Bandera Socialista N° 109

 

Embed or link this publication

Description

Prensa del PST Perú

Popular Pages


p. 1

1 Prensa del Partido Socialista de los Trabajadores Año XXXVII - N° 109 www.pst.pe Octubre 2017 ES HORA DEL PARO NACIONAL Gabinete PPK-Fujiaprista prepara nuevos ataques contra los trabajadores y el pueblo Qué se trae el Gabinete PPK-Fujimorismo-Aprismo Pág. 2 Dirigencia de la CGTP se enfoca en el “diálogo” Pág. 4 25/10: Magisterio vuelve a la lucha Pág. 6 Catalunya: Ante la aplicación de 155 Proclamar ya la independencia y defender la nueva República Pág. 11

[close]

p. 2

2 EN ESTE PAÍS Gabinete de PPK-Fujimorismo-Aprismo El “consenso” patronal contra los trabajadores y el pueblo Bandera Socialista | Octubre 2017 El Congreso aprobó la investidura del nuevo gabinete ministerial presidido por Mercedes Araoz, lo que cerró un episodio de confrontación en las alturas; sin embargo, no hay nada que haya hecho aliviar la situación de descontento de los sectores populares; del contubernio PPK-Fujimorismo debe esperarse, por el contrario, que esa situación empeore. La aceptación del nuevo gabinete por parte del fujimorismo y el Apra, no fue por simpatía a la recordada “miss baguazo” (ella y el gobierno aprista llevaron el entreguismo de nuestros recursos nacionales hasta sangrientas consecuencias). Tampoco fue por temor a un probable cierre del Congreso, sino principalmente por el allanamiento del gobierno a incluir en el gabinete a personajes muy ligados a la alianza fujimorista, que abre el paso a planes funestos como el del indulto a Fujimori. La idea sin fundamento, de un gobierno a la ofensiva contra el fujimorismo, dispuesto a cerrar el Congreso, se disipó en poco tiempo para mostrar más bien a la principal fuerza del Congreso con una nueva cuota de poder, y un nuevo nivel de acuerdo, al servicio de objetivos reaccionarios. Los ministros del fuji-aprismo El acuerdo se expresa principalmente en la designación de los ministros de Educación y el de Justicia. El primero fue uno de los principales impulsores de la ley de reforma privatista de la educación desde el gobierno aprista, y también crítico del reciente enfoque de género; su ingreso es un espaldarazo al movimiento reaccionario “con mis hijos no te metas”, apadrinado por el fujimorismo, pero también reimpulsará la política privatista que incluye un plan de despidos (el nuevo ministro ha reafirmado que continuará el plan de evaluaciones). Por otro lado, la designación del ministro de Justicia, busca desbloquear el camino al indulto de Fujimori, como lo evidencia su inmediato acto de reemplazar a los miembros de la Comisión de La confianza empresarial tiene que ver sobre todo con la posibilidad que se abre para retomar la ofensiva contra los trabajadores, en especial a través de las reformas laborales. Por ello, no es casual que continúe el ministro de Trabajo que es su principal promotor. Indultos, quienes al igual que la ex ministra se mantenían reacios a dar luz verde a esa medida. Entusiasmo patronal con gabinete de “consenso” Los más entusiastas con el gabinete son los empresarios, y ese entusiasmo, sumado al repunte de los precios de los minerales y a un crecimiento de la inversión pública, se viene reflejando en indicios de recuperación de los negocios. La confianza empresarial tiene que ver sobre todo con la posibilidad que se abre para retomar la ofensiva contra los trabajadores, en especial a través de las reformas laborales. Por ello, no es casual que continúe el ministro de Trabajo que es su principal promotor. La desconfianza e indignación de los sectores populares Justo en el frente opuesto, amplios sectores populares esperan indignados ante la postergación de sus reivindicaciones. La desconfianza de estos sectores con el gobierno se vio reflejada en las encuestas de opinión más recientes. La aceptación de PPK sube algunos puntos, pero sigue en el tercio inferior, apoyado en mayor proporción por los que más tienen. Mientras tanto, siguen incubándose nuevos conflictos y creciendo los conflictos latentes. En el sector público, por ejemplo, siguen sin solución la eliminación de los contratos CAS, y la mayoría de actas suscritas tras las huelgas no se vienen cumpliendo. Esto no va cambiar por parte del gobierno, pues continúa la política de austeridad, se profundiza la privatización y se posterga la solución de las principales demandas populares; el “plan de reconstrucción con cambios” es una burla más. En el sector obrero, sigue el descontento por la pervivencia del régimen laboral de exportaciones no tradicionales, por lo que permanecen las causas de una huelga que solo fue suspendida. Lo mismo ocurre en el sector minero, donde una extraordinaria huelga fue levantada con la firma de un acta que no se cumple. Por otro lado, con el apoyo del gobierno y las nuevas reformas, el autoritarismo de la patronal se profundiza en las fábricas. Todo esto sin contar el rechazo popular que podría generar un eventual indulto al ex dictador corrupto y genocida, Alberto Fujimori, y el repudio a la impunidad de los grandes corruptos. No debe sorprender, en este marco, si se producen nuevos y crecientes conflictos sociales como la reciente huelga de los maestros. El desafío de la resistencia obrera y popular Un ejemplo de la latencia de los conflictos es el paro nacional que el 25 de octubre realizarán nuevamente los maestros. En este panorama no es casual que la CGTP vuelva a poner a debate el Paro Nacional. Las bases quieren salir a luchar. El problema es que las direcciones gremiales buscan imponer una política conciliadora y de desmovilización. En la reciente huelga magisterial las bases actuando en forma coordinada y unitaria, lograron romper esta barrera haciendo posible una gran huelga. Esa es una buena lección; se necesita unir las luchas y las plataformas en torno a un paro nacional unitario y combativo que debe ser preparado desde las bases. Hay que llevar esta mensaje y tarea a cada base, y gestar comités de lucha para tomar la tarea desde ahora. Para qué viene el Papa Empezaremos el año 2018 con la visita del Papa Francisco los días 18 al 21 de enero. Cabe señalar que el Papa viene a América Latina cuando ésta pasa por una situación de grave crisis política y social debido al agotamiento del modelo neoliberal. En nuestro país, como se sabe, está atravesado por la corrupción de Odebrecht, la cual ha involucrado a toda la clase política y ha debilitado al gobierno y al Estado para mantener la llamada gobernabilidad. El Sumo Pontífice viene entonces para contribuir con la estabilidad política y social que necesitan los empresarios, con sus mensajes de “una nueva esperanza” y reconciliación. Su itinerario en Perú comprenderá también a la ciudad de Trujillo, del norte del país, afectada por el Niño Costero, la cual hasta ahora no recibe la ayuda del Estado; que no extrañe que el mensaje Papal será un llamado a la resignación para paliar su sufrimiento. Luego viajará a Madre de Dios, para reforzar la política del Estado frente a la minería ilegal, la cual es responsabilizada del desastre ambiental. Por cierto, todos sabemos que el desastre ambiental es provocado por la gran minería (Yanacocha, o la amenaza que representa Tía María). Recordemos que la política de la burguesía es culpar del desastre ambiental a los mineros artesanales o ilegales mientras oculta al mayor culpable: la gran minería y las empresas petroleras. Además, la minería ilegal es responsabilidad del propio Estado que no garantiza desarrollo ni empleo y solo responde represivamente. Año XXXVII - N° 109 / Octubre-Noviembre 2017 Publicación mensual del Partido Socialista de los Trabajadores - PST. Sección peruana de la Liga Internacional de los Trabajadores Cuarta Internacional - LITci. Dirección: Av. Colmena 672 Oficina 407 / Teléfono: 332 - 5098 Director: Eduardo Pflucker Redacción: Freddy Salazar / María Jiménez / Antonio Encinas / Víctor Montes / Laura Sánchez / Manuel A. Fernandes / Gabriela Ríos Corresponsales: Pucallpa: Suliana Talaverano / Arequipa: Evaristo Checa / Iquitos: Julissa Rondón Diseño y Diagramación: Alex Díaz / María Jiménez Depósito Legal: 2004-8512 Este periódico es una herramienta al servicio de la lucha de clases, de las movilizaciones y de la organización de la clase trabajadora y la juventud. Por esta razón queremos que seas parte activa de este periódico escribiéndonos y difundiéndonos. Escríbenos sobre las diversas problemáticas de tu centro de trabajo, de estudio o de tu localidad. Pstperú Lit-ci http://pst.pe/ bs.pstperuano@gmail.com

[close]

p. 3

EDITORIAL Comités de lucha y coordinación para unificar las luchas OPINIÓN 3 Lo que pueda ocurrir tras la conformación del gabinete consensuado de PPK con el fujimorismo y el aprismo no es ningún misterio, sus objetivos no serán otros que descargar más ataques antilaborales y seguir favoreciendo a la patronal, pues lo que los une es el servilismo al plan neoliberal, además de la búsqueda de la impunidad a los grandes corruptos. Mientras tanto los trabajadores no logramos hasta el momento unificar nuestras luchas. A pesar de que la CGTP aprobó un Paro Nacional, éste hasta el momento no tiene fecha, no existe un Plan de Lucha y una preparación del mismo. Y ese no puede ser el camino. Es urgente forjar comités de lucha e impulsar la coordinación y unificación desde las bases. Si la reciente huelga magisterial fue un éxito como experiencia de lucha, fue precisamente por liberarse de la política desmovilizadora de la burocracia del Sutep, al aprobar la huelga en los Sute bases y unificarlas en un comité de lucha nacional. Necesitamos frenar la prepotencia y los abusos patronales en las fábricas, en las minas y en las explotaciones agrícolas, congelando el salario mínimo, eliminando derechos, utilizando a la juventud trabajadora y violando la libertad sindical; debemos parar la privatización que aleja más y más la salud y la educación del pueblo y de la juventud estudiantil, y amenaza el empleo de miles de trabajadores; necesitamos poner fin a la austeridad que posterga la solución de grandes problemas sociales como la reconstrucción para los damnificados, la seguridad ciudadana; debemos impedir que la política de impunidad libere de la cárcel al más grande corrupto y genocida, y luchar para que los viejos y nuevos peces gordos de la corrupción tengan cárcel efectiva. La lucha contra el gobierno PPK, quien es el actual ejecutor de esta política, debe estar al centro de un plan de lucha nacional de los trabajadores y el pueblo. Maestros luchando también están educando Por Manuel A. Fernandes. Dirigente obrero. La nueva situación económica marcada por la desaceleración de la economía hacía prever la dureza y mezquindad con la que el gobierno y las patronales atenderían los reclamos justos de los trabajadores y el pueblo. Los primeros en responder con un paro, ante la amenaza de la llamada reforma laboral dictada por la Confiep, fueron la federación textil y la federación minera, éste con un paro de 3 días; importantes acciones de lucha de la clase obrera que cuestionó el paquete anti laboral, paralizándola en ese momento. Se debió continuar. Sin embrago, la ausencia de direcciones clasistas e independientes en el seno de la clase obrera hicieron que estas acciones no tuvieran la centralidad y continuidad que se necesita para derrotar el plan del gobierno y la Confiep. Pero se vino otra respuesta, esta vez desde las bases del poderoso magisterio. Esta lucha logró unificar a los maestros en todo el Perú en torno a una huelga indefinida que fue la más espectacular de los últimos tiempos. Miles de maestros en las calles movilizándose por todo el país, atrincherados en la Plaza San Martin de Lima, mostró que esta lucha fue masiva, combativa y unitaria, y enfrentó no solo la política represiva del gobierno que no quiso atender sus reclamos, sino también los ataques de la burocracia del CEN Sutep capturado por Patria Roja, que se colocó de su lado y en contra de sus propias bases en lucha. La lucha magisterial fue un triunfo porque sacudió la conciencia de la clase trabajadora y logró atraer la solidaridad y el apoyo de la población entera, desnudando la campaña reaccionaria del gobierno contra ella. ¿Qué lecciones nos deja? Su unidad para la lucha. Los maestros de cada escuela en todo el país, por encima de sus diferencias de opiniones y posiciones, se unieron en torno a una plataforma de lucha común, se organizaron y participaron de la huelga de manera disciplinada. Su combatividad. La huelga no fue para que los maestros se quedaran descansando en casa, ellos se concentraron en las principales ciudades con ollas comunes y pernoctaron en las calles, y muchos de ellos viajaron hasta la capital dejando familias donde se concentraron y movilizaron a diario. Su autoorganización. Ante la traición de la dirigencia del CEN Sutep, los maestros tomaron en sus manos las riendas de su lucha, con- vocando de forma permanente asambleas en cada colegio y conformando Comités de Luchas, en donde discutían y decidían los pasos a seguir. Así cada día sumaron más fuerza a la lucha. La solidaridad. Gracias a que vimos la unidad de los maestros defendiendo sus reclamos y enfrentando las mentiras del gobierno y la represión policial, es que rápidamente ganó el apoyo de sectores sindicales y populares organizados y de toda la población, quienes les llevaron solidaridad efectiva y acompañaron en su la lucha. Derribaron a su dirección burocrática. Rebasaron a su dirección burocrática, corrupta y conciliadora, ligada a la dirigencia de la CGTP y vinculada a Patria Roja, que se colocó del lado del gobierno en su campaña contra la huelga acusándolos de terroristas. Por este motivo, en la lucha se unieron todas las bases constituyendo una nueva dirección centralizada en torno al cual defendieron su plataforma. Seis años de SITRAFAPESA El Sindicato de Trabajadores de Fábrica Peruana Eternit (SITRAFAPESA) conmemoró su sexto aniversario el pasado 15 de octubre, reafirmando su unidad y convicción de lucha. En su intervención, el secretario general del sindicato, Luis García, subrayó la presencia de las familias en el acto, así como la historia de lucha de SITRAFAPESA, que tiene en su haber una dura huelga de más de 30 días, así como innumerables partici- paciones en movilizaciones y acciones solidarias con las luchas obreras y populares. El evento fue realzado con la presencia de la compañera Mirtha Llanos, ex secretaria general del Sindicato Ripley, quien hizo votos por la continuidad en las luchas de parte de SITRAFAPESA. El Partido Socialista de los Trabajadores tuvo el honor de participar también de este evento, saludando a SITRAFAPESA, y llamando a sus trabajadores a retomar la lucha Su resultado y perspectivas. La lucha obtuvo un resultado importante, ante los problemas y el tamaño del enemigo que enfrentaron, logrando aumentos y distintas reivindicaciones, pero no pudo vencer en el tema de los despidos disfrazados con el pretexto de evaluaciones. Por eso la lucha continúa hoy con un paro el 25 de octubre y debe tener todo el apoyo de la clase obrera. La responsabilidad que no haya podido derrotar el plan de despidos no es de los maestros. Para ello se precisaba de la unidad de toda la clase trabajadora que enfrenta el mismo problema. Pero la CGTP le dio la espalda, dejando unificada contra la política del gobierno, tal como hiciera la poderosa pasar una oportunidad sin precedentes para derrotar al gobierno y su plan. Hoy los maestros, mientras continúan la pelea, en medio de asambleas y reuniones en todo el país, asumen el reto de poner en pie un nuevo sindicato magisterial, clasista, democrático y combativo como garantía de defensa de sus derechos. Es la misma tarea que debemos asumir en la clase obrera, ya que para concretar una verdadera unidad para la lucha precisamos de una nueva dirección, porque la que detenta hoy la central sindical solo nos garantiza derrotas. huelga del magisterio y lanzando un sonoro ¡Viva el SITRAFAPESA!

[close]

p. 4

4 EN ESTE PAÍS Dirigencia de la CGTP se enfoca en el “diálogo” y no en la lucha contra el gobierno Bandera Socialista | Octubre 2017 El síndrome de “Pepe grillo” y desentrañando su doble discurso. Por Víctor Montes ¿Con la convocatoria a la II Asamblea Nacional de Delegados de la CGTP, el Partido Comunista (PC) de Mario Huamán abandona la política de tregua y “diálogo” con el gobierno PPK? La respuesta, desde esta humilde opinión, es no. La política fundamental de la dirigencia de la CGTP sigue siendo buscar espacios de “diálogo” –entiéndase, instancias de conciliación– con el gobierno a fin de garantizar, en primer lugar, sus privilegios al frente de las organizaciones sindicales que copa –federaciones, principalmente– y de construir un perfil electoral de caras al 2018, primero y al 2021, después. Para eso utiliza la movilización limitada de los sectores en lucha como instrumento de negociación con el gobierno. De ahí su persistencia en hacer “llamados” al gobierno y darle “consejos” – al más puro estrilo de “Pepe grillo” - sobre cómo gobernar, en lugar de adoptar una actitud de enfrentamiento abierto que abra el camino a la unidad de las luchas y por esa vía, a la solución de fondo de las demandas obreras y populares. Pero si hay dudas sobre tales afirmaciones, veamos los hechos. 7 de septiembre. Mario Huamán firma con PPK el pliego nacional 2017 - 2018 de la Federación Nacional de Trabajadores de Construcción Civil, foto de por medio. En dicho evento, el ministro de Trabajo, el empresario Alfonso Grados, el responsable del impulso de la contrarreforma laboral, felicitó a Mario Huamán, por la “trayectoria de lucha y diálogo” que ha mantenido hasta la actualidad. 15 de septiembre. La CGTP se pronuncia ante la “crisis política” abierta en torno a la salida del gabinete Zavala. En lugar de denunciar al gobierno de PPK por ser el responsable de la indiferencia con que fueron tratadas las bases magisteriales en huelga, así como por la falta de solución a las demandas de los trabajadores CAS, entre otros. Y por tanto, en lugar de aprovechar el pronunciamiento para convocar a una acción unificada contra el gobierno y el nuevo gabinete, que no tenía más destino que mantener la política de ajuste contra las y los trabajadores, el pronunciamiento termina demandando “…en lo inmediato, un gobierno dialogante, de concertación democrática, con participación de bases populares e inspiración del Acuerdo Nacional”. Evidencia de que el PC y los diri- gentes de la CGTP consideran aún posible el “diálogo” y la “concertación” –en realidad, la conciliación– con el gobierno. 28 de septiembre. Junto a las dirigencias de las otras centrales, los dirigentes de la CGTP se reúnen con PPK y Mercedes Aráoz en Palacio de gobierno. ¿El objetivo? “demandar” –al nuevo gabinete que ya caracterizaban como “continuista”– el “cumplimiento de la agenda laboral” firmada por PPK en campaña... ¡Más de un año después de haber iniciado su mandato! Al término de la reunión, Gerónimo López, Secretario General de la CGTP, afirmó frente a los medios que “…el presidente PPK mostró disposición por la agenda laboral y compromiso, aunque habría manifestado que lo hará de forma gradual.” 29 de septiembre. En su columna de Diario Uno, Mario Huamán se pronuncia contra el voceado indulto a Fujimori. La CGTP hace pública, ese mismo día, la convocatoria a la II Asamblea Nacional de Delegados para el 11 de noviembre. En la agenda brilla por su ausencia la propuesta de alguna medida de lucha concreta: 1. Informe balance de la coyuntura nacional, 2. Plataforma de lucha y plan de acción y próximas acciones de lucha. “…la política del PC y compañía es una peligrosa arma contra los intereses de los trabajadores y el pueblo porque siembra expectativas en una posible solución “dialogada” con PPK; y cuando moviliza, lo hace de forma tal que solo logra desmoralizar a quienes con honestidad y urgencia, salen a luchar.” 6 de octubre. Mario Huamán, en su columna semanal, sentencia: “El Gabinete Aráoz, de la concertación lobista, de la mafia alanista y fujimorista, se encontrará con la firme oposición de los trabajadores organizados y el movimiento popular.” La amenaza carece, sin embargo, de cualquier contenido práctico. No se anuncian medidas de lucha. 14 de octubre. Reculando en el tono amenazante, retomando la pose de “consejero”, Mario Huamán sentencia al terminar su columna “Si el Gobierno no nos escucha, seguirá aislado y cayendo en picada.” Se lo dice a un gobierno que, para romper su “aislamiento”, se ha entregado a los brazos del fujimorismo y el aprismo. Conclusión Vista la situación, la política del PC, Mario Huamán, y compañía, resulta impotente. PPK no es “Pinoccio” a la espera de un poco de “conciencia”. Es el primer representante de la burguesía nativa y, sobre todo, de los amos impe- rialistas. Le sobra convicción para gobernar en su favor, entregar nuestros recursos naturales y descargar sobre la clase trabajadora el costo de la crisis económica recortando derechos. Si no lo hace, es porque no tiene fuerza, pero no ha renunciado a hacerlo. Y por eso la política del PC y compañía es una peligrosa arma contra los intereses de los trabajadores y el pueblo porque siembra expectativas en una posible solución “dialogada” con PPK; y cuando moviliza, lo hace de forma tal que solo logra desmoralizar a quienes con honestidad y urgencia, salen a luchar. Por eso, así como es correcto llamar a no entregar ninguna confianza a PPK y al gabinete Araoz que inicia funciones, es necesario que los trabajadores conozcamos la verdadera política del PC, que dirige la CGTP y algunos gremios como la Federación Minera, para no dejarnos engañar. La verdadera garantía de la respuesta obrera y popular contra el gobierno y la patronal, está en las propias bases, en sus organizaciones y dirigentes verdaderamente comprometidos. Sindicato Celima elije nueva directiva ¿Qué lecciones nos dejan las jornadas del 19 de Julio y la del 24 de agosto convocadas por la CGTP? Más allá de que fueron respuestas importantes al gobierno, hubo en ellas una modesta pero importante presencia obrera garantizada por los activistas de base. Jack Reyes es el nuevo secretario general que eligió el Sindicato Unitario de Trabajadores de Celima en elecciones universales realizadas recientemente. Jack es un obrero de reconocida trayectoria y comprometido con su organización y la lucha por los derechos de los trabajadores. La nueva gestión se propone fortalecer al gremio afiliando nuevos compañeros, para prepararse para la pelea que se viene en defensa de la estabilidad laboral ante las reformas que anuncia el gobierno y que constituyen una amenaza a los derechos laborales. “Así lo hicimos en la lucha contra la ley Pulpín, saliendo a las calles”, recuerda Jack. El sindicato presenta su nuevo pliego de reclamos el próximo 15 de noviembre, pero la situación, según dice el dirigente, no es la mejor, porque la empresa viene apagando hornos en las diversas plantas y otorgando vacaciones forzadas. “Si bien se dice que la economía se está recuperando lo cierto es que la producción en Celima está baja, y esto puede ser usado como pretexto por la patronal para solicitar ceses colectivos”. Al respecto, el ministro de Trabajo informó en días pasados, que había autorizado ceses colectivos en tres empresas, entre ellas una minera y otra de confecciones, en el marco de las reformas que viene aprobando el sector para facilitar los despidos. “Nuestros compañeros están dis- Jack Reyes, nuevo Secretario General del Sindicato Celima, en la foto el tercero de polo oscuro, participando en la movilización de apoyo a la huelga de los profesores. puestos salir a pelear en defensa de nuestra estabilidad. Para empezar estamos volviendo a conectarnos con otros sindicatos, como el próximo 28 de octubre que participaremos en el campeonato deportivo que organizan nuestros cros. del Sindicato Vainsa, y promoviendo otras reuniones”, acota el dirigente.

[close]

p. 5

La necesaria defensa de las libertades y los derechos democráticos 5LAS LUCHAS DE CADA DÍA Ante un régimen que se torna reaccionario y el avisado indulto al ex dictador Fujimori. “La construcción de una imagen inocua de Fujimori alienta el olvido sobre las atrocidades cometidas por el Estado y que permitieron imponer profundos recortes de derechos laborales y sociales de la clase trabajadora y el pueblo”. Por Víctor Montes La reciente excarcelación de Martha Huatay, miembro y dirigente de Sendero Luminoso (SL), así como de Maritza Garrido Lecca, quien alojara a Abimael Guzmán en la casa de Surquillo donde finalmente sería capturado, ha vuelto a desatar una feroz campaña en los medios de comunicación recordando los crímenes que perpetró dicha organización, cuestionando su liberación. Dicha campaña cuenta con el coro de quienes se autodefinen como “democráticos”, y empalma con el sentido común de la población, que entiende que SL es responsable de la muerte de más de 35 mil peruanos y peruanas, entre los años de 1980 y el 2000 (CVR:2003). Sin embargo, contrasta radicalmente con la campaña que esos mismos medios de comunicación libran para convertir en “razonable” el indulto del dictador Alberto Fujimori, quien ha sido res- ponsable por acciones terroristas perpetradas por miembros de las Fuerzas Armadas (FF.AA.) y condenado a 25 años de prisión, de los cuales a la fecha sólo ha cumplido con 10. Cárcel dorada para violadores de DD.HH. Pero no es sólo el indulto. El pasado 10 de octubre la Comisión de Defensa del Congreso de la República aprobó un dictamen que dispone traslado de militares y policías a penales militares, pese a ser condenados por delitos comunes y de lesa humanidad. Disposición que, de ser aprobada por el pleno del Congreso, sólo puede significar el traslado a cárceles doradas. ¿La supuesta justificación? “defender la integridad” de quienes, en palabras del congresista fujimorista Carlos Tubino, autor del proyecto de Ley, “ponen el pecho por los peruanos”. El mismo argumento con el que lavan el rostro de la dictadura y sus agentes, como los comandos de la opera- ción “Chavín de Huántar”, que acabaron con la vida de todo un comando del MRTA posiblemente rendido en 1997, declarados recientemente “héroes de la democracia”. El indulto a Fujimori Sin duda el indulto del dictador es uno de los objetivos que persigue esta campaña y que se constituiría en el más grande retroceso democrático que enfrentaría el país en 17 años. No se hace únicamente por “ganar gobernabilidad”, como plantean muchos analistas a partir de evaluar las relaciones entre el fujimorismo y el gobierno, expresadas en las tensiones vividas entre el Congreso y el Ejecutivo. La construcción de una imagen inocua de Fujimori alienta el olvido sobre las atrocidades cometidas por el Estado y que permitieron imponer profundos recortes de derechos laborales y sociales de la clase trabajadora y el pueblo. En esto, la burguesía pone en evi- dencia el carácter de clase de su justicia, ad hoc a sus intereses y necesidades, capaz de limpiar a un dictador asesino con tal de garantizar sus ganancias. Un ambiente reaccionario La razón por la que los medios tratan con dos criterios distintos a criminales de SL y a los criminales del Estado, es que la burguesía, la clase que detenta el poder en nuestro país, alienta una conciencia reaccionaria entre las personas para fortalecer su dominación. Una conciencia en la que SL y el MRTA aparecen como únicos responsables de las atrocidades padecidas por la población entre 1980 y el 2000, ligándolos a toda noción de “protesta” u organización política “de izquierda”, justificando su persecución. En tanto, la otra cara de esa política es lavar el rostro y las manos de las FF.AA. y policiales, responsables también, de acuerdo a la misma CVR, de la muerte y desaparición de otros 30 mil perua- nos y peruanas, muchos de ellos enterrados en fosas comunes, incinerados o descuartizados, así como a sus jefes políticos, Belaunde, García y Fujimori. Responsables, como por ejemplo, de la masacre de El Frontón el año 1986, que estos días, después de 30 años, el Poder Judicial ha calificado como “delito de lesa humanidad”. Esta conciencia reaccionaria sirve al Estado para criminalizar y reprimir la protesta obrera y popular, tildándola de “terrorista” cada vez que la lucha escala, tal como sucedió recientemente con la huelga de las bases del magisterio. Al tiempo que justifica el fortalecimiento de sus fuerzas represivas, adoptando leyes draconianas, como la famosa “Ley de flagrancia”, o comprando equipos y armamento, que sólo pueden ser utilizados contra quienes luchan y enfrentan el abuso patronal y el saqueo de nuestros recursos; afectando los más elementales derechos democráticos del pueblo trabajador. Maritza García y el “fuji-machismo” Por Laura Sánchez, Comisión de la Mujer del PST “Hay que reconocerlo, ¿por qué suelen suceder los feminicidios? Lo que el gran psicólogo y maestro dijo es que la mujer, a veces sin razón o sin querer queriendo, da la oportunidad al varón para que se cometa ese tipo de actos”. Así comenzó. Y remarcó: “Porque muchas veces puede haber un agresor absolutamente sano y, de repente, en un momento, la mujer lo saca de contexto diciéndole ‘me voy’ o ‘te estoy traicionando’. Esas frases nunca deben ser usadas por una mujer porque podrían motivar o exacerbar los ánimos de una persona normal”. Los repudios a lo dicho por la congresista, el pasado 4 de octubre, le llovieron como granizo. Pero, ¿qué hay detrás de semejantes declaraciones? Primero, resulta que ahora, según ella, la violencia de género contra la mujer es culpa de nosotras, las mujeres. Segundo que, según ella, no podemos vestirnos como queremos y no podemos decir lo que pensamos al hombre. Los fujimoristas, que se ganaron el repudio general por las esterilizaciones forzadas, crean personajes como García, mostrando su verdadero pensamiento. Tomemos nota: esta es la famosa “democracia de los fujimoristas” y su gobierno de empresarios y machistas. Lima, peligrosa para las mujeres Estas declaraciones se producen cuando la violencia sobre la mujer sigue creciendo. La Fundación Thomson Reuters realizó una encuesta mundial sobre las ciudades más peligrosas en el mundo para las mujeres y en ella se ubicó al Perú en el puesto 5. Otros datos que publican los diarios, lo confirman: • En los últimos 8 años, se regis- traron en la capital 309 feminicidios y 346 tentativas. • Hasta agosto de este año se reportaron ¡4,300 denuncias por agresiones contra féminas…!”. • En 2011 hubo 93 feminicidios y en el 2016, luego de la Ley de Feminicidio, se disparó a 124. En lo que va del año 2017 ya hay 82 feminicidios y 156 intentos de feminicidio. El Estado no soluciona esta grave situación. Al punto que el presupuesto del MIMP es el más bajo de todas las instituciones estatales, mostrando su incapacidad, por no decir desidia, para erradicar este flagelo. Y jamás lo podrá hacer, pues sus intereses están en las ganancias de los empresarios y no en la solución de los problemas que aquejan a la población.

[close]

p. 6

6 LUCHA MAGISTERIAL Bandera Socialista | Octubre 2017 Este 25 los maestros volvemos a marchar Forjando la unidad desde cada escuela, en un proceso que ascendió hasta generalizarse, la huelga magisterial logró romper la negativa del gobierno a no dialogar con sus representantes, bajo la nefasta acusación de que eran “senderistas”, ganó derechos, dignificó al maestro, reivindicó la Educación Pública, rebasó a su dirigencia nacional traidora de Patria Roja y proclamó la formación de un nuevo sindicato magisterial combativo. Valiosas enseñanzas para toda la clase trabajadora. Huelga sacrificada que recibió amplia solidaridad de la población y los padres de familia. Renato Achata Landaeta (Secretario de Prensa del CNE transitorio de las bases Magisteriales) Dos meses después de culminada la histórica huelga de las bases regionales del magisterio nacional, los maestros volvemos a las calles a nivel nacional, estrenando en la lucha la nueva organización que en las últimas semanas hemos venido construyendo en asambleas y eventos sindicales en todo el territorio patrio. Esta paralización es la respuesta unitaria a las agresiones gubernamentales post huelga y la intención de continuar la política educativa a pesar del mayoritario rechazo que se expresó en la Huelga Nacional Indefinida. Así, derrotado el gabinete Zavala y juramentado Idel Verlex como nuevo ministro de Educación, se esperaba cambios acordes a las posturas críticas que tuvo Vexler respecto a la evaluación de desempeño y al trato al maestro. Lamentablemente, como era previsible, el nuevo ministro se sometió a la política general del gobierno, aplicando los descuentos escarmentadores contra los maestros, los que han significado la retención parcial o total del mísero sueldo y el bloqueo de cuentas (DU Nº 012-2017), al mismo tiempo que continúa con la aplicación de las evaluaciones de desempeño. Para peor, el inefable Carlos Basombrío, ministro del Interior, incapaz de probar sus acusaciones de subversión contra los dirigentes, ha llevado su odio al magisterio a niveles subrealistas, acusando a los principales dirigentes de la huelga como delincuentes comunes que conformarían una organización criminal delictiva contra la que se pide sanción y cárcel. Así, ante la negativa de devolver lo descontado inconstitucionalmente, ante la negativa de derogar el Decreto de Urgencia 012-2017, norma madre de la política de escarmiento y sanción a quienes protestamos, ante la persecución policial y el intento penal de descabezar al movimiento magisterial, las bases reunidas en sendas reuniones nacionales, han ratificado su decisión de parar preventivamente este 25 de octubre. Santa alianza antimagisterial entre PPK-Patria roja Contra esta decisión, actúa el propio gobierno y el CEN - Sutep (Patria Roja), el primero en su afán de desmontar la medida se ha visto forzado a reconocer la legitimidad de Pedro Castillo y los demás dirigentes magisteriales e invitarlos a entablar una mesa de diálogo, en la que, salvo promesas vagas, no se vislumbran cambios de fondo. Por su parte el CEN - Sutep (Patria Roja), empieza a movilizar su aparato económico y político, a fin de recuperar espacio dirigencial, continuando con su campaña de difamaciones, al mismo estilo de Basombrío, utilizando su legalidad para confundir, quebrar y paralelizar a las bases y continuar apoyar al gobierno, como siempre de espaldas a la base y contra ellas, ya que calla ante los descuentos, las evaluaciones y la persecución, la que alienta. Por su parte, desde las Bases Magisteriales, en las últimas semanas, la constante ha sido un profundo proceso de reorganización, fortalecimiento y recreación de nuevas bases organizativas, en cientos de colegios, se han creado nuevos comités de base, las regiones empiezan a conseguir su legalización, o construyen sus estatuto, mientras que los principales dirigentes recorren el país para garantizar un proceso de reorganización desde las bases. Todo esto hace esperar que la medida de lucha del 25 de octubre será una dura respuesta al gobierno y al ministro de Educación. Por Julissa Rondón. Iquitos Nuestra poderosa y combativa huelga magisterial nos encontró, en Maynas, sumidos en una división interna debido a que el 18 de diciembre del 2016 los sectores críticos a la vieja conducción de PR en el SUTEP, encabezados por la c. Julissa Rondón, le ganamos la elección de manera democrática. Sin embargo PR en alianza con el gobernador de la región y utilizando los recursos del Estado, violentaron e invadieron nuestro local para usurpar el cargo. Esta es una las razones por la que nos sumamos mucho después que otras regiones a la huelga que se inició el 12 de julio, lo que no fue impedimento En Iquitos maestros continuamos en lucha para que la base comprendiera la necesidad de sumarnos y contribuir al fortalecimiento de la huelga. Luego de la suspensión de la huelga los maestros regresamos a nuestras aulas a continuar nuestra lucha por hacer que se cumplan los compromisos asumidos por el gobierno, pero sobre todo lograr construir un nuevo sindicato, que defienda, luche y conquiste nuevos derechos. Sindicato a nivel regional, provincial, distrital y en cada Sute base. Discutiendo democráticamente, aplicando un maestro un voto, única garantía de democracia directa y que a final se acate lo que decide la mayoría. Todo lo que pase en el sindicato debe ser de interés de cada maestro. Hoy, los maestros exigimos la devolución de nuestros haberes producto de la recuperación de clases que se viene desarrollando, exigimos la suspensión de la evaluación de desempeño que se vienen desarrollando en inicial porque implementa el mecanismo con el que se inicia el proceso de despido, necesitamos más plazas para los concursos de ascenso, que se pague la deuda social total. El gobierno sigue atacando con descuentos, sobre todo a los maes- tros que hicimos la huelga, continúan las supervisiones, plan semáforo (como forma de persecución) para verificar si se realizan las recuperaciones de clase, pero no hay ningún muestra de avance sobre la devolución de los sueldos. Lo que hace falta por parte de la dirigencia nacional y regional es que señale enfáticamente a la base que no debe tener ninguna confianza de que nuestros problemas se resolverán en las mesas de diálogo, sino en las calles y luchando. Por eso, el paro nacional de 24 horas del 25 de octubre cobra importancia. La lucha continúa, hasta que el gobierno resuelva nuestras justas demandas.

[close]

p. 7

Bases Regionales del Sutep: Significado de la actual reorganización 7LUCHA MAGISTERIAL Los problemas que hoy debaten se explican porque no se hizo un balance a fondo de la huelga para entender ante qué estamos y sobre qué bases construiremos el nuevo sindicato. Menos se hizo un balance del viejo SUTEP, de cómo y por qué degeneró, ni del CONARE, que también fracasó. El hecho es que procediendo de uno o de otro sector la mayoría de las bases magisteriales no se identifican como continuidad de ninguno de ellos sino como parte de una nueva realidad forjada en la huelga y en la masiva ruptura con el CEN. ¿Por qué fracasó el viejo SUTEP? Porque su dirigencia se burocratizó, se aisló de la base y cristalizó en una capa con intereses propios por fuera del magisterio, convirtiéndose en socia del Estado en su política contra los maestros y la educación pública. Por eso esa dirigencia impuso un férreo control del sindicato aparateando las asambleas, paralelizando sindicatos, etc. Este proceso se agravó luego de la derrota de la huelga del 92 que produjo un profundo retroceso en las bases y que se extiende durante el decenio de la dictadura fujimorista. Son años, al mismo tiempo, en que se aplica una profunda contrarreforma privatizadora, con retiro de derechos, empobrecimiento del magisterio y la amenaza de despidos. Así se vino larvando una aguda contradicción entre los intereses de esta dirigencia cada vez corrompida por el aparato y sus privilegios, y comprometida con la política antimagisterial y antieducativa que aplicaron los cinco últimos gobiernos, llegando a su estallido durante nuestra última huelga; un largo proceso atravesado también por una fuerte resistencia desde abajo. ¿Y el CONARE? Desde la recuperación democrática del 2000 que produjo la reactivación de las movilizaciones, hubo también un proceso de recuperación del movimiento magisterial desde las bases, expresadas en la realización de encuentros y congresos que culminaron el 2003 en la formación del CONARE, promovido por las bases y sectores más combativos. Luego desde el CONARE se promovieron paros y huelgas, algunos de indudable importancia, aportando al fortalecimiento de la organización, concientización y combatividad de un importante sector del magisterio, sobre todo de provincias. Pero el CONARE también fracasa, pese al apoyo y a la expectativa de miles de maestros/as. No llega a erigirse en la nueva organización del magisterio por responsabilidad de los sectores que la dirigieron, quienes se enfrascaron en luchas fraccionales, expulsiones y rupturas entre sí, produciendo desmoralización y retroceso en sus bases. Uno de los cuestionamientos contra el CONARE fue su falta de deslinde con el violentismo. Es legítimo que el sindicato tome posición sobre temas políticos cuando le requieren. Atacado por el Estado y el CEN Sutep, una y mil veces, no solo se negó a deslindar, quedando así etiquetado a ello, sino que cuando se le reclamó que los dirigentes que se identificaban con cierta postura comprometedora dieran un paso al costado, se negaron, colocando sus intereses encima de los de la base e impidiendo toda posibilidad de diálogo con las autoridades y de una salida a las demandas de las bases. Se amplía la ruptura de las bases con el CEN Mientras CONARE fracasaba, la crisis del CEN Sutep se profundiza lo que se vio expresado en el masivo alejamiento de las bases del Sutep, como en Lima, y en la extensión de la ruptura de muchas otras en las regiones, como Cajamarca, Iquitos y Arequipa; alejamientos y rupturas que buscaban otra alternativa unificadora para la lucha contra los ataques del gobierno. Así, mientras el CONARE desaparece de escena antes de la huelga, en su lugar, y para gestarla, se constituye un nuevo referente: los “Sute Regionales”, que convergen alrededor de una Plataforma y un Comité de Lucha Unitario, con colegas sin pasado cuestionable. Así se dio inicio al nuevo capítulo que abrió la huelga. ¿Por qué triunfa la huelga? La huelga fue un éxito gracias, entre otras cosas, gracias a este acierto. La ruptura masiva y casi total de las bases sutepistas con el CEN se produce ante un hecho objetivo contundente: la traición de Patria Roja al magisterio nacional. En un momento crucial de la huelga cuando los maestros/as de base son violentamente reprimidos, apaleados, heridos, acusados de terroristas, amenazados con despidos masivos, ninguneados por una ministra incapaz y un Congreso que era indiferente a sus reclamos, PR se coloca del lado del gobierno, coincidiendo con él denunciando a los dirigentes de la huelga de terroristas a la vez que sus activistas actuaban como esquiroles y amarillos rompehuelgas, azuzando a los padres de familia para que exijan reinicio de clases. Ese fue el triste rol de PR durante la huelga: convertirse en agentes delatores ante la policia en su claro enfrentamiento a una huelga que ellos nunca convocaron. Los maestros, por su lado, ganaban las calles resistían con firmeza la represión del gobierno, pues en ese momento era la única respuesta válida ante la amenaza de las evaluaciones, de despido; la huelga, encabezada por sus nuevos dirigentes, no solo se desmarcaron del violentismo sino también de quienes pese a toda la campaña sucia que les hicieron (Basombrío, PR, entre otros) no pudieron probarles nada. Por cierto, estos dirigentes supieron ganarse el respeto de todos los maestros por su combatividad y consecuencia en la defensa de la plataforma, pero también porque supieron ampliar la unidad integrando a los nuevos actores que en el curso de la huelga rompieron con el CEN Sutep hasta llegar a 24 dirigentes. Fue la combinación de estas circunstancias lo que explica por qué no fue una huelga más como todas las anteriores; esta fue la característica de la huelga, si se quiere, hasta los primeros días de agosto. Luego ella cambió cuando las bases se apoderan de ella y la “¿Qué es lo que distingue entonces al nuevo agrupamiento y debe distinguir a la nueva organización magisterial? Su carácter democrático.” toman en sus manos, rompieron abiertamente con el CEN Sutep. Se agruparon en forma masiva, unitaria y combativa, erigiendo nuevos dirigentes y haciendo suya la dirección nacional liderada por Pedro Castillo, en un hecho que no tiene precedentes. Fue el quiebre definitivo del viejo Sutep y el surgimiento de lo nuevo: los Sute Regionales. La consigna “No somos uno, no somos, ahora somos todos a una sola voz”, entonado a viva voz por las bases, sintetiza el proceso de rebelión de masas contra la burocracia que las oprimía. Pero el hecho objetivo que ayudó a detonar y potenciar aún más la rebelión de masas fue la propia política ninguneante e insultante del gobierno PPK y sus medios de prensa; el hartazgo a décadas de abandono y maltrato, de amenazas de despido, que fue respondido con rabia y combatividad, empujaron al maestro de base a gestar un acontecimiento histórico. Como escuchamos a muchos maestros de base ya no era un problema soles más o soles menos, era un problema de dignidad, de firme defensa de la condición de ser maestro en este país. Esto es lo que ocurrió. Una huelga histórica crea una nueva realidad Los ex CONARE no ven esta realidad. Ceñido a su esquema ven en ella el triunfo final de su proyecto de “reconstitución del Sutep”, y, por tanto, se sienten con derecho colocar en su mastín sus banderas y eslóganes. Esto tiene consecuencias porque ellos lo que quieren, como se ve en el actual debate, es que el nuevo sindicato sea el Sutep que han idealizado, y que en concreto significa revivir el CONARE con toda la pléyade de fracciones enfrentadas en nombre de la “línea correcta”. En contra de este esquema lo que vemos en la realidad es un abrumador movimiento magisterial que luego de haber zanjado con su dirección histórica y haber pasado por la cabeza de los grupos que intentaron tomar su representación, busca ahora la conformación de otro organismo unido que exprese su diversidad para continuar la lucha. La nueva organización es esencialmente democrática ¿Qué es lo que distingue entonces al nuevo agrupamiento y debe distinguir a la nueva organización magisterial? Su carácter democrático. Sus bases se organizaron en la huelga de manera absolutamente democrática y hoy siguen esta práctica realizando elecciones universales, eligiendo a sus nuevos dirigentes, etc. Por eso lo que hay que defender hasta la saciedad es el carácter democrático de nuevo agrupamiento. Y esto no es un decir porque está seriamente cuestionado por la conducta ultimatista, chantajista y rupturista de los que defienden el nombre del Sutep. Defender el carácter democrático de la organización es aceptar el debate democrático y tener la plena disposición de acatar la votación de la mayoría. De otro modo se está en otro terreno. Actuando así, daremos un claro ejemplo al resto de trabajadores que también se encuentran atrapadas por cúpulas burocráticas como la de la CGTP, que frenan sus luchas, motorizando el cambio al interior de ellas, en la perspectiva de avanzar en la unificación de la lucha obrera y popular. Llamado final No hay que amilanarse por el actual debate sino alegrarnos porque nos muestra como una organización viva. Hay que profundizar esta discusión y llevarla a todas las bases, en forma paciente, democrática y unitaria. En este debate ya estamos viendo un conjunto variado de dirigentes y activistas que en los hechos han formado un bloque simplemente con lo que tienen a la mano: el sentido común y su férrea voluntad de dirigentes forjada en la pasada huelga. Esto es lo que nos da optimismo y confianza de que de este proceso saldrá una dirección y una organización fuerte, unida y combativa para continuar la lucha por nuestros derechos.

[close]

p. 8

8 MAGISTERIO DEBATE EN LAS BASES REGIONALES DEL SUTEP: ¿Sindicato o federación? Bandera Socialista | Octubre 2017 Hay un amplio debate a raíz de la iniciativa planteada por un sector de la dirigencia encabezada por el cro. Pedro Castillo para la constitución de una Federación como el nuevo gremio magisterial. La constitución de este nuevo organismo era un hecho desde que las bases rompieron en la práctica con el CEN Sutep en la pasada huelga. Pero el debate sobre su formación recién se inicia e, imprevistamente para muchos, ha seguido un curso complicado que está llevando más confusión que claridad a las bases enturbiando el futuro de la reorganización. Los maestros socialistas planteamos aquí algunas ideas, lo hacemos con mucha modestia y con el único ánimo de contribuir al debate y con la disposición de lo que acuerde la mayoría. La propuesta de formar otro organismo cae por su propio peso porque habiendo roto en los hechos con el CEN y estando en proceso nuestra masiva renuncia inclusive con “Cartas Notariales”, no es para quedarnos en nada sino para constituir o formar otro organismo gremial representativo de los maestros. Es obvio que necesitamos este paso para legitimar a los dirigentes que nos representan, para negociar con las autoridades y suscribir acuerdos, para presentar el nuevo Pliego de Reclamos, para continuar la lucha, etc. No olvidemos que pese a la fuerza que llegó a alcanzar nuestra huelga ella adoleció de la falta de “reconocimiento” o “legalidad” lo que sirvió de argucia para las autoridades nos cerraran la puerta y sus áulicos nos acusaran de todo. Pero, qué legalidad se nos podía pedir, o nosotros nos podíamos exigir, cuando nuestra huelga ya era ilegal desde el mismo momento que era producto de la sublevación de las bases contra el CEN? Hoy sí estamos en condiciones y en la necesidad de hacerlo. Y no podemos continuar sin organismo legal y correctamente constituido, salvo que se piense volver al CEN, lo que sería inaudito, o que se quiera continuar sin reconocimiento, lo que sería una verdadera provocación que justo esperan las autoridades para lanzarnos su zarpazo. Por todo esto sorprende que haya compañeros que alegando “legalismo” se opongan a dar este paso cuando no es posible ir a un paro o una huelga y continuar la lucha sin instrumentos legales, por lo que su llamada “lucha directa” solo puede ser entendida como una aventura. Que la “lucha directa” es fundamental nadie discute, pero sostener que la “lucha directa” sea sin legalidad es una provocación cuyo resultado es fácil imaginarse. Además, acusar de “legalismo” para oponerse a la formación de una organización que por su naturaleza es reivindicativa y para la defensa de derechos dentro de este Estado, es, por decir lo menos, infantil, y contrasta con la práctica de todos los sindicalistas que tienen DNI, votan, presentan sus reclamos ante las autoridades conforme a ley y hasta sus propios sindicatos tienen registro. En su frágil argumentación se dice también que el Estado “jamás” reconocerá nuestra Federación porque somos “clasistas”, y presentan como prueba el rechazo a la inscripción de la Federación del profesor Meza Tica. Estamos en un Estado de derecho y mientras cumplamos lo que dicen las leyes podemos y debemos ejercer nuestros derechos; no es fácil por supuesto, pero cualquier lucha tiene sentido de justicia cuando reclama lo que está consagrado en la ley. El caso de la Federación del profesor Tica fue denegado por no ajustarse a ley; además a Tica lo reciben en Palacio cuando quiere. Nadie dice que nos están esperando en el Ministerio de Trabajo, sino que demos la pelea por el derecho que nos asiste con arreglo a las normas establecidas. ¿”Recuperar” al Sutep? La cuestión del “legalismo” ha sido planteada en realidad como una de las tantas justificaciones para defender la propuesta de que no se debe fundar una nueva organización sino recuperar el SUTEP. En este plano hay que separar la opinión de bases o sectores que habiendo recuperado al sindicato por completo creen que es posible hacer lo mismo a nivel nacional, de aquellos que consideran que el nombre del Sutep es irrenunciable por razones puramente ideológicas. El planteamiento de recuperar al Sutep en forma legal no es fácil por dos razones: 1) Patria Roja tiene abundantes recursos para esta pelea y los dedicará para defender lo que es fuente de su propia existencia. Ya lo hace con “éxito” formando directivas paralelas donde quiere, prohibiendo que otros usen el nombre del Sutep y de sus símbolos que ellos tienen registrados como propiedad, etc. 2) El Estado le favorece como lo hizo siempre desde que le dio la Derrama Magisterial a cambio de traicionar nuestros derechos y por colaborar con la implementación de sus planes y políticas, como lo vimos la huelga cuando los recibía en Palacio mientras los maestros éramos apaleados en las calles. Los colegas con discurso “clasista” en su afán por recuperar al Sutep no ven esta realidad, y hasta llegan a idealizar al Estado al pensar que podría respetar la voluntad de los maestros (reunidos en Congreso Nacional o mediante elecciones universales), para entregarnos el nombre del Sutep y enterrar a PR. Esta vía puede ser justa y legítima pero no es práctica porque la “lucha legal” bien podría llevarnos años, de tal modo que cuando el tema se defina no sabemos en qué situación nos encontraremos y qué utilidad tendría en caso se ganara, cuando la necesidad que tenemos es concreta e inmediata: organizarnos ahora para defendernos de la amenaza de las evaluaciones para el despido. Si respondemos a esta necesidad ahora nuestra organización crecerá y PR definitivamente será barrido del magisterio. En cambio por la otra vía nos quedaremos desarmados para la continuidad de la lucha, se debilitará nuestras fuerzas y PR, que como ave de rapiña que merodea sobre nuestras cabezas, se recuperará. Ideología sobre realidad Todas estas consideraciones son claras, por lo que la sustentación de los colegas para mantener el nombre del Sutep al precio incluso de retroceder son de naturale- “No podemos continuar sin organismo legal y correctamente constituido, salvo que se piense volver al CEN, lo que sería inaudito, o que se quiera continuar sin reconocimiento, lo que sería una verdadera provocación que justo esperan las autoridades para lanzarnos su zarpazo.” za puramente ideológicas. Acá no está en cuestión el sentimiento de los colegas que por años dedicaron esfuerzos para reivindicar el nombre del Sutep como organización clasista, sino a los que solo lo hacen solo por ideología se resisten a ver la realidad. ¿Qué dicen? Se remontan a toda la historia que dio lugar al Sutep, a sus precursores desde la época de Mariátegui, los aportes de Germán Caro Ríos, el eslogan y todo lo aprobado en su Congreso de fundación de 1972, que en su momento fueron una conquista indudable, para defender la irrenunciabilidad del nombre. Pero esto ocurrió hace 45 años. Además los contenidos del Congreso del 72 se pueden reivindicar en la nueva organización porque los contenidos no hacen al nombre. Es indudable que el Sutep fue en su momento una conquista del movimiento magisterial y ha desempeñado rol histórico, sobre todo en sus primeros años. Pero fue una conquista limitada. Los propios colegas que defienden su nombre reconocen que nació bajo la dirección de Patria Roja que estampó su control burocrático desde el primer día iniciando una la larga historia de traiciones que se ha extendido hasta el día de hoy. El Sutep pues no es sinónimo de pureza. El “Sutep clasista” jamás existió salvo el que reivindicaron las bases y los maestros que lucharon bajo sus banderas. Se glorifica un nombre enlodado con las más perversas conductas, desde el CEN hasta Meza Tica, pasando por las diversas fracciones que hablan o han hablado en nombre de él cometiendo diversas tropelías, incluso hoy. Y aunque hubiera existido el “Sutep clasista” el hecho concreto es lo que es hoy la realidad: mientras sus bases nos encontramos buscando la manera de organizarnos, el nombre del Sutep se quedó apropiado por PR. ¿Qué hacer ante esta realidad? Como religiosos, los colegas siguen un nombre como una palabra sagrada: Si no se llama Sutep “no es clasista”. Por eso hay que mantener el nombre al precio que sea, aunque signifique desarmar y desarticular la actual ruptura de las bases con el CEN de PR. Esta manera de razonar pone de cabeza hasta la lógica más formal. Los colegas asocian los contenidos a un nombre: Sutep; los principios de Mariátegui, Caro Ríos y otros no pueden ser defendidos con otro nombre o identidad. Por ello, el solo pensar en adoptar otro nombre a enervado a dichos colegas que acusan a los que lo plantean de “neoliberales”, de “apoyar” la política educativa de la burguesía, de renegar de toda la herencia del Sutep, etc.; que no es un intercambio de ideas sino una descalificación de los oponentes. Con esta lógica ellos mismos no se dan cuenta que terminan coincidiendo con el CEN que también nos acusan de “divisionistas” y de querer romper el Sutep, cuando en realidad quien lo ha dividido es el CEN y lo que estamos haciendo desde la bases es defender nuestro derecho a organizarnos para pelear por nuestros derechos. La nueva organización Al pensar que solo puede haber sindicalismo clasista bajo un solo nombre los colegas no ven la realidad tal cual es: un inmenso movimiento magisterial auténticamente de bases, que necesita organizarse con nuevas banderas, símbolos y líderes surgidos de su propia experiencia. En la vida las organizaciones y sus nombres pasan, los que quedan son sus componentes, en este caso los maestros. Los que dimos contenido al SUTEP y sus luchas fuimos los maestros de carne y hueso y ahora somos nosotros mismos los que lo dejamos para poner en pie otro gremio, el que escribirá su propia historia recogiendo la herencia y lo mejor de su pasada organización. La nueva organización será clasista no por el nombre ni por su slogan sino por sus orientaciones y prácticas concretas. Ella no nacerá de la imposición de nadie. Será producto de la construcción de una comprensión colectiva, recogiendo críticamente lo heredado del viejo Sutep y juzgando los errores que se cometieron desde su dirección y los sectores de oposición que bajo el nombre de “clasistas” cometieron sus propias tropelías.

[close]

p. 9

9CAMPAÑA Sin miedo de triunfar: Lenin y las “Tesis de Abril” La Revolución de Octubre no fue obra de la casualidad. Para ser victoriosa precisó de una organización revolucionaria –el partido bolchevique– sólidamente implantada en la clase obrera, y de un programa. Hace 100 años, Lenin propuso el programa para la revolución. Por Jeferson Choma Luego de la revolución de febrero, muchos dirigentes bolcheviques volvieron del exilio o de las prisiones donde estaban encarcelados. Intentando entender y actuar en aquellos días luego de la caída del zar, la dirección de los bolcheviques, aún incompleta, votó una resolución sobre la necesidad de orientarse en dirección a una “dictadura democrática de los obreros y los campesinos”. ¿Qué significaba eso? Para entender, es necesario volver algunos años en el tiempo y conocer lo que pensaban los bolcheviques antes de la revolución. Antigua estrategia La “dictadura democrática del proletariado y de los campesinos” fue una elaboración de Lenin un década antes de 1917. Él sostenía que la lucha contra la monarquía tenía por objetivo la instauración de un gobierno republicano que barriese los trazos del feudalismo en el país, hiciese la reforma agraria, e instituyese la jornada de ocho horas. Por lo tanto, defendía que la firme actuación y la colaboración mutua entre el proletariado y el campesinado eran indispensables. Estos dos sectores formarían un gobierno y realizarían las tareas democráticas de la revolución. Esa fórmula aún estaba en la cabeza de la mayoría de los dirigentes bolcheviques en 1917. Frente a la revolución, el Pravda, periódico del partido, en su primera edición luego de la revolución, decía: “la misión fundamental [del partido] consiste en instituir un régimen republicano democrático”. Ala izquierda Hacia mediados de marzo, Kamenev, un importante dirigente bolchevique, y el entonces oscuro Stalin, volvieron de sus deportaciones en Siberia y asumieron la jefatura de la redacción del Pravda, dando un guiño político aún más a la derecha. En el primer artículo publicado por ellos decían que los bolcheviques apoyarían el gobierno provisorio, en la medida en que ese gobierno combatiese la contrarrevolución. Sobre la participa- Es necesario que haya un partido como el de los bolcheviques, con un programa revolucionario, y que tenga claro la necesidad de enfrentar y derrotar no solamente a la burguesía sino a sus agentes en el interior del movimiento de masas. ción de Rusia en la Primera Guerra Mundial, decían que la consigna “abajo la guerra” servía para “ejercer presión sobre el gobierno” y forzarlo a abrir negociaciones con otras naciones en guerra. Así, los bolcheviques se tornaban cada vez más el ala izquierda del régimen democrático burgués, como definió Trotsky, y se limitaban a ejercer presión sobre la burguesía y su gobierno. El retorno y la batalla de Lenin Fue en medio de esta atmósfera que Lenin retornó a Rusia luego de diez años de exilio. Recibido por millares de soldados en la estación de tren de Petrogrado, el líder bolchevique no tardó en demostrar su total desacuerdo con la línea de su partido. Cuando Kamenev fue a saludarlo con entusiasmo, Lenin le cuestionó: “¿Qué anduvo usted escribiendo en el Pravda?”. Ese desacuerdo ya había sido registrado en sus “Cartas de Lejos”, enviadas desde el exilio a la redacción del Pravda. En una de ellas, escribió: “Es preciso no conceder ningún apoyo al gobierno provisorio, es preciso explicar la falsedad de todas sus promesas. Particularmente en lo que se refiere a la renuncia a las anexiones. Es necesario desenmascarar este gobierno, en lugar de pedirle (reivindicación que solo sirve para crear ilusiones) que deje de ser imperialista”. “¿Por qué no se tomó el poder?”, preguntó Lenin. “Todo el problema se resume en el hecho de que el proletariado no es suficientemente consciente ni organizado. Es preciso reconocer eso. El poder material estás en manos del proletariado, pero la burguesía allí surgió consciente y preparada”, explicó para una platea confusa. “La particularidad del momento actual, decía, “es marcar una transición entre la primera fase de la revolución, que dio el poder a la burguesía como consecuencia de la insuficiente conciencia del proletariado y de su organización, y su segunda fase, que debe traerlo a manos del proletariado y de las más pobres camadas del campesinado”. Lenin era radicalmente contrario a la orientación de los bolcheviques. En lugar de ser el ala izquierda de la república parlamentaria, como defendía la mayoría de la dirección del partido, Lenin proponía preparar a la clase obrera para derribar el gobierno y asumir el poder por los sóviets. El rearme político Las Tesis de Lenin fueron presentadas para toda la base partidaria en una Conferencia. En aquel momento, el partido bolchevique tenía una sólida implantación entre los obreros rusos y, con la revolución, hubo un rápido crecimiento de la organización. La lucha interna fue dura. Pero si en la dirección del partido Lenin estaba aislado, no ocurría lo mismo en su base. “Los barrios, uno atrás de otro, adhirieron a las tesis”, cuenta Zalezhski, uno de los dirigentes del partido en Viborg. Así, en la última semana de abril, la conferencia aprobó las Tesis de Lenin, lo que dio al partido su rearme político, el primer paso para llevar a la clase obrera a disputar y tomar el poder. ¡Israel, asesino, fuera de Palestina! El grito de la mujer palestina, también es nuestro “Queremos el fin de la ocupación israelí y el castigo según la legislación internacional por sus crímenes contra el pueblo palestino”, así fueron las contundentes palabras de Sabah, integrante de uno de las tantas organizaciones que ven la problemática de las mujeres palestinas y árabes. “Nosotras queremos que se acabe la ocupación de nuestro pueblo, que podamos volver a Palestina, a vivir en nuestras casas con nuestras familias y vecinos y ya nos encargaremos nosotras de sacar nues- tra vida adelante.” Así el pasado 8 de octubre más de 5.000 mujeres israelíes y palestinas marcharon a través del desierto, en el Valle del Jordán, por la paz en Oriente Próximo, vestidas de blanco, no sólo exigiendo la paz en Oriente, sino el retiro de Israel de su territorio. Las fundadoras del grupo organizador, Women Wage Peace (Mujeres quieren la paz) se organizaron tras los asesinatos de Israel en Gaza del 2014, donde murieron 2.100 palestinos y 73 israelíes. La Marcha de la Esperanza, como se ha llamado, marcharon durante dos semanas antes, a la casa del presidente israelí, Benjamin Netanyahu, para exigir un acuerdo de paz entre ambas naciones. También hubo movilizaciones de solidaridad en Israel, Jordania, Egipto, Túnez, Marruecos, Francia y Estados Unidos. La situación de las mujeres refugiadas palestinas es terrible: “Estas mujeres son activistas de la causa palestina y luchadoras por los derechos de las mujeres; nin- guna de ellas lleva velo y transmiten la fuerza de sus convencimientos y de la lucha que llevan a sus espaldas”. (Encuentro de mujeres árabes y judías). Las palestinas refugiadas en Líbano y Jordania. “Estas mujeres sufren una doble discriminación: por un lado, la de ser extranjeras sin derechos y tener prohibido trabajar en más de 70 empleos diferentes”. “Las mujeres en Gaza y Cisjordania sufren el asedio racista y la planificación genocida, de manera sistemática, del ejército y el gobierno israelí”. Cisjordania está dividida por un muro de 176 km que separa familias y dificulta la movilidad entre los territorios, como las barreras burocráticas impuestas por las políticas coloniales y discriminatorias. Los que viven en Israel son ciudadanos de segunda categoría, dentro de un estado de apartheid que sólo con- sidera a los judíos como ciudadanos con pleno derecho. “Las características de nuestra sociedad y nuestro patrimonio cultural es lo que nos mantiene unidos frente al invasor y las mujeres son un elemento clave de cualquier proyecto de liberación. La liberación no podrá darse sin la conquista de los derechos de las mujeres”, concluye Sabah. Por todo esto, sus reivindicaciones son: “El fin de la ocupación israelí y el castigo según la legislación internacional por sus crímenes contra el pueblo palestino; la necesidad de educar a las mujeres política y socialmente y la creación de una red de mujeres árabes y occidentales para alcanzar los derechos de las mujeres en todo el mundo”. Y no habrá liberación de las mujeres palestinas sin echar al invasor sionista de los territorios de Palestina.

[close]

p. 10

10 INTERNACIONAL Bandera Socialista | Octubre 2017 BRASIL: 3º Congreso de la CSP-Conlutas reafirma independencia de clase y su carácter obrero, sindical y popular En el 3er. Congreso congregó la presencia de la clase obrera se hizo sentir. Fueron cuatro días de intensos debates y votaciones que, al final, rea- firmaron a la CSP-Conlutas como un instrumento de lucha, clasista e independiente de los gobiernos y de los patrones. El 3º Congreso Na- cional de la CSP-Conlutas, realizado entre los días 12 y 15 de octubre en Sumaré (SP), reunió luchadores de todo el país, expresando las princi- pales luchas que ocurren hoy, como la movilización contra los despidos llevada por los obreros de Unilever al interior de Sao Paulo, la lucha de los indígenas Gamela de Maranhão y la batalla contra la precarización de los servidores públicos de Río de Janeiro. El 3er. Congreso Nacional de la CSP-Conlutas reafirmó su carácter obrero y de independencia política de clase y acordó medidas contra el gobierno de Temer. Por PSTU-Brasil Definió, incluso, un calendario de luchas para el próximo período, destacando el día 10 de noviembre, día de luchas y huelgas contra a reforma laboral y de pensiones, que será encabezado por los metalúrgicos. En total estuvieron presentes 2664 participantes, siendo 1953 delegados electos por la base en asambleas, 264 observadores, 24 invitados y 113 invitados internacionales. Este congreso marcó, incluso, el regreso de corrientes como Unidos Para Luchar y la CSTCombate, además de nuevas organizaciones que anunciaron su afiliación a la central los trabajadores rurales de Duartina (SP), el Movimiento Quilombola de Maranhão (Moquibom) y el Movimiento de Resistencia Popular (MRP). Bastaba recorrer los espacios del recinto Árvore da Vida, en aquellos días de intenso calor para poder ver, sentir la fuerza de la unión de los sectores obrero, popular, indígena y quilombola, que la CSPConlutas agrupa desde su fundación. Danzas típicas quilombolas se alternaban con manifestaciones de pueblos originarios, además de consignas de obreros metalúrgicos, activistas sin techo, estudiantes y militantes do hip hop. Coyuntura y Plan de luchas Una de las caracterísitcas de la CSP-Conlutas es su funcionamiento democrático y, en este congreso, no fue diferente. Paneles sobre la situación internacional, nacional, el balance y el funcionamiento interno de la central, entre otros temas, eran intercalados con grupos de discusión, donde las diferentes visiones y propuestas eran discutidas. Si las propuestas en los grupos alcanzaban al menos 10% de los votos, eran llevadas para ser votadas en el plenario. Reflejando el debate que atraviesa la izquierda hoy, se confrontaron dos visiones sobre la coyuntura nacional. La de que Dilma fue víctima de un golpe, provocado por una ofensiva de la derecha, que colocó a la clase trabajadora a la defensiva, y el análisis aprobado por la mayoría del congreso, que no ve al gobierno de Dilma como un “mal menor” frente a los otros gobiernos, y que exacerba, en realidad, una enorme polarización social “Un congreso que decidió mantener y profundizar el carácter de frente único de los sindicatos, de los movimientos de lucha contra el racismo, el machismo, la LGBTfobia, de todos y todas, para transformar el país y nuestra vida, rumbo a la construcción de una sociedad socialista“, señala Zé María, de la Dirección Nacional del PSTU. que, si por un lado tienen profundos ataques de los gobiernos y de la burguesía, por otro encuentra gran resistencia y lucha por parte de los trabajadores. La mayoría de los delegados ve el balance de la CSP-Conlutas, hasta aquí, como muy positivo, funda- mental para los recientes procesos de lucha, como los días 15 y 30 de marzo último, y la realización del 28 de abril, la mayor Huelga General que este país haya vivido. Eso porque, aunque minoritaria, la central juega un importante peso en la realidad, por su actuación combativa y clasista, luchando y presionando por la unidad de acción en las luchas. El congreso aprobó, además, una dura crítica a las direcciones de las grandes centrales sindicales, responsabilizándolas por la no realización de la Huelga General del 30 de junio, lo que podría haber sido un paso adelante hacia la Huelga General del 28 de abril y que, en caso de concretarse, derrotaría la reforma laboral, que fue aprobada pocos días después. Para destrabar ese proceso de luchas, fue aprobada la organización del 10 de noviembre, convocado por los metalúrgicos como día de luchas y huelgas contra las reformas laborales y previsional. El calendario de luchas incluye, además, al 19 de octubre como día de lucha por la educación y el 27 del mismo mes como día de lucha, en defensa del servicio público. “Estamos saliendo de un congre- so extremamente victorioso. Un congreso que decidió mantener y profundizar el carácter de frente único de los sindicatos, de los movimientos de lucha contra el racismo, el machismo, la LGBTfobia, de todos y todas, que quieren transformar el país y nuestra vida, rumbo a la construcción de una sociedad socialista, queremos reunir aquí, con base en la democracia obrera, para acabar con la explotación y la opresión capitalistas“, señala Zé María, de la Dirección Nacional del PSTU. Internacionalismo Otro aspecto que se convirtió en distintivo y está siempre presente en los congresos de la central, es su fuerte internacionalismo. Además de las representaciones internacionales, se aprobaron mociones de solidaridad a la lucha del pueblo catalán, por la independencia y por la aparición con vida del argentino Santiago Maldonado. Sobre Venezuela, la resolución aprobada ataca al gobierno de Maduro y a la oposición de derecha del país, solidarizándose con los trabajadores del país que viven una dramática depresión económica. Liga Internacional de los Trabajadores Cuarta Internacional Encuéntranos aquí http://litci.org/ Argentina Partido Socialista de los Trabajadores Unificado - PSTU Bélgica Ligué Communiste des Travailleurs - LCT (simpatizante) Bolivia Grupo Lucha Socialista (simpatizante) Brasil Partido Socialista dos Trabajadores Unificado - PSTU Chile Izquierda Comunista - IC Colombia Partido Socialista de los Trabajadores - PST Costa Rica Partido de los Trabajadores - PT Ecuador Movimento al Socialismo - MAS (simpatizante) El Salvador Unidad Socialista de los Trabajadores - UST (simpatizante) España Corriente Roja Estados Unidos Workers Voice - Voz de los Trabajadores (simpatizante) Honduras Partido Socialista de los Trabajadores - PST Inglaterra International Socialist League - ISL (simpatizante) Italia Partito Di Alternativa Comunista - PDAC Panamá Liga de Trabajadores hacia el Socialismo - LTS (simpatizante) Paraguay Partido de los Trabajadores - PT Portugal Movimiento Alternativa Socialista - MAS Rusia Partido Obrero Internacionalista - POI (simpatizante) Turquía Devrimci Isci (El Trabajador Revolucionario) - DI Uruguay Izquierda Socialista de los Trabajadores - IST (Simpatizante) Venezuela Unidad Socialista de los Trabajadores - UST

[close]

p. 11

CATALUNYA: Puigdemont y Junqueras no tienen derecho a traicionar la soberanía popular 11INTERNACIONAL El mandato del 1 y del 3 de Octubre exige proclamar ya la República de Catalunya y su independencia del Estado Español. Sin embargo, las autoridades traicionan la voluntad popular. Por Corriente Roja Este 10 de octubre el Govern de la Generalitat ha traicionado la voluntad popular expresada en el referéndum del 1 de octubre y en la huelga general del día 3. En lugar de honrar el mandato popular, Puigdemont y Junqueras se han sometido al mandato de los representantes de la Europa del capital (la UE), los bancos y las patronales, esa ínfima minoría enemiga de los derechos de los pueblos y de la clase trabajadora. La “suspensión” de la República catalana a los 8 segundos de declararla, avergüenza a un pueblo que se ha ganado el respeto y la admiración del mundo por su coraje y determinación. La firma a última hora de una declaración de independencia, sin ningún valor jurídico y con un contenido propio de la derecha convergente, sólo sirve para endulzar la traición cometida. No podemos compartir que la firmaran los diputados de la CUP. Si fue posible ganar el referéndum el 1 de octubre se debió a la movilización masiva y la autoorganización popular. El Govern, en realidad, no aspiraba a ir más allá de una protesta. Por eso disolvió la Sindicatura Electoral y por eso la Asamblea Nacional llamó a hacer colas silenciosas en los colegios electorales dejando que la policía retiraba las urnas. Pero el pueblo no siguió estas consignas y garantizó el referéndum mediante un auténtico levantamiento popular, enfrentando a cuerpo descubierto una salvaje represión. Dos días después, la huelga general paralizaba el país en una de las mayores movilizaciones de la historia de Cataluña. Pero el Govern, en lugar de respetar el mandato popular y proclamar la República al calor del referéndum y de la huelga general, dejó pasar una semana para que la movilización se enfriara, permitiendo el contraataque económico y político del españolismo reaccionario y acabando en la traición del 10 de octubre. Para justificar su comportamiento, el Govern ha hablado de una supuesta “vía eslovena” y lo ha hecho mintiendo, porque Eslovenia, desde el mismo momento en que celebró y ganó su referéndum “ilegal” comenzó a actuar como estado soberano, tomando el control de las fronteras, las tropas, la policía, los impuestos y la justicia. El tratado de paz de Brioni, que “retardó” tres meses los efectos de la declaración formal de independencia, no fue sino una maniobra diplomática porque Eslovenia era ya un estado soberano a todos los efectos. Puigdemont-Junqueras han justificado la capitulación apelando a una mediación internacional inexistente y a un diálogo imposi- “…el movimiento no ha sido derrotado, el movimiento popular mantiene sus fuerzas. Ahora se trata de recuperar la iniciativa y reactivar la movilización popular masiva para hacer frente a la ofensiva represiva del Estado y para hacer respetar el mandato del 1 de octubre.” ble con un régimen heredero del franquismo que no admite otra cosa que la rendición incondicional y que sólo busca la venganza y una humillación ejemplarizante. Seguir, a estas alturas, llamando a confiar en la Unión Europea, como hace el Govern es sencillamente un crimen. La UE y sus gobiernos han cerrado filas de forma rotunda con el rey y Rajoy contra el pueblo de Cataluña y no han dudado siquiera en justificar la represión salvaje del 1 de octubre. Pero la UE no es “Europa” sino un engranaje antidemocrático de la oligarquía financiera contra los trabajadores y los pueblos de Europa. Es por eso que la UE no puede permitir que un pueblo imponga su voluntad democrática venciendo leyes injustas e ilegítimas. Tampoco puede dejar que el pago de la deuda española con los bancos europeos corra ningún riesgo. Y tampoco que otras minorías nacionales europeas se crezcan y reivindiquen con más fuerza sus derechos. Nuestros aliados son los trabajadores y los pueblos de Europa. La UE y sus gobiernos son los enemigos de la República catalana. Ahora mismo, Rajoy, de acuerdo con Sánchez y con el apoyo expreso de la UE, ha puesto en marcha la aplicación del artículo 155. Si el Govern no se humilla, el Estado suspenderá la autonomía, intervendrá a los Mossos y la Educación y no dudará en detener al Govern, comenzar a ilegalizar partidos, lanzar una razzia represiva contra los activistas y montar unas elecciones fraudulentas para hacerse con el Govern. Como señuelo para que el Govern se humille, ofrecen la zanahoria de la negociación de una supuesta “reforma constitucional” de aquí a seis meses en la que, como han declarado PP y PSOE, “en ningún caso se negocia la unidad de España”. Pero si el Govern se humilla, la perspectiva no es mucho mejor, porque este régimen heredero del franquismo está igualmente determinado a “restablecer la normalidad constitucional”, aniquilar la resistencia y dar un escarmiento ejemplar. El PSOE-PSC es colaborador y cómplice principal de Rajoy en su guerra contra el pueblo de Cataluña. Junto al PP, se ha mostrado como uno de los pilares básicos del régimen. Cuando el Rey ha llamado a cerrar filas, Sánchez se ha cuadrado y se han acabado las florituras. Su apoyo a la represión, al artículo 155 y la participación del PSOE-PSC en la manifestación del 8 de octubre, mano a mano con el PP, Ciudadanos y la ultraderecha nazi, es la demostración gráfica de su completa descomposición política y moral. También hay que decir que, más allá de las protestas parlamentarias contra la represión, Podemos y los Comunes de Ada Colau están jugando un papel nefasto, en un intento desesperado por reconducir el movimiento a los carriles del régimen en nombre de un “referéndum pactado” que saben imposible. Reactivar la movilización El 19 de octubre vence el plazo dado por Rajoy para desplegar el artículo 155. Pero pase lo que pase, el movimiento no ha sido derrotado. A pesar de la traición del Govern, el movimiento popular del 1 y el 3 de octubre mantiene sus fuerzas. Ahora se trata de recuperar la iniciativa y reactivar la movilización popular masiva para hacer frente a la ofensiva represiva del Estado y para hacer respetar el mandato del 1 de octubre. No está dicha la última palabra. No podemos perder la fe en la victoria. Pero para ello no podemos otorgar ninguna confianza a un Govern que ha violado el mandato del día 1 de octubre y siente pánico a la movilización popular. No dudaremos ni un segundo en defender al presidente y a los miembros del Govern de la represión vengativa de los herederos del franquismo, pero no deben recibir ningún apoyo político. Con ellos al frente, vamos abocados a la derrota. La República catalana será obra de la lucha independiente de los trabajadores y el pueblo, será su República o no será. Ahora, venga lo que venga del régimen heredero del franquismo, hay que organizar y coordinar la resistencia desde los CDR, el sindicalismo alternativo y los diferentes movimientos de base, impulsar la autoorganización y la autodefensa popular de manera independiente del Govern y sus correas de transmisión (ANC). Hay que preparar juntos la respuesta, incluyendo la huelga general. Hay que exigir y obligar al Govern y al Parlament que acaten el mandato popular y proclamen ya la República catalana. Y que pongan de inmediato a los Mossos d’Esquadra al servicio de la defensa de ésta. No se puede separar la lucha por la proclamación inmediata de la República de la lucha por las reivindicaciones sociales más urgentes: la derogación inmediata de las reformas laborales, unas pensiones dignas garantizadas por los presupuestos, un salario mínimo de 1000€, la reversión de los recortes, la prohibición de los desahucios o la derogación del 3+2 y la LOMCE, entre otras medidas. Esta es también la mejor garantía para conseguir la solidari- dad activa de los trabajadores del resto del estado y de Europa que necesitamos para ganar. Hoy el mayor desafío es ganar a la mayoría de la clase trabajadora a la tarea de construir y proclamar la República catalana como instrumento para lograr el pan, el trabajo, el techo, la igualdad y la soberanía. Solo una República así sabrá dar respuesta cabal a los bancos y empresas que trasladan sus sedes fuera de Cataluña. La lucha sigue, la victoria es posible.

[close]

p. 12

CELEBRAMOS 100 AÑOS12 Bandera Socialista | Octubre 2017 DE LA REVOLUCIONRUSA De cuando por primera vez la clase obrera tomó el poder El 25 de octubre (7 de noviembre en el actual calendario gregoriano), se cumplen 100 años de la primera revolución obrera triunfante del mundo, revolución que puso fin a un estado capitalista y sentó las bases de la construcción de un estado socialista, el que solo en sus primeros años de existencia mostró su inmensa superioridad otorgando importantes conquistas sociales y produciendo gigantescos avances en la economía y la cultura. Los obreros y luchadores de todo el mundo lo celebramos con inmensa emoción, porque esta revolución nos demostró que sí podemos triunfar, que el capitalismo no es todopoderoso, y que expropiando a los banqueros, terratenientes y monopolios, los obreros y explotados podemos y debemos construir un mundo nuevo donde todos seamos iguales y libres. Nos demostró que podemos triunfar con la condición de luchar unidos y tomando el control de nuestros destinos, construyendo nuestras organizaciones democráticas y representativas, como lo hicieron los obreros rusos en torno a sus consejo de delegado llamado Soviet, que fue el que tomó y ejerció el poder durante los primeros años de la revolución. Nos demostró también que para llevar a cabo estas tareas los luchadores y obreros más avanzados debemos poner en pie un partido político, una verdadera dirección revolucionaria que se pruebe en las luchas y gane la confianza de los trabajadores, como lo fue el Partido Bolchevique de Lenin y Trotsky. Nos demostró que las direcciones que hablan en nombre de los trabajadores pero que en los hechos sirven a los empresarios y al Estado al precio de entregar nuestros derechos, pueden ser desenmascaradas, derrotadas y desplazadas de nuestras organizaciones, y reemplazadas por otras más auténticas. Nos mostró, en definitiva, como dijo Trotsky, que el socialismo tenía ganado derecho a la victoria. Aun cuando esta revolución con posterioridad fue degenerada y derrotada, sus enseñanzas han quedado imperecederas como ejemplo a ser seguido por los luchadores del mundo, ante la crisis capitalistas y la barbarie que nos amenaza. Valga este homenaje también a los más de 700.000 militantes revolucionarios, obreros y campesinos, asesinados por Stalin para interrumpir el camino hacia el socialismo que la Revolución de Octubre había iniciado. Pues ellos murieron para que el socialismo viva. Entre ellos el gran revolucionario ruso León Trotsky. Valga también nuestra reivindicación de la Liga Internacional de los Trabajadores –Cuarta Internacional, la única organización mundial que recoge con consecuencia y coraje las banderas de la Revolución de Octubre y que se propone volver a llevarlas a la victoria. ¡Gloria eterna a la Revolución Rusa! ¡Gloria eterna a los obreros rusos y al Partido Bolchevique que la hicieron posible dejando un gigantesco legado a los luchadores de hoy y al futuro de la humanidad! La LIT-CI anuncia el estreno mundial del documental “1917-2017, Pan, Paz y Tierra” Este documental ya fue presentado en el Tercer Congreso de la Central Sindical y Popular CONLUTAS de Brasil, en España, Pakistan, Italia, Inglaterra, Chile, Colombia y otros países. También será presentada en Lima. ¿Por qué Pan, Paz y Tierra? porque fueron las tres cosas por las cuales, en 1917, pelearon y llegaron al poder los obreros y campesinos hambreados, sin tierra, que estaban siendo masacrados por la Primera Guerra Mundial, que no era su guerra. ¿Por qué un documental sobre algo que pasó hace 100 años? Porque frente al hambre, la miseria, y la destrucción que lleva adelante el capitalismo y sus gobiernos, nos parece fundamental aprender y seguir el camino de los trabajadores y campesinos pobres de Rusia, que encabezados por un partido que les fue fiel y los llevó al poder, pudieron sacarse de encima a los patrones y poner todo el esfuerzo de la sociedad en beneficio de los trabajadores. Por eso, no será un documental solo para hablar del pasado, sino que miraremos hacia atrás, para volver a mirar el presente, lleno de luchas, y esperanzas de un futuro mejor. Este documental es el producto de un gran esfuerzo que involucra trabajadores y luchadores de distintas partes del mundo. Ángel Luis Parras, dirigente de Cobas de Madrid y Clever Ravelo, dirigente de la construcción en Brasil, pasearan por Rusia, entre lugares llenos de historia, viendo, a las luz de sus experiencias sindicales y políticas, la necesidad de la revolución social. Serán parte también Martin Hernández y Alicia Sagra, que llevan más de 40 años dedicados a la construcción de una dirección revolucionaria. Abder Raouf, nos llevará a su aldea y a su infancia en Palestina, allá por 1948, cuando entre balas y bombas, el ejército sionista lo arrancó de su tierra. Desde las favelas de Brasil, Helena Silvestre, militante de los movimientos populares desde los 12 años, mostrará en carne viva la importancia de la lucha de las mujeres trabajadoras para transformar la historia. Y desde el Amazonas, Osmarino Amancio nos hará entrar en su mundo de selva y de luchas. Muy pronto se proyectará en Lima. Avisa a los compañeros. Partido Socialista de los Trabajadores – PST Liga Internacional de los Trabajadores - Cuarta Internacional

[close]

Comments

no comments yet