Nº 41. HORIZONTE DE LETRAS

 

Embed or link this publication

Description

Revista digital de creación literaria, editada por "Alfareros del Lenguaje"

Popular Pages


p. 1

#41 Revista digital de Revista digitEadlitdaedCarcperaoecrai:ócnióLnitleirtaerriaaria Sumario Nuestros socios (pág. 4) Relato (pág. 4) EntreMvicirsot-arelaatola(páegs.c1r9)itora MariROáepnsineRiñóanivl(iptaeársga,.ri2aa0u()ptáog.r2a4)de las noHvaiekula(psá“g.L26á)grimas de Poesía (pág. 28) Nueasmtroosrcyolagbuoerardroare”sy(p“ágE. l40) secrePRtooeleasdtíoae((ppEáágvg..e44l06y)) n” Ensayo histórico (Pág. 52) Opinión (pág. 58) Entrevistas (pág. 60) Entrevistas: Michou Pourtalé Eva Mª Medina Editada por Editada por: EJEMPLAR GRATUITO ©: Revista "Horizonte de Letras". Todos los derechos reservados. ISSN: 1989-6956 La Revista "Horizonte de Letras" no se responsabiliza de las opiniones vertidas por los autores participantes en este número; quienes, además, serán responsables de la autenticidad de sus obras. Octubre/Diciembre 2018

[close]

p. 2

Horizonte de Letras Nº 41 Octubre-Diciembre 2018 2 ©: Revista “Horizonte de Letras” Editada por: “Alfareros del Lenguaje”. Asociación Nacional de Escritores de Alcorcón Todos los derechos reservados. ISSN: 1989-6956 Dirección: Enrique Eloy de Nicolás Evaluación: Rafael Gálvez Enrique Eloy de Nicolás Ignacio León Fernando J.Baró Maquetación y coordinación: Enrique Eloy de Nicolás Patrocina: Para contactar con nuestra asociación: https://alfareroslenguajea.wixsite.com/alfareroslenguaje alfareroslenguaje.ane@gmail.com Para suscripciones y colaboraciones literarias: www.horizonte-de-letras.webnode.es horizontedeletras@gmail.com www.compraventacoleccion.com __________________________________________________________________________________________________________ EJEMPLAR GRATUITO ©: “Alfareros del Lenguaje”. Asociación Nacional de Escritores de Alcorcón. Todos los derechos reservados. ISSN: 1989-6956 “Alfareros del Lenguaje” no se responsabiliza de las opiniones vertidas por los autores participantes en este número; quienes, además, serán responsables de la autenticidad de sus obras.

[close]

p. 3

Horizonte de Letras Nº 41 Octubre-Diciembre 2018 Fundada en 2009 por Enrique Eloy de Nicolás SUMARIO 3 NUESTROS SOCIOS (Pág. 5) RELATO “Ha pasado una mariposa”, de Rafa Gálvez “El ausente”, de Santiago Pescador “Trizas”, de Santiago J. Miranda “Compañeros”, de Ana Larraz Galé OPINIÓN/ENSAYO “Curiosidades del Madrid antiguo”, por Matilde Gonzálvez RESEÑA LITERARIA ”Lágrimas de amor y guerra””, de Marian Rivas. Reseña realizada por Enrique Eloy de Nicolás POESÍA Poemas, de Fernando J. Baró “Cuatro tercios suman y no restan”, de Fernando Cotta NUESTROS COLABORADORES (Pág. 33) RELATO “Cuando cesa la lluvia”, de Juan Antonio Herdi “Call Center”, de Antonio Sanz Fadrique POESÍA Poemas, de Consuelo Rodríguez Poemas, de Javier Úbeda Poemas, del libro “Viajando en clásicos versos hacia lo contemporáneo”, de Ricardo Muñoz Poemas, del libro “Elogio al poeta”, de Miguel Ángel Serrano Escalada Poemas, de Ana Romano Poemas, de Yoyita Margarita OPINIÓN “Hablamos de dominio público”, de Aurora Varela ENSAYO HISTÓRICO “Movimientos Centrífugos en España. Los procesos secesionistas en América. Rebeliones indigenistas”, de Cesáreo Jarabo Jordán RESEÑA LITERARIA “Wallum y el castillo de los deseos”, de Marianno Ramoretti. Reseña realizada por Sonia Yáñez Calvo ENTREVISTA (Pág. 74) Marián Rivas. Realizada por Enrique Eloy de Nicolás Convocatoria para próxima antología: (Pág. 78) “ARCANUM FABULIS” __________________________________________________________________________________________________________ EJEMPLAR GRATUITO ©: “Alfareros del Lenguaje”. Asociación Nacional de Escritores de Alcorcón. Todos los derechos reservados. ISSN: 1989-6956 “Alfareros del Lenguaje” no se responsabiliza de las opiniones vertidas por los autores participantes en este número; quienes, además, serán responsables de la autenticidad de sus obras.

[close]

p. 4

Horizonte de Letras Nº 41 Octubre-Diciembre 2018 4 Nuestros socios ________________________________________R__el_a_t_o_s _y_c_a_ll_e_ja_s_d__el_M__a_d_r_id__m_i_s_te_r_i_o_so___________________________________ EJEMPLAR GRATUITO ©: “Alfareros del Lenguaje”. Asociación Nacional de Escritores de Alcorcón. Todos los derechos reservados. ISSN: 1989-6956 “Alfareros del Lenguaje” no se responsabiliza de las opiniones vertidas por los autores participantes en este número; quienes, además, serán responsables de la autenticidad de sus obras.

[close]

p. 5

Horizonte de Letras Nº 41 Octubre-Diciembre 2018 5 Rafael Gálvez Olmo rafagaol@yahoo.es Nace en Madrid en 1940. En el 55 trabaja ya para una Agencia de Publicidad en la que llega a ser uno de sus creativos gráficos durante más de cuarenta años. En el 58 le hacen su primera entrevista y ve publicado su primer relato en una revista “de academia”. Escribió desde muy joven y, motivado por esa inquietud se ha relacionado toda su vida con otros amantes de la literatura, por lo que le llevó a ingresar en la recién creada Agrupación Hispana de Escritores, donde fue director técnico de la publicación “Autores Lectores”, que él mismo confeccionó y modernizó durante el tiempo que perteneció a ella, publicando varios relatos (con seudónimo de Sinhué), en dicha revista, a finales de los 60 y principios de los 70. Un largo período de intenso trabajo en su profesión de creativo publicitario, le apartó del mundo literario, aunque no dejó de escribir hasta que, llegado su “relax laboral”, contactó con un grupo de jóvenes escritores con los que creó “La Voz de Ondarreta”, un periódico local (en Alcorcón), de una calidad literaria excepcional, pero de una vida muy efímera por cuestiones muy largas de exponer. Mas estos mismos autores (amigos), deseaban seguir juntos escribiendo, culminando con la fundación de la Asociación Cultural-Editorial Verbo Azul, (en Alcorcón), en donde se encargó de la confección y maquetación de sus múltiples cuadernillos y libros que publicó esta Asociación, hasta 2012. Siempre con el apoyo de amigos, crearon la Asociación de Escritores de Alcorcón “ALFAREROS DEL LENGUAJE”, en donde participa en sus publicaciones físicas como en la revista digital “Horizonte de Letras” que esta asociación edita. Ha publicado diversos artículos en periódicos provinciales, y varios libros y relatos cortos en las diversas publicaciones de estas asociaciones. También, a lo largo de su vida laboral, ha recibido varios premios literarios, así como en arte gráfico y fotografía. __________________________________________________________________________________________________________ EJEMPLAR GRATUITO ©: “Alfareros del Lenguaje”. Asociación Nacional de Escritores de Alcorcón. Todos los derechos reservados. ISSN: 1989-6956 “Alfareros del Lenguaje” no se responsabiliza de las opiniones vertidas por los autores participantes en este número; quienes, además, serán responsables de la autenticidad de sus obras.

[close]

p. 6

Horizonte de Letras Nº 41 Octubre-Diciembre 2018 6 Lo que van a leer es un sueño precioso, un precioso sueño... soñado..., parecido al que todos sentimos cuando tenemos el mejor sueño en nuestro sueño. HA PASADO UNA MARIPOSA Ha pasado una mariposa... Entre mis ojos y la página del libro que estoy leyendo, plácidamente, a la sombra del parterre de mi jardín, se ha cruzado una mariposa. Mi mirada ha seguido, curiosa, su aleteo. A poco espacio se ha detenido, sobre una rama, cerca de una flor, mientras yo no dejaba de observarla. Movía sus alas con tan abundante despliegue de colorido, que no pude por menos de sentirme atraído y me aproximé, lentamente, para no asustarla, observándola más de cerca, tratando de pasar inadvertido. Pequeña, frágil, vistosa, alegre... reflejó en mis ojos sus colores vivos. Rojos, amarillos, verdes... toda una gama de tonos calientes y fríos que se desprendían de aquel suave terciopelo que, como vestido de fiesta, la recubrían. Sentí un primer impulso de cazarla y guardarla para mí. Mi brazo, incluso, hizo el movimiento hacia ella, con pensamiento acuciante... pero pude contenerlo a tiempo. No debía hacerlo. Parecía tan desvalida y tan dulce... Entonces se giró y me miró. Me estremecí. Millares de pequeños ojos, que brillaban como diamantes, se clavaron en los míos. Sentí deseos de llorar por el daño que pudiera haberle ocasionado de haber cumplido mi pensamiento y mis ojos la pidieron perdón mientras, apenado, esperaba que levantara el vuelo de un momento a otro y escapase. Pasaron unos instantes y no lo hizo. Seguía mirándome desde la profundidad de una mirada inocente que me sumergía en un mundo abismal de luces y estrellas llevándome a un éxtasis de felicidad en el cual perdí la noción del tiempo. Cuando volví en mí, ella seguía allí y persistía su mirada sobre la mía, pareciendo comunicarme que no sentía miedo en que la tocara, en que la acariciara, pues sabía que nunca la haría daño. Adorable criatura, susurré. No somos de un mismo mundo... No te tocaré. Mis dedos, al hacerlo, acabarían con esa pureza virgen que te rodea y que yo llegaría a marchitar..., pero déjame que mis ojos contemplen y adoren la creación más perfecta que Dios ha puesto en mi camino y que tanto he soñado. Pareció comprenderme y revoloteó a mi alrededor creando reflejos irisados como no había visto desde el principio de mi tiempo. Me sentía turbado ante aquella frágil y hermosa criatura que me obsequiaba con la danza más extraordinaria que ojos humanos pudieran haber contemplado o imaginado siquiera. Tuve el deseo de poseerla, de hacerla mía, de acariciarla una y otra vez... De extasiarme horas y horas ante ella... en la página más hermosa de mi mejor libro... A mis ojos afluyeron unas lágrimas ante la irritabilidad de aquel pensamiento. Su dulce candidez, su viva alegría, toda la lozanía que despedía sería destruida con mis primeras caricias. Cerré los ojos para que rodasen las lágrimas que ya me molestaban y cuando los volví a abrir, ella ya no se encontraba a mi lado. Miré a todas partes, arriba y abajo, corrí a un lado y otro... la llamé... __________________________________________________________________________________________________________ EJEMPLAR GRATUITO ©: “Alfareros del Lenguaje”. Asociación Nacional de Escritores de Alcorcón. Todos los derechos reservados. ISSN: 1989-6956 “Alfareros del Lenguaje” no se responsabiliza de las opiniones vertidas por los autores participantes en este número; quienes, además, serán responsables de la autenticidad de sus obras.

[close]

p. 7

Horizonte de Letras Nº 41 Octubre-Diciembre 2018 ¿Dónde estás?... Ven... Vuelve... Por favor... Cansado me dejé caer sobre la silla. No podía irme. Estaba seguro de que volvería de nuevo. Tenía que volver. Esperé. El tiempo transcurría muy lento. El sol seguía en lo alto jugueteando entre brumas de aire y gasas blancas que le hacían palidecer. De pronto un racimo de colores brilló a mi lado. Era ella. Mi mariposa había vuelto. Me acerqué saltando de felicidad. Con sus alegres alas me comunicaba que no me había abandonado, que ella también me necesitaba... que ansiaba estar en mi libro... Saltamos de alegría, brincamos entre las piedras, corrimos entre zarzas y arbustos; subimos por árboles y volamos en el aire en pos de un sueño, en un ritmo frenético de dicha que no nos dejaba razonar sobre la locura de aquella decisión. Vivimos horas felices en aquel jugueteo constante que nos llevó a países de ensueño, a moradas de dioses, a océanos estelares de luciérnagas centelleantes, mientras fundíamos, en uno, nuestros sentimientos... nuestros corazones... El sol caminaba, tranquilo, a su cenit. Nos había acompañado, jugueteando alegre, y ahora parecía esconderse, quizá avergonzado y desilusionado, no queriendo ver ni participar en la trágica felicidad que se nos presentaba. Mirando sus ojos, de frente, me consideré el más vil de los depredadores pues conocía el final trágico de tan grandioso amor. Ella, en su mirada, aceptaba... y me pedía... Alargué la mano. Con ella acaricié, en la forma más suave que mi corazón, a loco ritmo, pudo contener. La sentí estremecer y comprobé cómo se nublaban aquellos luminosos colores que eran su personalidad. La cogí suavemente y atravesé el jardín para entrar en la casa. Me acerqué al equipo de música dónde busqué una selección romántica de ritmo suave. Ella, mirándome nerviosa, revoloteó y se acercó hacia mí apenas comenzaron a sonar las notas. Meditamos, sin palabras, sobre lo que podría ocurrir pero nos dejamos llevar sin conocimiento. Comenzamos, con suave timidez, mientras admiraba sus millares de puntos de luz en sus ojos de colores, entre los que jugaban encantadoras mezclas de blanco, naranja y negro, todo en un sueño de armonía. El viento susurraba entre la floresta del jardín mientras los roces se fueron haciendo más intensos y prolongados, muy lentamente, hasta que nos fusionamos en un largo abrazo y comenzamos a restregar nuestros cuerpos con pasión. Ya era mía... Los dos mundos distantes se habían hecho uno... Rocé su trompa con mis labios mientras sentía cómo sus antenas no dejaban de olisquear todos mis sentidos. El amanecer nos sorprende abrazados. Por el ventanal entreabierto la brisa acaricia nuestros cuerpos desnudos y el trino de las aves nos despierta y señala el comienzo de un nuevo día. Abro los ojos y te veo. Inhalo tu perfume, tu olor corporal... Abres los ojos y los labios... me miras... te miro y me inclino con mi boca sobre la tuya, caliente... en ella respiro durante interminables minutos mientras rememoro momentos que no olvidaremos jamás. Esta pasada noche escuchamos, en la oscuridad, el susurro de nuestros cuerpos al rozarse... Admiramos juntos el fulgor titilante de las estrellas al contemplarnos... A nuestros corazones y sentimientos que se abren y gritan la majestuosidad de nuestro amor... en la noche... Nos acariciamos... Tus caricias abren mis sentidos a un mundo que desconocía. Me abandono a tus manos y sueño... 7 __________________________________________________________________________________________________________ EJEMPLAR GRATUITO ©: “Alfareros del Lenguaje”. Asociación Nacional de Escritores de Alcorcón. Todos los derechos reservados. ISSN: 1989-6956 “Alfareros del Lenguaje” no se responsabiliza de las opiniones vertidas por los autores participantes en este número; quienes, además, serán responsables de la autenticidad de sus obras.

[close]

p. 8

Horizonte de Letras Nº 41 Octubre-Diciembre 2018 Admirabas mi desnudez y como ave surcando el aire, jugabas con tus alas, recorriendo todo mi cuerpo, buscando la rama donde colocar tu nido. Volamos entre los latidos de nuestros sueños, de nuestros deseos... de nuestros miedos... Estoy sediento y bebo de ti. Siento tus mudos labios hablarme, temblorosos, mientras nuestros cuerpos se revuelcan de placer. La noche nunca será tan larga y el día volverá a unirnos de nuevo. 8 Mas... hubo un suspiro... Un suspiro último que sentí muy cerca, muy hondo... que soliviantó mi corazón y me mostraron el sacrificio tan grande que ella había realizado. Y mi alma sangró... y mis ojos lloraron lágrimas de vergüenza y dolor por lo inhumano que me había comportado con ella, tan dulce, tan alegre, tan pequeña, tan indefensa... pero la adoraba tanto... la ansiaba con tanta intensidad... Hoy la tengo en mi hogar, en mi despacho, frente a mi mesa de trabajo. No dejo un instante de admirarla. Desde un gran marco, lujosamente decorado con flores de vivos colores me contempla, ella a mí, día y noche. No hay un solo instante en que yo no deje de acariciarla con la mirada o con mis manos. Ella se entregó a mí y yo estoy, por entero, a amarla, a cuidarla, a proteger este gran tesoro que Dios llevó a mis manos. Alrededor, jugueteando, sin parar, revoloteando cariñosamente, cinco maravillosas y ruidosas jovencitas mariposas, con sus ojos rebosantes de lágrimas de alegría, no paran de acariciar el cuadro de su madre y de aposentar sus alas sobre la página, ésta, en la que me dispongo a contar nuestra historia, mientras mi corazón sangra de dolor, tratando de describir el precioso sueño que he tenido en el mejor sueño de mi sueño. Dedicado a Mari, mi esposa __________________________________________________________________________________________________________ EJEMPLAR GRATUITO ©: “Alfareros del Lenguaje”. Asociación Nacional de Escritores de Alcorcón. Todos los derechos reservados. ISSN: 1989-6956 “Alfareros del Lenguaje” no se responsabiliza de las opiniones vertidas por los autores participantes en este número; quienes, además, serán responsables de la autenticidad de sus obras.

[close]

p. 9

Horizonte de Letras Nº 41 Octubre-Diciembre 2018 Fernando Rodríguez García. Nací en Ceuta el 10 de enero de 1940. Al año siguiente mi familia, como muchas otras, salió de la ciudad y se fue a Tánger, que por aquellos días era Zona Internacional y ofrecía más oportunidades de trabajo. Desde muy pequeño mi hermano mayor me inculcó la pasión por la lectura. Cursé todos mis estudios en colegios franceses hasta 1957 fecha en la que terminé el bachillerato, pero una vez más mi familia volvió a emigrar. En el Reino de Marruecos ya no había futuro para nosotros. Esta vez nos fuimos más lejos, “saltamos el charco” y llegamos a Venezuela. Compaginando el trabajo con mis estudios me formé como técnico en sistemas de refrigeración y climatización. En el 65 hice un curso de seis meses en los Estados Unidos, donde conseguí una oportunidad de trabajo como ingeniero de ventas que me llevó a viajar por todo Sur América y el Caribe. El año de 1969 ya casado y con una hija recién nacida, fui trasladado a Rio de Janeiro. En 1970 regresé con mi familia a Venezuela donde residimos hasta 1987, fecha en la que decidimos, muy oportunamente, dar por terminada la aventura americana y volver a España. En España trabajé hasta el año 2005, cuando decidí jubilarme. Dicen que nadie es profeta en su tierra. Entonces mis hobbies eran la lectura, la pintura al óleo y el dibujo a tinta china. Durante la crisis económica de 1993 me interesé por el mundo esotérico y como terapia comencé a escribir un diario con mis propias experiencias. Está visto que para los artistas, el dolor siempre actúa como detonante. La recopilación de todos mis apuntes me condujo a escribir varios relatos cortos y mi primera novela de ficción y esoterismo, titulada “Viaje por el mundo de las esferas”. Entre los años 2013-14, hice dos cursos en la Universidad Popular del Buero Vallejo, en Alcorcón, con el profesor Juan Carlos Jiménez. El primero fue de escritura creativa y el segundo un Taller de Cuentos. Hace cinco años que colaboro con la revista del Centro de Mayores de Alcorcón, donde llevo la coordinación de todos los redactores, escribo el editorial, una sección de crítica literaria, reportajes varios y cuentos. El año 2012, mi relato breve titulado “Claveles de sangre”, obtuvo el 4º premio del Certamen organizado por la Comunidad de Madrid para mayores escritores. El año 2016, mi cuento titulado “Maragato”, ganó la Mención Especial en el mismo certamen para mayores. Para finalizar acabo de presentar el día 20 de enero de este año mi novela “Huellas en la arena” que, inspirada en mis viajes, cuenta la vida de un emigrante español (1940), sus aventuras y desventuras por medio mundo y finalmente, su regreso a la patria. Esta novela la he firmado con mi seudónimo “Santiago Pescador”. __________________________________________________________________________________________________________ EJEMPLAR GRATUITO ©: “Alfareros del Lenguaje”. Asociación Nacional de Escritores de Alcorcón. Todos los derechos reservados. ISSN: 1989-6956 “Alfareros del Lenguaje” no se responsabiliza de las opiniones vertidas por los autores participantes en este número; quienes, además, serán responsables de la autenticidad de sus obras. 9

[close]

p. 10

Horizonte de Letras Nº 41 Octubre-Diciembre 2018 EL AUSENTE Santiago Pescador Me parece que otoño es la estación más bonita sufría el entorno se adentraron en territorio del año en el Estado de Nueva Jersey. Los desconocido. El alumbrado era pobre y los bosques se tiñen de colores ocres, marrones, edificios grises, los pocos transeúntes que se amarillos y hay algunos árboles que lucen veían caminaban encorvados bajo el peso de tonos rojizos. Menos en Newark: Esta una vida difícil. La única nota destacable la desangelada ciudad industrial no tiene gracia aportaba un anuncio de neón en el que se ninguna. Ni siquiera tiene árboles. Las podía leer “Duke¨s Bar & Bowling”. También construcciones más importantes son de destacaba a todo color una enorme botella de principios del siglo XX, uno diría que están cerveza y su nombre comercial. hechas con tacos de lego. Todas iguales. El La noche comenzaba a refrescar y los dos barrio de East Orange es diferente. Parece haber sido tocado por una varita mágica. Las incautos paseantes decidieron refugiarse en el Duke´s. El volumen de la música era alto, calles están arboladas y los edificios, vistosos cubriendo en parte el ruido de los bolos. Ellos y funcionales, con un máximo de cuatro se acercaron a la barra sin comprender muy plantas, tienen techos de pizarra negra y bien la mirada sorprendida del camarero afro- zonas ajardinadas. ─ La YMCA es como un cuartel para americano. Se limitó a verlos venir en silencio. En una pared lateral había una pantalla de estudiantes, una semana más ahí dentro y me televisión. Transmitían en directo un partido vuelvo loco ─, dijo Héctor. de baloncesto entre los Brooklyn Nets y los ─ Este es el mejor barrio de Newark ─ Contestó Diego, mientras caminaba distraído. New York Knicks.. Lo más parecido a un derby. Solo el camarero seguía las incidencias ─ El único, diría yo. Hemos hecho bien en del juego. mudarnos para acá. East Orange es como una ─ Dos cervezas bien frías y una copa de isla apacible, rodeada de zonas de riesgo, ya burbon ─, ordenó Héctor con la aparente sabes, el barrio latino, el italiano o el negro, para variar. normalidad de un cliente habitual. El camarero puso sobre la barra dos botellas Era sábado por la noche y atrás habían quedado cinco días de estudios e intenso de Budweiser y las abrió. Luego colocó un vasito cerca de las cervezas, cogió una botella trabajo en la escuela técnica a la que ellos asistían. Caminaban sin rumbo cierto, dejándose llevar por el azar. Vestían prendas de burbon “4 Roses” de la estantería que había tras él. Llenó el vasito sin derramar ni una sola gota. de abrigo. Diego llevaba una gabardina con forro térmico y bufanda marrón a cuadros. A ─ Son siete dólares ─ dijo en tono inexpresivo, pasando un paño blanco sobre el mostrador. Héctor, alto y delgado, de rostro afilado y siempre serio, le iba bien su largo abrigo negro con aquella bufanda blanca. Trataban Diego y Héctor pagaron la consumición, cogieron sus bebidas más un bol de cacahuetes y se instalaron en una mesa cerca de descubrir cosas nuevas e interesantes. Empezarían por un bar donde tomar unas copas. Con un poco de suerte hasta verían de la barra, dando la espalda a la ruidosa bolera. La mesa tenía tres sillas, de modo que una quedó vacía. Diego colocó el vasito de una bailarina gogó con muchas tetas y poca ropa. burbon frente a la tercera silla, era una costumbre que él tenía, evitaba que lo De la avenida Springdale a la calle N Grove solo había dos pasos. Cubrieron esta distancia sin darse ni cuenta. Dejaron atrás un tomasen por un bebedor empedernido y de paso creaba la duda que hubiese una tercera persona sentada a la mesa. supermercado y un restaurante donde servían almejas al vapor. Luego cruzaron la calle N ─ Este camarero es un soso ─ comentó Héctor. Grove y sin darle importancia al cambio que __________________________________________________________________________________________________________ EJEMPLAR GRATUITO ©: “Alfareros del Lenguaje”. Asociación Nacional de Escritores de Alcorcón. Todos los derechos reservados. ISSN: 1989-6956 “Alfareros del Lenguaje” no se responsabiliza de las opiniones vertidas por los autores participantes en este número; quienes, además, serán responsables de la autenticidad de sus obras. 10

[close]

p. 11

Horizonte de Letras Nº 41 Octubre-Diciembre 2018 ─ ¿No has notado algo raro? ─ preguntó Diego mientras saboreaba su primer trago de cerveza. ─ Ha parado de sonar la música y ya no se escuchan los bolos ─ respondió Héctor, antes de llevarse unos cacahuetes a la boca. Diego se dio la vuelta y miró hacia atrás con discreción, ─ todo el mundo nos está mirando. ─ Sí ─, balbuceó Héctor, apurando un trago de cerveza ─, nos hemos metido en un bar solo para negros. ¡Estamos en otro barrio! ─ ¡Ay, madre! Ahí viene el comité de recepción ─ susurró Diego, poniéndose una mano en la frente a modo de visera. Dos jugadores de bolos venían hacia ellos. Los dos eran negros, grandes y barrigones, llevaban vaqueros y calzado especial para jugar a los bolos. La diferencia estaba en que uno llevaba un jersey grana con grandes letras en azul y blanco que decían “New York” y debajo iba el número 70. El otro vestía un jersey azul oscuro con la palabra “Detroit” y debajo el número 10. Ambos números se repetían en las espaldas de sus respectivos jerséis. “Qué manía la de esta gente de ponerse números”, pensó Héctor al verlos venir. ─ ¿Qué se os ha perdido por aquí, forasteros? ─, dijo 70 cuando estuvo frente a ellos. ─ ¡Eso, forasteros! ─, repitió 10, que no parecía tener muchas luces. ─ Hemos venido aquí los tres a escuchar música y tomarnos unos tragos ─ dijo tranquilamente Diego, mientras Héctor seguía con la mirada fija en los cacahuetes. ─ No nos gusta que los forasteros vengan aquí a divertirse y beber nuestra cerveza ─ dijo 70. ─ No queremos fiestas de blancos que se beben nuestro burbon ─, apuntilló 10. ─ Esto no es una fiesta ─ aclaró Diego, iluminado por una repentina y descabellada idea. ─ ¿Y entonces qué es? ─ Esto es un homenaje, una despedida, un adiós a un héroe de la guerra en Afganistán ─, estas fueron palabras lapidarias en la boca de Diego. A Héctor, que seguía en lo mismo se le aguaron los ojos. ─ ¿Quieres decir que esto es un funeral? ─ preguntó 70 intrigado. ─ Así es. ─ ¿Quién es el difunto? ─ Es Bob. Un tío paterno de mi amigo aquí presente. Lo hirieron de muerte en Kabul. Era un amante de la música negra, el jazz, el Góspel. Antes de morir nos pidió que si alguna vez veníamos por aquí le hiciéramos este sencillo homenaje ─ Diego estaba muy seguro de lo que decía. Unas gruesas lágrimas rodaron por las mejillas de Héctor que había enrojecido. ─ ¿Dónde está el tercer invitado? ─ preguntó 10. ─ ¡Ahí! ─ exclamó Diego, señalando la silla vacía. ─ ¡Predicador! ─ gritó 70 ─, acérquese un momento por aquí. Necesitamos sus servicios. Un señor mayor, de edad imprecisa, de aspecto jovial, con pantalones y camisa negra, con alzacuellos, se separó del grupo de jugadores y con una gran sonrisa vino hacia ellos. Su andar y el movimiento de sus manos parecían seguir el ritmo de alguna música pegadiza. 70 lo puso al corriente de todo, a lo cual el predicador exclamó exaltado: ─ ¡Aleluya, hermanos! Mostremos nuestro respeto al difunto, que esto de los muertos, así sean blancos, es cosa muy seria. Prosigue con tu ceremonia… ─ Oremos ─ dijo Diego, juntando sus manos. Héctor se unió a él en una silenciosa plegaria. Ante la mirada atónita de los tres jugadores de bolo, Diego tomó el vasito de burbon, lo alzó y derramó directamente al suelo un chorrito del preciado licor. ─ Para el ausente ─ dijo. Finalmente, Diego puso el vaso sobre la mesa, en el mismo lugar, delante de la silla solitaria. ─ ¡Amén! ─ añadió el predicador, ceremonioso. Concluido el acto, Diego y Héctor se levantaron y muy serios, se despidieron con un escueto: ─ Señores, buenas noches. 10, horrorizado miró hacia el vasito y dijo, ─ ¿Qué pasa ahora con ese burbon? ─ Nada. Dejar que el difunto vaya consumiendo el licor poco a poco. Ellos no tienen prisa cuando están con el Señor, ─ Diego hablaba como un predicador mientras Héctor se secaba las lágrimas. Los dos estudiantes salieron del local muy dignamente. Jamás los volvieron a ver por el “Duke´s”. __________________________________________________________________________________________________________ EJEMPLAR GRATUITO ©: “Alfareros del Lenguaje”. Asociación Nacional de Escritores de Alcorcón. Todos los derechos reservados. ISSN: 1989-6956 “Alfareros del Lenguaje” no se responsabiliza de las opiniones vertidas por los autores participantes en este número; quienes, además, serán responsables de la autenticidad de sus obras. 11

[close]

p. 12

Horizonte de Letras Nº 41 Octubre-Diciembre 2018 12 Santiago J. Miranda Jovellar nació en Zaragoza en una mañana de nieve que cubría de blanco las calles de la ciudad, un 2 de diciembre de 1959. Allí se crió, estudió y cursó la carrera de Magisterio en la rama de filología inglesa, finalizando la carrera en 1982, en pleno servicio militar. Trabajó en enseñanza concertada, privada y pública durante 25 años. Comenzó a escribir muy joven, pero durante diversos traslados de domicilio, se perdieron sus primeros textos, lo cual aún lamenta todavía. Al tiempo de residir en Alcorcón, pasó a formar parte de un grupo de amigos escritores, con los cuales cofundó la Asociación Editorial Verbo Azul. Actualmente se encuentra en otra asociación nueva, creada por el núcleo de aquellos creadores, cuyo nombre es Alfareros del Lenguaje y que edita la presente revista. El autor también posee un blog de reciente creación, llamado EON1930. Santiago cultiva el relato corto y la poesía, con algunos títulos como “EGO”, “Blue man”; Burbuja”; Barro I y Barro II; “Fuego”; sin olvidar el libro homenaje a su progenitor: “Mi padre y yo”. TRIZAS Día 24 de abril de 2018 2.30. Me acuesto, he desayunado, he seguido escribiendo en NEO-pensadores. 5.45. Me levanto. Hastío. 16.25. Cama. ¿Dormir? ¿Leer? 11.50. Me levanto; paso cada vez más horas en la cama sea leyendo sea yaciendo. Día 25, (día de cobro). 2.10. Nada que contar, vuelvo a la cama. 3.40. Despierto. No he soñado pero creo que tampoco he dormido. Día 31 de abril de 2018. 5 días sin escribir; ya te iré contando sobre la marcha pues estoy “zumbado” por la medicación... y a las 2.19 tomando el primer café de la jornada. STOP. 2.15. ¡BASTA¡ Música, agua, muy dormido. 9.58. Despierto, apático, café. 15.35. Levantado de la siesta, y sólo quiero dormir más... ¡mierda¡ 18.35. Cama. ¿Leer? ¿Dormir? __________________________________________________________________________________________________________ EJEMPLAR GRATUITO ©: “Alfareros del Lenguaje”. Asociación Nacional de Escritores de Alcorcón. Todos los derechos reservados. ISSN: 1989-6956 “Alfareros del Lenguaje” no se responsabiliza de las opiniones vertidas por los autores participantes en este número; quienes, además, serán responsables de la autenticidad de sus obras.

[close]

p. 13

Horizonte de Letras Nº 41 Octubre-Diciembre 2018 20.56. Me levanto para estar con la familia un rato. 23.16. Me levanto. Sueños... ¿María? 00.16. Café, música, escribo. Día 1 de mayo de 2018. 1.50 cama.16.10. Me levanto de la siesta. El muy asqueroso de mi hermano ha hecho llorar a mamá otra vez, lo que no contribuye para nada a mejorar. Ansío el día, dentro de poco, en que se vaya unos días a Benidorm. STOP. Desayuno. 17.15. Pastillas y cama. 20.35. Me acabo de levantar. Triste, pero en paz. La música variada de guitarra ayuda a serenar mi ánimo. Día 3 de mayo de 2018 00.30. Cama... tan triste... 3.25. ¡Arriba¡ 6.55. Café. Tengo que hablar uno de éstos días de lo que he hecho. STOP 16.08. Me levanto de la siesta. Re-desayuno aunque no tengo hambre. 17.15. Cama. 18.30. Despierto. Sueños muy confusos. 20.35.¡Arriba¡ He durado levantado media hora. P. Día 4 de mayo de 2018 1.25. Escritura, café, música. Acabo de decidir que, como cantó La Unión en la década de los 90 que, SER FELIZ ES CUESTIÓN DE QUERER y también que debemos ser consecuentes del más mínimo de nuestros actos. STOP. 3.01. Cama. 19.00. Me he levantado de la siesta; cada día duermo más y más sueño tengo. Sin ganas de NADA. 19.25. Cama y libro. Me levanto, creo que de mejor humor; sueño en el que alguien me enseñaba a pintar con arcilla... ¿cine?... 6.00. Voy lento como a mí me gusta... desayuno, etc. 7.26. Sueño. Me acuesto un rato. 8.05. ¡Arriba! 4.25. Día 6 de mayo de 2018. Sábado. Me levanto, creo que de mejor ánimo; sueño que se desvanece en que alguien me enseñaba a hacer unos relieves sobre arcilla... ¿cine?... Voy lento como a mí me gusta; desayuno, etc. 7.26. Sueño. Me acuesto un poco. 8.25. ¡Arriba¡ 16.00. Siesta. HARTO. Descansa en paz Chema, dale recuerdos a Pero. Día 5 de mayo de 2018. Día de la madre. 2.05. Voy a intentar VIVIR. 6.00. Cama. 10.25. ¡Arriba¡ 12.20. Vengo de dar un paseo; maravillosos 18 grados. 19.45. Cama; primero leer. 2.15. No he dormido prácticamente nada por el puto café de ayer a las 17.30. Pero como cantaba el finado Freddie Mercury “Show must go on” 3.42 Música, café, desayuno... Dos reflexiones típicas de servidor: a) Quizá el FIN ÚLTIMO del hombre sea convertirse en Dios para crear otros seres humanos y así sucesivamente. b) Me importa un bledo lo políticamente correcto de los LGBZ y... (federación no sé qué coños de gays (maricones), lesbianas (bolleras, tortilleras... etc), transexuales que demanden a Dios por haberles dado el sexo erróneo). En lo que a mí respecta sólo hay DOS SEXOS con sus 4 posibles combinaciones. Por cierto, Jodie Foster, una de mis actrices favoritas y lesbiana de “pro” ha hecho una aberrante declaración: “Todo hombre de más de 30 años ES UN VIOLADOR EN POTENCIA...” STOP. Cabreo. STOP 5.42. Cama. Dormir (espero). 8.45. ¡Arriba¡ 16.23. Me acabo de levantar de la siesta y sigo con sueño. “He tenido un sueño muy extraño con mi tío R..., mi tía M… y mi madre que no se decidía a entrar en el coche...(¿?). Día 8 de abril de 2018 miércoles. 0.36... estoy harto de morir de bostezos durante el día y no dormir de noche. Me quedo en la cama, voy a dormir porque sí. 3.20. Ahora sí que me levanto; he tenido un sueño extrañísimo con gente de diferentes __________________________________________________________________________________________________________ EJEMPLAR GRATUITO ©: “Alfareros del Lenguaje”. Asociación Nacional de Escritores de Alcorcón. Todos los derechos reservados. ISSN: 1989-6956 “Alfareros del Lenguaje” no se responsabiliza de las opiniones vertidas por los autores participantes en este número; quienes, además, serán responsables de la autenticidad de sus obras. 13

[close]

p. 14

Horizonte de Letras Nº 41 Octubre-Diciembre 2018 nacionalidades... y más que se va... votaciones? Me duele todo el cuerpo , ya no estoy en forma para una caminata como la de ayer. Me siento VIEJO. 13.50. Siesta; he vuelto a tomar unas pocas pastillas de más... 15.56. ¡Arriba! 9 de mayo de 2018. 2.30. Me levanto empachado; hace unas horas me he zampado un paquete de nueces. 4.02. Desayuno, leer la prensa, y cuando pueda hablar de Yolanda si es que hay algo de lo que hablar. KIRK CAMBIO CORTO. 6.25. Cama. Dormir... 8.05. Sueño extraño que se me olvida... 8.55. ¡Arriba! 13.38. Siesta. 22.42. Dormiiirrr. Día 10 de mayo de 2018 1.56 ¡No puedo más! ¡Me levanto! 3.30. Nada nuevo viejo, música, café, etc... 6.05. Cama. 8.50. Estaba soñando algo muy confuso. Me visto y me voy a la compra. 20.40. Cama. ¿Leer? ¿Dormir? 11 de mayo de 2018. 00.15. Me levanto más cabreado que la mona Chita y no dejo de bostezar...¡MIERDA! 3.21. Cama. Dormir 6.38. Colacao. 7.40. Cama. DORMIR. 18.25. No me siento bien, necesito la cama para leer y leer hasta que el sueño llegue. STOP. 12 de mayo de 2018. Sábado. 00.25. A pesar de haberme tomado la medicación del sueño me levanto; ya contrarrestaré con el doble de cafeína... ¡Santiago y cierra España!... ¡Kirk corto! 1.58. Como se puede apreciar empleo bastante tiempo en asearme, tomarme los medicamentos y finalmente los cafés que hoy no van a ser dos sino ocho, pues necesito una noche productiva. STOP. 11.15. Acabo de subir de comprar, no sé cuándo dormiré. Se nos ha ido ésta mañana uno de los grandes de nuestro cine nacional DEP Antonio Mercero. STOP. 20.02. Leer en cama. 7.00, Día 13 de mayo de 2018 domingo. ¡Quinto levanta tira de la manta! (antigua tonadilla de la puta mili al tocar diana. “Sueño muy intenso que se va... mujer muy hermosa casada... con un hampón... ella y yo juntos.” 13.40. Siesta. 16.10. Leyendo un cómic en mi cuarto. 21.50. Cama, leer libro Día 15 de mayo de 2018 martes 3.00. Desayunando y escuchando música. 4.40. Dormir. Gracias Dios mío, he soñado con Rosi. 9.50. ¡Un récord! 14.00. Siesta 5.38. ¡Arriba!; he dormido y hasta he soñado. Ducha fría que estamos a 18 grados y la calefacción puesta. 16.54. Estoy enamorado de Almu y es cierto pero está casada y con una niña y un niño. Copiado: “Estás ahí, entre mis ganas de arriesgarme y el miedo a enamorarme” (Anónimo ). 20.55. Cama; leer hasta dormir. Día 16 de mayo de 2018 miércoles. 2.20. Me levanto. 3.25. Desayuno; chequeo de la ciber prensa. 5.07. Me acuesto. 9.20. Me voy a la compra. 15.10. De aquí a 20 minutos nos vamos otra vez a Majadahonda. 21.40. Querido diario, te tengo un poco abandonado; mamá y yo acabamos de venir y yo estoy en la cocina. El 26 de noviembre me opero a fondo el careto. STOP. Soy la serpiente en el nido de huevos; sin ángel de la guarda. Esto sólo es una fugaz ráfaga de mi mente atormentada. ¡Chiss! .¡ya vuelve! con su humilde cacahuete en donde mora su gaznate. Éstos versos (¿?) sólo son de cafeína nocturna. 11.50. Cama. Leer y dormir. 14 de mayo de 2018 Lunes. 00.14. No puedo dormir; me levanto. Daría media vida de la poca que me queda por volverme a enamorar. mi corazón es un __________________________________________________________________________________________________________ EJEMPLAR GRATUITO ©: “Alfareros del Lenguaje”. Asociación Nacional de Escritores de Alcorcón. Todos los derechos reservados. ISSN: 1989-6956 “Alfareros del Lenguaje” no se responsabiliza de las opiniones vertidas por los autores participantes en este número; quienes, además, serán responsables de la autenticidad de sus obras. 14

[close]

p. 15

Horizonte de Letras Nº 41 Octubre-Diciembre 2018 pequeño iceberg cansado de hundir barquitos de papel en el pequeño charquito que es mi vida. 4.43. Cama; dormir (espero). 7.45. He dormido 4 horas juntas y sin sueños. ¡Ducha fría! ¡A por el lunes! 17.30. Desayunando. 20.45. Cama, libro. Día 17 de mayo de 2018. Paz, sólo quiero PAZ y NO PENSAR. 12.35. Vengo de la compra. 17.35. Meriendo luego existo. 23.40. Cama. Leer. Dormir, Día 18 de mayo de 2018. Me han despertado el frío y las ganas de hacer pis. Últimamente me duelen bastante las articulaciones... ¿tendré artritis? Soy joven, pero estoy envejeciendo... 3.35. He tenido un sueño hiper fantástico e hiper erótico: primero, se me caen TV, ordenador, etc. por la ventana; luego, dos grupos de chicos y chicas de diferentes nacionalidades... la “Líder” una pelirroja acojonante... la toco, la voy a besar pero me da reparo porque hay niños cerca. Ella tiene carnes prietas, unos 30 años... fumo canutos con ella... beso pero luego es confuso la de la etapa de... confuso... de 7; antes quedo con Cris pero no es ella... Éstos jóvenes me confiesan que son los autores del “enterramiento” de la casa de Rascafría hace 20 años... intento buscar a la pelirroja líder pero no se deja... el James Bond original la coge por la cintura... no recuerdo nada más. Voy a ducharme, redesayunar y quizá vaya al médico por lo de las articulaciones. STOP. 9.52. Estoy viejo cansado y triste. Cama. DORMIR. 11.15. Gracias, Dios. 15.23. Me levanto de la siesta; hay truenos. ¡Larga vida al hijo de Odín: THOR!. 15.25. Desayuno merienda cena. 20.15. Buenas noches... R 19 de mayo de 2018 2.05. Sábado... sabadete… me chupo el dedo gordete... je, je. 3.15. Desayuno. Algún filósofo ruso dijo que no había que buscar dioses, sino crearlos. 6.15. Cama. 9.15. ¡Arriba! (sueño horrendo). 15.15. He comido fuera pues mamá se iba a un cumpleaños; me acabo de levantar de la siesta. No sé si veré alguna peli o no, pues no paro de bostezar. ¡Ah! ya he averiguado que la esperanza de vida de los bipolares es de un 10 a un 15 por ciento menor que la media. Es decir que me quedan como mucho 15 años... 20.08. Hasta mañana... 0.05. Día 20 de mayo de 2018. Estreñido y con pocas ganas de vivir; me levanto por hacer algo. No me extraña que en Euskadi digan aquello de “Te quiero más que a un buen cagar”. ¡Qué parto chicos!; por lo menos 5 kg. Me quedan 15 años (a las 22.22) para dormir el sueño eterno. 5.10. Buenas noches. 8.10. Sueño rarísimo. 16.10. Me acabo de levantar de la siesta. Estoy leyendo con música de fondo. 20.15. Buenas noches. 23.25. Igual que ayer; he leído un buen rato y he dormitado hasta las 23; ya me las he tomado y ahora no quiero dormir, tengo a las “marujas” (ventana abierta y a los adolescentes hablando a toda hostia. ¡Por el amor de Deu!; mañana tengo que madrugar. Ducha fría y cafés; mi nombre es Bond... Luke, yo soy tu padre... ja ja ja... 2.05. Día 21 de mayo de 2018. Parece que hay silencio y voy a dormir SEGURO. 3.45. Despierto. ¡MIERDA!. 7.00 .¡Dormir! 8.50. Me voy a comprar y al médico. 15.08. Dra. Virginia Vidal: DIOSA... 16.55. Me acabo de levantar de la siesta. La nueva, joven y bella Dra. Vidal me ha dados unas pautas de higiene del sueño estupendas. Tengo la próxima cita con ella el 3 de julio de 2018, es decir, que aunque me tenga que quedar solo aquí, no puedo ir a Benidorm hasta el 4. 22.12. He vuelto a MI YO. Hasta mañana. 22 de mayo de 2018. Martes 2.10. Me levanto para ducharme, desayunar algo y volver al sobre. __________________________________________________________________________________________________________ EJEMPLAR GRATUITO ©: “Alfareros del Lenguaje”. Asociación Nacional de Escritores de Alcorcón. Todos los derechos reservados. ISSN: 1989-6956 “Alfareros del Lenguaje” no se responsabiliza de las opiniones vertidas por los autores participantes en este número; quienes, además, serán responsables de la autenticidad de sus obras. 15

[close]

Comments

no comments yet