Petitorio Feminista

 
no ad

Embed or link this publication

Description

Documento emanado de la Asamblea Autoconvocada de Estudiantes

Popular Pages


p. 1



[close]

p. 2

Índice ● Declaratoria de los principios y lineamientos políticos de la asamblea feminista de mujeres estudiantes autoconvocadas, que fundamentan nuestras exigencias a la Universidad Católica del Norte………………………………………………………………………….. 2 ● Mensaje de la asamblea de disidencia………………………………………………………4 ● Exigitorio…………………………………………………………………………………... 6 1. Compromiso Institucional………………………………………………………………….. 6 2. Democracia y Estructura orgánica…………………………………………………………. 9 3. Dirección de Género y DDHH……………………………………………………………. 11 4. Creación Protocolo para la Prevención y Sanción de acciones de violencia sexual y discriminaciones arbitrarias …………………………………………………………….... 15 5. Desvinculación……………………………………………………………………………. 17 6. Sobre las contratación…………………………………………………………………….. 17 7. En cuanto a la docencia………………………………………………………………….....18 8. Respecto a la encuesta docente …………………………………………………………... 19 9. En cuanto a la investigación ……………………………………………………………………………………………. 19 10. Ramos teológicos ………………………………………………………………………....20 11. Ramos generales: sexualidad y reproducción con perspectiva de género………………... 20 12. Electivos inclusivo de formación integral………………………………………………... 21 13. Modificación en bibliografía……………………………………………………………... 22 14. Lenguaje dentro y fuera del aula…………………………………………………………. 22 15. En cuanto a los títulos profesionales……………………………………………………... 23 16. Demandas de madres universitarias…………………………………………………….... 23 17. Sobre sexualidad y derechos reproductivos…………………………………………….... 25 18. Personal área de salud……………………………………………………………………. 27 19. Visibilización de la disidencia y la diversidad sexual……………………………………. 28 ● Glosario…………………………………………………………………………………... 30 Se aclara que: 1. En los casos que se menciona “funcionarias” o “funcionarios”, se incluye a todas las personas que cumplen labores dentro de la Universidad, sean de docencia, apoyo a la academia, personal de aseo u otros. 2. Al referirnos a “mujer” o “mujeres”, incluimos a las mujeres trans. 1

[close]

p. 3

DECLARATORIA DE LOS PRINCIPIOS Y LINEAMIENTOS POLÍTICO DE LA ASAMBLEA FEMINISTA DE MUJERES ESTUDIANTES AUTOCONVOCADAS, QUE FUNDAMENTAN NUESTRAS EXIGENCIAS A LA UNIVERSIDAD CATÓLICA DEL NORTE. Antofagasta, 8 de Julio de 2018. El movimiento feminista evidencia y visibiliza la violencia sistemática del patriarcado, buscando avanzar a su erradicación. Por medio de una crítica al s​i​stema cultural, económico, político y socia​ l, denunciamos la jerarquización de los géneros y la subordinación de lo femenino ante lo masculino, haciendo un manifiesto directo en un sistema desigual de oportunidades y condiciones para el desarrollo de las mujeres. Así, nuestra lucha pretende rearticular la orgánica universitaria, pero no solo eso, sino que avanzar hacia un cambio social que elimine todas las formas de violencia y discriminación hacia las mujeres, en todos los espacios y esferas sociales donde nos desenvolvemos, abogando así por una transformación completa del sistema y pensamiento patriarcal. Comprendemos que este sistema se reproduce y se sustenta en el conjunto de instituciones encargadas de traspasar sus saberes y conocimientos en diversos aspectos que aportarán a la adaptación social y socialización de las personas, entiéndase como claro ejemplo de esto, la iglesia, la familia, la escuela y la universidad. La violencia patriarcal se expresa fuertemente a través de la iglesia y la religión, que se han configurado orgánica e ideológicamente bajo un sistema que oprime a las mujeres y que ha mantenido por años una estructura jerárquica liderada por hombres. Esta lógica patriarcal no sólo se manifiesta dentro de los espacios eclesiásticos, sino que afecta directamente cada una de nuestras vidas por la incidencia que tiene la religión en la educación, las leyes y las políticas públicas, limitando históricamente la autonomía corporal y el desarrollo de las mujeres que solamente se da lejos de los mandatos de la moral católica, la heterosexualidad como régimen político sexual y el binarismo de género. La maternidad se nos ha impuesto como función única y simbólica como cumbre de la plenitud femenina. En este sentido, estamos contra este mandato de la heteronorma y de un régimen patriarcal que desde su génesis nos ha asignado una tarea reproductiva. Hemos sido relegadas al ámbito de lo privado, nos han quitado nuestra identidad obligandonos a dedicar nuestras vidas a ser madres y esposas. Hacemos un llamado a apropiarnos políticamente de nuestras cuerpas para la recuperación de nuestra autonomía y capacidad de decidir. Nos posicionamos a favor de legislar y promover políticas destinadas a progresar en materia de Derechos sexuales y reproductivos, que es uno de los requisitos centrales para avanzar en autonomía e igualdad de género. Estos derechos deben ser de carácter transversal a todas las personas, garantizando un buen vivir de la sexualidad, libre, sin discriminación ni violencias, es por eso que creemos necesario avanzar y legislar en torno a la despenalización del aborto y la implementación de una educación sexual no heteronormada; así también creemos justo 2

[close]

p. 4

avanzar en materia adopción co-maternal y co-paternal, matrimonio igualitario y el reconocimiento del Derecho a la Identidad de género. Entendemos que la educación también perpetúa esta violencia estructural, al ser uno de los principales mecanismos formadores de la sociedad patriarcal en la que nos encontramos. Debemos reconocer la existencia de una discriminación universal, sistemática y normalizada que es replicada dentro de nuestros espacios educativos a través de distintos tipos de violencias, acosos y abusos por razones de género. Es por esto que estamos convencidas de la necesidad de una enseñanza no sexista, laica, no heteronormada, que no imponga ni reproduzca roles de género y que no fomente ambientes competitivos ni machistas.Es por lo anterior y por todo lo que significa ser mujer, entendiéndonos y reconociéndonos en este espacio de privilegio universitario es que hemos decidido organizarnos y apostar por un cambio cultural emancipatorio de las mujeres, las diversidades y las disidencias, acompañado de una nueva enseñanza con perspectiva crítica de género y de Derechos Humanos. El Ministerio de Educación, a través de la Ley Orgánica Constitución de Enseñanza (LOCE) ha dispuesto un reglamento que exige a las instituciones educacionales impartir módulos de educación sexual, ésta no garantiza que jóvenes de establecimientos públicos y privados la reciban de igual modo. Además de que son estudiantes quienes declaran esta situación de disconformidad, considerando la educación sexual como la dimensión peor evaluada dentro de la educación (INJUV, 2006). Consideramos que a nivel nacional la educación sexual ha sido censurada, ya que los contenidos se reducen a materias de reproducción biológica y medidas preventivas, no cumpliendo con la orientación adecuada para la socialización de la sexualidad, ni mucho menos, promoviendo las prácticas responsables de la misma. Sabemos que ninguna política pública, estatal o institucional será la solución final a la problemática estructural de la que somos perjudicadas. Es necesario un cambio social, el cual, debe generarse desde nuestras conversaciones y prácticas cotidianas. Se torna imprescindible, por lo tanto, crear mecanismos y medidas que apunten a la erradicación y atenten contra toda violencia estructural que sufrimos a consecuencia del capitalismo y patriarcado, ejerciendo la libre elección en la toma de decisiones e implementando organismos transparentes que generen, regulen y protejan espacios libres de abuso dentro de toda orgánica social. Por esto y por lo mencionado anteriormente exigimos todos los punto que se verán a lo largo de este documento. 3

[close]

p. 5

Mensaje de la asamblea de disidencia: RECONOCIMIENTO DE LOS DERECHOS DE LAS PERSONAS TRANS BINARIAS Y REIVINDICACIÓN DE LA DISIDENCIA Y DIVERSIDAD SEXUAL O PERSONAS NO BINARIAS. Tanto a nivel continental como nacional, el heterosexismo, la omisión de la diversidad sexual, exclusión de las disidencias sexuales y la naturalización de la homo-lesbo-bi-transfobia forman parte de la cotidianeidad en los contextos educativos, laborales, públicos, entre otros. En el caso de las, los, les estudiantes secundaries, el 94,8% ha escuchado comentarios LGBT-Fóbicos (“maricón”, “torta”, “machorra”, etc) dentro de su establecimiento educacional. Mientras tanto, el 29,1% de las/los/les estudiantes había sido acosades físicamente en la escuela a causa de su orientación sexual, durante este año1. Producto de esto, la calidad de vida ha disminuído, mientras que la tasa de deserción escolar y precarización laboral ha aumentado. A nivel mundial existe una tendencia a trabajar en materia de derechos humanos en cuanto al género, a nivel país se reconoce la Ley Anti Discriminación, art 2°2, en la que se prescribe lo siguiente: “Definición de discriminación arbitraria. Para los efectos de esta ley, se entiende por discriminación arbitraria toda distinción, exclusión o restricción que carezca de justificación razonable, efectuada por agentes del Estado o particulares, y que cause privación, perturbación o amenaza en el ejercicio legítimo de los derechos fundamentales establecidos en la Constitución Política de la República o en los tratados internacionales sobre derechos humanos ratificados por Chile y que se encuentren vigentes, en particular cuando se funden en motivos tales como la raza o etnia, la nacionalidad, la situación socioeconómica, el idioma, la ideología u opinión política, la religión o creencia, la sindicación o participación en organizaciones gremiales o la falta de ellas, ​el sexo, la orientación sexual, la identidad de género​, el estado civil, la edad, la filiación, la apariencia personal y la enfermedad o discapacidad.” A pesar de lo anterior, Chile se ha desentendido de este marco regulatorio, pues aún no existe aprobación de la Ley de Identidad de Género como tal. Es más, e​ l​ proyecto actual ni siquiera contempla a la disidencia sexual, pues sólo se hace cargo de los tránsitos binarios (es decir, de hombre a mujer y de mujer a hombre). Reconocemos entonces, que tanto la educación como la legislación chilena, no cuentan con las condiciones necesarias para el desarrollo y formación de la población disidente ni LGBTIQ+3, de una manera libre, íntegra y segura. En cuanto a la UCN, esto se traduce en que tanto el contenido formal/objetivo de las mallas curriculares, como a su vez las políticas/estructura estudiantil y las formas de relacionarse, atienden y responden a una lógica heteronormada y binaria. Entendiendo que tanto la discriminación hacia las mujeres, como a las disidencias y diversidades sexuales se fundamentan en las mismas lógicas patriarcales, como Asamblea de Mujeres Estudiantes 1 ​Según la ​Encuesta Nacional de Clima Escolar en Chile,​ Todo Mejora, 2016. 2 ​Ley n° 2​ 0.609;​ ​ “​Establece medidas contra la discriminación”​; Art 2°.​ 3 Lesbianas, gays, bisexuales, transgéneros, transexuales, intersexuales, queer y más. 4

[close]

p. 6

exigimos y hacemos parte de nuestras demandas las de nuestras compañeras, nuestros compañeros y nuestres compañeres disidentes. 5

[close]

p. 7

EXIGENCIAS 1. COMPROMISO INSTITUCIONAL Reconocemos que la universidad como institución no está exenta de las relaciones de poder y violencias de género inscritas en una estructura/cultura patriarcal que trasciende los diferentes espacios que habitamos las mujeres, diversidades, disidencias y población general. En ese sentido, identificamos un compromiso institucional deficiente, que se manifiesta en el entorpecimiento de las instancias de denuncia y la dictación de sanciones arbitrarias que no reflejan la gravedad de esta problemática . Además, en esta universidad se han enmarcado situaciones de violencia sexual y de género que han sido encubiertas al ser silenciadas, invisibilizadas y minimizadas. 1.1. Es por esto que, en la inmediatez, exigimos las d​ isculpas públicas pertinentes por todos los casos de violencia de género (física, psicológica, sexual o de otra índole), abusos, hostigamientos y acoso que han afectado a personas cuyos derechos han sido vulnerados en el contexto de la comunidad universitaria. Si bien entendemos que esto no resolverá los daños irreparables generados, sí constituye una autocrítica necesaria por parte de la universidad y esto permitirá un avance a la visibilización y reconocimiento de estos tipos de violencias. 1.2. A corto plazo, emitir una ​declaración de intención que demuestre la voluntad de avanzar hacia un cambio en el paradigma de género en la Institución, promoviendo una educación no sexista que abogue por los derechos humanos de todos los estamentos que la componen. Esta declaración deberá ser aprobada por la Asamblea de Mujeres Estudiantes, que cumplirá un rol fiscalizador, con la finalidad de que el mensaje entregado por la universidad sea acorde al cambio de paradigma que buscamos. 1.3. A corto plazo, que se incluya al proceso de construcción del nuevo P​ lan de Desarrollo Corporativo (en adelante PDC) a estudiantes y representantes de la Asamblea General de Mujeres, con el fin de construir en conjunto las metas a consagrar. Dentro de este punto exigimos: 1.3.1. Que tanto en esta como en todas las instancias que le sucederán, que digan relación con el avance del PDC, se debe dar una discusión simétrica y horizontal, es decir, exenta de prejuicios impulsados por los roles jerárquicos. Para asegurar este acuerdo, debe existir el compromiso de no realizar ninguna reunión si en ella no existe una representatividad equitativa tanto de mujeres como de estudiantes. 1.3.2. La creación de un eje dentro del PDC cuyo objetivo sea dotar a la Universidad Católica del Norte de características que le permitan desarrollarse como una institución con equidad y perspectiva crítica de género, diversidad cultural y derechos humanos. 1.3.3. Deberán tratarse aquellos indicadores que serán aportados por la Asamblea de Mujeres. Estos indicadores se incluirán en cada eje del PDC y se referirán a 6

[close]

p. 8

objetivos que contiene este petitorio (pero no de manera exclusiva). 1.4. Identificamos que existe un p​ roblema comunicacional a​ l interior de la Universidad, lo cual entorpece o dificulta el traspaso de información entre los diferentes estamentos y hacia la comunidad, obstaculizando así la articulación entre la Asamblea de Mujeres Estudiantes y la Asamblea de Mujeres Funcionarias. Es por esto, que exigimos a corto plazo, que la Dirección de comunicaciones y Admisión (DICOA), presente un plan para mejorar y diversificar los canales de información internos, asegurando el traspaso de información directa entre Rectoría, Vicerrectoria, Direcciones Generales y los correos de la comunidad universitaria. Deberá considerarse la implementación de medios llamativos, idóneos, con lenguaje inclusivo y accesibles, con el objeto de que la información llegue de manera legible, precisa y veraz. 1.5. En materia de V​ inculación con el medio,​ exigimos que se establezca un compromiso institucional cuyo objetivo sea promover la perspectiva crítica de género, la erradicación de la violencia de género en todas sus dimensiones, combatir la discriminación arbitraria, y promover el respeto hacia las diversidades y los ejes disidentes. Para ello, la Universidad deberá impulsar actividades y reformas, que se establecerán en detalle en este petitorio, en el marco de colaborar con el desarrollo social local, regional y nacional. Una reforma inicial será la “Biblioteca abierta”, porque este espacio vital para la educación y la cultura, sin embargo, se encuentra pobremente desplegado en Antofagasta; sólo existen dos bibliotecas considerables en espacio, pero no en variedad, y con precios extremadamente altos. La calidad de la Biblioteca de la UCN debe ser aprovechada. El módulo feminista (ver punto 13.4) será el primer espacio abierto para el uso público. 1.5.1. Que se establezca dentro de los objetivos comunicacionales del PDC la mejora en la comunicación directa con el entorno más cercano, es decir, con las JJVV aledañas como las de Playa Blanca y Gran Vía. La propuesta cultural, informativa o educacional no tienen efecto sin una adecuada propuesta comunicacional; el canal que se adopte debe generar tal vínculo que la persona que no es parte de la elite universitaria, no sienta la Universidad como un espacio ajeno, sino la sienta parte de su vida, se sienta bienvenida a participar en la autoeducación. 1.6. Incorporar al reglamento de pregrado ​los procedimientos para el reconocimiento de la identidad de género de estudiantes trans en la institución educativa y las medidas básicas de apoyo que ésta deberá otorgar, bajo lo instaurado en la Orden n°0768 de la Superintendencia de Educación. 1.6.1. Que cada persona que realice este procedimiento, se le otorgue un certificado o documento con el género que se sienta identificado. Éste para usarse como 7

[close]

p. 9

fundamento o prueba de su reconocimiento dentro de la universidad (act deportivas, áreas de la salud, etc). 1.7. Que se​ c​ umpla del Art. 34 del reglamento de docencia de pregrado (Programa). 1.8. Con respecto al nombre social de cualquier persona transgénero perteneciente a la comunidad UCN: Q​ ue la universidad se comprometa a aceptar y reconocer el nombre social d​ e cualquier estudiante, funcionario y/o docente, ya sea que se haya integrado recientemente o que lleve ya un largo periodo. Esto con el objetivo de permitir a cada persona el derecho a expresar su propia identidad de género. Debe ser aplicado a todas las instancias formales, no formales y académicas de nuestra universidad. 1.8.1. El nombre social deberá ser ​adjuntado a todos los documentos institucionales que tengan implicancias legales (certificado de alumno regular, certificado de título, etc), como anexo al nombre legal, mientras no se haga cambio del último y sin costos asociados. 1.8.2. Se deberá reconocer e incorporar circular n°34 del MINSAL4 y Orden n°0768 de la Superintendencia de Educación5, en donde se exige el respeto por el nombre social en cualquier documento o herramienta formal en el ámbito de la salud (fichas, recetas y carnet médico, etc), todos los otros instrumentos de la universidad (correo institucional, credencial, acceso a baini, listas de clases, etc) y en todas las instancias formales o informales dentro de la comunidad universitaria. 1.8.3. Que sea de forma obligatoria que toda la comunidad UCN se refiera a la persona por su nombre social. Se determinarán sanciones para aquellas personas que insistan en no reconocer el nombre social y para la incurrencia en discriminaciones por identidad de género. 1.8.4. En ceremonias de titulación se deberá hacer entrega del certificado de título simbólico, utilizando en aquel, el nombre social correspondiente. 1.8.5. En caso de que una persona acceda a un cambio de nombre legal, la entidad educativa deberá cambiar inmediata y gratuitamente toda la documentación relacionada con aquella persona. 1.9. Medidas preventivas: 4 ​CIRCULAR MINSAL N°34 ​Fecha 13/09/2011. 5 ORD:N°0768​ con fecha 27/ABR/2017; MAT:Derechos de niñas, niños y estudiantes trans en el ámbito de la educación. 8

[close]

p. 10

1.9.1. La creación de un Código de Ética Institucional con enfoque de género.6 1.9.2. Integrar en la misión y visión de la Universidad y del Plan de Desarrollo Corporativo, la perspectiva de equidad de género y respeto por los derecho humanos. 1.9.3. Modificar los perfiles de egreso de todas las carreras incorporando el enfoque de género y la diversidad sexual. 1.9.4. Que el Reglamento de Sumario esté disponible de manera online junto con los reglamentos más relevantes, como por ejemplo, los de estructura orgánica, los de elecciones, entre otros que puedan ser de interés. Que lo mencionado se ejecute antes del término del año académico del 2018. 1.9.5. Se exige que la Universidad no se relacione con empresas que tengan lógicas patriarcales como por ejemplo, prohibiciones de interactuar con estudiantes u otras personas de la comunidad, que posean historial de casos de abuso, violencia o discriminación o que no contemplen sus propios protocolos de prevenciòn y sanciòn. 2. ​EN CUANTO A DEMOCRACIA Y ESTRUCTURA ORGÁNICA 2.1. Entendiendo lo fundamental que es la participación de las mujeres movilizadas para combatir estructuras y decisiones tomadas bajo lógicas patriarcales, reclamamos el reconocimiento oficial desde Rectoría de la Asamblea de Mujeres Estudiantes y Funcionarias como una organización activa y participante de los espacios democráticos de nuestra Universidad. 2.2. Siendo el Senado Universitario actualmente la única instancia triestamental legitimada que permite la discusión y la relación entre estamentos, exigimos que: 2.2.1. 2.2.2. Se incluya la participación de dos representantes de la Asamblea de Mujeres y un o una representante de MAPAU en el Senado Universitario. Se efectúe de manera permanente una convocatoria semestral y de carácter resolutivo. 2.3. Efectuar la modificación del estatuto y los reglamentos de la Universidad para normalizar la participación de estudiantes en los Consejos de Departamento y el 6 Ver h​ ttp://cedoc.inmujeres.gob.mx/ftpg/Sonora/sonmeta13_2.pdf 9

[close]

p. 11

derecho a voto de quienes participen en los distintos órganos colegiados. Solicitamos que se establezca y/o transparente el plazo para el cumplimiento de este punto. 2.4. La participación de la Dirección de género (propuesta más adelante) en el Consejo Superior, con derecho a voto. 2.5. Del reglamento ​Estructura Orgánica UCN,​ eliminar la letra “o” de las atribuciones y deberes del Decano la parte siguiente: (...) ​o a los representantes de ella según lo decida el Consejo de Facultad (...). Así mismo modificar párrafos de otros reglamentos que hagan referencia a la cuenta pública como sucede en el Reglamento Para las Elecciones de los Decanos de las Facultades (Art. 5). De esta manera la rendición de cuentas de las gestiones realizadas por las decanaturas estarían permitidas, sin excepción, para toda la comunidad. 2.6. La permanencia prolongada de personas en un mismo cargo de autoridad, las coloca en una posición proclive a generar abusos de poder y, además, convierte en un hábito del resto delegar las labores administrativas y desligarse, por ende, de las instancias de interacción y discusión con la comunidad. Es por esto que se exige: 2.6.1. 2.6.2. 2.6.3. 2.6.4. 2.6.5. 2.6.6. Establecer como límite máximo una (1) reelección para el cargo de Dirección de Departamento o Escuela. En el caso de las Jefaturas de Carrera, que éstos no se mantengan en sus cargos por más de cuatro años y, durante los dos años siguientes, que deban apoyar y orientar el trabajo de la nueva Jefatura. Ante la innegable realidad de una comunidad poco participativa, se elimine la condición de firmas suscritas para la inscripción de candidaturas para decanaturas y dirección de departamentos (Art. 5 de los reglamentos para las elecciones de Directores de Departamento y Decanos). Que se establezca el plazo de un mes para realizar campañas. La presentación de los Programas de trabajo en el caso de las decanaturas, que sean presentados para la completa comunidad de la Facultad, dirigidas particularmente a la comunidad estudiantil. Que se extiendan los horarios de votación de ambas elecciones mencionadas, para que inicien desde la mañana; que al menos un (1) vocal de mesa sea estudiante, para lo cual deberá extenderse el llamado a personas voluntarias y se escogerá la primera que postule, contemplándose también reemplazantes. Este llamado deberá hacerse desde la Secretaría General a través de las Jefaturas de Carrera (JC) por medio de un correo que ésta reenviará a cada estudiante. Quien desee participar podrá responder el mail comunicando su interés. La JC tendrá el deber de facilitar la información necesaria. En caso de que no se presente algún postulante a la decanatura, que se cree la posibilidad en el Art 17 del Reglamento de Elección de Decanos, de proponer nombres por parte de la planta académica y por la comunidad estudiantil al Rector. Que en las elecciones de decanatura se incorpore un voto representante del estamento estudiantil por cada carrera de la Facultad. 10

[close]

p. 12

2.7. Que se concreten instancias en todas la carreras para analizar el perfil de egreso correspondiente, entre el estamento estudiantil, la academia y el apoyo a la academia. La cantidad de representantes por estamentos deberá ser equitativa. 2.8. El compromiso de promover polìticas horizontales de diálogo y discusión, e incentivar, fomentar -respetar con ello- las mujeres en posiciones de liderazgo. 2.9. A corto plazo, que para la construcción del perfil de quienes incluirán la terna para la designación de Rector/a se considere una instancia democrática y representativa. 3. DIRECCIÓN DE GÉNERO Y DDHH Como Asamblea de Mujeres cuestionamos y damos cuenta de las desigualdades históricas basadas y fomentadas bajo el alero de una sociedad patriarcal que impone el género binario. Es por esto que estamos convencidas de que el estudio del género debe considerarse esencial en este contexto, pues las dinámicas que se dan en las relaciones sociales, ya sea en la vida universitaria como fuera de ésta, se encuentran enmarcadas bajo una lógica patriarcal. Destacamos a la educación como uno de los tantos patrones culturales y sociales que reproducen y mantienen esta misma lógica, en otras palabras, fomenta seguir una estructura de dominación, legitimado por discursos hegemónicos. Por consiguiente distinguimos como estos discursos se materializan en comportamientos que transgreden diversas áreas de la vida, y como se dijo anteriormente, al ser la universidad un espacio de educación, no queda libre de situaciones de violencia tanto física, verbal, psicológica, simbólica y discursiva. Es por esto último que estimamos pertinente que la casa de estudios asuma responsabilidad frente este escenario y se cree una dirección oficializada y reconocida, dependiente de rectoría; un organismo autónomo de carácter triestamental que promueva políticas dentro del espacio universitario sobre el respeto a la diversidad sexual, racial, étnica y que promueva y gestione políticas, planes, normativas y medidas en contra de la violencia y discriminación. Este organismo debe ser financiado por la universidad y a la vez, podrá recibir financiamiento externo. Se exige que esta dirección esté conformada por personal calificado, con formación e interés en la temática de género y derechos humanos. Adherimos a la propuesta de las funcionarias en cuanto a que la creación de esta unidad considere un espacio físico dentro de las dependencias de la Universidad. Esta dirección estará conformada por: 3.1. Comité protocolar: ​Tendrá a su cargo la implementación y aplicación del Protocolo para la prevención, investigación y sanción de la violencia sexual y discriminación 11

[close]

p. 13

arbitraria (en adelante, el Protocolo). 3.1.1. Sub-Comité de Apoyo a Víctimas: ​Tendrá la responsabilidad de crear un programa de acompañamiento integral para víctimas, no sólo de procedimientos conocidos por el comité protocolar, sino también de todas aquellas situaciones de violencia sexual y delitos violentos acontecidas dentro y fuera de la universidad, de carácter individual o colectivo, teniendo a su cargo la acogida y todo el proceso de contención, acompañamiento y reparación. Este comité se conformará por un equipo profesional multidisciplinario con perspectiva crítica de género compuesto, al menos, por: - Abogada - Matrona - Psicóloga - Trabajadora Social 3.1.2. 1. 2. Sub-Comité de apoyo a victimarios/as: E​ ste comité tendrá la responsabilidad de apoyar la investigación del comité protocolar y brindar un acompañamiento psicológico a quienes hayan resultado con un fallo desfavorable de: Aquellos procedimientos de investigación conocidos por el comité protocolar una vez producida la entrada en vigencia del protocolo. Aquellos procedimientos sumarios iniciados con anterioridad a la entrada en vigencia del protocolo dentro de la universidad. Este comité trabajará en conjunto con el Comité Regulador de Prácticas Docentes y Convivencia, pudiendo determinar el reingreso y continuidad de las personas involucradas. 3.2. Observatorio de DDHH y GG: ​El Observatorio se concibe como una herramienta para diseñar, implementar, difundir y evaluar las políticas de equidad e igualdad dentro de la Universidad. Se crea para apoyar integralmente a la triestamentalidad en el análisis de su situación de Derechos y Género a nivel Institucional (Funcionarias/os/es –bajo contrato formal; empresarial; etc.– y Estudiantes). A su vez, es responsable de estudiar e investigar sobre políticas públicas de género de la región y el cumplimiento de los acuerdos institucionales adoptados con las instituciones garantes de velar por los DDHH de sus habitantes. Deberá brindar apoyo metodológico, educativo, de intervención y capacitación para el adelanto de las mujeres en equidad de DDHH y GG. Este trabajo consta de un sistema de cuatro etapas, de diagnóstico, planificación, implementación y evaluación, elaborando un plan de trabajo anual que debe ser informado a la red triestamental en cuanto a sus avances, dificultades y proposición de acciones de mejoramiento incorporados en el plan del año siguiente. 12

[close]

p. 14

El observatorio de Derechos Humanos y Género tendrá como objetivos específicos: 1. Formular un plan de equidad en torno a la igualdad de género en la Institución UCN y en las relaciones sociales de la región. 2. Investigar, capacitar y formar académicamente en DDHH y GG. 3. Se realizará cada 3 años un diagnóstico de las desigualdades entre mujeres y hombres dentro de la Universidad Católica del Norte. 3.3. Comité Regulador de Prácticas Docentes y Convivencia: Tendrá a su cargo trabajar en las siguientes funciones: 3.3.1. Evaluación de Ingreso: Apoyará la labor de Recursos Humanos además de Departamentos, Escuelas, Facultades y de toda entidad que tenga a su cargo la contratación de prestadores de servicios dentro de la universidad. En este marco, este comité se encargará de la revisión exhaustiva del proceso de contratación de nuevos funcionarios, impidiendo la contratación de personas que presenten: 1. Antecedentes penales de violencia sexual: abuso sexual y/o violación en los términos del artículo 361 y siguientes del Código Penal. 2. Antecedentes de acoso laboral y acoso sexual en los términos de la Ley 20.005. 3. Antecedentes de Violencia Intrafamiliar 4. Sumarios universitarios en razón de todo tipo de manifestaciones de violencia de género. Por último, también tendrá la facultad de investigar los ambientes laborales anteriores de los postulantes, exigiendo una carta de recomendación y pudiendo investigar situaciones de público conocimiento, quedando a criterio de este comité y del Sub- Comité de Apoyo a Victimarios/as su ingreso mediante ​decisión fundada.​ Para los casos de personal subcontratado, deberá pedirse en las bases del proceso de licitación que las personas no cuenten con antecedentes en estos mismos términos y aplicándose el mismo procedimiento descrito en el punto anterior. 3.3.2. Capacitación y/o inducción: Este comité tendrá a su cargo la realización y coordinación de capacitaciones obligatorias ​preventivas y formativas dirigidas a la planta académica, apoyo a la academia, otras funcionarios y autoridades que estén trabajando actualmente en la universidad y para las, los, les que ingresen en un futuro. Estas capacitaciones deberán ser realizadas de manera presencial, con un 100% de asistencia y su respectiva certificación, teniendo en cuenta los siguientes puntos: 1. Las capacitaciones deben ser abordadas desde una perspectiva crítica de género y derechos humanos, teniendo en consideración las disidencias. 13

[close]

p. 15

2. Teniendo en cuenta las dificultades que pueda presentar la realización de estas capacitaciones en el corto plazo, se permitirá que las capacitaciones sean llevadas a cabo en colaboración con instituciones especializadas en las temáticas tratadas en el punto anterior. Se sugieren organizaciones o instituciones tales como el Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDH) o el Servicio Nacional de la Mujer y de la Equidad de Género (SERNAMEG), entre otros entes capacitados. Sin embargo, este comité revisará el contenido de estas capacitaciones, asegurándose de que cuenten con una perspectiva crítica de género. En cuanto a la realización de estas capacitaciones, exigimos que: 1. Sean realizadas de manera semestral y de asistencia obligatoria. 2. Cada capacitación tenga una duración de 16 horas divididas en dos jornadas por semestre. 3. Estas capacitaciones deberán ser realizadas a toda la comunidad funcionaria antigua de la universidad al momento de finalizar las movilizaciones, estableciéndose como plazo para su realización antes de la finalización del segundo semestre académico de este año. 4. El primer proceso de capacitación para nuevas contrataciones se deberá realizar antes de dar inicio al año académico 2019. Por último, exigimos que la realización de estas capacitaciones tengan un carácter obligatorio y vinculante. 3.3.3. Capacitaciones Preventivas en Prácticas Profesionales: En vista y considerando que en la gran mayoría de las carreras se realizan prácticas profesionales, sujetas a diversos espacios de trabajo que no responden a la universidad, exigimos que este comité realice jornadas de capacitación preventivas para que estudiantes puedan afrontar situaciones de acoso, violencia, discriminación, hostigamiento, entre otros, y sepan cual es el conducto regular y procedimiento al cual pueden acogerse, de manera que sean amparadas por la institución. Por ejemplo, si un estudiante sufre algún tipo de acoso o abuso dentro de su práctica profesional, que la universidad se haga cargo de cambiar el lugar de la práctica o actuar con alguna otra medida pertinente. 3.3.4. Fiscalización: Debido a que existen instrumentos de medición que alcanzan a toda la comunidad estudiantil, exigimos la creación de un nuevo ítem de evaluación en la encuesta docente, creado conjuntamente con el Comité de Investigación. Este ítem ayudará a recopilar datos al Comité de Investigación y, a la vez, será una herramienta de fiscalización que permita tomar las medidas necesarias para capacitar al cuerpo docente que presente deficiencias. 3.4. Comité de Difusión: E​ ste comité tendrá a su cargo la correcta difusión del protocolo y la labor de los diversos comités que componen la Dirección de Género. Para ello se 14

[close]

Comments

no comments yet