Ciudad Inmigrante #44

 

Embed or link this publication

Description

Ciudad Inmigrante #44

Popular Pages


p. 1

de Hernán Gabriel Padrón La Escuela Orquesta Municipal Año 4, Número 44. Abril 2014. Distribución gratuita. Juan Carlos Herrero es el responsable entre tantos de que los chicos encuentren su vocación por la música. Sin perder de vista que la música para los chicos “es un juego”, trata que día a día ellos progresen en la sociedad. Dirige una escuela ejemplo digna de ser escuchada y visitada. REVISTA DECLARADA DE INTERÉS PROVINCIAL Y CULTURAL POR EL INSTITUTO CULTURAL DE LA PROVINCIA DE BUENOS AIRES SEGÚN RESOL. 47/2011 REVISTA DECLARADA DE INTERÉS LEGISLATIVO MUNICIPAL POR EL HONORABLE CONCEJO DELIBERANTE DE BERISSO SEGÚN DECRETO 51/12 1

[close]

p. 2

Sumario Instituciones El museo 1871 recibió importante donación. Nota Color 06 10 26 32 Hernán Gabriel Padrón Editor responsable / propietario. Contenidos. Martín Ortiz: “San Carlos de los milagros” Urbanismo Historia Plan Estratégico Participativo Nuevo aniversario de la Autonomía de la ciudad Nota de tapa La Escuela Orquesta Municipal 20 Staff E-Mail ciudadinmigrante@gmail.com Teléfono 0221.15.507.9837 Deporte 14 Interés General Web www.ciudadinmigrante.com El partido de la Historia Comenzó la nueva temporada del teatro de la UNLP 38 Facebook Ciudad Inmigrante Twitter @c_inmigrante Diseño gráfico: Maricel Rodriguez Padrón | Tito Yebara Colaboradores: Sebastían Martín | Juan Andrade | Elena Ciraus | Horacio Fernández | Florencia Mahón Pablo Salvador | Raúl Altavista Fotografía: Bárbara Antimi | Juan Manuel Pulitti Datos útiles Departamento comercial: ciudadinmigrante@gmail.com Domicilio legal: 14 Nº 4118 - Berisso CUIL/T: 20-24427160-0 Nº de Registro de Propiedad Intelectual: 882927 2 3

[close]

p. 3

Editorial Las Malvinas Argentinas ayer, hoy y siempre…. Siempre que llega el mes de abril, como hace 32 años, vuelven los recuerdos, la nostalgia, la tristeza pero también el compromiso de recordar los 365 días del año, más allá de la fecha de conmemoración. La algarabía inicial, la gente festejando, la emoción y el compromiso de esos jóvenes que iban hacia las islas son imágenes imborrables de nuestra memoria. Como también el discurso del dictador de turno, diciendo que la guerra había terminado. Increíble la decepción, el dolor, la indignación que con el paso del tiempo se hizo más grande debido a las historias que los sobrevivientes contaban sobre la pesadilla que habían pasado en el frío del archipiélago sur. Cómo entender algunas decisiones, más cuando se toman desde el Estado. Es difícil pensar que a un grupo de personas que comandaban esos años oscuros del país, se le ocurriera jugar a la guerra, sin una estrategia seria, con análisis por demás optimistas de quienes apoyarían esa loca idea y con una rendición rozando casi el papelón por parte de quienes debían conducirla. Los años van pasando, ya pasaron 32, y la huellas de esa guerra inútil siguen quedando muy adentro de todos. Hay cuestiones en las que no hay dudas; las islas nos pertenecen y debemos pelear por nuestra soberanía. La manera siempre debe ser agotar las instancias diplomáticas, las presentaciones a los organismos internacionales y sostener en el tiempo las posturas. Porque es ahí donde debemos reclamar lo que nos pertenece. Desde acá, desde estas líneas, humildemente tratamos de homenajear y no olvidar a esos jóvenes héroes que con escasa edad, defendieron la patria. Para ellos, nuestro respeto y agradecimiento eterno. Es importante tener memoria, no olvidar el pasado, pero sobretodo pensar en el presente para construir un futuro mejor que es el objetivo que todos nos proponemos. La construcción de identidad, la cual desde esta revista pregonamos, debe tener una revisión histórica de los hechos que marcaron nuestras vidas, así, nos permitirá no olvidar en el presente y construir el futuro deseado, porque las Islas Malvinas son argentinas, ayer, hoy y siempre… 4 5

[close]

p. 4

Instituciones El museo 1871 recibió importante donación. En una extensa charla con Oscar “Chispa” Rodríguez” presidente del Museo 1871 de Berisso nos cuenta sobre la donación que recibió de Pensar Berisso a través de Juan Mincarelli y su Presidenta Eugenia González. Además nos detalla qué se puede encontrar en el Museo, un lugar lleno de recuerdos y emoción. Era una típica tarde otoñal, el presidente del Museo nos esperaba como habíamos acordado telefónicamente. Allí en la puerta del Museo de la ciudad nos hace ingresar y comienza a hablar sin pausa, con una emoción y en forma detallada dejando claro sus sentimientos por todo lo que hay allí; “hoy es un día de enorme alegría en 1871 ya que recibimos de manos de Juan Ignacio Mincarelli y de Eugenia González Presidenta de Pensar Berisso, una máquina de calcular totalmente mecánica y dos hermosos ficheros con herrajes de bronce pertenecientes al frigorífico SWIFT. Dicha donación pasa a engrosar la importante muestra de objetos que se exponen en el Museo para deleite de sus visitantes”. Ya adentro de la instituciones, vamos recorriendo las salas y comienzan a aparecer los recuerdos. Oscar nos comenta “Las ocho salas que cuenta el Museo hoy, están colmadas de donaciones, caras a los sentimientos de sus dueños, pero orgullosos a la vez de que los pueda disfrutar la comunidad toda”. Para usted ¿qué representa el Museo 1871? Mi humilde opinión es considerar a 1871 como la madre de las In instituciones, con todo el respeto que ellas me merecen, no por su tiempo de existencia sino porque allí se cobijan todas las pasiones: Villa San Carlos al lado de Estrella, un banderín del Partido Laborista junto al cuadro del Radicalismo y del Peronismo, un carnet del Club YPF junto al del Hogar Social. Todo aquí está representado. Instrumentos musicales, radios, muñecas, artículos de comercios, de la Hilandería, de los frigoríficos Armour y SWIFT, artículos escolares, un aula completamente ambientada, una sala de Inmigrantes, el cetro que lucieran la mayoría de las Reinas del Inmigrante, una enorme cantidad de cuadros que registran históricos acontecimientos de nuestra querida ciudad de Berisso y muchísimas cosas que mantienen vivo el recuerdo y la identidad. Una sonrisa y una lágrima se conjugan a cada paso en un apasionado recorrido de los visitantes. ¿Cuáles son las próximas actividades del Museo? Próximamente, en un trabajo conjunto con UNICA y Pensar Berisso, estaremos organizando visitas de Centros de Jubilados y Comedores Comunitarios para que puedan conocer algunos y disfrutar todos, nuestro Museo. A lo largo del año participamos de eventos locales y en ciudades vecinas. Interactuamos con todos los museos de la región, con los cuales tenemos una excelente relación. ¿Cómo se sostiene el Museo ? No recibimos ninguna ayuda del Municipio, ni de la Provincia. Todo lo hacemos con mucho esfuerzo. Eso para nosotros significa un orgullo. Saber que somos una asociación completamente independiente, que es asistida económicamente por el aporte de los socios y empresas que confían en nosotros y llevan a Berisso en el corazón. Por último, ¿qué días la gente se puede acercar al museo para realizar una visita? De jueves a domingo de 15 a 18 30 hs. Los invitamos a todos a conocer y disfrutar del Museo 1871, una interesante visita de la que no se van a arrepentir y seguramente recomendarán. La responsabilidad, seriedad y trabajo son nuestras premisas para seguir creciendo y continuar ganando el respeto de toda la comunidad. 6 7

[close]

p. 5

8 9

[close]

p. 6

Urbanismo Plan Estratégico Participativo Por Raúl Altavista* En números anteriores hemos descripto, enumerado y analizado las características del casco urbano berissense desde los procesos históricos que devinieron en su fundación, apariencia y sus diferentes etapas de evolución hasta llegar a evaluar ciertas potencialidades a explotar en nuestro beneficio. Lo que no hemos hecho hasta el momento es contemplar la metodología a utilizar para llevar a cabo una tarea tan compleja como es encauzar el rumbo de una localidad. La ciudad es, por definición, un sistema complejo. Es decir que se trata de una serie de subsistemas que interactúan entre sí como un todo. Esto dificulta los procesos de intervención urbana dado que la identificación de problemas no es sencilla. En un sistema complejo los problemas y sus consecuencias no tienen una relación necesariamente directa en el tiempo ni en el espacio y esto obliga a un proceso de diagnóstico exhaustivo en el cual resulta fundamental la interacción de quienes impulsan el proyecto, los equipos técnicos y los habitantes, destinatarios del plan a ejecutar. Cualquier emplazamiento urbano está compuesto por un intrincado entramado de capas que se entrelazan para dar cohesión al conjunto. Esto sobrepasa la mera instancia física (calles, manzanas, barrios, espacio público, etc.) abarcando también, como parte fundamental del tejido urbano, al aspecto social con su historia, cultura, diversos actores y la manera en que estos interactúan entre sí. Demás está decir que, a la hora de intervenir, será realmente difícil satisfacer al total de la población, la cual debe sentirse parte del proceso para que este tenga arraigo en la sociedad y funcione. Originalmente esta clase de emprendimientos contaban con estructuras de funcionamiento verticales en las cuales las decisiones eran tomadas por un ente “decisor” que ordenaba a un ente ejecutor que llevara a cabo las obras sin una correcta evaluación del impacto que esto provocaría sobre la vida de la región. Diversos fracasos y la modernización de las herramientas políticas y de comunicación derivaron en la actual metodología para este tipo de procedimientos denominada Plan Estratégico Participativo (P .E.P .), la cual amplía las bases de participación y consenso a la hora de decidir el rumbo a seguir. Se trata de una herramienta para planificar y gestionar, la cual evalúa la situación de la ciudad a intervenir, su posible evolución y, mediante los recursos disponibles, apunta a incidir en el devenir de los hechos de modo positivo. Busca que el cambio sea democrático y participativo. El P .E.P . consta, básicamente, de cuatro etapas. La primera consiste en instalar el P .E.P . en la comunidad mediante una fuerte política comunicacional que informe a la población las actividades a realizar y las maneras de participar, mientras tanto, el equipo profesional incursiona en una faz exploratoria para definir los primeros “Ejes temáticos” a tratar. En la segunda se desarrollan una serie de seminarios y talleres barriales en torno a los ejes de la fase anterior, esto culmina con la confección de una matriz llamada D.A.F.O. que identifica: Debilidades, Amenazas, Fortalezas y Oportunidades de la localidad. La tercera etapa define finalmente el Modelo de Desarrollo a seguir, los Lineamientos estratégicos para alcanzar dicho fin, sus programas, proyectos y medidas. Finalmente, la cuarta fase es aquella en la que se implementan todas las medidas estudiadas en las instancias anteriores y se evalúa su éxito en la medida que estas avanzan, contemplando cambios y correcciones de rumbo cuando fuese necesario. Nuestra región ha llevado a cabo experiencias similares a la aquí mencionada a través de los denominados “Presupuestos participativos” pero vale la pena tener en cuenta que la metodología participativa puede ser mucho más abarcativa, sobre todo en ciudades de tamaño medio como la nuestra donde la heterogeneidad de la población aún se puede abordar con estrategias fácilmente ejecutables como es el P .E.P . *Arquitecto UNLP 10 11

[close]

p. 7

12 13

[close]

p. 8

Deporte El partido de la Historia Por Cito Fernández | Fotos: Juan Pablo Sommi, Lucas Monge de la Cruz De Seguro que será el partido más importante de Villa San Carlos en su historia. No es por lo que se ponía en juego, sino por quien enfrentaba. Independiente y Villa San Carlos, un partido que quedará en la historia “villera”. Qué lejos quedaron los viajes a la cancha de Atlas, Central Ballester, Cañuelas, Yupanqui, San Miguel y así podríamos seguir nombrando innumerables estadios de los que Villa San Carlos era habitué en su andar en los torneos de la Asociación del Fútbol Argentino. Quién te ha visto y quién te ve “Celeste” porque ni más ni menos dejó esos estadios y visitó el Libertadores de América. No había que pellizcarse, era cuestión de creerlo y mirarlo por televisión. La “Villa” tenía que jugar nuevamente con Independiente (ya lo había hecho en cancha de Gimnasia) y el estadio no era algo más en su estadística. Un verde césped que piso Bochini, Erico, Marangoni, el Kun Agüero entre tantos, y hoy lo pisaba San Carlos con toda su humildad que demostró en estos años para llegar a la B Nacional. Para que sea más anecdótico, hubo ribetes en este cuento que no hay que perderse. Desde el vamos San Carlos no concentra como los demás equipos pero lo más desesperante para los jugadores que debían viajar a Avellaneda era que el transporte que los trasladaba no llegaba. Los tiempos se acortaban y no se llegaba a horario a la cita. Los jugadores y cuerpo técnico decidieron tomar sus autos particulares, emprender viaje por la Avenida Juan Domingo Perón y tomar la autopista lo más rápido posible. Es así, Villa San Carlos viajaba en auto al Libertadores de América. Esquivando autos, semáforos y con la colaboración de la policía pudieron llegar a la caldera del diablo. Obviamente que el partido se retrasó. Los jugadores se lo tomaron con risa en las redes sociales y las fotos de los viajantes era furor en la web. Las radios capitalinas manifestaban los inconvenientes de San Carlos y lo hacía histórico, con la presión a los jugadores de Independiente que tenían que enfrentar a un equipo “casi” amateur. Sin charla técnica o la entrada en calor necesaria. Sólo tuvo tiempo el “Coco” San Esteban en la manga previo a pisar el campo, de indicar cuál sería la marca de cada jugador ya que De Felippe confirmaba el equipo sobre la Lo que jugó Villa San Carlos en Marzo Villa San Carlos 2 (Diego Mendoza y Nahuel Fernandes Silva) – Gimnasia (J) 1 (Facundo Callejo) San Martín (SJ) 1 (Leandro González) – Villa San Carlos 1 (Yonathan Gayoso) Villa San Carlos 1 (Leonardo Morales) – Ferro Carril Oeste 0 Independiente 0 – Villa San Carlos 0 Villa San Carlos 1 (Yonathan Gayoso) – Defensa y Justicia 2 (Juan Manuel Lucero) Instituto 3 (Lucas Favalli -2- y Javier Velázquez ) – Villa San Carlos 2 (Leandro Sapetti y Nicolás Mazzola) 14 15

[close]

p. 9

hora. Lo risueño quedó de lado y con dientes apretados el “Celeste” de Berisso salió al campo de batalla a demostrar al “Rey de Copas” que la “Villa” es el “Rey de la Humildad”, que sabe mucho de subestimación y que no le importa ser el hazme reír porque le da fuerzas de donde no se pueden sacar para enfrentar a las adversidades. Todo lo que le pasa a San Carlos lo hace fuerte, el miércoles por la noche en el Libertadores de América lo jugó a morir. Obvio que Independiente tenía el balón y el terreno, pero San Carlos nunca dejó de correr y de dejar la vida en cada pelota. Esas cosas hacen fuerte a este grupo de jugadores que la vienen peleando desde la Primera C y otros “nuevos” se contagiaron de los mismos para correr hasta el ahogo. El desafío era pasar el primer tiempo sin sobresaltos y la “Villa” lo consiguió. En el segundo tiempo la parada fue brava, porque por historia el “Rojo” tenía la necesidad de comerse a San Carlos. La “Villa” no lo dejó porque corrió, metió y el “Gato” Sessa se inspiró a sus 41 años para atajar todo lo que le tiraron. Casi en el final del encuentro cuando todo Berisso pedía la hora, un contragolpe paralizó los corazones de un equipo con mucha historia. Seguro que los corazones en Berisso también se paralizaron. La última y única oportunidad que iba a tener San Carlos en el partido llegó y por una decisión equivocada de no buscar a un compañero el remate de Mendoza salió desviado y con él se fue un histórico triunfo. Seguro que Diego lo quiso hacer para quedar en la historia, está perdonado, dejó la vida como los demás. Así se fue Villa San Carlos del Libertadores de América, triunfante con un empate en el bolso. Jamás se olvidarán esos jugadores cómo jugaron y cómo llegaron a Avellaneda. Y menos el hincha que lo vivió y lo sufrió a flor de piel. Así se fue San Carlos de la cancha del “Rey de Copas” demostrando que todavía sigue siendo el “Rey de la Humildad”. 16 17

[close]

p. 10

18 19

[close]

p. 11

Nota de tapa La Escuela Orquesta Municipal Fotos: Lucas Monge de la Cruz Nt Juan Carlos Herrero es el responsable entre tantos de que los chicos encuentren su vocación por la música. Sin perder de vista que la música para los chicos “es un juego”, trata que día a día ellos progresen en la sociedad. Dirige una escuela ejemplo digna de ser escuchada y visitada. “Yo vine hace tiempo. Vine a estudiar música a La Plata y me quedé trabajando en la ciudad. Trabajé como director en el coro de la Catedral. Y me vine para Berisso con quince instrumentos que nos había dado el gobierno nacional”. Con esas palabras comenzó la charla en la Escuela Nº 25 del barrio El Carmen de Berisso. Juan Carlos nos cuenta la breve historia del nacimiento de la Escuela Orquesta en nuestra ciudad. “Ya se estaba empleando el programa de Escuelas Orquestas a nivel provincial y ya estaba consolidada la misma en la ciudad de Chascomús. Se fueron uniendo cabos sueltos y nos encontramos con los profesores. De inmediato hubo un acuerdo entre el municipio y el gobierno de la provincia. Y ahí fue cuando el municipio, en ese momento el director de cultura era Daniel Román, nos dice que vayamos para esta zona que es limítrofe entre Berisso y La Plata”. Sin perder de vista el origen de todo, está feliz por el lugar que se le dio. A pesar que en algún momento pensó en otro punto de la ciudad: “El Berisso tradicional es el que esta forjada por la ola inmigratoria y esta zona es la poblada recientemente con inmigrantes de países limítrofes y con mucha gente del interior. Nuestro objetivo era la calle Nueva York y desembarcar en la Escuela Nº 9 pero Daniel Román nos alentó a que vengamos a la franja incentivados por una directora que era muy trabajadora y nos recibieron con los brazo abiertos. Nuestra idea siempre fue una escuela distrital y no barrial y la verdad que se nos fue la mano porque nos expandimos por todos lados”. ¿Cómo comenzó la Escuela Orquesta? Hoy estamos en la Escuela 25 del barrio El Carmen, que fue la escuela donde comenzamos ya hace nueve años y se ha extendido hasta catorce escuelas y clubes. Este año vamos a sumar a una parroquia. Se desarrollan las actividades toda la semana. Los chicos nos conocen porque nosotros vamos a buscarlos a ellos. Vamos a los barrios y tratamos de darle una vocación. Tenemos un acuerdo con las escuelas y clubes para tratar de nuclearlos y conseguirles un lugar para que desarrollen la actividad. Es una experiencia colectiva y social, permite insertarse en un conjunto de chicos con realidades distintas. Los chicos juegan y aprenden a perfeccionarse en este hobby de manera social. ¿Qué es lo atractivo de la escuela para convencer a los chicos a que vengan? Acá la parte más atractiva es el funcionamiento colectivo de los chicos con todos los instrumentos, dejamos de lado el individualismo y trabajamos de esa manera. Acá vienen chicos sin una vocación previa sobre la música, es como 20 21

[close]

p. 12

Nt en un club cuando invitás a un chico a jugar al fútbol, acá invitas al chico a jugar con el instrumento. La música le exige una motricidad fina a pesar que ellos lo toman como un juego, nosotros estamos para que ellos jueguen pero que también progresen en el tocado del instrumento. En alguno de ellos este juego se ha transformado en profesión. ¿También utilizan a la música como un medio integrador? Integra edades distintas, realidades distintas y además clasessocialesdistintas. Nosotros tratamos de ir a buscar a aquellos chicos que se encuentren en una periferia complicada para asistir como también aquellos lugares con muy poca información de estos lugares. ¿Es complejo convencerlos de que vengan a aprender a tocar? No es tan complejo el atraerlos, el atractivo está y te lo detallo con un experimento. Vos dejás un piano abierto en una sala con chicos y qué chico no va a querer tocarlo o sentir cómo suena. Distinto es si lo invitás a cantar, ahí huyen un 90% de ellos. El instrumento para los chicos en un principio es un juego social y de alguna manera también es un juego social porque el chico ve aquel que violín que brilla no se encuentra en el barrio y también lo llama la curiosidad y a su vez saber de qué se trata y cómo tocarlo lo ayuda a crecer en esta sociedad. Ahora esto es sólo un instante porque si consolida o no su vocación ahí empiezan a jugar otras cosas, factores que dificultan la constancia del chico en venir. Porque no lo pudieron traer, porque se quedó dormido o tiene que estudiar. En ese momento tenemos que actuar nosotros para resolver algunas de esas problemáticas para que la deserción no sea mayor. ¿Con cuántos chicos cuenta la escuela? El año pasado llegamos a contar un poco más de 400 chicos en toda la semana. La deserción es poca porque está nucleado en todas las escuelas. La oportunidad que los chicos toquen en sus mismas escuelas los salva a ellos de madrugar para venir acá y que puedan hacer la actividad en un mismo lugar. Después tenemos el caso de los chicos que sólo pueden tocar un día a la semana, que son los sábados y nosotros disponemos de esta escuela que es la que nos brinda todas las instalaciones. Vienen de distintos barrios con la ayuda del municipio que nos brinda dos colectivos en dos turnos para que se recorran todos los barrios y los puedan traer a tocar. Si no tuviésemos esa ayuda sería imposible que muchos puedan venir. Hay chicos que se levantan a las 6 de la mañana para que a las 7 los pasen a buscar. Tenemos chicos de 5 años hasta 22 años ¿En qué lugares importantes tocó la Escuela Orquesta? Tocamos el himno nacional argentino en la apertura de la sesión del congreso cuando se debatía la estatización de YPF S.A., se tocó en el Luna Park, en el teatro Argentino y hay otros que viajaron a Francia y Venezuela. Los que viajaron son los emergentes de la primera generación de la Escuela Orquesta. Ahora estamos en el momento de consolidar el año, nos llueven propuestas y siempre evaluamos dónde podemos ir. Siempre estamos en contacto con instituciones que nos envían invitaciones. Este año quizás podamos grabar el primer CD con el apoyo de la Universidad de La Plata. Estamos pensando en algunas actividades para las que tendríamos que viajar, pero siempre tenemos que evaluar los costos. ¿Han podido insertar a chicos en otro nivel musical y con qué apoyo cuentan? Hemos ingresados alumnos nuestros a la escuela de Bellas Artes de La Plata y también a la Universidad de Lanús, donde tuvieron que dar un examen previo para poder ingresar. La verdad es que el estado tiene una cobertura impecable a nivel nacional, provincial y municipal. Contamos con muchos recursos que ellos nos brindan. A pesar de esto que es fabuloso, a veces no alcanza porque la demanda se incrementa año tras año; vamos agregando horas de trabajo porque cada vez son más los chicos que vienen. Constantemente estamos tratando de darle una solución Nt a los problemas que tenemos a diario. Los instrumentos son aportes estatales pero no son de inmediato. Es un trabajo de hormiga, tenés que ir a golpear puerta a puerta para conseguir los subsidios. Acá por suerte los padres se involucran mucho y formaron una Asociación Civil y desde ahí nos dan una mano terrible. Tenemos la idea de la integración de los adultos en la escuela. No es que vamos armar una orquesta de adultos, sino para que vean y sientan lo que sus hijos están haciendo. ¿Cuántas orquestas tiene la escuela? Nosotros tenemos dentro de los instrumentos de cuerda la Escuela Orquesta Inicial, la Orquesta Pre Camerata y la Orquesta Camerata. Este año disolvimos la Orquesta Juvenil para trabajarla dos años y refundarla nuevamente. En vientos y percusión tenemos la banda que es dirigida por un alumno de esta escuela y un quinteto de vientos que estamos organizando. ¿Cómo se va a desarrollar la agenda de la escuela? La agenda se va armando sobre la marcha, soy muy conservador en ese sentido porque nos llueven propuestas para ir a nivel nacional, provincial y municipal. También de otras que son muy novedosas, pero nosotros no tenemos que perder de vista que esta es una institución educativa, no somos una sociedad de concierto, tenemos una función pedagógica. 22 23

[close]

p. 13

24 25

[close]

p. 14

Nota color Martín Ortiz: “San Carlos de los milagros” Periodista nacido en Bragado y platense por adopción era el indicado para escribir sobre Villa San Carlos. Con mucho más impulso sentimental que profesional le dedicó un libro a los “villeros” contando los logros vividos de los últimos quince años de la institución. ¿Por que decidiste ponerle al libro “San Carlos de los Milagros”? Nunca dudé del título y cuando se lo dije a Alejo Colombo, Presidente del Club, no le gustó mucho porque él asociaba la palabra milagro con casualidad y no es así. El sentido de esa palabra es más bien místico y tiene que ver con historia de vida de personas como los Raverta, Leandro Martini, Gorostiesta, etc. Ellos, como muchos otros, le encontraron de algún modo un poco de sentido de sus vidas y no es que ellos estaban perdidos, tomaron a Villa San Carlos como propio y eso también es un milagro en la vida. ¿Cómo te decidiste y quiénes te impulsaron a escribirlo? La decisión fue en realidad no pensada de ante mano, no venía calculando y pensando cuándo lo tengo que escribir. Sin dudas me empujaron los hechos. Cuando estaba a punto de ascender a la B Nacional, mucha gente que me conoce me decía vos tenés que ser el indicado para escribir el libro de un equipo que estuvo con un pie en la Primera D y hoy está a punto de tener los dos en la B Nacional. Me sentí obligado en el buen sentido de la palabra, pensé que iba a ser rápido pero me llevó mucho tiempo. Me vi más obligado moral que profesionalmente. ¿Cuánto hace que cubrís a Villa San Carlos? Hace 15 años que cubro San Carlos y siempre tuve la fantasía de escribir un libro. Tenía en mi cabeza hacerlo pero nunca lo concretaba. Pensaba hacerlo cuando cumpla el centenario. Siempre dije que era un gigante dormido que cuando se despertara iba a conseguir cosas importantes. No pensé que lo iba a conseguir tan rápido. Me sentí siempre identificado con San Carlos. ¿Por qué te sentís identificado con la “Villa”? Porque representa los valores del club de barrio donde yo pasé toda mi infancia. Además cuando yo lo empecé a cubrir, San Carlos era un club muy perdedor. Yo, en mi Bragado natal, me crié frente a un club que se llama Moreno y jugaba al básquet ahí. En un año ganamos sólo dos partidos, el motivo era porque jugamos en Fotos: Juan Manuel Pulitti contra de equipos de la liga de Junín que eran muy superiores a nosotros. Al igual que San Carlos éramos un club cascoteado a nivel deportivo y de ahí encuentro una semejanza en ambos clubes. ¿El libro también demuestra esa simpatía por el más débil? Para mí es algo universal que uno se aferre al más débil en el deporte y San Carlos siempre lo era. Le pasaron tantas cosas que uno deseaba que le vaya bien. A pesar que yo nací muy lejos de Berisso siempre estoy queriendo que le vaya bien a la “Villa”. ¿Qué parte del libro es la que te gusta más? Del libro hay algunas crónicas que hice yo y se nota que se hicieron con el corazón. Además lo supuse con el comentar de la gente que me decía que después de leerlas se largaba a llorar y es lo que me pasaba a mí cuando terminaba de escribirlas. Me salían así porque yo no las escribía de manera sentimental. Ahora está muy de moda de decirle “vende humo” a la persona que tiene sentimientos por algo y la realidad es que yo lo escribí con sentimientos, si nos dejamos llevar por eso la persona no puede tener sentimientos por nada. ¿Para el que todavía no lo tiene, Nc qué adelanto le podés dar? Hice un recuento histórico que alguna vez me sirva para hacer el libro centenario del club. Traté de respetar algunos nombres propios de personas que fundaron y llevaron adelante a Villa San Carlos. Traté de no olvidarme de aquellos que estuvieron en la construcción de la sede y del Genacio Salice. Es una breve reseña de la historia porque no soy el indicado para hacerla y empecé a abordar los últimos quince años del club que fueron los más gloriosos deportivamente. Puse mucho de esos años porque tuve la oportunidad de cubrirlo y qué mejor que una fuente directa, porque a veces me tocó vivirlo como un protagonista. El libro trata de que el hincha tome conciencia, aunque yo sé que la toma, de dónde vino San Carlos y adónde está hoy en día. Que se den cuenta de la grandeza, sin perder de vista de dónde se vino. Y ser respetuoso con los orígenes del club es fundamental. Hoy hay mucho auto referencial, de aquellos que dicen “yo lo vi” o “yo lo cubrí”, puntualizo eso pero no de personalista, sólo para dar fidelidad de lo que uno vivió y reflejarlo en el libro. 26 27

[close]

p. 15

28 29

[close]

Comments

no comments yet