Revista "El Ojo del Condor" #08

 

Embed or link this publication

Description

Revista tematica del Instituto Geografico Nacional de la Republica Argentina

Popular Pages


p. 1

La revista “El Ojo del Cóndor” es una publicación del Instituto Geográfico Nacional. Número 8 ISSN: 1853-9505 Oasis de San Juan Oasis agroproductivos / Vitivinicultura / Cartografía / Geología y riesgo sísmico / Crecimiento urbano y usos de la tierra / Red de transporte provincial / Gravimetría / Análisis territorial con SIG / Toponimia Incluye Imagen satelital con interpretación. El límite exterior de la plataforma continental Además: ¡Abajo los mapas! / Aprendiendo fotogrametría El IGN en la gestión de riesgo de desastres También: Actualización del modelo de trayectorias GNSS VEL-Ar / Criterios para el levantamiento de topónimos / Oficina Provincial en San Juan / Participación en actividades internacionales / Representación gráfica de los límites interprovinciales

[close]

p. 2

Modelo digital de elevaciones (MDE) Fuente: IGN Foto de Tapa: Gustavo Muñoz Efecto de solapamiento deslizable similar a la utilización de la herramienta "swipe" en el Geoportal del IGN Mosaico de ortofotos. Fuente: IGN

[close]

p. 3

Editorial del Presidente del Instituto Geográfico Nacional Agrimensor Sergio Rubén Cimbaro Presidente del Instituto Geográfico Nacional Estimados lectores, en este número de nuestra revista institucional nos detenemos en una zona árida de nuestra querida Argentina, en donde, gracias a un manejo eficiente del agua, se han podido generar condiciones propicias para el asentamiento humano y el desarrollo de actividades productivas. El uso racional del recurso hídrico se constituye así en una cuestión clave para el desarrollo y la información geográfica cobra particular relevancia como herramienta para su adecuada gestión. En este caso abordamos un área de la provincia de San Juan desde diferentes aspectos: su geomorfología asociada a los oasis y su implicancia en los riesgos sísmicos, la transformación del espacio a partir de las actividades económicas, como así también de la urbanización y crecimiento del Gran San Juan, los diferentes estudios gravimétricos, el uso de Tecnologías de Información Geográfica para el manejo del fuego y la gestión del agua, el funcionamiento de la red de transporte provincial y cuestiones relacionadas a la toponimia local, entre otros temas. Quiero agradecer y destacar la colaboración de los autores locales, la mayoría de ellos pertenecientes a la Universidad Nacional de San Juan, que hace más de 40 años viene formando a profesionales, científicos e investigadores y que cuenta con varios centros de investigación e institutos. Como en los números anteriores contamos también con el valioso aporte de investigadores que forman parte de los diferentes institutos o programas del CONICET. Es un placer incorporar artículos que surgieron del uso de nuestros materiales y productos. Nos permite poder colaborar con enfoques pedagógicos nuevos en la enseñanza, tanto en el ámbito de los alumnos de nivel secundario o terciario, como así también en el universitario, enmarcados en el estudio de la carrera de Agrimensura. El concepto de convocar y alentar a los docentes y alumnos a reflexionar críticamente sobre posturas tradicionales hace que nuestra tarea se vuelque a la sociedad de una manera más fructífera que la imaginada. No puedo dejar de mencionar el interesante artículo de la Comisión Nacional del Límite Exterior de la Plataforma Continental (COPLA), donde se demuestra que el trabajo mancomunado de diferentes especialistas, con una idea clara enmarcada en una política de Estado sobre un tema específico da resultados exitosos. En la sección institucional podrán observar que desde el IGN venimos desarrollando una diversidad de trabajos, algunos con implicancia internacional, otros nacional, regional, provincial y local. Pero todos ellos demuestran el compromiso de regirnos por los valores a los que nos comprometimos en el Plan de Gestión 2015-2020: calidad, liderazgo, transparencia, servicio y participación. Por último, quiero agradecer a todos los autores de los artículos que colaboraron en este nuevo número de la revista, y un especial agradecimiento a los que colaboran directamente con su edición: al consejo editorial y a todos los autores internos, por su gran compromiso y esfuerzo para que la revista mejore en cada número. Espero que puedan disfrutar de la lectura de esta nueva edición para seguir conociendo juntos nuestro país. 1 El Ojo del Cóndor La revista del Instituto Geográfico Nacional

[close]

p. 4

Sumario 1 Editorial 4 18 Relieves, suelos y pavimentos: sistemas de mosaicos naturales del desierto sanjuanino Graciela Mabel Suvires, Aixa Inés Rodríguez y Raúl Emmanuel Ocaña 35 Un SIG en la geogestión y distribución del agua de regadío de la Provincia de San Juan Eduardo Jaime Marquez Los oasis agroproductivos de San Juan Una construcción de los hombres a partir del manejo del agua Adriana Lorena Cardús Monserrat, Enrique Ariel Guardia Ávila y María del Carmen Beatriz Ruiz 38 Análisis de las áreas degradadas por fuego en el oasis del Tulum a partir del uso de Tecnologías de Información Geográfica 22 El crecimiento del Gran San Juan sobre las María Concepción Del Cid y Marcela del Valle Ontivero áreas rurales del oasis Graciela Nozica y Elena Taber Dossier: Los oasis de San Juan Incluye lámina central con imagen satelital del área de estudio. 8 Crecimiento de la población 24 y uso de la tierra en el valle de Zonda. Cartografía del oasis agrícola de Ullum-Zonda (1973 - 2014) Efecto sobre el Área Natural Protegida y Reserva de Usos Múltiples Presidente Sarmiento Daniel Flores, Emmanuel Ocaña, Gustavo Alcayaga y Aixa Rodríguez 40 El Aeropuerto de San Juan en el marco de la red de transporte provincial Adriana Lorena Cardús Monserrat y Fernando Arias, Grisel Victoria Azcuy María del Carmen Beatriz Ruiz y Leticia Dall’Ospedale 27 Distribución espacial 12 Transformación del espacio sanjuanino a partir de la consolidación y expansión de la vitivinicultura en la primera mitad del siglo XX de la urbanización en el oasis de Tulum. Área Metropolitana de San Juan Alejandra Kurbán, Mario Lía Alejandra Borcosque Cúnsulo, Alberto Papparelli y Eduardo Montilla 42 ¿Qué nos dicen las cartas sobre el oasis de San Juan y sus paisajes vecinos? 30 Gravimetría absoluta: monitoreo de deformaciones superficiales en el valle de Tulum Una invitación a la lectura del Atlas Argentina 500k María Cristina Zilio, Analía Zamponi y Martha Florencia Roggiero Silvia Miranda y Alfredo Herrada 16 Maximización del riesgo sísmico debido a la combinación de factores como caudales, precipi- taciones y sismos destructivos. Lucía Gamboa y Graciela Suvires 32 Bautizando la tierra Sanjuanina Toponimia Aída Elisa González 2 El Ojo del Cóndor La revista del Instituto Geográfico Nacional

[close]

p. 5

El Ojo del Cóndor La revista del Instituto Geográfico Nacional Artículo libre 44 El límite exterior de la plataforma continental argentina: éxito de una política de Estado sostenida durante casi 20 años Frida M. Armas Pfirter y Marcelo Ancarola 48 ¡Abajo los mapas! Hacia una horizontalidad orientada de la cartografía escolar Patricia A. Knopoff y Emilio Lacambra 50 Aprendiendo fotogrametría ¡haciendo fotogrametría! Equipos de Cátedras: Fotogrametría Cartografía Matemática– Geodesia II Universidad Nacional de san Juan Institucionales 52 Alternativas para la actualización del modelo de trayectorias GNSS VEL-Ar Demián D. Gómez 56 Criterios para el levantamiento de topónimos en las campañas de interpretación y nomenclatura que realiza el IGN Diego Alejandro Piñón y Juan Carlos Simao de Pina 59 El IGN y la Gestión de Riesgo de Desastres Ignacio Agustín Gatti 62 Límites interprovinciales Sergio Cimbaro, Adriana Vescovo y Pablo Zambrana 65 Oficina Provincial IGN - San Juan Natalia Varas 66 Participación en actividades internacionales 68 CuriosaMente * foto de tapa: Gustavo Muñoz Las opiniones expresadas en los artículos son de exclusiva responsabilidad de los autores, y pueden no coincidir con las del Instituto Geográfico Nacional. Prohibida la reproducción total o parcial de contenidos e imágenes sin la autorización expresa de los autores. La es ruenvaisptaub“lEiclaOcijóondpeelriCóódnicdaodre”l Instituto Geográfico Nacional Presidente: Ing. Mauricio Macri Ministro de Defensa: Dr. Oscar Aguad Subsecretario de Investigación, Desarrollo y Producción para la Defensa: Ing. Mario Frigerio Presidente del Instituto Geográfico Nacional Agrim. Sergio Rubén Cimbaro CONSEJO EDITORIAL Coordinadora Mg. María Dolores Puente Editores Prof. Analía Almirón Prof. Silvia Heuman Nicolás Moser Ing. Laura Pietrangelo Prof. Adriana Vescovo Jorge Alba Posse Director de Arte Jorge Alba Posse Correctora de estilo Milagros Schroder Editor responsable: Instituto Geográfico Nacional Esta revista se imprimió en los talleres gráficos del Instituto Geográfico Nacional. Avenida Cabildo 381 (C1426AAD) Ciudad Autónoma de Buenos Aires, República Argentina. Número 08 - Agosto de 2017 ISSN: 1853-9505 Queda hecho el depósito que marca la Ley Nº 11.723 E-mail: elojodelcondor@ign.gob.ar 3

[close]

p. 6

Dossier: Los oasis de San Juan Los oasis agroproductivos de Una construcción de los hombres a partir del Adriana Lorena Cardús Monserrat*, Enrique Ariel Guardia Ávila** y María del Carmen Beatriz Ruiz*** Los oasis agroproductivos en la provincia de San Juan constituyen una forma de organización del territorio que enfatiza la valoración del recurso hídrico. Mediante su aprovechamiento adecuado, en un entorno distinguido por la aridez, se generan condiciones propicias para el asentamiento humano y el desarrollo de actividades productivas. A través del tiempo, el hombre en su relación con el medio ha realizado acciones dirigidas a la regulación de caudales, acumulación y distribución del agua, generando cambios potentes y perdurables (PICKENHAYN, 1990). Se trata, por una parte, de obras materializadas en tomas, redes de riego, diques y embalses y, por otra, de la creación de dependencias gubernamentales y normativa dirigidas al control y uso racional del recurso hídrico. El Ojo del Cóndor La revista del Instituto Geográfico Nacional FIGURA 1. Localización de los oasis agroproductivos. 4 Los oasis agroproductivos de San Juan. Una construcción de los hombres a partir del manejo del agua

[close]

p. 7

San Juan. manejo del agua El Ojo del Cóndor La revista del Instituto Geográfico Nacional “La irrigación es para San Juan lo que la sangre para el cuerpo humano, su principio vital. De ella depende la subsistencia de todo…” Domingo Faustino Sarmiento En un territorio provincial con 89.651 km2 (IGM, 2007) en el que alternan relieves montañosos y zonas deprimidas con escasa cobertura vegetal natural, la exigua y discontinua superficie de los oasis agroproductivos (2,7%) permite considerarlos como anomalías, cuya presencia se relaciona con ríos y arroyos permanentes (FIGURA 1). Factores climáticos. Precipitaciones El relieve y la continentalidad son los factores climáticos con mayor incidencia en la generación de precipitaciones en la provincia. El relieve influye a través de la cordillera y la precordillera, que actúan como una barrera ante el ingreso de masas de aire húmedo provenientes del océano Pacífico Sur. Esta situación genera el efecto Föehn, denominado localmente viento Zonda, que luego de precipitar nieve en la alta montaña se manifiesta como cálido y seco. Los frentes húmedos provenientes de los océanos Atlántico y Pacífico sufren un proceso de transformación en su largo recorrido llegando con escasa humedad. La ausencia de obstáculos orográficos en el sureste de la provincia permite el ingreso de esos frentes en forma regular. Estas características responden a la influencia del factor distancia al mar. FIGURA 2. Cordillera con nieve en invierno (2000) FIGURA 3. Cordillera sin nieve en verano (2001) ¿Cómo y dónde se originan los ríos? Las precipitaciones pluviales, con totales medios anuales de 100 mm y máximos en los meses de verano, resultan escasas para sostener la ac- tividad agrícola; sin embargo, son las níveas de invierno en alta cordillera las que dan origen al recurso hídrico que posibilita la presencia de los oasis agroproductivos (FIGURAS 2 y 3). Para el análisis diferencial de los oasis se consideran la distribución de la población, los tipos de cultivos y las obras hidráulicas. Cardús Monserrat, Guardia Ávila, Ruiz, El Ojo del Cóndor Nº 8 (4-7), IGN, 2017 5

[close]

p. 8

Dossier: Los oasis de San Juan El Ojo del Cóndor La revista del Instituto Geográfico Nacional FIGURA 4. Oasis de Iglesia FIGURA 5. Oasis en el departamento Jáchal FIGURA 6. Oasis de Calingasta Oasis de Iglesia El río Blanco, los arroyos Iglesia, Agua Negra, Chita y numerosas vertientes dan origen a este oasis que, con una marcada discontinuidad espacial, se emplaza en el valle longitudinal (FIGURA 4). Se han construido redes de riego no impermeabilizadas a partir de tomas en las distintas localidades. El dique embalse Cuesta del Viento, si bien está localizado en el departamento Iglesia, no es funcional al desarrollo de sus oasis. En ellos se producen principalmente pasturas, forestales y semillas. La densidad demográfica que se registra en la villa cabecera de Rodeo es baja y en el resto de las localidades, muy baja. Oasis en el departamento Jáchal A partir del dique embalse Cuesta del Viento, el río Jáchal surca la precordillera como un curso antecedente y genera el oasis de Jáchal, San Roque y Niquivil. A ello han favorecido la construcción del dique derivador Pachimoco y una red de riego no impermeabilizada. Aguas abajo está el pequeño oasis de Mogna con actividad ganadera. Desde el dique embalse Los Cauquenes, el río Huaco da origen al oasis homónimo. Olivos, pasturas, hortalizas (cebolla), cereales (maíz) y frutales (membrillo) son los cultivos que se destacan en los oasis mencionados. La densidad demográfica de San José de Jáchal oscila entre media y muy alta, mientras que las localidades Villa Mercedes, San Isidro, Pampa del Chañar, Pampa Vieja, Niquivil y Huaco tienen menor densidad (FIGURA 5). Oasis de Calingasta En la cuenca superior del río San Juan se encuentra este oasis, desarrollado en los valles drenados por los ríos Los Patos y Castaño. Allí se producen nueces, manzanas, ajo, forestales y pasturas. Tamberías, Barreal y Villa Pituil son las localidades que concentran mayor cantidad de población, aun así registran densidad demográfica baja. Al resto de las localidades les corresponde una densidad muy baja (FIGURA 6). Arroyo Agua Negra (Iglesia) - fuente: teresamichieli.com Río Castaño, Villa Nueva (Calingasta) Río Blanco (Iglesia) - fuente: teresamichieli.com 6 Valle de Jáchal. Foto: Roberto Ruiz - Panoramio. Villa Nueva (Calingasta) Los oasis agroproductivos de San Juan. Una construcción de los hombres a partir del manejo del agua

[close]

p. 9

FIGURA 7. Oasis Tulum, Ullum-Zonda FIGURA 8: Oasis de Valle Fértil Oasis Ullum-Zonda y Tulum En las depresiones tectónicas homónimas se sitúan los oasis de Ullum-Zonda y Tulum, beneficiados por el aporte del río San Juan al trasponer los cordones montañosos de precordillera. Si bien son dos oasis, “se los puede considerar integrados en uno solo, dada su continuidad, es decir por constituir una sola “mancha” en el paisaje humanizado” (ANEAS y CATTAPAN, 2008). Es el mayor oasis de la provincia por la superficie cultivada, la concentración de población y las actividades económicas. Se destacan, sobre el curso del río San Juan, obras destinadas a la regulación de caudales, embalse, producción de energía, aprovechamiento turístico e irrigación; ellas son los diques-embalse Caracoles, Punta Negra y Quebrada de Ullum; diques derivador José Ignacio de la Roza y distribuidor San Emiliano y redes jerarquizadas de canales que están impermeabilizados en un 50% de su longitud. El riego superficial se complementa con la extracción de agua subterránea de numerosas perforaciones. La vid es el cultivo más difundido, al que le siguen en superficie implantada olivo, frutales (ciruelo, damasco, almendro, pistacho y nogal) y cultivos anuales (ajo, cebolla, tomate, zapallo, espárrago y melón). Este oasis ostenta la mayor concentración de población, con más del 90% del total provincial, a la que contribuye el Gran San Juan con densidades demográficas entre media y muy alta (FIGURA 7). Oasis de Valle Fértil El río del Valle con sus nacientes en las sierras de Valle Fértil y La Huerta, sobre el que se ha construido el dique embalse San Agustín, da origen al oasis de Valle Fértil. El núcleo poblado principal es la Villa San Agustín con una concentración baja de población (FIGURA 8). Usno, Astica y Chucuma son oasis muy pequeños alimentados por arroyos temporarios. Los cultivos que se registran son hortalizas, forrajeras y citrus (limas en Astica) Dique-embalse San Agustín (Valle Fértil) El Ojo del Cóndor La revista del Instituto Geográfico Nacional Dique-embalse Punta Negra (Ullum y Zonda) * Profesora de Geografía, Instituto de Geografía Aplicada, FFHA, UNSJ. acardus123@gmail.com ** Profesor de Geografía, adscripto en el Departamento de Geografía, FFHA, UNSJ. enriqueguardia8@gmail.com *** Mag. en Geografía, Prof. Titular, Instituto de Geografía Aplicada, FFHA, UNSJ. mdelcruiz@gmail.com BIBLIOGRAFÍA: ANEAS, S. y CATTAPAN, S. (2008). La población de San Juan. Su estructura y su dinámica. San Juan: Editorial Fundación Universidad Nacional de San Juan. DEPARTAMENTO DE HIDRÁULICA. (2007). Relevamiento agrícola de la provincia de San Juan. Ciclo 2006-2007. Gobierno de San Juan. IGM. (2007). Atlas Geográfico de la República Argentina. Ciudad Autónoma de Buenos Aires: Ediciones Gráficas Especiales S. A. PICKENHAYN, J. (1990). Influencias humanas en el sustrato. San Juan: Universidad Nacional de San Juan. Facultad de Filosofía, Humanidades y Artes. Cardús Monserrat, Guardia Ávila, Ruiz, El Ojo del Cóndor Nº 8 (4-7), IGN, 2017 7

[close]

p. 10

Dossier: Los oasis de San Juan Cartografía del oasis agrícola Adriana Lorena Cardús Monserrat* y María del Carmen Beatriz Ruiz** El Ojo del Cóndor La revista del Instituto Geográfico Nacional FIGURA 1: Evolución del oasis de Ullum-Zonda. En la composición en falso color infrarrojo la vegetación se representa en color rojo. Fuente: elaboración propia sobre la base de imágenes Landsat. El oasis de Ullum-Zonda está localizado en el centro-sur de la provincia de San Juan y separado del oasis de Tulum por la loma de Ullum, la serranía de Marquesado y la tura bajo riego artificial, de alta especialización y utilización intensiva de los suelos, que ha experimentado una importante variación de la superficie cultivada (FIGURA 1). aplicación de políticas nacionales y provinciales y avance del uso residencial. En el primer caso, como forma de apoyar el desarrollo productivo proporcionando agua de riego y energía sierra Chica de Zonda. Las aguas del curso inferior del río San Juan sortean la Precordillera y por el cambio de pendiente forman un abanico aluvial en el que se emplaza gran parte del oasis. Está conformado por parte de los departamentos Ullum, al norte, y Zonda, al sur; tiene una máxima extensión de 23 km en sentido meridiano, 10 km en sentido este-oeste y abarca una superficie aproximada de 100 km². Es un oasis productivo al que Triviño (1985: 102) llama cultural, con agricul- En la cartografía se representa la evolución de los espacios cultivados y construidos, se confeccionó a partir de la interpretación visual de fotografías aéreas del vuelo 2014 del Instituto Geográfico Nacional, de imágenes satelitales Landsat (MSS, TM) para los años 1973 y 1995, con el apoyo de relevamiento de campo y cartas antecedentes producto de interpretaciones del vuelo de 1973. En el período adoptado para el análisis se han registrado cambios que contribuyeron a la transformación del oasis: construcción de obras públicas, hidroeléctrica indispensable para el proceso de industrialización. Entre ellas se pueden citar en 1969 la puesta en marcha del proyecto presa embalse Quebrada de Ullum y obras complementarias, su construcción a partir de 1971 y posterior llenado en 1980; la ejecución de obras complementarias (dique lateral, relocalización de rutas) y de la usina hidroeléctrica Ullum II. Por otra parte, la implementación y aplicación en la década de 1990 de la Ley Nacional Nº 22.973 que creaba condiciones favorables para la radicación de empresas en regiones del interior del país, mediante un sistema de * Profesora de Geografía, Instituto de Geografía Aplicada, FFHA, UNSJ. acardus123@gmail.com ** Mag. en Geografía, Prof. Titular, Instituto de Geografía Aplicada, FFHA, UNSJ. mdelcruiz@gmail.com promoción basado en el diferimiento del pago de impuestos, tuvo lugar un fuerte proceso de reconversión de la agroindustria sanjuanina por la nece- Colaboradoras: Ayudantes alumnas Ana Gisella Domínguez Masi, Irma Gabriela Marín. sidad de adaptar el sistema producti- 8 Cartografía del oasis agrícola de Ullum-Zonda (1973 - 2014)

[close]

p. 11

de Ullum-Zonda (1973 - 2014) El Ojo del Cóndor La revista del Instituto Geográfico Nacional vo a nuevas demandas originadas en el plano internacional: renovación de plantaciones de vid y cambio de varietales en las nuevas; implantación de nuevas superficies con frutales y olivos; aplicación de un conjunto de técnicas para riego que favoreció el incremento de la superficie cultivada y de la productividad. Se generó en consecuencia una ampliación de la frontera agrícola hacia áreas consideradas marginales hasta entonces, que permitieron la plantación, en el caso de Ullum, en el piedemonte de las montañas, y en Zonda especialmente hacia el sur sobre la llanura aluvial del río de la Ciénaga. FIGURA 2. Evolución del espacio cultivado Ullum-Zonda (1973-1995-2014). Fuente: elaboración propia sobre la base de interpretación visual y control de campo. Se utilizó como mapa base los datos del Atlas Socioeconómico de San Juan (2016) y el parcelario de la Dirección de Geodesia y Catastro de la provincia. FIGURA 3. Evolución espacio cultivado de Zonda 1973-1995-2014. Fuente: Elaboración propia sobre la base de figura 2. FIGURA 4. Evolución espacio cultivado de Ullum 1973-1995-2014. Fuente: Elaboración propia sobre la base de figura 2. Cardús, Ruiz, El Ojo del Cóndor Nº 8 (8-11), IGN, 2017 9

[close]

p. 12

Dossier: Los oasis de San Juan FIGURA 5. Cambio de cultivos por uso residencial en el sur de la villa cabecera de Zonda. Elaboración propia sobre la base de interpretación visual y de cartas antecedentes. Se utilizó como mapa base los datos del Atlas Socioeconómico de San Juan (2016) y el parcelario de la Dirección de Geodesia y Catastro de la provincia. El Ojo del Cóndor La revista del Instituto Geográfico Nacional FIGURA 6. Evolución del espacio construido en Ullum (1973-1995-2014). Fuente: elaboración propia sobre la base de interpretación visual y cartas antecedentes. Se utilizó como mapa base los datos del Atlas Socioeconómico de San Juan (2016) y el parcelario de la Dirección de Geodesia y Catastro de la provincia. FIGURA 7. Evolución del espacio construido en la villa cabecera de Zonda (19731995-2014). Fuente: elaboración propia sobre la base de interpretación visual y cartas antecedentes. Se utilizó como mapa base los datos del Atlas Socioeconómico de San Juan (2016) y el parcelario de la Dirección de Geodesia y Catastro de la provincia. En Ullum, la superficie cultivada que se perdió por el llenado del embalse fue aproximadamente del 50% (916,42 ha) respecto a la de 1973 (FIGURAS 2, 3 y 4). El cambio más significativo se produjo por la expansión del área cultivada entre 1995 y 2014 sobre zonas que nunca estuvieron bajo cultivo: en Ullum alcanzó 2.031,3 ha y en Zonda, 1.367,75 ha. A partir del análisis de las fotografías aéreas y controles en terreno, se han detectado actualmente en ambos departamentos parcelas que están preparadas para cultivar, lo que contribuiría a expandir el oasis: son 487 ha en Ullum y 311 ha en Zonda. 10 Cartografía del oasis agrícola de Ullum-Zonda (1973 - 2014)

[close]

p. 13

En Zonda, entre 1995 y 2014, se manifiesta el abandono de 278,52 ha cultivadas, en un 40% con clara tendencia al cambio de uso del suelo: cultivado a residencial, principalmente hacia el sur de la villa cabecera donde se observa la transformación a espacio construido y previsto para construir (FIGURA 5). La evolución de los espacios construidos fue lenta en el primer período (1973-1995). Es significativo destacar que ambos departamentos registraron tasas negativas de crecimiento medio intercensal (CMI) migratorio entre 1970-80 y 1980-91; en el caso de Ullum también se registró un CMI total negativo (-8,2) entre 1970 y 1980 (ANEAS y CATTAPAN, 2008). La expansión del espacio edificado en este oasis se dio entre 1995 y 2014, en relación con el CMI migratorio positivo entre 1991 y 2001, que influyó en el CMI total (34,4 en Ullum y 32,6 en Zonda) (ANEAS y CATTAPAN, 2008). Finalmente, el aumento de población continúa entre 2001 y 2010, con un total de 4.883 hab. en Ullum y 4.863 hab. en Zonda (FIGURAS 6 y 7). Para concluir, la cartografía obtenida a partir del análisis multitemporal confirma, mediante elementos cualitativos y cuantitativos, la transformación espacial del oasis bajo riego de Ullum-Zonda. Se advierte una etapa de expansión del área cultivada que se relaciona con la aplicación, desde la década de 1990, de leyes que promocionaban el cambio productivo agrícola beneficiando a las empresas con exenciones impositivas. Los resultados se manifiestan en el período 1995-2014 con el aumento de 3.753,90 ha, en parte emplazadas en piedemonte y llanura aluvial, áreas marginales a la red de riego existente. En ambos departamentos se puede establecer una relación entre cambios espaciales y de población: no se observaron cambios importantes de los espacios construidos en el primer período (1973-1995), coincidente con tasas bajas, e incluso negativas, de CMI y registro de migraciones. En el período posterior se evidencia un incremento del uso residencial que denota una expansión de las villas cabecera y se vincularía con el CMI positivo y el aumento neto de población. Los cambios de usos del suelo se dieron especialmente en Zonda, destacándose el sur de la villa cabecera como un sector residencial que ha reemplazado a espacios cultivados y que se distinguen por el mayor tamaño de las parcelas, de las construcciones y presencia de piscinas, funcionando la mayoría como segundas residencias BIBLIOGRAFÍA: ALLUB, L. (1990). Impactos sociales de las grandes obras públicas. San Juan: Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas, Universidad Nacional de San Juan. ALLUB, L. (1993). Desarrollo de ecosistemas áridos. San Juan: Editorial Fundación Universidad Nacional de San Juan. ANEAS, S. y CATTAPAN, S. (2008). La población de San Juan. Su estructura y su dinámica. San Juan: Editorial Fundación Universidad Nacional de San Juan. FERRÁ DE BARTOL, M. (2006). Ullum, un perfil de vida en el oasis del río San Juan. San Juan. En GNECCO, M. J. y SÁNCHEZ CANO, A. (Comp.) Aportes desde la historia a la revalorización del patrimonio cultural sanjuanino (pp. 351-373). San Juan: EFFHA. INSTITUTO GEOGRÁFICO NACIONAL (2014). Mosaico de ortofotos rápidas. Cuyo. Sector 1. Proyección Gauss-Krügger Faja 2. Marco de referencia Posgar 07. Formato Tiffstandart con tfw. LÓPEZ, D. (2005). Impacto espacial y económico de los diferimientos en los valles de Tulum, Ullum y Zonda. (Tesis inédita para optar al grado de Magister en Geografía). Santiago de Chile. RUIZ, M. del C., GONZÁLEZ MARTÍN, M. C., ACOSTA, R. H., BARTOL, M. C., CATTAPAN, S. H., ROBLEDO, M. M., et al. (2001-2002). Cartografía ambiental de los valles de Tulum y Ullum – Zonda. (Documento inédito). Universidad Nacional de San Juan. FFHA. San Juan. TRIVIÑO, L (1985). Antropología del desierto (1974-1977). Santiago de Chile: Instituto para el nuevo Chile. U.S. GEOLOGICAL SURVEY (1973). Imagen multiespectral. Landsat 1 MSS. Path: 249 Row: 082, Proyección UTM zona 19, Elipsoide WGS84, Formato GeoTIFF. Recuperado en http://earthexplorer.usgs.gov/ U.S. GEOLOGICAL SURVEY (1995). Imagen multiespectral. Landsat 5 TM. Path: 232 Row: 082, Proyección UTM zona 19, Elipsoide WGS84, Formato GeoTIFF. Recuperado en http://earthexplorer.usgs.gov/ El Ojo del Cóndor La revista del Instituto Geográfico Nacional Cardús, Ruiz, El Ojo del Cóndor Nº 8 (8-11), IGN, 2017 11

[close]

p. 14

Dossier: Los oasis de San Juan Transformación del espacio sanjuanino a de la vitivinicultura en la primera mitad Lía Alejandra Borcosque* El cultivo de la vid y su industrialización no siempre tuvieron un lugar destacado en la economía sanjuanina. A mediados del siglo XIX los viñedos, principal cultivo durante la época colonial, habían cedido lugar a otros productos más rentables: alfalfa asociada a la ganadería de exportación a Chile; cereales, que sustentaban una próspera industria harinera, y otros artículos en menor proporción. El cultivo de forrajeras asociado al engorde del ganado vacuno, mular y caballar para su exportación a pie a los mercados consumidores al otro lado de la cordillera se convirtió en la principal actividad productiva y comercial de la región, lo que generó un nuevo modelo económico que perduraría durante varias décadas. El ganado proveniente de las regiones del norte y centro del país era engordado en las invernadas y en los campos cultivados con alfalfares de los pequeños oasis de la provincia y traspasados a pie por los pasos cordilleranos a Chile para suplir las necesidades de ganado de las minas de Norte Chico (Copiapó, Huaico y Coquimbo). A su vez, desde el otro lado de la cordillera eran introducidos productos de ultramar y alimenticios para abastecer el consumo local y para su comercia- lización con otras regiones argentinas. Así, el comercio con el país vecino de Chile adquirió relevancia al ofrecer mayores ventajas que el comercio con Buenos Aires. EL VIÑEDO EN EL ESPACIO SANJUANINO Esta situación se fue modificando en las dos últimas décadas del siglo XIX, conjuntamente con las transformaciones demográficas, económicas espaciales en la provincia, dando lugar a la aparición de un nuevo modelo económico basado en el cultivo de la vid en gran escala y su industrialización. La confluencia de una serie de condiciones internas y externas (el relativo “estado de paz” y organización nacional, el impulso a la agricultura y ganadería, el fomento de la inmigración y la colonización, la extensión de la red ferroviaria, la inversión de capitales foráneos en la estructura de transportes y comercialización que estimuló un interesante aumento de las exportaciones agrícola ganaderas y la inserción del país en el mercado mundial) favoreció un importante cambio en la economía de la provincia. De este modo, paulatinamente la elite local orientó la producción de la provincia hacia un producto no competitivo con la producción pampeana, de alto rendimiento y valor: la vid, que comenzó a ganar espacio en la superficie cultivada de la provincia, aumentando su importancia dentro del conjunto de productos agrícolas en las décadas siguientes. Analizando la evolución de la superficie dedicada a la viticultura se observa un crecimiento continuo de las tierras con viñas, registrando los máximos valores para el periodo estudiado a fines de los años 20 y comienzos del 30. El posterior descenso en los índices, según los registros e informes oficiales, se explica como consecuencia de la crisis de los años 30 y de las medidas restrictivas de la Junta Reguladora que incluían, entre otras, la erradicación de los viñedos y la compra de tierras plantadas con vides para destinarlas a usos alternativos. Sin embargo, a partir del año 1938, cuando se registran los menores valores para el periodo, el área provincial dedicada al cultivo de las uvas comenzó a crecer nuevamente y esta tendencia se mantuvo hasta mediados de la década de 1970. Los datos muestran que el crecimiento de la superficie dedicada al cultivo de la vid anteriormente señalado presentaba diferencias por departamentos y SAN JUAN. Evolución de la superficie cultivada con viñas (en hectáreas). El Ojo del Cóndor La revista del Instituto Geográfico Nacional CUADRO 1. Fuente: Elaboración propia en base a datos de la Dirección de Vitivinicultura de San Juan y Centro Vitivinícola Nacional y de la Dirección General de Vitivinicultura. * Doctora en Ciencias Sociales, Docente de la Universidad Nacional de San Juan. laborcosque@hotmail.com 12 Transformación del espacio sanjuanino a partir de la consolidación y expansión de la vitivinicultura en la primera mitad del siglo XX

[close]

p. 15

partir de la consolidación y expansión del siglo XX por zonas. Las áreas que más tempranamente habían adherido al modelo vitivinícola eran aquellas que tenían condiciones socioeconómicas favorables: tierras aptas, obras de riego, capitales suficientes, concentración de población, acceso a las vías de comunicación. Así, Capital y sus departamentos circunvecinos, Concepción, Desamparados, Trinidad y Santa Lucía fueron los primeros en que se plantaron viñedos y se construyeron bodegas. En pocos años se sumaron otras circunscripciones de los oasis centrales, en las cuales se conservó por algunas décadas formas mixtas de cultivo: la vid, la alfalfa y el trigo convivieron hasta bien avanzado el siglo XX en las explotaciones agrícolas. En estas propiedades, los viñedos fueron reemplazando poco a poco a los alfalfares y trigales. Finalmente, los departamentos ubicados fuera del valle del Río San Juan, como Jáchal, Iglesia, Huanacache y Valle Fértil, quedaron al margen de la transformación vitivinícola e iniciaron un lento proceso de decadencia de sus economías forrajeras y cerealeras, al quedar fuera de competencia con la producción pampeana. Tamaño de las propiedades vitivinícolas La difusión de la economía agroindustrial basada en la vitivinicultura propició, desde fines del siglo XIX, una constante ampliación de la franja de pequeños y medianos propietarios vitícolas. Esta ampliación derivó de las medidas de fomento del viñedo del Estado provincial y del sistema de trabajo implementado en las fincas, que permitía que trabajadores y empleados de bodegas y viñedos accedieran a su propio terreno y cultivasen viñas. En los primeros años del siglo XX ya existía una importante subdivisión de las propiedades vitícolas: las fincas con menos de 25 hectáreas tenían preponderancia sobre las propiedades grandes, representando el 92,2% de las explotaciones. Las características típicas del cultivo intensivo de la vid favorecía la difusión de parcelas de menor tamaño, si bien era común la presencia de fincas y campos pequeños en los que coexistían dos o más tipos de cultivos. Así, en la capital y departamentos que la circundaban, las viñas convivían con frutales y hortalizas, mientras que en los departamentos más alejados la transformación hacia la vitivinicultura era más lenta y era común todavía encontrar grandes campos cultivados con cereales y alfalfa y algunas hectáreas de viñas. Los sistemas de conducción A mediados de la década del 20, los tradicionales sistemas de viñas de cabeza y de parral encatrado o criollo (tan comunes hasta comienzos de la transformación capitalista) habían cedido lugar al parral valenciano o sanjuanino y a las viñas de espaldera alta. El antiguo parral criollo tendía a desaparecer por ser poco económico, ya que las plantas se colocaban entre tres y cuatro metros una de otra, por lo que entraba un número muy limitado de plantas por hectárea. Por el contrario, el parral valenciano permitía un mayor rendimiento al colocar las vides a una distancia de dos metros entre sí. Se colocaban postes en cada planta, SAN JUAN. Comparación de número de viñedos según escala de extensiones. Años 1914- 1945. El Ojo del Cóndor La revista del Instituto Geográfico Nacional CUADRO 2. Fuente: Elaboración propia en base a datos del Tercer Censo Nacional y de la Dirección de Vitivinicultura. Borcosque, El Ojo del Cóndor Nº 8 (12-15), IGN, 2017 13

[close]

Comments

no comments yet