Revista Lithoral No.6

 

Embed or link this publication

Description

Revista Lithoral 9016 realizada por alumnos de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UNAM.

Popular Pages


p. 1

Revista de Opinión y Análisis Histórico de los Alumnos del Sistema de Universidad Abierta y Educación a Distancia de la FCPS Año 2 No. 6 2013 lithoral9016.wordpress.com Las mujeres en México Rumbo al primer año de gobierno Entrevista: Lithoral 9016, de sueño a realidad

[close]

p. 2

Índice Editorial Las mujeres en México Miguel Carrillo 2 4 5 6 7 9 10 11 14 19 21 Directorio Revista Lithoral, año 2, número seis. Es una publicación editada por alumnos del Sistema de Universidad Abierta y Educación a Distancia de la FCPS. Facultad de Ciencias Políticas y Sociales Y todo volvió a la normalidad Sergio Ibáñez Velázquez El informe... María de Jesús Hernández Salas La palabrería y el gobierno de Peña Nieto Sofía Isa Uscanga Héctor Tenorio Dr. Fernando Castañeda Sabido DIRECTOR Lic. Lourdes Durán Hernández JEFA DE LA DIVISIÓN SUAED Mtro. Othón Camacho Olín JEFE DEL ÁREA DE CIENCIAS DE LA COMUNICACIÓN Rumbo al primer año de gobierno 2013: Y seguimos en las mismas Samantha Santana Equipo editorial Héctor Tenorio Muñoz Cota Josué Morales Ayala Sergio Ibáñez Diseño gráfico Eduardo Silva Castillejo Domicilio Privada de Pimentel #5, Col. Chimalistac Teléfono 56 62 49 29 Comentarios, sugerencias y contacto con los autores: lithoral9016@gmail.com Antes de cualquier reforma energética… Ayla Merino Zezatti Lithoral 9016, de sueño a realidad Gaudencia Vargas Ortiz Irse pal´ otro lado es algo con lo que se crece, se come, se sueña Tania Itzel Vargas Romero Fusiones y adquisiciones en México Mario Rico Colaboradores en este número: - Sergio Ibáñez - Gaudencia Vargas Ortiz - Miguel Ángel Carrillo Castillo - Héctor Tenorio Muñoz Cota - Mario Samuel Rico Pérez - Sofía Isabel Uscanga Cárdenas - María de Jesús Hernández Salas - Samantha Santana - Ayla Merino Zezatti - Tania Itzel Vargas Romero La rebelión en el Zócalo Fotografía de Portada y contraportada Miguel Carrillo Castillo PROHIBIDA SU REPRODUCCIÓN TOTAL O PARCIAL SIN LA AUTORIZACIÓN EXPRESA DE LOS EDITORES. LAS OPINIONES VERTIDAS EN LOS ARTÍCULOS SON RESPONSABILIDAD DE LOS AUTORES.

[close]

p. 3

Año 2 No.6 Revista de Opinión y Análisis Histórico de los Alumnos de la FCPS SUA lithoral9016.wordpress.com Nuestro país está gritando. Editorial Llegó septiembre y con él no arribaron solamente los vítores que cada año celebran la independencia de México. Más que un clima de fiesta, en las ciudades, en las sierras y en las rancherías de todo el territorio nacional lo que se respira es un aire de decadencia, miseria, crimen y hasta odio. La luna de miel terminó y la mayor parte de la población, incluidos tal vez muchos de los que ya sea por una convicción real o por el encanto ilusorio y efímero de una despensa eligieron entregar la presidencia al Partido Revolucionario Institucional y a su paladín Enrique Peña Nieto, están comprobando que el cuento de hadas que les vendieron no se hará realidad. La violencia aumenta, los crímenes continúan y la pobreza envuelve cada día a más mexicanos. Las políticas púbicas siguen beneficiando a los mismos oligarcas de siempre y de madrugada se aprueban “reformas” endebles que enriquecen más a pocos y perjudican de una u otra forma a todos los demás. Mientras tanto, las calles hierven de encono. Las policías comunitarias o grupos de autodefensa surgidos de la inexistencia práctica del gobierno se diluyen en el crimen y muchas regiones del país se han convertido en tierra de nadie. El hambre sigue arrasando almas por más cruzada que se simule en su contra. Los manifestantes, sean movidos por causas legítimas o acarreados por poderes en pugna, desquician las vías públicas y arrojan su odio contra el odio de todos los que se ven afectados por sus protestas. Y así andamos, sobreviviéndonos y sobreviviendo como podemos en medio de este caos. Y con septiembre, también llegó el diluvio. En el mes en el que más ha llovido en nuestro país desde que se tienen registros, las aguas han arrasado poblaciones enteras causando la mayor destrucción de infraestructuras desde el terremoto de 1985 y dejando cientos de muertos, desaparecidos, miles de personas sin un techo y medio millón de damnificados. Cientos de miles de hectáreas de cultivo y cabezas de ganado se han perdido; 72 de las 120 carreteras federales sufrieron daños, 2000 escuelas fueron seriamente dañadas y unas 500 quedaron completamente destruidas. La magnitud de la tragedia es incalculable. Lo peor es que después de la tempestad no vendrá la calma, pues seguirá lloviendo. Es obligatorio encontrar soluciones para que esta catástrofe no vuelva a suceder y averiguar si podría haberse prevenido. Las autoridades deben evaluar las políticas de asentamientos humanos e investigar y castigar todos los actos de negligencia y corrupción que permitieron la construcción de caminos y puentes de mala calidad y que miles de personas vivan en zonas de riesgo. Aunque seguramente ese anhelo de justicia también será arrastrado por la inundación. Pero todo está bien. Todo ese clamor y lamentos son sólo exabruptos de alborotadores y antisociales que no quieren que el país avance. El desastre natural es sólo un problema temporal que se resolverá con las donaciones solidarias de los ciudadanos, que son quienes siempre dan la cara cuando se necesita. Todo va a estar mejor en cuanto se pongan en marcha las modernistas y maravillosas reformas que se nos van a imponer. Es verdad porque así lo dice la propaganda que se nos zambute hasta la náusea. Es así porque así lo dice el Señor Presidente.

[close]

p. 4

ACTUALIDAD Las mujeres en México Texto y fotografía: Miguel Carillo L as armadas Las mujeres en Guerrero toman las armas y otras dan a luz a sus hijos en la montaña mientras huyen. Xaltianguis comunidad en el sureño estado de Guerrero que cuenta con 6950 habitantes es una de las zonas afectadas por la inseguridad y la violencia de grupos delictivos que se enfrentan por el control del lugar. En los últimos días del mes de agosto un grupo de cien mujeres se integraron a la guardia comunitaria. Grupo civil armado surgido por la necesidad de los habitantes protegerse. Las mujeres de esta comunidad han discutido con sus maridos, padres y hermanos la necesidad de integrarse a la guardia. No hay familia que no haya sido amenazada. Los grupos criminales cobran cuotas por cualquier actividad, para las tiendas son quinientos pesos semanales, para un herrero si va hacer cuatro puertas por cada puerta cobran un porcentaje, además de los secuestros y las ejecuciones. El panorama es difícil todas tienen una historia de sangre y abuso. Celsa Zarco comandanta de la guardia civil femenil de la colonia Cervantes en Xaltianguis comentó “estamos cansadas de tanta delincuencia: extorsiones, secuestros, balaceras dónde quiera, y la verdad, pues no hubo de otra, más que armarnos de valor, y aquí estamos dispuestas a todo”. Para Celsa el peso de la muerte la impulsa a tomar esta decisión, porque aún tiene que luchar por la familia que le queda “es triste contar lo que me paso, me duele me mataron un tío, un hermano, un cuñado, y pues ha habido muchas cosas injustas, a mí me duele todo lo que ha pasado en el pueblo, siento el dolor que están sintiendo las familias, porque yo ya lo viví”. María Guadalupe de 19 años de edad con jeans apretados, uñas pintadas toma el arma y corta cartucho, está aprendiendo a usarla, su labor como guardia civil lo requiere. María estudia estilismo como ella dice. Se incorporó a la guardia civil por el miedo que tenía de salir a la calle, “actualmente con la guardia comunitaria el pueblo a regresado a la tranquilidad” comentó. Confiesa que el ser mujer no le complica hacer labor de vigilancia y darse tiempo para arreglarse “una cosa no esta peleada con la otra”. Las mujeres que integran la guardia civil de Xaltianguis se dan tiempo de atender a la familia y realizar labores del hogar, es el caso de Flor Castillo, quien apurada va por su hijo a la escuela, más tarde tiene que presentarse para hacer su guardia y recibir instrucción. En el hombro carga una camiseta que la identifica como parte de la guardia civil, orgullosa expresó que es integrante de la defensa, porque eso le permite dar seguridad a sus hijos. Flor ha sufrido violencia con el secuestro y la muerte de un hermano. Fotografía: Miguel Carrillo En la comisaria un grupo de treinta mujeres se preparan para recibir instrucción en el uso de las armas, todas ellas llegaron puntuales a la cita. Su instructor Miguel Jiménez comandante de la policía comunitaria de Xaltianguis, les explica: como cargar el arma, disparar, también da consejos de seguridad y reparte tareas. Las trata de convencer que el arma no lo es todo, “lo que hace falta es actitud” les comenta. La guardia comunitaria de Xaltianguis cuenta con 86 armas muchas de ellas son viejas o están en mal estado. Se reparten las armas en su mayoría escopetas y rifles calibre 22, suben a una camioneta y un auto Volkswagen descapotado. Al llegar al punto bajan de los vehículos con decisión dan voces y se organizan. Bajo la lluvia maquilladas y algunas con zapatos de tacón montan un reten, se organizan, mientras unas vigilan otras revisan a todo aquel que entra o sale del pueblo buscan en los autos armas o algún indicio de que se haya cometido un delito. En grupos de diez o veinte custodian por la mañana la entrada de la comunidad, la noche la dejan en manos de los hombres. Miguel comentó “Quede impactado de la rapidez en que las mujeres se organizaron, con los hombres se llevó tres meses y con las mujeres en tres días”. Jiménez señaló que el riesgo es para los hombres “dentro de poco a mi mujer no le voy a poder levantar la voz ni un poquito, yo lo siento por los asaltantes, nosotros todavía tenemos cierta consideración, pero yo veo que las mujeres cuando se deciden, no hay quien las detenga. El riesgo no es para ellas, es para nosotros los hombres o los maridos o aquel sonso que ande pensando que la va hacer tarugas o la va engañar”. 2

[close]

p. 5

Las desplazadas En un Alberge de Técpan de Galeana en la Costa Grande de Guerrero, cuarenta y ocho familias desplazadas de la comunidad Las Mesas del Municipio de San Miguel Totoloapan, se refugian. Custodiado por policías el albergue se encuentra a la orilla de la carretera es un hotel 20 habitaciones en ellas cuarenta y ocho las familias hacinadas sobreviven con poco alimento, aguantando temperaturas altas y los miles de mosquitos que no dejan momento de descanso. Alejandrina joven madre con dos hijas de 3 y 5 años de edad, amamanta a su tercer retoño con diecisiete días de haber nacido. El benjamín, aún sin nombre vio la luz en el monte mientras su madre, hermanas y abuela huían hacia la montaña por la violencia que grupos armados ejercen sobre su pueblo. La joven mujer se resiste hablar, se esconde, corre se pierde en el albergue lleno de niños, olores y ropa colgada por todas partes. Su madre doña María con el pequeño en los brazos junto a un ventilador que poco le sirve de consuelo, narra como fueron esos momentos donde los habitantes de su comunidad las dejaron solas a su suerte en medio de la nada. Doña María Comentó “fue el primer día cuando salimos huyendo, ya en la noche dónde dormimos, fue dónde se vino y se alivio, yo me quede con ella, para ayudarla, la demás gente se vino, después me vine con ella ya que había nacido mi nieto. Alejandrina con sus tres hijos y su madre esperaron cinco días a que ella se recuperada de haber parido y pudiera caminar, tardaron tres días para salir de la montaña sin ayuda, sin agua ni alimento sobrevivieron. María confiaba en que Dios las protegería de los criminales “esos hombres andan en todos lados y si sabían que estábamos ahí nos iban a venir alcanzar, y que hacíamos”. No había donde esconderse pasaron todo un día caminando bajo la lluvia, Alejandrina con su bebe en brazos y la abuela jalando a las otras dos pequeñas de momentos cargaba a una y después a la otra. María comentó que solo las niñas comieron unas galletas “nomás las niñas ella y yo nada, sentíamos que ya no podíamos, pero gracias a Dios que nos dio fuerza y ayudo para salir y aquí estamos”. J. Concepción integrante del grupo dijo que salieron de su comunidad Las Mesas, en la sierra de Guerrero, porque los desalojaron los grupos armados. “Niños, mujeres, ancianos corrieron no dejamos a nadie era peligroso caminamos tres días por el monte y laderas para evitar que los malhechores nos estuvieran esperando” Concepción señaló que las amenazas fueron varios días antes “decían que nos saliéramos del lugar porque ellos iban a vivir ahí, no quisimos, pero llegaron una noche echando bala a las casas con las familias dentro, gracias a Dios no le dieron a nadie, salimos con la ropa que teníamos puesta todo se quedo los animales, la ropa, los documentos, ellos quemaron las casas y destruyeron lo poco que teníamos, nos quedamos sin nuestras cosas. Teodora García dijo “el cuarto que me toco huele muy mal, los baños desde que los trajeron no los han lavado están muy sucios, hace mucho calor los niños lloran de noche de calor. Las autoridades dijeron que iban a traer más ventiladores pero no hemos recibido nada, la comida no alcanza a veces nos quedamos sin comer. Nos sentimos un poco más seguros aquí no queremos regresar a nuestro pueblo por el momento no, porque tenemos miedo. Fotografía: Miguel Carrillo En el albergue reciben ayuda de la sociedad civil y del gobierno municipal ayuda que da para poco en quince días que llevan solo se ha comido frijol y arroz. Las condiciones son insalubres esto ha causado enfermedades entre la población más vulnerable como los niños y ancianos. 3

[close]

p. 6

COMUNIDAD SUA Y todo volvió a la normalidad 2012. Ciudad de 1 de diciembre dePeña toma protesta México. Enrique como Presidente de México dentro del Palacio Legislativo de San Lázaro en sesión solemne del Congreso de la Unión. La mayoría de los asistentes aplauden y celebran mientras legisladores de oposición muestran pancartas y gritan consignas de fraude e ilegitimidad. El acto es breve y transcurre sin mayores contratiempos. Al finalizar, Peña se dirige al Palacio Nacional para dar su primer mensaje ante sus invitados, ante sus amigos, aislado de la realidad que le reclama desde afuera. En el exterior, la gente grita. Protestan ante un Presidente que consideran ganó la elección con métodos ilegales y antidemocráticos. Se manifiestan contra un sistema que fomenta la compra y la coerción del voto y contra el regreso al poder del partido político que se aferró a él durante setenta años, dejando un legado de inestabilidad, pobreza y corrupción a su paso. La respuesta del gobierno es un aviso. Peña solamente ha sido Presidente unas cuantas horas que han bastado para que la ciudadanía sepa lo que le espera durante los próximos seis años: autoritarismo, sordera, soberbia, represión. El garrote caerá sobre los disidentes mientras la televisión hipnotiza al pueblo con las promesas de cambio y bonanza. Todo va a mejorar. Todo será maravilloso. Tan sólo nueve meses después, la fiesta ha terminado y la resaca es insoportable. Los mexicanos están despertando para enfrentarse a la cruda realidad: el sueño que les prometieron es solamente eso y pueden irse olvidando de la idea de que las cosas van a mejorar. Sergio Ibáñez Velázquez Peor aún, pareciera como si de repente el país entero hubiera viajado veinte años hacia el pasado. Los pronósticos de crecimiento de la economía nacional son ínfimos, hay conflictos armados en varias regiones del país, los delitos aumentan ante el estupor de los organismos de procuración de justicia que están ocupados liberando a criminales, capos del narcotráfico y notorios familiares de expresidentes. Todo mientras la población vive en condiciones de pobreza, hambre, nepotismo y corrupción rampantes. Por si fuera poco, la nación es arrastrada por una ola de “reformas” impopulares impuestas para protección y beneficio de las minorías oligárquicas, las mismas que han sumido a este país en la ignorancia, el atraso y el desempleo. Así, se 4 aprueban modificaciones a las leyes durante la madrugada para ejecutar políticas que exprimirán todavía más a los ciudadanos que producen y aportan lo que pueden buscando el progreso de esta sociedad y que cada día se esfuerzan por obtener una mejor calidad de vida para sus familias. Todo en menos de un año. Hizo falta muy poco: una década perdida, miles de muertos, cantidades obscenas de recursos públicos desviados, algunas despensas, vales y monederos de supermercados; y cientos de millones de pesos gastados en un asalto permanente de propaganda hueca. Y México vuelve a la normalidad.

[close]

p. 7

COMUNIDAD SUA El informe… C omo sabemos, cada año, el Presidente tiene la responsabilidad constitucional de presentar un informe de actividades ante el Congreso de la Unión (diputados y senadores) y para los ciudadanos. ¿Quién lo dice? Lo señala el artículo 69 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, en él está plasmado el compromiso de presentar el informe presidencial. Este 2013 tocó turno al mandatario Enrique Peña Nieto dar su primer informe de gobierno y me hizo preguntarme ¿qué tanto impacto o interés genera en el pueblo mexicano? Recordé aquellas clases de historia donde veíamos y analizábamos el primer informe de gobierno. El primer presidente en rendir un informe fue el general Guadalupe Victoria, el 1 de enero de 1825. Con él se creó la tradición que los siguientes presidentes continuaron: asistir a la presentación del informe presidencial al Congreso. Sin embargo ahora que podemos sintonizarlo por televisión, Internet o radio me hizo cuestionar otra cosa: ¿cuál y de quién fue el primer informe de gobierno televisado o por radio? ¿Qué impacto tuvo en la sociedad? En 1935, el informe presidencial del general Lázaro Cárdenas fue transmitido completamente por radio, en el cual anunció los beneficios de la expropiación petrolera. En 1952, el primer informe presidencial televisado fue el de Miguel Alemán Valdés. Según anécdotas se dice que habiendo aún muy pocos televisores fue una gran sensación ya que por primera vez se podía no sólo escuchar sino ver al Presidente hablando sobre lo que estaba haciendo en su gobierno. ¿Es lo mismo ahora? Temo decir que no, ya que muchos optan por saltarse esos minutos y mejor ver otra cosa. ¿Desinterés, indiferencia, falta de compromiso social? Lo que sea, así como esta figura está obligada a “rendir cuentas”, nosotros como ciudadanos deberíamos obligarnos de igual forma por mantenernos atentos y ver que nuestros derechos estén siendo respetados y protegidos, ¿si no cómo protestamos después? En fin, después de 188 años de tradición con el informe de gobierno ha existido un sinfín de datos curiosos y que han pasado a la historia: Luis Echeverría tiene el récord de salutación a invitados, el María de Jesús Hernández Salas conocido "besamanos", con tres mil personas en su haber. Miguel de la Madrid se convirtió en el primer Presidente en ser interpelado. Porfirio Muñoz Ledo criticó al Presidente por el resultado de las elecciones a favor de Carlos Salinas de Gortari y abandonó el recinto legislativo. Pascual Ortiz Rubio propuso en su primer informe de gobierno dejar de celebrar el 6 de enero como el Día de los Santos Reyes y festejar a Quetzalcóatl. Abelardo L. Rodríguez profirió el "resumen" administrativo más largo en la historia: necesitó de siete horas con 35 minutos. Adolfo de la Huerta fue el primer mandatario en llegar en automóvil ante los legisladores El quinto informe de Vicente Fox fue el más abucheado en la historia. Beatriz Paredes ha sido la única legisladora que ha contestado en tres ocasiones informes presidenciales. Felipe Calderón es el único presidente que no pudo emitir ningún mensaje a la nación desde la Máxima Tribuna de la Nación. 5

[close]

p. 8

COMUNIDAD SUA La palabrería y el gobierno de Peña Nieto L a centralización del poder y el sostenimiento de una buena imagen del Estado han sido dos ejes del gobierno de Peña Nieto. Para que funcione el primero, tienen que “negociar” constantemente con la “oposición”, inmersa en el Pacto por México, volviendo así a la estrategia del viejo PRI de tomar en cuenta la opinión de grupos “opositores” para simular una democracia; y lo digo entre comillas porque tanto las negociaciones como la oposición han sido siempre controladas durante los gobiernos priistas. La verdadera oposición, hoy, está fuera del Pacto por México. Un pacto similar se ha hecho con los medios de comunicación, en un intento muy fructífero para el PRI de mantener una buena imagen de su gobierno. Sin embargo, estos dos ejes no podrían funcionar sin un tercer elemento: la palabrería, el officialese, o sea, un discurso que… en español, por lo menos, no está; y si necesita ser tan enredado, ha de ser porque ni quienes lo emiten tienen idea de lo que significa. Con esto, se pone en evidencia la falta de un plan para solucionar de fondo los problemas del país (por ejemplo el hacer una reforma educativa en unas cuantas semanas, siendo que México lleva años de deficiencia educativa), y varios grupos que aceptan los planes del presidente (aunque no los entiendan). El tema de la seguridad es un buen ejemplo: cuando decidieron eliminar a la Secretaría de Seguridad Pública, para integrar sus funciones a la Comisión Nacional de Seguridad, se hizo sin tener un plan sobre la estructura y reglamento jurídico de la dependencia. Antes de eso, una propuesta de la campaña de Peña Nieto fue instaurar una Gendarmería, pero los objetivos y el alcance de ésta nos han llegado a cuentagotas; tanto así que 52 organizaciones no gubernamentales, entre ellas México SOS, Alto al Secuestro y México Unido Contra la Delincuencia, tuvieron que exigir al gobierno transparencia en cuanto al asunto, propuestas concretas y respuestas claras. Eso fue a finales de junio. Y sólo con ayuda de los medios de comunicación y con el uso de la palabrería sin sentido, un tema que envuelve a miles de muertos y desaparecidos pudo mantenerse indefinido por tanto tiempo y opacado por la prioridad que se la ha dado a las reformas estructurales. Pero es obvio que los problemas no se resuelven con el simple hecho de dejar de hablar de ellos; así, la pobreza y la violencia que Peña Nieto prometió reducir no han disminuido en lo que va del año. Y de lo que sí se habla, por ejemplo de la reforma educativa, se habla a medias: no sabemos cuáles serán los nuevos métodos de aprendizaje, el tamaño de los grupos de clase, etc., información de la que no debería prescindir una verdadera reforma educativa hecha en un país con rezago educativo de varios lustros atrás. En el fondo, esto constituye un problema mayor: es un principio de los gobiernos democráticos que de la realidad (simultánea, confusa e inaprehensible en Sofía Isa Uscanga su totalidad) se logren tejer historias coherentes y entendibles sobre los temas relevantes para la sociedad. O sea que para entender la realidad social no podemos partir de declaraciones y reformas confusas e incluso, en ocasiones, contradictorias. Claro que desde un principio no se puede llamar democracia al fruto de una elección con compras masivas de votos, pero obviando eso, aun así no podemos decir que vivimos en una democracia porque, primero, el nuevo gobierno no busca conciliar los opuestos sino controlarlos, segundo porque los temas que no están en la agenda decidida por el Pacto por México simplemente no se tocan, por primordiales que sean, y tercero porque todo esto se logra evadir con discursos enredados que demuestran la falta de interés por resolver las cuestiones de fondo. Tal vez sucedió que las propuestas de campaña eran demasiado ambiciosas, y hoy que volvemos a contrastarlas con la realidad vemos que ni una Cruzada contra el Hambre, ni una Gendarmería que todavía no existe, iban a reducir la pobreza y la inseguridad que venimos arrastrando de tanto tiempo atrás. 6

[close]

p. 9

POLÍTICA Rumbo al primer año de gobierno Héctor Tenorio A sólo días de haber rendido el primer informe de su gobierno, la administración de Enrique Peña Nieto ha navegado entre claroscuros: ha sido capaz de capturar al líder de los Zetas, Miguel Treviño “el Z 40”; pero al mismo tiempo resultó rebasado en Michoacán por “Los Caballeros Templarios”. A pesar de esto México no es un “Estado fallido”, más bien sus ciudadanos han aprendido a sobrevivir bajo la amenaza del narcotráfico derivado del consumo feliz de los Estados Unidos. Desde las primeras horas de su administración, Peña Nieto dejó en claro su forma de gobernar con actos de amedrentamiento y agresiones contra la movilización social y con ellos legitimar el uso de la fuerza pública por cualquier motivo. Los disturbios en la Ciudad de México determinaron el rumbo de las subsecuentes marchas, donde un grupo de encapuchados han atemorizado la movilización social. La era del peñismo ha estado marcada por una contracción económica con el fin de imponer la aprobación de las reformas estructurales que “salvarán al país”. Recordemos que después del proceso del 2012 no se consolidó la democracia mexicana, sino que se apuntaló la partidocracia en beneficio de la clase política, a través del Pacto por México. Las consecuencias se hicieron sentir: dejó de existir la oposición porque diputados y senadores juegan a ser los encargados de la ventanilla de recepción de la oficina del Sr. Presidente; mientras Andrés López Obrador aguarda mejores tiempos; la exdirigente magisterial Elba Esther Gordillo hoy aprende desde prisión el desapego a las cosas materiales, mansiones, ropa lujosa, etc. En cuanto a la seguridad pública, ante la presión del exterior, continuó en los hechos la política aplicada por Felipe Calderón Hinojosa. En promedio han sido asesinadas 30 personas diarias producto de la violencia. La Secretaría de Gobernación reconoció que las ejecuciones son la segunda causa de defunciones en México. Resulta lógico que la población siga percibiendo la inseguridad como el mayor problema que la aqueja. Los resultados del “Plan Peña” no se verán de inmediato, quizá nunca. Queda claro que el cambio de discurso sólo fue de fachada, y se sugirió a los medios de comunicación no hablar al respecto. En boca cerrada no entran balas, parece ser el lema de los nuevos gobernantes. A pesar de ello el tema sigue en la palestra. Ahora bien, la estrategia de seguridad pública contra el crimen organizado marginó a los partidos políticos, al decretar que en la tarea de recuperar la seguridad, justicia y paz social no debe haber colores ni intereses partidistas. La realidad se impuso debido a la desolación que dejó el “calderonato”. La impaciencia no tardó en aparecer en forma de las “policías comunitarias” que emergieron a lo largo del país sin freno. Si bien es cierto que algunos de estos grupos han sido financiados por el crimen organizado. No obstante, en varios municipios en Guerrero, Oaxaca, Michoacán, los ciudadanos se han organizado de buena voluntad. Paradójicamente uno de lo mayores detractores del gobierno federal ha sido el Congreso de los Estados Unidos al cuestionar a Peña Nieto por priorizar los asuntos económicos sobre los de seguridad. La visita de Barack Obama a tierra azteca fijó la lucha contra el narcotráfico como prioridad en la frontera. La captura del “Z 40” ayudó a mejorar la relación entre ambas naciones. A pesar de las buenas noticias, el gozo se fue el pozo con el asesinato en Michoacán del vicealmirante Carlos Miguel Salazar Ramonet, el más alto mando de las Fuerzas Armadas asesinado a manos de “Los Caballeros Templarios”. Vale la pena precisar que de tiempo atrás el gobierno estatal perdió la gobernabilidad en al menos la mitad de la superficie de la entidad. 7 Fotografía: Miguel Carrillo

[close]

p. 10

Por cierto, ¿alguien ha visto a la Gendarmería Nacional que anunció el Presidente para enfrentar a la delincuencia organizada y el narcotráfico? Al parecer entrará en funciones en 2015. En el aspecto económico, cabe destacar la “solidaridad” de las autoridades pues siguen los incrementos al precio de las gasolinas y del servicio eléctrico, en perjuicio del bolsillo de ciudadano. Ahora el gobierno hacer creer que la reforma energética es un salvavidas gigante, la cual se está trabajando con los Secretarios de Energía y Hacienda. De igual forma se estudia la reforma hacendaria integral que implicará revisar muchas cosas, como la estructura de los impuestos, si deben permanecer los que existen y sus tasas. Con ellos se vislumbra un aumento del IVA, y el consiguiente aumente de precios. Punto y aparte merece lo sucedido en el edificio B2 de la Torre de Pemex, el pasado 31 de enero, donde murieron 37 personas y resultaron más de cien heridos. Semejante estrategia se diseñó desde el Estado mexicano, como una conmoción al provocar entre la población una profunda desorientación, miedo y ansiedad aguda. La explicación oficial de que el siniestro se originó por la acumulación de gas natural llegó tarde. Importantes sectores de la población están convencidos que la explosión en la torre de la paraestatal tuvo el propósito de influir en la reforma energética, de hacerla imperativa. La pregunta sigue en el aire: ¿Acaso se trató de la verdadera toma de posesión de Peña Nieto? Quedará como un anécdota jocosa, el que Peña Nieto honrara a los muertos de la explosión en Pemex mientras tomaba un “merecido descanso” en un hotel de lujo en las playas de Punta Mita, Nayarit. El mandatario no tuvo más remedio que interrumpir las vacaciones. Sin embargo, no todo fueron tristezas. El mandatario no puso candados al uso de recursos públicos en las 14 contiendas electorales constitucionales del pasado 7 de julio. A esto se añadió la competencia entre los actores, la violencia ejercida desde el crimen organizado, la injerencia de los gobernadores, así como las coaliciones sin importar la ideología. Después del primer informe de gobierno, la autocritica podrá esperar y los medios masivos repetirán el optimismo de Peña Nieto hasta que los mexicanos se lo memoricen. ¿Los ciudadanos, víctimas del neoliberalismo, se quedarán de brazos cruzados? Tal vez encontrarán en su sofá un poco de dignidad. Fotografía: Miguel Carrillo 8

[close]

p. 11

COMUNIDAD SUA 2013: Y seguimos en las mismas E nrique Peña Nieto. ¿Qué significa este nombre para ti? Para algunos puede ser simplemente el nombre del ahora Presidente de la República, para otros será tal vez un sinónimo de "ladrón" o "asesino" y habrá también quienes se refieran a él como el presidente más odiado de México. Pero yo me pregunto, si Peña fue el candidato más odiado, entonces ¿por qué ganó las elecciones? Por supuesto que ésta sería una pregunta válida si viviéramos en un país con justicia, pero como ese no es nuestro caso, sólo podemos concluir que es él quien terminó sentado en la silla presidencial, ya sea por imposición, o por verdadera elección pero ahí está. Ahora bien, a un año de su nombramiento, Enrique Peña Nieto sigue dando de qué hablar. Las mofas hacia el presidente no paran y no es de sorprenderse al ver los resbalones y vergüenzas que el señor ha cometido en México y en el extranjero. Desde el principio de su campaña el presidente Peña ha sido el blanco perfecto de las burlas en internet y aunque para muchos el hecho de ser el candidato priista en turno ya es motivo suficiente para odiarlo, hemos de decir que Peña Nieto se ha ganado toda esta repulsión a pulso. Y no se trata de hacer un recuento de los daños, ni de chutarnos todas las tonterías que ha cometido Peña Nieto en el último año. Pongámonos serios. Tonto, tonto pero ahí sigue haciendo de las suyas con las nuevas reformas, la laboral, la educativa, la energética y más recientemente la reforma hacendaria; y sin contar que ya vamos en el noveno gasolinazo del año. Tristemente esto sigue sin preocuparnos. Debemos entender que darle "like" a una página de Facebook antiPeña no nos hace revolucionarios. Las cosas siguen como siguen porque lo hemos permitido, o díganme ustedes ¿cómo es posible que el despido del "Chepo" de la Torre le importe más al país que la privatización de PEMEX? Nada nuevo, mejor pensemos en lo que realmente necesita México. Como país no necesitamos una revolución virtual y no es que dude del poder de las redes sociales, vaya, sólo falta dar un vistazo a la gran importancia que tuvo Facebook en la organización de las movilizaciones en Egipto. Pero, ¿por qué en México cuando parece que por fin podemos lograr algo todo se viene abajo? ¿Cuál es nuestro error? El conformismo, la gran cruz de todos los mexicanos. 9 Samantha Santana Estamos tan acostumbrados a vivir como lo hacemos que los maestros y sus marchas nos parecen una tontería: "bola de flojos, que se pongan a trabajar" dirían algunos. Si en verdad queremos un cambio de raíz debemos llevar a este país hacia una misma dirección. ¿Cómo hacemos esto? Informando, señores. Los medios de comunicación es lo que menos hacen así que necesitamos difundir la información que tenemos sobre la situación actual a todos los mexicanos y no estoy hablando de compartir una imagen en Facebook, porque aunque sí somos muchos quienes tenemos internet, todavía son más quienes no cuentan con este servicio en su casa. No debemos perder la dimensión social y también debemos tomar en cuenta a los 53.3 millones de pobres que viven en este país. Todavía hay quienes votan por el PRI porque “toda su familia siempre lo ha hecho así”; aun hay quienes se mantienen totalmente indiferentes ante este panorama y eso es lo que hay que cambiar. Una verdadera concientización a gran escala podrá dar paso a la revolución que desde hace mucho tiempo buscamos. O podemos simplemente no hacer nada y como hoy seguir en las mismas.

[close]

p. 12

COMUNIDAD SUA Antes de cualquier reforma energética… R eforma o no, la crisis que presenta Petróleos Mexicanos está relacionada no con factores económicos, sino políticos. Cualquier reforma se verá mermada si los problemas políticos de Pemex no son resueltos o al menos tomados en cuenta. Un cáncer, me atrevo a decir, de la paraestatal es la improductividad laboral y el sindicalismo -símbolo de la corrupción en México-. Tan sólo Pemex, en el conjunto de sus cuatro organismos subsidiarios, emplea a un total de 151,022 personas a diciembre de 2012. Siendo así, tiene casi el doble de trabajadores que ExxonMobil, Shell y BP; casi el triple que Petrobras y casi 6 veces más que Statoil. Esto es demasiado, si lo relacionamos con la productividad de las otras petroleras. En particular, Petrobras y Statoil exploran, producen, refinan, transportan y comercializan petróleo y gas. Todo con menos personal.1 Otro elemento donde se ve el tamaño del costo laboral es en el monto del pasivo laboral. “La cantidad de personas que han trabajado en Pemex, y que actualmente laboran ahí, además de los onerosos esquemas de pensiones con los que cuentan sus retirados, hacen que el pasivo laboral ascienda a 1.3 billones de pesos al 31 de marzo de 2013.”2 ¡Altísimo! Cabrían las preguntas, ¿es un esquema equitativo de recompensa?, ¿hay necesidad de que Pemex establezca escuelas y hospitales para sus trabajadores? Otro dato que nos puede dar perspectiva es: “Al cierre de 2010 existían casi 72,000 jubilados de Pemex que representaban un 47.7% de la plantilla de plazas ocupadas y su crecimiento en los últimos años observó un aumento del 12.7% equivalente a 6,932 nuevos jubilados (46.4% TMCA)…”3 Es indispensable redirigir el debate a un reordenamiento del régimen de jubilaciones que, junto con otras prestaciones laborales, incrementan innecesariamente los costos de la paraestatal. A lo anterior, habría que agregar el gasto permanente que implican los líderes sindicales y familiares de los mismos. Claramente, la corrupción está latente en esta esfera y si se pretenden hacer mayores inversiones (públicas o privadas), un esquema de transparencia nutrido tiene que ir de la mano. La complicidad -o simbiosis, como plantea la investigación previamente citada del CIDAC- entre el Estado y Pemex data desde los años treinta cuando el sindicato formó parte del sector obrero del Partido Nacional Revolucionario (PNR) en su restructuración en el Partido de la Revolución Mexicana (PRM), ambos predecesores del actual Partido Revolucionario Institucional (PRI). 10 Ayla Merino Zezatti La investigación plantea que el sistema corporativo de este partido necesitaba de la clase trabajadora para nutrir sus bases además de darle una mayor legitimidad al sistema político. Se atendían -y atienden- la mayoría de las demandas de los grupos de trabajo organizados a cambio de favorecer con su voto al PRI. Lo anterior es un espejo de la actualidad, no sólo en el Sindicado de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana (STPRM); también ocurre con otros gremios como el magisterial, como hemos visto en los últimos años. Esta unión -explica la investigaciónsiempre ha elevado el costo político de las reformas energéticas en el pasado, puesto que cualquier cambio a las ineficientes condiciones laborales de la empresa corría -y corre- el riesgo de enfadar al STPRM y grupos afines. Por lo anterior, la mayoría de los grupos legislativos responden a necesidades gremiales y no al beneficio del país. Cualquier reforma que se pretenda debe contemplar el terrero actual de Pemex -repleto de vicios, corrupción y falta de transparencia- de lo contrario las políticas de exploración y explotación de los recursos petroleros seguirán a servicio de criterios políticos en lugar de económicos, ambientales y sociales. 1 CIDAC, 3 Dilemas, un diagnóstico para el futuro energético de México. Pág. 25 texto completo: www.reddecometencia.cidac.org 2 ibídem p. 27 3 Vázquez, Pedro. Pensiones en México: La próxima crisis. Edit. S. XXI, Mex. Pág. 87

[close]

p. 13

SUA Lithoral 9016, de sueño a realidad Gaudencia Vargas Ortiz L a frontera “entre el mar y la tierra; lo posible y lo imposible; el sueño y la realidad”, así define Héctor Tenorio Muñoz Cota a Lithoral 9016, revista fundada por él y otros compañeros del Sistema de Universidad Abierta (SUA) de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales (FCPyS). Lithoral fue impresa por primera vez en junio de 2012, y hoy a más de un año Héctor Tenorio comparte cómo y por qué surgió este proyecto, que tiene como fin fomentar el periodismo comunitario y de investigación. “Fue a partir de una lectura que tuve de Vladímir Ilich Lennin, que decía que un movimiento no puede avanzar sin un órgano de información”. Tenorio descubrió que en la FCPyS había un vacío, se carecía de una revista escrita por alumnos del SUA, lo que sí había era “un grupo de alumnos con un potencial interesante y pensé que juntos podíamos sacar adelante un proyecto editorial”. Después de breves pláticas en la explanada de la facultad se decidió que se formaría la revista que llevaría por nombre Lithoral 9016. “Viví muchos años en Michoacán y varias veces veía el litoral de la costa michoacana y me impresionó. La “h” que lleva entre la “t” y la “o” fue para diferenciarla de una revista española de psicología que se llama Litoral. Poco después me enteré que lithos significa piedra en griego y me pareció poético. El 9016 fue porque la mayoría de los que iniciamos la revista estábamos inscritos en este grupo durante el primer semestre”. El primer número de Lithoral se realizó con trabajos realizados dentro de las aulas y “con financiamiento que se consiguió al promover el proyecto”. Con la finalidad de llegar a más lectores, en octubre de 2012 Gaudencia Vargas y Miguel Carrillo crearon el blog http://lithoral9016.wordpress.com/, donde además de difundir textos, fotografías y videos, se ha logrado la interacción con el público lector, algo que para los integrantes de Lithoral es fundamental. “Chomsky dice que los medios de comunicación solo se pueden dar de dos formas: a través de la iniciativa privada, donde la participación del ciudadano es casi nula, el dueño es el que determina quién habla y quién no habla, quién escribe y quién no lo hace; la otra es a través de lo estatal, ahí la autoridad regula la participación de los ciudadanos, determina y delinea lo que se va a escribir, lo que se debe de hablar. ”Pensé que había una tercera vía de hacer un periodismo comunitario y que este periodismo comunitario sirviera para ayudar a reconstruir el tejido social, aunque en tiempos neoliberales es muy difícil eso porque la misma situación económica ayuda a la gente a priorizar sus proyectos individuales por encima de lo colectivo. Aún así, creo que los medios de comunicación deben de cumplir una función social, y Lithoral la cumple al lograr unir el talento de varias personas y darle identidad a una generación que carecía de la misma”, comenta Tenorio. Otra particularidad que tiene Lithoral 9016 es que en los 11

[close]

p. 14

textos “hay una influencia de lo que hemos leído y lo llevamos a la práctica. Y hoy ese periodismo ya no existe, ya sea por la inmediatez en los medios electrónicos o la falta de espacio en los impresos. El medio lo que quiere es ‘dame la declaración rápido y no me interesa lo demás’, y aquí como hemos disfrutado las aulas y los libros decimos ‘bueno, Lennin tenía razón, Chomsky tenía razón’, lo metes a tu texto, enriqueces a tu lector y a ti mismo”. De repente “parece que estamos en el litoral entre periodistas y escritores, porque nos damos ese tiempo y esa libertad”. La temática de la revista es variada: política, movimientos sociales como #Yosoy132, adicciones, educación, sexualidad, psicología, entre otros. “Veo reportajes, algo que en muchas publicaciones ya no se está viendo. Y observo algo muy importante, no ha habido censura a que se toquen ciertos temas. “En los periódicos pasas con el jefe de redacción y te dice ‘es que a mí no me gusta’ y entonces ya no pasaste porque a una sola persona te dijo que no le gustaba. Y vas a otra mesa de redacción y te dicen ‘esto es genial’. En Lithoral tenemos la filosofía de que el lector es el que debe elegir y el que diga esto sí y esto no”. Entonces “creo que estamos abiertos a que se puedan ir sumando otras personas, otros periodistas, otros ciudadanos, y creo que nadie se cree con una verdad absoluta y eso nos da una oportunidad de poder crecer”. Algunos textos no se han publicado, eso es “porque no alcanzan un nivel mínimo” de redacción o investigación”. En este caso esto se le notifica al colaborador, quien tiene la opción de mejorarlo y enviarlo nuevamente. “Es penoso lo que voy a decir, pero hemos encontrado textos de compañeros y compañeras que dejan mucho que desear, y lo triste no es eso sino que han ido con nosotros, han estado leyendo junto a nosotros y simplemente su desarrollo no ha sido el mismo. ”Hay mucha gente que incluso no escribe, es increíble. Ahora está muy presente el copy-paste, y yo me pregunto ¿qué clase de profesionales van a ser el día de mañana? Nos toca como mesa cuidar eso, que no sean “fusiles” y ese es un problema. Los alumnos están copiando y pegando, y justamente la revista es una invitación a ser creativos, a investigar. ”El colaborador debe de tener ganas de investigar, alejarse del copy-paste y escribir bien. Debe ser responsable con la información que da. Pero no, a muchos se les hace muy fácil opinar sin investigar, sin ir al lugar de los hechos”. Otro problema que se ha observado en Lithoral es que “no hemos aprendido a trabajar en equipo, aunque pareciera que sí porque nos dan una tarea en los semestres para hacerla en grupo, pero no lo hacemos realmente porque siempre hay quienes tratan de sacar el mayor provecho con el mínimo esfuerzo, y eso es parte de la condición humana. Todos quieren pero no todos pueden. Entonces es, más bien, sacar el mayor provecho de cada persona, y que estas personas sean lo suficientemente maduras para ejercerlo”. Porque “de repente hay quienes quieren una dirección horizontal, esto provoca que se discutan cosas mínimas, que no tienen la mayor importancia, y eso retrasa la producción. Por eso los medios de comunicación no son horizontales. Podemos ser independientes, podremos ser comunitarios pero creo que horizontales no. En la redacción tienen un horario y si tú no cumples con ese horario simplemente no produces, y quien perdió fuiste tú porque a su vez hiciste perder a los demás. ”Creo que nos ha faltado un mayor rigor de salir en la fecha establecida, eso no habla muy bien de nuestra parte profesional y del respeto a nuestro público. Considero que tenemos que hablar con más humildad y decir ‘yo voy a hacer esto y hasta ahí, no voy a querer abarcar más de lo que puedo hacer’. ”Sí se puede lograr decir entre todos en qué coincidimos y qué queremos, o sea, eso sí, pero debe haber responsables. No digo que una cabeza pero sí responsables de áreas, y esas áreas deben cumplir con un cronograma determinado de salida. Eso lo tenemos que mejorar, porque ahí es donde hemos fallado. ”Pienso que en el programa debería haber talleres desde el primer semestre para hacer revistas, no una, muchas, y que los muchachos aprendieran a resolver estas dificultades que es trabajar en equipo, porque yo considero que todo se puede resolver mientras se tenga la voluntad”. El apoyo de las autoridades del SUA en la presentación de Lithoral motivó a este grupo de alumnos a continuar con el proyecto; sin embargo, “yo creo que nos sorprendimos nosotros mismos de nuestra capacidad para hacer una revista de que salió de la nada y las autoridades se sorpren12

[close]

p. 15

dieron también, y que en esta sorpresa nos quedamos un poco pasmados, ambas partes, sin saber qué hacer para dar el siguiente paso; creo que ese es un error que se puede corregir sobre la marcha y podemos hacer muchas cosas juntos”. Por ahora Lithoral 9016 ha sido para varios alumnos una forma de realizar su servicio social, poniendo en práctica sus conocimientos, y a su vez, preparándose para integrarse al mercado laboral o iniciar un proyecto por su cuenta. La pregunta que muchos se harán ¿Qué pasará con Lithoral cuando sus fundadores dejen de asistir a clases? La respuesta es que “esta revista seguirá siendo una escuela, incluso después de que nos vayamos. Ese puede ser nuestro vínculo de fuera hacia adentro. Nos hemos unido a la universidad para siempre a través de Lithoral. Es como nuestro cordón umbilical. Esa reunión de gente talentosa no hubiera sido posible en ningún otro lugar. Este trabajo es una muestra de amor a la UNAM; estamos dejando un legado a nuestra universidad y le estamos devolviendo algo de lo que nos enseñó”. En Lithoral “podemos dar a conocer el SUA, no es que lo conozcan a nivel académico, pero a nivel de la sociedad no es tan conocido. Podemos hacer una ventana del SUA hacia fuera y hablar de las cosas que existen y de cómo podemos mejorarlas”. Por muchos años en el SUA no se había dado lo de las revistas y en esta generación existen dos: Lithoral 9016 y SUAyED, “es algo inédito y hay que celebrarlo”. ”Yo veo a esta revista con futuro y que tiene un sello particular. Creo que las plumas que participan lo hacen con mucha frescura, es una publicación muy fresca y accesible. No es pretenciosa, no está rodeada de intereses económicos que guíen su línea, y creo que la gente que participa están pensando primero en el periodismo antes que en el negocio. Lo hacen por amor al oficio”. Finalmente, la invitación es a que colaboren en Lithoral. Pueden ver las publicaciones en http://lithoral9016.wordpress.com/, mandar sus colaboraciones a lithoral9016@gmail.com y ser parte de este sueño. “Creo que es importante que los estudiantes se atrevan a cruzar esa frontera, ese litoral”, concluye Héctor Tenorio. 13

[close]

Comments

no comments yet