11Magina - Revista de la Asociación 11M Afectados del Terrorismo - Numero 11

 

Embed or link this publication

Description

11Magina - Revista de la Asociación 11M Afectados del Terrorismo - Numero 11

Popular Pages


p. 1

AÑO VIII | NÚMERO 11 | DICIEMBRE DE 2017 REPORTAJE: ENTRE EL CIELO Y LAS RAMBLAS TESTIMONIO: Mª Pilar Guerrero Ríos RECONOCIMIENTOS: 1er PREMIO POR LA MEMORIA Y LA PAZ HOMENAJES: 11M 2017 ACTIVIDADES CAMPAMENTO DE VERANO ARCHIVO DEL RECUERDO MONUMENTO DE AZUQUECA DE HENARES REFLEJO DE LA AUSENCIA DE MADRID AL CIELO

[close]

p. 2



[close]

p. 3

diciembre 2017 Sumario| 3 SALUDO................................................... 05 Eulogio Paz Fernández Presidente de la Asociación 11-M Afectados del Terrorismo TESTIMONIO........................................... 07 Mª Pilar Guerrero Ríos EN BUSCA DEL BIENESTAR (2ª parte).... 09 NO TENEMOS MIEDO.............................. 10 La asociación 11-M será la primera acusación popular en el juicio por los atentados de Barcelona y Cambrils. ENTRE EL CIELO Y LAS RAMBLAS........... 12 Vera de Benito ACTIVIDADES......................................... 16 Campamentos de verano VISITA A ALMUÑÉCAR............................ 18 EXPOSICIÓN TRAZOS Y PUNTADAS....... 19 1er PREMIO POR LA MEMORIA Y LA PAZ.................... 22 HOMENAJE 11-M 2017............................. 30 ENCUENTROS INSTITUCIONALES.......... 37 ARCHIVO DEL RECUERDO:..................... 45 Monumentos (Azuqueca de Henares) Reflejo de la ausencia Alba Anaya De Madrid al Cielo Adela Frediani Andrés Edición y dirección: Asociación 11-M // buzon@asociacion11m.org Coordinación y redacción: Manuel Barbero Rodrigo, Paloma Leira Jiménez, Vera de Benito Ortega. Colaboradores: Eulogio Paz Fernández, Pilar Guerrero Ríos, Pilar Manjón Gutiérrez, Vera de Benito Ortega, Aventurama, Alba Anaya, Adela Frediani Andrés Maquetación e impresión: Unigráficas GPS Depósito Legal: M-5110-2010 Todos los derechos reservados. Los contenidos y el diseño de esta publicación no podrán ser reproducidos, distribuidos ni comunicados públicamente de forma alguna sin previa autorización de la asociación editora. Ejemplar gratuíto. Prohibida su venta.

[close]

p. 4

Hostería del Huerna Información y reservas Tlf. Reservas: 985496414 - Tlf. Administración: 915270229 e-mail: reservas@hosteriadelhuerna.es www.hosteriadelhuerna.es

[close]

p. 5

Eulogio Paz Fernández Saludo | 5 danos. Respecto al motivo de su correo, queremos ponerle de manifiesto que no hubo en ningún momento intención de ofender a su asociación ni a ninguno de sus responsables.” Saludo Sabemos que nuestra tarea para que la memoria del 11-M prevalezca nos está costando muchos esfuerzos y sinsabores. Pero no vamos a renunciar a ella Desde los atentados del 11 de marzo de 2004 en los trenes de cercanías de Madrid no cabe duda de que en España ha habido avances significativos, tanto en la actuación contra el terrorismo yihadista como en la prevención del mismo. Sin embargo, los atentados de Barcelona y Cambrils del 17 de agosto de este año –con su trágica consecuencia de asesinados, heridos y afectados– han puesto de manifiesto que aún hay margen de mejora y que queda mucho por hacer para la construcción de una sociedad sin terrorismo, de un mundo con justicia y en paz. Los atentados de Barcelona y Cambrils dejaron también al descubierto una vez más algo que nuestra Asociación viene denunciando: el olvido y el ninguneo del 11-M y de nuestra Asociación por parte de determinadas instituciones y entidades empeñadas en no darnos visibilidad. El Gobierno de España no nos invitó a ir en uno de los aviones fletados para la manifestación de Barcelona, y la Generalitat de Cataluña y el Ayuntamiento de Barcelona tampoco visibilizaron debidamente a nuestra Asociación en dicha manifestación. Este olvido y ninguneo se ha visto reflejado también en el acto del desfile del 12 de octubre de este año. Acto en el que el homenaje a los caídos estaba dedicado a las víctimas de la violencia yihadista. Acto al que nuestra Asociación no fue invitada. Enviado escrito de queja a la Ministra de Defensa, María Dolores de Cospedal, la respuesta de la Secretaría del Gabinete de la ministra fue: “Deseamos, en primer lugar, manifestarle nuestra admiración por el inestimable trabajo que la Asociación que usted preside realiza en favor de las víctimas del terrorismo. El movimiento asociativo resulta imprescindible para la vertebración de nuestro país y prestar ayuda a los ciuda- Siguiendo con más de lo mismo, el pasado 13 de noviembre nuestra Asociación fue invitada por el Ayuntamiento de Madrid al acto del descubrimiento de un monolito con una placa para conmemorar los atentados del 13 de noviembre de 2015 en París. Acto emotivo al que asistimos acompañando a las víctimas allí presentes y a todas las demás en el recuerdo. El embajador de Francia en España, Yves Saint-Geours, se refirió a atentados anteriores y posteriores a los de París de 2015; citó, entre otros lugares, a Turquía, New York, Barcelona y Cambrils, y omitió Madrid, la ciudad del mayor atentado en suelo europeo. Lamentable. Dejamos constancia de que también, ante nuestro escrito de queja, hemos recibido carta suya expresando sus disculpas. Sabemos que nuestra tarea para que la memoria del 11-M prevalezca nos está costando muchos esfuerzos y sinsabores, pero no vamos a renunciar a ella. Por eso, además de nuestras tareas y actividades formativas y de concienciación, no vamos a dejar de reclamar el cumplimiento del compromiso adquirido por el Gobierno de España de crear en Madrid el Centro Memorial dedicado a las víctimas del terrorismo yihadista. Por lo demás, es conocido y está contrastado nuestro compromiso diario en la asistencia, en la ayuda cotidiana a los afectados en sus situaciones médicas, sociales, psicológicas, jurídicas, penales y de formación, así como en la realización de actividades que contribuyan a una mejora integral de la calidad de vida de los heridos y afectados. Las víctimas asesinadas ya están en la memoria, una memoria que algunos pretender dejar en el olvido.

[close]

p. 6



[close]

p. 7

M. Pilar Guerrero Ríos Testimonio | 7 Testimonio M. Pilar Guerrero Ríos No puedo recordar cómo encontré a mi hija, alguien supongo que dentro de ese caos me indicó que estaba en RX, que se la habían llevado las secretarias. Hay cosas inexplicables, esta fue una de ellas y me perseguirá toda mi vida. Mi familia, toda mi familia estuvo a punto de morir, y por unas horas, para mí, lo estuvieron. Nunca había experimentado algo como aquello, nada tenía que ver con las películas que había visto, libros que había leído, algo que me hubieran contado, y, sobretodo, nada que hubiera vivido antes. Me despertó el rugido de una bomba, nunca había oído una y menos tan cerca, pero aunque no la hubiera oído sabía que era una bomba, al principio creí que estaba soñando, pero volví a oír otra. Me levanté sospechando algo siniestro y encendí la radio y la televisión, efectivamente algo siniestro estaba pasando y ellos estaban allí, ellos estaban allí, ¡¡¡¡ellos estaban allí…!!! Pasaron horas hasta tener noticias, horas angustiosas, hasta que un alma caritativa le dejó el móvil a mi marido, aunque lo vio lleno de sangre, comprendió el alcance de esa llamada que siempre le agradeceré. Mientras tanto, mi cuerpo reaccionaba como si tuviera vida aparte, parecía una batidora a mil por hora que era imposible parar. Mi mente no se centraba, algo no me dejaba respirar, a mi pecho no llegaba aire, no pensaba con claridad, qué angustia tan grande… Hasta que sonó el móvil justo delante de mi nariz, el móvil de mi marido, ¿qué hacia allí? Él siempre lo llevaba encima, menos justo ese día. Y si ya estaba mal, me empecé a sentir peor, ¿por qué sonaba su móvil? Lo cogí enseguida, con tanto miedo que temblaba entera, no me acordaba ni como se abría, casi se me cae de las manos. Y oí su voz, …solo su voz: Estamos bien nos llevan al 12 de Octubre, … (no recuerdo si me dijo algo más). Sonó a: “Estamos vivos, pero no preguntes cómo”. Me costó reaccionar, para mí había pasado un siglo, sin noticias suyas, sin saber dónde ni cómo estaban, mi subconsciente ya les daba por muertos, y se había instalado dentro de mi cabeza. Seguía temblando cada vez más y cada vez estaba más nerviosa…no podía pensar. No sabía cómo llegar al 12 de Oc- tubre, no sabía si podía salir de Santa Eugenia, oía en la radio que estaba acordonada y no dejaban salir ni entrar a nadie, el pánico se apoderó de mí, no podía reaccionar, me bloqueé totalmente. Dentro de mí solo había angustia y pánico. Pedí ayuda por teléfono cuando empecé a reaccionar pero… no encontré a nadie, otra vez la angustia y el pánico volvieron a resurgir, otra vez me estaba ahogando… cuántas veces tuve esta sensación… me empezaba a sentir derrotada y exhausta, no sabía cuánto tiempo iba a poder aguantar, empezaba a perder las fuerzas, estaba agotada y frustrada, dentro de mí todo se movía hacia arriba y hacia abajo, no podía moverme, mi cuerpo no respondía y mi mente tampoco… Por fin llegué al 12 de Octubre, … No puedo recordar cómo encontré a mi hija, alguien supongo que dentro de ese caos me indicó que estaba en RX, que se la habían llevado las secretarias. Me dirigí allí; por suerte yo había trabajado en el 12 de Octubre hacía poco y conocía las instalaciones, cosa que me ayudó a llegar a ellos como un rayo. Efectivamente la tenían las secretarias de RX, les vuelvo a dar las gracias por haber-

[close]

p. 8

8 | Testimonio M. Pilar Guerrero Ríos la sacado de urgencias, ella les dijo que le dolía la espalda y la llevaron a hacer una radiografía y se quedó allí hasta que llegué, menos mal que entendieron que una niña no podía estar en urgencias porque no paraban de llegar heridos. Tenía el pelo totalmente alborotado, estaba descompuesta y el uniforme del colegio sucio y roto, como su abrigo preferido, como su alma. Vi a mi hija sentada, serena, seria, cabizbaja, casi sin expresión en su cara, no dijo nada. Me acerqué, la abracé, le di muchos besos, y lloré. Aunque tenía 14 años y era muy alta para su edad, la recuerdo allí sentada pequeñita, como encogida, perdida… sola… Tenía el pelo totalmente alborotado, estaba descompuesta y el uniforme del colegio sucio y roto, como su abrigo preferido, como su alma. -Mamá, ¿dónde esta papá? -No te preocupes, vamos a buscarlo ahora mismo. Cuando llegamos a la habitación donde lo habían ingresado nos miró, y con una sonrisa en la cara nos dijo que no nos preocupáramos por que estaba bien, también estaba deseando ver a nuestra hija porque en urgencias los separaron y no sabía dónde la habían llevado, aunque sabía que estaba a salvo. Me impactó verlo con la cara ensangrentada, la nariz con un trozo levantado, una venda en la cabeza, sangre en la cara, las manos y en los brazos… levanté la sábanas con miedo a encontrarme algo peor dentro de ellas, gracias a Dios no encontré nada. Por fin estábamos los tres juntos. Me llevé a mi hija pasado un buen rato, estaba asustada, y no decía nada. La bañé pero me resultaba imposible quitarle toda la metralla que tenía en el pelo, dormimos juntas los primeros días, hasta que mi marido recibió el alta, pero no pude estar con ella al 100%, mi marido estaba en el hospital, tenía que cuidar de mi padre, tenía que trabajar (entonces no nos daban días por los atentados) no podía con todo, pero no me daba cuenta. Y seguía tirando del carro. Ella se daba cuenta y no decía nada ni me pedía nada, con el tiempo me dijo que veía que su padre me necesitaba más. … se ha roto el trabajo que llevaba a clase, no lo puedo entregar. Siempre ha sido demasiado responsable, pero hasta el día siguiente no pudo decirme que le dolían los oídos y la espalda, volví con ella al médico y tenía reventados los tímpanos. Los dos contaban con extrañeza que no se oía nada después de la explosión, que se produjo un silencio total. No supieron que era su propio silencio Mi hija seguía sin hablar, solo quería ver y enterarse de todo lo que había pasado, las bombas, los trenes, donde iban ellos sentados; mi marido, sin embargo no quería ver nada ni saber nada, otro conflicto para mí porque tenía que actuar de forma totalmente diferente con cada uno de ellos, y ni me daba cuenta de mi trauma y debilidad. Seguí trabajando, luchando y viviendo en mi propio mundo, como una autómata. Rodeada de gente buena y amable que nos ayudó mucho, y otros que todavía siguen sin querer saber nada y que hasta les molesta que se hable de ese tema. A partir de ahí empezaron los peregrinajes al hospital con mi marido. Le operaron del oído, las curas fueron terribles, muy dolorosas y molestas. Los puntos, las cicatrices de la cara… Tuvieron que ir a declarar, eso fue para ellos tan terrible como el atentado. Revivir otra vez todo les revolvió las tripas. A mí no me dejaron entrar a pesar de que mi hija era menor, me fue imposible estar con ella. Me dijeron que como pasaba con su padre no estaba autorizada a entrar, que ya la acompañaba su padre que era mayor de edad, y punto. El…, no se fijaron que también iba a declarar y que los dos estaban muertos de miedo. Al salir los dos tenían más miedo todavía. Por la forma en que fueron tratados en el interrogatorio, me dijeron que parecía que habían sido ellos los que pusieron las bombas, les confundieron con los asientos del vagón donde iban sentados, las fotografías se las presentaron al revés y les fue difícil situarse. Las preguntas eran enrevesadas y no claras…y no fueron nada amables ni cercanos con ellos, empatía “0”. Nunca podré entender que esos profesionales se portaran así con personas tan vulnerables y aterrorizadas, ¿de qué pasta están hechos? ¿Hasta dónde llega la crueldad “humana”?, ¿cuántos tipos de terrorismo nos podemos encontrar?... Las peores cicatrices fueron las psicológicas (que “todos” llevamos arrastrando), y siempre estarán ahí, gracias a que contamos con un equipo de psicólogos en la Aprender a convivir lo mejor posible con ello, lleva tiempo, y solo se consigue “con ayuda”, aunque no me daba cuenta y pensaba que podía superarlo sola, no podía. De alguna manera todos perdimos algo, porque los que salvaron sus vidas nunca serán los mismos. Asociación que es extraordinario y nos están ayudando muchísimo a superarlo y a seguir adelante con nuestras vidas y empezar a sonreír. Yo particularmente se lo debo todo a Carolina y Susana: GRACIAS. Aunque hay algo en mi inconsciente que no puedo controlar, que se activa como un resorte cuando veo que algún problema les acecha.

[close]

p. 9

Me es imposible no sufrir viendo a mi hija padeciendo fobia social y sintiéndose acorralada por la gente desde entonces. Solo tenía 14 años, estaba en plena pubertad y su mundo se derrumbó en un instante, no pudo continuar con sus hobbies, tuvo que dejar el conservatorio, porque no podía afinar el contrabajo. No podía entrar en discotecas con sus amigos (por el ruido), una vez nos estaba esperando, en la calle, sentada en un banco en una esquina sola porque no podía estar en sitios cerrados. No quería ir a la piscina porque no podía bucear, y le encantaba,…. se fue alejando sin querer de su vida de adolescente. Se ha perdido tantas experiencias necesarias para su desarrollo tanto físico como psíquico imposibles de sustituir. Para mí, como madre y esposa, ha sido todo un reto poder sustituir esas carencias buscando alternativas que a veces veía fuera de mis posibilidades, dando palos de ciego, hasta agotarme física y mentalmente, pero siempre, cuando caía me volvía a levantar con más fuerza y más ideas en mi mente que me ayudaban a seguir adelante, y creo que sin esa lucha no lo hubiera superado, necesitaba hacerlo aunque ellos no me lo pidieran, porque tenía que sacarlos (y a mí misma), de ese letargo como fuera, apoyándoles en todos los proyectos que querían llevar a cabo y animándoles a que emprendieran cosas nuevas que les aportaran algo positivo en sus vidas, dejando al margen mi protagonismo. No es posible olvidar el atentado y todo lo que le rodeó. Aprender a convivir lo mejor posible con ello lleva tiempo, y solo se consigue “con ayuda”, aunque no me daba cuenta y pensaba que podía superarlo sola no podía. De alguna manera todos perdimos algo, porque los que salvaron sus vidas nunca serán los mismos. Tenemos que ser su memoria Mi pequeño grano de arena en recuerdo de las ” víctimas y sus familiares “ Manuel Barbero Área psicológica | 9 Jornada En busca del bienestar. (segunda parte) Texto: Manuel Barbero El 18 de noviembre se presentó la segunda parte del proyecto psicológico en Busca del Bienestar. Presentó la Jornada el Presidente Eulogio Paz para situar y contextualizar el contenido de esta jornada que no era más que exponer el trabajo realizado con los socios y las conclusiones del proyecto. En el próximo número de IMAGINA se incluirá un extenso reportaje sobre esta cuestión. Tomó la palabra Mari Mar Blanco, presidenta de la Fundación Víctimas del Terrorismo, para resaltar la importancia de este proyecto de cara a poder superar lo ocurrido, el dolor sin necesidad de pasar página o de borrón y cuenta nueva. Resaltó lo esencial que es para las víctimas seguir contando con la ayuda psicológica necesaria para poder seguir luchando por su bienestar en el mayor grado posible. Es necesario seguir mirando hacia adelante, y para ello ofreció la ayuda de la Fundación y su utilización por las víctimas. Sonia Ramos, Directora de la Oficina de Atención a las víctimas del Ministerio de Interior, resaltó también la ejecución de este proyecto coincidente en los objetivos con los del Ministerio de Interior en relación a las víctimas. Abundó en la idea de que las víctimas no son sólo quienes han sufrido el hecho sino que también hay que trabajar con las familias y el entorno de éstas que también sufren por el hecho, y valoró la Red de Psicólogos que está formando el Ministerio de Interior para que ningún territorio nacional o hechos ocurridos en otro territorio se vean privados de la ayuda psicológica, como así ha ocurrido en atentados como en París, Barcelona, Cambrils, etc. Gonzalo Hervás, profesor de psicología de la Universidad Complutense, presentó en su ponencia las claves del bienestar y los avances que los participantes en el proyecto habían ido consiguiendo así como la estructura de trabajo. Dos víctimas participantes en los grupos de trabajo narraron su experiencia y los logros y, junto a Mar Gómez, profesora de psicología de la Universidad Complutense, y Pilar, psicóloga de la Asociación, profundizaron en lo bueno que había sido trabajar juntos y lo recomendable que eran proyectos de esta índole. Carolina Marín, directora del proyecto, presentó las conclusiones y una primera evaluación del trabajo. Cuando se tengan conclusiones completas las presentaremos en este mismo espacio.

[close]

p. 10

10 | Área jurídica Acusación popular en Barcelona y Cambrils LA ASOCIACIÓN 11-M SERÁ LA PRIMERA ACUSACIÓN POPULAR EN EL JUICIO POR LOS ATENTADOS DE BARCELONA Y CAMBRILS NO TENIM POR Una vez que somos acción o acusación popular en el sumario abierto a raíz de los atentados yihadistas de Barcelona y Cambrils, pretendemos explicar lo que esta figura penal significa en el proceso. Pilar Manjón La acción o acusación popular es una figura del proceso penal que ejercemos en defensa de la legalidad y que nos permite ser “parte activa” en todo el proceso. Esta figura nos concede la legitimación para ser parte acusadora en el juicio y emana del artículo 125 de la Constitución: “Sabido es que una de las características más acusadas de nuestro sistema procesal penal en relación con los otros sistemas de nuestro entorno cultural y jurídico es que el Ministerio Fiscal no tiene el monopolio de la acción penal, sino que su ejercicio lo tiene compartido tanto con los perjudicados por el delito que pueden personarse como acusación particular, como con cualquier ciudadano aunque no sea perjudicado, a través de la acción popular reconocida en el art. 101 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal: “todos los ciudadanos españoles podrán ejercitarla con arreglo a las prescripciones legales...” y cuya existencia ha sido constitucionalizada en el art. 125 de la Constitución Española como uno de los medios de participación de la ciudadanía en el sistema judicial“. En definitiva, la acción popular tiene las siguientes características en nuestro derecho: • es un derecho fundamental derivado del reconocimiento constitucional. • es un derecho cívico que pertenece tanto a las personas físicas como a las personas jurídicas. • es un derecho activo, pues mediante su ejercicio los ciudadanos pueden ejercer una función pública cual es la de la acusación. Es también un exponente del derecho a la tutela judicial efectiva.

[close]

p. 11

Acusación popular en Barcelona y Cambrils Área jurídica | 11 Es tan amplia su interpretación que no se necesita justificar interés o daño particular para poder ejercerla. De hecho, nos hemos encontrado en su ejercicio con partidos políticos como VOX con, desde nuestro punto de vista, el uso y abuso que de esta figura ha hecho el sindicato “manos limpias” y con personajes cuyos intereses desconocemos, como Mario Conde. Caso que se nos ha dado con impugnaciones para que nosotros no seamos la acusación popular de los atentados de Barcelona y Cambrils, alegando la diferencia de 15 minutos en la entrega del documento de personación en el registro ellos antes que nosotros. Argumentos estos que han sido rechazados por el Juez de la Audiencia Nacional, que no ha dudado en calificarlos de “extravagantes” o “impertinentes”. Al aceptar nuestra personación como acusación popular, el juez ha reconocido nuestro relevante papel como asociación de víctimas de este “triste fenómeno delictivo” y en aras a una mejor protección de las víctimas del terrorismo. Merece mención en este escrito el relato de lo acontecido con la acusación popular en los atentados de 11 de marzo de 2004, el mismo día 11 se presentó escrito por parte de la AVT asegurando que había sido ETA, incluyendo nombre de autores -con algún error, debieron ser las prisas en la personación- ya que se incluyó a un recluso que difícilmente pudo ser autor material. Este documento fue rectificado la semana del 15 de marzo asumiendo ya la autoría yihadista con la ayuda de ETA, en el que se pedía la expulsión de todos los “moros” de España, el cierre de mezquitas y centros de culto árabe, declarar a Marruecos país enemigo, cerrar las fronteras a los musulmanes… Nuestra Asociación no existía y esos días estábamos de entierro o intentando curar a nuestros heridos. Cuando intentamos personarnos se nos dijo que teníamos que ir con la AVT y bajo la tutela de sus abogados. Nos negamos y seguimos intentándolo, sólo la inmensa diferencia de representados, 1.500 entre heridos y familiares de asesinados, y la propuesta al juez de que seríamos 1.000 acusaciones particulares, nos permitió ser un “ente extraño”, pero a la larga ejercer bajo nuestras convicciones judiciales. Aunque cuenta con detractores, la acusación popular ha dado buenos resultados en España, pero también se ha demostrado que se puede instrumentalizar en un “uso perverso” o con fines espurios ajenos a la búsqueda de la justicia. Para nosotros, ejercer la acción o acusación popular en los denominados atentados de Barcelona y Cambrils representa un honor, puesto que nuestra dirección letrada, nuestra procuradora y la empatía de todos los afectados del 11-M, estarán al servicio de la JUSTICIA, representarán como acusación a las víctimas y buscarán que su memoria, evocación, vidas arrebatadas, sueños rotos, heridas incurables, miedos no superables, pero sobre todo su dignidad se encuentren en el frontispicio de nuestra acción judicial.

[close]

p. 12

12 | Atentado yihadista en Barcelona Vera de Benito Entre el cielo y las ramblas Cerca de las cinco de la tarde una furgoneta blanca inició su mortal recorrido en Canaletas, concluyendo en el mosaico de Joan Miró. 16 muertos y más de 150 heridos, ese es el balance de víctimas que dejó el conductor de la furgoneta: Younes Abouyaaqoub, un joven marroquí de 22 años que vivía en la localidad de Ripoll. Alrededor de la una de la mañana, el resto de terroristas implicados intentó realizar otro atropello masivo en Cambrils, pero gracias a la rapidez de los Mossos d’Esquadra, el intento se vio frustrado. Moussa Oukabir, Said Aallaa, Mohamed Hychami, Houssaine Abouyaaqoub y Omar Hychami, todos jóvenes de origen marroquí de entre 17 y 24 años fueron abatidos en Cambrils, por los Mossos, al intentar activar los cinturones con explosivos que portaban. El día anterior, el 16 de agosto, ya comenzaron a truncarse sus planes asesinos. Como si de exterminadores se tratara, preparaban bombonas de butano y explosivos de fabricación casera en un chalet de Alcanar. Pero algo falló. La explosión de los artefactos que manipulaban les obligó a cambiar sus fatales planes por un atropello masivo. En la explosión, el imán de Ripoll, Abdelbaki El Satti, marroquí e ideólogo del atroz atentado, resultó herido de muerte. También falleció Youssef Aallaa, de 20 años, a hermano de uno de los terroristas abatidos en Cambrils. El único superviviente de esta explosión fue Mohamed Houli Chemlal, detenido posteriormente. El hermano de Moussa Oukabir, Driss Oukabir, también fue detenido por su implicación en los ataques terroristas. 21 DE AGOSTO. NO TENEMOS MIEDO Mismas Ramblas de Barcelona, misma hora, tres días después. No estaban las mismas caras, ya no olía a pan recién horneado, y el sol parecía tener vergüenza por salir. Ya no había niños correteando. Sólo silencio, silencio y rabia. Miles de personas se reunieron en Barcelona para lanzar un grito ahogado de añoranza. Pero había otro motivo, a parte de la nostalgia, mucho más enérgico, y que acompañó a todos los que transitaban aquel día por la ciudad condal: la valentía. La misma valentía que hace que nos levantemos como país contra el odio irracional, contra la injusticia y el dolor. Porque, a pesar del silencio plomizo que hace acto de presencia en días así, también sabemos gritar, y muy fuerte, que no tenemos miedo.

[close]

p. 13

Vera de Benito Atentado yihadista en Barcelona | 13 Las Ramblas de Barcelona, 17 de agosto de 2017. Olía a pan recién hecho; el sol acariciaba las ventanas de La Boquería y decenas de niños correteaban por los rincones de este emblemático lugar. Pero esto acabaría pronto. Demasiado pronto. El sábado 26 de agosto asistimos a la manifestación contra el terrorismo en Barcelona, representados por nuestro presidente, Eulogio Paz. Visto cómo se desarrollaron los acontecimientos, la Asociación lanzó el comunicado que exponemos en la página siguiente SIRIA. BARCELONA LOS 365 DÍAS DEL AÑO Inmersos en una guerra civil en la que ya van cientos de muertos, los civiles, y digo civiles porque son ellos los que sufren las consecuencias de las estrategias de sus gobernantes, han tenido que hacer frente a los golpes incesantes del DAESH, un autoproclamado estado islámico que utiliza el terrorismo como forma de expresión. Existen comprobaciones de torturas, asesinatos, fusilamientos, violaciones y saqueos perpetrados tanto por el bando gubernamental de Bashar al-Asad como por el bando rebelde apoyado por EEUU y Arabia Saudí. En este punto fue cuando DAESH hizo su intrusión en Siria. En 2014, y ante la presión del grupo terrorista, Siria acercaría posturas con Estados Unidos. Y AHORA, ¿QUÉ? Después de muchos meses, podría decirse que incluso años, reflexionando acerca de todos y cada uno de los ataques terroristas que golpean nuestro mundo, cabría preguntarse qué podemos hacer para que esto se frene. No existe una fórmula mágica que haga que todo se vuelva color de rosa, ni podemos meternos en la cabeza de nuestros gobernantes para hacerles pensar en soluciones a este problema. Sólo se me ocurre una propuesta: seguid viviendo. No cambiéis absolutamente nada vuestros planes, no variéis ni un ápice vuestra forma de vida. Disfrutad del calor del sol, del olor a pan recién hecho y de los niños correteando. En Las Ramblas de Barcelona, o en cualquier otra parte del mundo.

[close]

p. 14

Inscrita en el Registro Nacional de Asociaciones en el Grupo 1 Sección 1 Número Nacional 586929 14 | Carta de despedida Pilar Manjón Madrid, 30 de agosto 2017 COMUNICADO LA ASOCIACIÓN 11-M AFECTADOS DEL TERRORISMO ANTE LA MANIFESTACIÓN DE BARCELONA Ante la manifestación realizada en Barcelona con el lema NO TINC POR (NO TENGO MIEDO) con motivo de los atentados de Barcelona y Cambrils, desde nuestra Asociación 11-M Afectados del Terrorismo dejamos constancia de lo siguiente: 1. Tras la noticia aparecida en medios de comunicación de que el Gobierno de España iba a fletar varios aviones con representantes de instituciones, partidos políticos y asociaciones sociales, manifestamos nuestra disconformidad por no haber sido incluidos en dichos vuelos. En cualquier caso, nuestro presidente Eulogio Paz, desde el día que se supo la fecha de la manifestación sacó el billete de tren para asistir a la manifestación representando a nuestra asociación. 2. Consideramos que tanto la Dirección General de Apoyo a Víctimas del Terrorismo, dependiente del Ministerio del Interior, como la Fundación de Víctimas del Terrorismo, deberían haber coordinado dicho viaje para asegurar la asistencia de las asociaciones de víctimas del terrorismo que quisieran desplazarse a Barcelona a la manifestación. 3. Consideramos que los organizadores de la manifestación (el Ayuntamiento de Barcelona y la Generalitat de Catalunya), aun teniendo constancia de la asistencia y acreditación de nuestro presidente Eulogio Paz, no visibilizaron a nuestra Asociación 11-M Afectados del Terrorismo en el listado facilitado. 4. No es cuestión de distinciones ni favores, ni de fotos ni de protagonismo. Lo que decimos es que a nuestra Asociación 11-M Afectados del Terrorismo (surgida de los atentados del terrorismo yihadista en los trenes de Cercanías de Madrid el 11 de marzo de 2004, con 192 víctimas mortales y cerca de 2000 heridos) por parte de las diferentes instituciones no se le ha dado la atención y visibilidad que merece, que debe tener, y que no hemos tenido. Eulogio Paz Presidente Asociación 11-M Afectados del Terrorismo 1 de 1 Asociación 11-M Afectados del Terrorismo C/ Puentelarra, 7 – locales 3 y 4 · 28031 Madrid Tel.: 91.332.04.44 · Fax: 91.331.93.82 | e-mail: buzon@asociacion11m.org · web: www.asociacion11m.org

[close]

p. 15

Pilar Manjón Carta de despedida | 15 Colaboran Ehene prepudae acest estia dolorer feruption et Que en este año qduoleoeramdpuenzatemmoos, nuestros sueños seanopttaanaaplitsoasb que logren alcanzariplassapesetrreerlulams 2018LES DESEA UN FELIZ

[close]

Comments

no comments yet