Apoteosis de Pringles

 
no ad

Embed or link this publication

Description

Juan W. Gez

Popular Pages


p. 1



[close]

p. 2

2

[close]

p. 3



[close]

p. 4



[close]

p. 5

APOTEOSIS DE PRINGLES ( 1795 – 1895) Precedida de una Carta – Prólogo del Dr. Anjel Justiniano Carranza Publicación Coordinada por Juan W. Gez Y enriquecida con documentos auténticos para perpetuar la memoria del Glorioso vencido en Chancay 3

[close]

p. 6

4

[close]

p. 7

COMISION DEL BICENTENARIO La Provincia de San Luis, con motivo de conmemorarse el Bicentenario de la Revolución de Mayo, se concentra en celebrar tan importante acontecimiento a fin de reafirmar los lazos de comunicación, respeto e integración entre todos los habitantes de esta tierra. El Cabildo de San Luis fue el primero en reconocer la Revolución de Mayo mostrando así su vocación libertaria. Consolidado el movimiento revolucionario, el pueblo puntano se destacó por su generosa y heroica contribución a la gesta de la independencia nacional, y entre otros hechos, respondió al llamado Sanmartiniano. En este Bicentenario la Provincia de San Luis continuará con sus políticas de progreso y desarrollo, en la esperanza que nuestras generaciones venideras se encuentren unidas en el respeto y reconocimiento a la participación histórica colectiva de los hijos de esta tierra, a quienes en este Bicentenario rendimos tributo y homenaje. El Gobierno de la Provincia de San Luis ha constituído la Comisión Honoraria del Bicentenario de la Revolución de Mayo 1810-2010, presidida por el Gobernador Alberto Rodríguez Saá , e integrada por Legisladores Nacionales por San Luis, autoridades Legislativas Provinciales, autoridades del Poder Judicial, Intendentes Municipales e Intendentes Comisionados, representantes de Instituciones Religiosas, Autoridades Universitarias, Autoridades Militares, ONGs, Fundaciones, Juntas de Historia, Comunidades Originarias de la Tierra, Colectividades, Asociaciones, entidades intermedias y por todos aquellos habitantes que quieran adherir voluntariamente. Esta Comisión será coordinada por el Ministerio de Gobierno, Justicia y Culto, todos los Ministerios del Poder Ejecutivo Provincial referidos a esta conmemoración y por el Programa San Luis Libro, dependiente de la Secretaría General Legal y Técnica de la Gobernación. (Extraído y sintetizado del Decreto N ° 3316 - MGJyC-2009) 5

[close]

p. 8

Es una publicación del Programa San Luis Libro, dependiente del Ministerio de Turismo, las Culturas y Deporte de la Provincia de San Luis. 1ª Edición, 1ª Reimpresión: 2010 300 ejemplares © 2010 San Luis Libro San Luis Libro 25 de Mayo y San Martín – San Luis e-mail: sanluislibro@sanluis.gov.ar www.sanluislibro.sanluis.gov.ar ISBN Nº: 978-987-25013-7-2 Redacción: Juan Wenceslao Gez Diseño y diagramación: Payné S.A. Impreso en Payné S.A., Av. Lafinur 924, Tel. 02652-422037, San Luis. Queda hecho el depósito que marca la Ley 11.723 Libro de Edición Argentina No se permite la reproducción parcial o total, el almacenamiento, el alquiler, la transmisión o la transformación de este libro, en cualquier forma o por cualquier medio, sea electrónico o mecánico, mediante fotocopias, digitalización u otros métodos, sin el permiso previo y escrito del editor. Su infracción está penada por las leyes 11.723 y 25.446. Esta publicación es una edición literal de la APOTEOSIS DE PRINGLES, publicada originalmente en 1895. Por lo tanto se ha respetado la grafía utilizada en la época. 6

[close]

p. 9

El Gobierno de la Provincia de San Luis cumple y seguirá cumpliendo con los preceptos constitucionales y las normativas vigentes respecto a asegurar el desarrollo humano y social de sus habitantes. El derecho a la cultura, a la información, a la publicación y a la difusión de las ideas es un derecho humano principal, con el que este proyecto político ha desarrollado fuertes lazos y claras acciones en su defensa. Invertir en cultura es fortalecer los cimientos republicanos y consolidar la convivencia democrática armónica, en un marco de pluralismo, tolerancia y respeto por el otro. Invertir en cultura es también propender a difundir la obra y engrandecer el patrimonio cultural provincial, potenciando así la libertad de pensamiento y el universo de las ideas, la literatura y la palabra escrita en general. Por la defensa y ratificación de este derecho el Programa San Luis Libro suscribe y se sustenta en la Ley Provincial Nº I-0002-2004 (5548) que dice en su art. 1º: El Estado Provincial garantiza el derecho fundamental a la libertad de pensamiento, religiosa y de culto reconocido en la Constitución de la Provincia de San Luis. 7

[close]

p. 10

BIOGRAFÍA Juan Wenceslao Gez nació en la ciudad de San Luis el 28 de setiembre de 1865. Su padre era de origen francés y su madre puntana. Sus escritos sobre aspectos antes desconocidos de la historia de San Luis lo convierten en un clásico y un referente insoslayable. Hizo parte de sus estudios en el Colegio Nacional “Juan C. Lafinur”. Mientras cursaba esos estudios (1884 a 1886) fue Celador y Bibliotecario de dicho colegio, tomando un contacto asiduo con los libros. Luego se trasladó a Buenos Aires a seguir estudios en la Escuela Normal de profesores. Obtenido su título regresó a ejercer la docencia en su tierra natal. Desde 1888 hasta 1894 dictó clases en la Escuela Normal de Niñas en las cátedras de Geometría y Dibujo. Por sus méritos sobresalientes fue designado Vicedirector del establecimiento y profesor de Pedagogía y Francés. En 1894 comienza el magisterio de Juan W. Gez fuera de nuestra provincia. Ese año se radica en Buenos Aires tras aceptar el cargo de Regente de la Escuela Normal de Profesores de la Capital. En 1896 fue ascendido a Director de la Escuela Normal Mixta de Dolores (provincia de Buenos Aires). En 1908 fue Director de la Escuela Normal Regional de Maestros de Corrientes. En esta última tarea se jubiló en 1918. Gez fue un educador, no sólo en las aulas, sino a través de todas sus tareas como investigador e historiador. La obra que ahora se reedita “Apoteosis de Pringles” fue su primera publicación como escritor histórico, literario y científico, escrita en 1896. A comienzos del siglo XX aparecieron su biografía “El doctor Juan Crisóstomo Lafinur”, “La tradición Puntana”, “Historia de San Luis” y “Geografía de San Luis”. Estas cinco obras, que requirieron a su autor grandes esfuerzos de investigación y de escritura, le otorgan un lugar principal en la historiografía de San Luis. A su vez escribió artículos y conferencias sobre temas históricos, geológicos, geográficos, paleontológicos, en otros, siempre con la intención de esclarecer y explicar la realidad de su provincia. En 1932 falleció en Buenos Aires. 8

[close]

p. 11

PRÓLOGO El superior gobierno de la provincia de San Luis, con gran acierto y como una contribución a rescatar la verdad histórica, dispuso reeditar el libro de Juan W. Gez, titulado “Apoteosis de Pringles” que apareciera en oportunidad de conmemorarse el centenario del natalicio del Prócer como justo homenaje. Allá por el año 1869 el gobernador de San Luis, José Rufino Sosa con la colaboración de Napoleón Sosa y más tarde Rafael Cortés, encomendaron la tarea de editar el trabajo, de recopilar los antecedentes del joven y valiente puntano y recoger la opinión de quienes fueron sus camaradas de armas, tanto en la sublevación de los confinados españoles en la capital sanluiseña (donde Pringles se inicia en la carrera militar), y en las luchas por la independencia en Chile y Perú, como las luchas intestinas posteriores, incluso las batallas de La Tablada y Oncativo, la derrota en Río Cuarto y la retirada tratando de llegar a su terruño, perseguido por una partida de Facundo Quiroga, quien al final termina con su vida al negarse a rendirse. El Doctor Ángel J. Carranza, a quien encomendaran escribir la biografía de Pringles (a través de la gestión del Senador Nacional Dr. Juan Barbeito), no pudo escribir la obra, quizás por razones de salud, pero si, hizo una buena busca del heroico accionar del Prócer y en carta fechada en Enero de 1896, se la remite a Gez. Le envía aportes de las hermanas de Juan Pascual: Úrsula Pringles de Gutiérrez y Melchora Pringles de Ordóñes, residente esta última en Barcelona, España. En febrero del mismo año, Gez agradece al publicista Carranza por su inestimable colaboración. En busca de bibliografía del Prócer, sumó la obra del Prof. Biedma, valiosísima, del Dr. Ernesto Quezada, y otros. Gez no se dio tregua en la recopilación de antecedentes, revolviendo viejos papeles, con testimonios orales y escritos vinculados a Pringles y su familia. Tenía plena conciencia de la significación de su trabajo. Quizás, en el refugio de su pueblo natal, la villa de Nogolí, fue midiendo sus palabras y enhebrando los elogios para este valiente entre los valientes, de corta pero febril vida, donde la empuñadura de su espada fue su íntima compañera hasta el instante de su muerte, la que prefirió quebrar antes que entregar, aquel 19 de Mayo de 1831. Había nacido un 17 de Mayo de 1795. De la edición de “La Apoteosis de Pringles” no se encuentra ni con lupa un ejemplar de aquellos 2000 que la compusieron, es por lo que el gobierno de nuestra provincia no duda en reeditarlo, a sabiendas que en 9

[close]

p. 12

adelante será el texto de consulta obligada de quienes se propongan saber sobre este paladín heroico de la puntanidad y porque no decirlo del país argentino. En adelante en toda la biblioteca pública o privada, podrá estar un ejemplar de “La Apoteosis de Pringles” como un monumento al héroe legendario, igual al de bronce que ocupa en algunas plazas de nuestro San Luis. No puedo dejar de referirme al autor de la obra, el Prof. Juan Wenceslao Gez, quien nos abrió el camino de la investigación histórica, precursor de una época, antecesor de muchos otros, aunque no coincidieran con su juicio. Nos ha legado obras básicas de la histografía sanluiseña. La Historia y la Geografía de la Provincia de San Luis, de tres tomos, su obra póstuma, fue editada por el Congreso de la Nación y reeditada por el gobierno de la provincia. Gez recorrió todo el territorio puntano, de una punta al otro rincón, en el llano y la montaña, todo ellos por polvorientos caminos y huellas, a veces a caballo, otras en sulki, desafiando el frío, el calor, el viento y la lluvia. Midió la altura de los cerros (incluso el Comechingones), la profundidad de las napas de agua y de las lagunas. Autor del Escudo de la Ciudad de Villa Mercedes por especial encargo del Consejo Deliberante. Docente por excelencia, dentro y fuera de San Luis. EDMUNDO DEL CARMEN TELLO CORNEJO Junio de 2008 10

[close]

p. 13

CARTA PRÓLOGO Señor don Juan W. Gez: UANDO impulsado vd., mi distinguido amigo, por un sentimiento patriótico, se propuso compilar en forma de libro, todo lo aparecido en la prensa de la República respecto del glorioso prócer armado de la Independencia Nacional, JUAN PASCUAL PRINGLES, en los días hermosos de su aclamación histórica -reclamó mi colaboración para llevar á término dicho propósito, conocedor como es, de los numerosos documentos y datos que había reunido sobre aquél, á mérito de las causales que me apresuro á designar, siquiera sea de paso, en cumplimiento de un deber que deseo quede establecido y explicado. Ya promediaba el año de 1869, cuando por intermedio del actual senador al Congreso por San Luis, Dr. Juan A. Barbeito, con el que poco antes habíamos cambiado ideas sobre el particular, recibí el encargo oficial de escribir la biografía del héroe puntano en conceptos que obligan toda mi gratitud.1 1 Gobierno. San Luis, Junio 30 de 1869. A la H. C. Legislativa de la Provincia. Con el interés de perpetuar la memoria del esclarecido mártir, coronel D. Juan Pascual Pringles, he acordado expedir el decreto que tengo el honor de adjuntar, esperando la autorización de V. H. para hacer el pequeño desembolso que costara la impresión de la vida militar de aquel héroe. El Gobierno se ocupa de obtener los datos necesarios para este objeto, con el fin de ponerlos á disposición del publicista Dr. D. Angel Justiniano Carranza, quien se encargara de aquella importante obra, sin exigir por sus trabajos retribución alguna. Este motivo, me ofrece la ocasión de reiterar á V. H. mis respetos. Dios guarde á V. H. JOSE RUFINO LUCERO Y SOSA F. Napoleón Sosa. La Honorable Cámara Lejislativa de la Provincia en uso de las facultades que invisteDECRETA: Art. 1º Autorízase al P. E. para que haga los gastos que demande escribir, imprimir y publicar la vida militar del ínclito coronel don Juan Pascual Pringles, debiendo imputarse la cantidad que se invierta en dicha obra á la partida de eventuales de la ley de presupuesto del corriente año. Art. 2º Comuníquese. Sala de Sesiones, San Luis, Julio 12 de 1869. JUAN BARBEITO 11

[close]

p. 14

Rafael Cortés, Diputado Secretario. Está conforme. Rafael Cortés, Diputado Secretario. San Luis, 8 de agosto de 1869. Considerando: Que los pueblos libres están en el deber de perpetuar la memoria de los grandes hombres, que por sus servicios y virtudes se hicieron acreedores al culto de la posteridad. –Que el de San Luis, tiene una deuda sagrada que llenar con el más ilustre de sus hijos- el héroe que, desde la sin igual acción de Pescadores, en Chancay, en la que se lanzó al Pacífico espada en mano, antes que entregarla á los enemigos de la Patria –hasta que rindió su noble vida en los fúnebres campos del Río Quinto- no cesó de combatir por el afianzamiento de las instituciones y de la libertad Nacional, fatigando á la fama con sus proezas; y de conformidad con la autorización que antecede: El Gobierno de la Provincia acuerda yDECRETA: Art. 1º Nombrase al publicista argentino Dr. D. Angel Justiniano Carranza, para que escriba la vida militar del coronel D. J. Pascual Pringles, á cuyo efecto se le franquearán todos los datos y documentos que necesite y sean requeridos para el mejor desempeño de su cometido. Art. 2º Terminado que sea este trabajo, se imprimirá por cuenta del Estado, en número de dos mil ejemplares que deberán llevar al frente su retrato, conteniendo asimismo las láminas ó planos que sean indispensables para la ilustración del texto. Art. 3º La obra de que se trata, será circulada gratuitamente en la Provincia, como una reparación póstuma al ínclito mártir, y con el propósito de que la generación que se levanta, inspirándose en tan brillantes hechos, tenga ante sus ojos un modelo de gloria digno de ser imitado y enaltecido. Art. 4º En oportunidad, se solicitará·del autor el manuscrito autógrafo, para ser depositado al pié de la estatua que se proyecta, debiendo en el ínterin, custodiarse en lugar preferente del archivo público de esta Capital. Art. 5º Comuníquese al nombrado y á quienes corresponda; publíquese y dése al Rejistro Oficial. LUCERO. Napoleón Sosa. Está conforme. RamónEchegoyen, Oficial 2º. Buenos Aires, agosto 18 de 1869. 12

[close]

p. 15

En consecuencia y no obstante las tareas judiciales que en aquella época pesaban sobre mí, alentado con el estímulo de salvar del olvido comprobantes y noticias que quizá·fuese imposible hacerlo más tarde, me consagré á llenar dicho cometido en la medida que el tiempo me socorriese. Desde luego y con el desvelo de los primeros años, abrí correspondencia con una de las hermanas de Pringles, señora Ursula de Gutierrez, que se me informó por el respetable comerciante español, don Feliciano Lecéa, vecino de San Miguel del Monte, residía desde años atrás, á unas cuatro leguas de ese pueblo de la provincia de Buenos Aires, á donde se había refugiado desde el Azul, en un estado próximo a la inopia. Mientras que para entenderme con la que vivía en Barcelona á contar de 1836, señora Melchora de Ordóñez, tuve que acudir á nuestra legación en París á cargo del inolvidable caballero don Mariano Balcarce, protector de aquella. De manera que por tal proceder, bien pronto vinieron á mis manos, con la foja de servicios de Pringles hasta la batalla de Ayacucho, su retrato de busto 2 y algunas cartas antiguas que conservaba el esposo de D a. Ursula, señor José Eusebio Gutierrez, inclusa una orden autógrafa de Quiroga relativa al equipaje de Pringles; á la vez que parte de la correspondencia privada con el general Paz, durante la guerra civil de 1829 á 1831, con diversas informaciones transmitidas al señor Balcarce por el otro cuñado de Pringles, Ruiz Ordóñez –me eran remitidas por aquel con celo laudable- como ya lo hiciera con igual actividad por órgano del Dr. Barbeito, el malogrado señor Napoleón Sosa, entonces Ministro de Gobierno de San Luis, de las escasas noticias que logró obtener en dicha ciudad, sin excluir la partida de bautismo en forma, amén de algunos apuntes del coronel Lucero, compañero de armas de Pringles. Empero, vivos todavía aunque esparcidos á largas distancias, ya los últimos conmilitones del Granadero cuya vida pretendía escribir y ansioso de escuchar su opinión, me permití interrogarles por medio de una circular para Al Excmo. Gobierno de la Provincia de San Luis. Exmo. Señor: Con fecha de hoi, el señor Dr. D. Juan A. Barbeito, diputado por esa Provincia al Congreso Lejislativo Nacional -ha puesto en mis manos la honrosa nota, por la que soi enterado, que V. E. en 8 del mismo, se ha servido nombrarme para escribir la vida militar del ciudadano esclarecido, coronel D. Pascual Pringles, muerto en los campos del Río Quinto en 1831. Conmovido profundamente por las benévolas expresiones que se me prodigan en el documento á que tengo el honor de contestar, haré cuanto me sugiera el patriotismo por corresponder de una manera digna á los propósitos del heroico pueblo cuyos destinos le están encomendados á V. E. á quien Dios guarde. Angel Justiniano Carranza. (Del Boletín Oficial de San Luis). 2 Una copia de este, sacada por el artista luqués Antonio Contrucci, enviamos entonces con destino al salón de la Legislatura de San Luis. 13

[close]

Comments

no comments yet