El Bochinche

 

Embed or link this publication

Description

El Bochinche Edición 1

Popular Pages


p. 1

Marzo de 2014. Cartagena. Año 1. Edición 1. 12 Páginas Comunicación popular Página 5 Lomas de Peyé Radios ciudadanas y comunidad De la página 4 a la 9 En Estrenamos colegio Adiós a los sábados rutinarios Página 6 Página 4

[close]

p. 2

2 Editorial Comunicación Popular desde Lomas de Peyé. Proyecto Comunicación Caminando La comunicación popular es un proceso que activa la participación de la gente en la transformación de su territorio. Es pensar, decidir y actuar con la consciencia de que nuestro espacio es parte de todos. Los artículos son producto del saber y la apropiación que tiene la comunidad sobre su lugar. La Agencia Techotiba propició el encuentro con los saberes mediante talleres de comunicación popular. Quienes participaron en este proceso fueron: L a Fundación Pies Descalzos fue fundada en Barranquilla, Colombia, en el año 1997 y tiene como objetivo proporcionar acceso a una educación de calidad en algunas de las áreas más pobres y en conflicto de Colombia. La Fundación en Alianza con socios públicos, privados y filántropos actualmente apoya 6 Escuelas en Colombia, localizadas en Barranquilla, Cartagena, Quibdó y Soacha en donde más de 6.000 niños reciben educación, nutrición y apoyo psicológico y más de 30.000 miembros de la comunidad se benefician de sus programas. Una educación integral es fundamental para el desarrollo de los niños, niñas y jóvenes. La Fundación Pies Descalzos implementa un modelo en el que las Escuelas son vistas como Centros de Desarrollo Comunitario que promueven la Educación Pública de Calidad. Allí, además de educación, se desarrollan programas en temas como nutrición y salud, apoyo psicosocial, tecnologías de información y comunicación, deportes, artes, empodera¬miento juvenil, fortalecimiento a organizacio¬nes comunitarias y capacitación para que los miembros de las comunidades puedan acce¬der a nuevas y mejores oportunidades que les permitan mejorar su calidad de vida. Con la inauguración del Colegio Pies Descalzos en Lomas del Peyé en la ciudad de Cartagena, la Fundación Pies Descalzos espera integrar en todos sus programas a los habitantes de los barrios La Maria, San Francisco y San Bernardo. Parte de este propósito se empezó a gestar con proyectos que se desarrollaron al tiempo que se construía el nuevo Colegio. Tal es el caso del proyecto de Comunicaciones del que uno de sus productos es este periódico. Estamos convencidos de las inmensas posibilidades que se abren para niñas, niños y jóvenes cuando se facilita el acceso a oportunidades de formación y acompañamiento. Como institución continuaremos nuestra labor de gestión para que se sigan llevando alternativas que contribuyan con el mejoramiento de la calidad de vida de esta comunidad. Fundación Pies Descalzos www.fundacionpiesdescalzos.com Ronald Alberto Mejía Ramos, Dayanna Paulina Menco Rodriguez, Edward Antonio Zuñiga Marimón, , Julio Londoño, Rafael Morelo Montes, Niris Ospino Padilla, Sandra Rubiela Montoya Rada, Kevin Ospino Calderón, José Gregorio Sáenz Girado, Humberto José Sáenz Girado, Margaret Soto Massery, Álvaro José Soto Massery, María Angélica Consuegra Méndez, Geraldini Faneyte Castaño, Diana Milena Valdelamar, Andrea Salas Herrera, Adriana Salas Herrera, Liliana Vélez Montiel, Yatiluz Pérez Chiquillo, Ernides Rafael Rodríguez Rocha, Melanie Abish Rocha . Agradecemos a quienes nos han colaborado: Fundación Biblioparque San Francisco, Madres Comunitarias Tradicionales y FAMY, Fundación Amanecer Adulto Mayor, Jóvenes en Armonía, La Periferia Literaria, Camilo Morón Castro Y a nuestros patrocinadores: Fundación Pies Descalzos Fundación GIZ, Agencia de Cooperación Alemana. Asociación de Medios Agencia Techotiba

[close]

p. 3

Bazurto, otro embuste a la realidad nacional. 3 H ace poco se estrenó en Colombia la telenovela Bazurto. Como caribeños nos hemos sentido indignados. Esperábamos que ésta reflejara de alguna manera la cultura popular cartagenera y una de sus máximas expresiones musicales, la champeta. Lejos quedó esta idea, pues según el sector más crítico, fue consumida por la ya tradicional “lectura cachaca del ser costeño”. Primero se muestra de forma caricaturesca el acento y el modo de hablar, exagerando algunos aspectos de las expresiones propias de nuestra región. Resulta en cierta medida chocante ver la manera en que las personas del centro del país tratan de imitar la manera de hablar de las personas de la costa Caribe. “En esta historia se reafirman ciertos estereotipos sobre nosotros los costeños, como la ingenuidad, la ignorancia y además que solo vivimos en virtud de la fiesta y la pachanga”. Por otro lado se evidencia la pobre y ausente creatividad en la forma en cómo las historias que se desarrollan ahí, no demuestran un ejercicio investigativo serio acerca de las costumbres y representaciones del Caribe. Es por ello que actores y actrices llegan a protagonizar telenovelas, en donde no se explota su nivel artístico, desaprovechando la expresión de la riqueza cultural de los artistas del Caribe y el recurso humano con que cuenta la televisión nacional. Hablando un poco del nombre de ésta telenovela, Bazurto es un enganche. Simplemente se explotó un nombre que es muy conocido y representativo de la ciudad, sin embargo, nada tiene que ver con el mercado y las interacciones sociales, culturales y comerciales que se dan en este lugar. Ahora, si tú te pones a mirarla con detenimiento, la historia poco o nada tiene que ver con la verdadera cultura de la música de picó y la champeta, pero nadie puede negar que es un pantallazo y un gran impulso para un género que está tomando mucha fuerza en todo el país.

[close]

p. 4

4 R comunidad Por: Ernides R. Rodríguez R. Radios ciudadanas y A través de la realización de series radiales de carácter local, regional y nacional, emitidos en franja a diario y en el mismo horario en cada municipio, se pretende generar reflexiones y debates que impulsen la transformación de realidades cotidianas alrededor de problemáticas asociadas al reconocimiento de la diversidad cultural, el desarrollo alternativo, la gobernabilidad democrática y la convivencia pacífica. En la fase piloto de este programa, las franjas de análisis y opinión de Radios Ciudadanas permitieron abrir en los municipios de nuestro país, espacios para el debate de asuntos políticos, visibilización de problemáticas y nuevos temas. adios ciudadanas busca impulsar el fortalecimiento de la democracia, la participación ciudadana y la convivencia desde el reconocimiento de la diversidad cultural. Esto mediante la creación y consolidación de franjas de opinión y análisis en las radios comunitarias y de interés público para el país. El programa de Radios Ciudadanas: Espacios para la democracia, recoge los aprendizajes de diversos proyectos en el área de la radio, desarrollados por el Ministerio de Cultura junto con los medios comunitarios y ciudadanos durante la última década. Dichos proyectos han pretendido fortalecer estos medios como espacios de expresión, participación y diálogo de la diversidad cultural, estimulando y promoviendo la investigación, la creación y la producción radial para fines participativos desde y para los diversos sectores ciudadanos. Radios Ciudadanas se plantea como una oportunidad para generar espacios de discusión y deliberación respecto a situaciones de interés público en el ámbito local y regional. Esto permite capacitar y formar comunidades que reconozcan, comprendan y participen en aquellos aspectos de orden político, económico, social y cultural que les atañen. Esto generó el encuentro y el diálogo de diversos sectores sociales y la veeduría para la participación en las políticas públicas locales.

[close]

p. 5

5 Ya está abierto el colegio El Mega colegio lomas de Peyé, un sueño hecho realidad Pies Descalzos para la comunidad Colombiano Por: Ernides R. Rodríguez R. Perlas del boxeo E n el año 1964 el primer boxeador colombiano en disputar el título mundial del peso mosca fue Bernardo Caraballo, un hombre que nació con un don especial para actuar en el cuadrilátero. Desafortunadamente no pudo ser campeón pues se enfrentó a un fuerte contendor como lo fue el brasilero Eder Jofre. El combate tuvo lugar un 27 de noviembre del 64 en Bogotá en el estadio El Campin, perdiendo en el séptimo asalto. Luego en el 67 por segunda vez pelea por el título mundial frente al japonés Faítin Harada, perdiendo por decisión unánime de los jueces. A pesar de todo Caraballo siempre estará en nuestros recuerdos como uno de los hombres que quiso hacer grande a nuestra tierra. H emos visto durante los últimos meses cambiar el paisaje de estos barrios. En la cima de lomas del Peyé, la Fundación pies descalzos gestada ha construido un mega colegio que busca mejorar la educación pública para los niños y las niñas que viven en los barrios de La María, San Bernardo, San Francisco, entre otros. A pesar de algunas voces escépticas que no lo creían posible, el colegio ya ha sido inaugurado, la misma Shakira estuvo aquí para mostrarnos que esta institución educativa ya es un hecho. Este sueño, que hoy abre sus puertas, se ha construido de a pocos y ha significado una alegría para muchos habitantes de la comunidad, porque gracias a la llegada del colegio, han llegado otras cosas buenas para los barrios, por ejemplo, hemos tenido charlas educativas sobre comunicación, así como el programa patios productivos, que además de enseñarnos cosas importantes para nuestra vida, ha mejorado nuestro bienestar. La llegada del colegio ha implicado el arreglo de algunas vías que, aunque fueron realizadas para atender las necesidades mismas de la construcción del colegio, hoy están activas y mejoradas para la comunidad. El mega colegio, más allá de ser el lugar adecuado para la educación de los más pequeños, tiene previsto convertirse en un espacio comunitario que mejore el bienestar de las familias que habitamos estos barrios, por eso, además de contar con aulas especializadas para una educación de calidad, tiene zonas deportivas y espacios para el uso colectivo de la comunidad, como un centro comunitario que permitirá la reunión de la población para distintos fines. Cabe señalar que en los barrios que se beneficiarán de este colegio no existen escenarios deportivos y los espacios destinados para el uso comunitario son espacial y cuantitativamente reducidos dada la alta densidad poblacional del sector. El Colegio vinculará un proceso de atención a la primera infancia, algo realmentenecesitado, dado el alto número de niños que viven en nuestra comunidad La persona designada como rector del Colegio es el Padre Alfonso Moreno Grau, La institución será administrada por la diócesis de Cartagena en alianza con Pies descalzos y el sector púbñico, representado por al alcaldía de Cartagena. Según el rector, el colegio ya cuenta con 1.100 estudiantes matriculados en básica primaria y secundaria, y generará programas comunitarios para bajar los índices de violencia en el sector. Agradecemos desde esta comunidad a todos aquellos que permitieron la realización del Mega colegio en nuestro barrio. Por: Pies descalzos

[close]

p. 6

6 SAN EL DESALOJO DE Por: Edward A. Zuñiga M. Crónica de una tragedia anunciada do de alerta que presentaron las casas. El sector Altos de la Loma queda ubicado en el barrio San Francisco. Entre el Cerro de la Popa y el Aeropuerto. Son cerca de 8 hectáreas, en donde hace 3 años habitaban 1200 familias. Se ha dicho que es una tragedia anunciada porque en el 1998 el Distrito de Cartagena (bajo la administración de Curi Vergara), con un estudio que hizo el Instituto Geográfico Agustín Codazi, se demostró que dicho terreno no era habitable. La resolución de la administración fue reubicar a las familias que existían en las manzanas 15, 16, 17 y 18, costear su manutención y ofrecer los servicios básicos a estas comunidades que estaban en peligro. Es preciso destacar la negligencia de la administración que sabiendo el riesgo que corrían estas personas, escondieron la información dejando en el abandono a estas familias. Las casas continuaron agrietándose, el suelo siguió llenándose de agua hasta que el 13 de Agosto del 2010 comenzaron a caerse las primeras casas. A La casa de la señora Mirna Marimon de Zuñiga ubicada en la manzana 28 lote 10 calle las colinas se le cayeron las paredes y se le vino encima la casa del vecino mientras la señora Mirna hacia su almuerzo. Entre varias personas tuvieron que sacarla por el patio, en vista del shock nervioso que le produjo ver como su casa de un momento a otro se le venía encima. Las 1200 familias se encuentran actualmente en arriendo o viviendo arrimadas en casas de familiares o amigos, viendo como todos sus esfuerzos de más de 40 años se vinieron al suelo sin que el estado respondiera por algo. Sería bueno saber si la administración se comportaría de la misma manera si la catástrofe hubiera ocurrido al otro lado del cerro. Poco después de la destrucción total de las casas, la mayoría de las familias buscaron la representación legal de dos abogados frente al Estado. El primer fallo concluye la responsabilidad del distrito en esta catástrofe, pero aún la comunidad está en espera de un nuevo fallo en donde se diga cómo es que va a responder el Estado. Esperamos que esta vez la justicia nos acompañe y que se pueda resarcir algo del daño que sufrieron estas comunidades. Sin embargo será difícil reparar a la comunidad luego de tantos años de esfuerzo y sacrificios, y menos cuando la voluntad política del estado está al servicio de las clases favorecidas y no de las comunidades históricamente marginadas. FRANCISCO 88 pesos con 47 centavos fue el costo del terreno que pagó la señora Neyla Ospino al Instituto de crédito territorial (ICT) hace 47 años. Ella lo recuerda como si fuera ayer, pero durante esos 47 años construyó su familia, su porvenir, toda una historia que se vino al piso gracias a la desidia de la empresa de acueducto Aguas de Cartagena, quienes no solo realizaron una pésima instalación del sistema de acueducto, dando pie a que se formaran inundaciones subterráneas que debilitaron el terreno, permitiendo así que muchas casas se fueran al piso; sino también hicieron caso omiso al llama- Adiós a los T Por: Melanie Abish odos los sábados son inolvidables para los niños de San Francisco. Gracias al programa “Guardianes Ambientales”. Desde hace varios meses, gracias a la fundación Actuar Por Bolívar, los niños de nuestra comunidad están aprendiendo de una forma recreativa. En el biblioparque se reúnen niños de todas las edades, desde las 8 de la mañana, hasta el medio día para aprender inglés, manualidades, pintar, dibujar, entre otras cosas. La tallerista Carmen Villadiego, que ya anteriormente ha trabajado con los niños por medio del eliminado programa Manos Creativas, se encarga de buscar a personas capacitadas para enseñarle a nuestros niños. Guardianes Ambientales está recibiendo ayuda de voluntarios internacionales, entre ellos se encuentran: Raquel Román y Pablo García, ambos de España. sábados rutinarios

[close]

p. 7

7 La inseguridad idea de que en barrios, como San Francisco, solo pasan cosas malas y peligrosas, tanto así, que nuestras comunidades tienen temor para transitar con tranquilidad. de los barrios populares. El descubrimiento del barrio La Paz de la ciudad de Cartagena No se puede negar que la inseguridad sigue, sobre todo en horas de la noche, ya que la política de seguridad está centrada en proteger otras zonas, supuestamente más importantes de la ciudad como lo es el centro turístico, por tal razón, han descuidado nuestros barrios. Por: Ermides R. Rodríguez R. E L a mayoría de los habitantes de esta gran ciudad amurallada tienen una imagen exagerada de la delincuencia de los barrios populares, ya que los hechos que suceden en nuestras calles son tratados por la prensa con gran escándalo, dando una la Son persistentes los reclamos de las comunidades que han solicitado ayuda para mejorar esta problemática. Las soluciones de las autoridades son inoportunas y ante los pedidos de ayuda la asistencia es inexistente o llega demasiado tarde para ser útil. l barrio La Paz fue fundado en el año 1991. Está a diez minutos en colectivo del mercado de Cartagena por cualquiera de sus dos vías: el castillo y el barrio la esperanza. Su nombre está relacionado con el momento de las negociaciones de paz del gobierno de Andrés Pastrana con la guerrilla y con la religiosidad de los pobladores de estas tierras, que se pusieron a rezar cuando vinieron los primeros policías a desalojarlos. Algunas de las personas que ayudaron en su fundación fueron: Chuster, Cortecero y el Chino. Sus calles en formas de Y están relacionadas con la cantera de la cual se extrajo tierra durante 3 años. Este barrio fue invadido por personas de Cartagena, María la baja, Arjona y Turbaco. Pese a contar con todos los servicios, hoy en día, La Paz es un territorio sobrepoblado. uy, yo a San Francisco no voy

[close]

p. 8

8 nen de África a las Antillas, por lo que vemos una fusión que no deja de alimentarse y que incluye ritmos raizales afros: soukous, mbquanga, juju, que se funden con las vibraciones antillanas como; la soca y el calipso. Por si esto fuera poco, agregan a la mezcla el flow del rap y el hip hop norteamericano, sin dejar de lado el mapalé, la chalupa y el bullerengue, dando con connotaciones propias, hasta armar la columna vertebral de lo que hoy conocemos como la champeta. La labor picotera complementaba sus difusión musical, con el ya desaparecido Festival de Música del Caribe, que inicia en 1982, permitiendo el contraste de los cantantes criollos, con los grandes intérpretes de ritmos africanos y antillanos a los que el Joe Arroyo había cantado en español, como lo eran Jean Claude Sylvain, Gesner Henry, BopolMasiamina, y en cuya fiesta se destacaron grupos como Anie Zwuing(Viviano Torres, Charles King, Tower el rasta ), precursor del ritmo terapia, que se posicionó por varias semanas en el top 40 de los más escuchados de los Estados Unidos. A finales los años noventa la escena se nutre de personajes como Mr Black, Hernando Hernández, William Simancas, Álvaro el “Bárbaro”, El Afinaito, El Sayayin, marcando un tercer y definitivo rumbo de la champeta, que rompe los extramuros y supera la periferia del caribe, para tomarse un nombre propio entre los ritmos de la rumba colombiana. Así a principios del siglo XXI, vuelve a sonar en países como Venezuela y los Estados Unidos, hecho que no desaprovecha el sello Sony Music, que conforma al grupo heterogéneo de cantantes de esta nueva generación en un grupo llamado “Los astros de la champeta”. Han desaparecido “El Afinaito”, muerto por causas naturales, y por irrupción de la violencia en los barrios, se fueron personajes tan originales como “El Jonkhy”, uno de los personajes más originales, que en el año 2005 era el rey de escena, por sus letras y ritmos lentos y acompasados como de balada, cantando una champeta dedicada al despecho y a los sinsabores de la vida. Quizás después de esta muerte, la más sonada ocurrió en el año 2012, cuando “El Sayayin” que recorrió el continente montado en su nube voladora, se despidió de su fanaticada, luego de sobrevivir por más de veinte agónicos días a un atentado de bala en Sincelejo. Aunque en Cartagena suenan con “¡Aaaaquì suena, el rey de Rocha! El orgullo de los bailadores. Sus discos no lo tiene nadie porque es duro de conseguir, el orgullo de Rocha, el orgullo de la Madre África ¡Arrodíllense señores y señoras, arrodíllense! Gózalo mi negramenta, mi gente de pelo quieto, que ponen quieto con la música champetua, goza, gózalo para la gente brava, solo ustedes saben gozá…” L a champeta surge en el alma ancestral de los raizales afros que llegan como esclavos a estas tierras; su veta polifónica está en el espíritu de los tamtamistas y los tamborileros africanos, al punto que se ha resignificado esta música, que revoluciona los sentidos, dando un paso que va de la cadencia y la sensualidad, a entender un factor social de la vida barrial. Las primeras noticias de este ritmo testimonian su aparición como parte de una fiesta popular que tomaba fuerza en los años setentas del siglo XX, para conformarse como un género musical urbano a mediados de los ochenta, y configurarse como un fenómeno social de masas a finales de los años noventa y consolidarse en estos primeros catorce años del siglo XXI, como el ritmo fusionado que manda en la escala musical de la rumba colombiana. Hoy, la champeta ha desplazado su rango de acción por fuera de ciudades como Cartagena y Barranquilla, que han sido los escenarios donde se ha evidenciado su origen y desarrollo, hasta convertirse en un género musical que debe su fortificación y posicionamiento al picó; esa construcción sonora que ambienta los fines de semana el aire de los barrios periféricos del Cari- be y que se conformó como el bastión sobre el que se fundamenta su popularidad actual. El nombre del picó surge como una apropiación lingüística de una conjugación de palabras anglosajonas (pickup), que en el fondo de su significado, nos están hablando algunas camionetas norteamericanas que tienen su zona de carga al aire libre, el significado es equiparado a oídas, en un proceso más que cenestésico y imaginativo se materializa en el sistema de sonido que conocemos hoy; en el conjunto de parlantes y equipos de sonido con una estética propia, que apoyan su música con la ambientación de luces y colores vivos que llaman sugerentemente al goce; rojo, amarillo, verde y negro, en sus derivaciones y degrades, se ven tanto en los dibujos aero-grafiados en las torres de sonido, como en miles de afiches, que circulan por las paredillas que llaman desde la radio bemba a la rumba. La época de su aparición no se precisa, pero hay una amplia conjetura consensuada que sitúa los primeros picós a inicios de los setentas, cuando personajes como Jimmy “Melodía” Fontalvo y Humberto Castillo en Cartagena; Osmán Torregosa y Donaldo García en Barranquilla, trazan la búsqueda y configuración del tesoro musical de los barrios del Caribe colombiano. Estos precursores del sonido son los encargados de hacer llegar por diversos medios a estos puertos los discos de acetato, y con ellos llegaron los primeros aparatos electrónicos, como las torres de sonido, los sintetizadores, la percusión, los teclados electrónicos, la luces de discoteca, para poner en el ambiente a la salsa brava y la música africana en las calles de la provincia. La música cantada en el portugués y el francés de las colonias africanas, también sufre un proceso de apropiación lingüística, se diversifica, cuando se redimensiona al contexto de estas urbes, al punto que hay datos de grabaciones de grupos como Son Palenque (Abelardo Carbono y Justo Valdes), que adaptaron fragmentos de canciones en estos idiomas a la lengua palenquera, con toda la carga que caracteriza al usungulé africano, le dieron la personalidad a la champeta, tanto en la expresión vocal, como en la corporalidad que trasmite la energía afro; la ropa, los gestos, las contorsiones, la sensualidad, marcarán el rumbo y la diferencia que da con el éxito de este ritmo. Lo que hoy escuchamos surge de la adaptación de ritmos que van y vie-

[close]

p. 9

9 furia otras máquinas como El príncipe, radicado en el barrio La princesa y El imperio que es uno de llamados a tomar la batuta de la juventud, pero en Barranquilla los picoteros se disputan el hecho de tener máquinas espectaculares (El eskorpion), al contraste está en que en Cartagena siempre han surgido los cantantes de moda. La marcada rivalidad entre estas ciudades porteñas, va más allá del reflejo de las costumbres, las comidas, o el duelo de final de año entre los equipos de beisbol que emulan hasta el infinito, la eterna serie mundial entre Los Medias Rojas de Boston y Los Yankes de New York. Los picós armaban su guerra de titanes saliendo de gira por la costa Caribe colombiana, dando de qué hablar en sus barrios, qué si iba o venía el Rey de rocha o si volvía El Solista: “El que llena la pista”. Qué si el El eskorpion llegaba a los pueblos en sus cuatro camiones llenos de la parafernalia propia, qué si El Boby es el nuevo sonero de la juventud, qué si El conde de Palenque, fue fundamental para el desarrollo y la difusión de la salsa brava al punto de la paradoja de haber influenciado a proyectos musicales de la nueva ola como: Sidesteper, Sistema solar, Bomba estéreo, Onda trópica, La Maquina del Caribe, Colectro, y un largo etcétera, tema que daría tela suficiente para otro artículo a trabajar. Para los entendidos las bases del éxito de este género, se debe a la difusión y comercialización de la música en los picós como El rey de rocha de Humberto Castillo, que llevan a otro nivel las competencias simbólicas de la calle, para consolidar un sonido popular cuya difusión está garantizada, por el recorrido en la mayor cantidad de lugares a donde el picó se desplaza a pedido de sus dolientes. En la actualidad la popularidad sonríe con la champeta, es la protagonista de los principales conciertos en las capitales del país, donde al lado de las estrellas internacionales, se ven a la cabeza a cantantes de dos generaciones distintas; Kevin Flores y Mister Black, que se disputan el cariño de los bailadores, apretados al cincho de la sudorosa cintura de su pareja, el paso que imponen los cantantes de moda, que eran oídos y bailados desde las altas torres de los picós por fanaticadas, que han acompañado con fidelidad, las misas sensuales del ritmo, que los congregan, fieles al sonido más allá de la moda impuesta que va del suave momento del goce que ofrece Kevin Flores, al boom rítmico de Mister Black. Ellos aprovechan el momento, pues saben que tarde o temprano, los vientos del sistema los devolverán como hijos pródigos a la barriada que los estará esperando en las ensordecedoras verbenas, en las casetas, en las calles o en cualquier terraza, donde se dispongan de un par de parlantes que hagan retumbar el acucioso silencio. Precisamente en estos momentos de gloria, uno de los principales cuestionamientos que hace Humberto Castillo, como negociador con RCN Tv para el rodaje y los derechos de autor de la telenovela Bazurto, es la poca difusión dada al picó en la serie, olvidado como el elemento iconográfico del ritmo, por ello además de los diálogos y bailes impostados por actores cachacos descontextualizados, que interpretan con dificultad y poca naturalidad a la gente de la barriada, se ha mostrado un descontento con los productores por el desconocimiento del picó en sus papel de configurador y difusor de la champeta como género popular. Es necesario pensar en cómo surgía el asunto en los tiempos donde el acetato de vinilo mandaba la parada, se escuchaba el constante desafío del “Aquí suena”,“Nuevo”, “Exclusivo” “Este no lo tiene nadie” y por supuesto que así era. El programador de cada máquina, para agregarle algo de azar a la rumba, ponía la aguja sobre el vinilo y sin pensarlo dos veces, rasgaba y botaba al aire la caratula, mientras sonaba la nueva canción pal oído y los pies del bailador, que con el tiempo se iba convirtiendo en defensor a ultranza de ese picó, así cada uno se esforzaba por tener complacida a su fanaticada, que iban bautizando de oídas a las canciones africanas. Otro de los fenómenos característico de este ritmo es la autogestión en la grabación y difusión de los trabajos discográficos de cada autor o grupo, que empezaron bajo el lema de hacerlo ellos mismos en los estudios del barrio, por fuera de las grandes industrias que ahora quieren captar el mercado. Así del acetato al casete, al cd y ahora al mp3, con las pistas sonoras de cada picó, que el fanático guarda como un tesoro, desde el tiempo de las portadas perdidas, hasta la inclasificable búsqueda de miles de vídeos sobre el género que encuentra uno en las redes de vídeos como Youtube. No será extraño seguir escuchando en estos tiempos de grandes auges informativos el “exclusivo”, los cantantes que se pellizcan ante la invasión regetonera localizando y poniendo en contexto su ritmo, sus vivencias, sus esperanzas, esas historias que van más allá de la letra sexualizada: “esta noche doy serrucho” a las incorporaciones de orquestas que le dan otro matiz de significación a la forma como se entiende el fenómeno de la champeta hoy día. Es inevitable hablar de la influencia de los picós en este auge musical, al punto que Mister Black también es propietario de “El gemini súper sensación” que suena bajo la batuta de “Juan DJ. Chamba”, uno de los más influyentes programadores de la escena, en una entrevista reciente el cantante afirmó lo siguiente: “Todo es un proceso, las cosas con el tiempo cambian y el pensamiento también. Antes los champetudos tenían fama de ser ‘marihuaneros’ y yo nunca fui así, ni ‘pelionero’ ni ‘marihuanero’. Para mí, el único vicio han sido siempre las mujeres y el ron”. Al final podemos concluir, sabiendo que con la música se ha intentado acabar con los prejuicios sociales, y es más que seguro que en los barrios siempre habrá champetudos, dispuestos a seguirle el juego a los picós y entregarse al desenfreno de una fiesta que se oye y se goza, porque es como la vida misma. Américo Cantillo.

[close]

p. 10

10 El Biblioparquees para todos Por: Diana Valdelamar T odos los días vemos jóvenes apostados en nuestras calles. Algunos no estudian por falta de oportunidades y otros porque no las aprovechan. La desocupación promueve algunos de los vicios que afectan nuestra comunidad. Es importante tener en cuenta que si no empleamos el tiempo adecuadamente no le daremos sentido a nuestras vidas. Frente a dicha situación la Fundación Biblioparque San Francisco y las Organizaciones asociadas ofrecen programas para la primera infancia, promoción de lectura, talleres de manualidades, de agricultura urbana y asesorías en distintos asuntos académicos y de la vida cotidiana en pro de la formación integral de nuestros jóvenes. Julio Londoño es el encargado de la coordinación y administración del Biblioparque, con su equipo elabora el plan de acción para cada mes, gestiona los recursos o actividades para la biblioteca y prepara los informes. Julio se preparó en el SENA para desempeñar su función social. El 23 de abril del 2003 se realizó la primera jornada de donación de libros con amigos consiguiendo 30 libros. En el 2004 se hizo una campaña de donación llamada el Libretón que fue anunciada por RCN radio donde se colocaron distintos puestos de donación. Posteriormente se han hecho más contactos con otras entidades privadas para adquirir más recursos con el fin de fortalecer pedagógica y didácticamente el Biblioparque. El pasado trece de diciembre el Biblioparque junto con la ayuda de la radio UDC (Universidad de Cartagena) y Juan Gossain Abdala hicieron una Radiotón por medio de las redes sociales y radios locales, con el objetivo de recolectar juguetes para premiar a los niños que han participado durante el año en la biblioteca. La entrega se hizo en la novena que hace anualmente la biblioteca. Fueron beneficiados casi 200 niños. Invitamos a la comunidad y sobre todo a los padres de familia a interesarse por la educación de sus hijos ¡Acérquense! este espacio es de todos y para todos. Sólo a través de la educación podemos conseguir una comunidad que camine organizada para transformar su presente y mejorar su futuro.

[close]

p. 11

11 CRUCI Horizontales 1. Ritmo musical popular que se despliega en las calles cartageneras. 2. La aparición de la luz del sol de cada día. Anillo. 3. Grande recipiente para desaguar los excrementos. Antes de Cristo 4. Dos más uno. Símbolo químico del Manganeso. 5. Al revés, nota musical. Alcohólicos Anónimos. Al revés, representación abstracta de una cosa real o irreal. 6. Uno de los recibos que hay que pagar. Media mamá. Al revés, personaje ficticio de Star Treck (Viaje a las estrellas). 7. Acción de perder la cabeza por alguien, 8. Premio que otorga la academia Sueca. Al revés, escapar. 9. Artículo femenino que también es nota musical. Así se le dice a la cama. 10. Individuos de la especie humana o inhumana. Verticales 1. Nuestra ciudad. 2. Que ha perdido a sus padres. 3. Actividad estética o pericia en algo. Arma blanca parecida a la espada, curvada y afilada solamente por un lado. 4. Animal mamífero similar a la foca pero de mayor tamaño. Expulsar orines 5. Prefijo que denota anterioridad. Al revés, (… …)del Peyé, lugar donde queda el colegio de pies descalzos. 6. Comer para el gringo. Terminación verbal del infinitivo. Símbolo químico del Cobalto 7. Al revés, quise demasiado. Labran la tierra 8. Las pilas medianas. Negra pequeña. 9. El Dios- Sol de los egipcios. Nota musical. La antigua Unión soviética, pero sin una s. 10. Se armó…nombre de este periódico. CASI OBSCENO Si quisieras oír lo que me digo en la almohada el rubor de tu rostro sería la recompensa Son palabras tan íntimas como mi propia carne que padece el dolor de tu implacable recuerdo Te cuento ¿Sí? ¿No te vengarás un día? Me digo: Besaría esa boca lentamente hasta volverla roja Y en tu sexo el milagro de una mano que baja en el momento más inesperado y como por azar lo toca con ese fervor que inspira lo sagrado No soy malvado Trato de enamorarte Intento ser sincero con lo enfermo que estoy y entrar en el maleficio de tu cuerpo como un río que teme al mar pero siempre muere en él Sopita de letras COLEGIO SANFRANCISCO PEYE PIES DESCALZOS CARTAGENA BOCHINCHE SANBERNARDO LAMARIA BIBLIOPARQUE COSTEÑA PICO CHAMPETA SHAKIRA COMUNICACIÓN TECHOTIBA Poesía de Raúl Gómez Jattin (Cartagena, 1945-1997) Libros publicados: Poemas (1980); Retratos (1986); Amanecer en el valle del Sinú (1986); Del amor (1987); Hijos del tiempo; El esplendor de la mariposa. Laberinto SALIDA LLEGADA

[close]

p. 12

7 de marzo Colegio Pies descalzos Este Viernes adio cheR chin Bo ico riód Pe HORA 10:00 AM INVITAN: Fundación Pies Descalzos Agencia Techotiba ARTISTAS INVITADOS Cy Colombia Tambo Pequeños sueños BochincheRadio

[close]

Comments

no comments yet