Informar Nueva Epoca, Numero 3, mayo 2014

 

Embed or link this publication

Description

Organo Informativo de la Dirección General de Educación en Ciencia y Tecnología del Mar

Popular Pages


p. 1

infor Infor mar, Nueva época, no.3, mayo 2014 Pesca artesanal de camarón, Bahía de Altata, Sinaloa

[close]

p. 2

infor Infor mar, Nueva época, no.3, mayo 2014

[close]

p. 3

infor Editorial 5 7 8 9 10 12 14 15 16 17 18 19 20 21 22 24 26 28 29 30 31 32 33 34 35 36 37 38 Consejo editorial: Ramón Zamanillo Miguel Ángel López Armando Herrera Víctor M. Rojas Ramiro Sagrero Jorge Jaime Cristina Barajas Colaboradores: Cristina Araya Marta Servín Livia Estrada Luisa Senderos-Luna Georgina G. Sandoval Teresa Vicencio Hugo Augusto Equipo editorial: José Fernando Ramírez Rubí Treviño Zuilma Mijangos Itzia Calixto Guilermo Valadés Florisa Valdés Claudia Dávila Miriam Hernández Lucia Ricart Revisión de textos y redacción: Hugo Benítez Arte y diseño: Lucia Ricart Cristina Barajas Digitalización: José Fernando Ramírez “Debe haber algo extrañamente sagrado en la sal: está en nuestras lágrimas y en el mar.” Oh tierra, oh esplendor de tu perpetua y dura geografía de la derramada rosa del mar de California, el rayo verde que Yucatán derrama, Khalil Gibran” el amarillo amor de Sinaloa... Pablo Neruda Barlovento, con el viento a favor El nuevo horizonte de Altata, Víctor Manuel Rojas Pez mulier, Juan Esmerio Cultivo long line del ostión japonés, un gran aprendizaje para los cetmaristas, Juan M. Nava e Higinio Nava ¡A cuidar nuestras áreas de prácticas en el Cetmar no. 8!, Manuel Lino Álvarez Los estudiantes con discapacidad en Topolobampo, Sinaloa, Anilan D. Quiroz ¡Al rescate y cuidado de los cuerpos de agua!, Jesús A. Ramírez Repoblación en la laguna El Camarón, Fernando Bernal Problemática ambiental de la zona costera mexicana del Pacífico Norte, Liza Covantes 15 de mayo Día del Maestro Cetmar no. 28 al rescate de los manglares en Altata, Mario Puerta Cetmar no. 13 excelencia docente al servicio académico, Roberto Montiel La voz de la DGECyTM, 30 años del Cetmar no. 28 Altata, Sinaloa, Rogelio Bañuelos III Bienal de Miniatura En el mar, la vida es más sabrosa, Livia Estrada Sinaloa, el granero de México, comparte sus tradiciones, Hugo Augusto El Calón, al sur de Sinaloa, Luisa Senderos Acuicultura en México, momento de retomar el rumbo, Atalaya Thomas Lo que habita en la mente, Cecilia T. Angelina Historia en el arte en el agua Barco de papel Agua dulce en el mar, Marta Servín Rosa de los vientos 2014: Año de Octavio Paz, Chepe Gallardo Educación y sociedad de la información, Ulises D. Barradas Cetmar no. 23 en Teacapán, Sinaloa Destellos del saber, Ricardo Vidal Recordando a Infor mar: Primeros juegos Intertecmar 1993 8 de Junio Día Mundial de los Océanos Caso de éxito, Moisés Flores Crucigramarino, Gerardo Zavala Mar abierto Fotografía de portada: Ocean. Víctor M. Rojas Los contenidos de los artículos son responsabilidad exclusiva de los autores, La Dirección General de Educación en Ciencia y Tecnología del Mar se deslinda y queda excenta de toda responsabilidad legal.

[close]

p. 4

infor Infor mar, Nueva época, no.3, mayo 2014

[close]

p. 5

Editorial Pasar la mirada por cualquier mapa que represente nuestra geografía, no deja de maravillarme. Somos privilegiados al ser un país conformado por grandes extensiones de litoral, que nos ofrece al Océano Pacífico y sus posibilidades hacia el Oriente. Volteo hacia el otro lado y se presenta el Golfo de México, vasto y pleno de recursos, de posibilidades que debemos aprovechar sosteniblemente, y por si fuera poco, nos toca una parte del Caribe, con su esplendor, su belleza y potencial. Para este número de Infor mar mis ojos se han detenido en el estado de Sinaloa y me he vuelto a sorprender con su abundancia, pero también me preocupan los retos que enfrenta, que no son menores. Sinaloa es la oportunidad para el desarrollo de la acuacultura y al mismo tiempo, debe hacer frente a serios problemas de contaminación y falta de oxígeno en sus aguas. Nuestra DGECyTM cuenta con cuatro magníficos planteles en esta entidad: el Cetmar no. 8 en Mazatlán, el Cetmar no. 13 en Topolobampo, el Cetmar no. 23 en Teacapán y el Cetmar no. 28 en Altata; los cuatro tienen el compromiso y la responsabilidad de formar a los jóvenes mexicanos que mañana impulsarán acciones que permitan a nuestro país seguir su curso. Cada plantel tiene un origen, una historia y una vocación propia. Conocerlos más de cerca y saber más de sus actividades ha sido muy grato. Acercarse también a sus docentes y mirar a sus alumnos es una invitación que les hago, algo que yo he aprendido y disfrutado con mucho gusto. Ramón Zamanillo Pérez Director General infor Infor mar, Nueva época, no.3, mayo 2014

[close]

p. 6

infor Infor mar, Nueva época, no.3, mayo 2014

[close]

p. 7

Barlovento El nuevo horizonte A de Altata Ocean. Víctor Manuel Rojas Reynosa Director Técnico – DGECyTM hora que vemos el malecón, inaugurado en diciembre de 2013, nos vienen a la memoria algunos aspectos y vivencias que recordamos del trayecto recorrido por la comunidad de Altata y de Sinaloa, hasta concretar la obra que hoy vemos para disfrute y reconocimiento de todos los locatarios y los visitantes del puerto. Por mi parte, viene a la cuenta particularmente la grata experiencia de lo que se concretó en julio de 2012 como fue el lanzamiento del micro satélite denominado Cetmar Altata I. La anécdota es valiosa porque refiere el logro de un esfuerzo y colaboración donde participaron tanto ciudadanos de Culiacán como de Altata, organizados con el apoyo de actores de instituciones de los distintos niveles de gobierno y donde se asignó a los jóvenes del Cetmar un papel protagónico orientado por el interés y objetivo de formar en ellos la iniciativa y actitud de emprendimiento. En cuanto a las muchas personas valiosas que contribuyeron en este proyecto, es muy importante mencionar que omitiremos el intento de referir y dar crédito a cada uno de los distintos actores, colaboradores y participantes implicados, porque para hacerlo necesitaríamos un ejemplar completo de la presente publicación. En un breve reconocimiento cabe subrayar con 5 toda claridad que fueron y han sido muchas, realmente muchas, las personas que han apoyado al Cetmar Altata I y, particularmente el desarrollo del microsatélite, permitió darnos cuenta de ello. Como sé que muchos de ellos leerán esta colaboración, agradezco su comprensión porque estoy seguro que igualmente fue un apoyo generado por el interés social sumado a esta causa. Cuando recibimos en el plantel al grupo de representantes, todos ellos ciudadanos respetables, destacados y reconocidos, encargados del liderazgo del proyecto del microsatélite, vimos en el Cetmar Altata I, la oportunidad de colaborar y aprovechar la actividad para fortalecer al interior de la comunidad escolar otras dimensiones de la formación de los jóvenes. Ese fue el principio de una nueva y grata experiencia que llevaría algo así como un año de preparación antes de concretarse el viernes 6 de julio de 2012, último día de actividades del ciclo escolar. . infor Infor mar, Nueva época, no.3, mayo 2014

[close]

p. 8

Barlovento Para los estudiantes del Cetmar no. 28, en Altata, el proyecto canalizó la iniciativa de los jóvenes interesados en la electrónica, la robótica y el diseño, entre otros. Les permitió fundamentalmente aplicar y ampliar sus conocimientos de física y tecnologías de información y comunicación. Y les abrió la perspectiva para ejercitar sus habilidades de trabajo en equipo, debido a que se trataba de estudiantes de distintas carreras y distintos semestres del plantel, algunos ni se conocían o se habían tratado hasta que se integraron al proyecto. Más adelante vimos cómo esta experiencia seguiría dando frutos con la proyección en medios, lo que llevó a los jóvenes a ser entrevistados para el periódico, la radio y la televisión. Entre otros eventos, también tuvieron la oportunidad de compartir sus vivencias y aprendizaje en la Semana Nacional de Ciencia y Tecnología del 2012, donde dieron pláticas ante estudiantes de secundaria de las zonas rurales en el mismo estado de Sinaloa. El vuelo a mayores alturas continuó al iniciar el nuevo ciclo escolar. Para agosto de 2012, se concretó la participación de los estudiantes del Cetmar no. 28, en el XIX Congreso Nacional de Ciencia y Tecnología del Mar, realizado en Tuxpan, Veracruz, donde se presentó el proyecto del micro satélite en una plática ante más de 500 asistentes. Esta actividad que abrió una nueva puerta, pues ahí surgiría la propuesta, por parte de la Coordinación Sectorial de Desarrollo Académico de la SEMS, de que se gestionara la participación y asistencia de los estudiantes al 63° Congreso Internacional de Astronáutica, en Nápoles, Italia, durante la primera semana de octubre. Sobre el evento en Nápoles, en su componente académico, considero pertinente recuperar la nota que en su momento se preparó para su publicación en el portal de la SEMS y la DGECyTM, la cual trascribo a continuación: “Octubre 2012, una comisión del Centro de Estudios Tecnológicos del Mar No. 28, en Altata, Sin., integrada por cuatro alumnos y un profesor, Evelyn Cordero Amézquita, Alain Zazueta Plata, Israel Duarte Bueno, Rodrigo Espinoza Burgos y Luis Alfonso Berrelleza, respectivamente, asistieron al “63° Congreso Internacional de Astronáutica”, con el apoyo de la Dirección General de Educación en Ciencia y Tecnología del Mar, DGECyTM (SEP), de la Coordinación Sectorial de Desarrollo Académico de la SEMS (COSDAC), y de la comunidad de Altata, Navolato, Sin. En el Congreso, que se llevó a cabo en Nápoles, Italia, del 1 al 5 de octubre de 2012, los alumnos presentaron su proyecto, en la categoría juvenil, referente al microsatélite amateur que fue lanzado al espacio en el pasado mes de julio. Cabe mencionar que para llevar a cabo dicho proyecto, los alumnos del Cetmar no. 28 contaron con la valiosa asesoría del Ing. Eduardo Cuauhtémoc Guizar Sainz, quien desde mayo del 2007 es colaborador de la Administración Nacional de Aeronáutica y del Espacio, NASA, (National Aeronautics and Space Administration), de los Estados Unidos de Norteamérica”. Participaron en dicho Congreso alrededor de 2,300 científicos y 250 especialistas en el tema, provenientes de más de 50 países. La intervención más importante de los alumnos del Cetmar no. 28 tuvo lugar durante los días 2 y 3 de octubre, donde expusieron la elaboración y el funcionamiento del microsatélite Cetmar Altata I, y los resultados obtenidos. Su presentación tuvo un buen recibimiento e interés por parte de los asistentes, derivándose con ello las subsecuentes felicitaciones. 6 infor Infor mar, Nueva época, no.3, mayo 2014

[close]

p. 9

Barlovento Durante el evento, Carlos Duarte, quien labora en el Área de Educación de la Agencia Espacial Mexicana, expuso a los alumnos la posibilidad de obtener becas para la International Space University y eventos relacionados al tema; además sirvió de enlace con el Profesor Scott Madry de la International Space University, quien a su vez brindó la opción de ofrecer becas de manera abierta a los interesados en la ciencia espacial. Los alumnos conocieron a la mexicana sinaloense, Carmen Victoria Felix Chaidez, Maestra en Ciencias espaciales por el International Space University en Francia y colaboradora en la revista Space Safety Magazine, quien se congratuló por el encuentro con sus connacionales y les ofreció su apoyo para interactuar en los cursos que se imparten en la NASA e incorporar artículos relacionados a la astronaútica. Durante el Congreso, estos jóvenes convivieron con académicos, ingenieros y científicos espaciales de diversas partes del mundo que expresaron su beneplácito por encontrarse con alumnos mexicanos interesados en la astronáutica. Sobre los otros componentes, aprendizajes e ilustraciones de lo que representó la experiencia de ir a Nápoles, Italia, para estos jóvenes, provenientes de una comunidad pesquera del Pacífico mexicano donde habitan algo así como tres mil pobladores, enclavada en una de las zonas más complicadas, socialmente hablando, del estado de Sinaloa, son tema pendiente y confieso que yo mismo tengo curiosidad de volver al tema con los viajeros del Cetmar Altata I. Como se puede apreciar, la experiencia del lanzamiento del microsatélite Cetmar Altata I, representa una práctica exitosa donde el sector social, autoridades de gobierno y sector educativo se integraron en un proyecto que abrió diversas dimensiones de colaboración que desde el portal académico fueron aportando distintos elementos para reconstruir el tejido social en dicha localidad, especialmente; contribución que sin duda alguna sumó al escenario para que se iniciaran, en el mismo 2012, los trabajos del malecón de Altata. ¡Enhorabuena a la comunidad de Sinaloa por el nuevo horizonte de Altata! Pez mulier Fue más sigiloso que una sirena. Nadie lo vio vivo ni oyó su canto (que sería suave como el de una ninfa: apenas medía dos palmos). El misionero Del Barco, desde la proa, lo describe con rostro humano. Pero los dos dibujos que se conservan —hechos de memoria, en el destierro, por un hombre de tierra adentro— lo muestran con cara de foca o de tortuga. Y, otro detalle nada femenino, sin pelo. Tenía ojos, hombros y pechos blancos (generosos en proporción con el cuerpo). Éstos eran cruzados por una franja, una suerte de corpiño de ese obstinado color: el mismo de los farallones del golfo de California, donde se le vio una única vez, ya muerto. Sin duda esa prenda le daba un aire de pudor que completa su pureza y acentúa su misterio. Juan Esmerio Poeta sinaloense Juan Esmerio es poeta y narrador. Tiene varios libros de cuentos, poemarios y además, es editor. Este poema está tomado de Mantarraya, publicado por el Instituto Municipal de Cultura de Culiacán, en 2010 7 infor Infor mar, Nueva época, no.3, mayo 2014

[close]

p. 10

Barlovento Cultivo long line del ostión japonés, un gran aprendizaje para los cetmaristas En el estero de Teacapán se cultiva el ostión japonés Crassostrea gigas. Ing. Juan Manuel Nava Hernández, Ing. Higinio Nava Hernández Docentes del área de acuacultura Los alumnos de sexto semestre de acuacultura del Cetmar no. 23, en Teacapán, Sinaloa, realizan prácticas en una empresa para cultivar este tipo de ostión utilizando cajas ostreófilas y camas flotantes, con un sistema conocido como long line, que consiste en forrar cuatro tambos de plástico, con capacidad de 200 litros, para crear una especie de corral con malla de 110 m. Se utilizan dos líneas madre, que dan un total de 220 m de longitud. Se cuenta con ocho camas flotantes con armazón de fierro. Como parte del proyecto, se compraron ostrillas a mediados de octubre pasado; los ejemplares se colocaron en un recipiente con agua del estero a una salinidad de 28% y a una temperatura de 27.6 °C. Se hizo una estimación y conteo volumétrico de la semilla, dando un total de 450 mil ostrillas aproximadamente. La talla inicial de los moluscos fue de 3 mm. Estos organismos presentaron un aumento gradual en su tamaño; para fines de octubre se registró una longitud promedio de 0.5 cm. Pudo notarse que se da un mayor crecimiento en las cajas ostreófilas que en las camas, ya que en éstas se manejaron altas densidades de población, la luz solar en la superficie contribuye a endurecer la concha y a madurar los organismos, lo que conlleva a retardar su desarrollo. Sin embargo, presenta las ventajas de menos mano de obra, bajo costo, reducción del área de organismos incrustantes, mayor entrada de agua y por lo tanto, más alimento en comparación de la caja ostreófilas. La producción en caja flotante reportó una talla promedio de crecimiento de aproximadamente 1.87 cm. por mes y un peso promedio de 56 g. por ostra. El proceso de crecimiento duró siete meses y para finales de abril, se tuvo la necesidad de vender una parte del cultivo, a un peso promedio de 13 a 17 ostiones por kilo. Se obtuvo un buen porcentaje de sobrevivencia, 76%; del cual, 55% alcanzó tallas de 7.5 a 14.2 cm para el comercio. 8 infor Infor mar, Nueva época, no.3, mayo 2014

[close]

p. 11

Barlovento La mortalidad también es un factor en el proceso de producción; se presenta por diversas causas, como: estrés térmico, depredación, mal manejo, insolación y fenómenos naturales; también están las enfermedades causadas por bacterias, protozoarios y otros parásitos, lo que representa un problema serio que los productores mexicanos deben enfrentar y buscar soluciones sin afectar al medio ambiente. En el proceso de desarrollo de cultivos acuícolas, como es el caso del ostión, existen otras limitantes, como la falta de capacitación de pescadores para el manejo de la especie, aprobación de proyectos para obtener recursos económicos y explotar el ostión; enfermedades biológicas de los cultivos y los impactos causados a la especie cuando no se cultiva y se sobrexplota un recurso marino; además de la falta de personal calificado y especializado en enfermedades del ostión. Identificamos que no hay una visión empresarial por parte de los pescadores y la mayor limitante es la falta de fuentes de empleos en el poblado de Teacapán, Sinaloa. Finalmente destacamos que esta práctica de cultivo fue una gran experiencia para quienes participamos en ella. Intervinieron 28 estudiantes del área de acuacultura que fortalecieron su formación académica y profesional; se capacitó a seis pescadores de la empresa con la técnica de cultivo de sistema long line, por medio de cajas ostreófilas y camas flotantes. Concluimos que el cultivo de ostión japonés en el estero de Teacapán es rentable y además, este tipo de cultivos ostrícolas representan una actividad secundaria para los pescadores que les permite obtener ingresos extra; pero como docentes destacamos la importancia de atender los retos que este sector productivo enfrenta para el beneficio tanto de los pescadores locales como de la población en su conjunto. Pongamos manos a la obra. ¡A cuidar nuestras áreas de prácticas en el Cetmar no. 8! Prof. Manuel Lino Álvarez Osuna de la carrera de navegación y pesca Hemos identificado que las condiciones del ambiente son fundamentales para realizar nuestras prácticas, por lo que cada año, entre las actividades que se planean en las secuencias didácticas de nuestra especialidad, nos propusimos incluir acciones para transformar nuestro entorno en espacios agradables y motivadores. Así, podremos llevar a cabo nuestras actividades relacionadas con los equipos y artes pesqueros, que forman parte de los submódulos de pesca, en un espacio más agradable. Además, estas actividades de cuidado del entorno contribuyen a que nuestros alumnos adquieran hábitos y desarrollen las competencias genéricas a través del trabajo en equipo, la innovación y la propuesta de soluciones a problemas cotidianos. Que aprenda por iniciativa propia, se conozca y valore a sí mismo; además, un espacio agradable siempre estimula y facilita el desarrollo de las competencias profesionales para la pesca sustentable. Trabajamos por etapas y hemos logrado establecer un compromiso hacia nuestras instalaciones, logrando además que los egresados de la especialidad de navegación y pesca, cuenten con las competencias que todo egresado de la DGECyTM deben tener al término de sus estudios de bachillerato tecnológico. 9 infor Infor mar, Nueva época, no.3, mayo 2014

[close]

p. 12

SIN LÍMITES Los estudiantes con discapacidad en Topolobampo, Sinaloa Anilan D. Quiroz Valdez Auxiliar del Director, Aula CAED, Cetmar no. 13 C omo una oportunidad para su desarrollo personal y profesional, más de 20 alumnos realizan la preparatoria abierta en el Centro de Atención para Estudiantes con Discapacidad, CAED, en el Cetmar no. 13, en Topolobampo, municipio de Ahome, que en septiembre de 2013 empezó a prestar este servicio educativo. Con la actitud positiva que los caracteriza, la mayoría se transporta en autobús, recorriendo una distancia de 23 kilómetros desde Los Mochis hasta Topolobampo, para recibir asesorías cada semana en el CAED. Los alumnos no tienen límites para demostrar habilidades y destrezas que les permiten realizar distintas tareas en su vida cotidiana. Son perseverantes, tienen muchos sueños. Algunos trabajan para apoyar en el gasto familiar, otros dependen de sus padres, pero quieren superarse porque saben que si tienen estudios, podrán obtener un mejor empleo, inclusive algunos quieren llegar a ser ingenieros, abogados, o chefs, entre otras profesiones. Los asesores les explican acerca de la importancia de trabajar con el método constructivista, que les permitirá ir formando sus conocimientos de manera autosuficiente para irse preparando y lograr alcanzar sus sueños. Aprender por medio de competencias es una novedad para ellos, sobre todo para los adultos que habían dejado de estudiar, pero hacen todo lo que está a su alcance para lograr los objetivos de estudio para irse conformando en personas más analíticas, críticas y reflexivas. Cada alumno representa un deseo y una oportunidad para lograr cosas nuevas; todos y cada uno aspiran a ser útiles a su comunidad y reconocidos en el ámbito laboral, de ahí surge su motivación para estudiar, presentar sus exámenes y concluir su preparatoria con un promedio mínimo de ocho. Los alumnos del CAED reciben apoyo de cinco profesores-asesores que los orientan en diversos campos de conocimiento, que son: comunicación, matemáticas, ciencias experimentales y humanidades. Los asesores se encargan de proporcionar el material didáctico y aplicar las estrategias de enseñanza de acuerdo a la discapacidad que cada alumno presenta: motriz, débil visual, auditiva e intelectual leve. El material que se les proporciona está grabado en discos compactos y podemos imprimir información en braille, y quienes desconocen este tipo de escritura, pueden apoyarse con audios o con la asesoría guiada. 10 infor Infor mar, Nueva época, no.3, mayo 2014

[close]

p. 13

Barlovento Jesús Javier dice sentirse “muy contento” al estudiar en el CAED “porque en esta escuela los maestros me ponen mucha atención” y dice que prefiere el sistema no escolarizado porque puede programar su estudio y además le brindan una atención personalizada. Para José Pablo estudiar en el CAED es “muy divertido, me gusta mucho cómo dan las clases las maestras”. La discapacidad de José Pablo es intelectual leve, pero no limita sus aspiraciones de llegar a ser un biólogo. “Quiero que mi hijo tenga la oportunidad de seguir estudiando, por eso está asistiendo a las asesorías personalizadas. Estoy muy satisfecha con la enseñanza que recibe José Pablo”, nos ha dicho la señora Delia Margarita Espinoza, quien lo apoya para que pueda realizarse profesionalmente y logre alcanzar su sueño. Otra estudiante es Perla Maricruz, ella quiere ser abogada y dice que por eso entró a la preparatoria abierta del CAED. Su discapacidad es motriz pero está convencida de que logrará concluir sus estudios, con un buen promedio para continuar preparándose para estudiar leyes y ser una gran abogada. Para el Director del Cetmar no. 13, Juan Francisco Hernández Montenegro, es un orgullo que el CAED cada vez esté fortalecido con la inscripción de alumnos perseverantes que buscan un mejor futuro a través del estudio no escolarizado. Para nosotras, trabajar en el CAED es un orgullo. Apoyar en la formación de jóvenes y adultos que quieren realizarse profesionalmente es una experiencia que conlleva muchos retos, que nos demanda estar mejor preparados, tener paciencia y ser perseverantes pero sobretodo, nos brinda grandes satisfacciones. “Querer es poder”, dice Janet Soberanes, asesora en el campo de ciencias sociales y humanidades. Para ella es admirable el entusiasmo que reflejan sus alumnos al recibir su apoyo. “Trabajar en el CAED es la mejor forma de apoyar a un alumno para que sea independiente y autodidacta”, nos ha dicho la asesora en el campo de ciencias experimentales, Karely Orduño, Para Aimé Torres, asesora en el campo de matemáticas, ésta está siendo una experiencia muy interesante porque trabajar con personas con discapacidad representa un reto diferente como maestro, que exige recursos específicos para ayudarlos a lograr su aprendizaje. La asesora en el campo de la comunicación, Rosa Lilia Millán, dice que cada uno de sus alumnos tiene habilidades que los hace diferentes y que su reto es apoyarlos para que logren sus metas a través de la motivación. Nuestro compromiso en el CAED es brindar el mejor servicio educativo a nuestros alumnos y satisfacer sus necesidades para generar nuevas estructuras mentales o aprendizajes significativos que les permitan concluir su preparatoria, ser competitivos en el área laboral, pero sobretodo, apoyarlos en el proceso de allegarse nuevos conocimientos. Es por esto que este proyecto federal es una excelente opción para realizar estudios de bachillerato no escolarizado, ya que abren opciones para las personas con discapacidad en el país y tenemos que aprovecharlas. Estudiantes con discapacidad SIN LÍMITES Topolobampo 11 infor Infor mar, Nueva época, no.3, mayo 2014

[close]

p. 14

¡Al rescate y cuidado de los cuerpos de agua! Labor de estudiantes y docentes del Cetmar no. 8, en Mazatlán, Sinaloa E Jesús Antonio Ramírez López Jefe del Departamento de Investigación l agua es indispensable para todas las formas de vida en nuestro planeta, sin embargo, las distintas actividades humanas han dañado este importante recurso. Hemos contaminado el agua alterando su calidad, lo que provoca enfermedades. Además, su mala y poco equitativa distribución así como su escasez, afecta el desarrollo social y económico de la población. En el Cetmar no. 8 hemos impulsado diversos proyectos relacionados con el uso, respeto y cuidado del agua. En ellos participan alumnos, docentes y además, involucramos a organizaciones de la sociedad civil, instituciones y dependencias públicas. Compartimos con ustedes algunos de estos proyectos. Aguas termales La Calientita y Santa Fe Las aguas termales son un recurso poco utilizado en nuestro país y Sinaloa no es la excepción. En nuestra entidad hay varias fuentes de aguas termales consideradas tan sólo con fines curativos; sin embargo, existen referencias científicas acerca de la diversidad de flora y fauna que albergan y que vale la pena conocer, analizar y explorar. Puede tratarse de formas microbianas o microscópicas, como las bacterias y cianobacterias, algas verde-azules y cafés, hasta vegetales macroscópicos adaptados a estas condiciones ambientales adversas, sobre todo por los rangos de temperatura muy altas. Resulta fundamental, como primer paso, conocer la calidad de este tipo de aguas termales para desarrollar futuros proyectos que permitan ampliar su uso, y es aquí donde participa nuestro plantel. Desde 2010 se ha gestado un proyecto de ecoturismo sustentable en las comunidades donde nacen este tipo de aguas, denominado La Calientita, en Huajote y Santa Fe, en Agua Caliente de Gárate, ambas pertenecientes al municipio de Concordia. Lo que este proyecto busca es aprovechar estas aguas desde una perspectiva sustentable, que beneficie tanto a los pobladores de la región, genere empleos directos a través del ecoturismo y además se contemple un manejo adecuado de este recurso natural. Como parte de las actividades de vinculación e investigación que realizamos en el plantel, alumnos y profesores pertenecientes a la carrera de laboratorista ambiental, han realizado muestreos para determinar la calidad de este tipo de aguas termales. Se hicieron mediciones de parámetros in situ e identificaron la estructura de microrganismos presentes. Con la información obtenida, mediante parámetros fisicoquímicos y biológicos, se está determinando la calidad del agua, los niveles de flujo durante las épocas de estiaje y de precipitación pluvial. 12 infor Infor mar, Nueva época, no.3, mayo 2014

[close]

p. 15

Barlovento La evolución de la carga microbiana de bacterias termófilas es de vital importancia, ya que la presencia y abundancia de estas bacterias se relaciona con las bondades curativas o no de estas aguas y esta información contribuirá al desarrollo de los futuros proyectos de beneficio integral para la zona. Presa Picachos Otro proyecto en el que hemos participado es el de la “Evaluación de la Calidad de Agua de la Presa Picachos”, que se ubica en la parte suroeste de Sinaloa, entre los municipios Concordia y Mazatlán. La información que se obtenga sobre la calidad del agua y la presencia de contaminantes servirá para tomar medidas y permitirá dar respuestas y decisiones inmediatas que beneficien al ecosistema y los usuarios que viven de él. Es importante poder establecer criterios de calidad en este cuerpo de agua, porque esta presa es la que llega al puerto de Mazatlán, habiendo sido tratada por la planta purificadora Los Horcones de la Jumapam. Laguna Huizache-Caimanero Es importante comentar que también se realiza monitoreo en lagunas, como es el caso de la laguna Huizache-Caimanero, un ecosistema conformado por dos espejos de agua en donde se localizan grandes extensiones de campos agrícolas. Este sistema tuvo una alta productividad de crustáceos y peces pero ha disminuido mucho; es probable que se deba al gran azolvamiento que presenta y a la cada vez menor disponibilidad de agua aportada por el acuífero del río Presidio y también por el proceso de contaminación. Las comunidades agrícolas aledañas utilizan plaguicidas, por lo que en la zona hay presencia de toxinas provenientes de los residuos en los envases de agroquímicos, los cuales no son manejados de manera adecuada. Estos residuos de plaguicidas son transportados por el viento y drenes terrestres hasta el sistema lagunar. -- El propósito es analizar los parámetros fisicoquímicos, biológicos y algunos contaminantes, como grasas y aceites, bacteriología sanitaria y plaguicidas organoclorados, que permitan establecer criterios para determinar la calidad del agua y asegurar que sea apta para uso público urbano de acuerdo a la normatividad ambiental. Además de nuestro plantel, forman parte importante de este proyecto la Junta Municipal de Agua Potable y Alcantarillado de Mazatlán, Jumapam, y el Laboratorio de Toxicología de Facimar de la Universidad Autónoma de Sinaloa, UAS. Un aspecto importante ha sido incorporar cursos de capacitación dirigidos a la población. Iniciaron en la Puerta de San Marcos con un grupo de 30 mujeres a las que se les explicó la importancia del cuidado y protección del medio ambiente. Estos cursos contemplan, además, la perspectiva de género para destacar la presencia de la mujer de todas las comunidades que participan en el movimiento social que generó el desplazamiento forzado de los pobladores de las comunidades que quedaron bajo las aguas de la presa. 13 El estudio inició hace más de tres años teniendo como objetivo principal evaluar la concentración de estos plaguicidas, desde su fuente de origen en el suelo agrícola hasta su presencia en los sedimentos del sistema lagunar Huizache-Caimanero. infor Infor mar, Nueva época, no.3, mayo 2014

[close]

Comments

no comments yet