MBVol01n1

 

Embed or link this publication

Description

Revista de la Real acadèmia de medicina de les Illes Balears. Volumen 1, número 1, 1986

Popular Pages


p. 1

Medicina Balear REAL ACADEMIA DE MEDICINA Y CIRUGIA DE PALMA DE MALLORCA .. ·-- ·- .. -. -- CON LA COLABORACION DE LA CONSELLERIA DE SANIDAD DEL GOBIERNO DE LA COMUNIDAD AUTONOMA DE LAS ISLAS BALEARES Volumen 1 - Número 1 - Enero/ Abril 1986

[close]

p. 2



[close]

p. 3

Medicina .Balear REAL ACADEMIA DE MEDICINA Y CIRUGIA DE PALMA DE MALLORCA Volumen 1, Número 1 Enero/ Abril 1986 Presidente José M . Rodríguez Tejerina Director: Arnaldo Casellas Bernat Secretario de redacción: Juana M.ª Román Piñana Comité científico: Francisco Medina Martí, José M . Mulet Fiol, Juan Manera Rovira , Santiago Forteza Forteza , Andrés Torrens Pastor, Victoriano Fernández Vila, Bartolomé Darder Hevia, Miguel Manera Revira, José Llobet Munné, Bartolomé Mestre Mestre, Pedro Aguiló , Santiago Luelmo Román , Miguel Munar Qués , Nicolás Pascual Piris , José Tomás Monserrat, Miguel Llobera Andrés , Guillermo Mateu Mateu , B. Cabrer Barbosa, José Miró Nicolau. CON LA COLABORACION DE LA CONSELLERIA DE SANIDAD DEL GOBIERNO DE LA COMUNIDAD AUTONOMA DE LAS ISLAS BALEARES Redacción: Merey, 8 . Teléfonos : 721230. 07001 PALMA DE MALLORCA.

[close]

p. 4



[close]

p. 5

Medicina Balear REAL ACADEMIA DE MEDICINA Y CIRUGIA DE PALMA DE MALLORCA Sumario lntroducció G. Oliver Capó 5 Presentación J. M. ª Rodríguez Tejerina 7 Originales Anatomía microvascular de la fosa interpeduncular en el hombre (Implicaciones clínicas y neuroquirúrgicas). J. M.ª Cabezudo Artero 9 Revisiones Revisiones Epilepsia betalactámica. M . Munar Qués 24 Importancia de los estudios con isótopos radioactivos dentro del contexto general de la medicina de nuestro tiempo. A. Peñafiel Ramírez . 30 Revisiones Examen doppler en la insuficiencia valvular mitral: nuevos aspectos de un viejo problema: G. Pons Liado 38 Medicina Rural Historia Historia Retratos Nuestros problemas. J. Peris 43 La «cirugía antiséptica» en Mallorca. J . M.ª R. Tejerina 45 Epidemiología de la tuberculosis en Baleares. J . Manera Rovira 47 Pedro Alcover Sureda. J . Tomás Monserrat 50

[close]

p. 6

/·,JO .•: .I•'' .· -· ~· ~ ..... J. ' :\

[close]

p. 7

lntroducció Les Reíais Académies de Medicina i Cirugía varen esser fundades a 1830 pel Rei Ferran VII é «Deseoso de fomentar en mis dominios el estudio teórico y práctico de la Ciencia de curar, procurando a los que se dediquen a esta tan noble como útil Facultad todos los medios de adelantar, de instruirse y de extender la esfera de sus conocimientos ... » La de Palma de Mallorca es constitueix el 18 de man;: de 1831. Ha estat gran la seva labor en aquests 155 anys d'existéncia malgrat la penúria económica amb la que s'ha hagut de desenvoldre i que ha estat un constant de tota la seva historia. Les tasques que li varen esser encomenades en el seu Reglament Fundacional eran ingents . Cree que val la pena recordar qualcunes d'elles, no tant sois per veure que no han perdut un apex d'actualitat, sinó perqué reconeguem també que aquesta preocupació per ni mica la salut pública ha estat una constant en l'esdevenir historie del nostre país i no patrimoni o descoberta d'una generació. Cosa ben diferent és que s'hagi posat més l'accent en el guarir que en el prevenir a les darreres décadas i en gran part per causa de l'enorme desenvolupament de la Farmacología. Aixídoncs, recordem qualcunes de les missions encomenades a la Reial Academia Seria consultada sobre la salut pública: política médica, construcció d'hospitals, hospicis, presons, escorxadors, cementiris, desecacions de basses, situació de les fabriques, neteja de clavegueres , etc. etc.; pel que fa la manera d'atallar el progrés i fins i tot procurar l'extinció de la pigota i d'altres mals particularment contagiosos. Tenia al seu carreg la inspecció d'epidemies. Propugnava la vacunació gratuita. Haurien de perseguir als intrusos i curanders. Vigilarien que els apotecaris no venessin remeis sense recepta En els darrers temps a Balears, és evident que la Medicina en el seu sentit més ampli ha fet un canvi important, evolucionant des del treball en solitari. sense quasi contactes amb els demés professionals , fins al treball en equip amb intercanvis constants d'idees i d'experiéncies que avui per avui constitueix una realitat no sois en els ambients hospitalaris, sinó també (i en tenim proves recents) , en l'ambit de la medicina rural. Las Reales Academias de Medicina y Cirugía se fundaron en 1830 por el Rey Fernando VII «Deseoso de fomentar en mis dominios el estudio teórico y práctico de la Ciencia de curar, proporcionando a los que se dediquen a esta tan noble como útil y apreciable Facultad todos los medios de adelantar, de instruirse y de extender la esfera de sus conocimientos ... ». La de Palma de Mallorca queda constituida el 18 de marzo de 1831 . Grande ha sido su labor en estos 155 años de existencia a pesar de la penuria económica con que ha tenido que desenvolverse y que ha sido una constante en toda su historia . Las tareas que se le encomendaron en su Reglamento fundacional eran ingentes . Creo que vale la pena recordar algunas de ellas, no sólo para ver que no han perdido un ápice de actualidad, sino para que también reconozcamos que esta preocupación por la salud pública, ha sido una constante en el devenir histórico de nuestro país y no patrimonio o descubrimiento de una generación . Cosa distinta es que, en las últimas décadas y en buena parte por el enorme desarrollo de la Farmacología , se haya puesto más el acento en el curar que en el prevenir. Recordemos pues , algunas de las misiones encomendadas a la Real Academia . Sería consultada sobre la salud pública: política médica, construcción de hospitales, hospicios, cárceles, mataderos, cementerios, desecación de balsas , situación de las fábricas, limpieza de cloacas , etc. etc .; sobre el modo de atajar los progresos y aún procurar la extinción de las viruelas y otros males particularmente contagiosos . Tenía a su cargo la inspección de epidemias. Propugnaba la vacuna ción gratuita. Perseguirían a los intrusos y curanderos. Vigilarían que los boticarios no vendieran remedios sin receta . En Baleares , en los últimos tiempos, es evidente que la Medicina en su más amplio sentido ha dado un cambio importante, evolucionando desde el trabajo en solitario sin apenas contactos con los demás profesionales , hasta el trabajo en equipo con intercambios constantes de ideas y experiencias que hoy día es una palpable realidad, no sólo en los ambientes hospitalarios, sino también (y de ello tenemos pruebas recientes) , en el ambiente de la medicina rural. Esta labor de equipo está fructificando en numerosos trabajos científicos esparcidos 5

[close]

p. 8

Aquesta tasca d'equip dona fruit en nombrases treballs científics espargits per multitud de revistes i d 'actes de Congresos i que gairebé són coneguts pels components de cada especialitat a la nostra comunitat. El fet que la nostra Reial Academia de Medicina i Cirurgia , complint una de les seves obligacions fundacionals com és la de «fomentar el estudio teórico y práctico de la Ciencia de curar» , hagi decidit tirar envant aquesta Revista «Medicina Balean> pot ser l'aglutinant de tanta tasca dispersa i al mateix temps esperó i estímul per al desenvolupament científic. És per tates aquestes raons que aquest projecte ha trobat des del principi tot el nostre recolzament, car en estimular les iniciatives d'aquests cossos intermitjos que conformen la nostra societat, crem que complim amb una de les nostres obligacions com a Administració . Al mateix temps consider que és una necessitat sentida a la nostra Comunitat Autónoma, potenciar tates aquelles labors d'investigació, d'estudi i de difusió científica que s'hi duguin a terme en la línia de la qual és traben realitzacions com la de la publicació d'aquesta Revista, perla qual cosa la Consellería de Sanitat vol donar-li el recolzament possible en tot moment, i fer públic el seu reconeixement a la Reial Academia de Medicina i Cirugia de Balears, encoratjant-la a seguir pel camí que s'ha trai;:at. Camí en el que sempre es trabara acompanyada per nosaltres, en bé de tots els professionals de la sanitat, i, en definitiva, de la salut deis ciutadans de les nostres llles. Des d'aquí convit a tots els professionals sanitaris de Balears a coJ·Jaborar en aquesta empresa amb ilusió i entusiasme, car en paraules de la Revista Médica Balear antecessora brillant de la que ara veu la llum «es hora de obedeciendo de los tiempos que atravesamos pongan sus méritos al servicio de esta grande obra». por multitud de revistas y actas de Congresos y que apenas son conocidos por los componentes de cada especialidad en nuestra Comunidad . El hecho de que nuestra Real Academia de Medicina y Cirugía, cumpliendo con una de sus obligaciones fundacionales cual es la de 'fomentar el estudio teórico y práctico de la «Ciencia de curar', haya decidido sacar adelante esta revista «Medicina Balean>, puede ser el aglutinante de tanto trabajo disperso y al mismo tiempo acicate y estímulo para el desarrollo científico. Es por todas estas razones que este proyecto ha encontrado desde el principio todo nuestro apoyo ya que al estimular las iniciativas de estos cuerpos intermedios que conforman nuestra sociedad, creemos cumplir con una de nuestras obligaciones como Administración . Al propio tiempo considero que es una necesidad sentida en nuestra Comunidad Autónoma potenciar cuantas labores de investigación, estudio y difusión científicas se produzcan en ella, en cuya línea se encuentran realizaciones como la de la publicación de esta Revista , por lo que la Consellería de Sanidad quiere prestarle el apoyo posible en todo momento, y hacer público su reconocimiento a la Real Academia de Medicina y Cirugía de Baleares, animándola a seguir adelante en el camino que se ha trazado . Camino en el que siempre se encontrará acompañada por nosotros, en bien de todos los profesionales de la sanidad , y , en definitiva , de la salud de los ciudadanos de nuestras Islas. Invito desde aquí a todos los profesionales sanitarios de Baleares a colaborar en este empeño con ilusión y entusiasmo pues con palabras de la Revista Médica Balear, brillante antecesora de la que ahora ve la luz, «es hora que obedeciendo a las exigencias de los tiempos que atravesamos pongan sus méritos al servicio de esta grande obra» . G. Oliver Capó Conseller de Sanitar i Seguretat Social del Govern Balear. 6

[close]

p. 9

Presentación Con honda alegría presentamos el primer número de Medicina Balear, órgano oficial de la Real Academia de Medicina y Cirugía de Palma de Mallorca . Medicina Balear aparecerá cuatrimestralmente y será repartida de manera gratuita a todos los médicos de esta comunidad . Las páginas de la revista acogerán, no sólo los trabajos científicos dados a conocer en el seno de la Real Academia, sino también aquellos de interés relevante escritos, preferentemente, por facultativos residentes en las Islas Baleares y relacionados con el Arte de Curar. En estos ilusionados momentos que culminan muchas horas de esfuerzo, es obligado recordar a nuestros antecesores en la noble tarea de dar a conocer, divulgar y fijar en letra impresa, los desvelos profesionales de los galenos mallorquines. Hace ahora más de un siglo, en 1847, apareció en Palma una publicación médica titulada La Abeja Médica, «Revista de los diarios de Medicina, Cirugía, Farmacia, Ciencias Físicas y Naturales; trabajos académicos . Repertorio completo de terapéutica, higiene, obstetricia, medicina legal, toxicología, veterinaria, variedades, bibliografías» . «Redactada por una Sociedad de profesores de Medicna, Cirugía, Farmacia y Ciencias». Esta revista se editaba en Barcelona, en la imprenta de Roberto Torres, calle de San Pablo n.º 92. Apenas subsistió un lustro, pues dejó de aparecer en 1852. Don Felipe Guasp admitía suscripciones para La Abeja Médica en su librería palmesana, suscripciones que también podían hacerse, «en casa de D. Antonio Gelabert, subdelegado de Medicina y Cirugía de Palma calle del Ermitanent, a 40 rs. por año». Por aquellas calendas, la imprenta 7 Guasp de Palma de Mallorca , editaba , a su vez, La Medicina Ecléctica, periódico mensual, «Por una Sociedad de Médico-Cirujanos», que tuvo, asimismo, una vida muy corta, de apenas tres años, de 1849 a 1852. Contenía varias secciones: Parte teórica, Parte práctica, Farmacia, Variedades. Una existencia aún más efímera , de tan sólo unos meses, de 1876 a 1877, tuvo un tercer periódico; El Porvenir de Mallorca, que era una revista decena! de «Agricultura, Industria, Comercio, Medicina y Veterinaria». Estas dos últimas ramas del saber venían impresas en la portada con caracteres tipográficos mucho más pequeños que las actividades antes citadas . El Porvenir de Mallorca tuvo como director a don Pedro Estelrich y se imprimió en la imprenta de Bartolomé Rotger, Palacio 2 y 4 de Palma. Pero la publicación médica más importante de la época fue, sin duda alguna, la Revista Balear de Medicina, Farmacia y Veterinaria, «Organo del Colegio Médico-Farmacéutico», cuyo primer número salió a la luz el 1 .0 de enero de 1885. Inicialmente esta revista aparecía los días 1 y 15, bimensualmente . Luego lo hizo los días 15 y último de cada mes, «para facilitar su repartición con puntualidad» . La Revista Balear de Medicina, Farmacia y Veterinaria, tenía su redacción en la calle Pelaires 70, bajo interior, en el mismo local del Colegio MédicoFarmacéutico. Su tirada era de 650 ejemplares . En 1888 cambió su nombre por el de Revista Balear de Ciencias Médicas y apareció decenalmente. Fue su primer director don Lorenzo Muntaner y Amengua!, «médico y presidente del Colegio», quien ya había sido presidente de la Academia Quirúrgica Mallorquina y lo sería también, a poco, de la Real Academia de Medicina y Cirugía de Palma de Mallorca. La Revista se imprimía en Palma , en la imprenta de J.Colomar y Salas, calle de la Campana n. º 2.

[close]

p. 10

En su redacción se reunieron , en torno a una gran mesa ovalada, que todavía se conserva en la biblioteca del actual Colegio de Médicos, los más preclaros facultativos de la Isla en aquellos espléndidos años finales del siglo XIX, de la Reinaxen<;a mallorquina . Entre tan brillante pléyade destacaban, por su indeclinable amor a la Revista, don Guillermo Serra quien, a fuer de excelente gramático, corregía siempre las galeradas; don Mariano Aguiló, médica de la Inclusa; don Juan Mercant, defensor acérrimo de las terapéuticas de Trousseau; don Domingo Escafí, de menguada estatura , muy miope, con grandes bigotes blancos e ideas políticas muy avanzadas; don Enrique Fajarnés i Tur, elegante médico ibicenco, funcionario de Correos, publicista incansable que suministraba , de contínuo, múltiples artículos. En fin , la nota divertida de la redacción la constituía don José Cerdá , Simprofié, como firmaba sus pequeñas crónicas médicas en la Ultima Hora. El doctor Cerdá espigaba de la prensa médica extranjera noticias muy pintorescas que se apresuraba a insertar en la Revista. La Revista Balear de Ciencias Médicas incluía varias secciones; una Profesional, en la que se daban a conocer los problemas de las corporaciones médicas, farmacéuticas y veterinarias; otra Doctrinal que abordaba temas de interés general , como por ejemplo la Cirugía antiséptica, La flora médica balear; y otras secciones, asimismo muy de actualidad, entre ellas la denominada Práctica, con abundantes noticias de Farmacia operatoria; amén de las recensiones de revistas extranjeras y nacionales y una página de Miscelánea con informaciones oficiales y present ación de casos clínicos. La Revista Balear de Ciencias Médicas finalizó su fecundo caminar el 30 de diciembre de 1912, coincidiendo con una etapa de atonía de la Medicina Balear. Resurgió, sin embargo, en 1916, por el impulso del erudito médico de Artá, don José Sureda i Massanet, presidente a la sazón del Colegio de Médicos, pero desapareció, definitivamente, en 1918. Medicina Balear que nace hoy, renueva , pues, una inolvidable trayectoria informativa . Y quiere hacerse eco, también, de la gran labor que realizan en la actualidad, en el ámbito de nuestra Comunidad Autónoma , otros insignes médicos, biólogos, científicos , hermanados en el anhelo de conseguir una Medicina más eficaz y humanizada. Nuest ra gratitud al doctor don Gabriel Oliver, conseller de Sanitat i Seguret at Social del Govern Balear, así como a los miembros de la Real Academia de Medicina y Cirugía de Palma de Mallorca, a los compañeros de la Universidad, del Hospital General , de la Resi dencia Sanitaria, de los Colegios de Médicos, Farmacéuticos y Veterinarios . A todos los componentes de la gran familia sanitaria balear por su generosa colaboración. Ojalá no decaiga nunca su entusiasmo y est a revista, que tanto puede honrarnos t enga una existencia larga , rica en trabajos y esperanzas . José M .ª Rodríguez Tejerina Presidente de la Real Academia de Medicina y Cirugía de Palma de Mallorca. 8

[close]

p. 11

Originales Anatomía microvascular de la fosa interpeduncular en el hombre. (Implicaciones clínicas y neuroquirúrgicas) J.M .ª Cabezudo Artero El conocimiento de la anatomía microvascular del mesencéfalo y del diencéfalo posterior es esencial en el manejo quirúrgico de esta región . El objeto de este estudio es la clarificación y sistematización de las estructuras vasculares de la zona. Las ramas perforantes que se originan de los cinco milímetros distales de la arteria basilar, de los siete milímetros proximales de las arterias cerebelosas superiores y del segmento P de la arteria cerebral posterior han s\do estudiadas en 56 hemisferios cerebrales humanos en estado fresco . Los cerebros fueron inyectados con una resina plástica . El sitio de penetración de las arterias perforantes es un pequeño espacio en la parte superior de la fosa · interpeduncular. Los dos tercios anteriores de este espacio constituyen la sustancia perforada posterior, siendo el tercio posterior el lugar de penetración de las ramas que irrigan al mesencéfalo inferior. La sustancia perforada posterior se divide en dos mitades, anterior y posterior. La mitad anterior es perforada por las arterias talámiM édico Adjunto de Neurocirugía. Residencia Sanitaria Virgen de Lluc Premio Médico Matas cas paramediales (diámetro externo= 0 .57 ± 0 . 11 mm .), y la mitad posterior por las arterias mesencefálicas paramediales superiores (diámetro externo= 0 .20 ± 0 .06 mm .). Las arterias perforantes se originan a partir de troncos que nacen del segmento P1. Dichos troncos dan ramas exclusivamente a la mitad anterior en el 30 %, a la mitad posterior solamente en el 13 %, y a ambas mitades en el 5 7 %. Hemos observado un total de 26 anastomosis entre las ramas perforantes . Las arterias mesencefálicas paramediales inferiores penetran al encéfalo por el tercio posterior de la parte superior de la fosa interpeduncular y se originan del segmento P en el 32 % de los cerebros de los -J milímetros proximales de la arteria cerebelosa superior en el 45 % y de los 5 milímetros distales de la arteria basilar en el 23 %. Hemos hecho una sistematización de nuestros hallazgos, a la luz de la cual hemos podido hacer una discusión de los diversos aspectos de la enfermedad vascular oclusiva a dicho nivel y de los aspectos quirúrgicos pertinentes a las lesiones que se desarrollan en la zona del diencéfalo posterior y parte superior de tronco encefálico . Se hacen unas consideraciones pertinentes al tratamiento quirúrgico de estas lesiones y en particular de los aneurismas de la bifurcación de la arteria basilar . Introducción El conocimiento exacto de la microanatomía de la fosa interpeduncular (FI) es de importancia primordial para los cirujanos que aborden lesiones vasculares o tumorales de esta área y en particular aneurismas de la bifurcación de la arteria basilar. Los estudios de las estructuras vasculares de la fosa interpeduncular que se han hecho hasta ahora han sido sobre cerebros fijados en formol o usando técnicas de inyección-perfusión2. 6. 1. 10. 1e. 21. 2s-31. 33. 36, 40. Nosotros 9

[close]

p. 12

hemos investigado la anatomía microvascular de esta región usando cerebros humanos frescos inyectados con una mezcla resina poliester, y hemos encontrado que esta técnica ofrece múltiples ventajas sobre las demás para la disección microanatómica de los vasos del espacio perforado posterior (EPP) y de la fosa interpeduncular. En primer lugar es posible realizar una medición más exacta de los diámetros externos y longitud de los vasos además, la definición de los patrones de ramificación y los puntos de penetración en el cerebro se vé ampliamente facilitada y en último lugar, las múltiples variaciones de los vasos pueden definirse más claramente. Material y método El material de nuestro estudio está compuesto por 28 cerebros frescos obtenidos en autopsias realizadas entre cuatro y ocho horas después de la muerte a adultos sin signos de enfermedad del sistema nervioso central. Después de lavados, los cerebros eran sumergidos en una solución Ringer. La arteria basilar se canulaba entonces con un cateter de polietileno 18 G. cuyo extremo quedaba inmediatamente proximal al origen de las arterias cerebelosas superiores (ACS) . Las arterias carótidas supraclinoideas (ACI), las arterias cerebrales medias (ACM) y arterias cerebrales anteriores (ACA) se ligaba con una seda del 000. A través del cateter, cada cerebro era inicialmente perfundido con 300 ce . de suero salino y a continuación con una resina plástica preparada mezclando un monómero (Styrene al 40-50 %) con un catalizador (Methilethyl ketone peroxide) y una resina roja (Cadmio disuelto en ethyl-hexanol) en una proporción 1O : 1 : 1 . La mezcla se inyectaba manualmente hasta que un llenado satisfactorio de la arteria basilar y sus ramas era evidente. Los cerebros eran entonces dejados en reposo en un baño de so10 lución de Ringer a 4° C. durante el proceso de polimerización . Entre dos y tres horas después de la inyección los cerebros estaban listos para ser examinados. Los cerebros se colocaban con su cara ventral hacia arriba, y la superficie ventral del tronco cerebral se examinaba en una dirección rostro-caudal (Figura 1) que permite una visión directa de la fosa interpeduncular. Las disecciones se realizaron con la ayuda de un microscopio quirúrgico ( 1OX a 25X) e instrumental de microcirugía. Para la documentación gráfica se usó una máquina fotográfica Pentax K-1000 acoplada al microscopio. En cada cerebro se estudiaron los si. guientes parámetros: origen, longitud, diámetro externo, patrón de ramificación y punto de penetración en el cerebro de aquellos vasos que se originaban de la porción de la arteria cerebral posterior proximal a la arteria comunicante posterior (porción P- 1, o sólo P-1), de los últimos 5 mm . de la Fig. 1 Relaciones entre la fosa interpeduncular y la anatomía vascular del cerebro tal y como se ve en la posición anatómica empleada en el estudio (cara ventral del cerebro).

[close]

p. 13

IHSENCEFALO -urM PP.OlUBlRAHCI A Fig. 2 2A) Perspectiva ventral de la parte posterior del polígono de Willis mos trando la fosa interpeduncu/ar. 28) y 2C) Perspectiva lateral de la fosa interpeduncular BA y 1 =Arteria basilar; SCA y 2 = Arteria cerebelosa superior; PCA (P 1) y 3 = Segmento P 1 de la arteria cerebral posterior; PThA-SPMA = Complejo de las arterias ta/árnicas paramediales y arterias paramediales mes encefálicas superiores; 111 =Nervio oculomotor; PCoA =Arteria comunicante posterior; MB = Cuerpos mamilares; FI o IF = Fosa interpeduncular. El asterisco muestra la fosa interpeduncular. Todos los datos se registraban de forma numérica y gráfica mediante apuntes detallados. Además , todas las disecciones fueron fotografiadas . Resultados Se define como Fosa lnterpeduncular al espacio cuyo límite superior son los cuerpos mamilares y mitad anterior de la sustancia perforada posterior; el límite posterior está constituido por la mitad posterior de la sustancia perforada posterior y la cara anterior del tegmento mesencefálico; el límite inferior es la porción anterosuperior de la protuberancia; los límites laterales están constituidos por los pedúnculos cerebrales y como límite anterior, la bifurcación de la arteria basilar y segmentos proximales de la arteria cerebral posterior (Figuras 2 y 3) . Las raíces del nervio oculomotor emergen en sentido divergente del mesencéfalo en un punto situado entre los pedúnculos cerebrales y la sustancia perforada posterior, aproximadamen11 arteria basilar y de los 7 mm. proximales de la. arteria cerebelosa superior.

[close]

p. 14

te a mitad de la altura de esta última, y atraviesan la fosa interpeduncular en un sentido ventrolateral rodeando al pedúnculo, para pasar hacia el seno cavernoso entre las arterias cerebral posterior y cerebelosa superior (Figura 2) . La Sustancia Perforada Posterior (PPS) es un área de sustancia gris de forma triangular con la base rostral limitando con los cuerpos mamilares, y un apex caudal situado en el límite mesencéfalo-protuberancial. Sus dimensiones son de 3 .25 ± 0 .29 mm. en la base y de 8.11 ± 1. 19 mm . de altura (Figura 2) . Los vasos que penetran en el encéfalo por la PPS y tegmento mesencefálico anterior, los hemos clasificado en Arterias Ta/árnicas Paramediales (PThA), Arterias Mesencefálicas Paramediales Superiores (SPMA) y Arterias Mesencéfalicas Paramediales Inferiores (IPMA) . Las PThA y las SPMA se originan en el segmento de la arteria cerebral posterior comp rendido entre su origen y la arteria comun icante post erior (Segmento P1 o P1 ) . Estas arterias se originan bien como troncos comunes a ambas, o como troncos únicos (Figura 5). Estos troncos siguen un curso hacia at rás atravesando la fosa interpeduncular donde se ramifican generalmente en ramas tortuosas que penetran en el parénquima por la PPS . Se definen como A rterias Talámicas Paramediales (PThA) a aquellas que penetran por la mitad ant erior de la PPS y Arterias Mesencéfalicas Paramediales Superiores (SPMA) a aquellas que penetran por la mitad posterior de la PPS (Figuras 3 y 4) . El número tot al de art erias perforant es en los 28 cerebros estudiados fue de 278 (media = 9. 7) que provenían de 7 4 troncos . Las arterias de la mitad anterior de la PPS (PThA) fueron 123 (44 %) y eran mayores (diámetro externo medio= 0 .52 ± 0.9 mm .) que las 155 (56 %) arterias de la mitad 12 Fig . 3 Vista de la fosa interpeduncular después de que ha sido limpiada totalmente de vasos, mostrando los puntos de entrada de las PThAs, SPMAs e IPMAs a través de la sustancia perforada posterior. SPMA = Arterias mesencefálicas paramediales superiores; PThA = Arterias ta/árnicas paramediales; IPMA = Arterias mesencefálicas paramediales inferiores; 111 = Nervio oculomotor; MB = Cuerpos mamilares

[close]

p. 15

TABLA 11 NUMERO, DIAMETRO Y ORIGEN DE LOS TRONCOS PThA-SPMA Y NUMERO Y DIAMETROS DE SUS PERFORANTES Diámetro (mm.) Media Límites ORIGEN (desde el Ramas perforantes a la PPS comienzo de P1) Media Límites Número Total Numero por tronco Tipo A B Número Diametro medio 17 (23 %) 5 (6 .7 %) 6 (8 . 1 %) 4 (5.4 %) 0 .56 0.4-1 .0 0 .75 0 .6-0.9 4 .99 2-9.5 2.5 2-4.0 0-2 .0 1.4 2.65 1-3.6 2 .76 1-5.5 2.35 1-5.0 2.5 - 17 11 6 8 123 109 4 278 1 2 .2 0 .56 0 .46 0 .3 0 .21 0. 3 3 0 .39 - 0 .30 0.2-0.4 0 .36 0 .3-0.5 26 (35 .1 %) 0 .69 0 .5-1 . 1 E F 15 (20 .3 %1 0 .83 0 .6-1 . 1 1 (1 .3 %) 0 .9 G TOTAL : 74 e o 1 2 4 .73 7.26 4 PThA = Arteria Talámica Paramediana SPMA = Arteria Mesencefálica Paramediana Superior P1 = Segmento de la arteria cerebral posterior comprendido entre su origen ·y la arteria comunicante posterior. PPS "' Sustancia Perforada Posterior. de troncos que nacen a partir del segmento P1 , 7 primeros mm . de la arteria cerebelosa superior y 5 mm. distales de la arteria basilar (Figuras 8 y 9) . Estos troncos rodean a la parte superior de la protuberancia cruzando la parte inferior de la fosa interpeduncular donde se ramifican en las IPMAs que tienen un curso hacia atrás para penetrar al encéfalo en la cara anterior del tegmento mesencefálico inmediatamente por encima del surco mesencéfalo-protuberancial (Figura 3) . Las IPMAs irrigan a los territorios paramediales del mesencéfalo inferior. El número total de IPMAs observados fue de 96 ; de ellas, 30 se originaron del segmento P1 , 42 de la arteria cerebelosa superior y 24 de la arteria basilar (Tabla 111). Todos los troncos de las IPMAs tienen un origen en las caras posterior e inferior de sus arterias de origen. En 20 cerebros encontramos un total de 40 pequeñas arterias (diámetro medio= 0 . 15 ± 0.03 mm.), que originándose en las arterias perforantes, iban a irrigar a los nervios oculomotores en su curso por la fosa interpeduncular. La cara medial de los pedúnculos cerebrales se irrigaba a partir de un total de 129 arterias (diámetro me13 A B C O E Tronco único unilateral Tronco único bilateral Tronco doble unilateral Tronco doble y único alternos Troncos dobles bilaterales Fig. 5 Esquema de la clasificación de los troncos PThA -SPMA de acuerdo al patrón de origen a partir del segmento P 1 de la arteria cerebral posterior. dio= O. 14 ± 0 .3 mm .) con origen en las perforaciones . Estas arterias fueron observadas en todos los cerebros con una media de 4. 6 ramas por cerebro .

[close]

Comments

no comments yet