MBVol09n1

 

Embed or link this publication

Description

Revista de la Real acadèmia de medicina de les Illes Balears. Volumen 9, número 1, 1994

Popular Pages


p. 1

Medicina . Balear REAL ACADEMIA DE MEDICINA Y CIRUGIA DE PALMA DE MALLORCA / ·- ----- .. f," .. CON LA COLABORACION DE LA CONSELLERIA DE SANIDAD DEL GOBIERNO DE LA COMUNIDAD AUTONOMA DE LAS ISLAS BALEARES Volumen 9, Número 1-Enero/Abril 1994

[close]

p. 2



[close]

p. 3

MedicinafABa/ear REAL ACADEMIA DE MEDICINA Y CIRUGIA DE PALMA DE MALLORCA Volumen 9, Número 1 Enero/Abril 1994 Presidente: José Tomás Monserrat Director: José M. ª Rodríguez Tejerina Secretario de redacción: José Alfonso Ballesteros Fernández Redactores: Miguel Llobera Andrés Guillermo Mateu Mateu Antonio Montis Suau Carlos Viader Farré Juan Buades Reinés Miguel Roca Bennasar Comité Científico: Juan Manera Revira, Santiago Forteza Forteza, Bartolomé Darder Hevia, Miguel Manera Revira, Bartolomé Mestre Mestre, Pedro Agu iló Aguiló, Santiago Luelmo Román, Miguel Munar Qués, Juana M. ª Román Piñana, Nicolás Pascual Piris, Arnaldo Casellas Bernat, Bartolomé Cabrer Barbosa, José Miró Nicolau, Feliciano Fuster Jaume, Bartolomé Anguera Sansó, Bartolomé Nadal Moneada, Miguel Muntaner Marqués, Francesc Bujosa Homar CON LA COLABORACIÓN DE LA CONSELLERIA DE SANIDAD DEL GOBIERNO DE LA COMUNIDAD AUTÓNOMA DE LAS ISLAS BALEARES Redacción: Morey, 8. Teléfono: 72 12 30. 07001 PALMA DE MALLORCA.

[close]

p. 4



[close]

p. 5

Medicinaj;Balear REAL ACADEMIA DE MEDICINA Y CIRUGIA DE PALMA DE MALLORCA SUMARIO Editorial Original Los médicos y la televisión 5 Resultado a largo plazo de la corrección quirúrgica del origen anómalo de la arteria coronaria izquierda, naciendo del tronco de la arteria pulmonar A. Casellas Bernat, L. Riera de Barcia 7 Original Dieta i caracterització poblacional en malalts coronaris a Mallorca J. Bergada, M. Crespí, P. Marsé, C. Braña, P. Martorell, X. Verd, E. Benito, M . Mulet, P. Roca 12 Original El penjall estel en cirurgia de la ma J . Canet i Adrover, J .M. Magrinya i Bosch, M. Martínez i Muñoz, P. Suñer i Llabres 18 Original Estudio de las alteraciones rotulianas en el ciclismo Bartolomé Marí, Teodorico Cabanes 23 Original Patología rectosigmoidea. Tratamiento mediante el resectoscopio urológico; nuestra experiencia E. de Sala O'Shea , M. Zurita Romero, Mas Cánaves, A. Carme Rauet, J.M. López de Carlos, J. Darder Cirera 30 Comparación entre colecistectomía por métodos mínimamente invasivos y la colecistectomía clásica A. Pagán Pomar, J. Ruiz Roselló, J. Lago Rodríguez, J.A. Soro Gonsálvez Revisión 33 Revisión Síndrome de los anticuerpos antifosfolípido (y 11). Estrategia terapéutica L. Pallarés, l. Usandi zaga, A. Payeras 36

[close]

p. 6

Historia La atención médica en la crianza de los niños. Alimentación y cuidados del recién nacido en la obra de Damián Carbó (Palma 1541) Antonio Contreras Mas 40 Humanidades Crónica del desamor José M .l! Rodríguez Tejerina 49 Humanidades Pi romanía P. Moreno Egea 51 Nuevo Académico de Honor : Dr. Jean Dausset 54 Noticias

[close]

p. 7

Editorial Los médicos y la televisión La escandalosa difusión por alriunos medios informativos de errores médicos obedece a oscuras motivaciones. Es in negable que existen casos desgraciados producidos por la negligencia o mercantilismo de malos profesionales de la Medicina . Pero, la mayoría de las veces, se magnifican, intencionadamente, dolencias agravadas tras un diagnóstico equi vocado o un tratamiento ineficaz. Errores médicos los hubo siempre. Antaño, abundantemente, por ignorarse, en absoluto, la etiología microbiana de las enfermedades infecciosas. Hoy, porque todavía la Medicina continúa siendo un Arte, el Arte de Curar, y no una Ciencia. Pese a sus maravillosas conquistas si gue sin conocer la causa de procesos como el cáncer, y no sabe curar a los enfermos de SIDA. Muchas, escondidas predisposiciones genéticas, están aún por descubrir. Se escapan, también, de nuestros cuidados sanadores padecimientos originados por la acción de los virus. El organismo humano, en fin, en su urdimbre más íntima, en su fisiologismo más hondo, es, todavía, un arcano, que varía de un individuo a otro. Cuyas reacciones biológicas y psíquicas ante una acción médica o quirúrgica son imprevistas. Tomarse una vulgar tableta de aspirina puede acarrear, en determi nados pacientes, un edema agudo de glotis que obligue a realizar una tra queotomía; o una profusa hemorragia gástrica tributaria de una intervención quirúrgica . La administración de una inyección de vitamina B o de unas unidades de penicilina desencadena, a veces, temibles complicaciones, incluso leta les. Y, sin embargo, son fármacos alta mente beneficiosos para la inmensa mayoría de los humanos. Las trampas de la Cirugía, a su vez, son infinitas. Recordemos que la reina Federica de Grecia dejó este mundo por una frívola operación de cirugía estética. Antiguamente estos riesgos iatrogéni cos, producidos directamente por la acción presuntamente curativa de los médicos, eran mucho más frecuentes y no respetaban, tampoco, clase social alguna. Varias señoras de la realeza, espi guemos un ejemplo, fallecieron víctimas de las calenturas que sobrevenían después del parto. La reina María de Portugal , esposa de Felipe 11, sucumbió a poco de parir a consecuencia de las fiebres puerperales. Las sabihondas cortesanas atribuyeron el fallecimiento a que había ingerido, horas antes, un limón . Fruto peligrosísimo, pensaban, para las parturientas . La superstición y la ignorancia andaban estrechamente unidas . Otras soberanas murieron, asimismo, de fiebres puerperales ... y de las sangrías que les prodigaron, para intentar curarlas, nuestros compañeros, los dogmáticos médicos de la Corte. Tuvieron que pasar muchos años para que Semmelweis pusiera higiénico remedio a la enorme mortandad de las mujeres que acaban de dar a luz. De errores médicos colectivos tenemos evidente constancia. En la postrera gran epidemia que padeció la Humanidad de cólera morbo asiático, los galenos ma llorquines creyeron que el azote no era contagioso. Fue allá por el año 1865. Como tampoco admitían que pudiera serlo la infantil difteria, ni la romántica tuberculosis, enfermedad esta última que, afirmaban, "distingue y mata " . Pero los allegados de estos enfermos, malparados o muertos, jamás soñaron con recurrir a la Justicia en demanda de posibles indemnizaciones. En la pasada centuria, por saberse lo limitado del acervo científico de los médicos, se respetaba a és- 5

[close]

p. 8

tos, se les temía . En la actualidad la Medicina ha conseguido progresos técni cos espectaculares . Mas, la actitud del médico frente a sus pacientes, por falta de tiempo, exceso de burocracia, carencia de estímulos, debemos reconocerlo, es, en demasiadas ocasiones, distante, poco afectuosa . Cuando la comunicación médico-paciente es fluida, cordial, por erróneo que haya sido el diagnóstico, equivocado el tratamiento, no suele producirse protesta alguna. Por el con trario, si la relación fue displicente, obligada, con un facultativo no elegido, es fácil surja la denuncia, aventada pronto por leguleyos ansiosos de ganancias y gacetilleros con desmesurados afanes sensacionalistas. Los médicos tememos vernos sentados en el banquillo. Experimentamos el lógico síndrome del paraguas. Nos refugiamos en la práctica de una Medicina Defensiva. Tímida . Ordenamos innecesarios y costosos análisis, excesivas exploraciones diagnósticas. Rehuimos ejercer especialidades de alto riesgo; la anestesia, la neurocirugía . Habría que poder realizar una Medicina menos socializada y estatal. Más sosegada . Una Cirugía sin el agobio de las interminables listas de espera. Procuremos retornar a los viejos hábitos, cuando el médico disponía del debido tiempo de sentarse en una silla a la cabecera del enfermo. Y sabía escuchar, caritati vamente, sus cuitas; y sus silencios. Y brotaba entre ellos una beneficiosa transferencia afectiva . Ciertos medios de comunicación televisivos, por ética, deberían dejar de emitir programas-basura, reality shows, contra los médicos, protagonizados por presentadores carroñeros, azuzados por abogados ávidos de lucro, políticos en busca de votos, sociólogos pedantescos. La difícil, hermosa profesión de médico no se merece ser vilipendiada sistemática, rencorosamente. Porque logra , en muchísimos casos, resultados curativos casi milagrosos. Lo testifica un programa de la televisión privada, de signo bien contrario a los reseñados, dirigido por un médico mallorquín, el doctor Bartolomé Beltrán, y que se titula En buenas manos. 6

[close]

p. 9

Original Resultado a largo plazo de . , la correcc1on quirúrgica del origen anómalo de la arteria coronaria izquierda, naciendo del tronco de la arteria pulmonar Arnau Casellas Bernat*, Luis Riera de Barcia ** c1on de la pres1on arterial pulmonar, el flujo se hace a expensas de las arterias colaterales que le proporciona la coronaria derecha; en una tercera etapa , debido al incremento de la circulación colateral y la baja presión de la arteria pulmonar, se desarrolla un cortocircuito izquierda-derecha, como auténtica fístula arteria-venosa. A continuación presentamos el caso de un sujeto que fue diagnosticado de di cha anomalía a la edad de 5 años, presentando además un aneurisma ventri cular izquierdo y que fue intervenido colocándole un by-pass de dracon, desde la coronaria izquierda hacia la aorta, y resecándole el aneurisma de la cara antera-lateral. A los 23 años de este caso quirúrgico y contando el paciente con 29 años, lleva una vida completamente normal. Descripción del caso Paciente de 29 años que vimos a la edad de 5 años, con motivo de haberle diagnosticado después de un estudio hemodinámico de miocardiopatía dilatada y haberle formulado, por aquella época, un pronóstico fatal. El padre contaba con 51 años y la madre 48 años. No tenían antecedentes patológicos de interés. Cuatro hermanos sanos. El embarazo y el parto fueron normales. No cianosis ni disnea. A los 3 meses, a raíz de un cuadro diagnosticado de bronquitis, le oyen un soplo y en una radiografía le dicen tiene cardiomegalia importante. A los 4 años, le descubren pulso taquicárdico, acompañado de vómitos y le aprecian latido rápido en región apexiana . A raíz de este episodio, el 4-Vll-1970, le practican en un Centro de Cirugía Cardio -vascular estudio hemodinámico y llegan a la conclusión de la existencia de una miocardiopatía dilatada, efectuando el pronóstico referido anteriormente. Vimos por primera vez al paciente, el 811 -1971, cuando contaba 5 años . Presentaba déficit pondo -estatura!. No se advertía ingurgitación yugular y el latido carotídeo era regular, igual y homocroto. Palpamos un amplio latido de punta de 6º eii, por fuera de la l.m.c. La Introducción En recientes revisiones 1• 2 , señalamos que en sujetos con edades inferiores a los 30 años y de modo especial , en el transcurso de una práctica deportiva, la muerte inesperada primaria o muerte súbita se atribuye un elevado porcentaje de casos, 35 % según Waller 3 , a una anomalía congénita de las coronarias, predominando los casos en que la arteria coronaria izquierda nace de la arteria pulmonar, hecho que ya había remarcado Ruddock 4 en 1943, en estudios necrópsicos . Edwards 5 , describió la fisiopatología de dicha anomalía en tres etapas, en la pri mera etapa o fase neonatal, el flujo a través de la arteria coronaria anómala proviene de la arteria pulmonar; en una segunda etapa , a causa de la disminu - * Aca démico Numerario de la Real Academia de Medicin a y Cirugía de Palm a de Mallorca. ** Policlíni ca Femeni ca S.A. 7

[close]

p. 10

TA en la auscultación, mostraba un soplo sistólico+/++, en todo el mesocardio (Fig. 1). La TA 90/60. Se palpaban pulsos distales. A RX, había una cardiomegalia grado ++, a expensas del ventrículo izquierdo, que tenía la punta levantada y con latido poco enérgico (Fig. 2). En el ECG (Fig . 3), llama la atención una imagen de necrosis antera-lateral, con gran onda Q en 01 y aVL, desnivel positivo de ST en 01 , aVL, V3, V4 y V5 y T negativa de V2 hasta V5. Había signos sugestivos de creciente biventricular asociado. Fue precisamente este trazo el que nos hizo sospechar que pudiera tratarse de una anomalía congénita de las arterias coronarias, con aneurisma ventricular, por cuyo motivo, solicitamos nuevo estudio hemodinámico y coronariografía, cosa que se practicó el 17 de julio de 1971 con los siguientes resultados: 1) Cineangiocardiografía. Se llena un ventrículo izquierdo muy dilatado, con gran déficit generalizado de la contractilidad. Hay ligera insuficiencia mitral. Zona aneurismática antera-lateral. r"'• .. : ... .... ,,. "';.,;;;;,. ••.•••"'A""¡/·'.l'°"" ...... - : .... cr.•'.\illlll.1-• ~ ~ ;.1 . . . l'\F· ~ ¡;;.. • . . . ., 1' ):t::l •>P ~ ~ • ' , ; ·,, . . . .,., ,,, i1 ·• .. ,¡ :.O: I , •«Jo;; ;o• ... l .. 1'111 Lr-- .. .:. ~ _. ... ~-'""'"' . . . . . . I,:IJIOI . . . ;< . . . . . . "'"" ... -'f!fll' 1" .. ., . . . l . . . . . . . . . . : . . . . . . r:. ............................. l ! ' •••• ,. ... ' ''"' Clllt ......... •••••• ... • ........ ... o.: . . . . . . ;oo . . . ,. ... . . . . . . . ;&~ .... , . . . . . :~:::::~ ~:= ~~=:: :: ~::::=:~::: o;•'>'•••..:• ........... ~ . . t.-""""" ... , ....... , ......... . ,o:.,.,,, ....................... ,. ••••••••• 'ª'-•••• .. • •"' ... '•" ••• •t1••• ª""'"'" o.. ll•<••••c .., •«•N••H••• •tt•"· .-.:•r• ••• ~~:•:::~ ;~~ 1: .~~~~;:::~~ ~~~~~ ~:~:::.~!::~:::: ::::;::::~:~ :::;::~ ' ,.,.., 1 ''ª" ~ ,., ..... '"-' ., ... ~ .. ,. ... r•:ii . . · ·• •":'•" ··"~"' ~''"' ,. •• ",. 1 •••·u••••••••• :::::~:: ~~ ~~: ::~!:::::: ~~=~·~ :> ... · ................... ,, ... ,,, ••• ., . . . . . . . , ..... 1 . . . . . . . . . . . ., . . . . . . . . . . . . . . . . ............... ,., ••1I '° •r•O:oe" o r 11.¡ ........ . ,.,/'11 ......., .•• "''°' ...>•• 1o., ....... ,.. •11••1' "'""'"'"'ªr.•• ••••••"'•1t1:> 11 1"'ª'""n",...,.,.,. • ., •• lllto11••• ,.;i. .. ;::::; ,:; ~:;~ ~ ::. :i: .... :;~; ;;:~~;~;:: ~~ ~ !"!.~~u ~ -• • t'M• ;,.o11•"'lll•IOl•lll ~=:~::~:.:.: ;:::::::~= ~~:~~ ~ :::~ llllJlllllC•~~ .. l l t • ' l ' • l • t : < f l l l l • ...... lllrit•llllll••-<, . . . . . . . . . . . ._ ~ ~ 111 . . . . . . . . . . . . . . . . . . . ::: :: ~~~ :~ ~~::: ~== "'·rl •• .. 1.11••• •• . . . . ..... :>» ..... •l• ~ ... _. ......... _._,. 1t•.a•ll11<0•S . . . . ., :tO\I" '1'1·· ... ·••• llA•••llla •"C••r•r ;;1 '.•~ "r 111a.11;oa•a .. 111:.••11 •• ~•••·., .!k ~• •>11 ,.!Ofl•a~"""""ª" "'""~.-:'l."'"'.,_,.-.. ::::: "111111<••••••11 :;;~ ;~;:; ;~~ ~ :~ ~'.' :; :~ ";·i:~i:~~~~.; ~;. ~~ ::~: ~ ~ ~~~~:~;~~;l ~~~,~~ g;~i ~}1 1 •11••:.11•.i~ ~~~ ggÉ ?~:~~ :~-~~~ t:fi~ ~g~'. ~;~~n~ J'.:~~ ~~E~~g~gg~g ~~ ;E~g~ :>'~·"' ~.00 .. ~:1· ... 1' ' , .. , ... ' . . . . . . . . . . . . il . . . . . . . . . . . . . , ........ ~ . . . . . . . . . . • 111.. ~ ~ •'••t!ll '•'9t1 S.lt a1tD ... t.• '· 1 ~ri• a• > ltll "':ll;lltfal• 1 · - · · · · , • • ,, • • • • • • ...... ...... , ............. ::.~ ••!!'."·.,, , .... _, ........ ,.11 ................... lil •••••••• n1•:111 ..,., ..... ., , ...,....... •·'"'·" ,,.•. •• ...,,,.., ••. u,.,, •••;a• «•••• ••11·•" •t1••••• 111 ............ •••.. ,..... .................... ,... ,, .. ,. .......... 1:.t1••:11•.,•»••········· "' ........... .. , . •• ..,,. ,.... ., .......... ................ '·~••• illl •a• o-11 or11 ..... ., .......... ,. .,. ......... . .......... " •• ,. ... ,.. .... ,.l·•••••-VillO •••••• ,.__ ....................... •••••••• •.:i ............ .. 11'•••••u• •"-r..,,... 11•1<• ª"'"ª"ª"'lll•loi ••••• ••••11 • ª""''"' •J•I •;, •• •~ •s•w••••& ••••e•••ra••""'"'""•.:••• .. •u•-"'"""••"'•"''""••••••••••••••.,11•••••••• =~ ~:;-; ;;:! :::::; ~ :: : ~:~ ::::: !":::: :~ :: : : : :: :: ::::: ::::: ::: «••••rl".C1l••>111t11'l1t..;•••.,•r>••••> ................... , .............. . 'f . . . . t rf1•~ , ........... , , ~•••••11•11•"-lllll•1111••••11afln'1a• 11ta••••••••••••••••••••••1•••••••••• •t••••••• .. r•, '""""""'•r•-i•l!2• u•lll•••••••• ........ .,. .. .,,.,.,.,. .. , ....... DIWW \n• .. .. 111t•ll!•'l1lli••-"••••1:;1ir••io• . . . . . . . . . . . . . . . . . atU•••-•I'••••••• ·•••••••••,..••r.iw•••"'"ª""""'"" •••1 • •••••••••••••••••••••••-••••• ~--· . . . . ., •• ~ r.::::::¡~~=·~: :~:~:~~=~~ ::!~ :::~===~~::::::: ::::::=~~; ·~· • .j. "" ..... , ... ~, ..................................................... ........ ~ t<•••-••:.••···-·····~o. " • " . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .., . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 11••···:::::::: lll·llll•~ 1 'I' • • 1 ...... . . . . . . . . . "l . . . . . . . . . . . . . . . . . . . ~ . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . •••• ., ....... -0:0:.ll ••• '"llCiOl•all "•••e··'•••• ••••••••a:,o a11••• . . . . . . . . . . . . . . "::: ::!~::::~ ~~." ~ ~ ~":':~~·~ ;":!!~ ·~!~ ~~. • r :• ~~~ ~::-~!::::~: :~:~ ~~:::::::: ::~: ;:;~;; :;;~ ~ ,;;;,:~ ·~•~,:;t ~ ;;t;;; ~;.:;;.;;;~~;¡;;u; ;~; ;;;;;;;;;;;;;;;~;;;;;;:::;_~;;;;;;;;;;;;~ij;;;;;;;; ::~:: :: =~~: : ;;;. :! ; : : =~ ~~ ~== .~: ;;:::: ~:::: :: :: ::::: ~ :: :::::::::- ....-:, .. ... ;. •• ::::: Figura 1. C2-2: Soplo sistólico y desdobla miento variable del 2fl ruido. 2) Coronariografía Selectiva . a) La inyección en el seno coronario izquierdo, demuestra ausencia de llenado de la arteria coronaria izquierda (Fig . 4) . b) La inyección en la arteria coronaria derecha nos muestra una arteria dominante, dilatada y tortuosa y que da la rama para el nodo auriculo-ventricular y la descendente posterior. Unas cola terales se comunican con la rama descendente anterior de la coronaria iz quierda, que desemboca en el tronco de la arteria pulmonar, determinando un discreto Shunt, (11 % ) arteriovenoso pulmonar. Así pues, con los diagnósticos de origen anómalo de la arteria coronaria izquierda en el tronco de la arteria pulmonar, con colaterales intercoronarias que determinan un régimen fistuloso de la arteria coronaria derecha a la rama descendente anterior de la arteria coronaria izquierda y consiguiente Shunt arteriovenoso pulmonar, aneurisma ventricular de la cara antera-lateral del ventrículo iz8

[close]

p. 11

Fig ura 3. Necrosis de cara antera-lateral y apica l con acusado desnivel positivo de ST en V5, como expresión del aneurisma ventricular izquierdo. quierdo y discreta insuficiencia mitral pasó a Cirugía Cardiaca, siendo intervenido el 24-X-72. Se resecó el aneurisma ventricular y una vez liberada la arteria coronaria izquierda del tronco de la arteria pulmonar, se le practicó un by-pass con dracon hacia la aorta. La evolución del paciente ha sido muy satisfactoria y así en una revisión practicada a los 13 años de la intervención, se encontraba asintomático. A la auscultación sólo identificamos ligero soplo de insuficiencia pulmonar. A RX, la silueta cardiaca sólo presentaba un ventrículo izquierdo globuloso, aunque el ECG, seguía mostrando la imagen de una necrosis antero-lateral y normalización de la recuperación ventricular de V1 a V6 (Fig . 5) . Discusión Si bien es cierto que la muerte inesperada primaria o súbita en edades inferiores a los 30 años es una rareza, y sólo por el mero hecho de darse en sujetos que practican deporte, no deja de ser curioso que un elevado porcentaje de estos casos ocurre en personas que la Figura 4. Aortograma que sólo muestra e llenado de la coronaria derecha y ausencia de la coronaria izquierda. 9

[close]

p. 12

Figura 5. Trazo obtenido a los 13 años de la intervención, que seguía mostrando la imagen de antigua necrosis antera-lateral alta, con normalización de la recuperación ventricular en las derivaciones precordiales. autopsia demuestra que tenían una anomalía de las arterias coronarias, que por los motivos que fuese, no se había diagnosticado, cuando con un simple ECG, se hubiera podido sospechar. Aun cuando el nacimiento de la arteria coronaria izquierda a partir del tronco de la arteria pulmonar es una anomalía con elevada mortalidad en el transcurso de los primeros meses de la vida, como refiere Wesselhoeft y cols 6 y Augustsson7, existen casos que llegan a la edad adulta, gracias al establecimiento de una circulación colateral, que desde la coronaria derecha nutre el territorio de la coronaria izquierda, como ocurría en las publicaciones de Pérez Fernández y cols 8 , Peña R. y cols 9 y Caralps J .M. y cols. 10 . Nuestro caso a los 5 años ya había desarrollado una amplia red colateral con un régimen fistuloso arteria -venoso, aunque de poca magnitud. El ventrículo izquierdo no sólo estaba muy dilatado sino que su pared era muy delgada y 10 fibrosada y se había desarrollado un acusado aneurisma ventricular, que posiblemente motivaba arritmias ventriculares malignas, que sospechamos por los datos clínicos, si bien nunca se pudieron objetivizar. Existía un soplo sistólico con características FNMCG de ser de eyección, si bien en la ventriculografía izquierda, se confirmó la presencia de una discreta regurgitación mitral, hecho que se ha descrito en otros casos y atribuido a disfunción valvular mitral. Otros pacientes presentaron soplo continuo, parecido al de una persistencia del canal arterial, atribuido al régimen fistuloso entre ambos territorios coronarios. En cuanto al acto quirúrgico, señalaremos que además de resecar la zona aneumática ventricular, se reimplantó la coronaria izquierda a la aorta, mediante by-pass con dracon, ya que no fue posi ble utilizar la vena safena , habida cuenta de su delgadez y finas paredes. Otros casos en los adultos han sido interveni -

[close]

p. 13

dos mediante ligadura de la arteria coronaria anómala, de modo especial si el régimen fistuloso es muy importante, con buenos resultados. En este paciente, la evolución después de 23 años de seguimiento ha sido excelente en cuanto la capacidad funcional. La auscultación sólo muestra un suave soplo de insuficiencia pulmonar, que tuvo lugar al desinsertar la coronaria izquierda del tronco de la arteria pulmonar y a RX, así como con el ECO-Doppler el ventrículo iz quierdo muestra unos diámetros sistólicos y diastólicos dentro de la normalidad y la hipocinesia de la cara anterior, donde asentaba el aneurisma, se ve contrarrestada por una simple contractilidad de la pared posterior, septum y pared lateral. No existiendo regurgitación mitral, pero sí la discreta insuficiencia pulmonar de ca usa quirúrgica. Bibliografía 1. Arnau Casellas B. Mort inesperada d'origen cardiovascular. Conferencia Inaugural Año 1993. Boletín de la Real Academia de Medicina y Cirugía de Palma de Mallorca. 2. Arnau Casellas B. La M uerte Inesperada del Deportista. 100 Anys U.H. 26-V-1993. 3. Waller BF. Exercise Related sudden in young (Age-30 years) and old (age+30 years) conditioned subjets. Ca rdiovasc Clin 1985; 15: 9. 4. Ruddock JC, Stahly CC. Anomalous origin of left co ron ary artery. Case Report. US Nav M ed Bul 1948; 41 : 175-177. 5. Edwa rds JE. The direction of blood in coronary arteries arising from the pulmonary trun k. Circulation 1964; 29: 163-166. 6. Wesselhoeft H, Fawcett JS, Johnson AL. Anomalous origin of the left coronary artery from the pulmonary trunk. lts cli nica l spectrum, pathology and pathophysiology base on a review of 140 cases with seven futher cases. Circulation 1968; 38: 403-425. 7. Augustsson MH, Gasul BM, Fell EH. Anomalous origin of left coronary artery from pulmonary artery. Diagnosis and the treatment of infantile and adult types J.A. Ma 1962; 180, 15-21. 8. Pérez Fernández E, Pomar F, Paya R. Origen anómalo de la arteria coronaria izquierda desde la arteria pulmona r en el adu lto. Rev Esp Cardiol 1989; 42: 425-427. 9. Peña R, A lcibar J, Cabrera A. Origen anómalo de la corona ria en la arteria pulmonar. A propósito de un caso en la edad adulta. Rev Esp Cardiol 1991; 43: 500-502. 10. Caralps J M, Subirana MT, Naja 1, Auge J, Torner Soler M . Origen anómalo de la arteria coronaria izquierda, naciendo del tronco arterial pulmonar. Rev Lat Ca rd 1993; 14: 40-43. 11

[close]

p. 14

Original Dieta i caracterització poblacional en malalts coronaris a Mallorca J. Bergada, M . Crespí, P. Marsé, C. Bra ña, P. Martorell, X. Verd, E. Benito * , M . Mulet* , P. Roca ** lntroducció En la malaltia coronaria es descriuen classicament una serie de factors de risc com són la hipertensió, la hiperlipidemia, el tabaquisme i la diabetis. Entremig de tots ells la dieta té un paper central, així, la dieta s'esdevé important en el control de la hipertensió, l'obesitat i la diabetis, en la regulació del nivell de colesterol lligat a prote'lnes de molt baixa densitat (LDL-c) i menys el lligat a les d'alta densitat (HDL-c) . També la dieta interacciona amb factors de risc, com el tabaquisme. En el Multiple Risk Factor lntervention Trial 1 es va poder comprovar que els homes que seguien fumant responien pitjor, respecte deis nivells de lípids, a la dieta que els que havien deixat de fumar . Malgrat va creixent !'evidencia que uneix ingesta de colesterol i risc de malaltia coronaria (MC), segueix existint un debat al voltant de la intensitat de la relació dieta-cor 2• 3 . L'estudi de les set nacions' mostra una clara relació entre dieta i MC, així pa'isos amb majar ingesta de greixos saturats tenien un nivell de colesterol més elevat i més percentatge de MC, aixo corresponia als pa'lsos nordics i EE.UU., per contra els pa'i sos del sud d'Europa que malgrat tenir una ingesta elevada de greixos totals, basicament en forma d' acids grassos monoinsaturats (MUFA) tenien un nivell de colesterol inferior i una menor incidencia de MC, s' atribueix aixo al consum preferent de greix vegetal (ali d'oliva) . D'aquí s' esdevé la teoría que la dieta anomenada «Mediterrania» podría tenir un efecte protector sobre el risc coronari 5 . Les característiques fona mentals d'aquesta dieta són: baixa en greix i prote'ines d'origen animal, baixa en colestero l (< 250-300 mg/dia), alt con tingut de fibra vegetal i midó, alta proporció d'oli d' oliva i relació greixos saturats/poliinsaturats (SFA/PUFA) de 2,5 aproximadament (l 'i deal seria 1). L'objectiu d'aquest treball és estudiar els habits alimentaris d'un grup de malalts coronaris d' una comunitat Mediterrania (Mallorca) i comprovar si compleixen el que s'anomena dieta mediterrania . Malalts i Metodes L'objecte d'estudi són 26 malalts (23 homes i 3 dones) afectats d'infart agut de miocardi o angina de pit ingressats en una Unitat Coronaria (UCIC). En tots ells era el primer episodi d'i squemia corona ria, no patien o havien patit complicacions hemodinamiques i no presentaven dificultats d'expressió o comunicació . L'exploració i entrevista tenia lloc el darrer dia d'estan9a a la UCIC quan el malalt ja tenia autonomía de moviments dins l'habitació individual, estava assegut en una butaca i amb ambient relaxat. Un grup de 4 infermeres ensinistrades dugueren a terme les entrevistes que es feien al malalt tot sol o, posteriorment, es demanava l' ajut de la seva parella si no sabia respondre a qualque pregunta relativa a consum alimentari . L'enquesta realitzada a cada malalt consta de dues parts: Part l. Dades personals, dades fisiologiques (pes, talla , circum- Unitat Medicina lntensiva-Unitat Coronaria . Hospital Son Du reta . * Unitat d'Epidemiologia i Registre de Cancer de Mallorca. ** Departament de Bioquím ica. Universitat ll les Balea rs. Ciutat de M allorca. 12

[close]

p. 15

ferencia del brae i plec cutani), activitat física (treball i lleure), habits i antecedents patologics (tabac, hipertensió, diabetis, hiperlipidemia i antecedents familiars). Part 1 1. Enquesta dietetica: Oüestiona ri retrospectiu del darrer any de freqüencies de consum d'aliments, de tipus semiquantitatiu amb 102 ítems i conversió a frequüencia de consum mensual, segons un model descrit previament6. Per als aliments de consum estacional s'aplica un factor de correcció i el consum d'oli s'ha dedu" i t del consum familiar dividit pel nombre d'individus de cada família. El calcul del consum de nutrients s'obté de les tau les de Varela 7 i per als ali ments que no hi figuren i per obtenir la composició deis diferents tipus d'acids grassos de les taules de S. Renaud 8 . Les racions mitjanes de consum en grams i la conversió automatica a consum individual diari de nutrients s'ha fet a través d'un programa informatic, segons s'ha descrit per E. Benito9 . De les dades antropometriques s'analitza la relació pes/aleada distribu"it amb percentils segons l'edat, seguint les taules d' Alastué 10 . S'ha ca lculat l'índex d'aterogenicitat (IA) de la dieta segons la fórmula 11 : IA = L SFA/PUFA + MUFA on L SFA: suma deis acids grassos saturats C12:0, C14:0, C16:0; PUFA: acids grassos poliinsaturats i MUFA: acids grassos monoinsaturats. No s'ha pogut excloure l'acid estearic C18:0 deis SFA. TAULA 1 DADES GENERALS* Malalts Edat Anys Mallorca Anys d'escolarització 26 (23 H. i 3 D.) 60 (39-81) 50 (1 0-81) 5,6±2,8 *: mitjana ± desviació estándard mitjana d' anys d'escolarització. El 73 % deis malalts eren nascuts a Mallorca i en el 58 % de casos la parella del malalt també era nascuda a l'illa, deis no nascuts a l'illa 6 provenien del sud d'Espanya i 1 de Catalunya. La mitjana d'escolarització, fora d'un cas corresponia a nivell d'estudis primaris. Respecte a l'activitat laboral, tots els homes eren o havien estat assalariats excepte un que era un petit comerciant, les dones tates eren mestresses de casa. En I' activitat física global (feina i lleure) s'observa que el 57 % de les hores del día era sedentaria. Durant el temps de lleure el 70 % deis malalts feien una activitat moderada (passejar), el 15 % feien activitat moderada (corresponia als treballadors del camp) i el 15 % restant no feien cap mena d' activitat física durant el lleure (Taula 1 1). A la Taula 111 s'expressa la classificació ponderal en funció del valor de la relació pes/aleada, distribu" ida en percentils segons les taules d'Alastue, on s'accepTAULA 11 Resultats A la Taula 1 es mostren les dades generals d'edat, anys viscuts a Mallorca i Activitat Laboral Activitat Física (feina i lleure) 96 % Assalariats 57 % del temps: Sedentari TAULA 111 RELACIÓ PES/AL~ADA* Edat 30-39 40-49 50-59 60-69 >70 Percentil 25 1 3 50 2 3 3 75 90 95 99 2 3 *: Segons Tau les Alastué 13

[close]

Comments

no comments yet