MBVol16n3

 

Embed or link this publication

Description

Revista de la Real acadèmia de medicina de les Illes Balears. Volumen 16, número 3, 2001

Popular Pages


p. 1

Medicina êBalear REAL ACADEMIA DE MEDICINA Y CIRUGÍA DE LAS ISLAS BALEARES C O N L A C O L A B O R A C I Ó N D E LA C O N S E L L E R Í A D E S A N I D A D D E L G O B I E R N O D E LA C O M U N I D A D A U T Ó N O M A D E L A S I S L A S B A L E A R E S V o l u m e n 16, N ú m e r o 3 Septiembre/Diciembre 2001

[close]

p. 2

Triple 8xito contra el colesterol Cficacia: consecución de objetivos, evidencia: reducción del riesgo coronario. Cconomía: reducción del coste de tratamiento. SU ÉXITO CONTRA EL COLESTEROL www.stop-colesterol.com

[close]

p. 3

N[edicina%Balea REAL ACADEMIA DE MEDICINA Y CIRUGÍA DE LAS ISLAS BALEARES V o l u m e n 16, Número 3 Septiembre/Diciembre 2001 Director: J o s é M- R o d r í g u e z T e j e r i n a Secretario de Redacción: Ferran Tolosa I Cabani Redactores: Guillermo Mateu Mateu Antonio Montis Suau Carlos Viader Farré José Alfonso Ballesteros Fernández Juan Buades Reines Comité Científico: Santiago Forteza Forteza, Miguel Manera Rovira, Miguel Munar Qués, Juana M a Román Piñana, José Tomás Monserrat, Arnaldo Casellas Bernat, J o s é Miró Nicolau, Feliciano Fuster J a u m e , Bartolomé Anguera Sansó, Bartolomé Nadal Moneada, Miguel Muntaner Marqués, Francesc Bujosa Homar, Maciá T o m á s Salva, Alvar Agustí G a r c í a - N a v a r r o , Antonio Obrador Adrover, J u a n a M- S u r e d a Trujillo. C O N LA C O L A B O R A C I Ó N DE LA C O N S E L L E R Í A D E S A N I D A D G O B I E R N O D E LA C O M U N I D A D A U T Ó N O M A D E L A S I S L A S DEL BALEARES Redacción: C a m p a n e r , 4 - bajos. Teléfono: 971 7 2 1 2 3 0 . 0 7 0 0 3 P A L M A DE MALLORCA

[close]

p. 4

2 COMPOSICIÓN CUALITATIVA Y CUANTITATIVA LIPOCIDEN 10mg. Cada comprimido contiene: simvaslatina (DCI) 10mg, excipientes c.s.p. 1 comprimido LIPOCIO№20nig.-Cada comprimido contiene: simvaslalina (DCI) 20mg, excipientes c.s.p. 1 comprimido LIPOCIDEN 40mg. Cada comprimido contiene: simvastatina (DCI) 40mg. excipientes c.s.p. 1 comprimido 3. FORMA FARMACEUTICA Comprimidos ranurados de 10 m g j comprimidos de 20 mg y 40 mg. 4. DATOS CLÍNICOS. 4.1 Indicaciones terapéuticas. CARDIOPATÌA CORONARIA. En pacientes con cardiopatia coronaria documentada e hipercolesterolemia moderada o grave, a pesar del tratamiento dietético. HIPERLIPIDEMIA LIPOCIDEM está indicado junto con la dieta en pacientes con hipercolesterolemia primaria, htpercolesterolemia familiar heterocigótica o hiperlipidemia combinada (mixta), cuando la respuesta a la dieta y otras medidas no farmacológicas sea inadecuada LIPOCIDEN" también está indicado como coadyuvante a la dieta y otras medidas no dietéticas en pacientes con hipercolesterolemia familiar homocigóiica cuando la respuesta a esas medidas sea inadecuada. 4.2 Posologia y torma de administración El paciente debe digerir una dieta hipocolesterolemiante estándar anles de recibir LIPOCIDEN" y debe seguirla durante el tratamiento con este lármaco. CARDIOPATIA CORONARIA Los pacientes con cardiopatia coronaria deben recibir tratamiento con una dosis inicial de 20 mg/dia. administrada en una dosis única vespertina. Si es necesario ajustar la dosis, debe hacerse a intervalos no inferiores a 4 semanas, hasta un máximo de 80 mg/dia administrados en dosis única diana vespertina. Si el C-LDL disminuye por debajo de 75 mg/rjl (1.94 mmol/l) o el C-total cae pordebaio de 140 mg/dl (3.6 mmol/l). se debe considerar la reducción de la dosis de LIPOCIDEN '. HIPERLIPIDEMIA. La dosis inicial habitual es de 10 mg/día. administrados en dosis única por la noche. Los pacientes con hipercolesterolemia leve a moderada pueden ser tratados con una dosis inicial de 5 mg de simvastalina Si es necesario ajustar la posologia, debe hacerse tal y como se indicó anteriormente. HIPERCOLESTEROLEMIA FAMILIAR HOMOCIGÓTICA ta dosis recomendada es de 40 mg diarios por la noche u 80 mg diarias fraccionados en dos dosis de 20 mg cada una y una dosis de 40 mg por la noche. En estos pacientes. LIPOCIDEN" debe ser utilizado como coadyuvante de otros tratamientos hipolipemiantes (p. ej. aléresis de LDL) o si no se dispone de tales tratamientos. TRATAMIENTO CONCOMITANTE: LIPOCIDEN es etica; admimslrado solo 0 en combinación con resinas secuestradoras de ácidos biliares. En los pacientes tratados simultáneamente con ciclosporina. líbralos o macina y LIPOCIDEN ". la posologia máxima recomendada es de 10 mg/dia. POSOLOGIA EN LA INSUFICIENCIA RENAL No debe ser necesario modificar la posologia de LIPOCIDEN" en pacientes con insuliciencia renal moderada En los pacientes con insuficiencia renal grave (aclaramiento de crealimna <30 mi/min), deben adminislrarse con precaución dosis superiores a 10 mg/dia. si se consideran necesarias. 4 3 Contraindicaciones Hipersensibilidad a cualquier componente de este preparado Patologia hepática activa o elevaciones persistentes e inexplicables de las transaminasas séricas. Terapia concomitante con el calcioantagonista mibefradil. Embarazo y lactancia. 4 4 Advertencias y precauciones especiales de empleo EFECTOS MUSCULARES: LIPOCIDEN ' y otros inhibidores de la HMG-CoA reductasa causan ocasionalmente miopatia. En casos esporádicos se ha mlormado de rabdomiótisis. Miopatia causada por interacciones farmacológicas La incidencia y la gravedad de la miopatia aumentan a causa de la administración conjunta con gemlihrofilo y oíros líbralos, así como dosis hipolipemiantes (1 g/dia) de macina (ácido nicotinico). Además, parece que los niveles elevados de actividad inhibidora de la HMGCoA reductasa en plasma aumentan el riesgo de miopatia Determinados lármacos pueden elevar substancialmcnte los niveles plasmáticos de los inhibidores de la HMG-CoA reductasa, y aumentar en consecuencia el riesgo de miopatia. Tales fármacos son ciclosporina. el bloqueante de los canales del calcio del grupo tetralol mibefradil. los azoles anlifúngicos ilraconazol y ketoconazol. los antibióticos macròlidos eritromicina y claritromicina, inhibidores de la proteasa del VIH y el antidepresivo nelazodona Reducción del nesgo de miopatia. 1.Medidas generales.Debe interrumpirse la terapia con LIPOCIDEN si se diagnostica o sospecha miopatia. En la mayoría de los casos, los síntomas musculares y los aumentos de la creatmma cinasa (CK) desaparecieron al retirar inmediatamente el tratamiento. De los pacientes con rabdomiótisis. muchos tenian historiales médicos complicados. En tales pacientes, se impone la precaución al elevar la dosis. De igual modo, debe interrumpirse la administración de simvastalina unos días antes de cirugía mayor programada y cuando se produzca cualquier situación médica o quirúrgica aguda importante. 2 Medidas en miopatia causada por interacciones farmacológicas. En tales situaciones puede considerarse la realización de determinaciones periódicas de la CK. Debe evitarse el uso combinado de LIPOCIDEN" con líbralos o niacma. Si debe utilizarse uno de estos lármacos con LIPOCIDEN". el riesgo de miopatia es menor con niacma que con los líbralos. En los pacientes que reciben ciclosporina. fibralos o macina concomíanles, la dosis de LIPOCIDEN' no debe superar por lo general 10 mg/dia. No se recomienda la utilización simultánea de LIPOCIDEN" con ilraconazol. ketoconazol. eritromicina. claritromicina. inhibidores de la proteasa del VIH o nelazodona El uso de mibefradil conjuntamente con LIPOCIDEN" está contraindicado. Debe evitarse el uso concomítame con inhibidores del CYP3AJ con dosis terapéuticas EFECTOS HEPÁTICOS Se han producido aumentos persistentes de las transaminasas séricas en algunos pacientes adultos tratados con simvastalina Cuando se interrumpía de modo temporal o definitivo la administración del lármaco a esos pacientes, los niveles de transaminasas solían descender lentamente hasta los valores existentes anles del Iralamienlo. Los aumentos no se asociaron con eterica ni con otros signos o sintonías clínicos Na hubo indicios de hipersensibilidad. Algunos de estos pacientes présenla ron resultados anómalos en las pruebas de I unción hepática (TTH) antes del tratamiento con simvastalina y/o consumían cantidades notables de alcohol. Se recomienda la realización de TFH antes de iniciar el Iratamiento y de lorma periódica a partir de ese momenlo duranle el primer año de tratamiento o hasia un año después del último ajuste de la dosis, en todos los pacientes. Cuando la dosis se ajusta a 60 mg. se debe realizar a los pacientes una prueba adicional a los 3 meses. Debe inierrumpirse la administración del fármaco cuando los niveles de transaminasas muestren indicios de progresión. Este fármaco debe utilizarse con precaución en los pacientes que consumen cantidades importantes de alcohol o con antecedentes de patología hepática Se han comunicado elevaciones moderadas de las transaminasas séricas tras el tratamiento con simvastalina. Estos cambios en general fueron transitorios, no se acompañaron de otros sintomas y no fue necesaria la interrupción del tratamiento. EVALUACIONES OFTÁLMICAS Los dalos a largo plazo no indican la existencia de ningún electo adverso de simvastalina sobre el cristalino de los seres humanos. USO PEDIATRICO. No se ha establecido la seguridad ni la eficacia de este lármaco en los niños. En el momenlo actual no se recomienda el uso pediátrico de simvaslatma. ANCIANOS. En pacientes de más de 65 añüs la eficacia parece similar a la observada en el conjunto de la población y no existe un aumento apárenle de la frecuencia de hallazgos adversos clínicos ni analíticos. ADVERTENCIAS SOBRE EXCIPIENTES. Por contener bulilhidroxianisol como excipiente, puede ser irritante de ojos, piel y mucosas 4.5 Interacción con otros medicamentos y oirás lormas de interacción 1. Gemlibrozílo y otros líbralos, dosis hipolipemiantes (1 g'día) de niacina (acido nicotinico): Estos lármacos aumentan el riesgo de miopatia cuando se administran simultáneamente con LIPOCIDEN ' No hay pruebas que indiquen que eslos agenles aleclen a la farmacocinética de LIPOCIDEN'. 2.Interacciones de la CYP3A4: LIPOCIDEN" no líeme actividad inhibidora de la CYP3A4. No obslante, la propia simvastalina es un sustrato para la CYP3A4. Los inhibidores pótenles de la CYP3A4 pueden aumentar el nesgo de miopatia (ver 4.5) El zumo de pomelo contiene componentes que pueden aumentar las concentraciones plasmáticas de lármacos metabolizados por la CYP3A4: cantidades muy grandes (más de un litro al día) deben evitarse. 3. Diiii-jJui Je IJ Luiiuiirij 20-40 mg/dia de sinrvasldtiiia puleuuaron en grado moderado el efecto de los ant: coagulantes cumarínicos En pacientes que reciban anticoagulantes cumarinico1%) que fueron considerados como posible, probable o definilivamenle relacionados con el lármaco, lueron: dolor abdominal, estreñimiento y llatulencia. Oíros efeclos secundarios (0.5 a 0,9%) lueron astenia y cefaleas. Se ha informado de la aparición de miopatia en casos excepcionales. En ensayos clínicos no controlados o con el uso una vez comercializado el produelo, se han notificado: náuseas, diarrea, erupción culánea, dispepsia, prurilo, alopecia, mareos, calambres musculares, mialgias. pancreatitis, parestesias, neuropalia periférica, vómitds y anemia. En raras ocasiones han ocurrido casos de rabdomiólisis y liepalilís/ictericia. Se ha comunicado de forma excepcional un síndrome de hipersensibilidad aparente que ha incluido algunas de las siguientes características: angioedema, síndrome lupoide. palimialgia reumática, vasculitis, trombocilopenia. eosinofilia, aumento de la velocidad de sedimentación globular, artritis, artralgia, urticaria, fotosensibilidad, liebre, rubefacción, disnea y malestar general. Hallazgos de las pruebas de laboratorio De lorma infrecuente, se han comunicado aumentos notables y persistentes de las transaminasas séricas Se han comunicado aumentos de la losfatasa alcalina y ,-glutamil transpeplidasa. Las anomalías de las pruebas de función hepática han sido por lo general leves y transitorias Se fian noiilicado elevaciones de los niveles séricos de la CK, derivadas del músculo esquelélico. 4.9 Sobredosificación Se han registrado algunos casos de sobredosis; ningún paciente sufrió síntomas especificas, y lodos los afectados se recuperaron sin secuelas. La dosis máxima ingerida fue de 450 mg. En estos casos, deben adoptarse las medidas generales, y es preciso vigilar la función hepática En caso de sobredosis o ingestión accidental consulte al Servicio de Inlormación Toxicológica Teléfono 91-562 04 20. 5. DATOS FARMACÉUTICOS. 5.1 Relación de excipientes Bulilhidroxianisol (E320).àcido ascòrbico, ácido cítrico, celulosa microcristalina. almidón de maíz pregelaimizailo, lactosa anhidra, crospovidona. estearato de magnesio, hipromelosa. dióxido de titanio (El71) y triacatato de alleerai 5.2 Incompatibilidades No se conocen. 5.3 Precauciones especiales de conservación No conservar a temperatura superior a 30"C. Conservar en el envase original. 5 4 Instrucciones de uso y manipulación Fraccionar el comprimido de 10 mg si se necesita obtener una dosificación inicial de 5 mg 6 PRESENTACIONES Y PVP (IVA) LIPOCIDEN 10 mg. envase con 28 comprimidos ranurados: 17,92€; LIPOCIDEN 20 mg. envase con 2fl comprimidos. 25.50C: LIPOCIDEN 40 mg. envase con 28 comprimidos: 45,70€. 7. NOMBRE Y DOMICILIO DEL TITULAR DE LA AUTORIZACIÓN DE COMERCIALIZACIÓN LICONSA, S A Gran Via Carlos III. 98, 7' plañía 08028 Barcelona 8 CONDICIONES DE PRESCRIPCIÓN Y DISPENSACIÓN Con recela médica. Aportacjón normal TLD 9 FECHA DE LA PRIMERA AUTORIZACIÓN O REVALIDACIÓN DE LA AUTORIZACIÓN Agosto 2.001 10. FECHA OE LA REVISIÓN DEL TEXTO: Oclubre 2.001 1 1 5

[close]

p. 5

MedicinaêBalear REAL ACADEMIA DE MEDICINA Y CIRUGÍA DE LAS ISLAS BALEARES SUMARIO Original Sistemes d'informació sanitaria: subsistema per a la salut mental. Eduard Guasp, Miquel Roca, Rafel de la Rosa, Joan Ferrer, Julia Baltasar 105 Original Eczema de contacto alérgico y profesional en consulta dermatológica. Mallorca, 1996-2001 Javier Gutiérrez de la Peña, Matías Tomás Salva, José Manuel Iglesias Cánovas 112 Original Inspección en el área de manipulación de alimentos en las guarderías de Palma de Mallorca, durante el curso escolar 2000/2001, y comparación con la realizada durante 1993-1994 Rosamio Mir Ramonell, Paula Puig Rullán, Ana Miquel Sebastián 125 Original Tabaquisme en Professionals sanitaris d'atenció primaria de Mallorca E. Iglesias, M. Llagostera, J. F. Peiró, P. Hermoso, J. Llobera, V. Thomas 135 Nota 141

[close]

p. 6

remta CZ~rv)-o-dLeJ^r>-a^ - С/ de sa Fira, 10 - Llucmajor Dipòsit Legal: P. M. 486-95

[close]

p. 7

Original Sistemes d'informació sanitaria: subsistema per a la salut mental Eduard G u a s p , Miquel Roca, Rafel de la Rosa, ' Joan F e r r e r , Julia Baltasar '• 1 13 eb b a b 0 Resum Eis sistemes d'informació Sanitaria i Social desenvolupats eis darrers anys arreu de l'estat han jugat un paper cabdal a l'hora de conéixer la realitat específica o d'instrumentar eines per la planificació, la gestio o la recerca. No obstant aixó, es detecten mancances en la qualitat i especificitat deis registres específics en Tarea de la salut mental. Analitzem a l'article la situació esmentada i proposem el disseny d'un Registre Acumulatiu de Casos Psiquiätrics (RACP) per les liles Balears per tal d'assolir un major coneixement sobre eis aspectes epidemiológics i assistencials de la població amb alteracions de la salut i que de forma multidisciplinar e interinstitucional recollís les variables préviament acordades. P a r a u l e s c l a u : Sistema d'informació, Registre Acumulatiu de Casos Psiquiátrics (RACP), salut mental. progressivament s'han convertit en un element clau per al coneixement de la realitat d'aquest entorn en un territori determinat, amb una població concreta, amb unes demandes i amb uns recursos, i faciliten el desenvolupament d'instruments d'análisi per a la implantació de polítiques de salut. El disseny d'una estrategia basada en sistemes d'informació per a la presa de decisions planificadores o de gestió de la xarxa assistencial, que d'altra banda va mes enllá d'una acumulació indiscriminada de dades —i aixó seria en tot cas un deis seus pitjors inconvenients—, ha de comprendre els diversos components i determinants de la salut, l'activitat deis centres i servéis, l'avaluació, la utilització i satisfacció deis grups socials, els recursos disponibles i les variables demográfiques; en conjunt el sistema ha de configurar-se com un «centre logístic» a través del qual els diversos actors puguin veure reflectida la seva situació amb instruments fiables de comparabilltat, que representen la necessária garantía per atendré adequadament els drets de la població i els pacients en totes les árees de salut, a la vegada que serveixen de suport a l'assisténcia, a la formació o la recerca. L'análisi ponderada de la Informació recollida i una interpretado sobre la base d'objectius generáis i específics préviament establerts, diferencien el que son sistemes d'informació dirigits a la presa de decisions (administrado sanitaria) amb requeriments temporals precisos, deis requerits per la investigació que suporten millor el desfasament temporal. Una representació esquemática d'un SIS la podem v i s u a l i z a r a la figura 1. 1. Introducció Eis Sistemes d'informació formen part inseparable de l'entorn sanitari i social, on a) Investigado, Docencia i Doc. Médica, CHM, b) Subcomissió Sistemes Informado I Registres (Comité Técnic de Salut Mental) c) Professor titular, Psicologia UIB, d) Coordinador Autonómic Salut Mental, President Comité Técnic, e) Informació i Planificació sanitaria. Direcció Provincial Insalud, f) Servéis Socials, Consell de Mallorca. 105 2. Sistemes d'informació de Base Poblacional (Slbp) Segons assenyala l'OMS a l'objectiu 35 de l'Estratégia de salut per a tots a l'any 2000, un sistema d'aquestes característiques ha de teñir en compte Texperiéncia de salut individual, amb independencia del lloc on ocorri el fenomen objecte d'estudi. La

[close]

p. 8

Entrades/Registres Atenció e s p e c i a l i z a d a Atenció primaria Atenció hospitalaria Subregistres: Sida Tumors Salut mental Altres Enquestes Productes/Resultáis Planificació Gestio Polítiques de salut Avaluació Qualität continua Recerca Formació Vigilancia epidem. Adm. Sanitaria Figura 1: Esquema general d'un d'informació Sanitària (SIS) Sistema essent de gran valor, per ella sola és inadequada, ja que està basada en un conjunt mes o menys limitât de pacients que no representen la totalitat i sobre els quals es fa un seguiment desigual. La informació epidemiológica proporciona una visió mes «poblacional» de l'estat de salut o del problema específic objecte de l'estudi. Alhora necessitem contextualitzar el medi extern per descobrir els factors que generen riscos per a la salut o l'accessibilitat ais recursos sanitaris o socials que ajuden a evitar o disminuir l'impacte de la malaltia. Per tant, no sois utilitzem una visló mèdica o clínica del problema amb les corresponents ¡ntervencions individuáis o c o l lectives, sino que també hi ¡ncloem els àmbits socials i économies i del medi físic. La Vulnerabilität individual o colálectiva es deu a la presencia de cert nombre de caractéristiques de tipus genètic, ambiental, biologiques, psicosocials, que actuant individualment o entre si desencadenen la presencia d'un procès; sorgeix el concepte de «rise», que implica la presencia d'una característica o factor (o diversos) que augmenta la probabllitat de c o n s e q ü e n c i e s adverses per a la salut. L'epidemiologia deis trastorns de la salut mental representa una de les quatre prioritats d'atenció a la salut de les societats modernes. Un deis primers motius de consulta a l'atenció primària procedeix de persones amb trastorns emocionáis. La prevalença i la incidencia de les malalties mentais son elevades actualment. La prevalença de la depressió s'ha duplicat a la segona meitat del segle XX, i es correlaciona de forma inversa amb l'estat de benes- determinado del nivell de salut de la població, la identificació de les relacions entre l'estat de salut, els seus determinants i la utilització deis servéis sanitaris o l'avaluació deis objectius predetermináis, requereixen un sistema de base poblacional que registra el fet individual, el medi que l'envolta i la comunitat. La incertesa sobre el futur d'una malaltia pot estimar-se sobre l'experiència clínica i la informació epidemiológica. Resulta evident que l'experiència clínica individual, Medi Intervencions Caractéristiques individuals Individuals CoUectives • Físic Sociocultural Socioeconomic Sistema sanitari Font Modificat per l'autor sobre l'Informe SESPAS 2000: 422. * Intervencions que afecten la salut. Figura 2: Model conceptual d'un SIS de base 106 poblacional.

[close]

p. 9

tar de la societat, tenlnt en compte que es tracta de processos infradiagnosticats. La complexitat clinicoepidemiolôgica requereix el suport d'una sôlida cultura organltzatlva de maneig de registres i bases de dades per elaborar plans o programes en funciô dels résultats; a la majoria de països, inclôs Espanya, els sistemes d'informaciô no responen a les necessitats de l'estratègia de «salut per a fofs», i sols en alguns casos és possible obtenir indicadors de salut desagregats per estrats socioeconômics de poblaciô i per àrees geogràtiques menors, pilars fonamentals d'una estratègia de salut. 1 resta del sistema d'informaciô, ans al contrari, s'ha de preveure la seva total integrado en un sistema unitari i harmonie. El canvi progressiu del model d'atenció a la salut mental, abans centrât quasi exclusivement en l'àmbit hospitalari, cap a un model d'atenció mes p e r s o n a l i z a d a amb els servéis situats a l'entorn del pacient i amb un carácter clarament multidisciplinar, implica que el pacient rebrà atenció en diferents moments del seu episodi en una xarxa de servéis de base comunitària que no sempre pertanyen a la mateixa institució, de manera que actualment resulta difícil per no dir impossible establir un perfil de l'itinerari assistencial. La coexistencia de diferents administracions (conseils, ajuntaments, conselleries) amb capacitat directa o indirecta d'intervenció sobre els problèmes de la salut mental i amb una certa vocació histórica «d'illa» ha condicionat i configurât un sistema d'informaciô de dubtosa eficacia, inexistent en alguns casos o estructurat de forma fragmentada, dirigit quasi exclusivament a resoldre una demanda d'informaciô puntual i situât majoritàriament en cada nivell d'atenció. Actualment no disposem d'informaciô fiable i fàcilment accessible sobre recursos, dispositius o patologies de major prevalença, amb una dificultat évident per avaluar programes o intervencions en matèria de salut mental. La proliferació de registres, taules o classificacions taxonómiques, així com una u t i l i z a d o indiscriminada d'apllcacions informatiques de carácter preferentment adminíst r a t e , determina models de difícil interpret a d o o avaluació per part dels profession a l o l'Admlnistració. Estructurar un registre acumulatiu de casos (RAC) podria delimitar mes bé la s i t u a d o . Assenyalem alguns dels fonaments legáis, normatius o d'altres que recullen aspectes relacionats amb els sistemes d'informaciô en salut mental: 1. Informe de la Comissió Ministerial per la Reforma Psiquiátrica (abril 1985). Principio XXXV. 2. Liei 4/1992, del 15 de juliol, de crea d o del Servei Balear de la Salut. 107 El desenvolupament d'un Slbp requereix establir el compromis previ d'uns objectius clarament quantificables; és hora ja de m i m e t i t z a r la realitat socioeconômica que gênera indicadors de f o r m a diària, mensual o anual mentre passen mesos o anys sensé disposar d'estimacions sobre la salut de la poblaciô i l'impacte de les mesures o actuacions realitzades pels diferents actors implicats. 3. Salut Mental: Subsistema d'informaciô El Comité Tècnic de Salut Mental de les llles, entre les sèves propostes, tracta d'aconseguir fixar els fonaments gênerais per tal d'estructurar un Sistema d'informaciô especffic per a la Salut Mental perô intégrât en un hipotètic SIS de la Comunitat, capaç, d'una banda, d'aglutinar els sistemes actualment dispersos en els diferents components de la xarxa assistencial i organismes corresponents, i de l'altra d'adquirir capacitat de resposta de forma individual o c o l l e c t i v a als requeriments dels usuaris potencials, intégrant els components sanitaris i socials de la salut mental. Cal recordar, perô, que l'especificitat de l'atenciô a la salut mental no ha de resultar una excusa per fomentar sistemes d'informaciô «marginals o perifèrics» que provoq u a una configuraciô incompatible amb la 1 Informe SESPAS 2000

[close]

p. 10

3. Pía de salut mental de les liles Balears, capítol VI (Registre de dades i avaluado) 4. Estructura d'un Registre Acumulatiu de Casos Psiquiàtrics (RACP) 4.1 D e f i n i d o SI longitudinal, centrat en els pacients, que recull eis contactes deis pacients amb un conjunt de servéis o dispositius d'una área geográfica determinada, de manera que genera una base de dades relacionáis que acumula l'atenció rebuda pel pacient al llarg del temps independentment del tipus o la quantitat d'atenció rebuda. 4.2 C a r a c t é r i s t i q u e s Els registres de casos constitueixen un dels principals instruments d'investigació clínica i epidemiológica, ja que permeten l'explotació d'un gran nombre de dades de pacients amb una determinada malaltia o trastorn de salut i després d'avaluar eis résultats fer-ne una extrapolació a la poblado general. La práctica médica requereix la presa de decisions sobre activitats preventives, diagnostiques, terapéutiques i de pronostic basades en calculs de probabilitats que pretenen delimitar la incertesa que envolta la practica de la medicina. Descrivim les quatre caractéristiques especifiques d'aquest tipus de registre: 1. Centrat en pacients/usuaris: El RACP registra una sola volta l'usuari, evita el recompte duplicat. El pacient pot tenir nombrosos contactes amb eis dispositius, pero mantenint la individualitat del registre. 2. Basât en la poblado definida geogràficament El RACP exigeix un coneixement rigores de les dades poblacionals o demogràfiques: composició de la pob l a d o per grups d'edat, sexe, nivell d'instrucció, variables socioeconômiques, etc. La política de territorialització permet establir relacions entre variables, el grau d'impacte de la patología psiquiátrica o el calcul de taxes, entre d'altres. 3. Longitudinal i acumulatiu: A partir d'una identificado única, registra de forma continuada els diferents contactes del pacient amb la xarxa assistencial, facilitant el disseny del recorregut individual o el perfil d'utilització deis recursos. 4. Orientât ais servéis: Centres de Dia, USM, hospitalizado, servéis socials, son alguns deis dispositius a l'abast del pacient i els seus familiars. La potencialitat d'un registre unitari i la seva utilitat com a instrument de c o o r d i n a d o interinstitucional están en relació directa amb el nivell d'integració de la xarxa assistencial. La planificado ha d'estar orientada peí coneixement epidemiología El concepte de registre té significáis diferents segons l'aplicació: en el cas que ens ocupa, reflecteix el conjunt de casos o successos que compleixen uns determináis requisits en una poblado definida. En general, els registres presenten una série de problèmes, entre els quals destaquem: Únicament recullen i n f o r m a d o de les persones que contacten amb els dispositius assistencials, no ofereixen, per tant, una visió completa de la morbiditat psiquiátrica de la població. Un contacte no pot considerar-se a u tomàticament un cas psiquiàtric, perô - R. episodis (ingresos, su'icidis) Figura 3: Origen i seqüencia del registre 108

[close]

p. 11

pot generar una variable de judici o estigma condicional per a la resta del circuit assistencial. L'alta mobilitai geogràfica de referencia. de la població La dificultat tècnica i organitzativa per mantenir un registre de qualitat, acceptât pels sectors implicats. Dificultat per a una conclusió diagnòstica «única» i la seva corresponent i complexa codificació. - litat, en un entorn real i en un marc de salut positiva, participativa i ecològica. Seguiríem, dones, les recomanacions gênerais sobre la conveniencia o obligació de disposar d'instruments de mesura de base poblaclonal dirigits especificament a la salut mental amb carácter transversal i voluntat expressa d'integració en el conjunt del sistema d'informació sanitària que constitueixi la Comunitat Autònoma. Entre els requeriments operatius optariem per la territorialització de Tarea de referencia, servéis o dispositius amb responsabilitat a l'area que aporti informació al sistema; i per una estructura tecnicoadministrativa de carácter «central, que no vol dir centralista» com a harmonitzadora del procès de recollida, validació I avaluació de la qualitat de la informació amb e x p l o t a d o central o perifèrica en funció de les nécessitais prèviament definides pels diferents nivells tant assistencials com de l'Administració. 4.3 O b j e c t i u s g ê n e r a i s d ' u n RACP Definició d'una plataforma de registre de carácter unitari i integral que faciliti l'homogeneització de la informació relativa al pacient/usuari del conjunt de la xarxa sanitària i social. Establir mécanismes i circuits d'intercomunicació entre els diferents nivells o agents d'atenció o interinstitucionals. Evidenciar les modificacions temporals en la relació usuari/dispositius. C o m p a r a c i ó de dispositius i fixació d'estàndards de qualitat assistencial. Facilitar la gestió administrativa i el control de costos deis processos. CMBD, GDR, RAI, RUG o qualsevol altre instrument de mesura. Facilitar estudis d'epidemiologia psiquiátrica (sanitària i social). 4.5 D i s c u s s i c i En un marc territorial com el de les liles Balears, on el retard d'incorporació a la xarxa assistencial «normalitzada» deis diferents dispositius de salut mental no transf e r í s resulta de sobres conegut, i després de la voluntat política manifestada per la Conselleria de Sanitat i Consum i els respectius conseils insulars, de posar fi a aquesta situació, es fa palesa la conveniencia d'impulsar els mécanismes precisos per cloure un procès de reforma i consolidado definitiva d'un model d'atenció propera ais professionals i ais ciutadans perqué percebin i obtinguin uns servéis de salut de qua109 - - Bibliografia 1. Aparicio Tellería D, Bravo Ortiz MF, De las Cuevas Castresana C, Díaz Mújica B, Eguiagaray M, De la Fuente Portero J, et al. Hacia una atención comunitaria de Salud Mental de calidad. Asoc Esp Neuropsiquiatr [Cuadernos Técnicos]; 4:78-104. 2. Aymerich M, Palacín C, Ferrer M, Autonell J, Haro JM, Alonso J. Projecte Europeu perconèixer la freqüencia i l'impacte deis trastorns mentais. L'lnformatiu: Academia de Ciències Mediques de Catalunya i Balears 2001; 6:12-3. 3. Bedate Villar J, Estalrich Canet JM, Bertolín Guillen JM. El alcoholismo juvenil a través de un registro de casos psiquiátricos. An Psiquíatr 1992; 8(6):216-21. 4. Bermejo F, Alom J, Peña-Casanova J, del Ser T, Acarín N, Manubens JM, et al. Registro multicéntrico de casos incidentes de demencia. Un estudio del grupo de demencias de la Sociedad Española de Neurología. Neurol 1994; 9(9):401-6 5. Burgueño Torijano AA, Rodríguez de Velasco MP, Ramos Cordero P, Hernando A. Evaluación del pilotaje de implantación del RAI (Résident Assessment Instrument) en las residencias públicas de la Comunidad de Madrid. Rev Agathos: Aten Sociosanit Bienestar 2001; 1:31-7.

[close]

p. 12

6. Calvo López L, Gómez Fernández JR, Gómez Tato I, Mateo Rodríguez R, Rublo Vidal MJ, Salinas Buján MP. Conjunto mínimo básico de datos sociosanitarios. Rev Admin San 1999; 3(11 ):95-107. 7. Constitució espanyola de 1978, article 43. 8. Eguiagaray M. El Registro de casos psiquiátricos. 9. Fernández Liria A, Vicente Muelas N, García ¡Ivarez JLC. La implantación del registro de casos psiquiátricos de la Comunidad Autónoma de Madrid. Rev Asoc Esp Neuropsíq 1994; XIV(51):569-82. 10. Garau J. La transformado de l'ordre manicomial [editorial]. Enginy (Rev Collegl Oficial Psicólegs Balears)1991; 2-3:23-27. 11. García González J, Aparicio Basauri V, Eguiagaray García M. El registro de casos de los servicios de salud mental en Asturias: su implantación y utilización para la evaluación asistencial. Rev San Hig Pub 1988; 62:1469-82. 12. Gil E. Sistema de Información en Salud Mental. Psiquiatr Pub 1998; 10(5):301-6. 13. Gispert R, Lesage A. Boyer R. Los sistemas de información en salud mental: una puesta al día. Inform Psiquiatr 1991; 123:59-70. 14. González Juárez C. Sistemas de Información en Salud Mental [editorial]. Psiquiatr Pub 1998; 10(5):271-2. 15. González Juárez C. Medida del producto sanitario y sistemas de clasificación de pacientes. Psiquiatr Pub 1999; 11 (3):108-13. 16. Guilabert A. Pérez López J, Almela V, Company V. Calidad de dalos y grupos relacionados con el diagnóstico. Rev Calid Asist 1995: 5:287-93. 17. Guasp Sitjar E. Ahír i avui de l'Hospital Psiquiátric. Enginy (Rev Collegi Oficial Psicólegs Balears) 1991; 2-3:23-27. 18. Iglesias C, Montilla A, Testera V. Un sistema de cientes en psicogeriatría: Groups T-18 (RUG T-18). 11(3):63-9. Erkoreka I, Inda M, clasificación de paResource Utilization Psiquiatr Pub 1999; 22. Llei 5/1992, de regulació del tractament automatitzat de les dades de carácter personal (LORTAD). 23. Llei 4/1992, de 15 de julíol, de creado del Servei Balear de la Salut. 24. Librero J, Peiró S. Medición de la efectividad hospitalaria: calidad de las fuentes de información, el conjunto mínimo básico de datos de la Comunidad Valenciana. Gac Sanit 1995; 9(48) Supl:104-5. 25. Lyra da Silva JP, Amarante P. Metodología y resultados del censo de pacientes psiquiátricos hospitalizados en Río de Janeiro. Psiquiatr Pub 1998; 10(5):282-89. 26. Martínez López FJ, Sevilla Alonso S. Gestión de riesgos sanitarios en Psiquiatría. El riesgo autolítíco en los pacientes psiquiátricos atendidos en Hospitales Generales del Insalud. Enero 1995 - Abril 1999. Rev Admin San 2000; 4(16): 141 50. 27. Moreno-K,stner B, Luna del Castillo JD, Torres-González F, Rosales-Varo C. Factores predictores del tiempo entre los contactos ambulatorios en pacientes esquizofrénicos. Un estudio de registro de casos. Primer Congreso Virtual de Psiquíatria;1 Feb-15Mar[citat:29 Maíg2001].D¡sponiblea: HYPERLINK http:// www.psiquiatria.com/congreso/mesas/mesa50/ conferencias/50_a.htm http:// www.psiquiatria.com/congreso/mesas/mesa50/ conferencias/50 a.htm 28. Moreno K.stner B, Rosales Varo C, Torres González F. Creación y funcionamiento del Registro Andaluz de Esquizofrenia. Rev Asoc Esp Neuropsiquiatr 2001; 21(77):51-65. 29. Pía autonómlc de Salut Mental de les liles Balears: 63-65. 30. Plan de Salud Mental de la Región de Murcia, 1999-2001: 112-3. 31. Plan Regional de Salud Mental y asistencia psiquiátrica de Cantabria,1998-2000: 28-31. 32. Pedreira Massa JL, Eguiagaray M. Evaluación de un servicio de psiquiatría infantil a través de un registro acumulativo de casos psiquiátricos (RACP). Rev Psiquiatr Infan-Juv 1996; 4(96):263-79. 33. Pons Antón I, Pedreira Crespo V, Lalucat Jo L, Espinosa Escudero MI, Pedreira Massa JL, Eguiagaray Garda M, et al. Los registros acumulativos de casos psiquiátricos como sistema de información y evaluación dentro del marco de la reforma psiquiátrica. Rev Asoc Esp Neuropsiquiatr 1992; 121(41 ):115-24. 34. Regidor E. Objetivo 35: Apoyar sistemas de información para la salud. A: ¡Ivarez Dardet C, 110 19. Informe de la Comisión Ministerial para la Reforma Psiquiátrica. Ministerio de Sanidad y Consumo. Abril 1985: Principio 35. 20. Ley 14/1986, de 25 de abril, General de Sanidad. 21. Lozano Yag.e T. Una metodología para la identificación de necesidades sociosanítarias en personas mayores. Rev Admin San 2001; 5(17):99-114.

[close]

p. 13

Peiro S. editors. Informe SESPAS 2000: La Salud Publics ante los desafios de un nuevo siglo. Granada: Escuela Andaluza de Salud Publics; 2000. p. 421-8. 35. Roca M, Gili M, Ferrer V, Bernardo M, Montano JJ, Salva JJ, et al. Mental disorders on the island of Formentera: prevalence in general population using the Schedules for Clinical Assessment Neuropsychiatry (SCAN). Soc Psychiatry Psychiatr Epidemiol 1999; 34:410-15. 36. Roca M, Bosch E, Garcia A. S de Salut Mental. Enginy (Rev Collegi Oficial Psicolegs Balears) 1991; 2-3:17-18. 37. Seva A, Magallón R, Sarasola A, Merino JA. Estrategia epidemiológica para el estudio de salud mental en la Comunidad Autónoma Aragonesa. Común Psiquiatr 1989; 15:187-207. 38. Vásquez AJ, Collado Hernández H. La estra­ tegia de rehabilitación de base comunitaria (RBC) en Nicaragua. Rev Admin San 2000; 4(15):4551. 39. Vilá Antoni. Las políticas autonómicas para personas mayores. Agathos: Atención sociosanitaria y bienestar; 1:15-29. 111

[close]

p. 14

Original Eczema de contacto alérgico y profesional en una consulta dermatológica. Mallorca, 1996-2001 Javier Gutiérrez de la Peña (especialista en dermatología)*, Matías Tomás Salva (especialista en medicina del trabajo)**, José Manuel Iglesias Cánovas (diplomado universitario en enfermería)* Las profesiones con mayor número de afectados fueron a m a de casa, camarera de pisos y oficinista, mientras que la localización más habitual de los eczemas fue en las manos. Finalmente, señalamos el número de positividades provocadas por los otros alérgenos reactivos de nuestra serie y repasamos la patología que producen y dónde se encuentran. Introducción El eczema o la dermatitis constituye una de las patologías cutáneas más frecuentes en las consultas de atención primaría, laboral o dermatológica. Dentro de éstas tiene particular trascendencia el eczema alérgico de contacto. Un estudio desarrollado en Estados Unidos, que reunió una muestra de 20.749 personas, reveló que la pre'valencia de todas las formas de eczema era de un 18'4 por 1000 . Otra investigación, realizada en Londres, concluyó que de un total de 614 pacientes examinados, padecía algún tipo de eczema el 18%, de los que casi una cuarta parte (23%) fueron diagnosticados de dermatitis de contacto . Horn, por su parte, considera que en el Reino Unido el porcentaje de consultas por eczemas representa el 19% del total . Finalmente, cabe destacar que un estudio sobre eczemas sitúa a la dermatitis atópica en el primer lugar en cuanto a frecuencia y establece que la dermatitis de contacto muestra una frecuencia del 3 5 % para la forma irritativa y del 1 9 % para la forma alérgica . 1 2 3 4 Resumen Presentamos el estudio descriptivo de una serie de pacientes afectos de dermatitis o eczema, usualmente del tipo alérgico de contacto, confirmado mediante las pruebas epicutáneas correspondientes (patchtest) realizadas entre enero de 1996 y marzo de 2001 en nuestras consultas dermatológicas. De 190 tests alérgicos practicados a 121 mujeres y 69 varones, 133 resultaron positivos; los restantes (57) fueron negativos por tratarse de dermatitis no alérgicas o ser de causa desconocida. La mayor parte de los pacientes contaban entre 20 y 49 años de edad. Las reacciones alérgicas más frecuentes fueron, por orden de frecuencia, al cobalto, al níquel y al cromo. Analizamos, además, los aspectos de interés médico del resto de alérgenos. "Servicio Dermatología y Venereología. Hospital General médico Weyler y Lavina. Palma de Mallorca "Servicio de Prevención y Salud Laboral. Administración de la CAIB 112 Sin embargo, el cálculo de la prevalencia de dermatosis de origen profesional resulta complejo, tanto por intervenir médicos de familia además de los especialistas como por el hecho de que, con frecuencia, no se llevan a cabo los tests alérgicos que revelarían positividades concretas. A buen seguro, el incremento de la práctica de esas pruebas serviría para diferenciar, con seguridad diagnóstica, el eczema de contacto de otras formas distintas de eczemas (como las dermatitis atópicas, los eczemas

[close]

p. 15

de estasis, las fotosensibililidades, las erupciones eczematosas por medicamentos, etc.) en las que intervienen otros mecanismos patogénicos. Por otra parte, muchos de los estudios recogen tan solo los datos de las consultas de dermatología olvidando que una parte significativa de pacientes alérgicos se dirigen al médico de familia, de modo que al especialista acuden exclusivamente los casos crónicos y rebeldes. Una segunda dificultad nace de la gran diversidad de posibles agentes etiológicos y al hecho que las pruebas alérgicas a realizar son estandard, dirigidas a productos específicos o a mezclas de los mismos. Finalmente, es incesante la introducción de nuevos productos químicos o los cambios en su composición, lo que dificulta sobremanera la identificación del agente causal. kotest® del laboratorio Beiersdorf. Si bien existen otras baterías de alérgenos muy extensas, específicas para cada profesión, no constituyen el objetivo de nuestro trabajo, más encaminado al estudio las alergias cutáneas habituales. Al proceder a la lectura, aquellos casos de resultado dudosos o con irritación debida a la oclusión se consideraron negativos. Resultados Durante el período estudiado, las pruebas epicutáneas realizadas a un total de 190 pacientes dieron resultado positivo en 133 casos (70 %) y negativo en los 57 restantes (30 % ) . pacientes. Las 34'6 pruebas epicutáneas de media realizadas por año suponen, no obstante, una mínima parte de los eczemas atendidos en nuestro servicio y, de hecho, el alto porcentaje de positividades es reflejo de la sola utilización de las pruebas en pacientes con sospecha clínica de posibles sensibilizaciones alérgicas. Durante el periodo estudiado, el total de consultas dermatológicas ascendió a 6.260 por año. Según J.N. Rea, del total de visitas al dermatólogo, las consultas por eczemas supondrían un 18%, de las que un 2 3 % corresponderían a dermatitis de contacto . Otros estudios confirman la variabilidad de la prevalencia de la dermatitis de contacto, que oscila entre el 1'5 y 5'4%, en función de múltiples factores. Esta variabilidad anima a multiplicar la realización de estudios y pruebas alérgicas, máxime al ser conscientes de la importancia de investigar el origen etiológico de los eczemas . 5 6 Material y método El presente trabajo se llevó a cabo durante el período enero de 1996 - marzo de 2001 en pacientes con eczema, procedentes tanto de nuestras consultas dermatológicas generales como remitidos por mutuas laborales interesadas en establecer la relación entre la dermatitis y la actividad profesional y determinar si el trabajador era subsidiario de incapacidad laboral, fuera ésta transitoria o incluso permanente, como es norma entre albañiles sensibilizados al dicromato potásico, ingrediente del cemento causante de una grave dermatitis crónica muy característica. De las historias clínicas de los pacientes sometidos a las pruebas epicutáneas de contacto se recogen y analizan las siguientes variables: edad, sexo, profesión, localización de las lesiones, año de realización de las pruebas y número de positividades alérgicas. Para la práctica de las pruebas epicutáneas, conocidas popularmente como "del parcheÓ, seguimos la serie recomendada por el Grupo Español de Investigación de Dermatitis de Contacto, modificado y ampliado (tabla I). Se utilizaron los reactivos suministrados por la Farmacia Martí Tor de Barcelona, y los apositos Leu113 El predominio femenino es claro, al haberse sometido a los tests 121 mujeres (63'6%), y 69 varones (36'3%) (gráf. 2), mientras que en la distribución por edades (gráf. 3) se aprecia un número mayor de trabajadores de edades comprendidas entre los 30 y 60 años de edad (que agrupan al 73,6 % de los casos estudiados), coincidentes con los de mayor actividad laboral. Al estudiar la profesión de los pacientes (tabla II), se aprecia que predominan las

[close]

Comments

no comments yet