Red TBS Informa nº23

 

Embed or link this publication

Description

Newsletter de la Red contra la Tuberculosis y por la Solidaridad (Red TBS)

Popular Pages


p. 1

Red contra la Tuberculosis y por la Solidaridad Entidades fundadoras de la Red TBS: 7ª Jornada Newsletter RedTBS informade Actualización en TB Edición nº 23 24 de mayo de 2018 Entidades que integran la Red TBS: Empresas que patrocinan la Red TBS: Colaboradores: www.redtbs.org

[close]

p. 2

Red contra la Tuberculosis y por la Solidaridad Red TBS Jornada de Actualización en Tuberculosis La Tuberculosis en España: realidad y compromiso 7ªRed contra la Tuberculosis y por la Solidaridad Consejo General de Colegios Oficiales de Médicos de España - 20.03.18 “Compromiso e implicación” son los resultados obtenidos en esta exitosa jornada de trabajo en la que la Red TBS se ratifica como nexo de actuación en la lucha contra la tuberculosis en nuestro país. Así como en la edición anterior presentamos lo acontecido en el Acto inaugural de la 7ª Jornada de Actualización en Tuberculosis y también relatamos cómo fue la conmemoración del Día Mundial de la Tuberculosis, los Cinco años de la Red TBS, Photovoices y la Entrega de Premios Red TBS Solidari@s 2018, ofrecemos en este número la reproducción de cuatro ponencias. El programa de actividades fue amplio y el debate y la interacción fueron, como siempre, la característica más destacada. El programa contó con los siguientes temas y ponentes: La tuberculosis: un compromiso profesional, Dra. Rosa Pulido Mendoza. La tuberculosis y Cruz Roja Española, Dr. Juan Jesús Hernández González-Nicolás. La responsabilidad social corporativa y la solidaridad, D.a María Carmen Basolas. Situación de la tuberculosis en instituciones penitenciarias, Dra. Pilar Gómez Pintado. En la próxima newsletter, nº 24, publicaremos las siguientes ponencias: La comunicación sobre tuberculosis desde una agencia de noticias, D. Javier Tovar García. La comunicación sobre tuberculosis desde un medio médico-sanitario, D. José Ramón Zárate Covo. Evolución del sida y la TB en España. Programa de Barcelona de 1987-2017, Dr. Joan Caylà Buqueras. Abordaje clínico. Claves actuales para el diagnóstico y tratamiento, Dr. José Luis Vidal Pérez. La investigación en red para acceder a la vigilancia transnacional de la TB, Dr. Darío García Viedma. página 2 Newsletter Red TBS informa - edición nº 23 – 24 de mayo de 2018

[close]

p. 3

7ªRed contra la Tuberculosis y por la Solidaridad Red TBS Póster del Día Mundial de la Tuberculosis 2018 de la Organización Mundial de la salud (OMS) Cada 24 de marzo se conmemora el Día Mundial de la Tuberculosis con el fin de incrementar la concienciación pública sobre las devastadoras consecuencias sanitarias y sociales que genera la tuberculosis y de esta manera intensificar los esfuerzos que se hacen para acabar con la epidemia. La campaña de este año se centra en el compromiso, no solo a nivel político sino también personal y dirigiéndose a cada ciudadano: alcaldes, gobernadores, parlamentarios, líderes comunitarios… Ver más información en: https://www.paho.org/hq/index.php?option=com_content&view=article&id=12932&Itemid=42255&lang=es “Hace 10 años, en Berlín, los ministerios de Salud, Justicia y Economía de todas la regiones europeas se reunieron y aprobaron una declaración que demostraba la voluntad y el compromiso con el problema, y que se conoce como la Declaración de Berlín: Todos contra la tuberculosis. Este año 2018 nos centraremos en hacer todo lo que es necesario para renovar ese compromiso político. Y lo que es más importante: en el mes de septiembre se celebrará la primera asamblea general de las Naciones Unidas sobre la tuberculosis. Se reunirán los jefes de estado para discutir las actividades e intervenciones necesarias para poner fin a la enfermedad”. Dr. Masoud Dara, Coordinator Communicable Diseases & Programme Manager, TB, HIV and viral Hepatitis. Division of Health Emergencie & Communicable Diseases. World Health Organization. Regional Office for Europe. 7ª Jornada de Actualización en TB Newsletter Red TBS informa - edición nº 23 – 24 de mayo de 2018 página 3

[close]

p. 4

Red contra la Tuberculosis y por la Solidaridad La tuberculosis: .un compromiso profesional Dra. Rosa Pulido Mendoza Directora de la Escuela Universitaria 7ª de Enfermería de Cruz Roja Española Red TBS Creo que en una asignatura tan importante como es Salud Pública y Epidemiología es necesario insistir en una sensibilización frente a problemas tan graves como la tuberculosis. Y esto es un compromiso profesional ante los estudiantes porque es una gran responsabilidad social que hoy comparto con Marta Más Espejo, profesora de ética, y Sergio González Cervantes, coordinador de la asignatura. Hemos llamado a este tiempo que vamos a compartir “Un compromiso profesional” y para ello tenemos que plantearnos cuál es la actividad, cuál es el ejercicio enfermero, qué responsabilidad se exige en nuestra profesión con la sociedad cuando uno decide y consigue el grado en enfermería. Y no voy a hacer una retahíla de normas de diferentes rangos normativos sino solo de tres ámbitos que definen muy bien qué es la enfermería y de los cuales se deduce su compromiso profesional. En el caso de la Ley de Ordenación de las Profesiones Sanitarias, dice en su artículo 4: “Los profesionales sanitarios desarrollan sus funciones, entre otros, los ámbitos asistencial, investigador, docente, de gestión clínica, de prevención, de información y de educación sanitaria”. Y toca mucho en nuestra responsabilidad esto que estamos haciendo hoy incorporando a los estudiantes en esta Jornada. Dice el apartado 4 del mismo artículo: “Corresponde a todos los profesionales sanitarios participar activamente en proyectos que puedan beneficiar la salud y el bienestar de las personas en situaciones de salud y de enfermedad, especialmente en el campo de la prevención de las enfermedades, de la educación sanitaria, de la investigación y del intercambio de información con otros profesionales y con las autoridades sanitarias, para mejor garantía de dichas finalidades”. Nuestra presencia aquí es manifestación de este compromiso profesional. Y en el caso nuestro tendremos una actuación al servicio de la sociedad y del interés y la salud de los ciudadanos cumpliendo rigurosamente las obligaciones, además de las normas legales y las deontológicas. Otro aspecto fundamental del ejercicio profesional enfermero es, como se define en el Real Decreto de los Estatutos Generales de la Organización Colegial de Enfermería, la misión de la Enfermería: “Los servicios de enfermería tienen como misión prestar atención de salud a los individuos, las familias y las comunidades en todas las etapas del ciclo vital y en sus procesos de desarrollo. Las intervenciones de enfermería están basadas en principios científicos, humanísticos y éticos fundamentados en el respeto a la vida y la dignidad humana. Además, este mismo Real Decreto colegial ratifica que incumbe a la profesión de enfermería la responsabilidad de proporcionar de forma individual o en su caso de forma coordinada con un equipo multidisciplinar, los cuidados propios de su competencia al individuo y a la familia, prestando cuidados protocolizados y, desde luego, individualizados como es el caso de las personas con tuberculosis. página 4 Newsletter Red TBS informa - edición nº 23 – 24 de mayo de 2018

[close]

p. 5

Red contra la Tuberculosis y por la Solidaridad Red TBS Los cuidados de enfermería comprenden la ayuda prestada por el enfermero en el ámbito de su competencia profesional a personas enfermas o sanas, a comunidades en la ejecución de cuantas actividades contribuyan al mantenimiento, promoción y restablecimiento de la salud, prevención de las enfermedades y accidentes, así como asistencia, rehabilitación, reinserción social 7ª y, en algunos casos, pues ayudarles a una muerte digna. En muchos casos ayudar a resolver las carencias de las personas. Es fundamental tener clara una cuesqtión que en Enfermería es el tercer pilar que complementa el ejercicio profesional que deriva del Código Deontológico de la Enfermería española que data de 1989 y que dice: “los enfermeros entendemos que el hombre es un ser inserto en un modelo biopsicosocial dinámico y que interactúa dentro del contexto total de su ambiente y participa como miembro de la comunidad”. Los enfermeros concebimos la salud como un proceso de crecimiento y desarrollo humano que incluye y afecta a las personas que sufren tuberculosis, cuando, además, no tienen acceso a unos tratamientos que son relativamente baratos (sobre todo si lo relacionamos con lo que se invierte en otros medios tecnológicos o terapéuticos). Dicha salud se relaciona con el estilo de vida de cada persona y su forma de afrontar este proceso en el seno de los patrones culturales. Nuestro código enmarca aspectos fundamentales para tratar a todas las personas, pero de forma especial para tratar algunas. Dice: “El código debe servir para tener conciencia de que los valores que manejamos son auténticamente fundamentales: la salud, la libertad, la dignidad, en una palabra: la vida humana. Y nos ayudará a los profesionales de Enfermería a fundamentar con razones de carácter ético las decisiones que tomemos”. Y por ello hemos tomado una decisión y es colaborar con la Red contra la Tuberculosis y por la Solidaridad. Para ejercer un ejercicio responsable con este planteamiento de la profesión hay que recibir una formación que nos capacite desde el punto de vista científico, técnico y humano. Y esto, lógicamente, se hace a través de la formación y mediante planes de estudios. En el caso de la Escuela Universitaria de Enfermería de Cruz Roja Española tenemos un plan de estudio de grado como todos los planes en España. En el espacio europeo todos los grados tiene 240 créditos y los planes de estudios recogen cuáles deben de ser las competencias que se deben alcanzar durante los 4 años para el ejercicio de la Enfermería. El enfermero debe ser capaz de prestar una atención sanitaria técnica y profesional adecuada a las necesidades de salud de las personas que atiende de acuerdo con el estado de los conocimientos científicos en cada momento y con los niveles de calidad y seguridad que se establecen en las normas legales y deontológicas. Yo creo que las enfermeras y enfermeros españoles estamos capacitados para prestar atención y cuidados a las personas de forma individual y colectivamente y preparados para prestar atención de calidad. La formación enfermera garantiza que los cuidados se realizan de manera competente a nivel científico, técnico, humano y desde luego que garantizando la seguridad de los pacientes. El compromiso profesional enfermero es un principio fundamental en la Escuela Universitaria de Enfermería de Cruz Roja Española. Y lo hacemos porque todas las personas merecen respeto, además de calidad en la atención. Debemos preservar los valores de la justicia y promover la equidad, la solidaridad y el humanismo. Y cuando una escuela que pertenece a Cruz Roja enuncia estos conceptos no hace más que expresar su visión de universalidad. Muchas gracias. Newsletter Red TBS informa - edición nº 23 – 24 de mayo de 2018 página 5

[close]

p. 6

Red contra la Tuberculosis y por la Solidaridad La tuberculosis: y Cruz Roja Española Dr. Juan Jesús Hernández González-Nicolás Médico. Plan de Salud 7ª deCruzRojaEspañola Red TBS Centraré esta intervención en los problemas que tienen las personas con tuberculosis para realizar de forma correcta el tratamiento, la adherencia. Seguramente, por la edad que tenéis casi todos y casi todas de nosotras tenéis un Smartphone. Entrad en la web www.menti.com y mediante el código 302481 podréis tener acceso a una pregunta que quiero que compartamos entre todos. Lo que os pido que contestéis es, según vuestro punto de vista con vuestra formación y con vuestros conocimientos, ¿Cuáles son los factores que determinan la no adherencia al tratamiento para tuberculosis? Podéis marcar tres opciones de las que vienen. Las enumero: “Los tratamientos por un lado, es decir las pautas, los efectos secundarios de los mismos: la duración; edad y el sexo de la persona que está realizando el tratamiento; o la presencia de otras enfermedades de forma concomitante. Los factores sociales, la vivienda, el trabajo, la alimentación, la poca información que pueda tener el paciente sobre el estado de su de su enfermedad y sobre la importancia de adherirse o no. Y el sistema de salud que está avalando el tratamiento y el seguimiento de esa enfermedad o una falta de apoyo cercano, la situación de presión de grupo, la falta de motivación…” Ahora leo, abajo a la derecha el dato de que sois 62 las personas que habéis votado. Y fijaros que de momento gana que el factor determinante más importante para vosotros y para vosotras es que “la no adherencia al tratamiento vendrá provocada por factores sociales”. En una enfermedad que es infecciosa como la tuberculosis un aspecto muy importante es, efectivamente, el factor social. El paradigma de la tuberculosis es que es la enfermedad social por excelencia. Y si no conseguimos intervenir sobre esos factores sociales, no solamente estamos provocando un aumento de probabilidad de padecer la enfermedad sino que además si no intervenimos sobre esos factores lo que estamos haciendo es conseguir que la persona no se adhiera correctamente al tratamiento. No se trata solamente de un problema de sistema de salud adecuado sino de que el tratamiento resulte más sencillo, más barato y más accesible a todos. Realmente, lo que influye es este concepto de determinantes de salud, es decir las condiciones en las que la persona crece, vive, trabaja… es decir su alimentación, estilo de vida, su nivel económico, eso es lo que hace realmente que una enfermedad social como la tuberculosis se controle o no. Porque como bien decía Julio Ancochea al principio: “la injusticia social mata”. Esto es lo que está detrás de una enfermedad como la tuberculosis y por eso Cruz Roja Española está en este proyecto y trabaja con la Red contra la Tuberculosis y por la Solidaridad. página 6 Newsletter Red TBS informa - edición nº 23 – 24 de mayo de 2018

[close]

p. 7

Red contra la Tuberculosis y por la Solidaridad Red TBS Os pongo el ejemplo de la pobreza energética, que es un tema que desde Cruz Roja estamos trabajando de una forma muy intensa. ¿En qué medida podemos controlar una infección del tipo de la tuberculosis si la persona vive en una vivienda que en la que no puede mantener la temperatura adecuada? 7ª Lógicamente, todos los factores que aparecen en las preguntas influyen en la mayor o menor adherencia. Desde luego que hay una relación entre la edad, sexo, consumo de alcohol, drogas, comorbilidad. Por supuesto, que todo eso influye, pero tenemos que tener claro que el ambiente socio-laboral, los problemas familiares, el pensar que va a ser rechazado por su familia, por falta de información, el ambiente laboral, la situación de desempleo. Pensar que si se pide un permiso en el trabajo para acceder a la consulta médica, a lo mejor le despiden o luego no le renuevan el contrato. Todo ello, todo ese nivel, esa situación socioeconómica influye de manera determinante en la adherencia. Casi el 80% de las personas que abandonan el tratamiento antituberculoso proceden de estratos socioeconómicos bajos. Hace muchos años se decía que la tuberculosis se iba a curar antes desde la Facultad de Economía que desde la Facultad de Medicina. Y a eso le añadimos además por ejemplo algunos datos propios de Cruz Roja del año pasado que indican que el 26% de las personas atendidas viven solas y más del 70% de esas personas que viven solas son mujeres y más del 50% son mayores de 80 años. Si tienen una tuberculosis… ¿Quién les va ayudar a realizar el tratamiento correctamente? A acordarse de cuándo tiene que tomarse la pastilla o de ir a consultar a un especialista. Por lo tanto la parte sanitaria es realmente muy importante en el tratamiento de la tuberculosis; se nos cae la silla del tratamiento si nos falta la pata del abordaje social. . Os incorporo esta diapositiva, porque hoy es el Día Internacional de la Felicidad. Pues la sonrisa es un hábito saludable. Desgraciadamente mi padre está ahora mismo ingresado y os puedo asegurar que el tratamiento de Enfermería que se hace con una sonrisa en la cara favorece mucho la evolución del paciente. Y cuando el paciente llegue a su casa se acordará bien de ese enfermero o médico que le ha tratado y será un estímulo para seguir correctamente las indicaciones que le han dado en el hospital. El humor y la buena predisposición son grandes aliados de la salud. Si hablásemos desde punto de vista de la Medicina tradicional de cómo mejorar nuestra salud pues diríamos: no fumes, ten una dieta equilibrada, sé activo, practica sexo seguro… Si hacemos una visión desde el punto de vista del abordaje social de la enfermedad y satirizamos un poco, para mejorar la salud necesitábamos conseguir no ser pobres y tampoco tener padres pobres, porque la pobreza se transmite igual que una enfermedad. Y las condiciones sociales como tener un coche para poder moverme por la ciudad y no trabajar en un puesto estresante en el que no me pagan lo suficiente. No vivir en una vivienda húmeda, ni de baja calidad y tener suficientes ingresos como para irme siempre de vacaciones. No ser un desempleado y obtener todos los beneficios a los que tengo derecho cuando estoy enfermo y ser capaz de gestionarlos. Y además ser capaz de tener acceso a los beneficios sociales y aprender a rellenar los formularios tan complejos que se necesitan para obtener una ayuda. La salud es un derecho fundamental, pero no siempre lo conseguimos. Newsletter Red TBS informa - edición nº 23 – 24 de mayo de 2018 página 7

[close]

p. 8

Red contra la Tuberculosis y por la Solidaridad Red TBS Hemos hecho un análisis muy exhaustivo de todas las pruebas de salud que tienen las personas a las que atendemos y hemos llegado a que, independientemente del problema de salud que tenga la persona a la que nos enfrentamos, siempre existe una triple causa. Una posible triple causa de ese problema de salud. 7ª O hay una falta de información o hay una falta de recursos o hay una falta de motivación. O la persona está mal informada y por lo tanto no sabe cómo realizar bien sus tratamientos,no sabe la importancia que puede tener el abandonar el tratamiento, o no puede pagarse los tratamientos ni acceder a ellos. Tiene la información, pero no puede realizar de forma correcta el tratamiento. Y también, pudiendo hacerlo, no lo hace por falta de motivación. Asociado específicamente con la tuberculosis esa falta de información se reflejaría en no conocer bien lo que implica dejar y abandonar el tratamiento y generar una resistencia. No tener una información adecuada de cómo se debe y se tiene que hacer el tratamiento implica que los hábitos saludables influyan en esa mejora de la enfermedad. Pero puede haber una falta de recursos, de acceso al tratamiento de pago o copago de la de la medicación o el entorno laboral. A veces esa falta de motivación es determinante y no se coge la baja por percepción del riesgo que implica perder el trabajo, por el miedo al estigma social y a la discriminación que todavía hoy puede suponer el hecho de decir soy un enfermo tuberculoso. También la sensación de invulnerabilidad que puede tener la persona enferma. Desde Cruz Roja estamos intentando dar respuesta a estas tres causas: aumentando la información de la persona enferma, aportándole los recursos, facilitando el acceso a esos recursos cuando es necesario y motivándoles para que realicen de forma correcta esa adherencia terapéutica. El año pasado 24.000 personas participaron en proyectos relacionados con la prevención de infecciones respiratorias y el tratamiento directamente supervisado de tuberculosis. Posiblemente en la mayoría de los casos no somos nosotros los que damos el tratamiento farmacológico, para eso está el sistema público, pero podemos colaborar muy activamente para conseguir que la persona pueda acceder al sistema y realice bien su tratamiento. Y para finalizar os invito a participar activamente en la Red contra la Tuberculosis y por la Solidaridad, porque sois una parte importante de esta lucha activa contra la tuberculosis. Gracias. página 8 Newsletter Red TBS informa - edición nº 23 – 24 de mayo de 2018

[close]

p. 9

Red contra la Tuberculosis y por la Solidaridad La responsabilidad social .Corporativa y la solidaridad D.a María Carmen Basolas Directora de Relaciones 7ª Institucionales de Chiesi España Red TBS Muchas gracias a la organización de la Jornada por haber invitado a Chiesi y a mí para hablar con vosotros. Chiesi España empezó el trabajo solidario haciendo labor en nuestro entorno más próximo. Un grupo de personas de la filial española nos hemos integrado activamente en lo que el Grupo Chiesi a nivel mundial considera que es la responsabilidad social corporativa. Aquí llevamos desde año 1995 y empezamos activamente en el 2000; finalmente consolidamos nuestra actividad de una manera sólida en el 2010. . Trabajamos la acción solidaria con voluntarios del Grupo de Compromiso Chiesi. Nuestra empresa es muy grande y la decisión que tomamos a nivel interno es la de hacer trabajo social en nuestro entorno geográfico. Nuestra sede está en Barcelona, en un barrio de L’Hospitalet de Llobregat donde hay zonas socialmente deprimidas. En la compañia trabajamos casi trescientos empleados repartidos por toda España y nos pareció que nuestra gente de ventas podrían ser embajadores de nuestra acción en responsabilidad social corporativa en sus zonas. Ayudar allí donde estamos y podemos ser útiles al ciudadano. Así empezamos y hoy la responsabilidad social corporativa es uno de los tres ejes operativos de la empresa. Estamos convencidos de que las personas constituyen la mayor fortaleza de una empresa y el resultado es un valor compartido. Como empresa del sector farmacéutico nos centramos en acciones sociales cercanas a nuestro quehacer y actuamos desde una ética, de manera transparente y con una voluntad integradora y social. En los últimos diez años hemos realizando diversas actividades solidarias. Empezamos con acciones muy básicas como es la recogida de tapones plásticos para colaborar con la Fundación SEUR y con los recursos resultantes proporcionar sillas de ruedas para personas discapacitadas. También ayudamos a un centro social de L’Hospitalet de Llobregat en la descarga de camiones durante las campañas de alimentos de ayuda humanitaria de la Unión Europea. Y hemos participado en la primera carrera por la esperanza para el estudio de las enfermedades raras en Cataluña; estamos muy orgullosos de que nuestra empresa estuvo presente con el 95 % de su personal de voluntariado (55 sobre 60). Hace dos años ayudamos a remodelar una escuela de una zona deprimida de Barcelona: el barrio de La Mina. Las 250 personas que formamos parte de la compañía trabajamos durante una jornada laboral en esta acción. Chiesi aportó las horas del personal y el coste de los materiales y nosotros la mano de obra de la tarea. Y esto para mí es muy importante porque fue una acción colectiva que nos permitió tener una visión aún más clara de los compromisos que asumimos. Tres conceptos de empresa: filantropía, responsabilidad social corporativa y valores compartidos. Newsletter Red TBS informa - edición nº 23 – 24 de mayo de 2018 página 9

[close]

p. 10

Red contra la Tuberculosis y por la Solidaridad Red TBS Estoy convencida que la filantropía es responder con generosidad a las necesidades de las personas en todos los ámbitos y en especial en el entorno más cercano. Apoyar en aspectos sociales responde a los alineamientos de la estrategia de una empresa comprometida. Trabajamos principalmente en las enfermedades 7ª respiratorias y en neonatología y en enfermedades raras. En ello hemos focalizado el trabajo de responsabilidad social corporativa. Y es el sector en el cual hemos empezado a trabajar de forma continuada. Se trata de la competitividad en aquello que hacemos, en crear soluciones no puntuales sino que puedan mantenerse en el tiempo y ser financieramente sostenibles, además que se puedan medir de manera transparente. La responsabilidad social corporativa ayuda a la sostenibilidad del sistema porque es un apoyo para los ciudadanos y nos permite estar inmersos en la sociedad. Como Fundación Chiesi tenemos objetivos más amplios que van más allá de la resolución de problemas de cercanía. Lo que sucede a nuestro alrededor es un problema de gran parte de la sociedad que está socialmente desamparada y por ello debemos ayudar a resolver algunos de los problemas que se presentan en el llamado Tercer Mundo, que está realmente muy desfavorecido. El Proyecto GASP da acceso global a la espirometría como apoyo a la formación médica en el área respiratoria y está centrado en el desarrollo de un modelo transferible de habilidades diagnósticas y clínicas para el manejo de enfermedades respiratorias crónicas como el asma y enfermedad pulmonar obstructiva crónica. La iniciativa fue implementada en Guyana y condujo a la creación del primer centro de espirometría para la detección de estas patologías en el país. También tenemos el Proyecto NEST basado en unidades de cuidados intensivos para neonatos prematuros y así contribuimos a mejorar la calidad de la atención neonatal en países con recursos limitados aportando medios para hospitales. También para el desarrollo de los protocolos para el correcto uso de medicamentos esenciales para el cuidado de los recién nacidos. Este proyecto se ha desarrollado en Burkina Faso, Benin, Burundi, Azerbaiyán y Mongolia. Con estos dos ejemplos quiero exponer cuales son las actividades en materia de responsabilidad social corporativa de Chiesi y su relación con la acción solidaria. Me gustaría destacar que nos preocupa mejorar la situación social en muchas partes del mundo y lo hacemos desde nuestro sector farmacéutico intentando aportar nuestro granito de arena a la comunidad. Todas las acciones que realizamos se enmarcan de acuerdo a los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas. Muchas gracias a todos. página 10 Newsletter Red TBS informa - edición nº 23 – 24 de mayo de 2018

[close]

p. 11

7ªRed contra la Tuberculosis y por la Solidaridad Red TBS Noticias Cruz Roja ha reformulado su Plan de Salud entre los años 2014 y 2017, mediante un proceso participativo basado en la metodología de marco lógico. Según las conclusiones de dicho proceso, las personas tienen problemas de salud porque gestionan de forma inadecuada su salud, bien porque tienen hábitos saludables inadecuados, porque adoptan conductas de riesgo, o porque realizan una inadecuada gestión de su enfermedad. Además, se considera necesario trabajar en prevención y sensibilización con la población general. Y, por otra parte, todas las causas de dichos problemas se pueden englobar en tres grandes tipologías de causas: Falta de conocimiento sobre su problemática (No lo sé) Dificultad para mejorar su problema (Lo sé, pero no puedo) Falta de motivación para afrontar los cambios necesarios (Lo sé, podría, pero no lo hago) En base a este análisis se organiza el nuevo Plan de Salud de Cruz Roja. Su objetivo general es "Mejorar la gestión de la salud de las personas, es decir, mejorar el bienestar físico, psíquico, social y de capacidad de funcionamiento". Para ello se articula en tres programas: Prevención y Sensibilización; Atención a personas con estilo de vida no saludable; y Atención a personas con inadecuada gestión de su enfermedad. Y siempre organizando la actividad en base a un triple objetivo: Newsletter Red TBS informa - edición nº 23 – 24 de mayo de 2018 Mejorar el conocimiento (sobre la enfermedad, hábitos y conductas) Posibilitar que la persona mejore su salud (aportando los recursos que precise) Capacitar y empoderar a la persona para que genere los cambios necesarios en su vida (para mejorar su salud) página 11

[close]

p. 12

Red contra la Tuberculosis y por la Solidaridad Situación de la tuberculosis en instituciones penitenciarias Dra. Pilar Gómez Pintado Jefa del Servicio de Protección de la Salud de la Subdirección 7ª General de Sanidad Penitenciaria. Red TBS Ministerio del Interior Voy a intentar haceros un esquema de lo que es el Programa de Prevención y Control de la Tuberculosis en el medio penitenciario. Antes de empezar a hablar estrictamente del programa, os voy a hacer una especie de fotografía de qué es la Sanidad Penitenciaria. Se ocupa de 70 centros penitenciarios que incluyen 12 Hospitales psiquiátricos en todo el territorio español; excepto en Cataluña, que tiene transferidas las competencias en materia penitenciaria, y el País Vasco, que las tienes solo en sanidad. Estos centros acogieron en el 2017 a una media de 48.500 internos y la atención es prestada por una media de 1.600 profesionales que incluyen médicos de familia y enfermeros, auxiliares, celadores, técnicos de rayos, de laboratorio, y además una serie de especialistas que pertenecen a la institución penitenciaria y otros que vienen de los hospitales de referencia: pediatras, ginecólogos, radiólogos, internistas… La sanidad penitenciaria tuvo una reforma importantísima en el año 1989 y 1990, época en el que solamente concurría un médico y una enfermera unas horas al día; hoy atendemos todo. También se controla el ingreso de internos con VIH, hepatitis B, hepatitis C, sífilis y, obviamente, también se pide la prueba de la tuberculina y una radiografía si es necesaria. Las vacunaciones son según marcan los calendarios del adulto de las distintas Comunidades A tó La atención especializada estrictamente se da por los hospitales de las Comunidades Autónomas y hay hospitales que tienen una zona de custodia donde ingresan los internos. Otros ingresan en habitaciones normales con custodia policial en la puerta. Como os dije, en 1989 se hizo una reforma y también una encuesta de toda la población que estaba ingresada en aquel momento. Os voy a hacer una comparación entre lo que había en el 89 y lo que hay ahora para que podáis ver la evolución de la población y la sanidad. Entonces había 27.000 internos y era un gran esfuerzo comprobar cuáles eran las necesidades reales y qué programas eran los más adecuados para poner en marcha. Había un 92 % de hombres con una edad media de edad de 29 años y menos del 10 % era extranjero. Un 50 % del total era analfabeto/a funcional, personas que saben leer y escribir pero que les cuesta trabajo entender. En el 2017 la media poblacional es de 48.500 internos aunque página 12 Newsletter Red TBS informa - edición nº 23 – 24 de mayo de 2018

[close]

p. 13

Red contra la Tuberculosis y por la Solidaridad Red TBS hace 5 años llegamos a los 65.000 internos. Por sexo se ha mantenido la proporcionalidad, aunque respecto a la media de edad la población penitenciaria está envejeciendo y es de 39 años. Otra diferencia significativa es la nacionalidad de las personas que están ingresadas en prisión. Hay casi el 27 % de 7ª extranjeros, mucho menos que hace 5 años que eran el 35 %. La procedencia es de 110 nacionalidades diferentes. Imaginaros lo que esto supone en el tratamiento sanitario y sobre todo en temas de educación para la salud y de formación. En el 89, en la época más intensa de la epidemia de sida, las prisiones sufrieron este problema de una forma absolutamente cruel. De hecho muchas personas se morían en la prisión porque no había recursos fuera para que pudieran salir a curarse y no era posible dejarlos desamparados en la calle. Fue terrible. Respecto al Plan Nacional de Drogas cada 5 años se hace una encuesta entre unos 5.000 internos y con cientos de variables. Y en una de ellas preguntamos ¿Qué piensan sobre su estado de salud? En el año 2016 el 70% de la población en prisiones consideraba que su estado de salud era bueno o muy bueno. En cambio respecto al consumo de drogas la diferencia era dramática: el 50% consumía heroína o cocaína frente a un 2,8% que eran usuarios o ex usuarios. Respecto al VIH el 32 % era seropositivo frente al 5 % de usuarios en 2016; ahora estaremos en torno al 4%. Respecto a la hepatitis B (e aquel momento no se pedían marcadores para hepatitis C) el 58% de la población. Ahora el 2,1 % hepatitis C y en 2017 estábamos en torno al 8%. En el estudio por sífilis eran o estaban en estudio el 5,7% de la población frente al 0,8 por mil actual. Los infectados por tuberculosis sin embargo es al revés: más del 35% de la población estaba infectada en 2016, tenemos un 45 % de la población que consume drogas. Bueno fue la época de la epidemia de sida y a raíz de todo esto se pusieron en marcha una serie de programas y entre ellos el Programa de Tuberculosis que lleva un registro al que están obligados a declarar todos los sanitarios de las prisiones a través del Sistema EDO. Nosotros declaramos las 60 enfermedades obligatorias, más la sarna. Entre las más prevalentes está la tuberculosis. El programa de tuberculosis en prisión se puso en marcha en todo el territorio nacional en 1990. La tuberculosis en aquel momento, y ahora, es el primer problema de salud pública por su forma de transmisión y por la población que tenemos ingresada, que es una población que proviene generalmente de ámbitos de exclusión y/o marginalidad. Además tenemos también una población que viene de países de alta prevalencia de la tuberculosis. Y en los últimos años ingresó una población española que procede de prisiones de otros países de alta prevalencia. Traen tuberculosis y otras enfermedades como la sarna y, a veces, tuberculosis es multirresistente. De hecho se hace un control de personas que se trasladan en avión, en un centro penitenciario de Madrid. Newsletter Red TBS informa - edición nº 23 – 24 de mayo de 2018 página 13

[close]

p. 14

Red contra la Tuberculosis y por la Solidaridad Red TBS Es un programa específico al ingreso en el que se les aísla de entrada y se les piden las pruebas para descartar que tengan tuberculosis. Este tipo de población, cuando sale en libertad, tiene ocupaciones que le importan más que cuidar su salud y es más difícil su seguimiento sanitario. No es fácil encontrarles a 7ª través de los sistemas sanitarios usuales y aunque parezca un contrasentido el hecho de entrar en prisión es a veces beneficioso para su estado de salud, porque suele ser el primer contacto reglado que tienen con la. salud. Además, en la prisión la gente está entrando y saliendo continuamente y pasando por el programa. El Programa de Tuberculosis en nuestro medio se basa lógicamente, como todos los programas en el diagnóstico precoz en el estudio de contactos y el tratamiento directamente observado. Cuando los internos ingresan en menos de 24 horas tienen que tener una exploración. Se hace una historia clínica, se piden antecedentes y es básico preguntarles por síntomas. Al entrar en prisión se les diagnostica si tienen o no tuberculosis que traen de la calle. Los VIH y los que tienen otros factores de riesgo tiene revisión bimestral y semestral toda la población carcelaria. Si sospechamos de una tuberculosis les aislamos inmediatamente. Hay centros que tienen celdas de presión negativa y se dispone del uso de mascarillas quirúrgicas para los enfermos y de alta protección para los profesionales. El tratamiento siempre es obligatorio y observado. Otro tema es cuando deben salir en libertad: si están en aislamiento respiratorio entonces no se les puede dejar en la calle. Se avisa al juez de vigilancia penitenciaria y van a un centro hospitalario directamente por orden del juzgado. Se notifica a la Comunidad Autónoma y cuando el interno sale de prisión se le da medicación para dos o tres semanas hasta que tenga tiempo y pueda ir a su médico. Claro que cuando salen en libertad ellos son responsables de seguir haciéndose el tratamiento, entonces tiene que haber algún sanitario que lo garantice como por ejemplo es Cruz Roja Española. El estudio de contactos es obligatorio y se comienza por las personas de convivencia y empezando por el compañero de celda. El estudio debe hacerse en un máximo de 15 días desde que ha tenido el contacto con alguien bacilífero. Antes llegamos a poner hasta 2.000 tratamientos en las prisiones, pero se finalizaban muy pocos por lo cual decidimos priorizar los casos de la gente que tiene factores de riesgo y poner los tratamientos de la infección latente y sabemos que van a finalizarse. Por supuesto que antes de administrar el tratamiento descartamos enfermedad. El tratamiento más habitual es isoniácida durante seis meses; siempre, directamente observados. El tema de la educación para la salud es fundamental y nosotros fomentamos la estrategia de mediadores de salud porque cuando se forma a los internos, incluso a los funcionarios, aumentamos mucho más el diagnóstico precoz. página 14 Newsletter Red TBS informa - edición nº 23 – 24 de mayo de 2018

[close]

p. 15

Red contra la Tuberculosis y por la Solidaridad Red TBS En 2016 el promedio diario de internos en tratamiento en todas las prisiones de instituciones penitenciarias ha sido de 36 y de tratamiento de la infección latente de 158. Se han hecho al menos 17.400 pruebas de tuberculina, 4.500 estudios de esputo y cultivo y hemos tenido 37 altas hospitalarias de tuberculosis sin infección 7ª por VIH con una media de 12 días y de 9 de infección por VIH. La disminución es espectacular ya que hemos pasado de una tasa de 13,7 por 1000 en 1996 a una tasa de 1 por 1000 en 2017 (14 veces menor, a pesar de que en las prisiones tenemos 12 veces más de tasa de tuberculosis que la población general). El 25 % de las tuberculosis se diagnostican y estamos evitando la transmisión al poner el tratamiento entre un 25 % y un 40 % de población. El 88 % de nuestras tuberculosis son iniciales, lo que es bueno, porque se supone que tienen menos probabilidades de ser resistentes. Casi el 60 % de la población no tiene ningún factor de riesgo siendo básicamente VIH o haber sido usuario de drogas. El 90 % de las tuberculosis son pulmonares y se diagnostican microbiológicamente; hay muy poca resistencia. De las que nos comunican los resultados de los estudios de sensibilidad están en 70-75 %; con resistencias de 4,5; y multirresistencias de 2,3 en prácticamente reclusos españoles extraditados de Latinoamérica. Uno de los objetivos básicos del Programa de Tuberculosis en prisiones es diagnosticar los casos bacilíferos en menos de 35 días. Ahora estamos en torno al 74 % incluyendo las tuberculosis que se diagnostican al ingreso; sin ellas estamos en torno a 90 % y muy cerca de cumplir nuestro objetivo. Finalizan el tratamiento el 75 % de los casos y luego hay un 25 % que sale a la calle con tratamientos que, si son baciliferos, quedan bajo libertad vigilada por un juez en un hospital. En nuestro programa se tiene que realizar el 100 por 100 de los casos de estudios de contactos en todos los casos bacilíferos. Estamos en torno al 80, pero como podéis ver en algunos casos se han hecho hasta 142 estudios de contactos por un solo caso (un módulo entero de una prisión) o sea que cuando tenemos un caso de tuberculosis, que no son muchos, dan mucho trabajo. Muchas gracias. Newsletter Red TBS informa - edición nº 23 – 24 de mayo de 2018 página 15

[close]

Comments

no comments yet