Revista EnlACe No. 17

 

Embed or link this publication

Description

La revista de la Agricultura de Conservación

Popular Pages


p. 1

Enlazando al sector agrícola con la Agricultura de Conservación Año V, No. 17, diciembre 2013 - enero 2014 La producción de maíz en Yucatán Alimentaria en la lucha por la seguridad MasAgro Este material es de distribución gratuita. Prohibida su venta Valles Altos y Bajío Reuniones de trabajo en los hubs

[close]

p. 2



[close]

p. 3

ÍNDICE 2 Editorial Año V, No. 17, diciembre 2013 - enero 2014 México y la Agricultura de Conservación Coordinación General Dr. Ir. Bram Govaerts Gerente de Divulgación Georgina Mena López Dirección Editorial Begoña Bolaños Meade Comité editorial Begoña Bolaños Meade Javier Contreras Rachel Cox Xóchil Fonseca Bram Govaerts Judith Hernández Víctor López Georgina Mena Horacio Rodríguez Matthew Thorton Marie-Soleil Turmel Fotografía de portada Xóchil Fonseca, cimmyt Corrección de estilo Iliana Juárez Perete Diseño Margarita Lozano Multimedia Carlos Alfonso Cortés Traducción Begoña Bolaños Meade 3 7 9 12 14 18 MasAgro por la seguridad alimentaria y el desarrollo agrícola sustentable de México La Agricultura de Conservación y el efecto invernadero: entre el mito y la realidad del agricultor MasAgro Móvil: para ofrecer un servicio de calidad La estrategia de instalación del Hub Pacífico Sur En torno al Hub Intermedio Entrevista a Saidi Mkomwa ¿La Agricultura de Conservación en África? Hub Maíz y Cultivos Asociados Valles Altos 21 El consumo de productos y subproductos de maíz en México 24 Control de malezas presentes en el maíz con base en la labranza 26 La producción de maíz en Yucatán y los fertilizantes Hub Cereal Grano Pequeño y Cultivos Asociados Valles Altos de conservación 28 In memoriam Jesús Canales 29 Tercera reunión de trabajo en los hubs de Valles Altos 32 Don Macario y Édgar Cervantes: dos generaciones unidas en la ac Hub Escala Intermedia Bajío 35 Adopción de la Agricultura de Conservación en El Bajío 38 Reunión estratégica de actores clave del Hub Bajío, sede Guanajuato 41 Tratamiento contra la mancha reticular presente en los cultivos de cebada en el estado de Querétaro Hub Maíz - Frijol y Cultivos Asociados Chiapas 43 Uso y tratamiento del rastrojo de maíz en La Frailesca, Chiapas: 47 Manejo del suelo en La Frailesca, Chiapas Hub de Sistema Intensivos Pacífico Norte un estudio exploratorio 50 Los tratamientos de semilla mejoran la población y los rendimientos 54 La ac es un componente tecnológico para mejorar la productividad del trigo sembrado en seco sobre camas permanentes y rentabilidad del trigo, maíz y sorgo: un testimonio de Ernesto Alonso Páez Corrales 56 Transición gradual hacia un sistema de producción sustentable de trigo con el uso de sensores infrarrojos en el noroeste de México Enlace, año V, número 17, diciembre 2013 - enero de 2014, es una publicación bimestral editada por el Centro Internacional de Mejoramiento de Maíz y Trigo (cimmyt, INT.). Km. 45 Carretera México-Veracruz, El Batán, Texcoco, Estado de México. c. p. 56150, México. Teléfono: + 52 (595) 9521 900. www.cimmyt.org, http://conservacion.cimmyt.org/ editorial.cimmyt@gmail.com Editor responsable: Dr. Ir. Bram Govaerts. Reserva de derechos al uso exclusivo No. 04-2011-032209541800-203, issn No. en trámite. Última actualización de este número: Centro Internacional de Mejoramiento de Maíz y Trigo. Km. 45 Carretera México -Veracruz, El Batán, Texcoco, Estado de México. c. p. 56150, México. Teléfono: + 52 (595) 9521 900, fecha de última modificación, 03 de diciembre de 2013. El cimmyt no se hace responsable de las opiniones vertidas en los artículos, ya que son responsabilidad única de los autores. Asimismo, los consejos, tips técnicos o cualquier otra información que se presenta en la revista son únicamente indicativos, por lo que el cimmyt no asume la responsabilidad de los resultados obtenidos en campos específicos. Éste es un material de apoyo a la divulgación de la agricultura sustentable con base en la Agricultura de Conservación en México. El contenido, fotografías, gráficas, ilustraciones y, en general, todo el contenido, son propiedad del cimmyt, int. Por lo que se prohíbe la reproducción, parcial o total, de este material, salvo con la autorización escrita. Enlazando al sector agrícola con la Agricultura de Conservación 1

[close]

p. 4

Editorial E l fin de año está cerca junto con sus fiestas, reflexiones y tiempo para descansar y disfrutar con nuestros familiares y amigos, sobre todo, es momento de mantener la esperanza y visualizar un futuro mejor, ¿pero, qué sucedió a lo largo de los 12 meses de 2013? Es importante tomarnos unos minutos para evaluarnos en cada uno de los aspectos de nuestras vidas, qué logros alcanzamos, qué obtuvimos de forma inesperada, en qué mejoramos, qué dejamos inconcluso. Sin embargo, no tengo duda que todos los que trabajamos en y con MasAgro Productor hemos cumplido con nuestras tareas, compromisos y responsabilidades, a los que les dedicamos tiempo, esfuerzo y cariño. De esta misma forma, Enlace analiza su vida en este año que estuvo marcado por la generosidad de todos aquéllos que nos compartieron sus conocimientos, inquietudes, experiencias y trabajo, a través de su tiempo y dedicación al enviarnos sus textos, ofrecer sus imágenes, exponer sus dudas y contagiar su entusiasmo en entrevistas y testimonios, por ejemplo. Enlace es el resultado del esfuerzo conjunto de un equipo que tiene como misión el trabajo arduo en beneficio de todos los mexicanos. La última edición del año, la 17 en la vida de nuestra revista, presenta lo más actual en torno a la Agricultura de Conservación y su relación con el campo mexicano, sin olvidar a nuestros amigos y colegas en el extranjero quienes también buscan mejorar las condiciones de sus suelos, aumentar su producción, reducir los costos y hacer frente a los retos del cambio climático. Por supuesto, México no se queda atrás y lo podemos constatar en el interés que los actores han mostrado en El Bajío y los Valles Altos, a través de la relatoría de sus reuniones de trabajo, o bien, actualizarnos en las investigaciones y ensayos que llevan a cabo en el Pacífico Norte sobre el mejoramiento de la población y rendimientos de las semillas establecidas en seco sobre camas permanentes, y el uso de sensores infrarrojos. Asimismo, Chiapas analiza a fondo la región de La Frailesca y los nuevos hubs Pacífico Sur e Intermedio Grano Pequeño, presentan la puesta en marcha de sus actividades. Sin duda, un contenido interesante para todos nuestros lectores. Que 2014 sea un año lleno de esperanza y buenos deseos, teniendo siempre en cuenta que es importante compartir para progresar. ¡Felicidades! Fotografía: cimmyt Dr. Ir. Bram Govaerts Director asociado del Programa Global de Agricultura de Conservación, cimmyt 2 Enlazando al sector agrícola con la Agricultura de Conservación

[close]

p. 5

México y la Agricultura de Conservación MasAgro por la seguridad alimentaria y el desarrollo agrícola sustentable de México n 2011, la producción de maíz en México cayó a su nivel más bajo en 20 años, resultado de fenómenos climáticos que afectaron a las principales zonas productivas del país. Es decir que, en ese año, los agricultores mexicanos produjeron poco más del 64% de las 27.4 millones de toneladas de maíz que requirió el país para satisfacer la demanda para consumo humano y pecuario; la producción de trigo fue de 3.6 millones de toneladas, mientras que las importaciones fueron de 4.2. La caída en la producción nacional de maíz en 2011 se debió, sobre todo, al efecto que tuvo una helada temprana en Sinaloa, estado que produce entre el 15 y el 20% del grano que se cosecha en México. La escasez de lluvias y la creciente necesidad de abastecer a las ciudades hace insostenible la distribución del recurso vital. De igual forma, el incremento de la población mexicana hará necesario duplicar su producción de alimentos para satisfacer la demanda de los habitantes que, de acuerdo con estimaciones del Instituto Nacional de Estadística, Geografía e Informática (inegi), se duplicará en los próximos 40 años, al alcanzar la cifra de 230 millones de personas. El reto de dar seguridad alimentaria a la población mexicana también se incrementará de forma gradual por factores externos al mercado nacional. Las proyecciones de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura Fotografía: ac-cimmyt E Enlazando al sector agrícola con la Agricultura de Conservación 3

[close]

p. 6

(fao, por sus siglas en inglés) estiman que la producción de maíz y trigo en 2050 no será suficiente para satisfacer la demanda mundial de ambos granos, debido al efecto combinado del cambio climático, la escasez de insumos para la producción —agua, tierra arable de calidad y energía— y el surgimiento de nuevas plagas y enfermedades. Para hacer frente a estos retos es necesario que los programas de desarrollo agrícola sustituyan de manera gradual los esquemas de subsidios directos por la generación de incentivos a la productividad, para elevar la competitividad de los productores que pueden duplicar o, incluso, triplicar sus rendimientos. El programa Modernización Sustentable de la Agricultura Tradicional (MasAgro) que desarrollan la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa) y el Centro Internacional de Mejoramiento de Maíz y Trigo (cimmyt) contribuye a fortalecer la seguridad alimentaria de México, conforme a los objetivos del Plan Nacional de Desarrollo 2013-2018 y de la Cruzada Nacional Contra el Hambre (cnch), al tiempo que mejora la capacidad de respuesta del país a los desafíos antes planteados. Uno de los objetivos principales de la iniciativa es incrementar en un 85% la producción de maíz de temporal hacia el año 2020 para que México sea capaz de producir hasta nueve millones de toneladas adicionales de grano al año. Para alcanzar estos objetivos, la Sagarpa y el cimmyt coordinan actividades de investigación agrícola y de desarrollo de capacidades con productores, investigadores, semilleros y técnicos que forman parte de la cadena agroalimentaria nacional. MasAgro trabaja cuatro líneas de acción o componentes que le permiten aplicar el resultado de la investigación básica al estímulo de las capacidades productivas. MasAgro y la biodiversidad MasAgro estudia la diversidad del maíz y del trigo para entender mejor la composición genética de las miles de variedades que existen de ambos granos. La presencia de los factores genéticos particulares en el adn de una planta la convierte en candidata para cruzarse con otra de una variedad distinta, cuyo rendimiento se ha visto reducido por el efecto de las sequías en zonas de temporal. MasAgro Biodiversidad ha establecido el Servicio de Análisis Genético para la Agricultura (saga) en el Centro Nacional de Recursos Genéticos (cnrg) que abrió el inifap en Tepatitlán, Jalisco. Hasta este momento, MasAgro ha estudiado la composición genética de 4,500 variedades de maíz y, en la actualidad, desarrolla los sistemas informáticos para administrar la magnitud de datos que se generan a través de esta investigación. Para el caso del trigo, ha realizado el análisis genético de 32 mil variedades, incluida la gran mayoría de los trigos que se siembran en México. La meta es hacer que la producción agrícola sea más democrática, como lo ha definido el Gobierno de México en su Plan Nacional de Desarrollo 2013-2018 4 Enlazando al sector agrícola con la Agricultura de Conservación

[close]

p. 7

Asimismo, MasAgro relaciona los datos obtenidos en el laboratorio con ensayos de campo que miden el desempeño de las variedades de maíz y trigo de los bancos de semilla y las plantas obtenidas al cruzarlas con las que los productores utilizan en sus campos. De esta manera, se evaluó el desempeño de la primera generación o progenie derivada de la cruza de 4,500 variedades de maíz que son representativas de la colección que conserva el cimmyt. Asimismo, los participantes de MasAgro llevaron a cabo ensayos de campo para evaluar la adaptación de un grupo de 1,100 trigos a las diferentes zonas agroecológicas de México, así como la resistencia al calor y a la sequía de un total de 44 mil variedades. En estrecha colaboración con el Centro de Investigación y de Estudios Avanzados (Cinvestav) del Instituto Politécnico Nacional (ipn), también se midió la adaptabilidad de diferentes variedades de maíz y trigo a distintos niveles de fertilizante (fosfato) en el suelo. alcance 3.7 toneladas por hectárea en zonas de temporal para que México sea capaz de producir hasta nueve millones de toneladas de maíz adicionales en zonas de temporal en 2020. Para lograr este objetivo, MasAgro desarrolla nuevas variedades e híbridos de maíz que tienen mayor capacidad de adaptación a condiciones adversas de producción, donde el calor y la sequía impiden aumentar e incluso mantener estables los rendimientos de las cosechas. En el caso del componente MasAgro Biodiversidad, participan expertos de los principales centros de investigación agrícola de México, como el inifap, la Universidad Autónoma de Chapingo (uach), el cimmyt y mejoradores de la industria semillera nacional. En la actualidad, los 75 miembros de la red de MasAgro evalúan 90 híbridos de maíz provenientes de los sectores público y privado del país, con el objetivo de incrementar en los próximos siete años el uso de semillas mejoradas en 1.5 millones de hectáreas de temporal. MasAgro y el maíz En 2011, el volumen de maíz producido en condiciones de temporal (un área de poco más de seis millones de hectáreas) fue de casi 10 millones de toneladas, lo que representó el 56% de la producción nacional, que alcanzó 17.6 millones de toneladas. La productividad promedio en las zonas de temporal fue de poco más de dos toneladas por hectárea. El compromiso de MasAgro es que la media nacional MasAgro y el trigo También en 2011, el país importó 4.2 millones de toneladas y produjo sólo 3.6. Es decir, se compra alrededor de 54% del trigo que se consume, por lo que MasAgro Trigo busca contribuir a reducir las importaciones al participar en el proyecto de mejoramiento de trigo más ambicioso de los últimos años. En la iniciativa colaboran expertos de 33 centros de investigación públicos y privados en 21 países. Su objetivo es desarrollar líneas de investigación complementarias que permitan mejorar la estructura física y genética del trigo para aumentar 50% su potencial de rendimiento en 2030. El compromiso de MasAgro es que México produzca al menos 350 mil toneladas adicionales de grano en 2020 en las zonas donde se produce en condiciones de temporal. MasAgro lleva a cabo sus actividades de selección y evaluación de trigos en la Plataforma Mexicana de Fenotipado (Mexplat) ubicada en el Valle del Yaqui, Sonora, una de las zonas trigueras más importantes del país, para conocer los límites de rendimiento de trigos de élite. Los mejoradores estudian la forma de hacer más eficiente los procesos de fotosíntesis, asimilación de nutrientes y formación de grano para incrementar el rendimiento del cereal. Enlazando al sector agrícola con la Agricultura de Conservación 5

[close]

p. 8

MasAgro desarrolla nuevas variedades e híbridos de maíz que tienen mayor capacidad de adaptación a condiciones adversas de producción cimmyt, institución que ha acreditado a 98 técnicos que recibieron un año de entrenamiento en el desarrollo de sistemas productivos basados en Agricultura de Conservación y de precisión. No hay que olvidar que Mexplat funge como una plataforma de investigación, pero también de desarrollo de capacidades y, a su vez, cuenta con un sofisticado sistema de sensores aéreos para evaluar el desempeño de miles de variedades de trigo en extensas parcelas de investigación. MasAgro y los productores MasAgro desarrolla un modelo de extensionismo agrícola basado en redes de innovación para fomentar el desarrollo y la transferencia de tecnologías, así como la adopción de semillas mejoradas y de las prácticas agronómicas sustentables entre los productores a pequeña escala. Las redes o nodos de innovación del programa están formadas por una infraestructura de investigación, módulos demostrativos y áreas de extensión que aceleran la colaboración entre productores, técnicos, autoridades e investigadores. Los nodos están formados por elementos con funciones de investigación y desarrollo muy específicas. (1) Las plataformas tecnológicas realizan estudios para mejorar semillas, producir maquinaria para trabajar la Agricultura de Conservación (ac), entrenar a técnicos y desarrollar sistemas de fertilización óptima, de comunicación e información, que brindan asesoría adaptada a las necesidades del productor. (2) Los módulos demostrativos de ac y de otras prácticas sustentables se establecen en la tierra de algún productor cooperante que comparte su experiencia sobre las herramientas que se desarrollan en las plataformas; cuentan con la asesoría de un técnico certificado en ac que promueve la adopción de técnicas agronómicas sustentables entre los productores de la zona. Los productores que participan en MasAgro reciben asesoría de un equipo conformado por cerca de 1,825 técnicos de los programas de Apoyo a la Cadena Productiva de los Productores de Maíz y Frijol (Promaf), Estratégico de Seguridad Alimentaria (pesa) y del Como resultado de este esfuerzo de transferencia de tecnologías y desarrollo de capacidades, los productores que adoptaron la ac obtuvieron mayor rendimiento e ingresos, al tiempo que redujeron sus costos de producción. En el Hub Bajío, por ejemplo, la productividad de la ac fue hasta un 25% más alta que la de la agricultura convencional. En el Hub Pacífico Norte, los productores registraron ahorros de hasta el 16% a causa de la adopción de las técnicas agrícolas más sustentables, mientras que en el Hub Chiapas, la rentabilidad promedio del maíz y del frijol fue hasta del 119% mayor en las parcelas de conservación más exitosas. MasAgro desarrolla e introduce sistemas de comunicación e información para asistir la toma de decisiones de productores que hasta ahora no habían tenido acceso a este tipo de servicios. Hasta el momento, ha lanzado los programas piloto MasAgro Green Sat, que emite recomendaciones a productores del Hub Pacífico Norte para una óptima fertilización del trigo en el Valle del Yaqui, y MasAgro Móvil, que brinda recomendaciones agronómicas e información climática específica para el hub donde se encuentren los técnicos y productores suscritos al servicio, además de proporcinar los precios de los granos básicos al usuario que lo requiera. MasAgro y la Cruzada Nacional Contra el Hambre Todas estas actividades de MasAgro promueven la visión actual del Gobierno de México, que busca democratizar la productividad agrícola para combatir el hambre y la desnutrición en el medio rural. Para tal efecto, MasAgro desarrolla y adapta la maquinaria, los servicios, las semillas y la asesoría técnica a las necesidades de cada productor. Como resultado, los agricultores de subsistencia que participan en el programa desarrollan capacidades para generar un mínimo de alimentos que les permita combatir la desnutrición y la pobreza. ac 6 Enlazando al sector agrícola con la Agricultura de Conservación

[close]

p. 9

el mito y la realidad del agricultor Dra. Ir. Isabelle François, consultora ac-cimmyt Fotografía: Nele Verhulst La Agricultura de Conservación y el efecto invernadero: entre E xisten dos acepciones para el concepto “efecto invernadero”: la que hace referencia al estado natural, que mantiene el clima de la Tierra caliente y habitable, y la que se refiere al provocado por el hombre, que trata del acrecentamiento del efecto invernadero natural, mediante la adición de ciertos gases derivados de la quema de combustibles fósiles: petróleo, carbón y gas natural, a los que se les conoce como gases de efecto invernadero. Para comprender cómo operan los gases de efecto invernadero es necesario entender la radiación infrarroja: los gases absorben parte de la radiación infrarroja que escapa de la Tierra, lo que provoca que se caliente más de lo que debería; además, actúan como una especie de “manta” para la radiación infrarroja y, de esta forma, las capas inferiores de la atmósfera son más calientes, mientras que las superiores son más frías. Entre el 80 y el 90 % del efecto invernadero natural de la Tierra se debe al vapor de agua, el cual posee un fuerte efecto invernadero. El resto lo provocan el dióxido de carbono, el metano y otros gases menores. La concentración de dióxido de carbono aumenta gracias a la quema de los combustibles fósiles y de la selva tropical. Ésta es la parte artificial del efecto invernadero y muchos científicos creen que es la responsable del calentamiento global del siglo pasado. La disminución de la cantidad de dióxido de carbono emitida es muy importante. Así, uno de los mecanismos para lograrla es la captación (captura) del carbono, que es un proceso de eliminación del dióxido de carbono de la atmósfera para depositarlo en el suelo. La Agricultura de Conservación se ha promovido como una práctica agrícola con el potencial de disminuir las emisiones de gases de efecto invernadero. Sin embargo, existen resultados contrastantes acerca de esto. La captación de carbono en los cultivos se produce a través de la fotosíntesis, cuando éste entra por encima o por debajo del suelo como residuo de la biomasa. Una variedad de organismos del suelo colonizan el material orgánico muerto, lo cual resulta en la energía necesaria para el crecimiento de estos organismos. Durante la descomposición, cerca de la mitad del carbono se mineraliza y libera como dióxido de carbono, el cual tiene cuatro fuentes de emisiones en los sistemas agrícolas: respiración de las plantas oxidación del carbono orgánico en los suelos y residuos de los cultivos uso de combustibles fósiles en la maquinaria agrícola, como tractores y equipos de riego 4) empleo de combustibles fósiles en la producción de insumos agrícolas, como fertilizantes y pesticidas 1) 2) 3) La Agricultura de Conservación y el dióxido de carbono Las prácticas sustentables basadas en la ac poseen características que pueden reducir las emisiones de dióxido de carbono 7

[close]

p. 10

Al comparar los distintos sistemas agrícolas por su capacidad para capturar el dióxido de carbono, se debe considerar varios factores: la captación de carbono en el suelo, su almacenamiento en los residuos de los cultivos y sus emisiones derivadas de los trabajos en el campo. Para incluir las actividades agrícolas en el cotejo entre los diferentes sistemas, las estimaciones de las emanaciones deben tomar en cuenta el consumo de energía y las emisiones de dióxido de carbono provenientes de los combustibles primarios, electricidad, fertilizantes, cal, pesticidas, riego, producción de semillas y maquinaria agrícola. La Agricultura de Conservación se ha propuesto como una amplia adaptación de ciertos fundamentos del manejo de la tierra que puede asegurar una producción agrícola más sustentable. La fuerza de la ac radica en la combinación de sus tres principios: 1. Mínimo movimiento del suelo: el objetivo es lograr la labranza cero, es decir, sin perturbación alguna de la tierra; sin embargo, la ac puede incluir la siembra con labranzas controladas que, por lo general, no mueven más del 20 al 25% de la superficie del suelo. 2. Retención de niveles adecuados de residuos de los cultivos de la cosecha anterior y cobertura de la superficie del terreno. 3. Rotación de cultivos económicamente viables. Estas prácticas pueden influir en la capacidad del suelo para capturar el carbono y reducir las emisiones del dióxido de carbono. La mayor aportación de la ac a la reducción de las emisiones de dióxido de carbono asociadas con las actividades de cultivo es la disminución de los trabajos de labranza, que resulta en un empleo menor de los combustibles fósiles, los cuales son los responsables de una gran cantidad de dióxido de carbono. El efecto de la labranza sobre la cantidad de carbono que se almacena en el suelo ha reportado resultados contradictorios; en la mayoría de los estudios se incrementa al reducir la labranza, pero esto no es siempre el caso. Se necesita más investigación para comprender los factores que determinan si el contenido de carbono del suelo aumenta al dejar de trabajar la tierra. Debido al aumento de la humedad en el suelo como efecto de las prácticas basadas en la ac, en algunos casos es posible hacer crecer de manera adicional un cultivo de cobertura enseguida de la recolección de la cosecha principal, ya que estos promueven la captación de carbono orgánico del suelo, lo que aumenta la cantidad de residuos de plantas y proporciona una cobertura vegetal necesaria durante los periodos críticos. El efecto de la rotación de cultivos en la captura de carbono puede deberse a su aumento en la biomasa, gracias a la intensificación de la producción o al cambio de la calidad de los residuos. Con el tiempo, los residuos de los cultivos se convierten en materia orgánica del suelo; una mayor devolución de los desechos agrícolas se asocia con un aumento en la concentración del carbono orgánico en la tierra. Sin embargo, en las regiones áridas, donde los rastrojos tienen una demanda para su uso como forraje, puede ser difícil dejar en el campo la cantidad suficiente de paja. La ac también puede reducir las emisiones de dióxido de carbono mediante un ahorro de agua de riego. La irrigación contribuye a las emisiones de dióxido de carbono, debido a que la energía se utiliza para bombear el agua y los minerales que se forman en el suelo pueden liberar dióxido de carbono a la atmósfera. El uso de los residuos en la labranza cero eleva el contenido de humedad en la tierra, lo que podría ahorrar agua de riego. Las prácticas sustentables basadas en la ac poseen características que pueden reducir las emisiones de dióxido de carbono; sin embargo, no todos los estudios son concluyentes, ya que aunque la captación de carbono es cuestionable en algunas zonas y en algunos sistemas, la ac sigue siendo una importante tecnología que ayuda a mejorar los procesos del suelo, controla su erosión y reduce los costos de producción relacionados con la labranza. La seguridad alimentaria en el mundo, la preservación de su medio ambiente, así como el aumento en la calidad de vida de los agricultores deberían ser el objetivo principal de un sistema de agricultura sustentable. ac Retención de residuos Otros factores Conclusiones Labranza La intensificación del cultivo 8 Enlazando al sector agrícola con la Agricultura de Conservación

[close]

p. 11

para ofrecer un servicio de calidad Gabriela Andraca Pedraza, Sofía González Pinzón, Tania Martínez Cruz, Philippa Zamora, ac-cimmyt Fotografía: Urs Schulthess, José Pérez Gómez y ac-cimmyt MasAgro Móvil: xisten varias razones por las que aún hay hambre en América; una de ellas es la falta de acceso a la información agrícola para las comunidades. Sin embargo, esta barrera puede ser superada por medio de los mensajes de texto vía teléfono celular o Short Message Service (sms, por sus siglas en inglés), que son capaces de garantizar a los agricultores el acceso a la información para aumentar su productividad. En los últimos años, la implementación de herramientas móviles para proporcionar una intervención de servicios en sectores como el agrícola, entre otros, se ha vuelto común en el mundo. De acuerdo con los datos de seguimiento del Sistema Global para las Comunicaciones Móviles (gsma, por sus siglas en inglés), en el planeta existen más de 107 soluciones o servicios de telefonía móvil dentro del sector agrícola, y este número crece de manera acelerada. E ¿Cómo benefician al sector agrícola las soluciones o servicios de telefonía móvil? Al ser información que se entrega o solicita a través de un teléfono celular, permiten incrementar la productividad y los ingresos para, de esa manera, mejorar la calidad de vida de 2.3 mil millones de personas que viven en condiciones de pobreza alrededor del mundo y que, en su mayoría, son agricultores a pequeña escala. Enlazando al sector agrícola con la Agricultura de Conservación 9

[close]

p. 12

En México, la situación es compleja, pues existe una gran variedad de terrenos con diferentes microclimas, distintas tipologías de agricultores, diversos idiomas nativos y altos niveles de analfabetismo, que indican que la herramienta de telefonía móvil —en este caso, MasAgro Móvil— no deberá tener un solo enfoque que se ajuste a todas las necesidades, sino que deberá generar varias soluciones basadas en la investigación acerca de las necesidades de los diferentes actores de la cadena de valores de la agricultura mexicana. MasAgro Móvil busca seguir este parámetro de oportunidades en telefonía celular para ofrecer a los productores locales información útil que lleve al aumento de los rendimientos y de los ingresos, así como a prácticas agrícolas sustentables. Este servicio de recepción de mensajes de texto ofrece información agrícola y permite realizar consultas de precios de productos y pronósticos climatológicos. Respecto a la solicitud de precios y clima, se debe enviar un mensaje al 71 0 71 y en el cuerpo del texto, escribir: “precio + nombre del cultivo” o “clima + municipio + estado”. por ejemplo: Etapa piloto de MasAgro Móvil En la actualidad, MasAgro Móvil opera en su etapa piloto, que durará hasta diciembre de 2013. En esta primera fase, su objetivo es conocer el perfil de los suscriptores potenciales: agricultores, técnicos, compradores y vendedores de insumos, científicos, gobiernos y otros, así como el tipo de información que les interesa saber y las áreas de oportunidad de la telefonía móvil en el sector agrícola mexicano. precio maiz precio frijol o clima texcoco estado de mexico clima ciudad acuna coahuila Cada solicitud tiene un costo aproximado de dos pesos, que varía de acuerdo al proveedor del servicio de telefonía. En ambos canales es necesario que, al darse de alta en el servicio o al enviar una solicitud, se escriba un espacio entre cada palabra, no haya faltas de ortografía ni acentos ni la letra ñ (se sustituye por n); de lo contrario, el sistema no registrará el número telefónico y, por consiguiente, no se enviará información. ¿Cómo funciona la versión piloto de MasAgro Móvil? Se compone de dos canales: el número 5 60 60, para la suscripción a información agrícola, y el 71 0 71, para la solicitud de precios y clima. El primero proporciona breves consejos agrícolas en un mensaje de texto; en la actualidad, este servicio lo utilizan tanto técnicos como agricultores interesados en los temas de la Agricultura de Conservación. El segundo indica las temperaturas máximas y mínimas, el estado del cielo y la probabilidad de lluvias para un periodo de tres días; también brinda información sobre los precios y cotizaciones de los diferentes cultivos en la Central de Abasto de la Ciudad de México. Para utilizar el servicio de información agrícola se requiere enviar un mensaje al 5 60 60 y escribir en el cuerpo del texto, de acuerdo con el hub o zona del país correspondiente y el perfil de agricultor o técnico, lo siguiente: Estudio de campo sobre las necesidades de los agricultores A la par del piloto de MasAgro Móvil, se realizan otras actividades de investigación, como visitas de campo para obtener información que ayude a mejorar el proyecto. Con este propósito, un equipo de investigación y análisis acudió al campo para entrevistar a agricultores de distintos estados de la República Mexicana y a actores clave, como Si se es agricultor bajio agricultor chiapas agricultor general agricultor pacifico norte agricultor valles altos grano agricultor valles altos maiz agricultor Si se es técnico bajio tecnico chiapas tecnico general tecnico pacifico norte tecnico valles altos grano tecnico valles altos maiz tecnico 10 Enlazando al sector agrícola con la Agricultura de Conservación

[close]

p. 13

técnicos, compañías agrícolas e instituciones, y dirigir así el desarrollo de la plataforma de MasAgro Móvil, ya que cada usuario potencial tiene un perfil único, con necesidades regionales específicas. Algunas de las demandas que se detectaron son: información sobre créditos, sequía, seguros agrícolas, sistemas de riego y maquinaria, sembradoras de precisión, entre otras. Uno de los retos que MasAgro tendrá que considerar es la familiaridad que tienen los usuarios con los teléfonos celulares: mientras algunos utilizan los llamados teléfonos inteligentes, otros prefieren emplear teléfonos simples y sistemas de voz en lugar de mensajes de texto; además, puesto que el teléfono móvil no es una alternativa en ciertas regiones, debido a la cobertura telefónica, deben ser valoradas otras opciones. Algunos de los estados que se visitaron fueron Querétaro, Guanajuato, Jalisco y Michoacán. Ahí se detectó cuáles son las áreas del proyecto que deben mejorarse y se planteó una forma más eficiente de realizar su difusión. de Vista Hermosa, Michoacán, un municipio cercano a El Alvareño. El mensaje que el sistema le devolvió incluía abreviaturas que no pudo interpretar, así que se lo reenvió a su técnico para preguntarle el significado. Resultó que en la respuesta se pronosticaba que en los próximos días las temperaturas descenderían y que, con probabilidad, helaría. Ilda no sabía si creer o no en estos datos, así que decidió hacer una prueba y, según sus propias palabras: “Entre que eran peras o manzanas, adelanté el riego en dos de mis parcelas”. A la mañana siguiente, las temperaturas descendieron tanto que la helada quemó la mayoría de sus cultivos, al igual que los de sus vecinos, pero las dos parcelas que había regado el día anterior resultaron menos afectadas. Mejoras al sistema con base en el monitoreo y la evaluación El objetivo del piloto de MasAgro Móvil es aprender de las experiencias para mejorar el servicio. Prueba de ello es la actual colaboración del Sistema Meteorológico Nacional (smn), con quien se realizan pruebas para utilizar su información en las solicitudes del clima. Además, con la suma de esfuerzos de diferentes instituciones y compañías, como la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa), el Servicio de Información Agroalimentaria y Pesquera (siap), Spiralis y, por supuesto, MasAgro, hoy en día se valora la eficiencia del sistema para considerar hacer el cambio de servicio a nivel nacional. También se pretende mejorar la difusión del servicio de MasAgro Móvil para promover la inclusión y participación tanto de agricultores y técnicos, como de compañías, instituciones y los actores de la cadena agroalimentaria. La forma de contactar al equipo de investigación y análisis de MasAgro Móvil es a través de la línea telefónica sin costo 01 800 masagro (462 7247) y del correo cimmyt-contactoac@cgiar.org Estos medios se hacen públicos durante las visitas y capacitaciones, y se invita a los usuarios a reportar fallas técnicas y dar recomendaciones de mejora, además de que se brinda asesoría técnica. Aún queda un largo camino, pero se trabaja en el óptimo funcionamiento del sistema para que, en un futuro próximo, existan muchos más casos de éxito. ac Lecciones aprendidas Existe un caso de éxito en El Alvareño, Michoacán, desde donde Ilda Espinoza Ortega envió un mensaje al número 71 0 71 para solicitar el clima de su comunidad. El sistema le respondió que ésta no se encontraba en la base de datos, por lo que ella pensó que tal vez se debía a lo pequeño de la localidad y decidió intentarlo de nuevo, esta vez con el nombre Enlazando al sector agrícola con la Agricultura de Conservación 11

[close]

p. 14

¿La Agricultura de Conservación en África? Fuente: cimmyt-Informa No. 1847 Fotografía: Máximo Morán, cimmyt Entrevista a Saidi Mkomwa ac: ¿Considera que la ac es la clave para la seguridad alimentaria en África? sm: l Programa Global de Agricultura de Conservación (pgac) del cimmyt trabaja con sus asociados en todo el mundo para propagar los sistemas de producción sustentables entre los pequeños agricultores, mediante la aplicación de los principios de la Agricultura de Conservación (ac). Sin duda, uno de los principales colaboradores en África es la Red Africana de Labranza de Conservación (act, por sus siglas en inglés). En entrevista, Saidi Mkomwa, secretario ejecutivo de dicha organización, platica de la situación actual y el futuro de la ac en África. E Enlace (ac): Desde que la act fue establecida en 1998, ¿ha habido grandes cambios en la adopción de la ac? Saidi Mkomwa (sm): La tasa de adopción no es muy alta, pero pensamos que es buena. Brasil tardó 17 años en llegar a su primer millón de hectáreas bajo las prácticas de la ac. En África llevamos menos tiempo y ya estamos cerca de alcanzar esa cantidad. La tecnología está siendo adoptada, aunque a una tasa menor de lo que quisiéramos, pero seguimos avanzando. La adopción de los principios de la ac ha sido parcial en todo el continente. Por ejemplo, en una de nuestras visitas de intercambio a Zambia conocimos a una mujer —a quien apodamos “mujer descalza”— que no usaba zapatos, pero que se sentía muy orgullosa de ser agricultora. La mujer no practicaba los tres principios [de la ac], sólo labranza reducida combinada con algo de mecanización; sin embargo, esto ya es un comienzo. La Revolución Verde, que ha sido de tanta ayuda en Asia, pasó de largo y África no recibió sus beneficios. Pensamos que esto se debe, sobre todo, a la falta de infraestructura adecuada en el continente: proveer de fertilizantes a la gente es un problema por lo difícil que es transportarlos; los agricultores no tienen dinero y no hay bancos que hagan préstamos. Sin embargo, aun cuando los productores utilicen de manera eficiente fertilizantes y semilla mejorada, su trabajo se ve obstaculizado por otros factores, como la degradación del suelo, la cantidad escasa de humedad y el inadecuado acceso al agua. Para que África pueda aprovechar los beneficios, habrá que mejorar el suelo. Creemos que la Revolución Verde en África tiene que empezar con los pequeños agricultores de las zonas de temporal y la ac es una posible opción, más accesible que, por ejemplo, construir sistemas de riego. Hemos hecho mucha promoción a la ac y esto se nota en los rendimientos. Mucha gente quiere saber cuánto es el aumento de los rendimientos. Yo les digo que deberíamos poner atención en la productividad anual de la tierra y del laboreo. Por ejemplo, nuestros rendimientos son de 2.5 o 3 toneladas por hectárea, pero si podemos sembrar dos cultivos que rindan de 3.0 a 3.5 toneladas por hectárea, el resultado final será de 6.0. ¡Y no sólo eso!, con la ac también aumenta la retención de humedad en el suelo, lo que, a su vez, incrementa la productividad anual de la tierra y, si se utiliza el rastrojo, disminuye la dependencia de insumos externos como los fertilizantes, que los agricultores no pueden conseguir. AC: ¿Cuáles son los retos más grandes que enfrentan en su trabajo? sm: Que la gente no sabe que existe la ac. Organizamos numerosas actividades para dar a conocer la tecnología, desde conferencias 12 Enlazando al sector agrícola con la Agricultura de Conservación

[close]

p. 15

hasta visitas de intercambio. Sin embargo, lo que hace esto más difícil es que muchos de nuestros colegas siguen enseñando a sus alumnos a trabajar sistemas convencionales. Nosotros les decimos a los agricultores que no labren la tierra; los profesores instruyen a las futuras generaciones de agentes de extensión para que hagan lo contrario. Establecimos una comunidad de práctica para investigadores y académicos, a través de la cual tratamos de sensibilizar a los profesores para que hagan algunos cambios en sus planes de estudio. Cambiar la mentalidad de las personas es otro de nuestros retos, pues toda su vida han estado practicando la agricultura de una manera cuando, de pronto, llegamos nosotros y les decimos que tienen que hacerlo de otra forma. Los retos son diferentes, dependiendo del sistema de producción y de los recursos de los agricultores. No podemos utilizar métodos prescriptivos, tenemos que trabajar con los agricultores para encontrar soluciones apropiadas para ellos. En los sistemas de pastoreo, por ejemplo, se tiene que integrar el ganado; no obstante, hemos visto promotores de la ac que consideran el ganado como una amenaza. En realidad, la integración del ganado es benéfica para los sistemas agrícolas porque aumenta el valor de nuestros cereales: en lugar de llevar grano al mercado, las personas pueden llevar leche o huevos. En África occidental no se puede, literalmente, hablar de utilizar los rastrojos como mantillo —la gente piensa que uno está loco. Tienen un valor especial para ellos, pues utilizan una parte para alimentar a sus animales. Una vez más, hay que considerar otras opciones, como arbustos y árboles. AC: ¿El argumento del cambio climático ayuda a convencer a los agricultores africanos para que adopten la AC? sm: Es uno de sus más grandes promotores. Los agricultores que ya utilizan esta tecnología muestran a sus vecinos que sí se puede cosechar algo; con la agricultura convencional a veces pierden todo. Ante esto, no necesitamos decir nada más. Hay una mayor estabilidad en los campos donde se utiliza la ac. El mensaje es claro y directo. AC: Si yo fuera un pequeño agricultor africano, ¿cómo me convencería de adoptar la AC? sm: Le diría: ‘Usted ha practicado la agricultura por 40 años, ¿me puede decir qué beneficios le ha reportado el sistema que utiliza?’. Aquí es importante reflexionar en cómo la agricultura convencional ha proporcionado sustento a la familia de los agricultores: esto no ha ocurrido y tienen que buscar opciones. Nosotros les ofrecemos una. Pero si usted fuera un agricultor africano, lo llevaríamos con el vecino más cercano, aquél a quien le esté yendo bien, para que hablara con él. Si nosotros le hablamos a usted como científicos o promotores de desarrollo, quizá piense que estamos exagerando los beneficios. Ése es el reto que tenemos ahora: tener suficientes agricultores modelo. AC: ¿Cómo les ayuda el cimmyt en su trabajo? El cimmyt es un colaborador importante en materia de capacitación e investigación. Como no tenemos nuestro propio sistema de investigación, el Programa Global de Agricultura de Conservación es de enorme ayuda en nuestra labor. El cimmyt también coordina el proyecto Mecanización y Agricultura de Conservación para la Intensificación Sustentable (facasi, por sus siglas en inglés); nosotros participamos en este proyecto y, como sabemos que la mecanización es uno de los obstáculos para la adopción de la ac en África, esta alianza es muy valiosa. Además, estamos organizando conjuntamente —con el cimmyt, la fao y nepad — el próximo Congreso de Agricultura de Conservación en África (del 18 al 21 de marzo de 2014, en Lusaka, Zambia). Habrá agricultores invitados en el congreso y eso nos dará la oportunidad de escucharlos y conocer sus problemas y sus progresos. Necesitamos seguir avanzando porque creemos que si aumenta la adopción de la ac, se producirá un enorme impacto en la seguridad alimentaria, local y en todo el continente. ac sm: AC: ¿La AC tiene algún aspecto negativo? sm: ac Hasta ahora no hemos encontrado ninguno. La propicia una situación de ganar-ganar, ya que los agricultores producen más cultivos alimentarios, revierte la degradación del medio ambiente y contrarresta los efectos negativos del cambio climático, en beneficio de las futuras generaciones. Creemos que la Revolución Verde en África tiene que empezar con los pequeños agricultores de las zonas de temporal y la ac es una posible opción, más accesible que, por ejemplo, construir sistemas de riego Enlazando al sector agrícola con la Agricultura de Conservación 13

[close]

Comments

no comments yet