MBVol18n3

 

Embed or link this publication

Description

Revista de la Real acadèmia de medicina de les Illes Balears. Volumen 18, número 3, 2003

Popular Pages


p. 1

Volum 18 • N ú m . 3 Setembre-Desembre 2003 Medicina http://ramcib.caib.es Balear 101 Publicado de la Reial Academia de Medicina de les liles Balears SUMARI EDITORIAL La ecotoxicologia, una ciencia de hoy Miguel A . Capó VIDA A C A D É M I C A Distinció col.legial. Homenatge internacional. Commemoració académica , 1 0 5 ORIGINALS El mallorquín Tomás Viale, discípulo malogrado de don Santiago Ramón y Cajal J.L. Nieto Amada Factores predictivos de robo arterial consecutivo a fístula para hemodiálisis M a r i a Díaz López arteriovenosa ...114 107 REVISIÓ La coloscópia amb magnificado i cromoscópia: una técnica Antoni Obrador, Jaume Gaya, Alfred Llompart defutur.. .128 DIAGNOSTIC PER LA IMATGE Cefalea intensa de origen brusco Helena Sarasibar, M " Jesús Oses, M José Picado a .133 LLIBRES V7VV 135 Guia del cáncer laboral a Mallorca, de Elena Cabeza, Ricardo Ocaña-Riola Paula Franch, A n t o n i O b r a d o r Pedro Muntaner Burguera FORA D E SECCIÓ A m b la col-laboració d e la Conselleria d e Salut i C o n s u m del G o v e r n d e les liles Balears

[close]

p. 2

Si el seu Fous d'Itiversió ara. pot cativiar-lo a Banca March sense costs fiscals. VALID FINS EL 31/12/03 Informi-se'n a les nostres oficines o telefonant al 9 0 1 1 1 1 0 0 0 WWW. BAN CAM ARCH . ES A BANCA MARCH

[close]

p. 3

Medicinci Director emerit Balear Jose IVT Rodriguez Tejerina Director Macia Tomas Salva Redactor en cap Jordi Forteza-Rey Borralleras Redactors Ferran Tolosa Cabani, Antoni Obrador Adrover, Joan Buades Rcines Junta directiva de la Reial Academia de Medicina de les liles Balears Presìdent Vicepresident Secretali General Vicesecretari Tresorer Bibliotecari Alfonso Ballesteros Fernández Francese Bujosa Homar Bartolomé Anguera Sansó Juana Maria Sureda Trujillo Antoni Obrador Adrover Ferran Tolosa Cabani Revista inscrita en el índice Médico Español Secretaria i correspondencia Campaner, 4, baixos. 07003 Palma de Mallorca Tel. 971 72 12 30 Adreca electrónica: info@ramcib.es - Página web: ramcib.caib.es Publicitat Aquelles empreses o institucions que vulguin inserir algún anunci a Medicina Balear poden contactar directament amb la Secretaria de la Reial Academia

[close]

p. 4

Medicina Balear- Vol.18, núm. 3,2003 Académics d'honor Excm. Sr. Jean Dausset, Premi Nobel de Medicina 1980 Excm. Sr. Santiago Grisolia García, Premi Príncep d'Asturies d'Investigació Científica i Técnica Académics numeraris M.I. Sr. Santiago Forteza Forteza M.I. Sr. Miguel Manera Rovira M.I. Sr. José M Rodríguez Tejerina M.I. Sr. Miguel Munar Qués M.I. Sra. Juana M Román Piñana M . I . Sr. José Tomás Monserrat M.I. Sr. Guillermo Mateu Mateu M.I. Sr. Arnaldo Casellas Bernat M . I . Sr. José M i r ó Nicolau M . I . Sr. Antonio Montis Suau M . I . Sr. Feliciano Fuster Jaume M.I. Sr. Carlos Viader Farré M.I. Sr. Bartolomé Anguera Sansó M . I . Sr. Bartolomé Nadal Moneadas Excm. Sr. Alfonso Ballesteros Fernández M.I. Sr. Miguel Muntaner Marqués a a M.I. M.I. M.I. M.I. M.I. M.I. M.I. Sr. Francesc Bujosa Homar Sr. Ferran Tolosa Cabani Sr. Maciá Tomás Salva Sr. Alvaro Agustí García-Navarro Sr. Antoni Obrador Adrover Sra. Juana M Sureda Trujillo Sr. Juan Buades Reines a Académic honorari M.I. Sr. Santiago Luelmo Román Académic electe Sr. José L. Olea Vallejo Dipòsit Legal: P M 486 - 95 ISSN 1579 - 5853 Imprès a Priccint Baleares - Tel. 902 01 07 14 The Mass Media Icci Baleares, S.L.

[close]

p. 5

Medicina Balear- Vol.18, núm. 3, 2003 SUMARI EDITORIAL La ecotoxicología, una ciencia de hoy Miguel A. Capó 101 VIDA A C A D É M I C A Distinció col.legial. Homenatge internacional. Commemoració académica 105 ORIGINALS El mallorquín Tomás Víale, discípulo malogrado de don Santiago Ramón y Cajal J.L. Nieto Amada Factores predictivos de robo arterial consecutivo a fístula para hemodiálisis. Maria Díaz López arteriovenosa 114 107 REVISIÓ La coloscbpia amb magnificado i cromoscbpia: una técnica de futur. Antoni Obrador, Jaume Gaya, Alfred Llompart 128 DIAGNÓSTIC PER LA IMATGE Cefalea intensa de inicio brusco Helena Sarasibar, M Jesús Oses, M José Picado a a 133 LLIBRES Guia del cáncer laboral a Mallorca, de Elena Cabeza, Ricardo Ocaña-Riola, Paula Franch, Antoni Obrador Pedro Muntaner Burguera 135 FORADE SECCIÓ 137 Una pudor d'alls Onofre Pons Sureda 99

[close]

p. 6

BALEAR Televisión Ultima Hora Diari de Balears Daily Bulletin Mallorca Magazin Venta y Cambio Brisas Ruedas y Velas M7 Televisió de Mallorca Antena 3 Mallorca Flaix TV Radio Ultima Hora Radio Flaix FM GRUPO y¡r\ SERRA Ultima * Batears Hora » / [Afafloitca Magazin / r v Daiiy i¿ B u t i n Redacción, Administración y Publicidad Paseo Mallorca, 9 A (Palau de la Premsa) 07011 Palma de Mallorca Tel. 971 788 300 Manzana C - Parcela, 18 - Edificio Grup Serra - Polígono de Son Valenti 07011 Palma de Mallorca - A p t o . Correos 304. Tel. Redacción: 971 919 3 1 3 - Fax Redacción: 971 919 318 Tel. Publicidad: 971 919 333 - Fax Publicidad: 971 919 340 Exclusiva Publicidad: Jaime III, 8 Principal 07012 Palma de Mallorca Tel. 971 710 975 -7.11 023 - Fax: 971 719 966 E-mail: esclusivapublicidad@gbm.es • Gerendo Balear de Medios * morca • www. lltimahora. s/ibiza • www.diaridcbalcars.com • www.majorcadailybiillclin.es • www.mallorcamagazin.nel 1 e

[close]

p. 7

Editorial La ecotoxicología, una ciencia de hoy Miguel A. Capó Martí L a Tierra ha proporcionado recursos a la sociedad humana para mantener la vida, pero cuando surgieron las altas concentraciones poblacionales con una actividad humana importante, empezaron a aparecer los distintos tipos de contaminación a causa de las aglomeraciones urbanas, entre ellos la contaminación del agua. A l surgir la Revolución industrial en el siglo X I X , el equilibrio entre el hombre y la naturaleza se vio m u y alterado por la contaminación surgida y la degradación del medio ambiente aparecida. Luego, se agravó cuando esa contaminación llegó a ocupar la extensión geográfica de todo el planeta, (Capó, 2002). Denominamos ambiente no sólo al aire, sino al agua, suelo, alimentos, incluso fármacos; en resumen todo lo que rodea la vida del hombre y los animales. El ecosistema se define como el conjunto de las condiciones del ambiente, de los organismos y de sus propias interrelaciones. Ya que un organismo no puede v i v i r aislado, pues depende de muchos otros y de unas determinadas condiciones que se dan a su alrededor, denominamos a ese conjunto: Complejo Ecológico. (Kormondy, 1994). U n ecosistema, puede ser equiparado a un ser viviente que tenga equilibrio biológico potencialmente amenazado por la irrupción no habitual de factores biológicos, químicos y/o físicos. Se entiende, precisamente, por polución a esta irrupción de factores en el entorno que puedan afectar a las condiciones del biotopo, o sea, del sustrato inanimado ofrecido a la biocenosis (o conjunto de seres que viven en y del ecosistema). Por lo tanto, la polución puede afectar al equilibrio de un sistema ecológico, alterando los mecanismos defensivos tanto del biotopo como de su biocenosis (Margalef, 1995). A l hablar de polución suele interpretarse como si fuese la consecuencia de la actividad humana, y a menudo, se cae en el fácil simplismo de confundir industria y polución; con ello, se olvida que no todas las industrias son polucionantes y que también hay polución de origen natural, (por muy extraña que parezca esta afirmación). Desde siempre ha habido polución en el medio ambiente. A l principio, se debía a los fenómenos naturales, como las tormentas de arena, erupciones volcánicas, etc., pero más tarde han sido las actividades humanas las que han empezado a influir considerablemente en la contaminación ambiental. Truhaut (1975) estableció el término de ecotoxicología en sustitución al de toxicología ambiental, usada hasta entonces. La Toxicología Ambiental investiga la dosis sin efecto y parece más bien una ciencia de seguridad, es por lo que se ha propuesto para ella los nombres de Impunología, Akeraiología y Asfaletiología, cuyo significado sin peligro, o con seguridad, no han tenido aceptación. Posteriormente se quiso establcecr una diferencia entre los dos conceptos (muchas veces no factible), designando a la ecotoxicología todo lo referente a la polución de los ecosistemas y a la toxicología ambiental, la polución originada por el hombre, (Duffus, 1983). Paracelso, médico del siglo X V I , en su obra Ens veneni, ya relaciona el veneno con el entorno del hombre, y ahora que se cumple el sesquicentenario de la muerte del Dr. O r i l l a , podemos dar a la ecotoxicología un cariz evolutivo de la toxicología; por un lado, tenemos el tiempo, el erónos de la exposición o de la evolución, y por otro, la oportuna causalidad o kairos; lo fundamental es la dosis en el tiempo, ya que una dosis aislada no tiene sentido para este caso, Capó, 2002). Área de Toxicología. Dpto. Toxicología y Farmacología. Facultad de Veterinaria. Universidad Complutense de Madrid. Medicina Balear 2003; 101-104 101

[close]

p. 8

Medicina Balear- Vol.18, núm. 3,2003 La ecotoxicología, una ciencia de hoy La ecotoxicología es definida como " L a ciencia que estudia la polución, su origen, evolución e interacciones con las moléculas que integran dinámicamente los ecosistemas, sus acciones y efectos sobre los seres vivos que forman estos ecosistemas, con su evaluación, como determinantes de criteriologia y profilaxis biológica o socioeconómica" (Sánz Sánchez, 1974). La ecotoxicología tiene como materia fundamental de estudio a la polución, sobre los sistemas bióticos en forma de toxicidad, alteración de especies, reducción de una determinada productividad, etc., puesto que no siempre un polutante se comporta como un tóxico neto, sino que puede suponer solo la creación de un nivel indeseable en un determinado ecosistema. Considerando al polutante como un agente físico o una sustancia química que se encuentra en el ambiente y que tiene un efecto deletéreo sobre los organismos vivos, se puede destacar la obra de Moriarty, 1985, porque ya resalta la existencia de autores que distinguen entre contaminante y polutante; contaminante sería la sustancia generalmente resultante de la actividad humana sin que sea necesario que tenga efectos biológicos, mientras que se reserva el término polutante para la sustancia química que abarca ambas características, es decir, aparece como antropogénica y nociva (Moriarty, 1985). En la ecotoxicología, los agentes físicos y los compuestos químicos se estudian más por su peligrosidad potencial que por su toxicidad relativa, aplicados a determinadas condiciones de exposición, para que tengan significado. Por ello, al hablar de nocividad, aparte del concepto semántico de toxicidad (propiedad inherente a un agente físico o a un compuesto químico de producir efectos indeseables cuando alcanza una concentración determinada en un lugar del organismo v i v o ) , se debe tener en cuenta el concepto de toxicaridad, es decir, la probabilidad de que produzca toxicidad, así como el riesgo o peligrosidad, determinado por la probabilidad de que ocurra una acción tóxica. L a ecotoxicología, como se ha señalado anteriormente, es un hecho antropogénico, y como tal está íntimamente ligado al hombre y su dinámica. Los estudios ecotoxicológicos, se componen de tres secuencias, (Truhaut, 1975): 1. La liberación del polutante y abarcando su formación y la génesis en esas fuentes de polución, los medios y vías de transporte (suelo, aire, agua, alimentos, etc.), los factores que influyen en su difusión, sus absorciones geológicas y las posibles alteraciones de sus propiedades fisicoquímicas debidas a los diversos componentes abióticos del ecosistema, dando lugar a su acumulación o degradación, puesto que siempre debe tenerse presente que las transformaciones de las sustancias q u í m i cas, son funciones que realizan los ecosistemas, lo cual ha servido para que el hombre haya considerado el medio ambiente que le rodea como una gran cloaca, donde libera todas las sustancias residuales de su actividad, basándose en su capacidad de autodepuración, y que en los momentos actuales sabemos que es limitada. 2. El ingreso de los polutantes en el medio biológico, es decir, su entrada en las cadenas b i o l ó g i cas, alimentarias, de comunidad, etc., con cinéticas propias. Ecología dinámica. Constituye la quimiocinética de los ecosistemas, como organización supraespecífíca, (es decir, los sistemas de absorción de los polutantes por los seres vivos), su concentración, retención o biomagnifícación, su dinamización y su reacción con los constituyentes orgánicos. Una vez ocurrida la contaminación, el flujo de un polutante dentro de los ecosistemas está condicionado a varios factores bióticos y abióticos con características especiales, que condicionan su disipación, acumulación o destrucción. Fue Cowles el que acuñó el término "ecología dinámica" para señalar que el medio ambiente está en constante cambio, cambio estructural, que es predecible y es el resultante de la modificación de organismos por el medio, los cuales se autolesionan por su capacidad de adaptación (Barnthouse, 1981). Podemos afirmar que la reacción biológica frente a los polutantes puede ocasionar también una readaptación del ecosistema por incremento de resistencias o tolerancias en ciertos organismos. En este apartado se estudia el metabolismo y las transformaciones bióticas y el conocimiento de los patrones de transformación, teniendo siempre presente que muchos de los polutantes no son xenobióticos y la concentración es el determinante de su actividad deletérea. 102

[close]

p. 9

Medicina Balear- Vol.18, núm. 3, 2003 La ecotoxicología, una ciencia de hoy En los estudios ecotoxicológicos concurren tres componentes íntimamente relacionados: el polutante, el medio ambiente y el organismo v i v o , (Nürnberg, 1985). 3. Calificación y cuantificación de los efectos patológicos sobre los seres vivos y sus ecosistemas, con las consiguientes deducciones epidemiológicas y profilácticas. Constituye la ecotoxicidad propiamente dicha, es decir, la consecuencia de la acción originada por el polutante sobre los seres vivos que forman los eco­ sistemas, sin considerar que dicho polutante pueda hacer desaparecer a la mitad de los individuos de una especie (lo cual puede tener significación ecoló­ gica), sino a determinar el impacto ecológico que produce, ya que muchos polutantes no tienen efecto sobre los organismos individualmente, pero su resultado ecológico es digno de tenerse en cuenta. Hay que considerar que los ecosistemas naturales son un conjunto armónico consecuente con sus pro­ pios equilibrios biológicos, pero las sustancias quí­ micas, en ocasiones pueden perturbar estos equili­ brios y trastornar la citada armonía, alterando la capacidad de sobrevivir en las condiciones ecológi­ cas producidas. Ello hace que en la ecotoxicología no sea sufi­ ciente la evaluación de la toxicidad que se realiza en la toxicología convencional, ni aun considerando que, en la Ecotoxicología, los efectos tienden siem­ pre a ser remotos. Indudablemente se necesita cono­ cer los datos usuales en toxicología convencional, como son: I la toxicidad aguda de una sustancia representada por su D L 5 0 . 2 las alteraciones produ­ cidas por dosis subletales como prototipo de la capa­ cidad de originar toxicidad diferida. 3 su interfe­ rencia con el proceso de reproducción en el ámbito de la fecundidad o su influencia en la inducción de cambios en el A D N celular. o o o demostrado que el rango de las respuestas a las sus­ tancias químicas es superior en los sistemas multiespccics que en los sistemas de especie única) ya que en los primeros se refuerzan dichas respuestas y son de más fácil evaluación. Además, está compro­ bado que los posibles efectos de los compuestos quí­ micos sobre los ecosistemas, (interacciones especí­ ficas, como son la dinámica comunitaria y dominio) no pueden ser detectados por pruebas de especie única. Por ello, la ecotoxicología tiene una metodología experimental propia para la evaluación de los efec­ tos de los polutantes, aunque en realidad no está per­ fectamente confirmado que los microcosmos experi­ mentales demuestren significativas respuestas a los agentes físicos y a las sustancias químicas, pero se considera que son orientativos. La ecotoxicología también se caracteriza por lle­ var a cabo un diagnóstico evaluativo, que tiende a la predicción, y que se fundamenta en tres parámetros: 1. La determinación de la dosis del ambiente, 2. L a evaluación de la carga y 3. L a predicción del riesgo. De forma habitual, en los estudios ecotoxicológi­ cos se utilizan bioindicadores que alertan de posi­ bles perturbaciones e indican la situación o la carga de un ecosistema. Su empleo, proporciona informa­ ción rápidamente, cuando se utilizan, especies muy sensibles, denominados animales centinela. Como fin primordial, la ecotoxicología busca el bienestar del hombre. Por ello, su misión es, tanto informar y alertar de la peligrosidad de las alternati­ vas del desarrollo y de la degradación del medio ambiente, como prevenir, aportando datos para la toma de decisiones, con arreglo al cociente benefi­ cio/riesgo, que siempre va ligado con la calidad de vida, (Stern, 1981). La predicción en ecotoxicología se fundamenta sobre el concepto riesgo. Se define así a la frecuen­ cia esperada de un efecto indeseable por exposición a un polutante. Sin embargo, teniendo en cuenta que el ecosistema es capaz de regenerarse hasta ciertos límites, es determinante valorar factores como la bioconcentración, la biodinamización y la biodegradación, aparte de su producción, uso y dispersión. Además de estos datos, en los estudios ecotoxi­ cológicos debemos tener en cuenta la toxicaridad de los polutantes, pero no sobre poblaciones simples, ya que se ha comprobado que éstas no responden a las sustancias químicas de una manera natural en régimen de aislamiento, sino sobre poblaciones complejas. Las interacciones de poblaciones requieren con­ ductas y respuestas fisiológicas que no son puestas en evidencia en el aislamiento, (e incluso se ha 103

[close]

p. 10

Medicina Balear-Vol.18, num. 3, 2003 La ecotoxicología, una ciencia de hoy Además, la ecotoxicología como ciencia predictiva, se apoya en otro concepto que es el de la segu­ ridad, es decir, en la certeza práctica de que el uso de una sustancia química, en dosis y manera deter­ minadas, no causa alteración irreversible del ecosis­ tema. Como sabemos, no existe la seguridad absolu­ ta y aceptando por tanto el criterio de seguridad rela­ tiva, el factor fundamental es la vigilancia, pues, en ecotoxicología, solo el estar alerta puede permitir descubrir lo que en toxicología convencional se denominan procesos preclínicos y subclínicos, (Suter, 1981). La finalidad del ecotoxicólogo es aportar infor­ mación sobre los peligros planteados por la presen­ cia de sustancias tóxicas naturales o antropogénicas en el ambiente. Esta información esta sujeta a dos limitaciones importantes: es imposible demostrar la ausencia de una sustancia tóxica, y es imposible demostrar que bajas concentraciones de sustancias tóxicas no ejerzan algún efecto en los organismos vivos. Hoy se entiende el estado de salud como un per­ fecto equilibrio dinámico entre el hombre y su ambiente, en su triple acepción: fisicoquímica, social y económica, y por ello la ecotoxicología es una ciencia en la que se impone el coprofesionalismo. Bibliografía 1. 2. Barnthouse, L. W. (1981).- Methods for ecolo­ gical Toxicology. Ann. Arbor. Sci., Nueva York. Capó, M.A. (2002).- Principios de Ecotoxicolo­ gía. Diagnóstico, Tratamiento y Gestión del Medio Ambiente. Ed- M c G r a w - H i l l . Madrid. Duffus, J. H. (1983).- Toxicología Ambiental. Ed. Omega. Barcelona. Kormondy, E. J. (1994).- Conceptos de Ecolo­ gía. Alianza Editorial. Madrid. Margalef, R. (1995).- Ecología. Ed. Omega. Barcelona. MoriartyORIARTY, F. (1985).- Ecotoxicología. El estudio de contaminantes en ecosistemas. Ed. Académica, S.L. León. Nürnberg, H. W. (1985).- Pollutants and their ecological significance. Ed. J. Wiley & Sons. New York. 8. Sanz Sánchez, F. (1974).- Sentido y Posibilida­ des de la Toxicología Ambiental. Discurso de Apertura del Curso Académico 1974-75. U.C.M. Stern, P. (1992) Global Enviroment Change. Understanding the Human Dimensions. Natio­ nal Research Council. Washington, D C , p.25; En M . L U D E V I D (1996).- El cambio global en el medio ambiente. Introducción a sus causas humanas. Marcombo. Boixareu Editores. Bar­ celona. 9. 3. 4. 5. 6. 7. 10. Suter, G. W. (1981).- Methods for Ecological Toxicology. A n n . Arbor. Sci., Nueva York. 11. Truhaut, R: (1975) Ecotoxicology. A New Branch o f Toxicology: A General Survey o f its Aims Methods, and Prospects. En A . D . M c I N T Y R E y C.F. M I L L S (eds.) (1975).- Eco­ logical Toxicology Research: Effects o f Heavy Metal and Organohalogen Compounds. Plenium Press. New York. 104

[close]

p. 11

Vida académica Distinció c o l l e g i a ! Dia 26 de maig, la Junta de Govern del CoHegi Oficial de Metges de les Ules Balears va acordar concedir al nostre company academic, Il-lm. Dr. Josep Tomás Monserrat, la medalla al mèrit coHegial, per la seva labor destacada i continuada col-laboraeió amb aquella institució. El president del Collegi, Dr. Enrique Sala va imposar al Dr. Tomás Monserrat la medalla, primera que lliura el Col-legi, amb motiu de la festivitat de la Marc de Déu de la Salut, patrona coHegial. El Dr. Josep Tomás agraeix la distinció en presencia deis doctors Alfonso Ballesteros i Enrique Sala. Homenatge internacional El Collège de France va celebrar dia 8 de maig passat en la seva seu de la placa Marcelin Berthelot de Paris, un homenatge al professor Jean Dausset, premi Nobel de Medicina de l'any 1980. L'acte va comptar amb el patrocini del president de la República , Jacques Chirac, i amb la presencia de JeanFrancois Mattéi, ministre de la salut de Franca, Claudie Haigneré, ministra de recerca i noves tecnologies i Bertrand Delanoe, batle de Paris. Van intervenir destacáis polítics i investigadors per recordar la vida i obra del Prof. Dausset. Succesivament, van prendre la paraula les professors Jean Bernard, Hubert Curier, el ministre Mattéi, el professor Federico Mayor, antic director general de la UNESCO i Paul Terasaki i Edgardo Carosella, deixebles de Jean Dausset. Acudiren a l'acte, convidats personalment pel professor Dausset, Alfonso Ballesteros, president de la nostra corporació, Enrique Sala, president del Col-legi de Metges i també els acadèmics Josep Tomàs Monserrat i Macia Tomàs Salva, que mantenen amb la familia Dausset una llarga amistat. Medicina Balear 2003; 105-106 Commemoració académica La Reial Academia de Medicina de les Ules Balears i eis coHegis oficiáis de metges, de fannacéutics i de veterinaris celebraren dia 27 de setembre passat a la seu de la Reial Académica el 150é aniversari de la mort de Mateu Orfila i Rotger (1787-1853), creador de la toxicologia moderna. L'acte, presidit per la ministre de Sanitat i Consum, Ana Pastor, va comptar amb la presencia del delegat del Govern, Miquel Ramis; la vieepresidenta i conscllcria de relacions institucionals, Rosa Estarás; la consellera de salut i consum, Aina Castillo; el conseller d'educació i cultura, Francesc Fiol; la presidenta del Consell de Menorca, Joana Barceló; la batlle de Palma, Catalina Cirer; el rector de la Universität de les Ules Balears, Avel-li Blasco i ['administrador diocesá, Andrcu Genovart. La celebració també va comptar amb una llarga representació del món de la sanitat i la cultura, entre d'altres eis doctors Enrique Sala i Miquel Trióla, la diputada socialista Aina Salom, l'historiador Román Pinya, Pere A. Serra, Femando Rotger i Rosa Regi. L'homenatge a Orfila es va iniciar amb unes paraules de presentació i benvinguda del president de la Reial 105

[close]

p. 12

Medicina Balear- Vol.18, núm. 3, 2003 Vida cadèmica Un moment de la cerimònia académica. Academia, Alfonso Ballesteros, qui va destacar que "el professor Orfila va arribar a ésser una de les figures mes enlluernadores de la seva época" i va proposar que el nou hospital de Palma porti el nom de Mateu Orfila. La segona intervenció de la nit va ésser la de Miquel A. Limón, periodista i vicepresident de l'Ateneu de Maó, que va parlar de "Vida de Mateu Orfila", i va recordar que va ésser el creador de la toxicologia moderna i paradigma d'home insular. Francesc Bujosa, vicepresident de la Reial Academia i catedrátic d'história de la ciencia a l a Universität de les Ules Balears, en el seu parlament " E l professor Orfila i la ciencia experimental" va destacar que el lloc preeminent d'Orfila en la historia de la toxicologia el deu, a mes de la intel-ligéncia privilegiada que posseía, a la capacitat de treball i innovació en el laboratori i la sala d'autópsies. Tot seguint el programa d'actes, va intervenir el doctor Miquel Capó, profesor titular de toxicologia de la Facultat de Veterinària de la Universidad Complutense de Madrid, qui va dissertar sobre "Proyección de futuro en la obra de Orfila" on va explicar la situació actual de la disciplina toxicológica i els seus camins científícs de futur. Seguí un parlament del professor Amador Schüler, president de la Real Academia Nacional de Medicina d'Espanya, qui va recordar la meritòria labora d'Orfila quan va ésser degà de la Facultat de Medicina de París i president de la Académie Nationale de Médecine de Franca. L'acte va acabar amb la imposició per part de la ministre de Sanitat de la medalla Doctor Orfila al nostre company académie Santiago Forteza, qui, en prendre la paraula, va agrair la distinció i la va dedicar a la seva esposa. El doctor Forteza rep la distinció coincidint amb el 50è aniversari del seu ingrés a la Reial Academia, on ha desenvolupat una benemérita labor com a secretari general de la institució, i com a mostra de la general simpada per la seva bonhomia i com a prova del singular respecte que desperta la seva trajectòria professional entre els seus companys d'Académia. Com a cloenda, la ministre de Sanitat i Consum va dedicar unes paraules a la memòria d'Orfila, de qui va dir que va ésser un deis científícs espanyols mes importants, de la volada d'un Ramon y Cajal i va agrair la invitació a presidir l'acte. " E l doctor Orfila - v a recordar la ministre- va ésser capdavanter no només per la seva dedicació a la ciencia, la docencia i la investigació: també ho va ésser per la seva vocació artística". L a vetllada académica va seguir amb un sopar de gal-la a la possessió de Son Termes. La ministra de Sanitat imposa al Dr. Santiago Forteza la medalla Orfda. 106

[close]

p. 13

Original El mallorquín Tomás Blanes Víale, discípulo malogrado de don Santiago Ramón y Cajal J.L. Nieto Amada M i decisión de profundizar en la vida y en la obra científica de Tomás Blanes está justificada por la relación de este joven estudiante mallorquín con la denominada primera escuela histológica de Cajal. Una amalgama de jóvenes aventajados, cuajada alrededor del magisterio de don Santiago Ramón y Cajal y que estuvo integrada, además de Blanes Viale, por otros discípulos apenas recordados como R. Terrazas, Claudio Salas, Oloriz Aguilera, Carlos Calleja e Isidoro Lavilla. Una generación, por desgracia, malograda para la ciencia como solía calificarla Cajal en sus memorias científicas '. Tomás Blanes Vialle, es uno de estos discípulos de don Santiago Ramón y Cajal. Nacido en 1878 en Mercedes, capital del departamento uruguayo de Soriano, fue hijo de don Rafael Blanes Mestre, un médico mallorquín, con raíces en Arta, emigrado al país sudamericano, donde practicó la medicina y prosperó en los negocios. Su madre doña Rosa Viale Carvajal, era uruguaya de nacimiento. Tras permanecer unos años en Mercedes y después de una breve estancia en Puerto Rico, Tomás Blanes, todavía muy joven, se traslada con su familia a Palma de Mallorca, donde disfrutan de una vida desahogada gracias a las rentas acumuladas por don Rafael Blanes. En el Instituto de esta ciudad balear, el joven Blanes superará el bachillerato con la calificación de aprobado. Mientras su hermano gemelo Pedro se iniciaba en la pintura, Tomás se trasladó a Valencia para iniciar sus estudios de Medicina. L a estancia valenciana fue breve, pues tras cursar las asignaturas del preparatorio en Medicina , Tomás Blanes solicita y obtiene el traslado para continuar su formación médica en la Universidad Central. Una decisión en la que pudo influir el ingreso de su hermano Pedro en la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando. Ya en San Carlos (1896), Tomás 2 Fig 1: Fotografía de Tomas Blanes Víale. Blanes supera sin dificultad los tres primeros cursos de la carrera' y se integra, como alumno interno, en la cátedra de Histología de don Santiago Ramón y Cajal, donde contribuye a las investigaciones del sabio aragonés. Poco tiempo duró esta colaboración, pues cuando estudiaba el cuarto curso de medicina enfermaría de fiebres tifoideas, falleciendo un año mas tarde (1900), sin haber podido concluir su licenciatura. Son datos obtenidos de su expediente académico, conservado en el Archivo Histórico Nacional, en su sección de Universidades . 4 Profesor Titular de Anatomía. Facultad de Medicina de Zaragoza Intervención con motivo del homenaje tributado en la Real Academia a la familia Blanes el 27 de junio pasado Medicina Balear 2003; 107-113 Pese a su breve relación con Cajal, don Santiago siempre consideró a Blanes entre los discípulos predilectos mas antiguos de su escuela. Por aquellos años (1890-1896), don Santiago andaba buscando las características histológicas de los centros nerviosos de la olfación, por lo que encargó pronto a su joven discípulo la confirmación de las conexiones del bulbo olfatorio, un centro nervioso con una disposición filo107

[close]

p. 14

Medicina Balear- Vol.18, núm. 3, 2003 El mallorquín Tomás Blanes, discípulo malogrado de don Santiago Ramón y Cajal Fig 2: Certificación académica del Instituto de las Islas Baleares, con calificaciones de Tomás Blanes. liPJIFICAClÓS A A É I A OFICIAL CDM C UNIVERSIDAD DE VALENCIA CURSO O vi FACULTAD D E MEDICINA 1 S 9 S è, l e s e J N N • CERTIFICACIÓN ACADÉMICA OFICIAL" S /•>(•/ j¿< ¿tya / ¿ _ . A BXTBACTO iht Expediente Académico ¡le D. éí¡&¿£tiaí. ^ tfe / ¿ f aiíofr de edad. E maturnl de ~-¿¿¿rtJ.&*f . . . . provincia de'rfy?r¿* E I t\ l'loiJo, blblrijgiclc (iptdijo t] T i t u l o r. r;f >p-: lirnir na Inbi altirtiíailt |iar (1 fir. Iltclir Je la lliimiJli! it !N En tu41oa ) C tolMwth feti pifljnr, M (Jaisilr. ü „ . | I N N O E I T l.l-olüüil I ìli, E D C s (t I J i I M Í — I •llljwtl i U K U l D t U H tí FACI LTU'[* 1SEU1I Kiv W U nrUTlIJ : «*.'• .1. i > - \, Tofani HltlolfL I Ulalvisli • allumili-Piin.t f«r» • lllllilltll X Eakiiili I D r . i l . « ¡ » » « U l péd 1< A nillljfl III ll CUI T B P o Fzg 5: Calificaciones del preparatorio de Medicina en la Universidad de Valencia. génica muy antigua de arquitectura muy regular y accesible, tan importante y decisiva como la del cerebelo y la retina, para la demostración de la teoría neuronal de Cajal. En el bulbo olfatorio Cajal había demostrado, en 1890, que las fibras olfatorias acaban en los glomérulos del bulbo'', por ramificaciones libres vari5 cosas y no formando redes difusas como defendía Camilo Golgi . La contribución cajaliana, también alcanzó al carácter conductor de las prolongaciones protoplasmáticas de las células mitrales* y empenachadas" del bulbo, las únicas que penetran en el glomérulo olfatorio, en contacto directo con las fibrillas olfatorias. Tras los trabajos de Cajal y Golgi, solo faltaba por establecer la morfología de 7 108

[close]

p. 15

Medicina Balear- Vol.18, núm. 3, 2003 El mallorquín Tomás Blanes. discípulo malogrado de don Santiago Ramón y Cajal u UNIVERSIDAD '. CENTRAL I los y que acaba ramificándose en el espesor de estos. Fue Blanes quien denominó a estas células como monoglomérulares o biglomerulares según el número de estructuras contactadas por sus dendritas. Para Blanes, estas células monopolares serían corpúsculos de asociación intraglomerular, para transmitir la excitación nerviosa desde un glomérulo olfatorio a otros mas distantes. Aunque Cajal no parece discrepar de esta función, advierte, mas tarde, que este poder difusivo de las monopolares no parece muy necesario en el bulbo ni en otros órganos sensoriales por lo que bien pudiera desempeñar otras funciones. FACULTAD DE MEDICINA INSCRIPCIÓN DE M A T R Í C U L A ORDINARIA : J ASIGNATURA n H - ^ j q i ^ f №5№№BBWSfc™-. jrtj »» " *yy^ \ ( s •Z 3 ^ ± ~ ^ •rriba expiciidt». n Mita ata p«fO que AiMialn» U« dúpoiidoau vi- |l pwi t u NUtrfcalM ordiniriu en t i pipe) con«ponui«nlr, cuja I 2 •'i Fig 4: Traslado de Blanes a la Facultad de Medicina de Madrid. Matricula en Histología e Histoquímica, asignatura de primer curso impartida por don Santiago Ramón y Cajal. algunos elementos bulbares en la serie animal y el funcionalismo de la olfación del hombre y de los mamíferos superiores. Con su monografía, Blanes además de reafirmar una vez mas la estructura histológica del bulbo olfatorio ", confirmó el papel transmisor de las dendritas y la propagación por contacto del impulso nervioso. Pero, aparte del valor crítico y teórico de estos resultados, en ratas, ratones, perros y sobre todo gatos, también aportó nuevos datos objetivos de estimable valor, apoyados en gran parte en las técnicas del cromato argéntico y del azul de metileno de Eluiich. 1 Una contribución destacada de Tomás Blanes fue el análisis de las diminutas células nerviosas estrelladas situadas en el interior de los glomérulos olfatorios, denominadas por Kólliker granos externos y que habían sido estimadas por Golgi como neuroglia, quizás fiado por el parecido que tienen estos granos con las células epitélicas o ependimales, pero cuya significación neuronal fue demostrada por Blanes, tras un detallado análisis. Se trata de células diminutas, esferoidales, poligonales o piriformes, de cuyo soma brotan una o varias dendritas muy finas, prolijamente ramificadas en la superficie y corteza de los glomérulos, con un axón muy delicado que marcha mas o menos horizontal por los instersticios de los gloméru- Fig 5: Células nútrales (e) del bulbo olfativo penetrando en los glomérulos olfativos del galo (g-h). Se observan también células de axón corto (d) y células y células motoras dislocadas. Dibujo original realizado por Tomás Blanes. 109

[close]

Comments

no comments yet