Revista Dedal de Oro 78

 

Embed or link this publication

Description

Creada en noviembre del 2002 y nombrada como la conocida planta silvestre muy extendida en el Cajón del Maipo. Las páginas de Dedal de Oro buscan rescatar la cultura, patrimonio y turismo del Cajón del Maipo

Popular Pages


p. 1

Cultura y Naturaleza Cajón del Maipo, Chile Año 15, Nº78 www.dedaldeoro.cl Dedal de Oro Marzo 2018 $1.500 pesos chilenos PATRIMONIO / LEYENDAS / PERSONAJES CAJON DEL MAIPO / COMUNIDAD / ACTIVIDADES / FLORA Y FAUNA

[close]

p. 2

Indice 6 20 16 3 DedaliCosas 6 Federico Assler en Roca Negra 8 El astuto y sabio Zorro Culpeo 10 La Naturaleza del Maipo 12 La Aduana del Manzano 14 Andar en Tren 16 Exposición de José Venturelli Eade en San José de Maipo 20 Cruce de los Andes por Portillo Piuquenes 26 Exposición Alma y Corazón 28 Homenaje a Juan Alarcón, Músico Cajonino en Suiza 32 Lazos entre Eduardo Barrios y Juan Emar 36 Los Hermanos Pincheira en el Cajón del Maipo 38 Los Entierros 40 Viaje por el Cajón del Maipo [2]Dedal de Oro

[close]

p. 3

[3]Dedal de Oro

[close]

p. 4

Créditos Edición y Dirección: Benjamín Bustos González Dedal de Oro, Revista de Naturaleza y Cultura editada por la Fundación Casa Cultura Dedal de Oro. Fotografía y Gestión: Andrés Zavala Campos Fotografía Portada y Contraportada: Andrés Zavala, Valle el Plomo” Puntos de venta Diseño y diagramación: La Obra: Tienda Muyu, Camino al Lorena Suárez Volcán 990, local A. Colaboradores: San José de Maipo:Casa Cultura Dedal de Oro, Calle Dedal de Oro S/N. Humberto Espinosa- Matías Ríos- Rubén ContrerasCecilia Sandana - Juan Pablo Yáñez Barrios - Cristián Sarmiento- Karma Pema Dorye- Julio Arancibia- Hermano Tadeo cbx- Solange Cid -Humberto Calderón- Patricia Valenzuela - Gustavo Simpson Patrocinadores: I. Municipalidad de San José de Maipo / Sureste / Sergio Iturrieta soluciones gastronómicas / Abasto Súper / Dulce Sueño Fundación Casa Cultura Dedal de Oro: Calle Dedal de Oro S/N, San José de Maipo, Santiago de Chile. Imprenta: Dedal de Oro Derechos reservados del contenido gráfico y editorial prohibida su reproducción. Teléfono. +56 9 52541587 Sitio Web: casaculturadedaldeoro.cl Correo electrónico revista@casacultura.cl Facebook: Casa Cultura Dedal de Oro Twitter: @cajondelmaipo Instagram: @casaculturadedaldeoro ***Las opiniones vertidas en esta edición son de exclusiva responsabilidad de quien las emiten. [4]Dedal de Oro

[close]

p. 5

EDITORIAL Benjamín Bustos Editor Imagen Solange Cid. El Cajón del Maipo es un tesoro lleno de naturaleza y riqueza cultural. Dedal de Oro hoy regresa luego de un año y lo hace junto a la Fundación Casa Cultura Dedal de Oro, manteniendo como norte la protección, conservación y difusión del patrimonio cultural y natural del Cajón del Maipo. El rescate del patrimonio intangible, es decir, testimonios de viajeros, las tradiciones orales y costumbres de la zona, son parte hace años del archivo y aporte realizado por la revista Dedal de Oro. Comprender el patrimonio implica entre todos construir un conjunto de principios que promuevan tanto el respeto a la diversidad, la naturaleza y la convivencia. Creada en noviembre de 2002 y nombrada como la conocida planta silvestre muy extendida en el Cajón del Maipo, las páginas de Dedal de Oro buscan rescatar la cultura, patrimonio e identidad del Cajón del Maipo. La revista fue fundada por el escritor Juan Pablo Yáñez Barrios, quién lleva la literatura en la sangre, nieto de dos importantes escritores: Eduardo Barrios y Juan Emar. Hoy, gracias al aporte de Juan Pablo Yañez en lo que fue la casa histórica del Premio Nacional de Literatura, Eduardo Barrios, en San José de Maipo se levanta un Centro Cultural y Museo, proyecto que administra la Fundación Casa Cultura Dedal, donde se realiza la publicación de esta revista. Con sus 78 números Dedal de Oro en 16 años ha conquistado el corazón de sus lectores y se ha transformado en un conocido medio de comunicación y espacio cultural dentro y fuera de San José de Maipo. Abierta a la comunidad, es un importante medio cultural y educativo que da tribuna de expresión a colaboradores locales y extranjeros, entre ellos consagrados artistas y escritores. En este sentido ha sido una ventana para mostrar las bellezas naturales y los valores culturales e históricos de la comuna de San José de Maipo. El presente número inaugura una segunda era de Dedal de Oro, recoge una selección de artículos anteriores, junto a otros nuevos. Como nuevo equipo asumimos el importante legado de la revista, como lo dice Bernardo de Chartres “somos enanos en hombros de gigantes. Podemos ver más, y más lejos que ellos, no por la agudeza de nuestra vista ni por la altura de nuestro cuerpo, sino porque somos levantados por su gran altura”. [5]Dedal de Oro

[close]

p. 6

PATRIMONIO / CULTURAL FEDERICO ASSLER EN ROCA NEGRA Después de años en España, el escultor Federico Assler Pre- diversas exposiciones individuales y colectivas y partici- mio Nacional de Arte 2009 regresó a Chile en 1981. Al año pación en bienales. Después, por diversos motivos dejo la siguiente compró una parcela en La Obra, en la que él y su pintura y comienzo a realizar esculturas. Hay toda una se- esposa, Francisca Délano, viven hasta hoy, siempre fascina- rie en que utilizo placas de madera aglomerada -años 1967, dos por el entorno de cerros y árboles castaños, nogales, 68 y 69-, las que, por un procedimiento especial, transfor- almendros que rodean su casa. En 1993 adquirió la antigua mo en esculturas. Fue con ellas mi primera exposición en hostería España en la bajada de los Caracoles, La Obra y co- el Museo Nacional de Bellas Artes, en 1969. menzó a transformar el lugar en su taller, llamado “Roca Ne- gra”. Su idea es dejar este lugar como Fundación el día que Desde que me inicio en la escultura, mi propósito fun- como él nos dice “ya no esté”. Hoy, ese espacio ya constituye damental es que ellas no tengan pedestal, que puedan un verdadero museo, con sus obras repartidas tanto en la ex incorporarse en forma natural al espacio exterior: plazas, hostería como en los jardines. Dedal de Oro visitó a Federico calles, en relación a las construcciones de la ciudad…; que en ese cuidado lugar, cuyas esculturas -las hay grandes y pe- emerjan directamente del suelo… Me doy cuenta de que queñas- hablan por si solas de lo orgánico y de la sensuali- el material no resiste el tiempo, y entonces hago algunas dad, afirmación sorprendente si pensamos que consisten en experiencias con hormigón, un encargo de muro para un bloques de «frío» hormigón, material que para el escultor es edificio. Comienza así mi contacto con este material ex- extra-ordinario y duradero. Presentamos palabras y fotos de traordinario, piedra actual. Posteriormente descubro los la obra de este artista grande afincado en el Cajón del Mai- bloques de poliuretano expandido, comúnmente llamado po, lugar en el que dejará su huella para siempre. aislapol (marca registrada de BASF, Alemania). Comienzo a hacer los moldes con este material, y trabajo así a la in- «De la información general que circula sobre mi persona versa de los escultores. Realizo las superficies que darán y de la cual hizo eco el número anterior de Dedal de Oro, forma a la masa informe de hormigón, que hoy puede ser quisiera aclarar que mis estudios de arquitectura en la Uni- líquida. Esta técnica la voy desarrollando durante años -ya versidad Católica de Valparaíso duraron sólo un año; tam- casi cuarenta- de una manera personal, propia. Ello me poco estuve en la Escuela de Bellas Artes de la Universidad ha permitido construir obras de diverso tamaño, en varios de Chile. Mis estudios consistieron tan sólo en un periodo países, que se incorporan a espacios públicos. de seis meses con el pintor Hans Soyka en la Escuela de Bellas Artes de Viña del Mar, pintura y dibujo. Mi reciente exposición en el Museo de Bellas Artes fue para conmemorar los cuarenta años transcurridos desde mi pri- Mi actividad durante casi doce años fue la pintura, con mera exposición de escultura, en 1969, en el mismo museo [6]Dedal de Oro

[close]

p. 7

y misma sala. Mostré una escultura de ese año, diversas de años posteriores y una obra especial última que se podrá ver próximamente emplazada en algún lugar céntrico de Santiago. [7] Dedal de Oro

[close]

p. 8

PATRIMONIO / NATURAL EL ASTUTO Y SABIO ZORRO CULPEO, UN VECINO RESIDENTE DEL CAJÓN DEL MAIPO E IMPORTANTE ESPECIE EN EL MANTENIMIENTO DEL ECOSISTEMA El zorro culpeo (Lycalopex culpaeus) es una de las tres especies de zorros que habitan el territorio nacional. Las otras dos especies, que presentan un menor tamaño, son el zorro chilla y el zorro de Darwin. Este último habita en la isla de Chiloé. El zorro culpeo mide entre 60 y 115 cm desde la cabeza a la base de la cola, que puede alcanzar un largo que va de los 30 a 45 cm. Su peso oscila entre los 7 y 12 kilos. El tamaño de los culpeos varía de acuerdo con la región geográfica. Se ha visto que en el sur del país los ejemplares tienden a ser más grandes y más oscuros. Se caracteriza por presentar un color gris en el dorso y rojizo en la zona exterior de las patas y sobre la cabeza y cuello. Habita en diversos ambientes, como montañas, bosques y en todo tipo de vegetación. En el Cajón del Maipo suele verse cuando se cruza por los caminos, e incluso se puede ver atravesando la carretera en dirección al río Maipo. En una ocasión se atravesó enfrente de mi jeep, y lamentablemente al cruzar se encontró con una cerca que le impedía el paso. Comenzó a correr por todo el largo de la cerca tratando de ingresar por ella. Dicho avistamiento ocurrió en el sector de Las Lajas. En ese mismo sector, en otra ocasión, lo vi cazar un conejo al costado de la carretera y no pude evitar ponerme nervioso ante el peligro que corría por el paso de tanto vehículo. Hace un mes, caminando en el sector de Lagunillas en mi trabajo de monitoreo de águilas, encontré una carcasa de un ejemplar muerto que aparentemente había sido desenterrado por la acción de las máquinas que están trabajando en el pavimento de dicha zona. La causa de muerte aparentemente se debía a un disparo, ya que después de revisar con mucho detalle la carcasa encontré un orifico en su cráneo que al parecer correspondía a un escopetazo o pistola. Una característica bastante llamativa es que defecan y orinan en las huellas o [8]Dedal de Oro

[close]

p. 9

PATRIMONIO / NATURAL Zorro culpeo (Lycalopex culpaeus). Fotografía: Daniel Gomez- senderos por donde uno camina, posiblemente lo hacen para marcar su territorio. Las fecas presentan grandes cantidades de frutos, siendo así un agente dispersor de muchas especies vegetales. Presenta actividad diurna y nocturna. Es solitario, salvo en la época de celo, a fines del invierno. Tiene de tres a cinco crías y durante la época reproductiva construye madrigueras en el suelo o en huecos de árboles, sitios que le sirven de protección ante posibles depredadores, entre ellos el hombre. Los zorros son importantes depredadores de roedores silvestres y de lagomorfos (conejos y liebres), aves, reptiles e incluso insectos. Es señalado como dañino en lugares donde se crían ovejas y chivos, situación que lo ha llevado a tener un conflicto constante con el hombre. Su estado de conservación en el país es en peligro de extinción, sobre todo en la zona austral, ya que es perseguido por su piel y por atacar ganado doméstico y aves de corral. Entre los años 1910 y 1979 nuestro país comercializó al extranjero aproximadamente más de 300.000 pieles, lo que representa una matanza de aproximadamente 4 000 zorros al año. Este vecino “cajonino” es considerado como una especie benéfica para el equilibrio de los ecosistemas naturales, ya que controla las poblaciones de animales dañinos, como por ejemplo liebres, conejos y roedores, que son reservorios de hantavirus, que pueden influir negativamente en la salud de las personas. Por tal motivo, nuestra comunidad y vecinos del Cajón del Maipo debemos velar por la protección de esta especie tan importante a nivel ecosistémico. Karma Pema Dorye, Vecino de El Manzano. [9]Dedal de Oro

[close]

p. 10

Andrés Zavala Monumento Natural El Morado LA NATURALEZA DEL MAIPO Tenemos nuestras conciencias llenas de ruidos todo el día; aprehensiones,conjeturas,culpas, críticas, ecuaciones, ideas, imaginaciones, juicios, razonamientos, temores…sólo por nombrar algunos estados interiores. Funcionamos en base a lo que dicta el pensamiento y muchas veces no disponemos del tiempo para investigar la veracidad de los pronósticos individuales. En promedio, la mente tiende a favorecer el pesimismo en contraste con el optimismo, principalmente por las fuertes impresiones emocionales que nuestra sociedad ha experimentado durante su existencia. ¡Nada es casualidad! gran parte de la humanidad mantiene vigente su elección de apreciar el vaso vacío y no lo que está disponible; independiente de su valor económico o sicológico. La mente no para y, día a día, nos ata a una experiencia limitante y repleta de inseguridades por doquier. En mi propia vida, vivía en este círculo; entre agobio, esperanza y expectativas de un futuro esperanzador ¡Claro! El empeño estaba, pero tenía claro que algo más profundo debía atender conmigo mismo. Un día caminando, puede observar que mis pensamientos transitaban entre pasado, futuro y viceversa. Opté por sentarme en la banca de una plaza aledaña y observar con diligencia lo que ocurría en mi interior. No llegué a ninguna conclusión determinante, ya que no disponía del entrenamiento ni la focalización necesaria para emprender esta misteriosa aventura de destino indeterminado. De manera silente, aparecía con intermitencia la imagen de aquella experiencia en la plaza y una voz dentro de mí me invitó a encontrar el silencio. Fue una búsqueda extenuante, donde me embarque en complejos sistemas de creencias y prácticas que muchas veces empujaban al límite la tolerancia de mi cuerpo físico. En ese recorrido y de manera totalmente espontánea, apareció la posibilidad de vivir en el Cajón del Maipo. Inicialmente, sentí pequeñas diferencias en la calidad del descanso y en la pureza de los vientos ¡Que ya era bastante a esa altura! Sin embargo, pude percatarme que paulatinamente el cuerpo y la mente (que [10]Dedal de Oro

[close]

p. 11

PATRIMONIO / NATURAL Andrés Zavala Monumento Natural El Morado técnicamente son una unidad) estaban más predispuestos a la contemplación y el relajo. La calidad de la experiencia cambió radicalmente con el paso del tiempo ¡La naturaleza me regaló apreciar su silencio! y con ello, la capacidad de escucharla, y así también, aprender a escuchar a otras personas. El apuro existencial con el que vivía comenzó a disiparse, ya que me enseño que el invierno no está preocupado por su fin o por la pronta llegada de la primavera ¡La vida es un constante movimiento y, el cambio, la esencia de la existencia! Su paisaje es abundante y lleno de creatividad, que sólo el pensamiento - invadido por el miedo y sufrimiento - impregna en probabilidades limitadas y restrictivas. No significa que el pensamiento sea negativo, sino que debemos ser conscientes momento a momento de nosotros mismos y entregar aquello que no somos. La naturaleza del Cajón del Maipo vive en una gratitud constante, regalándonos especies, colores y tonalidades dignas del Edén majestuoso. Nos prometieron un cielo encantador al momento de la transmigración, prefiero pensar que el Paraíso está aquí y ahora, en este lugar precioso y magnánimo llamado Cajón del Maipo y todos sus manjares disponibles. Estar en la naturaleza es sanación, también originalidad. Por favor, aprendamos a honrarla y respetarla por lo que es ¡Una libre, salvaje y sutil expresión de Dios! Cristián Sarmiento Escritor y Orientador www.cristiansarmiento.cl [11]Dedal de Oro

[close]

p. 12

PATRIMONIO / HISTÓRICO LA ADUANA DE EL MANZANO EN ESTA CUARTA ENTREGA SOBRE EL PATRIMONIO ARQUITECTÓNICO DE SAN JOSÉ DE MAIPO, EL ARQUITECTO Y EX CONCEJAL DE LACOMUNA, HUMBERTO ESPINOSA POBLETE, NOS HABLA ACERCA DE LAS FUNCIONES DE ADUANA QUE SE REALIZABAN EN EL CAJÓN DEL MAIPO DESDE EL SIGLO XIX. La Aduana se encuentra ubicada en la localidad de El Man- que han seguido subdividiendo. zano frente a la Capilla, por la Ruta G25, camino a El Volcán. Forma con la Estación del Ferrocarril y la Capilla un conjun- La forma original de la construcción, una L, contemplaba to histórico de gran valor. De hecho, la Dirección de Arqui- un ala perpendicular a la actual por su costado poniente, tectura tiene entre sus proyectos conformar físicamente que avanzaba hacia el Camino a El Volcán. Construida en este centro histórico mediante un proyecto que involucre a adobe, se derrumbó en 1958 con el terremoto de Las Melolos tres monumentos históricos en una gran Plaza Cultural sas. En 1983, Aduanas decide demoler lo que queda de ella. de encuentro ciudadano. Para ello ya ha tomado contacto En esa zona se desarrollaba la parte principal de la casa, con la Dirección de Vialidad, quienes han puesto este pie donde se ubicaban la sala, el comedor, el escritorio y otras forzado al futuro ensanche y remodelación de la ruta. dependencias destinadas a actividades familiares y socia- les, quedando en el ala actual los dormitorios y depenEsta sencilla construcción, que cumpliera las funciones dencias secundarias. Ésta está conformada por un núcleo de aduana hasta 1973, fue construida hacia 1830/1840 (*1) central de piezas comunicadas entre sí, de estructura de como la Casa Patronal del Fundo de El Manzano, propie- madera con adobillo. Por el norte y el sur rodean este núdad de la familia Alen, actualmente con una superficie de cleo central dos amplias galerías de estructura de madera 291.30 m2. Hacia 1870 la propiedad fue rematada pasando y ventanales corridos, que servían entonces de agradables a ser propiedad del Departamento de Aduanas de Fronte- y asoleadas zonas de estar. ra. Su terreno tiene actualmente sólo 30.431 M2, después de algunos extraños “recortes”, apropiaciones de particula- UNA HISTORIA OLVIDADA res en su límite norte. El resto de los terrenos del fundo se- La Aduana Portillo del Maipo, como se la conoció desde firían expropiados por la CORA hacia los años 65/70 durante nes del siglo XIX, cumplía funciones de control del Camino la Reforma Agraria y entregados a agricultores y campesi- a El Volcán en su calidad de paso fronterizo, al comunicar nos de la zona, los que después vendieron a particulares con los pasos de La Aduana Portillo del Maipo, como se la [12D] edal de Oro

[close]

p. 13

PATRIMONIO / HISTÓRICO conoció desde fines del siglo XIX, cumplía funciones de control del Camino a El Volcán en su calidad de paso fronterizo, al comunicar con los pasos de Piuquenes y Cruz de Piedra, entre los principales del Cajón del Maipo. Este Servicio, que unía a Aduanas y Carabineros de Fronteras, funcionaba anteriormente en una pequeña garita/retén junto al actual puente del Río Colorado, y, años más tarde, en el actual Retén de Carabineros de San Gabriel, en ese entonces “avanzada de Aduanas”. Esta labor se inicia con anterioridad a 1835 a través de un servicio especial de Carabineros de Frontera. Hacia 1940 el camino sólo era una huella de tierra, más para uso de carretas, ganado y arrieros. Pasaba por ella una micro al día, que unía Puente Alto con San José de Maipo. El tráfico principal de pasajeros, vecinos de la comuna en especial y algunos visitantes, se hacía a través del Ferrocarril Militar, que además, en otros horarios, bajaba calizas y otros materiales provenientes de las minas del interior del Cajón. En 1970 asume como Jefe de la Aduana Don Daniel Molina Valenzuela. Su tarea principal era controlar el paso de ganado que subía y bajaba de las veranadas o que cruzaba por los pasos de El Portillo Piuquenes, Río Negro y otros. Sus dueños, distintos ganaderos del Cajón, debían inscribir sus marcas en las oficinas de la Tesorería, en Santiago, declarando la cantidad y características de su ganado. Asimismo, debían dejar un facsímil del “dibujo” de su marca. Estos datos se anotaban en un libro de registro, llevando a la Aduana sólo los papeles de inscripción y copia del facsímil. El Jefe de la Aduana (no había más personas a cargo), apoyado por los Carabineros de Aduanas y provisto de los registros y antecedentes, hacía controles a la vuelta del ganado desde aquellas veranadas, en El Manzano o en San Gabriel, subiendo a veces a caballo a los diferentes pasos fronterizos. En 1973 llega a la Aduana de El Manzano un nuevo funcionario uniformado, de civil, a ejercer controles y trabajos de investigación sobre la población de la zona ajenos a la función de Aduanas, retirándose después de algunos meses, con lo cual la Aduana deja de funcionar. A fines de 1973 las tareas de control fronterizo son traspasadas definitivamente a Carabineros. Don Daniel Molina y su familia se dedican entonces a cuidar la propiedad y a mantenerla como centro turístico para los funcionarios de Aduanas. Actualmente, ya declarada Monumento Histórico, la Aduana espera financiamiento para transformarse en un Museo del Servicio General de Aduanas. (FUENTES: -Sra. Gladis Sexton , viuda del ultimo jefe de la Aduana Don Daniel Molina Valenzuela. Vivió en la Aduana hasta el año 2004, y hoy en una población vecina con su familia. -Archivos y biblioteca de la Dirección de Aduanas. -Archivos de INDAP.) Humberto Espinosa Poblete [13D] edal de Oro

[close]

p. 14

ANDAR EN TREN … es de lo mejor se tira el cordel y se para el tren el inspector se enojará y mandará a devolver el tren… Eufóricos, ansiosos y emocionados entonábamos el estribillo. Horas antes nos habíamos juntado en la sede parroquial y los más experimentados habían revisado que todo estuviera en orden. A las 8 de la madrugada de aquel domingo partimos caminando a la parada de micros de Vicuña Mackenna en donde esperaríamos la micro que nos llevaría hasta la mismísima plaza de Puente Alto. estación para iniciar su partida. Nosotros repetíamos incansablemente el estribillo “Andar en tren, es de lo mejor… Hoy, casi cuarenta años después, las locomotoras Diesel, que podían arrastrar hasta 70 toneladas de carga cada una, el “coche comedor”, los automotores para el servicio de pasajeros, los carros de pasajeros y otro material rodante se encuentran dispersos en diferentes lugares. En aquel entonces, las micros no eran amarillas ni había tantos recorridos como los hay ahora. Si la memoria no me falla, la línea se identificaba con dos colores: fondo gris y una franja roja en la que se leía, en ambos lados, con letras blancas “Santiago Puente Alto” y adelante, en el costado superior derecho, un disco blanco con el número 72 pintado de negro. Minutos después subíamos a bordo. Para casi todos, iba a ser la primera vez. Nos bajamos en la plaza y caminamos hasta el cruce de Concha y Toro con Eyzaguirre. Y por cierto, en la esquina nos detuvimos en la panadería y compramos varios kilos de crujientes marraquetas que más tarde devoraríamos con apetito. Desde allí, una cuadrita más hacia el oriente. Nos juntamos en la boletería y el “Juanacho”, quien hacía las veces de jefe, compró los cincuenta boletos necesarios para emprender la aventura. El “boletero” marcó, pacientemente, cada uno de los rectángulos de cartón en la maquina que imprimía fecha y destino. Hoy, la alguna vez “moderna” máquina se guarda en las oficinas del Patrimonio Histórico del Regimiento de Puente Alto junto con otras reliquias. La “Panchita” –una antigua locomotora a vapor- y el coche comedor lucen impecables sobre un pequeño tramo de vía férrea, naturalmente de trocha angosta, es decir, la separación de los rieles es de sólo sesenta centímetros, ubicado en uno de los patios interiores del Regimiento de Ingenieros de Puente Alto. Uno de los carros de pasajeros está ubicado en la Plaza de San José y destinado actualmente a una pequeña oficina de informaciones. Obviamente, resulta muy atractivo subir al carro y preguntar lo que sea, con tal de refrescar la memoria. En la antigua Estación de San José, que hoy alberga algunas dependencias municipales, se conserva un par de carros de pasajeros. Del mismo modo, en la ex Estación de San Alfonso se conservan otros carros y locomotoras, mudos testigos de la historia del Cajón del Maipo. Fue en uno de esos carros donde subimos para recorrer los casi sesenta kilómetros entre las Estaciones de Puente Alto y El Volcán, la estación terminal a la increíble velocidad de 17 kilómetros por hora. Sí, leyó bien, 17 Km/hr. Hoy nadie podría circular a esa velocidad; sin embargo, las casi cuatro horas de aquel viaje se hacen inolvidables. Allí, en la vieja estación de Puente Alto, la locomotora Y¿cómonorecordarelpasoporeltúnel?O¿cómoolvidarelpaso enganchada a sus carros esperaba el pitazo del jefe de sobre los puentes? O incluso, ¿cómo olvidar las detenciones ob- [14D] edal de Oro

[close]

p. 15

PATRIMONIO / HISTÓRICO ligadasen cada unade las nueve estaciones originales? atracción turística; para ello habría que construir nueva- mente el tendido del ferrocarril cosa que a simple vista re- El paso de los años, las duras condiciones ambientales, la fati- sulta impensable. ga propia de los materiales y el exigente esfuerzo por el uso constante del material han ido deteriorando cada vez con Felizmente, a pesar del deterioro ya comentado, se conser- mayores niveles de destrucción-todos y cada uno de los viejos van algunas piezas de innegable valor sentimental para restos de lo que alguna vez fueron máquinas modernas. muchos cajoninos en un par de pequeñas oficinas de la Sección “Patrimonio Histórico” del Regimiento de Ingenieros La Estación de Puente Alto fue construida en 1900 dando de Puente Alto. En ellas tuve la suerte de ser recibido por el inicio a un importante proyecto ferroviario que se había Capitán Bastías quien, tan entusiasmado como yo, me per- elaborado en 1896. La línea férrea se internaría por la ribera mitió tomar unas cuantas fotos, me proporcionó valiosa in- norte del Río Maipo hasta San Gabriel y luego seguiría subi- formación y fundamentalmente refrescó mi memoria. endo hasta El Volcán, por la ribera sur del Río Volcán. Casi 60 kilómetros de tendido ferroviario. El primer tramo, entre Pu- No pude resistir la tentación de “encaramarme” en la Panchi- ente Alto y El Canelo cuya extensión suma diez kilómetros ta,recorrer el viejo coche comedor,hacer recuerdos y tararear demoró diez años. En los tres años siguientes se termina de en silencio el estribillo “andar en tren es de lo mejor…” construir el tendido en los cincuenta kilómetros restantes, construyéndose la estación terminal en El Volcán. Gustavo Simpson En 1913, el gobierno entrega el ferrocarril al Regimiento de Ingenieros de Puente Alto, quien se hará cargo de su funcionamiento y de su mantenimiento, hasta mediados de los 70. Sin lugar a dudas, una monumental obra de arquitectura y de ingeniería cuyo encanto, probablemente impensado, fue que el trazado recorrería los lugares más bellos del Cajón. El advenimiento del progreso con el mejoramiento de la ruta G-25 que une Puente Alto con el Volcán y la implacable decisión del mercado que convierte al ferrocarril en una “mercancía de poca o nula rentabilidad” inducen a paralizar el ferrocarril en 1978. Así, durante los años siguientes se levanta el tendido de rieles y durmientes y a partir de 1988, por disposición de las autoridades competentes, se enajenan los restos de un pasado histórico. Ya no será posible repetir el viaje en el “trencito” ni siquiera como [15D] edal de Oro

[close]

Comments

no comments yet