DIVERGENTE

 

Embed or link this publication

Description

Propuesta educativa 2017-2018

Popular Pages


p. 1

Propuesta educativa para visitas guiadas [ ]2017-2018

[close]

p. 2

Créditos MUSEO DE ANTROPOLOGÍA FFYH-UNC Dirección Hipólito Irigoyen 174. Nueva Córdoba, Córdoba. Horario Lunes a viernes de 9:00 a 17:00 hs. Teléfonos 0351-4331058/1005 Web museoantropologia.unc.edu.ar ÁREA EDUCACIÓN Correo electrónico areaeducacionma@ffyh.unc.edu.ar Blog blogs.ffyh.unc.edu.ar/areaeducacionma Facebook Área Educación MA Directora Heredia, Fabiola Lorena Directora (2016-2017) Da Silva Catela, Ludmila Divergente. Propuesta guiadas 2017-2018 ISBN en trámite educativa para visitas Autores Burgos, Silvia García Armesto, Ana Pedernera, Gabriela Vargas, Gisela Revisión de textos Srur, Gabriela Ilustraciones Pedernera, Gabriela Área de Comunicación Mariana Minervini Diseño gráfico Bacchini, Florencia Recepción Castro, Clara página 2

[close]

p. 3

Bienvenidos al museo de antropología L as educadoras-guías del Área de Educación del Museo de Antropología (FFyH-UNC) tenemos el agrado de presentarles la propuesta educativa para visitas guiadas 20172018 DiverGente, una herramienta para fortalecer vínculos entre el museo y la comunidad. Hay muchas maneras de recorrer el museo; ésta es una invitación para abordar temáticas transversales en las salas de exhibición. En cada una de ellas dialogamos sobre los pueblos originarios, los alcances de las ciencias antropológicas y los procesos de exclusión y de racismo en la ciudad. Año tras año, elaboramos propuestas educativas y materiales didácticos teniendo en cuenta la diversidad de visitantes en sus diferentes contextos. Así, la experiencia varía de acuerdo a las edades que conforman el grupo, los niveles del sistema educativo al que pertenecen, su procedencia, los intereses, los saberes previos, los contextos sociales y culturales, entre otros aspectos. Teniendo en cuenta todos los conocimientos que se activan en los visitantes en el marco de una visita guiada, se incluye no sólo el recorrido a las salas de exhibición, sino el contacto práctico que generan los materiales educativos. De esta manera, el museo se transforma en un espacio para experimentar, a través de los sentidos, el concepto de diversidad desde las ciencias antropológicas. Las visitas guiadas y las actividades interactivas permiten abordar diferentes temáticas que surgen de los registros de intereses, preguntas frecuentes e imaginarios de nuestros visitantes en torno a la Antropología, las cuales se desarrollarán en estas páginas. A continuación, les presentaremos el museo con sus salas permanentes y temporarias, y cómo abordamos su misión de una manera divergente página 3

[close]

p. 4

El Museo conocé las salas página 4 E lmuseoasumecomosumisión reunir, conservar, investigar, transmitir y exhibir la cultura de las sociedades indígenas pasadas y contemporáneas dentro de un marco científico actualizado y crítico, como una manera de fomentar el respeto hacia otros modos de vida y crear actitudes de preservación del patrimonio cultural de la sociedad. En las diferentes salas podremos comprender el desarrollo de las investigaciones arqueológicas, conocer las distintas formas de vida, contribuir a entender los reclamos por la preservación de la identidad y acercarnos al modo de pensar y trabajar de los antropólogos.

[close]

p. 5

Divergente ] ]ellos, nosotros, los otros

[close]

p. 6

DiverGente ellos, nosotros, los otros ¿Quiénes son los otros, nos/ otros en el museo? Para pensarnos en un mundo intercultural, podemos preguntarnos quiénes somos, de dónde venimos y reconocer que hay otras maneras de ser. Reconocer también que “lo otro” habita en nosotros mismos, dado que nuestra identidad está siempre en movimiento y es variable. Se modifica a lo largo de nuestra vida a partir de las vivencias, las interacciones y los cambios biológicos, culturales, históricos, sociales, religiosos y políticos que nos atraviesan. Cuando hablamos de otros en las visitas guiadas nos referimos a: otros modos de vida, otras generaciones, otras prácticas, otras cosmovisiones, otras tecnologías, otros paisajes. Dialogar con esos otros, nos hace pensarnos en nuestro aquí-ahora, es decir, desde nosotros mismos. página 6 D iverGente es un concepto que elegimos para hablar de las infinitas posibilidades que tenemos las personas de ser y entablar vínculos con otros, de encontrarnos y diferenciarnos, de generar rupturas y continuidades todo el tiempo en cada lugar; ese universo simbólico que compartimos y transformamos. Ante la diversidad, la Gente (ellos, nosotros, los otros) se reconoce y construye su propia versión de identidad a través del tiempo. Las visitas guiadas son una manera de manifestar esa divergencia, una posibilidad de entrar en contacto con otros mundos, compartiendo el propio, dentro del museo. Reconocer las personas, identificar el contexto de los espacios, objetos e imágenes, preguntar, comentar experiencias, señalar, cuestionar, son algunas de las acciones que manifiestan este diálogo entre los visitantes, las educadoras-guías y las muestras exhibidas. Una visita divergente es un lugar de encuentro en donde los visitantes tienen un rol activo al «ESCUCHANDO Y CONOCIENDO LAS DIFERENCIAS DEL OTRO, MÁS Y MEJOR NOS CONOCEMOS A NOSOTROS MISMOS» Fragmento de La historia de los otros. Subcomandante Marcos compartir sus modos de hacer y de pensar, dejando entrever sus contextos sociales y culturales: el grupo de pertenencia, la escuela, el barrio, la familia. A lo largo de esta experiencia sensitiva y pedagógica, construimos nuevos conocimientos dándole sentido a lo material, a los relatos, apreciaciones, valoraciones e interrogantes que van surgiendo a lo largo de la visita. De este modo, mediante el diálogo entre lo que reconocemos como propio y ajeno, cercano y distante se manifiestan identidades y diferencias en relación a otros que nos definen y a través de los cuales nos pensamos e imaginamos

[close]

p. 7

Dialogar en la DiverGencia E l intercambio que se realiza en estas visitas guiadas genera experiencias lúdicas y cognitivas (sensaciones, percepciones) que interpelan al visitante constantemente con determinados objetos o dispositivos a los que denominamos materiales educativos. Estos dispositivos pueden ayudar a pasar de un conocimiento existente a otro, complejizándolo o aumentándolo. Las propuestas educativas potencian un proceso de construcción de significados, aspirando a que se produzca un cuestionamiento tanto del sentido común como de las imposiciones de cariz más dogmático que involucran la negociación entre las historias que los museos cuentan y aquella que traen los visitantes. Un juguete para un niño de 5 años es un objeto tan cotidiano en su vida diaria y verlo en un museo rompe con la concepción de vincular a las comunidades originarias con un pasado distante y ajeno. Es por ello que, durante la visita al museo, se pretende fortalecer el aprendizaje con estrategias no tradicionales, estimulando la imaginación y generando acciones que lleven al asombro y al descubrimiento. Los materiales educativos permiten que los visitantes puedan observar, explorar, tocar, relacionar, opinar, compartir y crear, convirtiéndose en una experiencia significativa. El objetivo pedagógico es poder recuperar los saberes, conocimientos y prácticas previas de los visitantes, así como la curiosidad y los intereses del momento. Este proceso está monitoreado por educadoras-guías, quienes, en un diálogo atento, construyen nuevos conocimientos desde el museo y la antropología. En este sentido, la visita guiada puede ser un aporte al proceso de enseñanza-aprendizaje sobre temáticas curriculares, motivar al diálogo, la escucha y la construcción del conocimiento desde la educación no formal. Siguiendo a Carretero (2016), diremos que el conocimiento es producto de la interacción social y de la cultura, donde el aprendizaje no es considerado una actividad individual, sino un vínculo social. Esto significaría que las personas aprenden de forma más eficaz cuando lo hacen en un contexto de colaboración e intercambio con otros. Las discusiones en grupo y el poder de la argumentación en la discrepancia son algunos de los mecanismos de carácter social que estimulan y favorecen el aprendizaje. En dicho proceso se ponen en juego los conocimientos particulares de cada persona y los elaborados en una puesta en común como conclusión: “Aprender es sinónimo de comprender. Por ello, lo que se comprende es lo que se aprende y luego se recordará mejor, porque queda integrado en nuestra estructura de conocimientos” (Carretero, 2016: 32). página 7

[close]

p. 8

Dialogar en la divergencia «¡MIRAAAA EL AUTITO!» Comentario de un niño a otro, mirando un juguete en la foto de una comunidad del Pueblo Comechingón. Jardín Comodoro Echegoyen, sala de 5 años. 28/09/17 Desde esta perspectiva, aquí explicitamos algunos criterios que tenemos en cuenta en la visita guiada del Museo de Antropología, para construirla como una experiencia educativa significativa: • Partir desde los conocimientos previos de los visitantes para elaborar preguntas de relación con lo que observan y así puedan ampliar sus miradas y puntos de vista. • Hacer preguntas cuya resolución sea a partir de la reflexión y el intercambio. • Proponer momentos en donde los visitantes expliquen a sus pares lo que interpretan. • Disponer recursos materiales, visuales y táctiles para la elaboración de preguntas y respuestas sobre un tema. • Establecer relaciones entre los conocimientos existentes y nuevos conocimientos. • Reconocer que no hay conclusiones cerradas ni unánimes sobre un tema. • Considerar que en la experiencia de visita guiada puedan generarse nuevas preguntas que aún no han sido resueltas que nos permitan a quienes trabajamos en el Museo volver a pensarnos, pensar los recorridos y las visitas. Por ello, se activan acciones didácticas que priorizan: • La inteligencia práctica, a partir del reconocimiento sensorio-motor de objetos, texturas y espacios. • La inteligencia operativa o concreta, la transición de un esquema práctico a la representación a partir de consignas experimentales y lógicas de relación objetocontexto cultural. • La inteligencia formal, la capacidad de formular- comprobar hipótesis y establecer variantes, considerando la elaboración de opinión y la vinculación con la realidad. A continuación, sugerimos tres recorridos temáticos dentro de nuestra propuesta de visitas guiadas a partir de los conceptos de diversidad, diferencia y desigualdad página 8

[close]

p. 9

la antropología opina sobre estos conceptos «COMO SIEMPRE ES UN PLACER VOLVER AÑO A AÑO AL MUSEO CON MI GRADO... ...la guía y el museo se convierten en el aula interactiva con la que soñamos los docentes. Muchas gracias. Seño Vivi». 15/06/2017. Libro de visitantes. L a diversidad es un concepto que la antropología construye y aplica para dar cuenta de los procesos sociales y sus transformaciones; es reconocer las diferentes formas de ser personas. Sin embargo, la diversidad no es sólo la diferencia de las formas de vestir, de elegir un referente político, de sanar a un paciente, de rezar o de comer, sino que se va definiendo según perspectivas étnicas, políticas, económicas, religiosas e ideológicas. En este sentido, es una construcción social que afecta no sólo la mirada que tenemos sobre los otros, sino la que vamos construyendo y modificando sobre nosotros mismos. Entonces, reconocer la existencia de otros, esa mirada de lo distinto, no es sinónimo de una simple y sencilla diferencia. Con éste concepto hablamos de las maneras en las que se constituye la alteridad. La constatación de que todo ser humano es un individuo único y que siempre se encuentra alguna diferencia en comparación con cualquier otro. Alteridad significa aquí un tipo particular de diferenciación, tiene que ver con la experiencia de lo extraño (Briones, 1998). En el encuentro con el otro, reconocemos el grupo social al cual pertenece: con sus códigos, sus prácticas, sus creencias. Esto es, la experiencia con lo ajeno es la forma de reconocernos a nosotros mismos, puesto que nos cuestiona, nos define y nos trasforma. Esta experiencia de lo extraño hizo que durante mucho tiempo el foco estuviese puesto sobre los sistemas de clasificación, como raza, género, clase, edad y cultura. Si nos detuviéramos en reconocer las materialidades inmersas en estas formas de clasificación, podríamos pensar la otredad desde la desigualdad. Este concepto se relaciona con una apropiación desigual de bienes materiales y simbólicos que genera relaciones sociales asimétricas página 9

[close]

p. 10

página 10 «BUEN DÍA ABORÍGENES, LOS QUEREMOS MUCHO, QUE SEAN RESPETADOS» Sala de 5 del Jardín Miguel de la Torre. Visita guiada del 19 de abril del 2016.

[close]

p. 11

Diversidad [ ](Nos)otros, los Pueblos Originarios FOTO. C.E.N.I Rita Latallada de Victoria en Sala “Mensajes con identidad” Día del Aborigen Americano 2016.

[close]

p. 12

Diversidad (Nos)otros, los Pueblos Originarios página 12 ¡H ola! Soy Diversidad, todos me dicen que soy divertida. Hago que miremos una y mil cosas que nos rodean. A veces creen que es por las diferencias lo que nos hace iguales, pero yo creo que somos así porque hay muchas cosas que nos conectan como personas. Y, ¿si recorremos las salas del Museo buscándome? Tal vez me podrían encontrar junto a los pueblos originarios, pero… ¿quiénes son los pueblos originarios? ¿Será tan fácil identificarlos como a nos(otros)? Para mí, todo esta en el origen. ¿Vos sabés cuál es el tuyo? Te invito a que me acompañes a las salas de Arquelogía serrana y Arqueología andina. Dialogando con las salas podemos ver si esto que parece tan lejano y pasado es posible relacionarlo con las formas en que vivimos en el presente. Hacé foco en los cambios y continuidades de las prácticas sociales en comidas, herramientas, pinturas, viviendas, plantas y animales. ¿Seguirá siendo lo mismo que ahora? ¿Las personas vivirán igual? ¿Cómo lo identificamos? ¿Por su forma de hablar? ¿Por su ropa? ¿Por su rostro? En realidad, esto es mucho más complejo. Los originarios, al igual que (nos)otros vamos cambiando, construimos nuestro propio camino, tomamos cosas de nuestro pasado y le damos un nuevo sentido. Esta propuesta de visita guiada sugiere desvincular la noción de “aborigen” relacionada sólo a tiempos pasados, teniendo en cuenta la presencia de comunidades originarias en el presente. Pero, ¿quiénes son los pueblos originarios? ¿Son otros, o somos nosotros? Las identidades son construcciones que se transforman con el paso del tiempo y en el encuentro con el otro. Las personas siempre fueron constructores de culturas, con identidades dinámicas y definiéndose permanentemente. De acuerdo a la época, estas construcciones culturales fueron estudiadas generando determinadas formas de clasificación de los grupos sociales: Comechingones, Sanavirones, Pampas, Ranqueles, Diaguitas, Kollas, Calchaquíes, etc.Estas categorías, para algunas personas, pueden ser de aceptación o de rechazo, puesto

[close]

p. 13

«GRACIAS POR HABITARNOS» Sala de 5 del Jardín Avellaneda, visita guiada, 12 de mayo de 2017 que surgieron desde una mirada etnohistórica que nombraba por primera vez a los pueblos originarios del actual territorio argentino. A mediados del siglo pasado, se consideraba a la cultura como esencial, cerrada y estática (un idioma propio, costumbres compartidas y situadas en un territorio determinado). Si bien esto corresponde a un momento histórico, desde la antropología se fueron conformando otros enfoques teóricos como el de configuración cultural. Actualmente, desde la Constitución Nacional se reconoce al “Pueblo Originario” como “un sujeto colectivo (no individual) que detenta derechos especiales. Todas las personas que pertenecen a un Pueblo Originario tienen los mismos derechos civiles y ciudadanos que el resto de la sociedad argentina” (Art. 75 Inc. 17). En las palabras del Encuentro Nacional de Organizaciones Territoriales de Pueblos Originarios (ENOTPO), “los Pueblos Originarios tenemos nuestras propias formas de organización socio-política que son la continuidad de las Instituciones Ancestrales de cada Pueblo”.1 Entonces, ¿quiénes son los pueblos originarios de Córdoba? En casi todo el siglo XX, ser aborigen tenía connotaciones negativas, estaba naturalizada la distinción a partir de ciertos rasgos físicos y culturales. Actualmente, es construido por los hombres y mujeres, que se identifican como indígenas, un proceso de reconocimiento de un pasado y un presente aborigen en la provincia (Bompadre, 2014). En este proceso, las identidades se construyen de acuerdo a la época y, si bien es complejo, hay una aceptación social que lo hace posible. No es solamente algo heredado, las personas elegimos 1Compilado legislativo Derechos de los Pueblos originarios, Buenos Aires, 2015. qué cosas nos representan, nos gustan, entre otras. Asimismo, una identidad puede tener múltiples sentidos de acuerdo a quién o quienes la elijan. Hasta el 2014, de las 18 “Comunidades originarias de la Provincia de Córdoba”, algunas están en un proceso de reconocimiento por parte del Estado y otras que no están en dicho grupo igualmente se reivindican como indígenas. En otros lugares de Argentina tambien hay procesos de reconocimientos, tal como los pueblos originarios de Jujuy. Hasta el último censo del año 2010, allí se registraron 268 comunidades, con personería jurídica registrada o en trámite, que pertenecen a nueve grupos étnicos diferentes: Atacama, Guaraní, Kolla, Kolla guaraní, ocloya, Omaguaca, Tilián, Toara, Toba. De todas ellas, 164 comunidades han optado por la denominación Kolla, que alcanza aproximadamente unas 26.000 personas. En conjunto detentan 33 títulos comunitarios, 19 individuales, 6 individuales y comunitarios.De las comunidades restantes, 80 llevan adelante página 13

[close]

p. 14

Diversidad página 14 reclamos tendientes a la regularización jurídica de sus territorios y 26 aún no han iniciado trámites al respecto. Los procesos de comunalización2 en ambos territoriostuvieroncaracterísticasmuydiferentes. Como observamos, la “invisibilización” o la negación de los pueblos originarios dificultó el proceso de construcción identitaria y, por ende, tornó mucho más difuso el proceso de identidad en nuestro territorio. En este contexto, la visita aporta en el reconocimiento de los pueblos originarios con sus reivindicaciones, luchas y presencias en la actualidad 2La comunalización refiere a las acciones destinadas a otorgar, construir y/o reforzar sentidos de identidad compartida y de solidaridad que impulsan el devenir de los grupos como comunidad, en contextos donde diversos grupos construyen y disputan la hegemonía. En un sentido más estricto reflexionamos sobre estos procesos de comunalización relacionados a múltiples construcciones de aboriginalidades (Briones, 1998). Arqueología andina. La tierra nos cría, la tierra nos come En este recorrido profundizamos sobre los modos de vida de las comunidades originarias del noroeste argentino a partir de las prácticas, y sus vínculos con entidades como la tierra y el agua, tanto en el pasado como en el presente. Arqueología serrana. Mensajes de identidad En esta visita recorremos los modos de vida de las comunidades originarias de las Sierras Centrales tanto en el pasado como en el presente, con un mapa de Córdoba con las comunidades originarias (reconocidas y no por el INAI) hasta el 2014.

[close]

p. 15

Diferencia [ ]el conocimiento entre (nos)otros FOTO. Actividad “¿Qué hacen los antropólogos?”, Noche de los Museos del Bicentenario, 2016.

[close]

Comments

no comments yet