MBVol04n3

 

Embed or link this publication

Description

Revista de la Real acadèmia de medicina de les Illes Balears. Volumen 4, número 3, 1989

Popular Pages


p. 1

Medicina Balear REAL ACADEMIA DE MEDICINA Y CIRUGIA DE PALMA DE MALLORCA ~~ · ,,._....., D . 1 T .----~·· ~.---lt .K ··:( ~ \.. t:· . • ........ \ .. --- ,,.-- .., ·--- -- CON LA COLABORACION DE LA CONSELLERIA DE SANIDAD DEL GOBIERNO DE LA COMUNIDAD AUTONOMA DE LAS ISLAS BALEARES Volumen 4, Número 3 - Septiembre/Diciembre 1989

[close]

p. 2



[close]

p. 3

Medicina<11Balear REAL ACADEMIA DE MEDICINA Y CIRUGIA DE PALMA DE MALLORCA Volumen 4, Número 3 Septiembre/Diciembre 1989 Presidente José M. Rodríguez Tejerina Director: Arnaldo Casellas Bernat Secretario de redacción : Juana M .ª Román Piñana Comité científico: Juan Manera Rovira, Santiago Forteza Forteza, Victoriano Fernández Vila Bartolomé Darder Hevia, Miguel Manera Rovira, Bartolomé Mestre Mestre, Pedro Aguiló, Santiago Luelmo Román, Miguel Munar Qués, Nicolás Pascual Piris, José Tomás Monserrat, Miguel Llobera Andrés, Guillermo Mateu Mateu, B. Cabrer Barbosa, José Miró Nicolau, Antonio Mentís Suau, Feliciano Fuster Jaume, Carlos Viader Farre. CON LA COLABORACION DE LA CONSELLERIA DE SANIDAD DEL GOBIERNO DE LA COMUNIDAD AUTONOMA DE LAS ISLAS BALEARES Redacción: Morey, 8 . Teléfonos : 721230. 07001 PALMA DE MALLORCA .

[close]

p. 4



[close]

p. 5

MedicinatJBalear REAL ACADEMIA DE MEDICINA Y CIRUGIA DE PALMA DE MALLORCA SUMARIO Editorial Nuevos avances en el tratamiento de las complicaciones arterioescleróticas. 141 Original Aplicación de la biología molecular a la detección de portadores de fibrosis quística de páncreas. B. Jaume Roig, B. Simon-Bouy, A. Taillandier, J. Boué, A. Boué 142 Original Patología postura! en relación a los puestos de trabajo. A. Real Horrach, M. Tomás Salvá 148 Original Estudio de las consultas de Pediatría Extrahospitalaria en Baleares (invierno 1989). José M. ª Sevilla 153 Revisión Introducción al diagnóstico citogenético. B. Jaume Roig 166 Revisión Analítica básica en Reumatología. J.A. Ballesteros, J. Orfila, D. Portela, E. Villar, J.M. Méndez 171 Revisión Controversias clínicas y terapéuticas en los accidentes isquémicos transitorios. J.L. Martí-Vilalta 178 Revisión Enfermedades de transmisión sexual. Juan Cartañá Benet 191 Un caso de granuloma eosinófilo pulmonar con adenopatías mediastínicas. LI . Mir Sagristá, T. Togores Solivellas, J .M. Collado Rodríguez, B. Togores solivellas, M. Carmen Gallegos Alvarez, J.J. Torres Rovira 194 Caso clínico

[close]

p. 6

Historia Severo Ochoa en Mallorca. J. M. Rodríguez Tejerina 199 «In memoriam» Dr. D. Francisco Medina Martí. Juana María Román 208

[close]

p. 7

Editorial Nuevos avances en el tratamiento de las complicaciones arterioescleróticas Arnau Casellas A pesar de que los programas epidemiológicos intentan luchar contra esta terrible enfermedad que es la arterioesclerosis, lo cierto es que nuestros Servicios Hospitalarios, están sobresaturados de pacientes que sufren severas estenosis en distintos territorios vasculares y que al situarse a nivel de los troncos supraaórticos, arterias coronarias, renales o del eje fémoropoplíteo, crean serias alteraciones en vísceras tan importantes como son el cerebro, corazón y riñón o producen importante incapacidad física al afectar la circulación de los miembros inferiores. En 1977 el malogrado Andreas Grüntzig, llevó a cabo en Zurich la primera dilatación percutánea de la arteria coronaria, procedimiento que se reconoce como Angioplastia Coronaria Transluminal Percutánea (ACTP). La dilatación de la artenosis se lleva a cabo con un catéter que día a día se está perfeccionando, y que mediante una guía flexible se coloca en el sitio de la estenosis, donde un balón, que ya tiene el calibre mí- nimo posible, sufre una insuflación del orden de las 1O atm. Con ello las placas de ateroesclerosis sufren un proceso de rotura, con la formación de grietas o hendiduras. Las indicaciones actuales para la ACTP son: a) Pacientes con angor. b) Prueba de esfuerzo y/o con radioisótopos positiva. c) Lesión accesible al catéter. Los resultados inmediatos son excelentes en un 80 a 90%, pero luego aparecen reestenosis entre un 20 y 30% . Las complicaciones del método son las siguientes: Mortalidad 1 % Infarto de miocardio 3,5% Complicaciones vasculares periféricas 1,2% Oclusión Coronaria Aguda 2,7% Hay que señalar que el coste del ACTP, es inferior al de la cirugía del By-pass y que el paciente tiene una reincorporación rápida al trabajo. Para los pacientes con extensas lesiones esterioescleróticas y sobretodo de los vasos distales, las limitaciones de la ACTP, así como la cirugía del By-pass o endarteriectomía, son obvias, de aquí que la aplicación de la endarteriectomía mediante rayo Lasser, esté dando excelentes resultados como, informa, la Emory University Medical School de Atlanta. En nuestro medio del Hospital de la Santa Cruz y San Pablo la aplicación de la angioplastia coronaria constituye ya, un medio rutinario, en los casos de lesiones coronarias que la aconsejan. El rayo Lasser de momento está limitado a la estenosis del eje fémoro-poplíteo con excelente resultado, pero ya estamos diseñando el protocolo adecuado para Hemodinámica y Cirugía Cardíaca, para tratar a los pacientes coronarios complicados. 141

[close]

p. 8

Original Aplicación de la biología molecular a la detección de ·portadores de fibrosis quística de , pancreas B. Jaume Roig, * ,** B. Simon-Bouy, ** A. Taillandier, ** J. Boué, ** A . Boué** Introducción La fibrosis quística de páncreas (FO), es una enfermedad monogénica de herencia autosómica recesiva. Es decir, los padres de un individuo afecto FO son portadores obligados del cromosoma alterado. Su frecuencia en la población caucásica es de 1/2.500 recién nacjdos vivos, siendo 1 adulto de cada 25, portador del gen anómalo. El gen, cuya(s) mutación(es) produce(n) la enfermedad se ha localizado en el brazo largo del cromosoma 7 (7q.31). 1· 3 Su defecto bioquímico se desconoce actualmente, creyéndose relacionado con la regulación del transporte de aniones en la membrana epitelial. 4 · 5 Las manifestaciones clínicas de la FO se caracterizan por ser altamente variables, siendo básicamente de 2 tipos: respiratorias (broncopatía crónica obstructiva) y/o digestivas.8 Enfermedad heterogénea, las manifestaciones respiratorias no se encuentran presentes siempre desde el inicio de la enfermedad (que puede ser simplemente digestiva), pero aparecen con el tiempo en la mayorfa de los casos (85%) y condicionarán el mal pronóstico en más de un 95% de los afectos. Una sintomatología respiratoria evocadora de FO será tos crónica, disnea y bronquitis infecciosas y/o asmatiformes, marcadas sobre todo por su carácter recidivante. Las alteraciones digestivas están caracterizadas básicamente por un síndrome de malabsorción con diarrea crónica , responsable del retraso es~aturo­ ponderal, que contrasta con el apetito v~­ raz largo tiempo conservado. Las deposiciones son abundantes, pastosas, brillantes y malolientes. Otros síntomas digestivos serán : íleo meconial en período neonatal con cuadro clínico de oclusión intestinaÍ (10-15% ), 6 • 7 retraso en la eliminación del meconio y prolapso rectal. Si bien, en la mayoría de los casos, el cuadro cl ínico aparece en los primeros meses de vida o dentro del primer año, hay descritas formas tardías de la enfermedad. Finalmente, varios exámenes paraclínicos 142 Resumen Desde hace unos años, la tecnología del ADN recombinante ofrece un nuevo camino para investigar las enfermedades genéticas. De una forma discreta pues, las técnicas de la biología molecular van entrando paulatinamente en la medicina práctica, y si su campo de aplicación (prevención, diagnóstico ... ) es aún limitado, el clínico debe ya interesarse y conocer los diferentes aspectos beneficiosos que esa nueva tecnología puede aportar a la genética humana . En este trabajo de investigación, se presenta una de sus múltiples aplicaciones, como es la detección de portadores heterocigotos en familias con individuos afectos de fibrosis quística de páncreas o mucoviscidosis. * Laboratorio de Genética. Pabellón MaternoInfantil. Hospital Son Dureta. C/ Andrea Doria, 55. 0701 4 Palma de Mallorca. ** Unité 73. lnstitut National de la Santé et de la Recherche Médicale. Chateau de Longchamp. Sois de Boulogne. 75016 París (Francia).

[close]

p. 9

serán de gran utilidad para un claro diagnóstico: - Test del sudor. Es básica una perfecta técnica y puesta a punto para descartar los falsos positivos, requiriéndose un mínimo de 2-3 tests para confirmar el diagnóstico. En la FO, se considera valor patológico un valor de cloro superior a 60 mEq /I. - Esteatorrea. Confirma la maldigestión lipásica (valor normal : < 3 gr./24 hrs.; FO: > 4-5 grs./24 hrs.). - Determinación neonatal de la tripsina inmunorreactiva. - Una radiografía torácica permitirá apreciar el estado pulmonar. Sin embargo, ninguna de dichas manifestaciones y/o pruebas permiten conocer qué individuos, dentro de una familia con un individuo afecto FO, son portadores del cromosoma alterado. Hay que tener en cuenta que los hermanos de un afecto FO, tienen un riesgo mayor de ser portadores que la población normal. Es a partir de la localización en el año 1985, del gen de la FO, en 7q .31, y gracias a técnicas de genética molecular cuando se realizan más avances en la investigación de la FO. No ha sido posible hasta ahora conocer el defecto genético responsable de la FO y no puede realizarse por lo tanto un análisis directo del gen. Sin embargo, puede analizarse de forma indirecta mediante el estudio de sondas moleculares que están muy cerca de dicho locus génico. El estudio con estas sondas moleculares cercanas al gen en familias con un individuo afecto FO permite, siguiendo la segregación de dichas sondas (marcadores) conocer de que forma se ha transmitido (segregado) la mutación y, con ello, conocer qué individuos dentro de la familia son portadores. En el esquema 1, se observa el idiograma del cromosoma 7 con algunas de las sondas moleculares que flanquean de uno y otro lado el locus CF (FQ), así como las sondas empleadas en este estudio y las endonucleasas o enzimas de restricción que posibilitan, mediante el reconocimiento de un determinado polimorfismo bialélico, la conveniente interpretación molecular. 143 n ,, ,, ,, " ,, ,, 7c22 met CF ~ J3.11 /1 - PT-3 -X V-2 C - CF - KM .19 - 09 " " " "' 11 CROMOSOMA 7 TABLA 1 SONDAS ENDONUCLEASAS 7c22 met O met H PT-3 XV-2c KM.19 J3.11 Eco RI Taq 1 Taq 1 Ban 11 Taq 1 Pst 1 Msp 1 ALELOS 1: 7,2 Kb 2: 5,1 Kb 1: 5,0 Kb 2: 4,0 Kb 1: 7,0 Kb 2: 4,2 Kb 1: 0,6 Kb 2: 0,5 kb 1: 2,1 Kb 2: 1,4 Kb 1: 7,8 Kb 2: 6,6 Kb 1: 4,2 Kb 2: 1,8 Kb Para un estudio familiar dos requisitos son fundamentales: - Tener un claro diagnóstico clínico de la enfermedad. - · Disponer de muestras del individuo afecto, sus progenitores y, secundariamente, de sus hermanos/as (si los hay). Se inicia el estudio a partir de las sondas moleculares más cercanas a uno y otro lado del locus génico. Con ello, se busca informatividad, es decir, la posibilidad que, mediante el estudio y análisis de la

[close]

p. 10

forma de segregación de una sonda o varias de ellas (haplotipo), podamos discernir entre el cromosoma normal y el alterado FO. Si la informatividad hallada no es suficiente, se continúa con otras sondas más alejadas del locus. Método El ADN, que puede ser extraído de cualquier célula nucleada (en nuestro caso, leucocitos de sangre periférica), es digeríDNA do con las enzimas de restricción Taq 1, Pst 1, Ms~ 1 y Ban 11, según técnicas ya descritas. Tras la separación electroforética en geles de agarosa al 0,8%, los fragmentos de ADN son transferidos a un soporte sólido (nylon o nitrocelulosa), y se hibridan con las sondas met D, met H, XV2c, KM.19, J3.11 y pT-3 marcadas radioactivamente. Tras la conveniente autorradiografía podrán estudiarse los Fragmentos de Restricción de Longitud Polimórfica (FRLP) que nos permitirán realizar el diagnóstico molecular (Tabla 11). enzima de restricción fragmentos /' ( desnaturalización al estado de simple cadena filtro de nitrocelulosa -lll /+ 1 1 · 1 /1 ' gel de agarosa electroforesis ADN total )~ ...... ( C=1_.... ' filtro recibe la réplica del gel gelF* solución salina blotting ' filtro solución de hibridación con sonda radioactiva lavado y autorradiografía la autorradiografía muestra únicamente el fragmento complementario o la sonda TECNICA DEL «SOUTHERN BLOTTING» Extracción del ADN Digestión por un enzima de restricción Electroforesis en gel de agarosa Transferencia sobre filtro Hibridación con una sonda (ADN genómico o ADNc) Autorradiografía 144

[close]

p. 11

Resultados Como ejemplo de aplicación de las técnicas descritas, se presentan en este trabajo, el análisis molecular de 2 familias que tenían, al menos, un caso-índice FO. Dicho estudio forma parte de un más amplio trabajo de investigación realizado en familias españolas afectas de tal patología, procedentes mayoritariamente de la Cuenca Mediterránea Española (Cataluña, Valencia, Murcia ... ) así como las poblaciones insulares (Baleares y Canarias). En la familia 1 (familia L-CJ, la determinación de los haplotipos con 5 sondas moleculares ha permitido identificar, dentro de una misma fratría, los dos cromosomas 7 portadores de la mutación, y en consecuencia, seguir la segregación del gen. Así, los individuos 11-1 y 11-7 son homocigotos afectos FO, mientras que los individuos 11-2, 11-3 y 11-5, así como los individuos 11-4 y 11-6 son heterocigotos paternos y homocigotos sanos respectivamente . Sin embargo, no sólo es importante la detección de portadores del cromosoma mutado en la misma fratría del caso afecto FO, sino también en las generaciones an- teriores (hermanos paternos y maternos). En la familia 2, vemos que es el alelo E2 de la sonda KM.19 el asociado a la enfermedad, ya que el individuo V-1 (afecto FO), lo presenta en estado de homocigosis (E2E2), siendo sus padres (111-2 y 111-7), heterocigotos (E1 E2). La pareja 111-3/111-8 acudió a consulta genética para saber si eran portadores y, tras el conveniente estudio y análisis molecular, se comprobó que si bien 111-8 era portadora del alelo E2, que en esta concreta familia es el que segrega con el gen mutado, el individuo 111-3 no era portador del cromosoma alterado. Conclusiones Hemos podido constatar, con este trabajo, el gran desarrollo que en los últimos años se ha producido en las ciencias biomédicas gracias a la biología molecular. Así, la tecnología del ADN recombinante ha supuesto un gran cambio en el diagnóstico e investigación clínico-biológica de enfermedades hematológicas (talasemias, hemofilias ... ), neuromusculares (distrofias FAMILIA 1 FAMILIA L-C ~1 1 < / ' 111 A1 82 01 E2 C2 A1 82 D1 E2 C2 2 11 CF N A1 82 01 E2 C2 A2 B1 D1 E2 C2 ~2 ~3 A1 82 D1 E2 C2 A1 B2 D2 E1 C2 A1 82 01 E2 C2 A1 B2 D2 E1 C2 1 1 Ó, A2 A1 B1 B2 D1 D2 E2 E1 C2 C2 N N ~5 A1 82 01 E2 C2 A1 B2 D2 . E1 C2 1 A2 A1 B1 B2 D1 D2 E2 E1 C2 C2 N N Ó, -7 1 N A1 B2 D2 E1 C2 CF A1 82 01 E2 C1 A1 82 D1 E2 C2 A1 82 01 E2 C1 CF CF CF N CF N CF N CF CF MARCADORES ANALIZADOS: Met D (A); Met H (B); XV-2c 145 (D) ; KM .19 (E); J3.11 (C)

[close]

p. 12

FAMILIA 2 O: XV.2c/Taql E: KM.19/Pst 1 F: J3.11 /Msp 1 2 11 01 E1 F1 02 E1 F1 02 E1 F2 01 E1 F2 @ F1 01 01 E1 F1 01 E1 F2 """ CJ) 111 01 E1 F1 01 E1 F1 02 E1 F1 01 E1 F2 01 E1 F2 01 E1 F1 01 E1 F2 @ F1 01 01 E1 F2 010 E1 F2 2 3 4 8 9 IV 2 V ~@ F1 F1 01 E1 F1 02 E1 F1 01 E1 F1 01 E2 F1 2 3

[close]

p. 13

de Duchenne-Becker ... ), oncológicas ... 1o Sin embargo, en muchas de éllas (Corea de Huntington, neurofibromatosis, poliquistosis renal, atrofia espino-muscular. .. ), se continúa investigando mediante esta tecnología y otras nuevas que van apareciendo (Polymerase Chain Reaction ... ) para mejorar el diagnóstico, prognosis y posible terapia, todo ello tendente a mejorar la calidad de vida del paciente. La genética molecular ha dado, a lo largo de estos años,< prueba del gran potencial que representa, de ahí el necesario apoyo, dentro de un marco objetivo de investigación-diagnóstico que a dicha biotecnología debería dársele para su aprovechamiento y desarrollo. interés y dedicación al remitirnos familias afectas de FQ desde varios puntos de nuestro país para su análisis molecular. Bibliografía 1. White R, Woodward S, Leppert M y cols. (1985). A closely linked genetic marker for cystic fibrosis. Nature 318: 382-384. 2. Waingwright B, Scambler P, Schmidtke J y cols. (1985). Localization of cystic fibrosis locus to human chromosome 7 cen-q22. Nature 318: 384-385. 3. Estivill X, Farrall M, Scambler PJ y cols. (1987a). A candidate for the cystic fibrosis locus isolated by selection for methylation-free islands. Nature 326: 840-845. 4. Knowles y cols. (1983). Relative ion permeability of normal and cystic fibrosis nasal epithelium. J . Clin. lnvest. 71 : 1410-1417. 5. Ouinton PM y cols. (1983). Higher bioelectric potentials due to decreased chloride absorption in the sweat glands of patients with cystic fibrosis. N. Engl. J . Med. 308: 1185-1189. 6. Mornet E, Simon-Bouy B, Serre JL y cols. (1988). Genetic differences between cystic fibrosis with and without meconium ileus. Lancet i: 376-378. 7. Mornet E, Simon-Bouy B, Serre JL y cols . (1989). Genetic heterogeneity between two forms of cystic fibrosis evidenced by familia! analysis and linked DNA probes. Clinical Genetics 35: 81-87. 8. Lloyd-Still J . (1983). Textbook of cystic fibrosis. John Wtight, PSG, Boston. 9. Maniatis T. Molecular cloning: A laboratory manual. NY, Cold Spring Harbor Laboratory. 10. Cooper DN y Schmidtke J. (1986). Diagnosis of genetic disease using recombinant DNA. Hum. Genet. 73: 1-11. Agradecimientos Quiero expresar mi personal agradecimiento a la Obra Social de la Caja de Ahorros de Baleares, Sa Nostra, por su ayuda para la realización de este trabajo en la Unité 73 del lnstitut National de la Santé et de la Recherche Médicale en París bajo la dirección del Prf. André Boué. Agradezco asimismo a los Ores. García, Román, Ballesta, Vázquez, Vargas, Antich, Bellón, Seculi, Amat, Solé, Peña y Calabuig su confianza, 147

[close]

p. 14

Original Patología postural en relación a los puestos de trabajo A. Real Horrach, *, M. Tomás Salvá ** que presentan. Por ello, creemos oportuno ocuparnos del tema, a fin de mejorar en un futuro aquellas dolencias que pudieran estar relacionadas con algo tan simple como es la posición del cuerpo durante la jornada laboral. Métodos A cada uno de los trabajadores que acudieron al Centro de Mutua Balear de Palma de Mallorca, en el período comprendido entre el 6 de febrero y el 6 de marzo de 1989, se les entregó para su cumplimentación un formulario a través del cual pretendíamos conocer el puesto de trabajo ocupado, las zonas dolorosas corporales relacionadas con el mismo o agravadas por él, 1 gracias a la localización de los mismos por el propio trabajador sobre una silueta, y aquellos aspectos que desde el punto de vista postura! modificaría en su ocupación. La información obtenida era posteriormente completada por el médico reconocedor en los puntos que no quedaron perfectamente explicados y complementaba a la obtenida en otros apartados del reconocimiento médico en los que se determinaba los riesgos ocupacionales, antigüedad en la empresa, etc. Resumen El objetivo de este estudio es dar a conocer la patología muscular y osteoarticular de los trabajadores sanos que acuden a reconocimiento médico anual en nuestro Centro de Mutua Balear de Palma de Mallorca . Consideramos su profesión y puesto de trabajo, así como las variables: edad y sexo. Tras el análisis estadístico destaca: El asiento de mayor patología corresponde a la columna vertebral (49,52%), existiendo una estrecha relación con la postura adoptada en su puesto de trabajo. A pesar de no existir diferencias significativas entre ambos sexos, en cuanto a la patología referida, resaltamos que los varones que recoge la muestra ocupan puestos de trabajo de mayores requerimientos musculares. Resultados Se cumplimentaron un total de 117 cuestionarios de los que se excluyeron 12 por corresponder a patología no vinculada al trabajo. De los 105 restantes, objeto del estudio, 59 (56,19%) corresponden a varones y 46 (43,80%) a hembras. En la clasificación de la muestra por edades, mediante intervalos de clase, quedan cuatro grupos designados por V o H, según el sexo del trabajador, con el subíndi- Introducción De todos es sobradamente conocida la existencia de puntos y zonas dolorosas en relación a la postura adoptada en el trabajo. No obstante, a menudo, en la práctica médica cotidiana olvidamos plantear al paciente aquellas preguntas que nos llevarían a establecer la relación existente entre los requerimientos físicos del puesto de trabajo y la patología ósteo-muscular * Médico de Empresa. Médico Responsable de Medicina Laboral de Mutua Balear de Palma de Mallorca. ** Medicina del Trabajo. 1 Se excluyeron aquellos encuestados que, a lo largo de la anamnesis, manifestaron algias por patología previa del tipo dolores reumáticos en zonas de fracturas, cefaleas vasomotoras de localización occipital, etc. 148

[close]

p. 15

ce numérico del 1 al 4 dependiendo del intervalo que abarque.2 Así obtenemos: - Grupo V1: 22 trabajadores, de los que 8 indican patología (36,36 % ). - Grupo V2: 16 trabajadores, de los que 7 indican patología (43,75%). - Grupo V3: 13 trabajadores, de los que 7 indican patología (53,84%) . - Grupo V4: 8 trabajadores, de los que 8 indican patología (62,5% ) (Fig . 1). .:._ Grupo H1 : 32 trabajadoras, de las que 15 indican patología (46,87 % ). - Grupo H2: 8 trabajadoras, de las que 2 indican patología (25 % ). - Grupo H3: 5 trabajadoras, de las que 4 indican patología (80 % ). - Grupo H4: 1 persona, que no refiere patología dolorosa (Fig . 2) . De la muestra total de trabajadores, 105, 48 refieren algias musculares y osteoarticulares (45,71 %), mientras que el resto, 57, no refieren síntoma alguno (Fig. 3). Desglosado por sexos, 59 trabajadores son varones (56,19 % de la muestra): no refieren dolor alguno, 32 (54,23 % ) y presentan algias musculares y osteoarticulares 27, (45,76 % ) (Fig. 4). Completan la muestra 46 trabajadores del sexo femenino (45,80 % ); asintomáticas, 25 (54,34 % ) y con algias musculares y osteoarticulares, 21 (45,65 % ) (Fig . 5) . Según localización y por orden de frecuencia los trabajadores referían dolor en : 1. º Zona lumbar: 20 personas (41,66 % ). 2. º Zona cervical : 19 (39,58 % ). 3. º Zona dorsal: 13 (27,08 % ). 4. 0 Hombro izquierdo: 1O (20,83 % ). 5. 0 Extremidad inferior izquierda : 9 (18,75 % ). 6. º Extremidad inferior derecha : 7 (14,58 % ). PATOLOGIA POSTURAL EN RELACION A LOS PUESTOS DE TRABAJO 20 15 10 ~ V4 ~ V3 5 mm v2 ~e~~~?:J8:2&~~~--__J-V1 Fig. 1 VARONES INTERVALOS DE EDAD - V1 o H1 : varones o hembras cuya edad sea igual o mayor de 20 años y menor de 30 años. - V2 o H2: varones o hembras cuya edad sea igual o mayor de 31 años y menor de 40 años. 149 - V3 o H3: varones o hembras cuya edad sea igual o mayor de 41 años y menor de 50 años. - V4 o H4: varones o hembras cuya edad sea igual o mayor de 51 años y menor de 60 años.

[close]

Comments

no comments yet