fabio fusaro - la mujer de mis suenos

Embed or link this publication

Description

grande!!

Popular Pages


p. 1

fabio fusaro bobby ventura la mujer de tus sueÑos instrucciones para enamorarla los más reveladores secretos sobre las mujeres cuáles son las cosas que más les atraen de los hombres qué hacer y qué no hacer para impactar a tu amor imposible los más sencillos y efectivos trucos de seducción 1

[close]

p. 2

2

[close]

p. 3

indice 01 ¿quiénes somos 05 02 el día d 07 03 el miedo 11 04 nada puede empeorar 13 05 no sos el único 15 06 mi amigo eduardo 19 07 huevos roberto huevos 23 08 el envase 25 09 el ganador tecnológico 29 10 el boliche 33 11 ser distinto 37 12 y vos sin darte cuenta 41 13 el humor de don vito 45 14 ¿casualidad 49 15 estrategia cero 53 16 las que deciden son ellas 57 17 ellas dicen que buscan una cosa 61 18 el dinero siempre el dinero 67 19 la mona aunque se vista de seda mona queda 71 20 la espía que me amó 75 21 la técnica del bacrecito 81 22 factor sorpresa 85 23 magia 89 24 el príncipe azul 93 25 timming 97 26 el hombre trapo 101 27 nunca dar lástima 28 no te desesperes loco todo va a andar bien 105 29 la técnica del amor imposible 109 30 el misterioso 113 31 ella es el jefe 117 32 dejala garpando 121 33 gastala 123 34 el teléfono 127 35 el fin de semana 131 36 la primera salida 133 37 la falsa novia 137 38 los regalos 141 39 todo es cuestión de actitud 145 40 la puntada final 149 41 ¡adelante 153 42 diccionario 155 3

[close]

p. 4

4

[close]

p. 5

¿quiénes somos l os autores de este libro sin duda deben ser unos ganadores totales tipos que la tienen clarísima y que fueron por la vida ganando minas a rolete por todas partes las pelotas esa es la clase de hombre que no necesita este libro y que aunque te parezca mentira tampoco podría escribirlo nosotros somos tipos como vos tipos que en muchas oportunidades ganaron pero en otras se cagaron en las patas ante la mujer de sus sueños tipos que algunas veces no se animaron y vieron como otro en sus narices y sin hacer demasiados méritos les soplaba la dama tipos que teniendo a la mina evidentemente entregada arrugaron emitiendo una frase tipo ¿viste que boca compró un delantero japonés ¿qué nos diferencia entonces del resto que fuimos más allá que analizamos los resultados de nuestras propias experiencias y las de otras personas sacando conclusiones válidas que no nos resignamos a asumir que para levantarnos a esa mujer que nos provocaba taquicardia teníamos que ser brad pitt o rockefeller o una mezcla de ambos y nos preocupamos en transformar cada vivencia propia y ajena positiva o negativa en material de aprendizaje y lo que fuimos aprendiendo lo fuimos poniendo en práctica y realmente funciona existen otros libros que te enseñan a levantar mujeres los hay mejores y peores pero lo que esos libros te enseñan es a levantar minas por doquier en la facultad el laburo la parada del bondi el supermercado el sanatorio la tintorería el gimnasio el tren la discoteca el restaurante la iglesia etc 5

[close]

p. 6

esos libros te instruyen para atacar a la flaca la gorda la rubia la morocha la pelirroja la linda la fea la seis puntos la vecina la madre de tu amigo la amiga de tu vieja lo que te enseñan es a dejar el temor de lado y flirtear con cuanta mujer se te cruce siguiendo esas instrucciones vas a encararte doscientas mujeres por semana de las cuales no te van a dar vuelta la cara cincuenta te van a dar bola realmente quince vas a llegar a salir con cinco vas a besar a dos y te vas a llevar a la cama a una a fin de mes luego de haber salido con veinte minas haber besado a ocho y haber tenido sexo con cuatro vas a sentir que sos un verdadero tigre claro que cada vez que te terminaste de cojer a cada una de esas mujeres deseaste que se transformaran en una grande de muzzarella ¿por qué porque realmente no te gustaban y lo que esos libros suelen no tener en cuenta es que más de seiscientos rechazos por mes no hay autoestima que los resista el libro que tenés en tus manos no apunta a enseñarte a ser una máquina de encarar mujeres y llevarte a la cama a cuanto ser sin pene camine sobre la tierra lo que queremos es ayudarte a que tengas éxito con esa mujer que realmente te importa esa que cuando la conocés te impacta y no podés dejar de mirarla esa a la que tal vez antes de leer este libro ni siquiera te hubieras atrevido a sonreírle o a esa otra que abrazás y besás en tu imaginación cada noche antes de quedarte dormido y al otro día sólo la mirás de lejos 6

[close]

p. 7

el día d -v as a ir a un colegio nuevo ­me dijo mi mamá cuando yo tenía once años de edad al mes siguiente nos mudaríamos del departamento de tres ambientes del barrio de villa del parque a una casa en flores hasta ese momento yo había concurrido al santa rita un colegio de curas sólo para varones y estaba bien que fuera solo para varones por qué andar mezclando si puede haber colegios para varones por un lado y colegios para mujeres por otro pensaba en aquel momento el cambio fue radical no sólo pasé del pantalón de franela camisa celeste corbata azul y saco gris a un simple guardapolvo sino que además la escuela 22 provincia del chaco era mixta -¿mujeres en mi misma escuela ­pensé mmmmm qué raro comencé sexto grado en el nuevo colegio con bastante tranquilidad a pesar del cambio nunca había tenido problemas con el estudio hasta podría decir que el día más esperado era aquel en el que me entregaban el boletín de calificaciones ese día mi mamá se ponía muy contenta y esperábamos ansiosos la llegada de mi padre para que también él se alegrara con mis notas en esta nueva etapa escolar no había motivo para que esto cambiara yo era un buen alumno y lo sabía también era una persona bastante sociable por lo que no tuve problemas en relacionarme desde el primer día con los varones de mi grado el segundo día de clase ya pasada la expectativa del primer día mientras formaba fila en el patio para entrar a clases presté atención a la fila de al lado era la de séptimo grado nada menos que los más grandes del colegio los que estaban a un paso de la escuela secundaria los miré con cierto respeto como si existiera un abismo entre las edades de ellos y la mía 7

[close]

p. 8

el séptimo grado estaba formado por tres varones y como veinte mujeres mi mirada se detuvo en el final de esa fila una chica alta de cabello castaño claro ojos verdes y una carita preciosa que luego supe que se llamaba karina me distrajo la atención la de al lado también era hermosa igualmente alta pero morocha y de ojos negros me sentí raro eran las primeras veces en mi vida que compartía tanto tiempo y un espacio en común con esos seres tan distintos llamados mujeres las dos chicas de séptimo grado como era lógico estaban totalmente en otra para mí esas no eran nenas eran mujeres que estaban a punto de terminar la escuela y al lado de ellas me sentía más insignificante que un mosquito con disimulo las observé caminar hasta su aula sin que obviamente se percataran de mi existencia ese episodio se repitió durante tres días al otro lunes mientras formábamos la fila dirigí nuevamente mi mirada hacia la rubiecita de ojos claros y me pegué uno de los primeros grandes sustos de mi vida me estaba mirando desvié inmediatamente mi vista hacia el frente y me quedé inmóvil durante unos segundos luego lentamente comencé a torcer el cuello como para comprobar si lo que había visto era verdad y sí era verdad la rubiecita seguía mirándome a la vez que comentaba algo con la morocha que más tarde me enteré que se llamaba roxana y que también me estaba observando mientras sonreía tímidamente sin entender el motivo de esas sonrisas y miradas volví la vista al frente y así me quedé hasta que cada grado se fue hacia su aula al sentarme en mi banco una terrible duda me asaltó ¿por qué se estarían burlando de mí ¿estaría despeinado ¿sería simplemente por ser nuevo luego del primer recreo la gorda fernández compañera de mi grado y con la cual yo tenía menos onda que una regla se me acerca y con cara de culo pero como disfrutando del chisme me dice karina y roxana de séptimo grado gustan de vos ¡zas se mamó la gorda fue lo primero que pensé -¿qué decís nena ­le dije como molesto por la pavada que acababa de escuchar -sí nene ¿sos sordo recién en el recreo me vinieron a preguntar cómo te llamabas y me dijeron que sos muy lindo evidentemente la gorda me estaba jodiendo porque desde el primer momento nos caímos antipáticos mutuamente la gorda era demasiado traga y chupamedias y yo para ella no era más que el varón nuevo -¿por qué no dejás de hablar pavadas ­le dije molesto por lo que me pareció una broma de pésimo gusto 8

[close]

p. 9

-¡qué ordinario ­me respondió al tiempo que me daba vuelta la cara y se retiraba hacia su banco en el recreo siguiente mientras estaba agachado jugando a las figuritas sentí que alguien me arrancaba un pelo al darme vuelta sólo vi un tumulto de chicos y no reconocí al agresor al rato esto sucedió nuevamente y alcancé a descubrir a un alumno de séptimo grado que salía corriendo ¿había sido él al recreo siguiente volvió a suceder lo mismo pero tampoco pude descubrir con exactitud si en verdad este chico era el que me daba los tironcitos en el pelo porque siempre me agarraba desprevenido y se escapaba velozmente al otro día lo veo en el patio hablando con karina y roxana las diosas de séptimo me acerco sigilosamente y escucho que karina le dice -dale román traeme más pelitos entonces se dan vuelta y me descubren parado detrás de ellos román se escapó roxana comenzó a reírse nerviosamente y karina se quedó mirándome tapándose la boca me quedé duro sin saber que decir en ese momento como a los boxeadores a los tres nos salvó el timbre una vez de regreso en el aula sentado en mi banco tenía una extraña mezcla de sentimientos por un lado me sentía un winner total por saber que era cierto nomás que las dos chicas más lindas del colegio estaban muertas conmigo pero por otro lado había quedado sin poder reaccionar ante tal situación sintiendo una combinación de vergüenza y miedo ese fue el comienzo a partir de ese momento nada volvió a ser igual mejor que no les cuente lo que fueron mis boletines de allí en más las figuritas la tele la pelota pasaron a ocupar un segundo lugar para dejar el primero a las chicas esos seres extraños que me atraían como nada pero que en aquella primera experiencia me habían dejado paralizado y sin reacción había mucho por aprender 9

[close]

p. 10

10

[close]

p. 11

el miedo ¡q ué lindo que es en las películas en ellas cuando un hombre y una mujer se gustan se acercan simultáneamente se miran a los ojos y se besan con pasión casi no es necesario hablar es como que se leen las mentes y nada les impide dar rienda suelta a sus sentimientos además tienen la suerte de que en el momento del beso comienza a sonar una hermosa música por lo general en la escena siguiente están en bolas en la cama todo es perfecto pero todo es mentira desde que tenemos memoria hemos visto cientos de escenas similares en numerosos filmes y de alguna manera u otra eso nos condiciona creemos que si no nos sale como a ellos estamos frente a lo que podríamos llamar un fracaso es fundamental que tengamos en cuenta las siguientes cosas la pareja de la película en realidad no estaba sola tenían a su alrededor al director sus asistentes maquilladores iluminadores vestuaristas sonidistas etc el actor no tenía presión de ningún tipo porque era la décima vez que hacían esa toma la actriz no le dio vuelta la cara porque en el libreto decía que debía besarlo apasionadamente para poder ganar primero tenemos que conocer a nuestro enemigo saber cómo aprovechar sus debilidades y combatir sus fortalezas pero lo más importante de todo es no confundirnos de enemigo por lo general cuando se trata de conquistar a una mujer pensamos que el enemigo a vencer es la mujer no es así la mujer no es el enemigo la mujer es el objetivo el premio nuestro enemigo es el miedo el miedo al rechazo 11

[close]

p. 12

el miedo al ridículo el miedo a quedar expuestos el miedo a retroceder en lugar de avanzar el miedo a que nos lastimen el miedo al miedo este último punto es en el que más deberemos trabajar porque debemos asumir que sentir miedo es perfectamente normal a todos nos pasa cuando estamos a punto de dar un paso hacia la conquista de una mujer que realmente nos importa también es muy importante saber que las mujeres sienten el mismo miedo que nosotros muchas veces sus rechazos son producto de ese miedo puede ser que nosotros lo sintamos como un desplante o una negativa por lo general y como regla de nuestra sociedad es el hombre el que tiene que tomar la iniciativa en forma activa y la mujer esperar pasivamente y decidir si acepta o no acepta dar comienzo a una relación por lo cual toda la responsabilidad recae sobre nosotros los hombres quienes tenemos que hacer todo el esfuerzo de dominar nuestros miedos y ponerle el cuerpo a la situación ellas se limitan a decir sí o no para decir que no generalmente no tienen historia aunque ese no no siempre quiere decir lo que parece ¿por qué porque ese no muchas veces es producto del miedo que ellas también sienten al estar siendo presionadas por un hombre si nosotros tenemos dos dedos de frente vamos a intuir si a una mujer le interesamos aunque sea un poquito y si es así una negativa de parte de ellas no es otra cosa que una autodefensa contra su propio miedo si nosotros estuviéramos en el lugar de la mujer y una persona que realmente nos interesa nos revelara su amor diríamos un sí más grande que una casa y nos confundiríamos en un interminable abrazo como sucede en las películas pero esto es fácil pensarlo con nuestro cerebro masculino las mujeres piensan diferente no me pregunten cómo piensan porque para saber eso hay que ser mujer cuando comencé a escribir este libro una noche me dormí rezando y pidiéndole a dios que me ayudase a entender a las mujeres dios se me apareció en sueños y me dijo sorry fiera te juro que yo también traté 12

[close]

p. 13

nada puede empeorar c uando nos gusta una mujer pero cuando nos gusta en serio nos cuidamos extremadamente de no dar un paso en falso necesitamos que todas nuestras acciones sumen puntos pero estamos más preocupados en no restar por eso medimos cuidadosamente los movimientos no vaya a ser caso que queden nuestros sentimientos al descubierto y que ella nos haga un desplante o se burle de nosotros o que simplemente con una negativa de su parte se terminen nuestras posibilidades de ser algo más que su amigo o su compañero de estudios o trabajo es así como siempre intentamos y muchas veces conseguimos sentarnos a su lado en la mesa de café que habitualmente compartimos con más gente elegimos consultar con ella alguna duda en el trabajo y no con otra persona nos hacemos su confidente le hacemos bromas le contamos nuestras cosas pero no vamos más allá a veces puede tratarse de una mujer que no tiene relación directa con nosotros como por ejemplo la hermana de un amigo la amiga de una prima una vecina de tu mamá etc en esos casos somos muy cuidadosos de nuestra apariencia medimos mucho nuestros actos para no decir ni hacer nada inadecuado buscamos temas de conversación que podamos compartir con ella y así sentimos que de a poquito estamos avanzando pero como decíamos antes más preocupados en no restar puntos que en sumarlos y nos suele pasar que un buen día nos enteramos que está saliendo con otro tipo muchas veces ese chabón tenía tantas posibilidades de ganársela como nosotros o tal vez menos ¿qué es lo que lo diferenció de nosotros entonces que el otro lo intentó directamente o tal vez le venía haciendo un jueguito desde hace tiempo y le dio la estocada final mientras nosotros seguíamos preguntándole cómo le fue en sus exámenes y sintiéndonos más cerca de nuestro objetivo porque nos habíamos quedado charlando durante diez minutos 13

[close]

p. 14

tenemos que empezar a cambiar de actitud con respecto a esa mujer que tanto nos gusta si analizamos fríamente la situación vamos a sacar como conclusión lo que suele llamar una verdad de perogrullo pero verdad al fin hoy no la tenemos si nos encaminamos en forma más directa a nuestro objetivo sin tantos temores y rodeos lo peor que puede pasar es que obtengamos de su parte una reacción negativa y continuemos como hasta ahora sin tenerla o sea que nada empeorará además tenemos que tener en cuenta que estas reacciones negativas no siempre son definitivas y como dijimos anteriormente pueden ser producto del temor que las mujeres también sienten o simplemente una falta de decisión momentánea la única manera de ganarte a esa mujer es que se entere de lo que te pasa con ella no hay otra por más que le queramos buscar la vuelta es importante en esta primera etapa empezar a asumir que tenemos que pasar a la acción ¡¡¡esperá ¿adónde vas animal así no tené un poco de paciencia y seguí leyendo que tampoco es cuestión de mandarse a lo bestia si bien debemos reconocer que mandarse a lo bestia es mejor que no mandarse vayamos paso a paso aprendiendo a jugar mejor porque esto en realidad no es otra cosa que un juego un juego donde hay que saber cuándo y cómo avanzar cuándo y cómo retroceder y hasta dónde mostrar las cartas antes dijimos que la mujer no es el enemigo sino que nuestro verdadero enemigo es el temor que sentimos y que nos paraliza ellas dentro de este juego podríamos decir que ocupan el lugar de un cuasi adversario y decimos cuasi porque un verdadero adversario es alguien que está jugando en contra de nosotros con la intención de ganarnos y ese no es el caso las mujeres no pueden ganar porque el premio que está en disputa son ellas mismas a lo sumo podrán tratar de impedir que ganemos nosotros y es ahí donde debemos utilizar toda nuestra cintura de jugador iba a decir nuestra muñeca pero temí que pudiera dar lugar a interpretaciones erróneas y todas nuestras técnicas para cambiarles su cara de orto por una sonrisa despertarles curiosidad provocarles admiración y así transformar un no en un sí 14

[close]

p. 15

no sos el único m agdalena era un bombón de esas chicas que te las comerías a besos lentamente mirándola de vez en cuando a los ojos sin pensar en otra cosa por lo menos al principio nos habíamos conocido en un encuentro religioso al que asistí cuando tenía 20 años las cosas que habré hecho para conocer mujeres el hecho es que magdalena me daba bola no se me tiraba encima pero esa simpática conmigo una noche estábamos en la casa de marcelo otro chico del grupo festejando su cumpleaños magdalena estaba sentada a mi lado en la mesa no es casualidad pensé ella me encantaba pero debía ser muy cuidadoso en mis acciones en frente de nosotros estaba sentado gerardo el era un tipo algo más bajo que yo feíto pero simpático y se había puesto a charlar animadamente con magdalena de no me acuerdo que pelotudez la situación estaba bastante controlada y yo sentía que tenía todo a mi favor estaba bien físicamente porque concurría a un gimnasio desde hacía más de un año tres veces por semana estaba bien empilchado bañado y perfumado y lo más importante ella estaba a mi lado en la mesa disfrutando de la conversación que estábamos teniendo entre los tres yo no pretendía hacer la estocada final en ese momento ni mucho menos pero era una magnífica oportunidad para crear onda entre nosotros e ir preparando el terreno para un próximo acercamiento tal vez algo más profundo y así sucesivamente mientras estaba llenándole su vaso de gaseosa más preocupado por trabar el tríceps que otra cosa escuchaba que gerardo le decía -¿tenés agenda -sí -responde magdalena -¿la tenés acá -no en mi casa 15

[close]

Comments

no comments yet