La responsabilidad de sonreír

 

Embed or link this publication

Description

Motivación para el curso 2013-2014

Popular Pages


p. 1



[close]

p. 2

Estad siempre alegres en el Señor; os lo repito, estad alegres. Que vuestra mesura sea conocida de todos los hombres. El Señor está cerca. No os inquietéis por cosa alguna; antes bien, en toda ocasión, presentad a Dios vuestras peticiones, mediante la oración y la súplica, acompañadas de la acción de gracias. Y la paz de Dios, que supera todo conocimiento, custodiará vuestros corazones y vuestros pensamientos en Cristo Jesús. FILIPENSES 4, 4-7

[close]

p. 3

bailar bajo la lluvia “Dicen que la vida no es esperar a que pase la tormenta sino aprender a bailar bajo la lluvia” Todos somos conscientes de que la vida está asociada a sufrimientos, dificultades, crisis… Son realidades que no podemos evitar. Nuestra tarea educativa y evangelizadora no va dirigida a privar de experiencias de adversidad; seguro que es mucho más adecuado colaborar en el crecimiento de personas para que sepan y puedan hacer frente a tempestades, no con una actitud pasiva sino creativa o proactiva, esperanzadora. aprender a extraer de esos acontecimientos un aprendizaje positivo y fecundo…, La moraleja por tanto consiste en vamos, lo que toda la vida hemos conocido como “espabilar” y ser felices a pesar de todo. Bailar bajo la lluvia implica la actitud de reconocer en los momentos difíciles una oportunidad para mejorar, crecer y confiar; estar alegres porque siempre somos capaces de encontrar motivos: celebrar la vida, agradecerla, y proyectarla creativamente. Estas actitudes pueden aportar una mejora personal que impide el bloqueo en el crecimiento. Estamos perdidos no cuando caemos, sino cuando ya no intentamos levantarnos. “Implica la actitud de reconocer en los momentos difíciles una oportunidad para mejorar, crecer y confiar; estar alegres porque siempre somos capaces de encontrar motivos”

[close]

p. 4

la felicidad No pretendemos definir sistemáticamente qué es felicidad, ni tan siquiera vamos a recuperar todas las apreciaciones que cualquiera de nosotros podríamos hacer sobre las experiencias de felicidad que hemos tenido. “Dependerá de la voluntad de querer ser felices, de configurar un sentido para la vida y de conjugar valores que nos sirvan de brújula para caminar en esa dirección. No dependerá tanto de lo que “tenemos” cuanto de lo que “somos” y del sentido de nuestra vida.” la felicidad no depende tanto de factores externos a la persona, de hecho distintas personas ante acontecimientos Podemos comenzar afirmando que similares pueden reaccionar de modos muy dispares, unos ser felices y otros ver cómo su felicidad se rompe en mil pedazos. La felicidad es una actitud profunda, una opción existencial que implica todas las áreas de la vida. Algo interno, central. Dependerá de la voluntad de querer ser felices, de configurar un sentido para la vida y de conjugar valores que nos sirvan de brújula para caminar en esa dirección. No dependerá tanto de lo que “tenemos” cuanto de lo que “somos” y del sentido de nuestra vida.

[close]

p. 5

el optimismo Si aceptamos que la felicidad es una opción fundamental, el es una forma de interpretar la realidad, forma parte de nuestra forma de pensar. optimismo Ser optimista significa ser práctico , hacer un análisis de los que nos rodea; descubrir el enorme potencial positivo de lo que acontece; apostar por nuestras posibilidades de afrontar las situaciones y de tomar decisiones. El optimista se responsabiliza, afronta, encara la adversidad y aprenderá. Las personas positivas son capaces de construir sueños y tender puentes para conseguirlos, son proactivos en la medida que se adelantan a los acontecimientos, son luchadores; saben sumar fuerzas; se apoyan en sus posibilidades y en las de los demás; saben confiar, esperar y agradecer. “Las personas positivas […] se adelantan a los acontecimientos son luchadores; saben sumar fuerzas; se apoyan en sus posibilidades y en las de los demás; saben confiar, esperar y agradecer.”

[close]

p. 6

la alegría Si hemos comprendido la felicidad como una opción existencial; el optimismo como una forma de pensar; entonces la alegría forma parte de nuestra afectividad. Sentir la alegría supone haberse decidido a estar alegres, y “Sentir la alegría supone haberse decidido a estar alegres, y esta decisión dará color a nuestra vida. Estar alegres es un compromiso vital, es la responsabilidad de sonreír” Estar alegres es un compromiso vital, es la responsabilidad de sonreír, de celebrar las cosas buenas de la vida, de alegrar las relaciones, de sabernos reír, incluso de nosotros mismos. esta decisión dará color a nuestra vida. A nadie damos ocasión alguna de tropiezo, para que no se haga mofa del ministerio, antes bien, nos recomendamos en todo como ministros de Dios: con mucha constancia en tribulaciones, necesidades, angustias; […] como desconocidos, aunque bien conocidos; como quienes están a la muerte, pero vivos; como castigados, aunque no condenados a muerte; como tristes, pero siempre aunque todo lo alegres; como pobres, aunque enriquecemos a muchos; como quienes nada tienen, poseemos. II CORINTIOS 6, 3-4. 9-10.

[close]

p. 7

la esperanza Nadie será capaz de optar por la felicidad, de encontrar el optimismo y de sentir la alegría si no está abierto a la esperanza. Esa confianza interior y fundante que nos abre a lo nuevo y al bien común con una fuerza casi sobrenatural, y al mismo Dios. Esa esperanza que nos empuja a creer rabiosamente en el bien, en las personas y sus potencialidades, en la misericordia que nos resitúa abiertos a la vida en cualquier circunstancia, por más penosa que pueda parecer. Es la esperanza del Resucitado, que busca y quiere la resurrección, la dignificación, la humanización de los prójimos; la reparación de la existencia desde el amor; esperanza contra toda desesperanza, la fuerza de la vida que arrebata una vez más la última palabra a la muerte y sus sombras. Esperanza que nos lleva a la fe, fe que nos empuja a la esperanza y se traduce en cualquier vida sencilla que encarna la grandeza de caridad. “Esperanza que nos lleva a la fe, fe que nos empuja a la esperanza y se traduce en cualquier vida sencilla que encarna la grandeza de caridad.”

[close]

p. 8

la responsabilidad de sonreír Este año trataremos de vivir la felicidad, el optimismo, la alegría ante la vida la esperanza. “La esperanza repara, alienta a la transformación gozosa de la persona, de nuestro minimundo y de la sociedad. Podemos comenzar por darnos cuenta de la enorme responsabilidad que tenemos con la sonrisa” Pasar de la tristeza a la alegría. La esperanza crece cuando soñamos realidades que deseamos. Una persona esperanzada asume, encara la vida con alegría; percibe su existencia con una visión optimista y apuntala su felicidad en la experiencia de Jesús. Corren tiempos difíciles, especialmente para los más jóvenes, han pisoteado su ilusión. La esperanza repara, alienta a la transformación gozosa de la persona, de nuestro minimundo y de la sociedad. Podemos comenzar por darnos cuenta de la enorme responsabilidad que tenemos con la sonrisa: esa responsabilidad de sonreír siempre alegres. nos ayudará a estar

[close]

p. 9

Unos objetivos para el curso Que suene la música de la aceptación incondicional. El respeto al ser, la consideración positiva y cálida de la persona, con sus límites y carencias. Cuando la persona se siente aceptada como es se sentirá con la seguridad y condiciones básicas para forjar la felicidad en su interior y la alegría en su estado de ánimo. Una autoestima realista Marcar motivaciones y valorar los logros Proponer caminos, motivar sugerir metas, horizontes de sentido. Animar a la persona a dejarse acompañar, generando esperanza realista en su propio futuro. Aumentar la propia confianza valorando la consecución de los logros, celebrando el alcance de las metas y hacerlo en comunidad, en grupo. Es más importante realizar el proceso que alcanzar la meta Los distintos procesos que desarrollamos en nuestras tareas evangelizadoras, aportan en sí mismos innumerables aprendizajes y lecciones, hay que volver a valorarlos. Estas experiencias son ya un premio; será importante aprender a celebrar cada paso, haber participado en el crecimiento de los demás y valorar con alegría los esfuerzos realizados. Nuestras reuniones, actividades, encuentros no son una carga, son ocasiones que nos hacen crecer y madurar y podemos positivizarlos. Podemos aportar a las tareas cotidianas un puntito de fiesta, somos felices cuando nos realizamos. No podemos perder de vista el humor, cultivar el humor implica el desarrollo de la inteligencia, consigue despertar el interés y el entusiasmo en las personas, cauteriza algunas heridas y desde luego suaviza las asperezas, y fricciones. Recuperar una dimensión lúdica de nuestras tareas La alegría y el optimismo de las personas con sentido del humor potencia la creatividad, se vivencia el placer de reír juntos. Aprender a reírnos, incluso de nosotros mismos es la mejor vacuna contra las agresiones externas.

[close]

p. 10

La vida no tiene que ser perfecta para ser maravillosa”, ni la vida, las personas, la pareja… Ser personas felices y optimistas implica también ser conscientes de que la vida no es color de rosa. La vida siendo el mejor don que se nos ha regalado no está ausente de dificultades y problemas. El sufrimiento forma parte de la vida y no debemos huir de él. La actitud más positiva ante estas adversidades es afrontarlas, plantarles cara, y aprender. Afrontar de forma positiva la adversidad y una persona alegre puede resultar un testimonio irresistible para los jóvenes, y un estímulo vocacional que no podemos despreciar, además en este preciso momento en el que escasean los proyectos de sentido, con verdadero sentido. Se trata de aprovechar la oportunidad de sequía para empapar con una sonrisa mi espacio vital. El testimonio de una vida feliz La alegría, la felicidad serena son síntoma de una vida integrada, encajada y fecunda. Son síntoma de una vida vivida con sentido, no exenta de dificultades y sí, cuajada de sabiduría. Hoy también se puede ser feliz Tenemos que conseguir despertar en los jóvenes la capacidad para seguir proyectándose en el futuro a pesar de los acontecimientos desestabilizadores, de condiciones de vida difíciles, y de traumas en ocasiones graves. Deben oír que hoy también se puede ser feliz.

[close]

p. 11

Actividades 2013-2014 Ah!2013 | Encuentro de Animadores de la Hermandad LOS MOLINOS, DEL 15 AL 17 DE NOVIEMBRE Catequistas y monitores de las casas de la Hermandad MosénSol2014 | Eh!15 | Eh!15 | Fiesta del Beato Manuel Domingo y Sol DEL JUEVES 23 AL MIÉRCOLES 29 DE ENERO (según las casas) Encuentro de Hermandad 1 LOS MOLINOS, DEL 7 AL 9 DE FEBRERO Jóvenes de 4º de ESO a 2º de Bachillerato Encuentro de Hermandad 2 LOS MOLINOS, DEL 7 AL 9 DE MARZO Niños y jóvenes de 5º de Primaria a 3º de ESO Pascua2014 | Pascua Joven en Hermandad / Itinerante DEL MIÉRCOLES 16 AL DOMINGO 20 DE ABRIL Animadores de la Hermandad y Jóvenes 1 Preparación2014 | DEL 2 AL 4 DE MAYO Para los campamentos El Reguero 2014 Coordinadores y monitores del campamento Eh!15 | Encuentro de Hermandad para Mayores LOS MOLINOS, DEL 7 AL 9 DE FEBRERO Jóvenes de 4º de ESO a 2º de Bachillerato XVI Campamentos El Reguero 2014 | PUERTO DE BÉJAR, DEL 19 AL 30 DE JULIO Animadores de la Hermandad, Jóvenes 1 y 2

[close]

p. 12

Pastoral Juvenil-Vocacional | Hermandad de Sacerdotes Operarios Diocesanos www.jovenesenhermandad.com

[close]

Comments

no comments yet