Edición 231

 

Embed or link this publication

Description

Semanario Extensionistas

Popular Pages


p. 1

Octubre 2013 | Edición Nº 231

[close]

p. 2

Octubre 2013 | Edición Nº 231 UNED organiza Simposio: Monumento Nacional Guayabo, Antecedentes, situación actual y acciones para el futuro  Centro Universitario de Turrialba, Centro Universitario de Orotina y Dirección de Extensión Universitaria de la UNED, buscan plan sostenible para la preservación del recurso arqueológico y darle seguimiento Contará con exposición temática de fotografías de Hernán Rodríguez sobre del estado de preservación del sitio arqueológico Guayabo-Turrialba. Se espera la presencia de autoridades de los entes rectores en materia de patrimonio arqueológico, como el especialista Rodolfo Tenorio, Administrador del Monumento; también de otras entidades como el SINAC, Museo Nacional de Costa Rica y Ministerio de Cultura.  El próximo sábado 26 de Octubre, a partir de las 7:30 a.m. y hasta las 4 de la tarde, se llevará a cabo el Simposio: Monumento Nacional Guayabo, Antecedentes, situación actual y acciones para el futuro que realizarán el Centro Universitario de Turrialba, el Centro Universitario de Orotina y la Dirección de Extensión Universitaria. El objetivo de esta iniciativa consiste en mediar con las instituciones involucradas la búsqueda de un plan sostenible para la preservación del recurso arqueológico y darle seguimiento a un plazo de cinco años. La actividad se realizará en el Espino Blanco Lodge, de Verbena Norte, ubicada en una zona boscosa húmeda y fría. Los temas por tratar serán el Marco Legal y la Conservación de Rasgos Arqueológicos, a cargo de la Sra.

[close]

p. 3

Octubre 2013 | Edición Nº 231 Elena Troyo; también el Contexto Arqueológico del Valle de Turrialba, charla que impartirá el Sr. Ricardo Vázquez. Asimismo, el Sr. Rodolfo Tenorio dará la conferencia Monumento Nacional Guayabo Hoy. También se contará con la charla SINAC y la Conservación del Monumento Nacional Guayabo, a cargo del Sr. Marco Solano, seguido por la presentación del video Guayabo aún por Descubrir, una iniciativa del Centro Universitario de la UNED de Orotina. Se procederá posteriormente con el conversatorio para generar preguntas y respuestas, seguido con mesas de trabajo para elaborar propuestas. Se finaliza el día con un plenario para presentar una propuesta final. Parque Nacional Guayabo: bosque, estructuras arquitectónicas, calzadas, acueductos, puentes y más, un conjunto que vive y respira.

[close]

p. 4

Octubre 2013 | Edición Nº 231 El Centro de Idiomas se proyecta a jóvenes en el programa Empléate Empléate en Cañas Como parte de su interés por incursionar en capacitar a diferentes sectores, el proyecto Idiomas para Empresas del Centro de Idiomas de la Dirección de Extensión Universitaria, en coadyuvancia con la FUNDEPREDI, ahora imparte cursos de inglés a jóvenes del programa EMPLÉATE en la provincia de Guanacaste. Por iniciativa del Centro Universitario de Liberia, que coordinó con el Ministerio de Trabajo, “el pasado mes de junio se solicitó el apoyo académico y logramos diseñar un programa semi-intensivo donde se imparten Empleate Liberia uno en Cañas donde se trabaja articuladamente con los Centros Universitarios. En setiembre participaron en el Reto Empléate de la GAM donde visitaron nuestro puesto de exhibición más de 1000 personas. “Esperamos continuar con el programa en 2014 en toda la meseta central y otras regiones del país”, finalizó Colegial. El Programa Empléate es un proyecto del Gobierno que involucra al Ministerio de Trabajo y la OIT y su labor está dirigida a jóvenes entre 17 y 24 años que no estudian ni trabajan, y se encuentran en condición de vulnerabilidad social. Su objetivo es mejorar sus posibilidades de acceder a empleos de calidad, por medio de las formaciones técnicas u ocupacionales o ambas, en aquellas áreas con mayor demanda insatisfecha, es decir, según las exigencias del mercado laboral. Esta formación se complementa con procesos de formación en habilidades socio laborales como trabajo en equipo, orientación al logro, liderazgo, entre otras. 12 horas presenciales y 3 horas virtuales por semana”, apuntó Juan José Colegial encargado académico en el Centro de Idiomas. Cada curso dura dos meses y la capacitación se extiende durante diez meses. Actualmente cuentan con cuatro grupos, tres en Liberia y

[close]

p. 5

Octubre 2013 | Edición Nº 231 Homenaje al poeta Gerardo Guzmán Murillo La tule vieja Me contaba, ña María, que en su casita de teja una noche oscura y fría, tuvo que parar la oreja pues alguno se reía al oír la historia añeja que en las noches se venían a joder la Tule Vieja atiparse en el fogón, de carbones y ceniza, ques una bestia maldita, degenerada y eriza y que rápido se jala, echándole agua bendita, y da unos alaridos, que el alma paraliza, y le da mucho temor, al nombrar la virgencita. (Gerardo Guzmán Murillo) El viernes 4 de octubre, la Biblioteca Pública de Cartago invitó al Coordinador del Programa de Promoción Cultural, de la Dirección de Extensión Universitaria, Mario Valverde Montoya, para dirigir el homenaje al poeta del terruño Gerardo Guzmán Murillo. En la actividad participaron más de treinta poetas y cada uno leyó dos poemas. Al final del evento, la cantautora del programa Syel cantó varias canciones de su autoría.

[close]

p. 6

Octubre 2013 | Edición Nº 231 El Programa de Inglés para Turismo Rural gradúa alumnos en Monteverde y Quepos Dentro de la iniciativa de regionalización promovida por las cuatro universidades públicas del país, llamada “Aceleración y posicionamiento de las PYMES competitivas de la Región Pacífico Central mediante un plan estratégico interuniversitario regional”, el programa de Inglés para Turismo Rural del Centro de Idiomas de la Dirección de Extensión Universitaria, graduó el pasado mes de setiembre a 15 beneficiarios en Monteverde y otros 15 en Quepos. La capacitación duró un año y medio, y los estudiantes recibieron de manera gratuita tres cursos para un total de 480 horas de instrucción académica. Las pruebas de comprobación de nivel al finalizar el programa, confirmaron un aprovechamiento significativo en el manejo del idioma inglés. “Esperamos que nuestro aporte ayude a estos pobladores de zonas turísticas a obtener mejores posibilidades de empleo y a incrementar su interés en continuar con el perfeccionamiento del idioma”, señaló Juan José Colegial Arias, encargado académico en el Centro de Idiomas.

[close]

p. 7

Octubre 2013 | Edición Nº 231 Historiando Costa Rica Viejos delitos cotidianos Rafael Ángel Méndez Alfaro Encargado del Programa de Estudios Generales  Trabajo obligatorio. En la San José de la primera mitad del siglo XIX, se imponían fuertes sanciones a los reos circunstancias, probablemente haya sido un familiar cercano. Los datos anteriores revelan que, para los años de 1824 a 1850, las actividades de carácter agrícola eran primordiales en una nación esencialmente rural. De igual modo, dejan ver el origen humilde de quienes caían con alguna regularidad en este tipo de desacatos a la ley. Motivos. Como norma, se aprecia que la mayor parte de estos transgresores cayeron en el delito de manera ocasional, pues no convirtieron esos delitos en un medio de subsistencia. Por el contrario, los acusados tendieron a combinar sus oficios con la práctica punible eventual. Esto se deriva de la escasa aparición de casos recurrentes de individuos que hicieron, del delito, un ejercicio cotidiano. El historiador José Daniel Gil ha estudiado el problema de la delincuencia en la provincia de Heredia. En una de sus investigaciones, Gil sostiene que “delinquir era algo común para unos pocos, poco usual para otros; pero, al fin y al cabo, por diversos motivos delinquían”. Costa Rica ha cambiado mucho. Por ejemplo, hace más de 150 años, eran frecuentes los robos de caballos, plátanos, arroz o enseres domésticos menores. Así quedó registrado en la Serie Jurídica del Archivo Nacional de Costa Rica. Las fuentes revelan que esas “pequeñas” violaciones implicaban –como autor o víctima– a personas ubicadas, por lo general, en los estratos sociales más pobres. En cambio, los delitos de más gravedad tendían a ser ejecutados por individuos de mayor poder adquisitivo. Veamos los casos de 25 expedientes históricos correspondientes a personas acusadas de cometer delitos contra la propiedad en San José durante el lapso de 1824 a 1850. La mayor parte de esas personas que manifiestan poseer un oficio, dicen ser agricultores, jornaleros y labradores; asimismo, expresan no poseer dinero alguno. Únicamente tres declaran poseer capital; de ellos, uno dice tener 100 pesos; otro, 50; otro más, 25. Solo uno de los imputados manifiesta disponer de un empleado doméstico, quien, dadas las

[close]

p. 8

Octubre 2013 | Edición Nº 231 En algunos casos que hemos estudiado se aprecia que las transgresiones se cometieron porque se presentó la oportunidad o por descuido de las víctimas. No hay muchos indicios de que hubiese ladrones de profesión, aunque es presumible que estos existieron. El mismo Gil afirma que no se delinquía contra quien oprimía al malhechor, sino contra quien estaba en desventaja. Es decir, se cometían robos o hurtos contra las personas a las cuales se tenía mayor acceso: familiares, vecinos, amigos o compañeros de trabajo. En algunos sumarios, la comisión de un delito aparece como el resultado de rencillas personales; en otras situaciones se debe a la indolencia de los dueños. Tal fue el caso de robos de “bestias no marcadas con fierro” que pastaban tranquilamente en potreros y con escasa protección. En términos generales, la espontaneidad y la oportunidad – más que la premeditación– tienden a ser las explicaciones más relevantes de este tipo de infracciones. Tipos de delitos. Son diversas las clases de contravenciones a la propiedad privada que entonces se cometían en San José. El Archivo Nacional ofrece casos muy interesantes. En 1835, Gregorio Caravaca fue denunciado por el robo de un pavo de Vicente Guerrero “estando este último durmiendo en la casa de una vecina”. Dos años antes, María Acuña había acusado a Antonio Valverde “por haberle traído de casa de la demandante piezas de ropa”. unas En otro ejemplo del mismo año, Jesús Mora reconoció haber robado, a su padre, dos gallinas, una cabeza de plátanos y una red de maíz tierno “porque fue a pasear donde su padre y este no le dió de senar”. En casos como los citados, las transgresiones se circunscriben al entorno familiar y local. En los expedientes judiciales de aquella, se localizan robos de caballos que pastan en potreros de Escazú en 1846. También se encuentra el caso de Francisco Naranjo, quien en 1826 usurpó un caballo ensillado de un encierro de las Pavas, de forma casi natural. Al ser denunciado, Naranjo adujo que tomó el equino debido a que “tenía un gran parecido a uno que hacía pocos días havía comprado”. En 1833 acusaron a Dionisio Castillo “por haver parecido [aparecido] en poder de éste las fajas de un llugo junto a unos barsones [barzones, coyundas], sogas y un poco de losa que tenía en la casita de una estancia”. Robos de esa naturaleza solían ejecutarse contra individuos que no distaban mucho de la condición social de los infractores. De tal modo, desde el punto de vista judicial, los casos se resolvían de forma menos complicada. Los castigos. Los castigos aplicados a quienes cometían delitos contra la propiedad tenían un fin utilitario. En 1830, la Asamblea Constitucional aprobó un

[close]

p. 9

Octubre 2013 | Edición Nº 231 decreto que facultó a los alcaldes constitucionales para que juzguen y “terminen verbalmente” (por medio de juicios orales) delitos de hurto que no excediesen de diez pesos, “pudiendo imponer hasta un mes de obras públicas o multas que no exedan de veinte y sinco pesos aplicables al fondo de propios”. Con la definición de esas penas, los legisladores trataron de resarcir el daño ocasionado, pero también es posible que hayan procurado crear trabajo obligatorio y gratuito para labores de “bien público”. En 1835, por ejemplo, Francisco Carrillo robó unas piezas de ropa y una sortija; se lo condenó a pagar lo robado y a un mes de obras públicas. A Pedro Gómez se lo castigó, por el robo de un machete y un pañuelo, a pagar por los objetos y también a un mes de obras públicas. En 1833, el reincidente Jesús Mora recibió la misma sentencia que Gómez, por el robo de plátanos, dos gallinas y maíz; además, se le impuso un grillete “por ser un ladrón tan perjudicial a la sociedad como está comprobado”. En agosto de 1849, el periódico El Costarricense dejó ver la importancia del uso de prisioneros en el trabajo de obras públicas cuando expresó: “Hemos visto con mucha satisfacción continuarse i llevarse al fin la obra de dos puentes que eran de suma necesidad para hacer más expedito el comercio en lo interior de las poblaciones”. En otras ocasiones, los trabajos públicos impuestos como sanción se orientaron a la levantar ermitas y templos católicos o a su arreglo. Como hoy, es posible que las penas de entonces desanimasen a algunos de reincidir en los delitos. En todo caso, las sentencias revelan mucho de la vida –tan rural– de la Costa Rica de aquellos tiempos.

[close]

p. 10

Octubre 2013 | Edición Nº 231 El Muro Patas arriba Mario Valverde M. no lo sabemos, ni mucho menos, por dónde pasa en sus millones de contactos y redes neuronales. Pero lo bueno es que podemos decir que existen las expresiones y punto. No sé si la expresión “patas arriba” es propia de Costa Rica. Y si se usa de igual forma en otros países. Aquí los lectores pueden ayudarse con sus propios ejemplos. Cuando un ladrón entra en una casa y todo lo deja en desorden, revolcado, los afectados, simplemente comprimen la acción y dicen: “Me dejaron todo patas arriba”. Otra vecina entrevistada en una barriada inundada por los fuertes aguaceros, dijo: “Las lluvias dejaron todas las cosas patas arriba”. De seguro todos los televidentes entendieron sin más explicaciones. Y por último podría usarse para ubicar una situación personal emocional: “La vida me tiene patas arriba”, es decir, todo le sale mal. Por el momento, yo me marcho de este Muro, esperando que nuestra señora Presidenta no nos deje la economía PATAS ARRIBA… Las expresiones populares son extrañas en sus construcciones mentales. Saltan, posiblemente en una conversación normal, gustan y se quedan haciendo cabriolas en la mente. Luego se da otra acción parecida y señora analogía aparece, se vuelve a usar; y así empieza su largo camino entre veredas, senderos, montañas y mares del anonimato, convirtiéndose en un hábito; y pasará a convertirse en una expresión que nos servirá (ahorro del cerebro) para explicar un acto, demostrando el poder-estrategia de la mente para reducir explicaciones y no tener a cada momento, que inventarse una nueva explicación. ¿El porqué de este fenómeno cognitivo? Todavía

[close]

p. 11

Octubre 2013 | Edición Nº 231 Rescate de Valores Como en la playa al pedregal las olas Licda. Rose Marie Hernández Vargas Playa Drake, Costa Rica. Fotografías de Fernando Lizana William Shakespeare (1582–1616). Poeta, actor y dramaturgo inglés. Conocido en ocasiones como el Bardo de Avon (o simplemente El Bardo). Considerado el escritor más importante en lengua inglesa y uno de los más célebres de la literatura universal. Como en la playa al pedregal las olas, nuestros minutos a su fin se apuran, cada uno desplaza al que ha pasado y avanzan todos en labor seguida. El nacimiento, por un mar de luces, va hacia la madurez y su corona; combaten con su brillo eclipses pérfidos y el tiempo sus regalos aniquila. El tiempo orada el juvenil adorno, surca de paralelas la hermosura, se nutre de supremas maravillas y nada existe que su hoz no abata. A pesar de su mano cruel, mi verso dirá tu elogio en tiempos que esperamos. Isla Venado, Costa Rica. Fotografía de Olga Coronado.

[close]

p. 12

Octubre 2013 | Edición Nº 231 ¿Quiénes Somos? El Semanario Extensionistas es uno de los medios informativos de la Dirección de Extensión Universitaria de la Universidad Estatal a Distancia (UNED), creado con el fin de informar de forma responsable, veraz y honesta sobre el quehacer universitario en las comunidades, siguiendo la necesidad de concientizar sobre la Responsabilidad Social Universitaria. El Semanario Extensionistas no adopta como suyas las ideas plasmadas en los artículos firmados en cada edición.

[close]

p. 13

Octubre 2013 | Edición Nº 231 Comité Editorial Adib Abdallah Arrieta (Programa de Promoción Cultural y Recreativa) Jorge Cunillera Canalías (Programa de Gestión Empresarial) Carolina Somarribas Dormond (Programa de Gestión Local) Michelle Castro Marchena (Centro de Idiomas) Marta Herrera Pérez (Área de Comunicación) Grethel Mena Araya (Área de Comunicación y Tecnología) Equipo Técnico Vinicio Row Pérez (Desarrollo Web | Área de Comunicación y Tecnología) Kimberly Hernández Soto (Revista Digital | Área de Comunicación y Tecnología)

[close]

Comments

no comments yet