Noviembre 241

 

Embed or link this publication

Description

Noviembre

Popular Pages


p. 1



[close]

p. 2



[close]

p. 3



[close]

p. 4

4

[close]

p. 5

Noviembre 2013 Editorial Ventajas comparativas Ya nadie ignora la profunda crisis que atraviesa el interior productivo de nuestro país. La nefasta combinación de sequías y políticas k ha puesto de rodillas a más de uno. Las caras de preocupación pueblan los bancos, las agronomías y los bares diariamente; sin embargo, no todo está perdido. Intentaremos esbozar en pocas líneas un manual de supervivencia para los productores agropecuarios de la “década ganada”. El primer capítulo podría llamarse “Esto no es para cobardes” e incluirá un listado de las cosas que no hay que hacer cuando se intenta atravesar una crisis como la actual. La lista que comienza con “no” incluirá no tomar créditos en dólares, no asumir compromisos en moneda diferente al valor de lo que se produce, no pagar arrendamientos a valor fijo, no intentar crecer más allá de la capacidad de pago actual, no bajar la calidad de las tareas intentando ahorrar insumos o utilizar menos cantidad o calidad de lo aconsejado, no vender apresuradamente ni comprar al contado. El manual seguramente sumará en su versión final muchos más ítems precedidos por la palabra no, pero lo más importante es no quedarse quieto, no asustarse, no bajar los brazos. También tendrá un capítulo del “sí”, a donde se describirá todo lo que hay que hacer. La palabra negociación se convertirá en un icono para cualquier clase de operación comercial que se inicie. Todo es negociable en tiempos de crisis: los precios, los plazos de pago, los costos de financiación, el valor de los arrendamientos... Por primera vez en muchos años en esta campaña sobra tierra agrícola, no hay suficientes arrendatarios para los campos que se ofrecen ni bastantes cabezas de ganado para poblar lo que está vacante, y eso es una buena oportunidad para mejorar los resultados de las explotaciones. Sí a tomar crédito en pesos, no hay un solo consultor financiero que no lo aconseje. Sí a mejorar la productividad, a usar materiales de alto potencial de rendimiento, a fertilizar cuando las condiciones edáficas lo permitan. El manual contendrá otro capítulo fundamental de nombre “Abriendo los ojos bien grandes”. En medio del AÑO XXIII - Nº 241 Noviembre de 2013 MAR­ A­LÍQUI­ A­AGRO­ E­ UA­ IA C D PC R ISSN­1668-9224 Primera publicación agropecuaria mensual gratuita para productores del Centro del País. Marca Líquida Agropecuaria es una publicación adherida a ADEPA desánimo y la desazón surgen oportunidades para mejorar los resultados, oportunidades sólo disponibles para quien consigue detectarlas a tiempo. El capítulo cuarto versará sobre la información. Para quien consiguió abrir los ojos y estar atento, acceder a buena cantidad y calidad de información será crítico para el resultado final. Clima, mercados, oferta y demanda de productos e insumos disponibles, proveedores alternativos a los tradicionales y nuevos compradores son algunos de los factores que permitirán el armado de una ecuación rentable en medio de la crisis. Sobrevivir en tiempos de la “década ganada” requiere una gestión eficiente de la empresa. Gestionar bien no es otra cosa que ocuparse del negocio en cada uno de sus detalles, asignando un orden de prioridades estricto que permita organizar las tareas de la forma más eficiente posible, sin dejar nada librado al azar. La cuestión impositiva es hoy una tarea de alta sensibilidad que no puede delegarse simplemente en el contador, a quien se visita dos veces por año. La gestión de los créditos impositivos puede destrabar muchos problemas financieros. La simple adquisición de una maquinaria nueva puede convertirse en un grave problema tributario si no se planificó adecuadamente su compra y la forma de pago. También las ventas deberían planificarse con mayor atención. Hemos visto que frente a la falta de rentabilidad causada por la intervención estatal en los mercados de granos, sobrevinieron épocas a donde los molinos ofrecieron por el trigo valores impensados hace apenas unos meses atrás. La muy pobre área de siembra actual de este cultivo hace prever que esto podría repetirse en el futuro, así que para estos casos el manual indica cambiar la forma en que se vende el trigo. Para el maíz vale una reflexión similar, sobre todo si el productor que intenta sobrevivir vive a más de 400 kilómetros de Rosario. Para cada una de las actividades productivas el manual deberá incluir un capítulo. Los productores de leche tendrán el suyo propio que seguramente los invitará a reformular sus dietas, a revisar los costos y a renegociar las condiciones comerciales que les permitan mejorar los precios que reciben por la leche. Tomar decisiones en las complicadas condiciones actuales es una tarea crítica que requiere templanza, paciencia y dedicación, pero sobre todo una actitud valiente y positiva que nos permita aprovechar las ventajas comparativas. Tirada: 15.000 ejemplares Prop. Int.: Nº 5033364 Propietario: Marca­Líquida­S.A. Los­ar­í­ u­os­fir­ a­ os­no­re­le­an­ne­ e­ a­ia­ en­e­la­opi­ ión­edi­o­ial, tc l m d f j c s r m t n t r y­son­co­a­ o­a­ io­ es­ad-ho­ o­em.­La­fir­ a­edi­o­a­no­se­res­ on­ a­ l b r c n n r m t r p s bi­i­ a­por­las­opi­ io­ es­ver­i­ as­en­los­ar­í­ u­os­fir­ a­ os,­co­ o­así lz n n td tc l m d m tam­ o­ o­del­con­e­ i­ o­de­los­avi­ os­pu­ li­ i­a­ios.­Se­au­o­i­ a­la­ p c t nd s b ct r t rz re­ ro­ uc­ ión­to­al­o­par­ ial,­siem­ re­que­se­ci­e­la­fuen­e. p d c t c p t t 5

[close]

p. 6

Agricultura Fertilización Fuente: Ing. Agrs. Ricardo Melgar y Martín Torres Dugganm, coordinador Proyecto Fertilizar EEA INTA Pergamino y técnico EEA INTA Pergamino Proyecto Fertilizar, respectivamente. Enfoque integral y planificación de la fertilización A nivel de establecimiento agropecuario, la fertilización representa una tecnología más que debe ser integrada dentro del proceso de producción. Por ello, para que la utilización de herramienta impacte favorablemente en los resultados técnico-económicos de la empresa, es fundamental que exista un proceso de planificación y programación de la producción, dentro del cual se deberá definir un plan de fertilización. Es muy importante que las estrategias de fertilización se definan a nivel de lote al igual que se hace, por ejemplo, con la elección de los híbridos utilizados y/o el manejo de herbicidas. Cada lote posee características intrínsecas provenientes de la interacción compleja del tipo de suelo, antecedentes (historia agrícola, cultivos antecesores, manejo de labores, etc.) y el efecto del clima local. Asimismo, la unidad de producción no debería ser el cultivo sino la rotación en su conjunto. Dentro de este esquema, el rendimiento esperado es el factor determinante de todo el programa de fertilización. Manejo de la fertilización fosfatada A diferencia de lo que ocurre con el nitrógeno, al abordar la fertilización fosfatada en maíz hay que considerar que el funcionamiento del fósforo (P) en el sistema sueloplanta es totalmente diferente al del nitrógeno. Desde el punto de vista del manejo nutricional, el principal aspecto a considerar es su baja movilidad en el suelo, lo hace principalmente por difusión, y la presencia de retención específica de los fosfatos en las arcillas, cuya magnitud depende de la cantidad y mineralogía de esta fracción. Por otro lado, el pH es un factor que impacta considerablemente sobre la disponibilidad de fósforo. La mayor disponibilidad ocurre con pH entre 5,5 y 6,5, mientras que valores fuera de este rango, su concertación en la solución del suelo se reduce significativamente. La determinación de la dosis de fósforo aplicada dependerá principalmente del nivel de disponibilidad y, secundariamente, de otros factores, como potencial de rendimiento, aplicación para otros cultivos de la rotación, colocación en bandas o voleo, fitotoxicidad de la mezcla que contenga el fertilizante fosfatado, etc. En la tabla 1 se presentan dosis orientativas de P según nivel del nutriente en el suelo y niveles de producción medias. Tabla 1. Dosis de fosfatos (como pentóxido: P2O5) recomendadas según nivel de disponibilidad de fósforo en el suelo (PBray I, 0-20 cm) para dos rendimientos esperados de maíz (Echeverría y García, 1998). 6

[close]

p. 7

Fertilización La necesidad de disponibilidad del fósforo durante los estadios iniciales determina que el momento de aplicación de los fertilizantes fosfatados deba ser junto con la siembra, aplicándolo en bandas, y preferentemente por debajo y al costado de la línea de siembra. Manejo de la fertilización nitrogenada El maíz requiere alrededor de 20 a 25 kg/ha de nitrógeno (N) por cada tonelada de grano producida. La oferta del lote (nitrógeno en el suelo + N del fertilizante) debería satisfacer esa necesidad para mantener el sistema en equilibrio nutricional. Esta aproximación es lo que se conoce como criterio o modelo de balance. Sin embargo, las diferencias entre las cantidades de N en el suelo y las absorbidas por el cultivo son determinadas por las llamadas eficiencias de absorción, que varían según se considere al N presente en el suelo a la siembra, al N mineralizado durante el cultivo y al N aportado como fertilizantes. Esta llamada oferta en realidad es el nitrógeno asimilable (nitratos más amonio) medido por análisis de suelo presente al momento de la siembra más el nitrógeno ofrecido de los fertilizantes, pero no considera al N que se mineraliza durante el ciclo del cultivo. En general para hacer los balances se trabaja sobre valores promedios. Se asigna una eficiencia igual a uno, es decir los nitratos que se producen son absorbidos inmediatamente sin pérdidas. Para tener una idea de ese potencial de mineralizar N, se evalúa la concentración de nitratos de la capa superficial hasta los 20 a 30 cm de espesor al momento en que el cultivo está en el estadio de 4 a 6 hojas. Este valor se correlaciona con la estimación de potencial de nitrificación, ya que los presentes a la siembra habrán sido o bien absorbidos o bien lavados fuera del alcance de las raíces. Por otra parte ese valor tendrá relación directa con la temperatura y humedad que reguló el crecimiento del maíz hasta el estadio de 4 a 6 hojas. En varias regiones maiceras se ha establecido que un valor de alrededor de 18 a 20 ppm de N de nitratos (N-NO3-) en esas condiciones es indicador de suficiencia, ofreciendo bajas posibilidades de respuesta económica al agregado de N como fertilizante. El maíz comienza su mayor consumo de nitrógeno alrededor de seis hojas completamente expandidas (V-6 a V7), por lo que antes de comenzada esta etapa fenológica, el cultivo debería disponer de una oferta de nitrógeno adecuada para satisfacer su demanda para crecimiento. Las estrategias de fertilización podrían resumirse en tres posibilidades: 1- Fertilizar únicamente a la siembra o incluso antes. 2- Fertilizar sólo con el cultivo implantado entre dos y siete hojas (V-2 a V-6). 3- Fraccionar la dosis entre la siembra y V-7 en dos aplicaciones. De las tres alternativas, la aplicación a la siembra integra globalmente ventajas en los aspectos operativos, agronómicos y económicos. Por esa razón, serían más recomendables las aplicaciones fraccionadas, donde se garanti- Agricultura La necesidad del fósforo durante los estadios iniciales determina que el momento de aplicación de los fertilizantes fosfatados deba ser junto con la siembra, aplicándolo en bandas, y preferentemente por debajo y al costado de la línea de siembra. ce una gran parte de la necesidad total de nitrógeno a la siembra (70 al 80%), regulando luego la cantidad de nitrógeno restante en función de la evolución de la campaña y de las posibilidades ofrecidas por las condiciones climáticas. Tabla 2. Ventajas y desventajas de diferentes momentos de fertilización con nitrógeno (N) en maíz 7

[close]

p. 8

Agricultura Fertilización mos rendimientos son entre 5 y 15 kg de S/ha como sulfato. Empero, en algunos trabajos se encontraron respuestas a dosis más altas en buenas condiciones hídricas, como la presentada en la figura, promedio de cinco localidades (Caamaño y Melgar, 1998). Análisis económico de la fertilización No hay práctica de manejo del maíz que tenga más impactos en los resultados económicos como la fertilización, ya sea nitrogenada, fosfatada o azufrada, cuando los suelos son deficientes, siempre y cuando las condiciones hídricas sean las adecuadas. Utilizando el criterio de la relación valor/costo (o beneficio/costo) y tomando los valores de los insumos y productos en dólares, que muestran relativa estabilidad en el tiempo por su carácter de genéricos (commodities) se presentan en la tabla siguiente los beneficios derivados de la fertilización ante situaciones de respuestas promedio. Estas respuestas son esperadas bajo regímenes de producción normales, en dosis moderadas promedio. Estas relaciones son sin duda altamente positivas y superiores a la unidad, se espera que disminuyan a medida que las dosis son más elevadas. Tabla 3. Beneficio económico derivado de la fertilización con distintos nutrientes en maíz. No hay práctica de manejo del maíz que tenga más impactos en los resultados económicos como la fertilización, ya sea nitrogenada, fosfatada o azufrada, cuando los suelos son deficientes, siempre y cuando las condiciones hídricas sean las adecuadas. Manejo de la fertilización azufrada En los últimos años se han presentado numerosas evidencias que demuestran aumentos de rendimiento por agregado de azufre como fertilizante. Estas respuestas son más frecuentes con lotes con alto potencial de rendimiento y que presentan respuestas importantes a nitrógeno y fósforo. No se han intentado correlaciones entre estas respuestas y los niveles de azufre de sulfatos (S-SO4=); sin embargo, es posible inferir mayores posibilidades de respuesta con valores bajos, menores a 5 ppm. Así como con suelos degradados, con baja materia orgánica (MO) y/o baja relación MO/arcillas (indicador de baja proporción de MO joven o recientemente agregada), o con textura gruesa. La magnitud de las respuestas dependerá de la fertilidad del lote y dosis utilizada. En términos generales la misma normalmente cubre el costo del fertilizante aplicado. Las respuestas son del orden de los 10-12 kg de maíz por kg de S/ha, y las dosis asociadas a los máxi- 1) Se toma el costo del nutriente por la fuente más barata: urea (46% N), fosfato monoamónico (52% P2O5) y sulfato de amonio (24% de S) a valores de mercado de 260, 310 y 180 $/t, respectivamente. Por poseer además N, el costo del S y del P2O5 de los fertilizantes nombrados se modifican proporcionalmente. 2) Se toma el precio de 80 $/t descontados gastos de comercialización (25%). 8

[close]

p. 9



[close]

p. 10



[close]

p. 11

Autor: Arturo Navarro Trigo Mercados Hay que importar trigo para frenar la suba del pan El gobierno nacional debe oficializar de inmediato la importación formal de trigo ante la falta de trigo de calidad, en el actual contexto de alta inflación crónica de más del 25% que viene minando los ingresos de todos los trabajadores y jubilados. Qué contradicción la de este gobierno, que se dice progresista y aplica el impuesto más regresivo para los pobres, como es el inflacionario. Quiero dejar nuevamente aclarado que la incidencia del trigo en la estructura de costos del pan es como máximo del 10%, por lo tanto el trigo tiene una parte de responsabilidad en la suba del precio del pan. Todos los otros aumentos de costo son consecuencia de una economía sin conducción profesional centralizada que ha provocado una distorsión de precios relativos que se vienen expresando con un aumento generalizado de los costos en dólares. Se va terminando el trigo de calidad, por lo tanto necesitamos importar 200 mil toneladas por mes para poder abastecernos en noviembre y diciembre en calidad y cantidad hasta la entrada de la nueva cosecha de la zona central del país. Hay que asumir que la cosecha del norte del país representa el 5% del total, y por factores climáticos este año sería de mala calidad, por lo tanto no va a cambiar el panorama actual. La suba inédita del precio del trigo disponible ya superó los US$ 630, mientras el trigo para enero de 2014 es de US$ 240 en el MTBA. La pregunta es ¿quién va a especular guardando trigo, si el precio del MTBA para enero es de US$ 240? Salvo que no esté en su sano juicio, un productor o intermediario estaría guardando trigo para perder en 60 días más de US$ 390. Con estos valores de mercado no puede haber ninguna especulación de productores e intermediarios. La actual suba inédita del precio del trigo es por faltante de producción, consecuencia de las nefastas políticas del Gobierno de cuidar las mesas de los argentinos, que provocó además que el país perdiera a uno de los mayores compradores de trigo del mundo como es Brasil, con quien tenemos condiciones especiales por estar dentro del Mercosur. Esto lo conoce muy bien la industria molinera y sabe perfectamente que no se pueden repetir y acompañar políticas de este tipo, para no repetir nunca más la actual situación. Es de esperar que en el futuro todos los actores de la cadena triguera se sienten a la misma mesa de discusión, para fijar las políticas futuras que permitan aumentar la producción para poder abastecer simultáneamente el mercado interno y externo, sin aceptar políticas que distorsionen los mercados fijadores de precios, como hacen otros países productores. 11

[close]

p. 12

Agricultura Fitosanitarios Autor: Ing. Agr. (M. Sc.) Alicia Cavallo - Profesora asociada Departamento Protección Vegetal Facultad de Ciencias Agropecuarias - UNC / alicavallo@gmail.com Fitosanitarios: tecnología y responsabilidad Es importante resaltar que tanto los grupos químicos como el perfil toxicológico de los productos fitosanitarios actuales difieren totalmente de los usados previamente a la década del 60; los primeros fosforados como el parathion, azinfós, metasystox, monocrotofós y los clorados como el DDT, heptacloro, lindano, etc., fueron prohibidos hace 30 años atrás. Paradójicamente, algunos de ellos como el lindano, permanecieron en algunos productos de uso masivo. Para poder avanzar armónicamente con la producción agrícola es fundamental promover las buenas prácticas en el manejo de plagas. Se necesita profundizar las acciones de planificación de la producción de acuerdo con las condiciones locales de cultivo, extremar los cuidados al autorizar nuevas tecnologías, hacer cumplir la legislación vigente, dar seguridad jurídica y promover el consenso por medio de acciones y normas claras. Los centros de estudio y experimentación deberían considerar todos los factores que gobiernan el proceso productivo, incluyendo el manejo de las plagas, con el fin de brindar el conocimiento necesario para todas las opciones productivas, con especial énfasis en las economías regionales. Los productores y sus respectivas organizaciones y entidades deberían propender a la adopción de buenas prácticas de manejo de plagas para enmarcar al proceso de protección de cultivos con bases sólidas de conocimiento, e instar a sus asociados a guardar normas de respeto hacia los pobladores, el ambiente y la legislación vigente. Las empresas de comercialización y aplicación de fitosanitarios vienen trabajando en la profundización de acciones de responsabilidad social y ética profesional. Es sumamente importante dar a conocer las características de los productos que comercializan o aplican, informando acerca de sus ventajas y desventajas, indicaciones y contraindicaciones enmarcadas por la legislación vigente. Por último, los comunicadores sociales y los pobladores de las zonas agrícolas deberían estar informados y comunicados en un marco de respeto con los sectores productivos con el fin de que cada uno pueda desarrollarse sin temores ni desconfianza, extremando la responsabilidad de cada uno de los grupos y asegurando que el proceso de comunicación se realice dentro del marco de seriedad y respeto; así podremos lograr la convivencia armónica que se necesita en una sociedad de base agropecuaria como la nuestra. La gestión de las buenas prácticas agrícolas es responsabilidad de todos. 12

[close]

p. 13

Autores: Ing. Agrs. Ezequiel Pezzoni y Santiago Galante. Fuente: Agritotal.com Maíz Agricultura Maíz: las pérdidas se producen en la siembra El efecto de la desuniformidad sobre el rendimiento del cultivo yace en la distinta disponibilidad de recursos por planta, aunque en ciertos casos el rendimiento adicional de las plantas con más recursos compensa la menor performance de las menos favorecidas. Además, variaciones en la profundidad de siembra, contacto irregular entre el suelo y las semillas, deficiencias en los órganos de corte y apertura de surco y vigor de las semillas, entre otras, afectan fuertemente la uniformidad de plantas. Se realizaron mediciones en V2 y se registró la distribución de las plantas en la línea de siembra. La variación en la distancia entre plantas aumentó con la velocidad de siembra y a su vez fue un poco mayor a menor profundidad. Las causas de una mala emergencia son diversas, pero la falta de uniformidad en la profundidad de siembra es sumamente perjudicial y puede deberse a mal manejo de los rastrojos, mala regulación de la sembradora y/o excesiva velocidad de siembra. Se evaluó la distribución de las plantas en la línea de siembra y se contabilizaron según la distancia entre los individuos. Se pudo observar que a medida que se incrementa la velocidad de siembra por encima de los 6 km/h los valores de pérdidas aumentaron considerablemente. También se constató que a 6 km/h el comportamiento del dosificador es óptimo y la semilla describe una trayectoria adecuada dentro del caño de bajada, atenuando los rebotes que causan la mala distribución espacial. Rendimiento del cultivo Cuando la siembra se realizó a 6 cm de profundidad se lograron mayores rendimientos, aunque por cada incremento de 1 cm en el desvío estándar se perdieron 256 kg/ha. Además, el mayor rendimiento se encontró sembrando a 6 km/h, 1.370 kg/ha más que a 9 km/h y 440 kg/ha por encima del tratamiento a 4 km/h. Los tratamientos a 3 cm de profundidad expresaron los menores rendimientos, y en este caso el mayor rendimiento se produjo a 4 km/h con un rendimiento adicional de 770 kg/ha por encima de los 6 km/h y de 970 kg/ha adicionales al tratamiento de 9 km/h. Es importante destacar que si la velocidad de siembra más adecuada es de 6-7 km/h, cuando la profundidad varía de 6 a 3 cm se observan pérdidas de rendimiento de 2.510 kg/ha. Por esta razón es conveniente optar por nuevas tecnologías que solucionen los problemas de profundidad antes que de distribución de las semillas. La siembra a escasa profundidad, ya sea por proble- 13

[close]

p. 14

Agricultura Maíz que no dará una planta. Resulta importante entonces realizar los chequeos y ajustes correspondientes. Las semillas no son las mismas de la última campaña y por ende la regulación debe ser repasada antes de empezar a sembrar la nueva campaña. En sembradoras así equipadas es importante asegurar la estanqueidad del circuito de aire, por presión o por depresión. Debemos revisar todas las uniones de las mangueras con los dosificadores y con los caños rígidos divisores. Fisuras en las mangueras flexibles de una máquina que trabaja El trabajo del dosificador es realmente fundamental para lograr la densidad de plantas buscada y con la uniformidad requerida por cada cultivo. Maíz, girasol y sorgo tienen sus particularidades en este sentido. Seleccionar la placa adecuada es fundamental. por vacío genera ingresos de aire al circuito mas de humedad del suelo o por limitaciones en la que se traducen en mayor presión dentro de Éste. Por lo potencia del tractor, es contraproducente. Además la tanto la corriente de aire que se genera en el dosificador falta de peso en ciertas sembradoras puede limitar la para mantener las semillas adheridas a la placa es menor penetración de las cuchillas de corte y remoción. y éstas se caen. Una vez más tendremos fallas en la desComo recomendación general es necesario prestar carga. atención a mejorar el sistema de copiado de la sembraEl mismo razonamiento podemos hacer para sembradora por algún sistema con mayor rapidez y uniformidoras neumáticas por presión, y también el efecto es el dad. mismo. Aquí no tenemos gatillos expulsores, pero sí un sistema de enrasado que debe ser observado con cuidaDosificador mecánico do a efectos de evitar la descarga de dos semillas por El trabajo del dosificador es realmente fundamental sitio. Sabemos, esto es tan indeseable como la ocurrenpara lograr la densidad de plantas buscada y con la unicia de fallas. formidad requerida por cada cultivo. Maíz, girasol y sorgo tienen sus particularidades en este sentido. Por Tren de distribución este motivo, seleccionar y utilizar la placa adecuada para Todas las revisiones, ajustes y lubricación de ejes en sembrar es uno de los puntos importantes. Si existen el tren de distribución serán de gran beneficio para diferencias entre el tamaño de los alvéolos y el calibre lograr una descarga uniforme en todos los sentidos. El de la semilla adquirida, muy probablemente existan defi- filo del doble disco surcador, su giro libre definirán un ciencias en la implantación como duplicaciones o fallas. comportamiento acorde a las exigencias, y sin generar Es decir aparecerán dos plantas en un mismo sitio o mayor esfuerzo de tracción que será pagado con mayor ausencia de éstas. Es claro que ninguna de las dos situaconsumo de combustible. ciones son deseables. Muchos fabricantes de sembradoDel mismo modo los barrerrastrojo, si están, la cuchiras ofrecen el servicio de fabricación de placas en funlla labrasurco y las ruedas tapadoras conformadoras de ción de una muestra de semillas. surco deben tener un giro libre. Además de influir sobre Al mismo tiempo es importante, al momento de el esfuerzo de tracción tiene una importante función en comprar semillas, poner en la balanza de costos y benela formación y conformación del surco donde se descarficios la importancia de contar con semillas bien calibraga la semilla. Y de la prolijidad del surco va a depender das y uniformes. la uniformidad en la emergencia del cultivo. El conjunto de enrasador y gatillo expulsor produce Recuerde que las plántulas que emergen más tarde serán siempre dominadas por las otras. un alto porcentaje de roturas y daño mecánico a la semilla; ambos efectos generan una falla, una semilla 14

[close]

p. 15



[close]

Comments

no comments yet