Voces en el Fénix Nº 22 | La dignidad de los nadies

 

Embed or link this publication

Popular Pages


p. 1

la revista del plan fénix año 4 número 22 marzo 2013 issn 1853-8819 la pobreza es un problema estructural en nuestra región los últimos años mostraron una clara mejoría en la mayoría de los países latinoamericanos pero lejos estamos todavía de alcanzar la solución el estado debe ser el principal promotor del avance y cambio a continuación un repaso por la historia y algunas propuestas para el futuro la dignidad de los nadies

[close]

p. 2

sumario nº22 marzo 2013 prefacio pobreza necesidades y derechos definiciones en disputa a minujín a grondona 06 la cuestión social y la cuestión de la pobreza e grassi 10 la compleja trayectoria de las políticas sociales argentinas l golbert 18 la nueva economía política de la pobreza s Álvarez leguizamón 26 mercado de trabajo y la distribución del ingreso l beccaria r maurizi 36 políticas laborales y transferencia de ingresos ¿estrategias complementarias r cortés 44 transferencias estatales y distribución personal del ingreso en la argentina reciente g calvi e cimillo 52 américa latina mÁs desigualdad mÁs pobreza b kliksberg 62 la estrategia neoliberal y el gobierno de la pobreza s murillo 70 impacto de la desigualdad intraurbana en la población infantil de américa latina d born e delamónica a minujín 78 salud y pobreza en la argentina r mercer 88 buenos aires una ciudad sin techo m di virgilio m rodríguez 98 equidad y desarrollo políticas para fortalecer la situación de las microempresas pobres m bekerman m de palomino 106 la economía social y solidaria ante la pobreza j coraggio 114

[close]

p. 3

autoridades de la facultad de ciencias econÓmicas decano alberto edgardo barbieri vicedecano humberto luis pérez van morlegan subsecretario general walter berardo secretario académico josé luis franza secretario de investigación y doctorado eduardo scarano secretario de hacienda y administración césar humberto albornoz secretario de extensión universitaria emiliano yacobitti secretario de bienestar estudiantil federico saravia secretario de relaciones académicas internacionales juan carlos v briano secretario de graduados y relaciones institucionales catalino núñez director gral de la escuela de estudios de posgrado catalino núñez voces en el fénix es una publicación del plan fénix issn 1853-8819 registro de la propiedad intelectual en trámite consejo directivo de la facultad de ciencias económicas claustro de profesores titulares humberto luis pérez van morlegan maría teresa casparri josé luis giusti enrique luis scalone leopoldo halperin weisburd walter fabián carnota gerardo fernando beltramo pablo cristobal rota suplentes héctor chyrikins heriberto horacio fernández juan carlos aldo propatto claustro de graduados titulares gabriela verónica russo luis alberto cowes roberto darío pons mayra daniela trujanovich suplentes rubén antonio arena Álvaro javier iriarte daniel gonzález jaime josé korenblum juan carlos jaite claustro de estudiantes titulares juan manuel oro natalia indelicato ailen cristina risso bruno razzari brion suplentes julián gabriel leone césar agüero maría laura fernández schwanek diego alejandro parras los artículos firmados expresan las opiniones de los autores y no reflejan necesariamente la opinión del plan fénix ni de la universidad de buenos aires staff director abraham l gak comite editorial eduardo basualdo aldo ferrer oscar oszlak fernando porta alejandro rofman federico schuster coordinaciÓn temÁtica alberto minujín secretario de redacciÓn martín fernández nandín producciÓn paola severino erica sermukslis tomás villar correcciÓn claudio m díaz fotografÍa sub [cooperativa de fotógrafos diseÑo editorial alejandro santiago desarrollo y diseÑo del sitio leandro m rossotti carlos pissaco córdoba 2122 facultad de ciencias económicas universidad de buenos aires ciudad autónoma de buenos aires teléfono 4370-6135 www.vocesenelfenix.com voces@vocesenelfenix.com

[close]

p. 4

prefacio pobreza necesidades y derechos definiciones en disputa por alberto minujín matemático y estadístico con especialización en demografía y políticas sociales profesor en el programa de posgrado en asuntos internacionales de la new school university en nueva york usa director de la iniciativa equidad para la infancia miembro del latin american observatory ola de la new school university miembro del comité académico de la maestría en política y planificación social universidad nacional de cuyo ana grondona licenciada en sociología y doctora en ciencias sociales por la universidad de buenos aires investigadora del instituto gino germani de la uba y en el centro cultural de la cooperación floreal gorini www.vocesenelfenix.com

[close]

p. 5

5 l a cuestión de la pobreza desde hace siglos se teje en una compleja trama que articula dimensiones vinculadas tanto a la producción y distribución de bienes como a las relaciones de poder que recorren el medio social político y económico en consecuencia esta problemática ha inquietado tanto a la política como a las ciencias sociales incluida la economía constituyéndose en un territorio de disputas en el que resulta imposible ensayar lenguajes neutrales en sintonía con ello el presente número de voces en el fénix dedicado a este tema nos propone un debate polifónico y plural justamente respetando esa polifonía esta introducción busca insinuar la vastedad de un campo de discusiones conceptuales y metodológicas más que arriesgar definiciones preconstruidas en este camino las reflexiones del sociólogo georg simmel sobre la pobreza y sobre el pobre se presentan como un interesante punto de partida pues antes que estabilizar y fijar el sentido de esta categoría nos recuerdan que la pobreza involucra una relación social históricamente variante particularmente la que se fundaría en la asistencia o algunos años más tarde en la extensión de la seguridad social la delimitación de las poblaciones objetivo de tales intervenciones nunca resulta un ejercicio evidente tanto en su definición como pobreza absoluta como en la de la pobreza relativa se ponen en juego comparaciones y cálculos que postulan necesidades y umbrales de satisfacción si tal como sostenía karl marx una de las singularidades de la fuerza de trabajo respecto de otras mercancías es que la determinación de su valor de cambio comporta un factor histórico cultural ligado al conjunto de bienes que definen una canasta básica otro tanto ocurre con las poblaciones que conforman el ejército de reserva la masa marginal o los excluidos el carácter relacional e histórico de los modos en que las sociedades han delimitado y delimitan el problema de la pobreza no debiera reducirse sin embargo a una lógica puramente relativista destinada a naufragar en el puro nominalismo por el contrario conviene lidiar más francamente con la complejidad que entraña preguntarse por las necesidades materiales y sus umbrales así como por las que implican la participación e inclusión en la sociedad sin discriminación de ningún tipo o carácter.

[close]

p. 6

en efecto todo ello remite a un aspecto nodal de la naturaleza humana como condición que produce su propia vida material social y ciudadana en sentido amplio esta producción incluye tanto bienes que satisfacen requerimientos inmediatos como otros que toleran más mediaciones sin embargo incluso las necesidades más constitutivas han conocido diferentes modos de satisfacción y por ende de definición histórica lejos de pretender disolver esta tensión parece más prudente mantenerla abierta a fin de hacer justicia a aquello que excede las diversas delimitaciones histórico-culturales de las necesidades nuestra vulnerabilidad constitutiva más allá de las fantasías liberales de robinson crusoe no podemos producir aisladamente nuestra vida material por el contrario estamos condenados a la interdependencia social a partir de lo expuesto se confirma que la pobreza no es tanto una relación con la ausencia de ciertos bienes como una relación social económica y política sobre ella desde hace tiempo circulan aun mucho antes de que las ciencias sociales si por una parte la cuestión de la pobreza está ineludiblemente asociada a la demarcación de necesidades en cuanto se plantea como objeto de intervención estatal esta se reinscribe como un asunto de delimitación del derecho a satisfacerlas la tomaran como objeto diversas representaciones del sentido común tanto respecto de su definición como de sus causas de sus consecuencias y de los modos de enfrentarla estas ideas parten de algunos supuestos de los que pueden dar cuenta pero también de otros que les resultan invisibles la reflexión sobre este punto permite hacer observable el entramado de relaciones de saber y poder que confluyen en la construcción de la pobreza como problema en la delimitación de las poblaciones afectadas así como en el de las soluciones deseables construcciones que sin embargo se presentan como ya dadas y evidentes pues bien si por una parte la cuestión de la pobreza está ineludiblemente asociada a la demarcación de necesidades en cuanto se plantea como objeto de intervención estatal esta se reinscribe como un asunto de delimitación del derecho a satisfacerlas ello no sin tensiones pues el concepto de necesidades no resulta siempre congruente con una definición más amplia de pobreza como violación de los derechos humanos y del desarrollo de capacidades en cualquier caso en la modernidad la problematización de la pobreza aparece indisolublemente asociada a la noción de ciudadanía y al imaginario que proclama a todos los hombres libres e iguales la delimitación de esa igualdad y de los derechos adscriptos a ella ha resultado en un problema político central de nuestras sociedades la circunscripción de la ciudadanía universal al campo de los derechos civiles bien pronto se vería excedida por diversas luchas y movilizaciones que apuntaban a abarcar también derechos políticos y sociales a su turno la demarcación de estos últimos resultaría una nueva fuente de disputas políticas alrededor de la definición concreta de aquello que el estado debía garantizar ¿el trabajo ¿el bienestar ¿el consumo análogamente la delimitación de los diversos sujetos de estos derechos resultaría siempre dilemática pues en virtud del recurrente problema de la escasez esta derivaría en la construcción de prioridades a partir de las cuales ciertas necesidades resultarían privilegiadas así la extensión de la ciudadanía y sus derechos conllevaba y conlleva la espinosa pregunta por sus límites y sobre todo por la jerarquización de todos ellos en el muy probable caso de que entren en contradicción la pregunta por los alcances de la ciudadanía parecía hasta hace pocos años condenada a producir un horizonte de repliegues y de restricciones ello en vistas al avance del denominado consenso de washington y de las recetas neoliberales que señalaban al mercado y a la comunidad más próxima vgr la 6 por alberto minujín y ana grondona

[close]

p. 7

7 desde hace algún tiempo tanto la región en general como la argentina en particular asisten a la reemergencia del estado no sólo como actor relevante para la asistencia social sino también para la seguridad social para la conformación del mercado laboral y en algunos casos del mercado a secas si por una parte la cuestión de la pobreza está ineludiblemente asociada a la demarcación de necesidades en cuanto se plantea como objeto de intervención estatal esta se reinscribe como un asunto de delimitación del derecho a satisfacerlas familia y el barrio como ámbitos en los que debía resolverse la reproducción de la vida material por el contrario desde hace algún tiempo tanto la región en general como la argentina en particular asisten a la reemergencia del estado no sólo como actor relevante para la asistencia social sino también para la seguridad social para la conformación del mercado laboral y en algunos casos del mercado a secas reaparece el estado no sólo como garante y protector de los derechos económicos y sociales sino como activo promotor del avance y cambio el análisis de estos procesos presente en muchos de los trabajos de este número de voces en el fénix resulta en una reflexión que funciona también como advertencia los modos de gestión de la cuestión social permanecen siempre abiertos a la contingencia histórica y a la rearticulación estratégica en virtud de las transformaciones en la relaciones de fuerza en diversos campos en efecto las definiciones de los derechos incluidos en la ciudadanía no están ya dadas por el contrario entrañan disputas conceptuales y fundamentalmente políticas así alrededor de este objeto la pobreza se encuentran y desencuentran diversos actores entre ellos los expertos de las ciencias sociales economistas antropólogos trabajadores sociales estadísticos médicos abogados sociólogos historiadores y analistas del discurso todos ellos y muchos otros han tenido algo que decir sobre el problema que nos convoca en este número especial de la revista organizado en dos volúmenes encontraremos huellas de estas y de otras voces en virtud de ello los distintos artículos nos invitan a pensar en la complejidad de un problema que está signado por disputas ahora bien la ineludible multidimensionalidad cuanti y cualitativa de la pobreza no supone conceder a la construcción de este problema como un objeto inasible y ubicuo si como hemos indicado al comienzo la pobreza es ante todo una relación social esta se inscribe en un entramado de relaciones que reconoce una fundamental la que articula al capital y al trabajo.

[close]

p. 8

en otro lenguaje conceptual ensayado ­por ejemplo­ por robert castel se sostiene que el problema de la pobreza es uno de los múltiples y más acuciantes síntomas de la cuestión social esa tensión paradojal que emerge de la contradicción entre un imaginario basado en las nociones de igualdad y libertad y la sumersión de una parte de la población en condiciones que atentan no sólo contra su ciudadanía sino contra las formas en que socialmente se ha definido la condición humana si la pobreza es una relación social una de sus vinculaciones principales será con la riqueza los artículos de esta edición especial de voces en el fénix nos invitan a reflexionar sobre diversas facetas del problema sus causas y sus singularidades el número está organizado en dos volúmenes y a partir de cuatro ejes los trabajos reunidos alrededor del primer eje sociedad y pobreza una perspectiva histórica abordan la delimitación de este fenómeno como problema fundamental del modo de producción capitalista en general pero más particularmente sobre las singularidades institucionales políticas y sociales que han caracterizado al caso argentino así los trabajos de e grassi l golbert y s Álvarez leguizamón en el presente volumen y los de j.l moreno vommaro y c daniel p aguilar y a grondona en el segundo retoman las memorias que desde hace dos siglos de un modo superpuesto y muchas veces contradictorio han construido a la pobreza como objeto de diagnóstico e intervención política el segundo eje diagnóstico del presente distribución del ingreso mercado y estado propone un estudio de las macrovariables estructurales así como las políticas económicas y de seguridad social que han incidido en la evolución reciente de la pobreza en la argentina tanto en los trabajos de l beccaria y r maurizio r cortés b kliksberg de e cimillo y g calvi en el primer volumen como en los de m novik h palomino a marshall s hintze y c danani e roca y j lindenboim en el siguiente ocupa un lugar destacado la reflexión sobre el mercado laboral cuyo estudio resulta ineludible al abordar la cuestión de la pobreza en el tercer eje la pobreza como constelación de problemas sociales se presenta una pluralidad de problemáticas asociadas a la de la pobreza y que la sobredeterminan en el primer volumen los trabajos incluidos en este eje corresponden a s murillo d born e delamónica y a minujín a r mercer a m di virgilio y c rodríguez mientras que en el segundo se incluyen artículos de a capuano v llobet y a minujín e faur y e jelin g kessler y c arza en todos se abordan distintas cuestiones que al mismo tiempo son resultado de la distribución desigual de la riqueza y la retroalimentan ciudad infancia salud vivienda educación conforman un heterogéneo y seguramente incompleto listado de temas que permiten describir más detalladamente el mundo de la pobreza y de las intervenciones estatales sobre ella finalmente el cuarto eje debates actuales y alternativas presenta diversas polémicas en torno a las formas de intervención sobre la pobreza en este volumen el bloque incluye trabajos de j.l coraggio así como el de m bekerman y m palomino estos trabajos nos devuelven una interesante fotografía de las alternativas actualmente en discusión particularmente en este primer volumen vinculadas con el mundo de la economía social por su lado en el segundo volumen ­a partir de los aportes de p arcidiácono y c zibecchi de n borghini c bressano y a logiudice así como de j martínez franzoni­ se debaten las políticas de universalización de la seguridad social sus alcances y limitaciones esperamos que la multiplicidad de formaciones disciplinares de espacios institucionales y de trayectorias profesionales de las voces que reúnen ambos volúmenes resulten en una tentadora invitación para el lector interesado en un problema que nos reclama siempre con urgencia 8 por alberto minujín y ana grondona

[close]

p. 9

sociedad y pobreza una perspectiva histórica 10 a 34 estela grassi laura golbert sonia Álvarez leguizamón

[close]

p. 10

la cuestión social y la cuestión de la pobreza una parte importante de la población del país se mantiene por debajo de los estÁndares aceptables de vida mejorar las regulaciones condiciones y seguridades vinculadas al empleo es la clave para incorporar al conjunto de la fuerza laboral y lograr la satisfacción de sus necesidades bÁsicas 1 0 por estela grassi

[close]

p. 11

11

[close]

p. 12

por estela grassi doctora de la universidad de buenos aires Área antropología social antropóloga licenciada en trabajo social profesora titular regular en la fac de ciencias sociales uba coordinadora del grupo de estudio sobre políticas sociales y condiciones de trabajo del instituto de investigaciones gino germani fcs-uba l la cuestión de la pobreza el estado de la pobreza en debate aunque algunos intentos de discutir las mediciones de la pobreza se habían dado con anterioridad desde 2006 cuando se intervino sin discusión y sin medir las consecuencias la metodología para relevar la evolución de los precios los datos brindados por el indec perdieron credibilidad y la diversidad de índices producidos por instituciones más o menos oficialistas o más o menos opositoras son francamente diversos e incomparables en muchos casos no obstante parece haber un acuerdo en el alrededor del 21 de la población en condiciones de pobreza lo que de por sí constituye un indicador de una situación que exige el máximo esfuerzo para hallar alternativas de políticas que permitan quebrar lo que parece una situación inercial y estabilizada obviamente saber cuántas son las personas y los hogares que viven bajo la línea de pobreza es una herramienta indispensable de análisis y de políticas conocer fehacientemente cuál es el indicador de esa línea el mínimo de ingresos indispensable para no ser pobre es parte del problema de la pobreza amén de que hay otro tipo de datos cualitativos que contribuyen a comprender la profundidad del mismo pero además un efecto indirecto grave de esta transgresión institucional es que la diversidad de mediciones da lugar a la banalización del debate político y especializado sobre el tema al centrarlo en el valor del índice antes que en la cuestión social misma con esas limitaciones a continuación tratamos de centrar ahí el problema a pobreza la dimensión de la pobreza y el impacto de las políticas en la pobreza han devenido tópicos de los debates políticos y económicos que se mantienen vigentes aunque no inalterados desde los años 90 al día de hoy efectivamente las condiciones de vida de una parte muy importante de la población del país y de la región se mantienen debajo de estándares aceptables tanto si se tienen en cuenta las posibilidades potenciales del desarrollo económico y tecnológico para la satisfacción de necesidades alimentarias de salud de vivienda etc como si se atiende a las capacidades en materia de producción de alimentos y amplitud de su territorio ¿qué razones sustantivas pueden justificar hoy día estas desigualdades justificación ninguna pero la explicación del fenómeno se torna difícil máxime en un país que tuvo el más largo período de crecimiento de su producto bruto a tasas elevadas en un contexto político de ampliación de demandas y de manifestación de reivindicaciones bajo un gobierno que se expresa comprometido y alienta y brinda recursos discursivos a la lucha social contra esas condiciones precisamente es en el entramado de la multiplicidad de aspectos que tejen las relaciones en la sociedad donde es necesario bucear para comprender el fenómeno de la pobreza que a esta altura ya no puede verse como la sola persistencia de una anomalía de arrastre sino como un rasgo que estructura a la sociedad y requiere por lo tanto acciones de esa profundidad en lo más inmediato de su composición están los ingresos de los hogares el trabajo y las protecciones pero estos factores se enlazan a su vez con prácticas institucionales y modos de vida que se configuraron a lo largo de décadas de erosión de los vectores que habían cohesionado no igualado sino identificado como siendo parte de la nación a los distintos grupos de las clases populares someramente vemos a continuación algunos de estos aspectos la cuestión de la pobreza una gran transformación en lo que va del ciclo político iniciado en 2003 conducido por los sucesivos gobiernos de n kirchner y c fernández ­los cuales al igual que otros gobiernos de la región rompieron con las directivas del consenso de washington­ los indicadores sociales cambiaron drásticamente respecto del estado de la crisis de 2000-2001 y de su evolución durante la década de los 90 a pesar 1 2 www.vocesenelfenix.com

[close]

p. 13

la cuestión social y la cuestión de la pobreza 1 3 en lo que va del ciclo político iniciado en 2003 conducido por los sucesivos gobiernos de n kirchner y c fernández ­los cuales al igual que otros gobiernos de la región rompieron con las directivas del consenso de washington­ los indicadores sociales cambiaron drásticamente respecto del estado de la crisis de 2000-2001 y de su evolución durante la década de los 90 de las controversias si se mira el largo plazo es que el amplio ciclo histórico de hegemonía neoliberal dejó una sociedad más profunda y visiblemente desigual más clasista y más dividida de la que son expresión limitada los indicadores sociales con los que medimos la pobreza aunque es redundante reiterarlo vale recordar que 2002 fue el año más dramático aunque también entonces comenzó a vislumbrarse el descenso de las tasas de desempleo sin embargo aún en 2003 ­políticas de emergencia mediante como el programa jefes y jefas de hogar desocupados­ la población que subsistía en condiciones de pobreza superaba el 50 desde entonces la economía y el empleo se recuperaron rápidamente pero la disminución de la pobreza fue más lenta todavía en el segundo semestre de 2006 19 de los hogares y 26 de las personas tenían ingresos por debajo de la línea de pobreza según registraba la encuesta permanente de hogares eph de entonces en lo sucesivo como ya fue señalado los datos se dispersan aunque los informes más citados por más confiables son los que elaboran un conjunto de provincias y algunas consultoras privadas en los que se basa ese porcentaje de 21 de personas viviendo en condiciones de pobreza como se observa la disminución de su incidencia es muy importante y al mismo tiempo representa un valor inaceptable ahora bien más allá de los índices se hace evidente que un núcleo de paupérrimas condiciones de vida se concentra principalmente en torno de las grandes ciudades donde los alojamientos muy precarios testimonian una persistente desigualdad en estas localizaciones desprovistas de los recursos de infraestructura necesarios para vivir e incluso para trabajar transporte etc se concentra la población con los más bajos ingresos que se ocupa intermitentemente está más expuesta a la inseguridad de todo tipo tiene más dificultades para acceder a los servicios de salud educación y demás servicios públicos en conjunto ese es el núcleo de condiciones que parece inmune a las mejoras ocurridas en el ámbito del trabajo y a los mecanismos de redistribución por las políticas sociales que por cierto mejoraron la capacidad de consumo de gran parte de las clases trabajadoras mejoras que tanto espantan al otro aglomerado que se benefició con la dinamización y el crecimiento económico de este ciclo entre otras cosas porque la presencia de nuevos usuarios del espacio urbano del transporte las calles las plazas etc se advierte y complica la dinámica de la ciudad en síntesis la consumación del neoliberalismo fue una sociedad caracterizada por el deterioro de la convivencia democrática que se advierte en la calidad de la vida urbana en esa distri-

[close]

p. 14

bución desigual en cantidad y calidad de los bienes y servicios públicos como en lo que se resume y reclama como problemas de seguridad es donde debe incluirse tanto la violencia urbana como también y quizá más alarmante el miedo desmedido y la desconfianza prejuiciosa a los pobres a los jóvenes y a los inmigrantes los reductos de pobreza extrema deben compararse con los reductos de riqueza extrema todo lo cual configura esa estructura social que no logra alterarse sustantivamente con las políticas laborales y de ingresos y aun de ampliación de las asignaciones de la seguridad social la cuestión de la pobreza y la cuestión social condiciones en el mundo del trabajo ¿corresponde quedarse en un enfoque de la pobreza como cuestión social ajena a las condiciones del mundo del trabajo desde ya esa fue la estrategia o ­para evitar cualquier supuesto de racionalismo político extremo­ ese fue el modo de pensar y proceder políticamente del neoliberalismo se constituía a la pobreza en la nueva cuestión social mientras se desprotegía el trabajo y se desprotegía también a las personas en general sin advertir que eso alimentaba lo que luego se quería combatir la pobreza devenía en un fenómeno cuasi natural en una catástrofe más allá de toda voluntad a cuyos afectados los pobres las instituciones políticas y de buena voluntad debían o podían socorrer pero la cuestión social no debe entenderse como la sola existencia más o menos indeterminada de pobreza o de indigencia o de exclusión sino que comprende el conjunto de circunstancias y problemáticas que se derivan del modo como se realiza se organiza se dispone se aplica se usa el trabajo humano en general o las capacidades de las personas para producir bienes o servicios y por lo tanto de la valoración que una sociedad otorga a la persona la vida de cada uno depende mayormente de qué capacidades se dispone y de cómo hacerlas rendir en un ámbito cuyas condiciones no se dominan el mercado de trabajo o el mercado en general cuando la producción es autónoma en consecuencia vivir del trabajo y no morir por él y tener ingresos razonables para alimentarnos educarnos abrigarnos curarnos si nos enfermamos y tener protección cuando estemos viejos o inhabilitados para trabajar más aún ser reconocidos como personas de valía y no marginales inútiles o dependientes entre otros géneros o clasificaciones de las personas que se hicieron corrientes depende de las regulaciones condiciones y seguridades políticamente adheridas al empleo librados al solo azar de hallar un puesto todos somos vulnerables y potencialmente pobres esta es la cuestión de modo que hay una trampa en la pobreza como nueva cuestión social no hay novedad ahí sino en la transformación del mundo del trabajo y del capitalismo en general ocurrida a lo largo de los últimos 30/40 años y de la que no escapó nuestra región en el caso de nuestro país dejó además otro remanente hasta ahora irreductible de más de un tercio de la población activa desempeñándose en la informalidad es decir trabajando fuera de las regulaciones y sin las protecciones que mal que bien se habían instituido a lo largo del siglo xx muchas de ellas restituidas por los dos últimos gobiernos precisamente en el trabajo y en las regulaciones del empleo se han dado los cambios más significativos en este último ciclo a favor de condiciones de trabajo decente es decir formal y protegido inicialmente una serie de medidas de política laboral específicamente dirigidas a preservar los puestos incidieron favorablemente en el nivel de empleo además el reinicio del crecimiento económico y la recuperación de industrias y de las economías regionales favorecieron el descenso sostenido de 1 4 por estela grassi

[close]

p. 15

la cuestión social y la cuestión de la pobreza 1 5 la consumación del neoliberalismo fue una sociedad caracterizada por el deterioro de la convivencia democrática que se advierte en la calidad de la vida urbana en esa distribución desigual en cantidad y calidad de los bienes y servicios públicos como en lo que se resume y reclama como problemas de seguridad la desocupación más intensamente hasta 2007 a lo largo de todo el período el empleo creado ha sido en mayor proporción pleno y formal así por ejemplo en 2010 de cada 10 empleos creados 8 se registraron según la información oficial tendencia que indica un sesgo exactamente inverso al de la estrategia de la flexibilización de la década de 1990 en la misma dirección el nivel de los salarios se recuperó en general por diversos factores capacidad de negociación sindical crecimiento económico y un programa basado fuertemente en la expansión del consumo interno se dio un incremento significativo en términos nominales y también en términos reales principalmente desde 2008 según demuestran quienes estudian el mercado de trabajo aunque ­señalan también­ se advierte una importante dispersión salarial por sectores que hace presumir diferencias de productividad de rentabilidad de capacidad de negociación y una demanda diferenciada de calificación de la mano de obra distante de la oferta en el contexto de esta evolución del empleo y el salario la existencia de esa población viviendo en condiciones de pobreza se comprende en coincidencia con el empleo no registrado y las actividades de subsistencia por las que sobreviven muchos hogares ese piso superior al 30 de los asalariados no registra dos en la seguridad social y que por lo tanto no gozan de sus protecciones constituye aún como reconocen con buen criterio las autoridades laborales un problema de proporciones para la política laboral en algunos sectores la informalidad es el modo característico de ocupación y periódicamente se relevan situaciones de extrema explotación la confección es uno de ellos donde suelen hallarse talleres clandestinos desde los que se provee incluso a marcas reconocidas entre los trabajadores rurales la contratación informal es la modalidad de trabajo normal el empleo doméstico es otro sector que alimenta la informalidad laboral y afecta principalmente a mujeres en algunos casos se han dispuesto cambios normativos importantes como el nuevo estatuto del peón rural y al momento de escribir estas notas está tratándose en el congreso un nuevo régimen de contrato de personal doméstico su importancia fundamental radica en que la ley permite y obliga a la intervención del estado aunque no sea suficiente en lo inmediato para modificar prácticas naturalizadas en las que todos entran y donde puede hallarse un núcleo duro del problema vivir del trabajo y no morir por él y tener ingresos razonables para alimentarnos educarnos abrigarnos curarnos si nos enfermamos y tener protección cuando estemos viejos o inhabilitados para trabajar depende de las regulaciones condiciones y seguridades políticamente adheridas al empleo.

[close]

Comments

no comments yet