Boletín Hermandad de la Paz (Febrero 2014)

 

Embed or link this publication

Description

Boletín Hermandad de la Paz (Febrero 2014)

Popular Pages


p. 1

HERMANDAD DE LA PAZ CUARESMA, 2014 1

[close]

p. 2

Época II - Boletín Informativo nº 64 - Febrero 2014 BOLETÍN OFICIAL DE LA REAL Y FERVOROSA HERMANDAD SACRAMENTAL DEL SEÑOR SAN SEBASTIÁN Y NUESTRA SEÑORA DEL PRADO Y COFRADÍA DE NAZARENOS DE NUESTRO PADRE JESÚS DE LA VICTORIA Y MARÍA SANTÍSIMA DE LA PAZ PARROQUIA DE SAN SEBASTIÁN DE SEVILLA HERMANO MAYOR: D. Santiago Arenado Sampil DIRECTOR ESPIRITUAL: D. Isacio Siguero Muñoz EQUIPO DE BOLETIN: Carlos Jacinto Vital, Fernando Romero, Javier Luceño, Javier Romero, Teresa López, José Antonio Santos, Juan José García del Valle, Luís Vital y Pablo Rodríguez de Moya, Óscar Quintanar. COLABORADORES: Santiago Arenado, Miguel Ángel Osuna, Vicente Flores, Julián del Castillo, Antonio Picchi, Carlos Fuentes y Antonio Sánchez. FOTOGRAFIAS: Miguel Ángel Osuna, Sergio Osuna, Juan Casal, Joaquín Corchero, Javier Comas, José Joaquín Galán Estévez, J. López, Pedro Domínguez Benjumea y Archivo de la Hermandad de La Paz. E-mail: hermandad@hermandaddelapaz.org Página Web: www.hermandaddelapaz.org Teléfono Hermandad: 954.23.29.61 Fax 954.23.84.93 IMPRIME: Gráficas San Antonio S.C.A. c/ Almansa nº 7 Acc - 41001 Sevilla Telf. 954 22 27 47 e-mail grsanantonio@gmail.com PORTADA: Sergio Osuna Portada en homenaje al cuerpo de nazarenos que tan buen comportamiento tuvo el pasado Domingo de Ramos durante el aguacero que la cofradía soportó Sumario 3.- Director Espiritual 4.- Carta del Hermano Mayor 5.- Formación 11.- Historia, Arte y Literatura 36.- In Memoriam 39.- Actualidad 48.- Información 62.- Vida de hermandad 71.- Mi generación Es deseo de la Junta de Gobierno y del Equipo de Boletín, que los hermanos se impliquen en la elaboración de los contenidos del boletín, principal medio de comunicación de Hermandad, junto con la página web. Por tal motivo se invita a todos los hermanos que estén interesados en colaborar mediante artículos, fotografías, notas de interés, etc., siempre que guarden una relación directa con la Hermandad, pueden hacerlo remitiéndolos a la Secretaría, especificando “Para el Boletín”. Los artículos deben ser breves y mecanografiados a una sola cara. La Junta de Gobierno y el equipo de boletín, no comparte necesariamente las opiniones vertidas por los colaboradores. 2 HERMANDAD DE LA PAZ CUARESMA, 2014

[close]

p. 3

DIRECTOR ESPIRITUAL Los frutos de un feliz aniversario IsacIo sIguero Muñoz Director Espiritual stamos inmersos en la conmemoración gozosa del Setenta y Cinco Aniversario de la Fundación de nuestra querida Hermandad, y al inicio de la celebración de un completo programa que incluye los más diversos y extraordinarios actos religiosos y culturales diseñados con tal motivo. Serán meses de intenso trabajo para todos y ocasión para disfrutar con satisfacción de nuestra pertenencia a la Hermandad de la Paz. Pero permitidme que ponga en voz alta lo que, a mi juicio, debería también estar en la mente de todos los hermanos: ¿Qué frutos esperamos de tantos acontecimientos? Considero que la efemérides no debe quedar en la sucesión de una serie de actos registrados en la memoria superficial de una etapa superada y consumida con las prisas que caracterizan nuestro modo de vida, sin afectar de manera significativa a la existencia cotidiana de la Hermandad, sino que, muy al contrario, tanto esfuerzo ha de ser ocasión propicia para crecer y madurar en la identidad de una institución que nació, vive y debe proyectar su futuro en el seno de la Iglesia. El Aniversario ha de servir para tomar conciencia de nuestro sentir con la Iglesia Católica. En su seno fue concebida por nuestros hermanos fundadores y, fieles a la misma, han de vivir en el orden espiritual, personal y social, los que en la actualidad la integran. ¿Qué frutos concretos deseamos obtener de estos acontecimientos? En primer lugar, una mayor hondura en la vida espiritual de cada hermano, la vivencia de una devoción más profunda a nuestros Amados Titulares, al Santísimo Sacramento en primer lugar, y a las Sagradas Imágenes del Señor de la Victoria y María Santísima de la Paz. Quiera Dios que al terminar el año todos tengamos una mejor y más auténtica vida de piedad. Pero además, es necesario potenciar, con todo el esfuerzo que requiera, una adecuada E y completa formación cristiana, que disipe la ignorancia que desorienta, generando confusión y situaciones dolorosas, y venza la superficialidad que propicia planteamientos inaceptables que se sitúan al margen de la doctrina de la Iglesia. En esta tarea nos debemos implicar todos, con el deseo de alcanzar este fruto tan necesario que nos reta de manera apremiante. Pero también hemos de desear el fruto de crecer en la virtud primera de la caridad. Una caridad fraterna que se manifestará en el rostro de la sana convivencia, el respeto a todos, la comprensión y el perdón, tratando de valorar todo lo mucho que nos une y combatir contra lo poco que, en escasas ocasiones, nos separa. Una caridad cercana con los que sufren, dentro y fuera de la Hermandad, pues a todos ha de llegar nuestro afecto y cercanía en el amor fraterno. Las múltiples y originales iniciativas de la Bolsa de Caridad y la generosa contribución al sostenimiento del COF diocesano de San Sebastián, estimulan el deseo de crecer también este año especial en tan importante frente en la vida de una asociación católica de fieles. Si el Señor en el evangelio llama la atención a sus discípulos para que disciernan sobre la bondad y la verdad de la realidad del mundo, “Por sus frutos, los conoceréis” (Mt 7,20), también nos invita a todos nosotros a pensar y desear los mejores frutos de este feliz Aniversario, para que quienes juzguen este momento histórico, ahora y en el futuro, puedan, por nuestros frutos, conocer a los que se sienten y viven como hermanos de la Paz. Junto a mi oración, que elevo a Nuestros Sagrados Titulares, por cada uno de mis queridos hermanos, pongo el deseo de un Aniversario gozoso y rico en frutos para la Hermandad de la Paz. HERMANDAD DE LA PAZ CUARESMA, 2014 3

[close]

p. 4

CARTA DEL hERmAnO mAyOR santIago arenado saMpIl Hermano Mayor stimados hermanos.De nuevo es un motivo de satisfacción para este Hermano Mayor el poder dirigirse a sus hermanos en lo albores de una nueva Cuaresma cuando nos empezamos a preparar para un tiempo que nos debe servir para profundizar en nuestra Fe en nuestro Señor Jesucristo. Y lo hacemos en un año especial, un año en el que los hermanos de la Paz queremos celebrar el LXXV aniversario fundacional de nuestra Hermandad. Para ello entre todos hemos preparado una serie de actividades y cultos que nos van a servir para vivir nuestra Hermandad de una forma especial. Publicaciones, exposiciones, conferencias, eucaristías, y sobre todo convivencias entre hermanos, momentos para la reunión y el encuentro entre todos. Pero no solo de actividades de la efemérides vive la Hermandad. El momento social sigue siendo complicado. La falta de oportunidades laborales se acentúa y la crisis, no sólo de índole económica, afecta a nuestros hermanos. La Hermandad es sensible a ello. En los últimos meses la Bolsa de Caridad de Nuestro Padre Jesús de la Victoria, además de las diferentes ayudas programadas, ha puesto en marcha dos grandes proyectos. El COF de la Parroquia de San Sebastián en una apuesta clara por la familia y el “Proyecto Victoria” con una clara vocación de ayuda a hermanos que quieren salir adelante. Nuestra Hermandad está en constante evolución, la nómina de hermanos sigue creciendo, el número de nazarenos crece cada año y la participación y actividad es considerable. Desde este Boletín, quiero animar a mis hermanos a que participen de su Hermandad. Nuestro objetivo es que los hermanos de la Paz además de sentirse orgullosos de su Hermandad, encuentren en nuestro seno un lugar para desarrollar su fe. Somos cristianos orgullosos y alegres se serlo y orgullosos de poder vivir nuestra fe en la hermandad. En los próximos días celebraremos el Quinario en honor a nuestro Titular en el que predican cinco hermanos sacerdotes de la Hermandad. Esperamos con emoción estos verdaderos ejercicios espirituales que nos E El COF de la Parroquia es la Cruz de Guía de la Hermandad “Desde este Boletín, quiero animar a mis hermanos a que participen de su Hermandad” acercarán sin duda al misterio que representa nuestro Señor de la Victoria. Después vendrá el Besapiés, el Vía Crucis, tan especial este año, y el Domingo de Ramos... donde de nuevo daremos testimonio de Hermandad. Por tanto, querido hermano, solo te pido que recuerdes que estamos a tu disposición en la Casa Hermandad para lo que puedas necesitar y que Aquellos a los que veneramos siempre nos están esperando en su Capilla Sacramental de la Parroquia. Un fuerte abrazo en el Señor de la Victoria y en su bendita Madre la Reina de la Paz. 4 HERMANDAD DE LA PAZ CUARESMA, 2014

[close]

p. 5

FORmACIón Entrevista con el Ilmo. y Rvdmo. Sr. D. Juan José Asenjo Pelegrina [Recientemente el Sr. Arzobispo tuvo la deferencia de responder a nuestras preguntas, acerca de la actualidad de la Iglesia y las hermandades y cofradías] ¿Cuál es el papel que desempeñan en la actualidad las hermandades dentro de la Iglesia de Sevilla? A mi juicio, son la forma peculiar de vivir su vida cristiana para muchos hombres y mujeres en esta tierra. Por ello, tanto el Arzobispo como los sacerdotes hemos de apreciar a estas instituciones, acompañarlas y cuidarlas pues son sacramento del encuentro con Dios para muchos sevillanos y escalera de su ascensión hacia Dios. Teniendo en cuenta que la formación es uno de los pilares básicos sobre los que se sustentan las hermandades, ¿cómo o de qué manera podrían mejorarse? La formación es hoy en las Hermandades y en los movimientos e instituciones de Iglesia una prioridad, pues para poder dar razón de nuestra fe y de nuestra esperanza ante el mundo secular, necesitamos cristianos bien formados. ¿Qué aporta la publicación de un nuevo Catecismo a los jóvenes que se preparan para la confirmación? Todavía no está publicado, pues aunque ya ha sido aprobado por la Santa Sede y así nos lo han comunicado a los Obispos españoles, todavía no está en las librerías. Estará en breve con el título de “Testigos del Señor”. Estoy seguro de que hará mucho bien, pues es un instrumento cuya necesidad se hacía sentir. Lo conozco bien y estoy seguro de que prestará un gran servicio a la catequesis de preconfirmación. ¿Qué supone para la Pastoral de la Familia de la Archidiócesis el recientemente fundado Centro de Orientación Familiar de la Parroquia de San Sebastián, en el que la Hermandad de la Paz se ha implicado de manera inequívoca? Yo estoy muy agradecido a la Hermandad de la Paz y a las demás Hermandades que en la Archidiócesis se han implicado en el sostenimiento de los COFs, instituciones básicas en la pastoral familiar, en el acompañamiento y ayuda integral a los matrimonios y a las familias, que en la ArLa hermandad es recibida por el c h i d i ó c e s i s Sr. Arzobispo para agradecerle la hemos puesentrevista to en marcha para cumplir lo que el Papa Benedicto XVI nos pidiera a los Obispos en Valencia, en el Encuentro Mundial de las Familias. Ante situaciones de exclusión como las que se dan en el Polígono Sur o El Vacie, ¿cómo pueden la Iglesia y las hermandades colaborar en la mejora de las condiciones de vida de esa población y en su integración social? Prosiguiendo sin desmayo la acción magnífica que las Hermandades están llevando a cabo en nombre de la Iglesia y por amor a Jesucristo, que se identifica especialmente con los más pobres de nuestros hermanos. Personalmente estoy muy satisfecho y agradecido de la implicación de las Hermandades en la crisis económica. Ante la crisis que padecemos, ¿cómo conjugar la ayuda a los necesitados que tenemos más cerca y la que se sigue demandando desde el tercer mundo? En la coyuntura tristísima que estamos viviendo, hemos de atender a los pobres y a los empobrecidos de aquí, sin olvidar a las víctimas de una pobreza no coyuntural sino estructural, como es la que se da en los países del Sur. En ambos casos, hemos de ser generosos. HERMANDAD DE LA PAZ CUARESMA, 2014 5 M. A. Osuna

[close]

p. 6

FORmACIón Las Hermandades parecen encontrarse bien de continente, ¿y de contenido? Me imagino que lo que quiere decir usted es que las Hermandades cultivan con primor sus cultos y las manifestaciones de la piedad popular, pero que tienen que cuidar también los elementos que constituyen su esencia: la vida espiritual de los cofrades, su formación, apostolado y amor a los pobres, sin lo cual todo se desvanece y carece de consistencia. El Hermano Mayor y el Director Espiritual conversan con el Señor Arzobispo ¿Cuál es el momento más emotivo que ha vivido relacionado con las Hermandades de Sevilla? Son muchos y no sabría decantarme por uno concreto. Recuerdo con singular emoción las estaciones de penitencia de algunas Hermandades especialmente cuidadosas y serias en ese momento cumbre de la vida cofrade de cada año. A lo largo de los tiempos las cofradías de Sevilla han tenido altibajos, actualmente parece que estamos en un momento álgido de las mismas. ¿Cómo cree Vd. que podrían o deberían evolucionar en un futuro? Viviendo en la verdad de lo que son por definición: asociaciones públicas de fieles, que además del culto solemne a los Titulares, buscan el fortalecimiento de la vida cristiana de sus miembros, siendo como afirmara Benedicto XVI “escuelas de vida cristiana y talleres de santidad”. ¿Cómo podemos mejorar una sociedad en la que no faltan envidias, celos, ambiciones personales, desencuentros, etc. que merman la dignidad de las personas, si estos males afectan, en ocasiones, a nuestras propias comunidades? Sin duda, volviendo al Evangelio. No hay otra fórmula ni otra receta. Este es el objetivo último del Papa Francisco, que no busca solo la reforma de las estructuras de la Curia, sino nuestra conversión, nuestra vuelta a Jesucristo, sin lo cual todo quedaría en juegos de artificio. ¿Qué le falta por hacer a las Hermandades? Mi repuesta va en la línea de lo que acabo de decir. Yo respeto mucho los aspectos estéticos, tradicionales y culturales de las Hermandades, pero si no se dejan penetrar por lo que constituye la entraña más genuina del Evangelio y de la vida cristiana, tales aspectos se irán fosilizando y debilitando. ¿Qué conclusiones podemos sacar del año de la fe y como cree que ha repercutido en el día a día de las Hermandades? Personalmente, estoy convencido de que a lo largo de este año ha habido mucho esfuerzo anónimo en parroquias, congregaciones, movimientos apostólicos y Hermandades. Estoy seguro de que tantas iniciativas, modestas a veces y desconocidas casi siempre, darán frutos ubérrimos en el inmediato futuro. Desde que ha llegado a Sevilla ¿qué es lo que más le ha llamado la atención de los sevillanos? Su espontaneidad y su alegría. ¿Cuál es la dimensión de las palabras “VICTORIA” y “PAZ” en el seno de la Iglesia? La palabra victoria me evoca al Rey soberano que reina desde el árbol de la Cruz y nos atrae a todos hacia sí. Esa es la victoria que vence al mundo, la Cruz gloriosa de Cristo. La palabra paz me evoca al mismo Cristo, el Príncipe de la paz, que es el centro de la humanidad, el gozo del corazón del hombre y la plenitud total de sus aspiraciones en expresión feliz del Concilio Vaticano II. 6 HERMANDAD DE LA PAZ CUARESMA, 2014

[close]

p. 7

FORmACIón Significado y sentido de los centros de orientación familiar davId sánchez y Directores del COF de San Sebastián María del Mar pIno Inauguración del COF de la Parroquia de San Sebastián omienzan estas líneas dando gracias y alabanzas a Dios Padre porque, en su infinita generosidad, ha permitido la creación de un nuevo Centro de Orientación Familiar en Sevilla. Ya son cinco los que actúan en la Archidiócesis y los frutos comienzan a ser bien palpables en nuestro entorno. Agradecemos también al Señor que el Espíritu Santo haya iluminado a la Hermandad, representada por el Hermano Mayor y su Junta de Gobierno, para apoyar y sostener económicamente este proyecto desde sus inicios. Esta ayuda ha resultado fundamental para llegar al momento presente con la cabeza puesta en las preocupaciones del espíritu y la tranquilidad de quien sabe que Dios ha provisto a través de la Hermandad. En esta oportunidad que se nos brinda creemos de interés mencionar algunos aspectos de la vida familiar sobre los cuales es preciso reflexionar hoy más que nunca. El primero y principal es la naturaleza del matrimonio, resumida con una belleza y claridad únicas en los números 48 y 49 de la constitución Gaudium et Spes. El matrimonio nace de la donación mutua de los novios-esposos, acto propio de la libertad humana que, precisamente por ello, suele oscurecer un matiz fundamental: este acto libre responde a la búsqueda del hombre que experimenta su soledad originaria a lo largo de la historia, en virtud de la cual está destinado, es su anhelo, a unirse con aquel/aquella en el/la que encuentra su identidad como ser creado. Es decir, este acto voluntario de los esposos que se entregan está C inserido en nuestra humanidad desde la misma creación; por eso el matrimonio responde a la ley divina y se constituye como sacramento: en él y mediante él Dios derrama continuamente su gracia sobre los esposos para que puedan cumplir las funciones específicas que a la familia han sido encomendadas. Más aun, es precisamente esta sacramentalidad la que permite que, aun cuando el matrimonio se ocupe frecuentemente de las preocupaciones terrenales de la familia, siga participando de la unión esponsal de Cristo y la Iglesia. El matrimonio queda pues constituido desde la misma Creación (Gn 2, 24) y forma parte del plan de Dios para el hombre. Ahora bien, ¿cuáles son las funciones propias de la familia a las que nos hemos referido? La Familiaris Consortio (n.17) establece cuatro: formación de una comunidad de personas, servicio a la vida, participación en el desarrollo de la sociedad, participación en la vida y misión de la Iglesia. ¿No es esto sino toda nuestra existencia? En efecto, porque la familia es respuesta a la vocación al amor y, por ende, así como el amor humano integra las dimensiones corporal y espiritual de la persona, también la familia la configura y condiciona en todas las dimensiones de su vida. El segundo y tercer capítulos del libro de los Proverbios puede ser de gran utilidad para acometer de manera práctica el desarrollo de estas tareas: “Confía en el Señor de todo corazón y no te apoyes en tu propia inteligencia; reconócelo a él en todos tus caminos y él allanará tus senderos. No seas sabio a tus propios ojos, teme al Señor y apártate del mal: eso será un remedio para tu carne y savia para tus huesos. Honra al Señor con tus bienes y con las primicias de todas tus ganancias: así tus graneros se llenarán de trigo y tus lagares desbordarán de vino nuevo. No desprecies, hijo mío, la corrección del Señor, ni te disgustes cuando él te reprende, porque el Señor reprende a los que ama como un padre a su hijo muy querido” (Pr 3,5-12). Estas enseñanzas pueden resumirse en las palabras de Jesús a Santa Catalina de Siena, “hazte cauce y yo me haré torrente”, con las que el Señor apunta directamente a la gran equivocación del hombre posmoderno: la autonomía. Nuestra misión no es HERMANDAD DE LA PAZ CUARESMA, 2014 7

[close]

p. 8

FORmACIón ser virtuosos sino vencer el pecado original que se manifiesta como la tentación de hacernos señores de nosotros mismos en lugar de fiarnos de Él y seguir ciegamente sus mandamientos. ¡Qué difícil es abandonarse al Señor y qué fácil dejarse dominar por la soberbia que nos impide ver nuestra propia fragilidad y contingencia! Vistos el origen y el desarrollo del matrimonio, sólo (¿sólo?) queda comprender su fin. Volvamos de nuevo a la constitución Gaudium et Spes para buscar la respuesta: “El genuino amor conyugal es asumido en el amor divino y se rige y enriquece por la virtud redentora de Cristo y la acción salvífica de la Iglesia para conducir eficazmente a los cónyuges a Dios y ayudarlos y fortalecerlos en la sublime misión de la paternidad y la maternidad. […] La familia hará partícipes a otras familias, generosamente, de sus riquezas espirituales. Así es como la familia cristiana, cuyo origen está en el matrimonio, que es imagen y participación de la alianza de amor entre Cristo y la Iglesia, manifestará a todos la presencia viva del Salvador en el mundo y la auténtica naturaleza de la Iglesia, ya por el amor, la generosa fecundidad, la unidad y fidelidad de los esposos, ya por la cooperación amorosa de todos sus miembros”. El Instalaciones del COF desempeño de la vocación familiar se convierte así en camino de plenitud y salvación para los cónyuges quienes, a su vez, participan de la acción evangelizadora de la Iglesia tanto en el ámbito familiar como en medio de la sociedad (de nuevo la totalidad de la acción familiar). Pero esta verdad originaria permanece hoy oculta a un buen número de matrimonios que viven su esponsalidad en régimen de separación de bienes… espirituales. Víctimas del racionalismo económico imperante, recurrimos a la suma de bienes individuales para resolver la ecuación de plenitud, experimentando una verdadera dificultad para aprehender y valorar lo intangible. Es necesaria una enmienda a la totalidad de nuestro cálculo elemental para redescubrir que la familia no es la suma de las partes sino el infinito del encuentro con Dios. En diferentes campos y etapas del desarrollo familiar, los COFs se ofrecen a las familias para ayudarles a encontrar a su esposo (“Dime tú, amado de mi alma, dónde pastoreas, dónde Los directores del COF ante el Sr. Arzobispo sesteas al mediodía, no venga yo a extraviarme tras de los rebaños de tus compañeros”, Ca 1,6). Ya sea a través de la promoción de los valores de la familia, la formación temprana de cónyuges, padres e hijos, la resolución de conflictos entre miembros de la comunidad familiar, la adaptación a nuevas realidades sociales (educación afectivosexual, relación con mayores dependientes, locura legislativa en torno a la vida humana), los COFs recogen el testigo de la Familiaris Consortio (n.75): “No poca ayuda pueden prestar a las familias los laicos especializados que, tanto individualmente como por medio de diversas asociaciones e iniciativas, ofrecen su obra de iluminación, de consejo, de orientación y apoyo: «El vuestro es un compromiso que bien merece la calificación de misión, por lo noble que son las finalidades que persigue, y determinantes para el bien de la sociedad y de la misma comunidad cristiana los resultados que derivan de ellas... Todo lo que consigáis hacer en apoyo de la familia está destinado a tener una eficacia que, sobrepasando su ámbito, alcanza también otras personas e incide sobre la sociedad. El futuro del mundo y de la Iglesia pasa a través de la familia»”. Por ello es muestra de sabiduría y amor a la Iglesia por parte de la Hermandad de la Paz haber reconocido qué le pide la Iglesia hoy y haber dado una respuesta humilde y confiada a Dios: “Porque el Señor da la sabiduría, de su boca proceden la ciencia y la inteligencia” (Pr 2,6). Reiteramos nuestro agradecimiento a la Hermandad en nombre de la Fundación de Centros de Orientación Familiar “María Reina de la Familia” y la encomendamos a nuestra Madre para que guarde siempre sus pasos por el camino recto del servicio inquebrantable al Señor que ella, como maestra, nos mostró. ¡Que el Señor os bendiga por tanto bien! 8 HERMANDAD DE LA PAZ CUARESMA, 2014

[close]

p. 9

FORmACIón Resumen de la Encíclica del Papa Francisco “Lumen Fidei” Presidenta Diocesana de A.C.G. [Hermanos, os invito con éste conciso resumen de la 1ª Encíclica del Santo Padre que la leáis completa, porque alimenta nuestra fe y es deber nuestro fortalecerla.] concha pIcón. L a fe, es un don de Dios que debe ser alimentado. “Quien cree ve”, porque la luz de la fe viene de Dios e ilumina toda la existencia del hombre. Hemos creído en el amor (1 Jn 4, 16). La fe se explica como escucha de la Palabra de Dios, y es promesa de futuro, que hace posible la continuidad de nuestro camino en el tiempo, uniéndose así a la esperanza. Se caracteriza por la paternidad, porque el Dios que nos llama es un Dios Padre, la fuente de bondad que es el origen de todo. Lo contrario de la fe es la idolatría, que dispersa al hombre en la multiplicidad de sus deseos, negándole la espera del tiempo de la promesa. Es confiarse al amor misericordioso de Dios, que siempre acoge y perdona, que endereza lo torcido de nuestra vida, es disponibilidad a dejarse transformar una y otra vez por la llamada de Dios, es don gratuito de Dios, que exige la humildad y el valor de fiarse, para poder ver el camino luminoso del encuentro con Dios. Y aquí está la “paradoja” de la fe, el volverse constantemente al Señor hace que el hombre sea estable, y lo aleje de los ídolos. La figura de Jesús, que es el mediador, nos abre a la Verdad, la manifestación del amor de Dios, que es el fundamento de la fe. Precisamente en la contemplación de la muerte de Jesús, la fe se refuerza, porque Él revela su inquebrantable amor por el hombre. Cristo resucitado es testigo fiable, digno de fe, a través del cual Dios actúa realmente en la historia y determina el destino final. Pero hay otro aspecto decisivo de Jesús: “La participación en su modo de ver”. La fe, en efecto, no sólo mira a Jesús, sino que también ve desde el punto de vista de Jesús, con sus ojos. Luz de la Fe En la vida diaria, confiamos en la gente que sabe las cosas mejor que nosotros, también en la fe necesitamos a alguien que sea experto en “las cosas de Dios” y Jesús es aquel que nos explica a Dios. Por esta razón, creemos a Jesús cuando aceptamos su Palabra, y creemos en Jesús cuando lo acogemos en nuestras vidas y nos confiamos a él. Su encarnación, de hecho, hace que la fe no nos separe de la realidad. Gracias a la fe, el hombre se salva, porque se abre a un Amor que lo precede y lo transforma desde su interior por su Espíritu fuera de la presencia del Espíritu, es imposible confesar al Señor. La fe se confiesa dentro del cuerpo de la Iglesia, “comunión real de los creyentes” por lo tanto, la existencia creyente, se convierte en existencia eclesial, por eso la fe, no es algo privado, una opinión subjetiva, sino que nace de la escucha y está destinada a pronunciarse y a convertirse en anuncio. Si no creéis, no comprenderéis (Is 07, 09). El Papa demuestra la estrecha relación entre fe HERMANDAD DE LA PAZ CUARESMA, 2014 9 M. A. Osuna

[close]

p. 10

FORmACIón y verdad, la verdad fiable de Dios, su presencia fiel en la historia. “La fe sin verdad, no salva” escribe el Papa – Se queda en una proyección de nuestros deseos de felicidad.” Hoy, debido a la crisis de verdad que tenemos, es más necesaria que nunca esta conexión, porque la cultura contemporánea tiende a aceptar la verdad tecnológica, lo que el hombre puede construir y medir con la ciencia, o las verdades del individuo, válidas solo para uno mismo y no al servicio del bien común” La fe está ligada a la verdad y al amor, “amor y verdad no se pueden separar”, porque sólo el verdadero amor resiste la prueba del tiempo y se convierte en fuente de conocimiento. Y puesto que el conocimiento de la fe nace del amor fiel de Dios, “verdad y fidelidad van juntos”. La verdad que nos abre la fe es una verdad centrada en el encuentro con el Cristo encarnado, que, viviendo entre nosotros, nos ha dado su gracia. El Papa abre una reflexión sobre el “diálogo entre fe y razón”, sobre la verdad en el mundo de hoy, donde a menudo viene reducida a la autenticidad subjetiva, porque la verdad común da miedo, se identifica con la imposición intransigente de los totalitarismos. En cambio, si la verdad es la del amor de Dios, entonces no se impone con la violencia. Por esta razón, la fe no es intransigente. De la teología dice, que es imposible sin la fe, porque Dios no es un “objeto”, sino que es Sujeto que se hace conocer. La teología es participación del conocimiento que Dios tiene de sí mismo; debe ponerse al servicio de la fe de los cristianos y del Magisterio de la Iglesia. Transmito lo que he recibido (1 Co 15, 03). Es imposible creer cada uno por su cuenta, porque la fe no es una opción individual sino que abre el yo al nosotros, se da siempre dentro de la comunión de la Iglesia, por esta razón, quien cree nunca está solo. La fe se puede transmitir con los Sacramentos, en los que se comunica “una memoria encarnada.”: El Bautismo que debe ser recibido en comunión eclesial, la Eucaristía, para la actualización del misterio y que conduce del mundo visible al invisible. El Credo, en el que el creyente se ve implicado en la verdad que confieM. A. Osuna sa, el Padre Nuestro, donde el cristiano ve con los ojos de Cristo, el Decálogo, entendido como un conjunto de indicaciones concretas para entrar en diálogo con Dios, dejándose abrazar por su misericordia. Dios prepara una ciudad para ellos (Hb 11, 16) Explica la relación entre la fe y el bien común, lo que conduce a la formación de un lugar donde el hombre puede vivir junto con los demás. La fe, que nace del amor de Dios, hace fuertes los lazos entre los hombres y se pone al servicio de la justicia, el derecho y la paz. Por esto, no nos aleja del mundo y no es ajena al compromiso concreto del hombre contemporáneo. Ámbitos iluminados por la fe son la familia, fundada en el matrimonio, los jóvenes creyentes, que muestran “la alegría de la fe” y el compromiso de vivirla de un modo firme, la naturaleza, que la fe nos ayuda a respetarla, la fe nos enseña a encontrar las formas justas de gobierno, estando al servicio del bien común, el sufrimiento y la muerte, el cristiano sabe que el sufrimiento no puede ser eliminado, pero que le puede dar sentido, puede convertirlo en acto de amor, de entrega en las manos de Dios. En este sentido, la fe está unida a la esperanza. Y aquí el Papa hace un llamamiento: “No nos dejemos robar la esperanza, no permitamos que la banalicen con soluciones y propuestas inmediatas que obstruyen el camino.” Bienaventurada la que ha creído (Lc 1, 45) El Papa nos invita a mirar a María, “icono perfecto” de la fe, porque, como Madre de Jesús, ha concebido “fe y alegría.” A Ella alzamos la oración Ave María. 10 HERMANDAD DE LA PAZ CUARESMA, 2014

[close]

p. 11

hISTORIA, ARTE y LITERATURA Vivencias tras el palio de María Santísima de La Paz l acompañamiento tras la Virgen de la Paz del año 1985 fue mi estreno en la Semana Santa de Sevilla. En esa época, no estaba al tanto de las costumbres y tradiciones sevillanas. Hasta entonces, las procesiones en las que había intervenido, no pasaban de dos o tres horas a lo sumo, así que el estreno no estuvo mal. Cuando llegué a Sevilla, la Banda de Soria 9 hacía años que salía vestida de paisano. Yo conseguí que volviera a salir por las calles de Sevilla con el uniforme reglamentario como había hecho toda la vida. Por otra parte, al tenernos que ajustar a las tarifas oficiales vigentes para estas actuaciones, el importe subió un poco, lo que hizo que algunas Hermandades no contaran con la Banda como lo venían haciendo. No fue el caso de la Hermandad de la Paz, que desde el primer momento hizo un esfuerzo y realizó el contrato correspondiente con ella. La procesión del Domingo de Ramos con la Paz era la más familiar de cuantas realizaba la banda, ya que en el bar Citroën, a la entrada del parque, las madres, esposas o novias de los músicos acudían con el bocadillo reglamentario y pasaban la tarde esperando la llegada de la Virgen. Allí se gestó la primera interpretación de la marcha “Lloran los Clarines”, la cual se realizó en la Torre Norte de la Plaza de España, ya que en la Torre Sur cantaban los saeteros. En la primera ocasión se hizo desde el suelo pero al año siguiente, el Subteniente Guillermo subió a la Torre Norte, y al siguiente la Hermandad, animada por el Delegado del Gobierno y el Capitán General, creyó conveniente que la interpretación se realizara en la misma Torre Sur de los saeteros, ya que en la Delegación del Gobierno ellos esperaban siempre a la Virgen. A partir de ese momento, tanto el Subteniente Guillermo como su interpretación se hicieron muy conocidos, concentrándose miles de personas en el lugar para esperar a la Virgen y oír la marcha. Recuerdo que un día estaba en mi despacho del cuartel y llegó Luis Lerdo de Tejada para encargarme una marcha para el Cincuentenario de la Hermandad, naciendo así la marcha “Paz del Porvenir”. También, por encargo de la Compañía Sevillana de Electricidad, compuse la marcha para agrupaciones musicales “Jesús de la Victoria”. De mi caminar tras la Virgen de la Paz por las calles de Sevilla tengo unos recuerdos imborrables que perdurarán siempre a lo largo de mi vida. E Antiguo director de la extinta Banda de Soria 9 abel Moreno Abel Moreno durante los actos de cincuentenario fundacional María Santísima de la Paz a su paso por el Parque de María Luisa Escuche la marcha “Paz del Porvenir” HERMANDAD DE LA PAZ CUARESMA, 2014 11 A. Fraile

[close]

p. 12

hISTORIA, ARTE y LITERATURA La Hermandad de la Paz a través de sus Directores Espirituales MIguEL ÁngEL ROBLES [No hace mucho tiempo que en el boletín se publicaban unas líneas en referencia a los Directores Espirituales que han pasado por la Hermandad. A pesar de esta circunstancia, no queremos olvidarnos de ellos en este año tan especial para todos. En el haber de estos sacerdotes está el continuo apoyo que hemos recibido a lo largo de los setenta y cinco años de nuestra historia. La simbiosis entre Parroquia y Hermandad siempre ha sido un hecho gracias a las múltiples muestras de cariño, ayudas prestadas, estrechas colaboraciones, empeños y desvelos de estos hombres que son parte esencial de cualquier hermandad.] e pide mi amigo Óscar Quintanar hacer un breve repaso histórico a cerca de los Directores Espirituales de la Hermandad desde su fundación hasta nuestros días. Yo creo que me lo ha pedido más por “persona mayor” que por otra cosa pero vamos a por ello… Al principio, cuando mi padre, Manuel Robles, pensó en el Pabellón Domecq -que está en la Glorieta de Covadonga del Parque de María Luisa- para albergar a la Hermandad, evidentemente presentó la idea a don Francisco del Castillo Romero, por entonces Coadjutor de la Iglesia de San Sebastián que por aquel entonces dependía de la de San Bernardo. M dios eran significativos. Sería él el primer Director Espiritual de la Hermandad, cargo que desempeñaría hasta el año 1943. Aunque yo no lo conocí de manera directa, la idea que otros que sí trataron con él me transmitieron, es que don Francisco, que era un hombre alto y con una gran presencia, esencialmente era un hombre bueno, como decía anteriormente. Se portó muy bien con la Hermandad y puso todo de su parte para que saliera adelante. Incluso, en 1942, formó parte de la Comisión que determinaría cómo debían ser las imágenes de los sayones del Misterio, elaborando un informe al respecto para aconsejar a cerca de cual sería la disposición Don Francisco del Castillo Romero era un hombre bueno y con gran prestancia. Acogió con un gran cariño a los impulsores de lo que entonces era sólo un proyecto y les hizo ver que la Hermandad debía radicar en la Iglesia de San Sebastián. Para los fundadores de la Corporación poder contar con su ayuda fue providencial para que la Hermandad enraizara en el barrio, pues D. Francisco se preocupó de presentarles a vecinos del barrio con “posibles” -como antes se decía- que facilitaron un apoyo económico esencial en esos primeros años de andadura en D. Francisco del Castillo presidiendo el paso de María Santísima los que la carestía de meen su primera salida procesional. 12 HERMANDAD DE LA PAZ CUARESMA, 2014

[close]

p. 13

hISTORIA, ARTE y LITERATURA D. Alfredo Gallego, en el centro de la imagen, en la puerta principal de la Parroquia. y apariencia más adecuadas de dichas figuras secundarias. Después le sucedería como Director Espiritual de la Hermandad y Párroco de la Iglesia de San Sebastián don Alfredo gallego Sánchez, quien permanecería en el cargo desde 1944 hasta 1959. A éste nuevo párroco sí tuve la oportunidad de conocerlo más de cerca. Fue él quien ofició la boda de mis padres y nos bautizó a mi hermano y a mí. Si cupiera la expresión, podría decirse que fue un “forofo” de la Hermandad. Asistía a todos los cultos que se celebraban, tenía una carácter afable que le hacía ser muy apreciado por todos los hermanos y feligreses. Su capacidad de empatía favoreció la excelente relación que se instauró entre la Parroquia y nuestra Corporación a la que quería mucho. Tanto que en 1955, se convirtió en el primer párroco que trasladó la imagen de María Santísima de la Paz al Altar Mayor de la Iglesia para la celebración del Solemne Triduo en su honor que por aquel entonces tenía lugar en el mes de enero. La buena relación entre párroco y Hermandad propició que la propia Corporación organizase en 1955 la celebra- ción de sus Bodas de Plata Sacerdotales, haciendo coincidir en marzo el Quinario con dicho aniversario. Incluso en 1957 la Junta de Gobierno llegó a proponer su nombramiento como Director Espiritual Perpetuo, algo que don Alfredo Gallego rechazó. Además siempre fomentó el buen trato entre la Corporación y el estamento militar. Con posterioridad, fue designado canónigo y el Excmo.y Rvmo. Sr. Cardenal Bueno Monreal lo nombró su secretario personal y terminó por marcharse de San Sebastián. Años más tarde, en 1965 fue designado Camarero Secreto Supernumerario de su Santidad. A don Alfredo Gallego lo sustituiría don Antonio Rollán garcía-Donas. Siempre fue correcto en el trato con la Hermandad pero a pesar de colaborar en todo momento con ella, esta no era su pasión primera; lo que de verdad constituyó su principal empeño y pasión fue el servicio a los enfermos, los pobres y su “despacho parroquial” que era el confesionario, ese era el lugar donde siempre se le podía encontrar. También mostró un especial apego a los enfermos, a los que llevaba, la comunión a sus propias casas en la Procesión de Impedidos. HERMANDAD DE LA PAZ CUARESMA, 2014 13

[close]

p. 14

hISTORIA, ARTE y LITERATURA Cierto es que en alguna ocasión pudo poner algún reparo en el montaje de algún Culto pero al final siempre nos dejaba hacer “casi todo”. Como curiosidad, cabe reseñar que el texto de la lápida de mármol que existe en la Casa-Hermandad para dar honor a los hermanos mayores fallecidos Pedro Liaño Hidalgo y Antonio Arbolí Hidalgo, fue redactado por el propio don Antonio. En los últimos años de su vida se dio cuenta de que la Hermandad era su apoyo para todo y que tenía un gran potencial como grupo integrante de la Parroquia. Don Antonio Rollán García-Donas. Segunda mitad de la década de los 60 Don Antonio permanecería como Director Espiritual de nuestra Hermandad un amplio periodo de lla. Actualmente es Párroco de la de Santa Ana tiempo, desde 1959 hasta 1998, año de su faen Sevilla y Canónigo del Excmo. Cabildo Catellecimiento, salvo un pequeño receso durante el dral Metropolitano de Sevilla. Una persona amaque actuó como Director Espiritual D Eugenio ble y buena en esencia. Hernández Bastos, que sería nombrado en junio de 1980 tras su paso por la hermandad coDesde septiembre de 2011, la Hermandad mo miembro de la Junta Gestora, permanecio tiene la suerte de contar como director espiritual en el cargo hasta abril de 1982, cuando retoma con don Isacio Siguero Muñoz, quien mantiela dirección D. Antonio Rollan. Don Eugenio Her- ne una estrechísima relación con la hermandad, nández Bastos tuvo un papel esencial en la ins- en la que pone especial empeño para que todos tauración de las cuadrillas de hermanos costalesigamos creciendo como cristianos a través de la ros en La Paz. caridad, la familia y la formación. Más cerca en el tiempo, ya todos hemos conPero además de los Directores Espirituales, vivido con los últimos Directores Espirituales y desde su fundación diversos sacerdotes ligados a Párrocos. El siguiente fue don Manuel de los la Parroquia mantuvieron también una estrecha Santos que inicialmente sirvió como Administrarelación con nuestra corporación. Entre ellos, sin dor hasta el fallecimiento de don Antonio a finaduda, hay que citar al presbítero don José Sánles de 1998. A él se debió la reforma de la iglechez Ledesma, don Nicolás Maestre y Salinas. sia y la creación de los salones parroquiales tal y De entre ellos destaca don José Sánchez como hoy día los conocemos, y que acogen tantas actividades de los diferentes grupos que con- Ledesma que desempeñó diversos cargos de la propia Junta de Gobierno desde la década de viven en nuestra iglesia parroquial. los 50, trabajando activamente por la CorpoRecientemente don Eugenio Hernández Martínez ocupó el puesto de Párroco y Director ración hasta su dimisión, en el año 1965, moEspiritual de la hermandad desde septiembre de tivada por sus múltiples quehaceres en la Pa2010 a septiembre de 2011. Desde siempre muy rroquia, de la que era Coadjutor. Su labor en la ligado a la formación de jóvenes cristianos, algu- Hermandad sería reconocida con el homenaje nos de nuestros hermanos treintañeros le cono- de la Junta de Gobierno que le nombró Mayorcieron como profesor de religión en el I.B. Muri- domo Honorario y le concedió la Medalla de Oro llo, en el que llevó a cabo una admirable labor de de la Hermandad. apostolado. También ha sido profesor-formador en el seminario metropolitano de Sevilla, donde ejerció los cargos de vicerrector y rector. Es profesor del Centro de Estudios Teológicos de Sevi- También importante fue la figura de don nicolás Maestre y Salinas un hombre que por su cuna era aristócrata y, como coloquialmente se dice, un santo. Si alguien lo recuer- 14 HERMANDAD DE LA PAZ CUARESMA, 2014

[close]

p. 15

hISTORIA, ARTE y LITERATURA D. José Sánchez Ledesma con miembros de la junta de gobierno. A grandes rasgos, esta es la historia espiritual da, físicamente tenía un grandísimo parecido con el Papa Pío XII. Recuerdo, siendo yo niño, de la Hermandad. Gracias a todos los sacerdoque todos los días venía una asistenta de uni- tes que han servido de ejemplo a nuestros herforme y cofia a traerle el almuerzo y, al rato de manos y que han impulsado la vida de la Herirse ella, venía un pobre al que le daba su co- mandad. mida. Por eso digo lo del santo. Entre sus muchas cualidades, destacaría que se trataba de una persona esencialmente humilde. Su humildad llegaba hasta el punto de que antiguamente se opositaba para ser curas propios de una parroquia, el número uno era el que escogía parroquia en primer lugar, el número dos después, y así sucesivamente los demás. Él decidió no opositar para “ganar la plaza en la parroquia”, prefirió ir allí donde la Alta Instancia le enviara a cubrir las necesidades de la comunidad. Siempre trató de hacer grandes y buenas obras sirviendo a los demás. D. Eugenio Hernández Bastos, durante una comida de hermandad HERMANDAD DE LA PAZ CUARESMA, 2014 15 Archivo Antonio Fernández

[close]

Comments

no comments yet