sincero. (Entrevista de Abraham G. Mtz. “Memorias de un protagonista de la literatura mexicana”, El Búho). No todas son bajas personales de los escritores. Durante el mes de marzo se celebró en todo el país el Centenario de Octavio Paz (31 de marzo de 1914-19 de abril de 1998). El nobel mexicano tiene en este centenario un aplauso por demás merecido. Recordar la obra de Paz es recordar la memoria de México en el siglo XX. Nació y murió con su siglo y nos dejó para siempre, entre varios títulos poéticos desde su juventud: Luna silvestre (1933), No pasarán (1936), Bajo tu clara sombra y otros poemas sobre España, Libertad bajo palabra (1949), Piedra de sol (1957), Árbol adentro (1985) y El fuego de cada día (1989). Dentro de sus ensayos tiene relevancia 12 v Colegio Madrid

[close]

p. 15

mundial en las letras hispanoamericanas: El laberinto de la soledad (1959), Sor Juana Inés de la Cruz o las trampas de la fe (1982) y La otra voz. Poesía y fin de siglo (1990). Además tiene prosa poética como: La llama doble (1993). Los versos y líneas de Octavio Paz nos llevan de regreso a la conjunción humana de la vida-muerte: (...) —¿la vida, cuándo fue de veras nuestra?, ¿cuándo somos de veras lo que somos?, bien mirado no somos, nunca somos a solas sino vértigo y vacío, muecas en el espejo, horror y vómito, nunca la vida es nuestra, es de los otros, la vida no es de nadie, todos somos la vida —pan de sol para los otros, los otros todos que nosotros somos—, soy otro cuando soy, los actos míos son más míos si son también de todos, para que se pueda ser he de ser otro, salir de mí, buscarme entre los otros, los otros que no son si yo no existo, los otros que me dan plena existencia, no soy, no hay yo, siempre somos nosotros, la vida es otra, siempre allá, más lejos, fuera de ti, de mí, siempre horizonte, vida que nos desvive y enajena, que nos inventa un rostro y lo desgasta, hambre de ser, oh muerte, pan de todos (...) (Piedra de sol, Octavio Paz). En esta conjunción, en este “pan de todos” (la muerte de Piedra de sol), fue sorprendido el escritor colombiano Gabriel García Márquez (quien nació en Aracataca, Colombia el 6 de marzo de 1927 y murió el 17 de abril de 2014). ¿Qué se puede decir del gran maestro de la narrativa mágico realista? ¿A qué obra, fragmento o pensamiento podemos acudir en tiempos del cólera por su ausencia? Cien años de soledad son los que acompañarán las letras de Gabo (tal y como lo llamaban sus amigos). El otoño del patriarca y La hojarasca seguirán llenando los anaqueles de bibliotecas públicas y escolares. Muchos podremos decir que en nuestra casa tenemos “un García Márquez”. ¿Qué contaremos a nuestros hijos y nietos? Que fue un hombre de dos siglos… Que vivió tan sencillo como su fama se lo permitió… O quizá que su pluma llegó para quedarse y transmutarse más allá de nosotros, sus lectores. Somos nosotros los lectores, los perpetuadores del mundo de Macondo. No permitamos que el luto de las letras tiña las mariposas amarillas de sombríos colores. Llevemos el recuerdo de Meme, sus atrevimientos y sueños amarillos para no caer en la mudez que la vio morir. Las mariposas amarillas y sus apariciones en el texto así como en la vida de Macondo, nos permitirán perpetuamente, tejer y destejer el ovillo de las fantasías “garcimarquezianas” : …La atormentaba el revoloteo de una mariposa… Fue entonces cuando cayó en la cuenta de las mariposas amarillas que precedían las apariciones de Mauricio Babilonia… comprendió que las mariposas amarillas tenían algo que ver con él… Meme pensó que su madre había quedado impresionada por las mariposas amarillas… Una mariposa nocturna revoloteó sobre su cabeza mientras las luces estuvieron encendidas… Cuando su madre le ordenó salir del dormitorio, no se peinó ni se lavó la cara, y subió al tren como un sonámbulo sin advertir siquiera las mariposas amarillas… Había pasado mucho tiempo cuando vio la última mariposa amarilla destrozándose en las aspas del ventilador y admitió como una verdad irremediable que Mauricio Babilonia había muerto… (Cien años de soledad, Gabriel García Márquez, fragmentos varios). Por último, a nombre de la Sala de lectura “Molinos de viento” de conaculta, quiero expresar un sentimiento lacónico: ahora sí, entendemos los lectores de T.S.Eliot por qué: Abril es el mes más cruel… (Tierra baldía). v Nosotros ahora v 13

[close]

Comments

no comments yet