Escapulario 2019

 

Embed or link this publication

Description

Revista Escapulario año 2019

Popular Pages


p. 1



[close]

p. 2



[close]

p. 3



[close]

p. 4



[close]

p. 5



[close]

p. 6



[close]

p. 7



[close]

p. 8



[close]

p. 9



[close]

p. 10

de dar formación a los internos y sus familiares para que puedan tener nuevos horizontes de vida. En este nuevo convenio se impartirán clases como contabilidad, informática y alfabetización para quienes quieran dentro de ese colectivo desfavorecido buscar oportunidades de empleo y una salida a esos ambientes que sólo les favorecen a delinquir una y otra vez. Informaros que en el acompañamiento musical de la procesión, se ha firmado un contrato para el año 2019 y 2020 Arriba izq: visita al director general de la Policía Nacional Derecha: Visita al subdirector general de Inst. Penitenciarias Abajo izq: visita a la subsecretaria de Justicia hermanos de honor de la Cofradía, por el cual se ofrecen, a través de la Cofradía, todos los servicios de orientación y asistencia a los presos de la provincia, para lo cual firmamos un convenio de colaboración entre las dos entidades y se ha puesto en servicio a través de los tres centros de internamiento que hay en la provincia. En breves fechas firmaremos un segundo convenio en el que trataremos con la banda de cornetas y tambores del Arroyo de la Miel, en sustitución de la banda de música del Nazareno de Alhaurín y con la Banda de Música de la Cofradía del Cautivo y de la Trinidad para acompañar a Nuestro Padre Jesús El Rico en sustitución de la banda de música del Maestro Eloy García. Por último y aunque ya hay algún artículo en este número del Escapulario haciendo referencia a la gran pérdida que hemos sufrido todos los hermanos de esta Cofradía con la muerte de nuestro Albacea de Cultos Jesús Frías, no quiero desaprovechar la ocasión para tener un recuerdo a su memoria. Siempre es triste perder un familiar

[close]

p. 11



[close]

p. 12



[close]

p. 13



[close]

p. 14

Estos elementos constitutivos de nuestra fe, no podemos descuidarlos nunca. Creo que mi tarea como director espiritual y párroco es fortalecer la dimensión que esté más debilitada o completar aquella que no esté desarrollada. Veamos cada una de estas dimensiones: Cofrades que celebran el Domingo A principios del s. IV, el culto cristiano estaba todavía prohibido por las autoridades imperiales. Algunos cristianos del Norte de África, que se sentían en la obligación de celebrar el día del Señor, desafiaron la prohibición. Fueron martirizados mientras declaraban que no les era posible vivir sin la Eucaristía, alimento del Señor: sine dominico non possumus (...) Hicieron de la Eucaristía el centro de su vida. Nosotros tampoco podemos vivir sin participar en el Sacramento de nuestra salvación y deseamos seriuxta dominicam viventes, es decir, llevar a la vida lo que celebramos en el día del Señor. Con estas palabras de Benedicto XVI, de Sacramentum Caritatis, os invito a participar del Sacramento del Amor entregado. Hay que hacerlo prioritario en nuestra vida como cofradía, y ojalá algún día lleguemos a decir que necesitamos de la eucaristía para vivir. No sólo en la celebración, sino también en su presencia permanente en el Sagrario. Cofrades que conocen su fe Nadie ama lo que no conoce, dice una sentencia clásica. Los creyentes debemos conocer el contenido de nuestra fe, porque ésta no es solo un sentimiento, sino que es la adhesión de la persona a todo un conjunto de verdades reveladas por Cristo. Profundizar en su contenido hace que la vida misma de la cofradía se enriquezca interiormente.

[close]

p. 15

En Cristifideles laici (documento en torno a la vocación y misión de los fieles laicos) se nos insiste en que la formación espiritual ha de ocupar un puesto privilegiado en orden a crecer en la intimidad con Jesús, en la conformidad con la voluntad del Padre y en la entrega a los hermanos. La formación es fundamental para ser capaces de dar razón de la esperanza cristiana en el mundo de hoy. Por lo tanto, todos tenemos que trabajar por articular en nuestra hermandad momentos de formación que sirvan para vivir la fe de una manera más coherente. En esa tarea me tendréis siempre que lo necesitéis. Cofrades que viven en comunión Nuestra hermandad, como cualquier asociación dentro de la Iglesia, no es nada por sí mima. Tiene su sentido pleno en relación y comunión con la Iglesia. Ésta no es algo que está fuera de mí, es una realidad en la que estoy inmerso desde mi Bautismo, y en ella intento vivir mi fe. De aquí se desprende el valor profundo que tienen la comunión dentro de la cofradía y en la Iglesia. Sé que no siempre resulta fácil la convivencia y la comunión entre todos. Con mucha frecuencia no nos entendemos y nos molestamos mutuamente. Día a día es necesario recordarnos las palabras de San Pablo: Sed buenos, comprensivos, perdonándonos unos a otros como Dios os perdonó en Cristo (Ef 4, 32). Cofrades que ejercen la caridad El ejercicio de la caridad debe ser una actitud constante en el cristiano. Es un mandato que viene del mismo Señor y no podemos olvidar esta dimensión nuclear de nuestra fe. En la virtud de la caridad se encuentran la esencia del cristianismo. La caridad es el centro de la predicación de Cristo y el mandamiento principal y más importante. Podemos decir que es la base de toda espiritualidad cristiana. Como hermandad me consta de vuestras acciones en torno a esta dimensión con los más necesitados y entre vosotros mismos. No dejemos que otras tareas, también importantes, nos quiten el tiempo y las fuerzas. Ojalá imitásemos a la Virgen en la diligencia con que Ella acudió en ayuda del prójimo, en la visita a su prima Isabel o ante la necesidad de vino en las Bodas de Canaa. Cofrades que viven el culto público como expresión externa de su fe Nuestra cofradía pone su sentido de fe más expresivo en la procesión. Ésta debe ser un auténtico acto de culto, testimonio convincente de fe y que sirva de acción evangelizadora y catequética para los que nos contemplan. Más allá de lo externo, todos unidos como hermandad, ponéis en marcha aquello por lo que estáis trabajando todo el año. Así, que os animo desde estas líneas a seguir siendo testimonio público de fe por las calles de nuestra ciudad de Málaga. Miguel Ángel Gamero Pérez

[close]

Comments

no comments yet