Edición 293 - Revista Aeronáutica

 

Embed or link this publication

Description

Colombia en el Espacio con FACSAT-1

Popular Pages


p. 1

Edición 293 ISSN 0034-6942 9 770034 694001 Colombia $9.500 00293 Colombia en el Espacio con FACSAT-1

[close]

p. 2



[close]

p. 3

Portada FACSAT-1 Fotomontaje: Javier Aurelio Rodríguez Pérez Afiche: UH-60L Ángel Fotografía: Oliverehmig Photography revistaaeronauticafuerzaaereacolombiana @RevistaFAC FUERZA AÉRE COLOMBIAN DESDE EL CIELO PROTEGEMOS NUESTRA Consejo Editorial Mayor General Jorge Tadeo Borbón Fernández Presidente Coronel Mayerlin Galindo Lúligo Directora ASD2. Rosa Eliana Caipa Rozo Jefe de Redacción Correctora de Estilo Anny Rocío Palencia Salcedo Asistente de Redacción Coronel Danysh Adey Forero Camacho, Teniente Coronel Leonardo Torres Mosquera, Teniente Coronel Carlos Giovanni Corredor Gutiérrez, Mayor Mario Andrés Espinosa González, Mayor José Luis Martínez Díaz, Mayor Eliana Jennifer Marín Arteaga, Capitán Heiny Fernel Pérez Rueda,Teniente Grace Paola Martínez Guevara, Teniente Luis Antonio Agredo Ravelo, Técnico Subjefe Nelson González Hincapié, Técnico Tercero Nathaly Martínez Bernal, Andrés Hurtado García, Comunicaciones Estratégicas de CACOM 3, 4, EMAVI. Colaboradores Mayor Mario Andrés Espinosa González, Capitán Ana Beatriz Castillo Cárdenas, Teniente Luisa Fernanda Bolívar Turizo, Teniente Grace Paola Martínez Guevara, Técnico Tercero César Prada Aponte, Técnico Tercero Martha Orozco Navarro, Andrés Hurtado García, Ignacio Ramírez Fotografía, Javier Casella-Mindefensa, Oliverehmig Photography, Andrés Mauricio López, Jorge Orozco-El País, Comunicaciones Estratégicas de CACOM 3, 4, EMAVI. Fotografía AT. Angie Milena Sánchez Tovar Reportería Gráfica Mayor Edisson Alexander Piraquive Riveros Humor Aeronáutico T4. Kimberly García Amaya AA11. Zulma lngrid Méndez Buitrago AS14. Nancy Jeannette Tovar Piraquive Circulación y Atención al Cliente Jefatura de Desarrollo Humano FAC Archivo General Fuerzas Militares Agradecimiento Javier Aurelio Rodríguez Pérez Diseño Printer Colombiana SAS, quien sólo actúa como impresor. Preprensa - Impresión Revista Aeronáutica Una publicación de la Fuerza Aérea Colombiana al servicio de la Aviación Nacional. Fundada en 1933 • Circula desde 1947 • Decreto No. 602, marzo 08 de 1949. ISNN 0034-6942 • NIT 860016710-1. Envíe sus artículos y/o sugerencias Calle 42 No. 22-24 • Barrio La Soledad • Bogotá • Cel: 310 868 79 69 • Tel: (1) 2 87 76 32 • 315 98 00 Ext: 1292 • Fax 315 98 00 Ext: 1284 E-mail : revistafuerzaaerea@yahoo.es www.revistaaeronautica.mil.co Se prohibe la reproducción total o parcial sin autorización expresa de los editores. La Revista Aeronáutica se reserva el derecho de editar los artículos con base en los parámetros que ha establecido. El contenido de los artículos es responsabilidad de los autores y no refleja el pensamiento de la Fuerza Aérea Colombiana. Edición 293 octubre - diciembre Incluye afiche UH-60L Ángel

[close]

p. 4

Revista Aeronáutica - Fuerza Aérea Colombiana www.revistaaeronautica.mil.co La Ciencia mi Ruta mi Meta el Espacio R eviste un gran honor saludar a los lectores de la Revista Aeronáutica desde el cargo que el gobierno nacional decidió confiarme. Ser el Comandante de su Fuerza Aérea me permite compartirles la grandeza de una institución que no para de sorprenderme. A lo largo de mi carrera en ella, he visto su constante evolución. Liderarla en 2019, cuando conmemoramos su centenario demanda un compromiso superior para servir a ella. Los retos que nos aguardan en este nuevo camino son mayúsculos: el fortalecimiento de la seguridad, la consolidación de la paz, la protección de la soberanía y el apoyo humanitario donde sea requerido, son objetivos que exigen el trabajo incesante de Oficiales, Suboficiales, Soldados y Civiles, quienes, por generaciones, han demostrado empeño y dedicación. Ha sido la calidad de su gente, su interés por el conocimiento, su deseo de llegar más lejos, de imponerse metas retadoras, lo que ha permitido a la Fuerza participar y liderar proyectos científicos, tecnológicos y de cooperación internacional, como las expediciones a la Antártida y el más reciente la puesta en órbita del nanosatélite FACSAT-1, una muestra de sinergia, trabajo en equipo y proyección sin límite de la Fuerza. Esta iniciativa institucional, que retomó el lema de la Escuela Militar de Aviación volviéndolo una realidad “La ciencia mi ruta mi meta el espacio”, nos lleva a replantear la misión y visión institucional, porque hemos dado el salto estratégico cualitativo que, para un país como Colombia, significa salir del estatus quo, destinando personal y recursos propios para vencer el desafío, seguros de que es una inversión a futuro. La nueva capacidad nos va a proveer imágenes en tiempo real, cruciales para la prevención y atención de desastres; entre ellas, evaluar los daños causados 4

[close]

p. 5

Editorial https://wallpapersite.com/space/earth-above-space-hd-6408.html por inundaciones y terremotos. Su misión también está orientada a desarrollar una fuerza laboral con conocimiento tecnológico. Por tal razón, su centro de control se encuentra en la Escuela Militar de Aviación, permitiendo asegurar una experiencia práctica, oportunidades de investigación académica, desarrollo de actividades colaborativas con otras instituciones, cooperación internacional y divulgación de los resultados en investigación científica y tecnológica, además de ahorro financiero. Ese fortalecimiento de la triada Academia-EmpresaEstado,atravésdelaMaestríaenIngenieríaAeroespacial, facilita la exploración de contextos avanzados, por medio de una formación flexible, en estrecho vínculo entre la universidad, la industria y el sector defensa. Con la investigación como el catalizador donde la Fuerza Aérea, representada por su Escuela de Posgrados, la Escuela Militar de Aviación Marco Fidel Suárez y los centros de investigación en Tecnología aeroespacial, con la Universidad del Valle, a través de la Escuela de Ingeniería Mecánica, logran la sinergia del potencial científico del recurso humano, en un programa de cualidades únicas en el país, proyectado al creciente sector industrial, ya que plantea un ambicioso desarrollo de aplicaciones tales como: vehículos aéreos y espaciales, satélites, aviones no tripulados, motores de aviones, misiles y robótica. Este crecimiento y desarrollo permite construir capacidades que van a beneficiar a los colombianos; por ejemplo, sabemos que la tercera parte del país no tiene acceso a servicios, entre ellos las comunicaciones. A futuro podríamos tener satélites que mejoren este aspecto y contribuyan a cerrar la brecha geográfica, causada por la extensión y diversidad del territorio nacional. Con esta perspectiva, el FACSAT-1 es un punto de partida y no de llegada, convirtiéndose en el primer paso de un programa del mismo nombre que espera contar con varias iteraciones. En 2020, se lanzará FACSAT II con el ensamblaje en Colombia, además del diseño de la misión; posteriormente, FACSAT III que contará con ingeniería nacional y el liderazgo de la Fuerza Aérea en los aspectos administrativos. Será un proceso aeroespacial paralelo al aeronáutico donde actualmente la Fuerza jalona la industria aeronáutica, desde la logística aeronáutica con la fabricación y certificación de partes de aeronaves. Panorama, que nos lleva a ver en la conectividad, competitividad y productividad la esencia de los retos que debemos afrontar en los próximos años, enfocando nuestra mirada siempre más allá de lo que inicialmente la razón nos puede dictar, porque en los sueños emergen los grandes y transformadores proyectos. Mayor General Ramsés Rueda Rueda Comandante Fuerza Aérea Colombiana 5

[close]

p. 6

8pág. Tema Portada Colombia en el Espacio con FACSAT-1 14pág. Nuestra Fuerza Preámbulo al Centenario 20pág. Nuestra Fuerza Suma de Mística, Talento e Integridad 6 Sumario Nuestra Fuerza T-27 Tucano Bastión del Poder Aéreo Nacional 24pág. Turismo Ecológico Los Cunas o el Sentido de Todas las Cosas 28pág. Crónica Aeronáutica El Brazo Guardián 32pág. Aviación Militar Visita del Comantante USAF a Colombia 42pág. Nuestra Fuerza Liderazgo Transformador en la Amada Azul 44pág. Aviación Militar Mujeres en la Cabina del UH-60 Black Hawk 46pág. Nuestra Fuerza Adiestramiento Canino Militar Historia Aeronáutica Misión Especial de Transporte en Islas Galápagos 50pág. 54pág. Historia Aeronáutica Operación Vuelo del Ángel 20 Años 58pág. Sucesos Galardón a la Excelencia 62pág. Humor Aeronáutico FACSAT-1 74pág.

[close]

p. 7



[close]

p. 8

Revista Aeronáutica - Fuerza Aérea Colombiana www.revistaaeronautica.mil.co Descarga y usa la aplicación Igetax para escuchar este artículo Colombia en el Espacio con FACSAT-1 Por: Coronel Carlos Giovanni Corredor Gutiérrez E l 29 de noviembre de 2018, a las 04:28 horas UTC, Tiempo Universal Coordinado, 23:15 del 28 de noviembre hora Colombia, se realizó con éxito el lanzamiento al espacio del FACSAT-1, primer nanosatélite que pone en órbita la Fuerza Aérea Colombiana, desde el Centro Espacial Satish Dhawan, SDSC, ubicado en Sriharikota, India, a bordo del cohete PSLV-C43, Polar Satellite Launch Vehicle, de la ISRO, Indian Space Research Organization, con él también viajaron un satélite, un microsatélite y 28 nanosatélites más, su objetivo es obtener imágenes que permitan aportar al desarrollo del país. 8

[close]

p. 9

Tema Portada El FACSAT-1 utiliza el modelo de los CubeSats1 desarrollado en 1999, en EE.UU. por la Universidad Cal Poly, con la intención de facilitar el acceso al espacio para estudiantes universitarios. Desde entonces, el estándar ha sido adoptado por cientos de organizaciones en todo el mundo. Los desarrolladores de CubeSats incluyen universidades e instituciones educativas, así como, empresas privadas y organizaciones gubernamentales. Esta plataforma ofrece costos de lanzamiento y construcción excepcionalmente bajos, que permiten tener un rango de comparación dada la presencia constante de proveedores de lanzamiento; por lo cual en los dos últimos años han representado más del 70 por ciento de los satélites puestos en orbita (BRYCE Space and Technology, 2018), siendo la opción predilecta de naciones emergentes para desarrollar programas en este campo y también de start-ups2 que desean revolucionar la industria espacial. Su tamaño y peso reducidos permiten a los CubeSats ir "a cuestas" (piggyback) en los lanzamientos de cohetes que llevan satélites de mayor tamaño; recientemente, la NASA demostró que estos pueden acompañar a los orbitadores que viajan a otros planetas, como ocurrió en la misión InSight, que envió a Marte dos nanosatélites bautizados MarCO (Nelson, 2016), que permitieron la transmisión de las primeras imágenes de la misión. La Ciencia Mi Ruta, Mi Meta el Espacio Desde una estación terrena ubicada en la Escuela Militar de Aviación Marco Fidel Suárez en Cali, Valle del Cauca, Oficiales, Suboficiales, Cadetes, docentes, investigadores y personal de apoyo, atendieron el lanzamiento en conexión en vivo con Gomspace3 de 1 CubeSat es el nombre genérico de un tipo de microsatélite, cuyas dimensiones son de 10 x 10 x 10 cms con un peso menor a 1 kilogramo. Este tamaño estándar se conoce como 1U. Se pueden desarrollar diferentes configuraciones apilando la unidad básica hasta conseguir el tamaño deseado. 2 Este término, utilizado actualmente de manera constante en el mundo empresarial, se relaciona con empresas emergentes que tienen una fuerte relación laboral con la tecnología. Se trata de negocios con ideas innovadoras, que sobresalgan en el mercado apoyadas por las nuevas tecnologías. 3 GomSpace es un grupo empresarial especializado en diseñar, integrar y fabricar nanosatélites de altas prestaciones para el sector académico, gubernamental y comercial. Dinamarca y el Departamento del Espacio de la India del Cohete PSLV –C43; como también la presentación oficial del proyecto de la empresa danesa, quién desarrolló el FACSAT-1. El primer satélite del Programa Espacial de la Fuerza Aérea, de tres cubos, fue construido en Dinamarca y tendrá una vida útil de tres a cinco años dependiendo de la variabilidad del consumo energético, su masa es de 4 kilos y orbitará a unos 505 kilómetros de altura. Pese a su tamaño reducido, los nanosatélites cuentan con prácticamente los mismos sistemas que sus hermanos mayores. Generalmente, las naves espaciales comprenden una carga útil, es decir, aquella que permite ejecutar la misión, ya sea una medición, experimento, radio o cámara, como es el caso del FACSAT-1 y una plataforma o "bus", que se encarga de las funciones críticas de apoyo para operar la nave espacial, tales como: comando y control, comunicaciones, propulsión, sistema de control y determinación de actitud, mecanismos para retirar la nave de orbita, sistema de generación, almacenamiento y distribución de energía, además de almacenamiento de datos. PSLV-C43 Indian’s Polar Satellite Launch Vehicle, lanzado desde el Centro Espacial Satish Dhawan en SHAR, Sriharikota, India. Fotografía: Antrix/ ISRO. 9

[close]

p. 10

Revista Aeronáutica - Fuerza Aérea Colombiana www.revistaaeronautica.mil.co MSuímstaicdae, Talento e Integridad Por: Asesor de Defensa Eliana Caipa Rozo “ C ada vuelo es un desafío a las leyes de la física; un reto a nuestros temores; una descarga de adrenalina; una motivación creciente por llegar más alto, más lejos e ir cada vez más rápido; es un tsunami de estímulos a todos los sentidos; es sensación de libertad y poner a prueba las habilidades y el conocimiento para dominar una máquina capaz de volar”. 20

[close]

p. 11

Nuestra Fuerza Escuchar hablar al Mayor General Ramsés Rueda Rueda, Comandante de la Fuerza Aérea Colombiana se convierte en un recorrido lleno de emoción y mística por la historia personal de un piloto, que a su vez es el sentimiento de todos los que llevan la aviación en el alma. Con esa misma intensidad, recuerda su época de niñez y juventud en Socorro Santander, el Pueblito Viejo que lo vio nacer y crecer, donde además de estudiar, dedicaba los fines de semana a tocar guitarra, recorrer muchos caminos de herradura en su bicicleta y compartir con sus amigos en campos y quebradas. Su carrera militar se la ha ganado a pulso, resultado de ser buen estudiante, tener la disciplina, responsabilidad y rectitud como bastiones de su vida. Sin duda, su mayor heredad porque considera un privilegio ser hijo de un hombre trabajador que ha dedicado su vida a servir como mecánico automotriz y de una adorable ama de casa, quien ha vivido formándolo en principios y valores. Estudió en el liceo mixto Santa Teresita y en el Instituto Técnico Industrial del Socorro, graduándose como Técnico en Electricidad, después de haber experimentado en varias áreas como la ebanistería, mecánica de ajuste y dibujo técnico. Sin embargo, recuerda que desde pequeño se interesó por el vuelo y tuvo la idea de convertirse en piloto de esas pequeñas aeronaves que arriesgadas sobrevolaban casi rasantes los cultivos agrícolas. Un deseo difícil de cumplir porque viajar a Bogotá y estudiar para ser piloto superaba el presupuesto familiar, entonces recibió de su señora madre el consejo que cambió su vida: “ingrese a la Fuerza Aérea, allí tendrá la mejor formación”. Primer día en EMAVI, febrero de 1981. Con esa motivación, pero con total desconocimiento de la Fuerza Aérea, inició en 1980 el proceso para incorporarse. Ahora, al cumplir 38 años al servicio de la Patria, el gobierno nacional lo designa Comandante de la Fuerza Aérea, el cargo de mayor exigencia, el que genera grandes expectativas y en el que pondrá a prueba su formación como líder al haber sido Comandante de los Escuadrones de Combate de T-33 y Mirage M-5; Segundo Comandante y Jefe de Estado Mayor del Comando Aéreo de Transporte Militar, CATAM; Comandante del Comando Aéreo de Combate No. 2, Apiay; Director de la Escuela Militar de Aviación; Comandante del Comando Aéreo de combate No. 1, Palanquero; Jefe de Educación Aeronáutica e Inspector General de la Fuerza Aérea Colombiana. Enfrentando un momento crucial en la historia de Colombia, el Mayor General Rueda dedica 24 horas 7 días a la semana a su misión y en medio de su día a día siempre está presente Patricia, su señora, lectora, sensible y crítica, un apoyo que junto al de su hija, Melanie, le ha permitido mantenerse en pie en momentos desafiantes de la vida militar. “Durante 30 años de matrimonio lo he visto construir una bonita carrera con trabajo duro y disciplinado; así mismo, una familia siendo un esposo comprensivo y colaborador; padre amoroso que no olvida la firmeza en la educación y abuelo enamorado que despierta a una nueva etapa. Nuestra relación se ha fortalecido durante tantos años porque desde que nos conocimos comprendimos que: ‘Amor no es mirarse a sí mismos sino mirar juntos en la misma dirección’ como escribió Antonie de Saint Exupéry”. Cuenta doña Patricia, mientras describe a Ramsés, el amor de su vida, su compañero y amigo. La Revista Aeronáutica, más allá de entrevistar al nuevo Comandante de la Fuerza Aérea, quiere dar a conocer a los lectores, al ser humano, reservado, que busca siempre la integridad y sentirse tranquilo al mirar a los demás de frente, a los ojos. 21

[close]

p. 12

Revista Aeronáutica - Fuerza Aérea Colombiana www.revistaaeronautica.mil.co Descarga y usa la aplicación Igetax para escuchar este artículo T-27 Tucano Bastión del Poder Aéreo Nacional Texto y fotos: Mayor Mario Andrés Espinosa González P araquieneshemostenidolafortunadevolarenelterritorionacional,disfrutardepaisajesexuberantes es un común denominador. El piloto colombiano desde su proceso de formación aprende a enfrentar tres cordilleras que hacen del arte de volar todo un desafío por la climatología que ellas determinan; en contraprestación a este esfuerzo se obtiene una vista privilegiada desde la cabina, que ratifica la inconmensurabilidad del país en que vivimos. 24

[close]

p. 13

Aviación Militar Cualquier zona puede ser favorita para volar pero los Llanos Orientales siempre se caracterizan por dejar las mejores postales, puesto que su belleza en fauna, flora, ríos, llanura es tanta que el lente de una cámara no logra captar todo su esplendor. Es posible imaginarlo a través de una estrofa del Himno del Meta, departamento de la región de la Orinoquía, “embrujo verde donde el azul del cielo se confunde con su suelo en la inmensa lejanía”. Arnulfo Briceño. La conquista de los Llanos Orientales desde el punto de vista aéreo ha sido responsabilidad de la Fuerza Aérea, ya que lo basto de su extensión, 285.437 kilómetros cuadrados, siempre ha hecho difícil su recorrido por tierra. La aviación sirvió para acortar distancias, precisamente, las que aprovecharon los enemigos del desarrollo de nuestro país para realizar actividades ilegales convirtiendo a la región en uno de sus principales teatros de operación durante el conflicto del siglo pasado, donde una vez más la Fuerza Aérea Colombiana fue decisiva para la victoria militar. Con este panorama, el Comando Aéreo de Combate No. 2 con sede en Apiay, Meta, fue protagonista y sus aeronaves verdaderos emisores de esperanza al efectuar operaciones aéreas en aquellas zonas donde los narcoterroristas querían imponer su ley a través del uso ilegal de las armas. Una de las aeronaves que hicieron parte de esas misiones, el T-27 Tucano, hoy se renueva para seguir siendo un factor determinante y junto con el profesionalismo de sus tripulaciones garantizar la estabilidad interna de Colombia en el ámbito militar; ahora cambia su denominación a AT-27M. 25

[close]

p. 14

Revista Aeronáutica - Fuerza Aérea Colombiana www.revistaaeronautica.mil.co Los Cunas o el Sentido de Todas las Cosas Texto y fotos: Andrés Hurtado García H ace muchos años viví dos meses con ellos y prácticamente aprendí su idioma. Aprendí a amarlos, a admirarlos y a envidiarlos. Hablo de los indígenas Cunas que viven en el Darién colombiano y panameño. Su nombre verdadero es tulas o dules, palabra que significa persona. Recuerdo muy bien, -aquella vez fue en 1971- que yo quería llamar al hijo del cacique para regalarle unos caramelos. Había varios niños jugando en la plaza del poblado. Grité su nombre, Matchi, y se vinieron todos los niños. No comprendí lo que pasaba. Entonces llamé a la niña. Grité su nombre, Meme, y se acercaron todas las niñas. Me explicaron, luego, que Matchi significa hombrecito y Meme mujercita. 28

[close]

p. 15

Casas típicas cunas. Cuando los niños llegan a la que llamamos edad de la razón la comunidad hace una reunión que dura toda la noche y en ella se deciden los nombres que se pondrán a los niños y niñas. Estas reuniones son periódicas y se llevan a cabo para tratar los asuntos de la comunidad y pueden durar toda la noche. Se llaman lereos. Todos los miembros de la comunidad se expresan libremente. De cada niño la comunidad dice lo que de él sabe, sus cualidades y defectos y según eso le ponen el nombre que significa lo que el niño es. Su nombre lo identifica plenamente con sus principales cualidades, a diferencia de nosotros que imponemos a nuestros hijos los nombres según el gusto de los padres y a veces hay disgustos por la disparidad de pareceres. Y así imponemos nombres cuyo significado o etimología riñe con las características de la persona. Por ejemplo, llamamos Bernardo, que significa fuerte como un oso, a un muchacho enclenque. Admiro de los cunas el respeto que tienen a la autoridad y su manera democrática de tratar los asuntos referentes a la comunidad. Los cunas panameños viven en un conjunto de islas, la más conocida es la de San Blas y se encuentran volcados al turismo. Los cunas colombianos viven al norte del departamento de Antioquia en los poblados de Necoclí, Caimán Nuevo y Arquía. Los dules de Arquía viven todavía en mayor armonía con la naturaleza porque su poblado queda alejado de las ciudades. A ellos me refiero en este relato. 29

[close]

Comments

no comments yet