De latidos y biznagas

 

Embed or link this publication

Description

Arcelia Ayup Silveti

Popular Pages


p. 1



[close]

p. 2



[close]

p. 3



[close]

p. 4

universidad autÓnoma de coahuila coordinación general de estudios de posgrado e investigación de latidos y biznagas arcelia ayup silveti

[close]

p. 5

saltillo coahuila méxico 8 de febrero de 2013 isbn 978-607-506-111-5 © esta obra es propiedad de la universidad autónoma de coahuila derechos reservados por los autores universidad autónoma de coahuila blvd venustiano carranza s/n col república c.p 25280 saltillo coahuila coordinación general de estudios de posgrado e investigación queda prohibida la reproducción parcial o total por cualquier medio sin la autorización de la universidad autónoma de coahuila hecho e impreso en mÉxico

[close]

p. 6

de latidos y biznagas contenido prólogo i de personajes lalo el memorioso la vida en un puño amar la vida el primo otro gallo martín maravillas was here ¿faltará mucho si he sabido steven y jennifer desdibujando oficios parte i desdibujando oficios parte ii ii de cactus y cambio climático caviar del desierto agave victoriae-reginae vestidos ajenos bomba de tiempo bendito desierto estamos a tiempo nada burro el milagro en un gramo iii de cocina y tradición fiel a sus raíces parte i fiel a sus raíces parte ii mucho sabor néctar de los dioses con bailón y sin bailón identidad el cielo sobre un plato iv de nuestros lugares de silencios y estrellas el caribe sin caribe niñas otra vez 1 4 7 9 12 16 19 21 24 26 28 30 33 36 38 41 44 47 50 53 56 59 61 64 66 69 71 73 76 79 82 ~i~

[close]

p. 7

de latidos y biznagas contenido desierto que fue mar ¿quién te dijo la joya más antigua la jaula de oro vestigios del pleistoceno parte i vestigios del pleistoceno parte ii v de libros autores y lectura mujer de contrastes el ser que podemos ser goles y goles devorador de paradigmas menos face y más book la fiesta de las letras del libro y los fogones de cómo cocinaban las abuelas desatar nudos confieso que he comido 85 87 90 93 96 99 101 103 106 109 113 116 119 122 125 128 ~ii~

[close]

p. 8

de latidos y biznagas prólogo de latidos y biznagas es un libro profundamente nostálgico su autora nos entrega en esta colección de textos momentos de su vida que fueron tocados por algo especial un sabor un aroma un libro una persona la tradición de un pueblo el paisaje del desierto los sonidos del campo el canto de los grillos el vuelo de las mariposas vemos desfilar en estas páginas personajes tan disímbolos como lalo el memorioso vendedor ambulante de torreón que no sabe leer ni escribir pero almacena en su memoria la genealogía vida y milagros de los torreonenses y pueblos circunvecinos patricio de la o martínez gran conversador que sabía de albures y sarcasmos que cocinaba para sus hermanos campesinos como si oficiara un artístico ritual y literalmente se murió de amor adolfo orive bellinger que a sus doce años escribió un ensayo sobre el imperialismo yanqui y a los diecinueve dejó las comodidades de la casa paterna para luchar por un ideal o la güera ligia que se alquilaba como plañidera y organizaba sus tarifas de acuerdo a la intensidad del llanto y al dramatismo de las manifestaciones de dolor que imprimía a su actuación hay textos que hacen la apología de los frutos del desierto los exquisitos cabuches la delicada blancura de la flor de palma los jugos del maguey que según el procedimiento a que se sometan se convierten en inocente aguamiel robusta miel de maguey o generoso pulque en otros se trasluce la congoja de arcelia por la suerte que han corrido los añosos árboles nativos que adornaban las calles de torreón su protesta ante la irreflexiva plantación de especies foráneas los vestidos ajenos que ofrecen su efímera belleza y perecen a los primeros rigores del frío o de la ~1~

[close]

p. 9

de latidos y biznagas sequía y su razonable alarma ante los cambios y calamidades que sufre la naturaleza por el abuso y el descuido del hombre el capítulo iii del libro está dedicado a las tradiciones gastronómicas mexicanas tema que arcelia había abordado en su libro anterior evocaciones del sabor y del alma placeres gastronómicos que es un estupendo libro de cocina que contiene platillos mexicanos elaborados con ingredientes que provee nuestro desierto y preparados de variadas formas que combinan la imaginación con la tradición aflora también aquí la añoranza por las costumbres y los sabores que van quedando en el olvido como la tradicional reliquia que en algunos pueblos de la comarca lagunera todavía se practica en honor de los santos que la gente venera para deleite de los amigos y vecinos de la familia que la organiza o la comida de cuaresma larga como los cuarenta días penitenciales pero sin los rigores del sacrificio en el capítulo iv la autora se refiere a lugares hermosos e interesantes que el desierto nos regala las dunas de bilbao las pozas y lagunas de cuatrociénegas la hacienda de san lorenzo y dos sitios coahuilenses que pocos habitantes de la entidad conocen el cañón de fernández que en 2005 fue declarado área natural protegida con el nombre de parque estatal cañón de fernández y guarda en sus diecisiete mil hectáreas 581 especies de flora y fauna y una maravillosa y legendaria flor llamada reina de la noche que florece una vez al año en una noche de luna y la antigua hacienda jesuita que data del siglo xvi y hoy se conoce como hacienda de hornos cuya iglesia de santa ana es el monumento histórico más antiguo de la región lagunera los textos del último capítulo tratan de libros y autores importantes para arcelia aparecen aquí rosario castellanos juan villoro y ernesto ~2~

[close]

p. 10

de latidos y biznagas sábato a quienes la autora se refiere en términos de elogio y admiración pero su inclinación natural por el tema de la cocina sobresale en los textos que dedica al libro de laura athié de cómo cocinaban las abuelas que arcelia describe con tintes tan entusiastas que dan ganas de salir de inmediato en busca de ese documento que recoge las vidas amores costumbres y recetas de 29 abuelas y al de pepe iturriaga comilón irredento que escribió sus andanzas en cocinas de variada índole en confieso que he comido en este puñado de escritos está una parte de la esencia de su autora aquí están las personas los lugares los pensamientos que arcelia tuvo que dejar salir en sus letras porque como ella dice no le cabían más en los ojos en las manos en el alma odila fuentes aguirre ~3~

[close]

p. 11

de latidos y biznagas i de personajes otro septiembre sin patricio dicen que de amor nadie muere pero patricio hasta en eso fue la excepción a la regla cuando era niño su papá le taladraba pa qué estudia si el que nace pa maceta del corredor no pasa los hombres no lloran aquí nacimos y aquí nos vamos a morir los hombres no cocinan eso es de viejas y sabrá que otros mitos le fabricaba a su hijo anhelante de abrazar la luna los libros los amores y demás sueños pero patricio el pato sólo escuchaba su deseo de ser mejor persona buen estudiante excelente trabajador hijo hermano y amigo fue todo eso y más maestro del sarcasmo del albur de las negociaciones entre compañeros campesinos de la decoración del debate de la conversación y de los placeres de la mesa con él reforcé el aprendizaje de hacer de la cocina un verdadero arte cuando vivíamos en la ciudad de méxico nos íbamos temprano al mercado sonora era una verdadera fiesta ver las frutas vegetales carnes y flores frescas pasábamos curiosos a observar los búhos víboras y demás animales vivos para todo tipo de males y de bienes anunciados por las marchantas me explicaba con paciencia cuál era el ingrediente perfecto para cada platillo pensaba en la combinación de colores como si fuese a pintar una obra de arte y sí lo era porque ha perdurado en nuestras mentes después de tantas lunas sin él aún no he probado una sopa de almejas o de hongos como la que patricio de la o martínez cocinaba a fuego lento el otrora secretario general de la confederación nacional campesina hugo ~4~

[close]

p. 12

de latidos y biznagas andrés araujo de la torre lo declaró cocinero oficial de la cnc lo cual alegró a los amigos cercanos pues esperábamos con ansia las reuniones acompañadas de las delicatessen que ofrecía patricio con todo y el alma los desayunos dominicales en su depa es material para rememorar cuidaba cada detalle el mantel impecable la loza los colores contrastantes y las flores mirando a la estridente avenida reforma nos alegraban con sus olores era fácil contagiarse de su sentido de la decoración con él aprendí a crear una agradable composición para las obras de arte valiosas y las no tanto patricio siempre pensaba en los colores en la comida en los cuadros en la vida en las paredes en los perros en la risa de sus amigos hombre de convicciones y firmezas un día decidió beber y beber otro así sin más determinó olvidarse de toda clase de vinos que fueron su segundo amor pero el verdadero querer de patricio de la o era el apego a su pareja aspecto en la cual no fue afortunado su gran pasión no lograba ser valorada Él daba todo y recibía migajas el pato salió de luna de miel a la playa con su amor puso en su maleta toda la ilusión de un joven enamorado su pareja sólo echó el deseo de disfrutar el mar y vivir su juventud real su musa tocó las nubes sin él patricio decidió volcar su tristeza en botellas y botellas de vinos alcoholes tequilas y demás nos llama su querer desde puerto vallarta no podía llevárselo así víctima del desamor con el dolor en las entrañas patricio vuelve a la selva de asfalto con el corazón reventado ya casi sin ser él el calendario estaba en septiembre escogió un mes como éste para hundir su pena para desgarrarse para gritarnos lo mucho que nos quería es inaudito concebir cuánto alcohol logró anidar hasta satisfacer su última sentencia morir de amor ~5~

[close]

p. 13

de latidos y biznagas septiembre 27 de 2010 semanario informativo contexto y periódico entretodos ~6~

[close]

p. 14

de latidos y biznagas lalo el memorioso a saúl rosales carrillo lalo maneja las estadísticas partidarias más actuales del país consigue todas las revistas de política sus intereses principales son los personajes políticos de actualidad es difícil que se distraiga de sus temas favoritos lalo cuestiona comparte sus criterios y enriquece su información con otros priístas nadie sabe cómo se ancló en el pri torreón algunos dicen que llegó en esta administración otros que desde hace algunos años lo cierto es que lalo lalito como le llaman con aprecio me recuerda al personaje de jorge luis borges funes el memorioso quien poseía una retención envidiablemente prodigiosa da la impresión de que no presta atención pero en realidad va acomodando los números los estados de nuestro país futuros escenarios poniéndole rostros a cada partido político escuché sobre su capacidad de almacenar datos de los laguneros sabe los árboles genealógicos fechas de matrimonios cantidades de hijos lugares de residencia expedientes médicos y defunciones de familias enteras tenía el antecedente de varios amigos sorprendidos con él me contaron admirados sobre la gran cantidad de información que guarda me resistía a preguntarle mi caso personal pues supuse que no estaría inventariada en su enorme procesadora de datos particular un día sin más me soltó la pregunta ¿tú eres hija de jaime ayup sifuentes le contesté que sí con temor a abrir mi expediente pero no escuchó mis pensamientos siguió y siguió me dijo cuándo murió mi abuela paterna me contó que mi abuelo josé ayup teddi tenía ochenta y dos años cuando lo ~7~

[close]

p. 15

de latidos y biznagas alcanzó un cáncer y terminó con él sabía el día exacto en que fallecieron cada uno de mis tíos tías y primos que mis abuelos concibieron catorce hijos en total que dos hermanas de mi padre murieron cuando eran pequeñas y que quedan sólo tres hombres quise no creerle porque yo misma no recordaba después me lo confirmó mi papá todo era real sentí escalofríos cuando me detalló lo anterior me acompañaba mi amiga lolis garcía quien sólo abría los ojos asombrada para comprobar que ahora el cerebro de lalo desconocía las ramas de la priísta le pregunté a ver lalito ¿conoces a los papás de lolis dime cómo se llaman contestó el hombre mirando hacia el suelo apenas supo los nombres empezó una retahíla de información sobre su familia que mi amiga no daba crédito al escuchar las verdades que le aventaba sólo asentía ambas nos reímos de nervios al terminar ­mientras nos mostraba una bolsa de plástico con su mercancía nos dijo maestras ustedes me caen muy bien ¿no me dan para una soda o si no cómprenme un chocolate así se renta lalito para contar las verdades a quienes asisten al pri torreón a cambio de una gratificación o la compra de algún chuchuluco de su mini tienda ambulante de esta manera se mantienen él y su mamá tiene para vivir frugalmente y le alcanza para comprar sus codiciadas revistas políticas no sabe leer por eso pide a las personas de su confianza que lo hagan por él escucha una vez con eso es suficiente para que lalo el memorioso guarde esos apuntes para siempre noviembre 4 de 2010 revista expresión hispana ~8~

[close]

Comments

no comments yet