Primeras Palabras Marzo 2014

 
no ad

Embed or link this publication

Description

¿Qué piensa y dice el judaísmo sobre la Palabra de Dios, Palabra que en el Primer Testamento es común a la tradición judeo-cristiana? Para compartir esta Palabra, el rabino Arieh Sztokman (rabinoarieh@fibertel.com.ar), profesor muy querido nuestro, nos ay

Popular Pages


p. 1

Centro Bíblico Nuestra Señora de Sión Av. Directorio 440 – C.A.BA. www.sion.org.ar Una reflexión desde el judaísmo sobre las lecturas del Primer Testamento de la Liturgia Cristiana Dominical. Frecuentemente leemos y meditamos la primera lectura de la liturgia dominical desde el Evangelio o del Nuevo Testamento. Pero podemos dar un paso nuevo, diferente, y que sea acorde al carisma de Nuestra Señora de Sión: recibir el pensamiento judío sobre estas lecturas. ¿Qué piensa y dice el judaísmo sobre la Palabra de Dios, Palabra que en el Primer Testamento es común a la tradición judeo-cristiana? Para compartir esta Palabra, el rabino Arieh Sztokman (rabinoarieh@fibertel.com.ar), profesor muy querido nuestro, nos ayudará a leer las lecturas del Primer Testamento que corresponden al mes de Marzo de 2014. Esperamos brindar un aporte y un importante servicio a todos los hermanos con esta iniciativa. (NOTA: Los judíos no pronuncian ni escriben el nombre de Dios, por eso en algunos casos, verá en el escrito la palabra D''s en lugar de Dios). 2 de Marzo de 2014- 8º domingo de tiempo ordinario Isaías 49,14-15 Sión decía: "Me ha abandonado el Señor, mi dueño me ha olvidado." ¿Es que puede una madre olvidarse de su criatura, no conmoverse por el hijo de sus entrañas? Pues, aunque ella se olvide, yo no te olvidaré. "Sion" aparece como un lugar utópico de unidad, paz y libertad, opuesta a "Babilonia", el opresor sistema de explotación del mundo occidental.“Sion” se ha seguido utilizando a lo largo del tiempo como referencia no tanto a la ciudad, sino a la idea de Jerusalén como centro espiritual del pueblo judío; y, por extensión, la llamada Tierra de Israel. El Creador no se olvida de sus criaturas, sino por el contrario somos nosotros quienes dejamos a Dios. Son muchos los pasajes bíblicos en los cuales Dios nos dice en forma contundente que no nos abandonará, por ejemplo cuando en Génesis 28:15. Es importante que el Señor está con cada uno de nosotros en forma permanente, cada día nos regala la vida. Debiéramos responder a la pregunta ¿Qué haces cada mañana para que se te abran los ojos?, y la respuesta es “no hago nada” es Dios que acordándose de cada uno de nosotros nos abre los ojos para que podamos ver Su creación, agradecerle y alabarlo por Su precioso regalo. Tomemos conciencia, EL camina a nuestro lado, caminemos con EL. 9 de Marzo de 2014 – Domingo 1º de Cuaresma Génesis 2,7-9; 3,1-7 El Señor Dios modeló al hombre de arcilla del suelo, sopló en su nariz un aliento de vida, y el hombre se convirtió en ser vivo. El Señor Dios plantó un jardín en Edén, hacia oriente, y colocó en él al hombre que había modelado. El Señor Dios hizo brotar del suelo toda clase de árboles hermosos de ver y buenos de comer; además, el árbol de la vida, en mitad del jardín, y el árbol del conocimiento del bien Centro Bíblico Nuestra Señora de Sion – www.sion.org.ar - Primeras Palabras / Marzo 2014 1

[close]

p. 2

y el mal.La serpiente era el más astuto de los animales del campo que el Señor Dios había hecho. Y dijo a la mujer: "¿Cómo es que os ha dicho Dios que no comáis de ningún árbol del jardín?" La mujer respondió a la serpiente: "Podemos comer los frutos de los árboles del jardín; solamente del fruto del árbol que está en mitad del jardín nos ha dicho Dios: "No comáis de él ni lo toquéis, bajo pena de muerte."" La serpiente replicó a la mujer: "No moriréis. Bien sabe Dios que cuando comáis de él se os abrirán los ojos y seréis como Dios en el conocimiento del bien y del mal."La mujer vio que el árbol era apetitoso, atrayente y deseable, porque daba inteligencia; tomó el fruto, comió y ofreció a su marido, el cual comió. Entonces se les abrieron los ojos a los dos y se dieron cuenta de que estaban desnudos; entrelazaron hojas de higuera y se las ciñeron. Somos un ser vivo porque Dios nos insufló Su aliento de vida. Si así no hubiese sido, seriamos un objeto de barro. ¿Qué simboliza “la serpiente” o como decía el filosofo argentino Jaime Barilko (sea recordado para bien) “serpiente”? Podemos deducir que serpiente es la conciencia del ser humano, que en conocimiento de una prohibición, quiere transgredirla o desobedecer la orden dada. Desde lo consciente, muchas veces sabemos que debemos y que no debemos hacer, sin embargo nos convencemos que “bueno”…, no nos pasará nada malo, si… aunque mas no sea “un poquito”. Sabemos que fumar nos hace daño, pero bueno, fumo pocos cigarrillos por día, no me va a hacer nada malo. Ahí está serpiente. Desobedecieron. ¿Acaso es malo desobedecer? Lo importante es que si el ser humano desobedece debe hacerse cargo, responsable de los resultados que ha generado su actitud. Para el ser humano la obediencia es lo mas cómodo, no tiene que pensar, hace solo lo que le dicen, no asume riesgos, otros deciden por el. Al mismo tiempo no asume ninguna responsabilidad, el cumple con lo que se le dice, puede llegar a parecerse a un robot. Gracias a la curiosidad, a la prueba, el ser humanos ha hecho maravillas, también cometió errores que le sirvieron para aprender y resolverlos. Se les abrieron los ojos, ¿los ojos de la cara? ¿acaso antes de comer se chocaban con los arboles y se llevaban por delante a los elefantes?, no. Tomaron conciencia de lo que estaban viviendo, al verse desnudos tuvieron vergüenza. El ser humano es el único animal que tiene vergüenza, y por ello cubre su desnudez. Todos los animales de la creación caminan desnudos y no se avergüenzan. Este pasaje bíblico nos enseña a diferenciarnos, como seres humanos, del animal, empezando por cubrir nuestra desnudez. 16 de Marzo de 2014 – Domingo 2º de Cuaresma Génesis 12,1-4a En aquellos días, el Señor dijo a Abrán: "Sal de tu tierra y de la casa de tu padre, hacia la tierra que te mostraré. Haré de ti un gran pueblo, te bendeciré, haré famoso tu nombre, y será una bendición. Bendeciré a los que te bendigan, maldeciré a los que te maldigan. Con tu nombre se bendecirán todas las familias del mundo." Abrán marchó, como le había dicho el Señor. Abram ha de comenzar una nueva vida modificando su forma de pensar, sus sentimientos, sus expresiones y sus acciones, todo ello sin moverse de su lugar. ¿Por qué? En el Tanaj (biblia hebrea-antiguo testamento) las primeras palabras en hebreo son Centro Bíblico Nuestra Señora de Sion – www.sion.org.ar - Primeras Palabras / Marzo 2014 2

[close]

p. 3

“Lej Lejá”. Lej es el imperativo del verbo caminar, por lo tanto debemos traducir “camina” y lejá traduciéndolo al castellano significa “a vos”, por lo tanto las dos palabras unidas quieren decir “camina a vos”. En palabras más fáciles de nuestro castellano quieren significar “mira dentro tuyo” “haz introspección” “conócete” y algunos conceptos similares. Es decir que el Creador le dice a Abram busca dentro tuyo. ¿Qué aprendiste en tu tierra, que aprendiste en la casa de tu padre? Es decir que deberá ver dentro de sí que es lo que aprendió a lo largo de su vida para comenzar a modificar. En este primer versículo Abram no sabe hacia dónde dirigirse dado que el Eterno no le dice nada, solo que deberá encaminarse hacia lo nuevo, es por ello que todo lo que debe hacer, por el momento, es hacer un balance de su vida, sin moverse del lugar en el cual se encuentra para alinearse en su propio eje, ser el, no vivir alienado, en otras palabras dejar la idolatría para comenzar a depositar su fe en Dios. Dios le hace una promesa a Abram que con el transcurrir del tiempo la cumplirá dado que Abram se transformará en Abraham como padre de todas las naciones. De alguna manera el texto nos sugiere que hagamos lo mismo cada uno de nosotros, es decir “camina a vos”, mirar en nuestro interior, alinearnos a nuestro propio eje, modificar en nosotros aquello que es necesario cambiar, encontrarnos con los otros para poder luego encontrarnos juntos con Dios y vivir felices. 23 de Marzo de 2014 – Domingo 3º de Cuaresma Exodo 17,3-7 En aquellos días, el pueblo, torturado por la sed, murmuró contra Moisés: "¿Nos has hecho salir de Egipto para hacernos morir de sed a nosotros, a nuestros hijos y a nuestros ganados?" Clamó Moisés al Señor y dijo: "¿Qué puedo hacer con este pueblo? Poco falta para que me apedreen." Respondió el Señor a Moisés: "Preséntate al pueblo llevando contigo algunos de los ancianos de Israel; lleva también en tu mano el cayado con que golpeaste el río, y vete, que allí estaré yo ante ti, sobre la peña, en Horeb; golpearás la peña, y saldrá de ella agua para que beba el pueblo." Moisés lo hizo así a la vista de los ancianos de Israel. Y puso por nombre a aquel lugar Masá y Meribá, por la reyerta de los hijos de Israel y porque habían tentado al Señor, diciendo: "¿Está o no está el Señor en medio de nosotros? ¿Quiénes conformaban el pueblo? No sabemos quiénes eran, fueron aquellas personas que fueron sacados a la libertad mas todos aquellos que se les unieron en la larga caminata. Gente que no habían sido educados, sino por el contrario fueron obligados a trabajar duramente. Esa gente pensaba casi todo el tiempo en comer y beber, así nos lo pone de manifiesto la Torá. Dios hace milagros para que ellos comiencen a conocer el concepto de monoteísmo dado que para ellos era totalmente nuevo. ¿Habrán sido idolatras? ¿Cuál era su sistema de creencias? ¿Qué lugar ocupaba el rey en sus vidas? ¿Conocían al Creador de todo lo existente? Muchas preguntas que supongo no tienen respuesta, ellos querían agua. Nuevamente Dios hace un milagro para que la gente aprenda y conozca a Dios. ¿Acaso los milagros harán que el ser humano deposite su fe en Dios?, La respuesta es no. La fe en Dios no viene de afuera hacia adentro del ser humano sino que el camino es inverso, se desarrolla en el interior humano y se pone de manifiesto en el afuera, es decir por medio de las actitudes humanas. Si aquella gente hubiese tenido su fe desarrollada no hubiesen hecho la pregunta “¿está o Centro Bíblico Nuestra Señora de Sion – www.sion.org.ar - Primeras Palabras / Marzo 2014 3

[close]

p. 4

no está el Señor en medio de nosotros?” porque la respuesta es más que evidente, el Señor está en nosotros y con nosotros, pero para llegar a tal conclusión nosotros, los seres humanos, debiéramos tomar conciencia de todos los regalos que Dios nos hace en cada momento de nuestras vidas. Dios sigue haciendo milagros, nos da la vida, crecen las flores, cantan los pájaros, y mucho mas, y pareciera que muchos siguen preguntando “¿Está o no está el Señor en medio de nosotros?”. Aprendamos. 30 de Marzo de 2014 - Domingo 4º de Cuaresma I Samuel 16,1b.6-7.10-13a En aquellos días, el Señor le dijo a Samuel: "Llena la cuerna de aceite y vete, por encargo mío, a Jesé, el de Belén, porque entre sus hijos me he elegido un rey." Cuando llegó, vio a Eliab y pensó: "Seguro, el Señor tiene delante a su ungido." Pero el Señor le dijo: "No te fijes en las apariencias ni en su buena estatura. Lo rechazo. Porque Dios no ve como los hombres, que ven la apariencia; el Señor ve el corazón." Jesé hizo pasar a siete hijos suyos ante Samuel; y Samuel le dijo: "Tampoco a éstos los ha elegido el Señor." Luego preguntó a Jesé: "¿Se acabaron los muchachos?" Jesé respondió: "Queda el pequeño, que precisamente está cuidando las ovejas." Samuel dijo: "Manda por él, que no nos sentaremos a la mesa mientras no llegue." Jesé mandó a por él y lo hizo entrar: era de buen color, de hermosos ojos y buen tipo. Entonces el Señor dijo a Samuel: "Anda, úngelo, porque es éste." Samuel tomó la cuerna de aceite y lo ungió en medio de sus hermanos. En aquel momento, invadió a David el espíritu del Señor, y estuvo con él en adelante. ¿Por qué los hombres, los seres humanos, miran la apariencia? No es cuestión de mostrarse honesto, es importante ser honesto. No es cuestión de decirse religioso, se debe actuar como tal, es decir ser una buena persona. ¿Qué lugar ocupa en nuestras vidas el tener? Pareciese que en estos momentos que nos toca vivir los aspectos económicos, los objetos, ocupan un lugar preponderante en nuestra cotidianeidad, se habla de lo que cada uno tiene o deja de tener, se han creado dichos que hacen daño, por ejemplo “tanto tenes tanto vales”, no se mira en el interior humano sino en lo externo a el. El amor ha sido dejado de lado, pareciera que lo importante es si es joven, si tiene lindo cuerpo, de qué color son sus ojos, que ropa usa, de que marca es el reloj, etc. cuando en realidad Dios busca a las personas de buen corazón o como dice el Salmo personas de corazón sabio. Aprendamos a ocuparnos de lo importante, del interior humano. En el libro de Proverbios dice: “engañosa es la gracia, vana la hermosura…” Dejemos de lado las vanidades, lo temporario, lo que desaparece rápidamente, encontrémonos de corazón a corazón para hacer un mundo mejor. Centro Bíblico Nuestra Señora de Sion – www.sion.org.ar - Primeras Palabras / Marzo 2014 4

[close]

Comments

no comments yet