Revista Begijar Informa Junio del 2018

 

Embed or link this publication

Description

Revista Begijar Informa Junio del 2018

Popular Pages


p. 1

Boletín Informativo de la Sección de Educación Permanente “Virgen de la Cabeza” de Begíjar - Nº 92 Junio 2018 REDACCIÓN: Alumnos/as de la S.E.PER Virgen de la Cabeza y colaboradores. COORDINA, DIRIGE Y MAQUETA: Juani Villa-Real Cruz. IMPRIME: Publimax Impresores - Baeza Este boletín como publicación plural que es, no se responsabiliza de las opiniones que aparezcan firmadas. Estas colaboraciones podéis enviarlas a la siguiente dirección: BOLETÍN BEGÍJAR INFORMA. c/ Agua nº 2, 23520 BEGÍJAR (Jaén). Las colaboraciones han de estar firmadas. Begíjar Informa se reserva el derecho de publicar tales colaboraciones, resumirlas o extraerlas cuando lo considere oportuno. Depósito Legal J-846-2007; ISSN-1889-2574; Tlf: 953 77 96 97; E-mail: 23500188.edu@juntadeandalucia.es Pero, ¿esto qué es? Año 1996 “Begíjar Informa” es una revista de información que durante unos años ha publicado nuestros recuerdos, añoranzas, poemas, fotografías, costumbres y todo lo relacionado con los vecinos de Begíjar. Con más de veinte años de historia, el primer “Begíjar informa” con el número 0 se publicó en octubre de 1996. Tenía solo tres páginas y en la primera se podía leer lo siguiente: Posiblemente muchos de vosotros os haréis esta pregunta cuando tengáis este boletín en vuestras manos. “BEGIJAR INFORMA” es una publicación sencilla que no simple, elaborada con todo el cariño del mundo por los alumnos y profesores del centro de Educación de Adultos y dirigida a todos los ciudadanos de Begíjar. La prioridad aun no la tenemos clara, dependerá del entusiasmo que mantengamos, del interés que vosotros lectores mostréis y del éxito obtenido por los espacios reservados para publicidad. Inicialmente nos hemos propuesto que esta pequeña gran hoja vea la luz todos los meses, si con el tiempo y entre unos y otros aparece quincenalmente mejor que mejor. La idea, en definitiva, es realizar una actividad más en el centro de educación de adultos (de las muchas que viene realizando año tras año) y a la par crear un espacio que sirva para uso y disfrute de todos los begijenses. Si con el tiempo y unos cuantos boletines más conseguimos que nos hagáis preguntas y expresiones del tipo: … ¿Cuándo sale el primer boletín?...Yo lo guardo todos desde que apareció el primero. --Mi hija está en Barcelona me obliga a que se los envíe todos los meses--Si es así, decíamos, nos habremos salido con la nuestra. Y tanto que os habéis salido con la vuestra, te has salido ¡Juana Villa-Real! Has conseguido ilusionarnos a todos, con esta pequeña revista, pero grande en contenido, has publicado, todo lo que los vecinos hemos querido. Nuestras costumbres, festejos, tradiciones, gastronomías, nacimientos, bodas, bautizos en definitiva muchas historias de nuestro pueblo. Se puede decir que esta revista se ha convertido en una publicación que contiene todo nuestro pasado y nuestro presente. Has conseguido que preguntemos, ¿cuándo sale la próxima? y que nuestros paisanos de Barcelona estén deseando que les llegue la revista de su pueblo. La hemos coleccionado y encuadernado. Es una actividad que los profesores y alumnado creasteis con mucho éxito, y queremos que siga así, todos seguiremos aportando nuestras historias, para que llegue mensualmente a nuestras casas. Hay algunos ejemplares que no se imprimieron en papel por falta de presupuesto del centro pero están disponibles en internet para quien quiera leerlas, esta es la dirección, Con este pequeño recuerdo del primer boletín solo me queda felicitar a nuestra profesora por estas actividades y otras muchas que se desarrollan en el Centro de Adultos y que nos satisfacen a todos los colaboradores y lectores, del Begíjar Informa. Ánimo y que no acabe nunca. Aprovecho para decirles a los que la coleccionan que en el Centro de Adultos hay algunos ejemplares repetidos por si queréis completar los números que os falten y para que llevéis si tenéis algunos que no os sirvan para quienquieracompletarlacolección. Ana Prados Gallego. 1

[close]

p. 2

José Juan Martos Mi amigo Joao ¿Alguna vez se han sentido ustedes ridículos ante -Si te hago un regalo, ¿me prometes irte con él y la actitud de un niño? Yo sí. no decírselo a nadie? Hace muchos años, la empresa de exportación -Claro que sí, amigo. que formamos entre un grupo de amigos, decidimos -Entra- le dije mientras le abría la puerta del participar en la Feria de Muestras de Productos stand. Españoles, en Luanda (Angola). Cuando estuvo dentro abrí la caja con la ropa y Conocedor por viajes anteriores, de los tomé un pantalón corto de tejano y una camiseta de problemas económicos de las gentes de aquel país, color azul que supuse eran de su medida. decidí introducir en los embalajes de los productos a -¿Crees que te irán bien?-le pregunté. exponer, todas las ropas para niño que pude reunir entre -¿Son para mí, amigo?- respondió mientras su mis familiares, amigos y conocidos. No fui el único en mirada desprendía una mezcla de sorpresa, llevar ropa, sino que algunos otros expositores también incredulidad y alegría. lo hicieron. -Si son de tu medida, sí. El día de la apertura del Certamen, y después del -Claro que son de mi medida, ¿me puedo ir ya?- desfile de autoridades con el Presidente del Gobierno al me preguntó con las prendas en la mano. frente, comenzó el desfile de visitantes. -Pero ya sabes: no debes decirlo a nadie. Dado que el régimen político era una dictadura -Sí, amigo- gritó mientras se alejaba corriendo. comunista, era absurdo creer que podríamos vender a Le advertí que no se lo dijera a nadie porque si la ningún visitante. Las gestiones de venta consistían en gente se enteraba que en algún stand regalaban algo, visitar nosotros, los expositores, a los organismo aunque fuera tan insignificante como una simple estatales con potestad para la compra. Sin embargo, ésta pegatina, acudían en tromba y era peligroso para el era una misión reservada para los días siguientes. Los expositor, que en estos casos optaba por cerrar y dos primeros días decidimos permanecer en los stands largarse. saludando a los visitantes que eran niños en su gran De toda la ropa que llevé, la única que entregué mayoría. Éstos niños, como los adultos que se personalmente fue a mi amigo Joao; la restante la acercaban, coincidían en la misma petición: entregué, como hicieron otros expositores a la -¡Hola amigo!- decían-¿me da un lápiz? comunidad de Jesuitas Misioneros españoles que Esta era la petición primordial, si bien había ejercían en Luanda. quien solicitaba bolígrafos, cuadernos e incluso alguno Al día siguiente, antes de comenzar mis visitas a pedía cromos de futbolistas españoles cuyos nombres los Organismos Oficiales, recibí la nueva visita de conocían. Joao. El día de la inauguración, cuando las autoridades -¡Hola amigo!- casi me gritó, ofreciéndome la habían desaparecido y mientras permanecía en el stand más amplia de sus sonrisas, a la vez que sacaba la programando mis visitas de los días siguientes, se barriga y echaba la espalda hacia atrás mostrándome presentó ante mí. Tendría ocho o nueve años y vestía un que vestía la ropa que yo le había regalado el día pantalón corto destrozado y una camiseta blanca con anterior. tantos agujeros que dejaban ver más parte del cuerpo de -¡Hola Joao! Hoy no tengo nada para regalarte. la que cubrían y sus pies iban descalzos; su pelo, Su sonrisa desapareció, así como la alegría de su bastante corto, estaba tan ensortijado que hubiera sido mirada. Con una voz grave y dolida, respondió: imposible encontrar la punta de uno de sus cabellos. El -Yo solo he venido a ver a mi amigo. color de su piel era tan negro que parecía tener un matiz Me sentí ridículo. Me había comportado como azulado: pero lo más impresionante de su persona era la un imbécil, negándole ayuda a alguien que había tenido amplia sonrisa que me ofreció, mientras me preguntaba: la dignidad de no pedirla a pesar de sus extremas -Amigo, ¿tienes un lápiz para mí? necesidades. Pensando en mis posibles clientes de los Para salir de aquella desagradable situación, me Organismos Oficiales, yo llevaba como regalos interesé por sus padres, sus hermanos y toda su familia. llaveros, cigarrillos, encendedores y puros, pero no Estuvimos hablando mucho rato y conseguí que su había pensado que los niños, sin ninguna compañía de natural sonrisa volviera a su cara. adultos, pudieran ser visitantes de la Feria. Fueron varias las veces que volví a recibir la -Lo siento, pero no tengo ningún lápiz- respondí visita de mi amigo Joao, que hoy, si sigue viviendo, casi avergonzado. debe tener más de cuarenta años. A aquella sonrisa no se le podía decir que no, e El paso del tiempo no ha conseguido que me instantáneamente me acordé de la ropa que tenía en una olvide de Joao, un niño de piel negra, muy negra y con caja oculta en el stand. una sonrisa tan encantadora que ni los ángeles de -¿Cómo te llamas?- le pregunté. Murillo, ni de Rafael, han conseguido igualar. -Joao- me respondió. José Juan Martos 2

[close]

p. 3

Francisco Martínez Calle LOS HAY SABEORES Y MUY SABEORES, QUE SON LOS PELIGROSOS. A don Juan José Cabrero Sánchez, con motivo de su jubilación. Nuestro buen amigo Juan José, en sus conversaciones privadas, siempre se muestra templado, minucioso y muy sagaz. En todas ellas, además de un amor inmenso por su profesión, a la que se entrega en cuerpo y alma, muestra interés por los asuntos del lenguaje, en especial, por las expresiones populares y los refranes de toda la vida. No hace mucho tiempo, en un desayuno casual, todo muy a la ligera, hablábamos de diferentes asuntos. De pronto, tras unos instantes en silencio y atusarse ligeramente el bigote, me dice con una sonrisa apenas perceptible: -Francisco, mira lo que me pasó el otro día con un conocido mío. -Tú dirás –le respondo, seguro de que se trata de alguna anécdota digna de ser escuchada. -Resulta –continúa Juan José, mientras mastica detenidamente-, que yo creía que la palabra sabedor (sabeor, en la lengua hablada) tenía el significado que aparece en los diccionarios; es decir, más o menos, el de 'persona que conoce bien cualquier cosa, lo que sea, o tiene abundante información sobre algún asunto'. Así, con ese sentido, yo suelo decir sabedor de secretos, sabedor de los hechos, sabedor de sus posibilidades… -Y yo creo que estás en lo cierto, amigo mío –intervengo, más que nada, para indicarle que sigo atento su explicación. -Pues no debe ser así siempre, ni mucho menos, por lo que ahora te diré –me aclara parsimonioso. Juan José, entonces, me relata con pormenor la historia de dos hermanos, ambos herederos de los bienes de la madre, recientemente fallecida. En realidad, la historia no es más que el conjunto de quejas del menor de los hermanos, por los abusos del mayor, quien alegaba lo mucho que sabía acerca de cómo repartir equitativamente los bienes de una herencia. -Así ocurrió –me explica Juan José, ahora con más detenimiento-, al tratar sobre las casas: la más grande y mejor ubicada, sería para el mayor. Así, al adjudicar las olivas: las más productivas, por tener riego, serían para el mayor. Así, al distribuir los libros de la biblioteca familiar: los más voluminosos y mejor conservados, serían también para el mayor. Y así, sucesivamente, con el resto de los bienes familiares. Acabada la historia, y al sentirme de verdad extrañado por el comportamiento de un hermano tan cínico como egoísta, me dirijo, de nuevo, a mi interlocutor: -¿Pero qué razón había para que ese hermano mayor tratara tan injustamente al menor? -Pues la había, no te creas –me responde, ponderado, Juan José. -¿Pero qué motivo puede tener nadie –insisto de nuevo-, para actuar tan poco juiciosamente con un hermano? -Pues, según me dijo el perjudicado entre profundos lamentos, la causa es que su hermano mayor no era un sabedor cualquiera, sino alguien muy sabeor, y eso era lo malo. -En fin --respondo perplejo, ante tan inesperada justificación-, supongo que en estas cosas del saber, como en todo, tanto se puede pecar por defecto como por exceso. -De modo que ya sabes, Francisco –me advierte Juan José, sonriente-: Debemos tener cuidado con los muy sabeores, que estos, más que sabedores, son aprovechados, caraduras y estafadores, estén donde estén. -Lo tendré en cuenta, no te quepa la menor duda. Y de esta forma concluye nuestra breve charla, justo mientras ha durado el desayuno. Por cierto, una charla interrumpida varias veces por las inevitables llamadas del móvil y una mini consulta improvisada, hacia la mitad de la tostada. Francisco Martínez Calle Begíjar, febrero de 2018 3

[close]

p. 4

Bienvenidos al mundo Miguel Ángel Rascón Molina 13 de Noviembre de 2017 AUSENCIA Allí, entre el gentío, se oye una voz de Madre, nítida y serena que reclama mi presencia. Ella calmará mis miedos como cuando niño. Ella me besará, me acariciará. Ella me acunará. ¡Oh, Madre, qué grande haberte pertenecido! ¡Qué grande haberte hecho feliz con mi sola existencia! Aún siento el calor de tus labios al besarme, el tacto de tus manos, Madre. Te quiero sin más, no sufras por tu ausencia, porque mi amor te elevará a las más altas existencias. Sí, mi amor te hará sentirte viva. Eternamente presente. Quisiera decirte, Madre, que eres el paraíso, el jardín de la inmortalidad. Porque tú eres “GLORIA”, la Madre con mayúsculas. La “GLORIA ETERNA” F. Jódar Adrián Molina Rascón 13 de Marzo de 2018 Lo que uno ama en la infancia se queda en el corazón para siempre (Jean-Jacques Rousseau) 4 Lázaro Garrido Lozano 29 de Septiembre de 2017

[close]

p. 5

Unidos por una buena causa Solidaridad, emprendimiento e impresión 3D en “Para ti la luna”, proyecto de Guadalinfo Begíjar (Jaén) El Centro Guadalinfo y el Centro de Adultos Virgen de la Cabeza de Begíjar son los responsables de “Para ti la luna”, un proyecto emprendedor y solidario haciendo uso de las TIC. El nombre de la misma hace referencia a la entidad a la que irá destinada la recaudación de esta iniciativa benéfica: “Pídeme la luna”. Una asociación compuesta por personal médico, familiares y voluntarios de la Unidad de OncoHematología del Hospital Infantil de Jaén, con el objetivo de devolver la sonrisa a los niños y niñas en sus periodos de hospitalización. A ellos va destinado este proyecto de Miniempresas Educativas de las Consejerías de Economía y Educación, dirigido a fomentar la cultura emprendedora, y con la colaboración con Guadalinfo que aporta el componente tecnológico. Tras realizar en los cuatro años anteriores empresas dedicadas a la elaboración de productos con materiales reciclados, en esta ocasión se buscó aportar un fin solidario que fue posible gracias a la ayuda de una empresa local, Cooperativa Olibejar, que financió la compra de una impresora 3D para la fabricación de pequeños colgantes en forma de luna. Un proceso que ha abarcado varias fases, y que comenzó con la recogida de tapones para poder financiar el material para la impresora 3D. A continuación los alumnos diseñaron la figura e imprimieron la misma para su posterior promoción y comercialización tanto en empresas locales como a través de la red. Un proyecto en el que los participantes han recibido formación y formado parte de un proyecto empresarial a pequeña escala, y han desarrollado habilidades personales y trabajo en equipo. Además han puesto en práctica nuevos conocimientos adquiridos en Guadalinfo sobre la impresión 3D para aumentar sus posibilidades de inserción laboral, y conocido diferentes técnicas de ventas y comercialización de los productos utilizados con recursos tecnológicos. Por otra la Feria del Emprendimiento, encuentro anual que la Junta de Andalucía celebra en todas las provincias andaluzas dentro del programa Miniempresas Educativas, también sirvió como escaparate en el que dar a conocer el trabajo realizado y servir como ejemplo para otras acciones emprendedoras. Vicente Rodríguez Vega 5

[close]

p. 6

Imágenes para el recuerdo Del matrimonio de mis padres nacimos cinco hermanos. Crecimos en un buen ambiente familiar en el que todos nos hemos llevado muy bien, nos hemos querido y respetado. Esta foto es la boda de mi hermano Manolo y Juli, una pareja muy especial. Mi hermano Manolo se crió en Begíjar como todos nosotros pero cuando hizo la mili se fue a Madrid con mi hermano Antonio que ya se había establecido allí antes. Como todos los que emigraron lo hizo para buscarse un futuro mejor que el que podía tener en el pueblo. Encontró trabajo en una farmacia militar, creó su hogar y allí se ha jubilado hace poco. Manolo y Juli han tenido un hijo y una hija que le han dado tres nietos que le alegran la vida cada día que pasa. No han perdido para nada el amor a Begíjar y vienen de vez en cuando al pueblo y disfrutamos de su compañía. Desde aquí les mando todo mi cariño. También podemos ver en la foto a dos personas muy queridas y muy grandes para mí que han sido todo en mi vida, mi marido y mi querido padre. Manolita Gárate

[close]

p. 7

Imágenes para el recuerdo María la de Caque y Manuel el Pincho con sus 5 hijos. Año 1969 Palabras y palabros de Begíjar He ido anotando diferentes palabra y "palabros" propios de nuestro pueblo, unas si están recogidas en el Diccionario de la RAE con el significado que le damos, otros con diferente, y otras no están, de éstas algunas las hemos idos deformando de la palabra original y las demás no sé de donde vienen. Nuestro paisano Francisco Martínez Calle escribió un libro: "Peculiaridades del habla de Begíjar", que ahonda más en el tema. Palabras que no están en el Diccionario de la RAE - Gonguear: Mimar, malcriar. - Cuquillera (Cuclillas): Referido a las olivas, olivas chicas sin mucha producción. - Zambaleo: Referido a la lluvia llover mucho. - Plausón/a: Persona tranquila. - Lambrio: Calambrazo//- Tuva: Llamando al perro. - Silachón: Desvergonzado - Alsina (Apellido): Autobús - Apalpar (Palpar): Ver, mirar, fijarse. - Soscón (Coscón): Socarrón, hábil para conseguir lo que quiere y evitar lo que le disgusta. - Parilla (Pared): Pared no muy alta. - Ardiles (Ardid ): Maña, habilidad. -Tarjea (Atarjea ): Canaleta, cañería. - Berzote: Tonto// - Azagón: Trabajar mucho, correr mucho, limpiar mucho // - Quiquinina: Tonto, sin personalidad. - Estubo: Lugar donde resguardarse, pared - Canco: Persona inútil, decrépita. - Maravallas: Objetos inútiles o comida sin provecho. - Pirrino //- Cancarruño //- Engurruñío//- Vaina: Tonto. - Gurruñío//- Espernible: egoísta. - Moliná: Lo que cabe en una sartén para freírlo. - Chaspeón: Pasar con rapidez. - Zarapita/s (Garapitas): Trozos pequeños. - Aguarchar, enguarchar (Enaguarchar): Echar agua de sobra //- Frangochar (Frangollar): Cocer. - Pampanear: Repartir el trabajo, la comida, etc. - Aporijar (Pro ahijar) Dar amparo y cobijo. - Pingue, pinguirrana: Niño o muchacho travieso. - Postellón: Con rapidez. "Ir como un postellón" - Trabillón/a: Desordenado/a. - Gazpachín: Revoltijo suciedad mezclada con agua. - Esguarnío/a, desguarnillao/a (Desguarnir): Muy cansado. También hay expresiones muy de Begíjar como : - " Echar un ojito de jabón”: Cuando se va a lavar una prenda delicada. - " Ser un ser " Ser tonto. - " Ser un espejo " Ser muy querido y apreciado. - " Dar el chachipé “: Salir del paso. - " Decir pulmonías”: Hablar por manías - " Perder el tábiro": Despiste olvido, no saber lo que se hace o dice. Ana Soto Jiménez

[close]

p. 8

Y de nuevo el verano Dicen que es de bien nacidos ser agradecidos, bueno… yo ante todo quiero agradeceros a todos los que durante este tiempo habéis leído esta revista “Begijar Informa” y os habéis detenido a leer mis historias, independientemente de que os hayan gustado o no, y deciros que todas ellas están escritas con mucha ilusión y con el deseo de que os gusten. Desde mi primer relato hasta ahora han pasado tres años,(se dice pronto) nunca había hecho una despedida de fin de curso, espero que el siguiente mi querida y amiga Juana Villa- Real cuente conmigo, y si no lo hace es porque hay más gente que tiene cosas que contar, sería interesante, me consta que en Begíjar hay personas con muy buenas ideas para transmitir, os animo a hacerlo porque es muy gratificante. Os deseo un buen verano a todos y esta vez os cuento la historia de alguien que conocí, que sufrió un cáncer de mama y que no quiso aceptar, se llamaba y espero que se siga llamando Olga. Esta historia ya me la publicaron el año pasado en otra revista, pero es mía y me gusta, por eso la comparto. Y OLGASEABANDONÓ Olga, aquella mujer que a final de los años 80 acabó su carrera de Filología Inglesa en Madrid y poco tiempo después se convirtió en profesora de Secundaria, se sentía libre, vivía en un pisito pequeño en el centro de Madrid que sus padres le habían regalado. Era feliz, no tenía que rendir cuentas a nadie. Con su primer sueldo se marchó sola la París un fin de semana, se sintió como un pájaro libre, una experiencia única, decía ella. Poco tiempo después conoció a Jaime, un profesor de Literatura, amante de los viajes, como ella; entablaron una bonita amistad con derecho a roce. Olga hizo hueco en su casa y Jaime se fue a vivir con ella, eso sí, mantenían cada uno su apartamento por si en algún momento alguno necesitaba su espacio. Su vida empezó a ir muy deprisa, viaje tras viaje. En pocos años habían recorrido toda Europa y gran parte del mundo. A veces, Jaime le pedía que parasen un poco y formalizasen algo más su relación, él se moría por ser padre, cosa que Olga no compartía, y así se lo hizo saber: -si quieres ir en busca de otra chica, estás en tu derecho, lo entiendo pero no me pidas más de lo que te doy-, contestaba ella. El pobre Jaime, descontento asumía que ella era así y nada iba a conseguir, entonces se marchaba una temporada a su apartamento hasta que Olga lo llamaba, le hacía una cena romántica y volvía a sus brazos. El tiempo iba pasando, ya era finales de los 90, Olga andaba por los 36 años, y sus deseos de viajar, recorrer países y lugares diferentes iban en aumento. Fue una noche en Buenos Aires cuando tras un largo día de turismo decidió darse un baño antes de irse a la cama, Jaime se había quedado dormido y pensó: voy a dedicarme un rato. Apenas se metió en la bañera, y empezó a enjabonarse, notó en su pecho derecho un enorme bulto, al principio se asustó, luego pensó que no sería nada, quizá una señal de llevar tanto la mochila colgada de la misma manera, o el sujetador apretado, decidió aparcar ese problema para la vuelta a Madrid, y así lo hizo, llegó un domingo por la noche y el lunes por la tarde ya estaba en una conocida Clínica de la mama de Madrid en la que el jefe médico era amigo de la familia, tras una serie de pruebas y dos días más tarde le confirmaron lo que ella sospechaba, un cáncer de mama, Triple negativo, eso le dijo aquel doctor, al que ella pidió que callase y no le diera más información. Le aconsejaron hacerse urgentemente una mastectomía en la mama derecha y una biopsia de la izquierda pues había serias sospechas de tener afectadas ambas mamas. Olga iba sola, no quiso que nadie se enterase de lo que estaba pasando, el médico le recomendó que para la próxima visita lo hiciera acompañada, se ofreció a llamar a su hermano, cosa que ella rechazó. Está bien, le dijo, pero si tengo mal los dos pechos quítenme los dos. ¿Dónde firmo? Salió de aquella consulta y lo primero que hizo fue llamar a Jaime para decirle que la relación que mantenían acababa, así de frío, así sin dar explicaciones, sin contarle el verdadero motivo, le dijo adiós y justo cuando se estaba despidiendo de él para siempre, se dio cuenta de que lo amaba pero tenía que dejarlo marchar. 15 días más tarde de aquella cita, Olga, acompañada de su hermano y su cuñada ingresó en el hospital para ser intervenida. La noche antes de la operación, Olga se miró en el espejo, no era muy coqueta pero le gustaba su cuerpo, ni muy alta ni muy baja y delgada; recordó cuando Jaime la acariciaba y le decía que tenía una piel muy bonita, y ahora la iban a mutilar… Mutilar, esa palabra que utilizó siempre que hablaba de su cáncer de mama. Salió de la operación, y afortunadamente, solo le quitaron la mama derecha. Abandonó su vida anterior, esa que tanto amaba, tan libre, con sus viajes, con su renuncia a la maternidad, amante de buenos restaurantes, de cines y teatros, y ahora esto, un cáncer. Se quejaba en silencio de este horrible mal que puso patas arriba su vida y la despojó de todo aquello que tanto amaba. Olga estuvo un curso entero recuperándose físicamente de la enfermedad, psíquicamente nunca lo consiguió, sesiones de quimioterapia, de radioterapia, sin pelo. Le ofrecieron la posibilidad de reconstruirse, ella no lo aceptó, su médico de cabecera la vio mal y le recomendó ir al psicólogo o meterse en alguna asociación para ayudar a otras mujeres. Para entonces, Olga había iniciado su decadencia a marchas forzadas, le dieron el alta y se

[close]

p. 9

Y de nuevo el verano dedicó a ir de su casa al trabajo y del trabajo a su casa, algún que otro fin de semana visitaba a sus padres, y ocasionalmente iba al cine, no se arreglaba, apenas tenía amigas, y las que tenía, hartas de sus evasivas dejaron de llamarla, Olga se quedó sola, como ella misma decidió. Durante mucho tiempo fue tal su abandono que se duchaba muy de tarde en tarde y sin mirarse al espejo, ni siquiera se compró prótesis para rellenar el sujetador, a veces se metía unos algodones… otras nada, fue tal su abandono, que hasta dejó de ir a las revisiones. Su amigo, el doctor, la llamó y le echó una bronca, y casi la obligó a que se presentara en el hospital a citarse en todas las pruebas, a desgana lo hizo y menos mal que todo le salió bien, ese mismo día, vio cómo su Jaime, salía del mismo hospital acompañado de una mujer con un niño pequeño de la mano que le llamó papá, habían pasado menos de tres años y Jaime había rehecho su vida demasiado pronto, se le llenaron los ojos de lágrimas, pero ella misma reconoció que él tenía derecho a vivir, a ser padre, como tanto deseaba, pero…¿tan pronto?. Esa misma tarde decidió solicitar el traslado y marcharse con sus padres ya algo mayores a Cantabria, su tierra. Días después le contestaron admitiéndola para el curso siguiente en otro Instituto de Santander. Y se marchó, nadie supo de ella, no se aceptó, ni aceptó la paternidad de su compañero de viajes, Olga dejó de quererse y volvió a ese lugar que antes contaba ella que la tenía atada. Cuando oí su historia la critiqué, mal por mi parte, ahora, que ha pasado tanto tiempo, la entiendo, reconozco que me costó entenderla, la veía un poco soberbia, no aceptaba su enfermedad, aunque nunca se quejó, dejo de gustarse, se sentía insegura, tenía miedo a que el cáncer volviese de forma más agresiva, así manifestó su sufrimiento. Se dio cuenta de que necesitaba a su gente, se sentía culpable por no haber estado con los suyos en otros momentos, sin embargo, su familia nada le reprochó y la recibieron con los brazos abiertos, seguro que le dieron todo el cariño que necesitaba, que era mucho. Espero que haya superado todos esos miedos que no la dejaban vivir, así como también espero que se haya mirado en el espejo y la nueva Olga salga a la luz. Flory García Un rincón para la poesía LETRILLAS DE AMOR Estoy aquí, cuenta conmigo. Ven a mí y descansa al abrigo. Lléname de palabras de amor esta noche de luna. Noche de miel y de locura. Hazme tuyo, siéntete mía. Y cuando mi mano te encuentre, déjame lentamente acariciarte y comprobarte. Y en el suspiro, ¡ay, en el suspiro!, besarte y regresarte. Dulce boca que alienta el elixir del alma. Pechos que entre mis manos se convocan eternos. Que quiero sentir el dulce de tus labios y descansar en la almohada de tu cuerpo. Hazme tuyo, siéntete mía. Que al alba quiero seguir teniéndote y despertarte con palabras de amor. Y en la noche, ¡ay, amor, en la noche! Cada día. F. Jódar MUJER Amigas y compañeras como en tantas ocasiones venimos un año más como trabajadoras que somos y lo vamos a celebrar aquí en Guadalimar con una rica paella en nuestro parque natural. Le rendimos un recuerdo a la mujer maltratada que en manos de sus verdugo caen asesinadas. Por mucho que algunos digan que todos somos igual, a mujer desde que existe no ha cogido su lugar. Que respecto al trabajo lo hacemos como el que más pero cuando más se nota es a la hora de cobrar. Tenemos que seguir luchando y en un futuro no muy lejano alcancemos nuestros derecho´ ¡creo que ya nos va tocando! Bienvenida Anguís.

[close]

p. 10

A nuestra Señora, la Virgen de la Cabeza Queridos lectores hoy os quiero presentar a Juan Ventura Prados Navarro que nació en Begíjar un 13 de gosto de 1945. Aquí, en su querido pueblo, pasó toda su infancia y parte de su juventud. Con solo 16 años decidió probar suerte y fue destinado en Riaño (León) como pinche de cocinero en la Red de Paradores Nacionales. Esto le pareció a él y a su familia una buena oportunidad laboral. Como solo tenía 16 años y no poseía documento de identidad llevaba un papel firmado por el señor acalde, Juan Tobaruela Frías, para que fuera bien acogido en el lugar al que iba. Ese fue su inicio, ejerció con responsabilidad, buen hacer y mucho esfuerzo trabajó en muchos otros paradores nacionales, aunque ya no como pinche sino como jefe de cocina. Con 25 años se casó con Loren, una mujer excelente que lo ha acompañado y con la que ha vivido muy agusto. Del matrimonio nacieron tres hijas: Nuria, Mónica y Estefanía que son la ilusión de su vida ahora que falta su adorada Loren. Nació en la calle Mesones, número 9, tan cerca de la hornacina que alberga a la Virgen de la Cabeza que desde entonces la lleva dentro de su corazón y por la que siente un fervor especial. Le apena mucho vivir lejos de su pueblo y de su gente de la que tanto se acuerda. Se define como un apasionado y como un defensor se su pueblo. Se le iluminan y se le humedecen los ojos al hablar de Begíjar y como no de su esposa Loren. Este año ha viajado a Begíjar para ser pregonero en la fiesta de La Virgen de la Cabeza. Este hecho le ha causado una gran alegría y a la vez una gran responsabilidad. En este acto se ha sentido muy bien arropado por toda su familia y sus amistades. “Morenita” de mi sierra, de Andújar su madre excelsa y esperanza del romero. Primero, tú, reina y madre, consuelo de nuestras penas, refugio de mi vivir, resplandor de gracia plena. Guíame tú “morenita”, a ese crisol de esperanza que refleja la templanza de tu bondad infinita. Mil gracias, mi señora, el momento que ahora vivo, olvidarlo yo no puedo, tú me has dado la alegría de ser hoy tu pregonero. 10

[close]

p. 11

A nuestra Señora, la Virgen de la Cabeza No hay nada, nada en el mundo que me haga más ilusión, ni me proporcione mayor felicidad, que poder dedicar un poquito de mi tiempo a ensalzar las virtudes de “La Morenita”, nuestra grandísima madre; venerada con fervor por los jienenses, así como por los catalanes y sobre todo por los begijenses. En mi caso, el cariño y la devoción hacia la Virgen me viene inculcado por el ejemplo recibido de mi familia: la abuela Anica, Carmen mi madre, mi tío Pedro, su esposa Antonia, mis primos Alonso, Ani y Pepe, y así seguiría hasta abarcar la totalidad de amigos y conocidos. Tal vez la Virgen bendijo mi nacimiento por haber venido al mundo junto a su manto, pegadito a la hornacina de la calle mesones número 9, o tal vez me miraba con cariño cuando le rezaba con fervor asomado al camarín en el que se encontraba su imagen y junto a esa sagrada estancia, desde el parador del cerro, tuve el privilegio de dormir durante seis meses. Todos los recuerdos que conservo de la Virgen de la Cabeza son entrañables, pero hay uno que me llenó plenamente, que llevo grabado en mi corazón; es el de mi visita a Barcelona para disfrutar de los actos religiosos en honor a “la morenita”, hasta la catedral pude ir a visitar a la Virgen, ¡qué emoción! Tengo que agradecer a la hermandad de la Virgen de la Cabeza en Cataluña el recibimiento y la acogida que me dispensaron, no lo olvidaré nunca. Desde allá por el año 1952 en que mi tía Anita, arropada por sus familiares y amigos, tuvo el grandísimo honor de ser la primera hermana mayor hasta hoy, por circunstancias de la vida, fundamentalmente por motivos laborales, hemos tenido múltiples ausencias en días tan señalados como la romería o la fiesta del achuchón, por qué no decirlo, pero aunque físicamente estuviéramos en otro lugar, nuestro corazón siempre ha estado con ella, con la virgen de la cabeza y con todos vosotros. No os podéis hacer una idea de cuánto os echo de menos retirado de mi pueblo. Ante el simple hecho de ver un vehículo con matrícula de Jaén me hacía latir el corazón a gran velocidad y se ha dado el caso de ver en su interior un estadal de la Virgen de la Cabeza, en ese caso aflora la emoción, incluso las lágrimas… Afortunadamente desde el año 2000 tengo el honor de preparar, para deleite de la hermandad, un arroz especial, porque especial es el cariño que le pongo al hacerlo y que se ha institucionalizado como “arroz Guadarrama” porque me traslado con gran ilusión desde este pueblo serrano de Madrid para compartir con tanta gente maravillosa. Quisiera dedicar unas palabras de cariño para la cofradía de Nuestra Señora en Cataluña que año tras año visita el santuario junto a fieles, paisanos y hermandades para conmemorar el día de la aparición de la Virgen. Agradecer el esfuerzo que hacen todos pero sobre todo a nuestros queridos Pepe Ortíz, a Ilde mi hermana, a Simón… Así estaría un buen rato enumerando nombres pero ya se sabe que cuando se cae en la tentación de citar nombres propios siempre se olvida alguno importante y a ellos pido disculpas, y ruego, se sientan representados también entre los más queridos. Se han dedicado a la Virgen tantos y tantos halagos, tantas palabras de retórica exquisita, que estas humildes y sinceras palabras mías, no sé si estarán a la altura de lo que este evento se merece, pero os puedo asegurar que son absolutamente sinceras y salen de lo más profundo de mi corazón. No quisiera terminar sin dedicar un sentido y cariñoso recuerdo a las almas de todas las personas que disfrutaron del fervor de la Virgen en vida y que nos dejaron para compartir felicidad con ella en el cielo. Especial recuerdo guardo de Loren, mi Loren, que tanta fe profesaba a nuestra Señora, y que yo tantísimo echo de menos. Creo que no debo alargar más mi exposición porque sería reiterar el fervor y el cariño que todos sentimos hacia la Virgen. Por eso desde el corazón os insto a gritar muy fuerte conmigo; ¡¡¡Viva la Virgen de la Cabeza!!! Juan Ventura Prados Navarro Rascón Robles Rus López Del Río García (tantos apellidos en honor a mis ancestros) Una frase "Casi todo lo que haces no tiene ninguna importancia, pero es importante que lo hagas” Gandhi 11

[close]

p. 12

CONSTRUCCIÓN METÁLICA Papelería librería Al-Andalus TELEF. Y FAX: 953-76-41-57 AVD. ANDALUCIA, Nº 24, 23520 Begíjar - Jaén MAIL: al-andalus_begijar@hotmail.com

[close]

Comments

no comments yet