CARTA A MI MADRE, GISELE CORBOUD

 

Embed or link this publication

Description

monólogo epistolar que desnuda y analiza la vinculación emocional entre madre e hija

Popular Pages


p. 1



[close]

p. 2



[close]

p. 3

gisèle corboud carta a mi madre

[close]

p. 4

título original carta a mi madre © 2013 gisèle corboud © 2013 editorial seleer info@editorialseleer.com www.editorialseleer.com impreso en españa printed in spain impreso por editorial seleer 2013 diseño y foto de portada gisèle corboud maquetación editorial seleer 1ª edición isbn 978 84 941130 6 2 depósito legal ma 414 2013 impresión estugraff impresores

[close]

p. 5

carta a mi madre

[close]

p. 6



[close]

p. 7

a mi madre que entienda que yo la acepte a mis hijas para que acepten que yo las entienda y al resto para que entiendan y acepten el porqué

[close]

p. 8



[close]

p. 9

inteligencia es la capacidad de aceptar el entorno faulkner william pueden prohibirme seguir mi camino pueden intentar forzar mi voluntad pero no pueden impedirme que en el fondo de mi alma elija a una o a otra henrik johan ibsen no siempre las cosas son lo que parecen las apariencias engañan a muchos gayo julio fedro solamente aquellos espíritus verdaderamente valerosos saben la manera de perdonar un ser vil no perdona nunca porque no está en su naturaleza laurence sterne a perdonar sólo se aprende en la vida cuando a nuestra vez hemos necesitado que nos perdonen mucho jacinto benavente se perdona mientras se ama françois de la rochefoucauld amar es alegrarse y querer el bien de aquel a quien se ama aristóteles lo que siente tu corazón mañana lo entenderá tu cabeza anónimo si quieres comprender la palabra felicidad tienes que entenderla como recompensa y no como fin antoine de saint-exupery

[close]

p. 10



[close]

p. 11

prólogo a menudo las relaciones entre padres e hijos no se desarrollan como deseamos bien porque las idealizamos demasiado bien porque las llevamos a escenarios que sabemos perjudiciales para la salud familiar bien porque sencilla y llanamente crecemos un tanto escépticos ante el llamado tirón de la sangre y no nos gusta ceder terreno en parcelas que consideramos nuestras sólo por una cuestión de genes los cromosomas coinciden no se aman sin embargo allá donde la relación únicamente se vio salpicada por los sanos brotes de rebeldía que impone en un principio la adolescencia y ya después la autoestima personal sin que ello suponga un grave castigo psicológico es innegable la aparición más frecuente a medida que transcurren los años de miradas hacia el pasado no con rencor tampoco con nostalgia simplona sí en cambio con una enorme capacidad de asimilación de los pasajes de nuestra vida que por la razón que fuere no cejan en su empeño por acompañarnos día a día como si de un complemento más de nuestro atuendo se tratara y ahí es donde surge nuestra necesidad de comunicarnos con quienes creemos no llegamos a hacerlo en su momento o no al menos en la medida en que ahora vemos que habría sido conveniente y ahí es donde se entretejen toda una serie de conversaciones monólogos,claro está y preguntas a las que nosotros mismos damos adecuada respuesta por la obligada ausencia

[close]

p. 12

de los interlocutores y ahí es donde la memoria se hace fuerte y nos muestra que aunque el tiempo pase inexorablemente ella permanece haciendo acopio de situaciones y sensaciones para abrirse luego ante nosotros y obligarnos a jugar con el pasado y nuestros sentimientos conocí a gisèle corboud a través de su obra lágrimas que ahogan un ensayo novelado como ella misma lo define nacido al amparo de la violencia de género y donde describía con toda crudeza los avatares y sinsabores de la mujer maltratada hoy sin abandonar el compromiso adquirido en aquel ensayo la pluma de gisèle abraza otra disciplina literaria la epístola y lo hace repasando con maestría diversos aspectos de nuestra realidad social a los que tampoco es ajena la crudeza que caracteriza al verbo de gisèle en esta carta a mi madre que no por extensa cae jamás en la falta de interés y amenidad en carta a mi madre la autora en un despliegue de valentía y sinceridad analiza las relaciones entre una madre la suya y una hija que no se sentía querida con las frustraciones y condicionamientos que ello le produjo durante muchos años de su existencia y que la acompañaron prácticamente hasta el nacimiento de su segunda hija momento en que por las razones que su carta expone cambió por completo su vida con un matrimonio fallido y las terribles secuelas del maltrato continuado a que se vio sometida la autora dedicó por entero su amor a sus dos hijas y también a los animales en

[close]

p. 13

especial los cánidos con quienes entabló una extraña y bella relación decir por ejemplo al respecto que uno de los episodios más emotivos del libro lo protagoniza su querida perra pels otros párrafos llenos de emotividad y que recomiendo leer con detenimiento son los que d ara hija de la autora dedica al nacimiento de su hijo sin embargo tras los reproches de juventud ya en la madurez gisèle corboud acaba concluyendo que por muchos elementos que el ser humano aduzca para justificar su carácter y conducta incluidos claro está los relativos a las relaciones paterno-filiales sólo es él el ser humano en última instancia el único responsable de su perfil y personalidad carta a mi madre nace precisamente de la necesidad de comunicación que mencionábamos al principio no se trata sólo de un descargo de emociones de esa voluntad irreprimible que a veces sentimos los mortales de exteriorizar nuestros pensamientos más íntimos maquillándolos para la ocasión buscando complicidades que avalen las conductas del pasado carta a mi madre es una reflexión profunda preñada de sinceridad y también un homenaje y una invitación un homenaje a la mujer en su papel de madre una invitación a que reciba el reconocimiento a poder ser en tiempo presente mis felicitaciones a gisèle corboud su autora joan grasa

[close]

p. 14



[close]

p. 15

can busquet 07 de mayo de 2008 querida mama ¿recuerdas que te comenté hace unos meses que una amiga editora me había comentado el porqué no escribía un ensayo sobre la madre y que ante la sorpresa de dicha extraña propuesta yo le respondí que no me creía capacitada para dicho trabajo ya que solo por el hecho de ser madre no quería decir que yo poseyera los conocimientos suficientes o totales del significado de un término tan genérico como es el de madre por lo que dudaba mucho que lo pudiera llevar a buen término pues mira parece mentira pero a lo largo de estos meses pasados la idea ha ido germinando en mí y tras haber investigado y observado a y en mi entorno he llegado a la conclusión que ya podía iniciarme en dicha ardua labor no sé si lograré hacerlo bien pero ten por seguro que pondré toda la carne en el asador para alcanzar mi cometido y por ello te pido que tengas paciencia conmigo si esta carta se te hace pesada en su lectura ya que lo que pretendo con ella es que me des precisamente tu opinión sobre mi planteamiento del concepto madre y de todo lo que encierra la palabra desde un comienzo me percaté que conceptualmente el nombre genérico de madre encerraba hoy en día muchas problemáticas sociales antiguamente el término sólo se le atribuía al hecho de la facultad de generar vida crear parir y el nombre que le atribuyen los hijos a la 15

[close]

Comments

no comments yet