Texto Base - Solidaridad y Misericordia

 

Embed or link this publication

Description

Campaña Compartir 2017 - Con los pobres, enfermos y presos...

Popular Pages


p. 1

Powered by TCPDF (www.tcpdf.org)

[close]

p. 2

CAMPAÑA DE SOLIDARIDAD COMPARTIR 2017 “Solidaridad y Misericordia con los pobres, migrantes, enfermos y presos: Una tarea para TODOS” “cuando lo hicieron con alguno de los más pequeños… me lo hicieron a mí” (Mt 25,40) TEXTO BASE 1

[close]

p. 3

- Texto: Dr. Roberto Tarazona Ponte. Cáritas del Perú - Aportes: P. Marcos Bubniak. Movilidad Humana Comisión Episcopal de Accion Social Campaña Compartir 2

[close]

p. 4

Introducción PARTE I: Mirar la realidad con los ojos de la Misericordia. UNA REALIDAD QUE INTERPELA LA FE Y EL CORAZÓN DE LA IGLESIA. 1.- Miramos la realidad desde la Fe para encontrarnos con Jesucristo. 2.- La realidad de la pobreza hoy en el Perú 1.1 La pobreza en números: Pobreza y pobreza extrema. 2.1.1: La pobreza y la extrema pobreza 2.1.2: ¿Dónde están los pobres? 1.2 Los rostros de los enfermos hoy. 1.2.1 La realidad del Adulto mayor cuestiona nuestro sistema de salud. 1.2.2 ¿Dónde se atienden? Coberturas de Salud. 1.3 La realidad de las personas encarceladas. 2.3.1: El rostro de la persona encarcelada 1.4 La realidad de la movilidad humana PARTE II. Iluminar la Realidad desde Jesucristo: el Rostro del Dios de la Misericordia. 1. Experimentar la Misericordia de Dios para ponernos al servicio de los más necesitados. 1.1 Vivir la Misericordia de Cristo para ser signos creíbles de su amor. 2. Fidelidad y Misericordia en el Antiguo Testamento 3

[close]

p. 5

3. Jesucristo: El rostro de la Misericordia. 4. Llamados a Celebrar la Misericordia y hacer visible la bon- dad de Dios PARTE III. Actuar desde la Misericordia en favor de la Vida y la Dignidad Humana. 1. La Misericordia nos invita a fortalecer una cultura del Encuentro. 2. La Misericordia nos ayuda a ver al Otro como un Don de Dios. 3. Impulsar las Cáritas parroquiales como espacios de Misericordia 4. Iglesia de Puertas abiertas: Obras de misericordia corporal. 5. Promoviendo el Bien común desde las necesidades de los pobres 6. Una obra de Misericordia: la Jornada Mundial de los Pobres. Bibliografía 4

[close]

p. 6

“Estamos llamados a hacer que crezca una cultura de la misericordia, basada en el redescubrimiento del encuentro con los demás: una cultura en la que ninguno mire al otro con indiferencia ni aparte la mirada cuando vea el sufrimiento de los hermanos. Las obras de misericordia son “artesanales”: ninguna de ellas es igual a otra; nuestras manos las pueden modelar de mil modos, y aunque sea único el Dios que los inspira y única la “materia de la que están hechas; es decir la misericordia misma, cada una adquiere una forma diversa (20) MISERICORDIA ET MISERA- Carta apostólica para la clausura del Año Santo de la Misericordia. 20-11-2016 5

[close]

p. 7

Solidaridad y Misericordia con los pobres, migrantes, enfermos y presos: Una tarea para TODOS” “En un mundo lamentablemente herido por el virus de la indiferencia, las obras de misericordia son el mejor antídoto. Nos educan, de hecho, a la atención hacia las exigencias más elementales de nuestros hermanos más pequeños” (Papa Francisco, 12/10/2016) INTRODUCCION La Campaña Compartir de este año 2017 busca ayudar en la reflexión y en lograr un mayor compromiso evangélico con la vida y la realidad de los más necesitados de nuestro querido Perú. El nombre de la Campaña Compartir 2017 es: “Solidaridad y Misericordia con los pobres, migrantes, enfermos y encarcelados” y el lema: “cuando lo hicieron con alguno de los más pequeños…a mí me lo hicieron»…” (Mt 25,40). De manera especial queremos acercarnos a la realidad y necesidades de nuestros hermanos afectados por las inundaciones, lluvias, huaycos y demás desastres naturales. Tal como lo señala el mensaje de la CEP: “ La Cuaresma de este año ha tenido un motivo particular para acercarnos a la Cruz de Jesús, al acompañar con nuestra oración y nuestra solidaridad el dolor de miles de hermanos golpeados por las inclemencias de las inundaciones, las lluvias y los huaycos. Esta experiencia de dolor nos ha hecho recordar lo que nunca debemos olvidar: que en el hermano que sufre, Cristo sufre y en el hermano que es atendido, Cristo es atendido. Es el misterio del amor infinito de Dios por su criatura, el hombre” El papa Francisco nos recuerda que “Jesucristo es el rostro de la misericordia del Padre” 1 . Es el Rostro en el que debemos mirar nuestra propia vida (personal, familiar, de creyente, profesional, ciudadana) y nuestro servicio pastoral para poder vivir plenamente el misterio y la grandeza de la existencia humana. Creados por Amor, 1 Misericordiae Vultus, n.1 6

[close]

p. 8

para amar, caminamos hacia el Amor. Jesucristo es el rostro de la misericordia de Dios que debemos acoger como un Don para vivir como EL, amando y sirviendo a nuestros hermanos, sobre todo a los más necesitados. En el amor encontramos la razón de nuestra existencia. Nuestra vida de fe y de toda la Iglesia ha encontrado su síntesis en esta palabra que el Papa Francisco nos recuerda. Es un rostro vivo, visible que quiere encontrarse con cada uno de nosotros, en su Iglesia, para vivir en Dios y con Dios. La caridad es el camino que nos ayuda a descubrir que Dios nos ama y que es « rico en misericordia » (Ef 2,4). Jesús de Nazaret con su palabra, con sus gestos y con toda su persona revela la misericordia de Dios y nos invita a acoger esta Buena nueva y anunciarla a tiempo y destiempo. La Campaña Compartir quiere retomar y profundizar en el mensaje y el espíritu del  Año Santo de la Misericordia, que el Papa Francisco regalara a la Iglesia Universal, como un tiempo donde se nos invita de manera especial a vivir el amor para convertirnos más, y de este modo asemejarnos más al Señor Jesús. Animaremos a que nuestras comunidades eclesiales, retomen el mensaje del Santo Padre que nos pide vivir de modo especial la misericordia, como una virtud que nos lleva a sentir con el que sufre, a solidarizarnos con el que padece, a no ser indiferentes con ninguna persona. Porque misericordia es tener un solo corazón con el que nos necesita, nos ayuda sentir con el que sufre, hacernos uno con el necesitado. Cuando los cristianos vivimos la virtud de la  misericordia, reflejamos el rostro más hermoso de la Iglesia. Damos testimonio que somos un cuerpo donde Cristo es la cabeza y nosotros los miembros: si uno padece, compromete al cuerpo entero, todos sufrimos, nadie es indiferente, todos salimos al encuentro del hermano que nos necesita. El Papa Francisco nos ha dejado un camino muy concreto y claro que queremos seguir fortaleciendo: vivir las obras de misericordias corporales y espirituales. La Campaña Compartir 2017 reflexionará sobre las Obras de Misericordia corporales y su relación con la realidad 7

[close]

p. 9

de los pobres, de los enfermos, de los migrantes y de las personas encarceladas. La tarea es ardua, sobre todo porque tenemos que abrir nuestros corazones y salir al encuentro de Jesucristo que nos espera en los pobres y necesitados. Una Iglesia en salida, caricia de Dios a los pobres, es lo que nos pide el Santo Padre, quien además nos dice: “¿Cómo podemos ser testigos de misericordia? No pensemos que se trate de realizar grandes esfuerzos o gestos sobre humanos. No, no es así. El Señor nos indica un camino mucho más simple, hecho de pequeños gestos pero que ante sus ojos tienen un gran valor, a tal punto que nos ha dicho que sobre esto seremos juzgados” (Mensaje del 12/10/2016) En este documento utilizaremos el “método ver, juzgar y actuar…método que implica contemplar a Dios con los ojos de la fe a través de su Palabra revelada y el contacto vivificante de los Sacramentos, a fin de que, en la vida cotidiana, veamos la realidad que nos circunda a la luz de su providencia, la juzguemos según Jesucristo…y actuemos desde la Iglesia… en la propagación del reino de Dios… Este método nos permite articular, de modo sistemático, la perspectiva creyente de ver la realidad; la asunción de criterios que provienen de la fe y de la razón para su discernimiento y valoración con sentido crítico; y, en consecuencia, la proyección del actuar... La adhesión creyente, gozosa y confiada en Dios Padre, Hijo y Espíritu Santo y la inserción eclesial, son presupuestos indispensables que garantizan la eficacia de este método” 2. Pidamos a Santa María, Madre de la Misericordia, que nos eduque a ser testigos de la caridad de su Hijo en un mundo herido por el virus de la indiferencia. Que Ella nos ayude a contemplar y servir a su Hijo presente en todos los necesitados. 2 Documento de Aparecida n. 19 8

[close]

p. 10

1.- Miramos la realidad desde la Fe, para encontrarnos con Jesucristo. Diariamente suceden números, hechos que son presentados por los medios de comunicación y las redes sociales como noticias sensacionales. Casi siempre se presentan hechos que colindan con la violencia, el delito y la muerte. Es poco frecuente encontrar noticias que nos muestren la grandeza del corazón humano o sirvan como ejemplos de vida, de justicia, solidaridad y verdad. Esto nos lleva a preguntarnos por nuestra mirada sobre la realidad. ¿Es esperanzadora? ¿Nos ayuda a construir una realidad para una sana convivencia? ¿Podemos contemplar la presencia de Dios en medio de ella? Los cristianos miramos la realidad con los ojos, el corazón y los criterios de Jesús, con el Espíritu de vida y el acompañamiento de su Iglesia que nos transmite la Palabra de Dios y el amplio y rico magisterio social. Tenemos conciencia y seguridad de que el Dios de la misericordia se “ha inclinado desde su altura, desde los cielos ha mirado la tierra para oír y liberar al cautivo” (Sal 102,20-21). Todos los pueblos de nuestra patria tienen el derecho a una vida plena, propia de los hijos de Dios, con unas condiciones más humanas: libres de las amenazas del hambre y de toda forma de violencia. Asimismo aspiran a un desarrollo auténtico integral, es decir, orientado a la promoción de todo el hombre y de todos los hombres. El creyente al mirar la realidad, busca identificar las semillas del Reino de Dios para acogerlas y hacerlas fructificar. Sus esfuerzos están orientados en construir la ciudad del hombre como anticipo de la ciudad Dios. A la vez se sabe invitado a trabajar con todas las personas de buena 9

[close]

p. 11

voluntad para suprimir las graves desigualdades sociales y las enormes diferencias en el acceso a los bienes de la tierra. Nuestros Obispos reunidos en Aparecida nos planteaban: “Llegados a este punto podemos preguntarnos: ¿Cómo puede contribuir la Iglesia a la solución de los urgentes problemas sociales y políticos, y responder al gran desafío de la pobreza y de la miseria?… los problemas actuales son múltiples y complejos, y no se pueden afrontar con programas generales. Sin embargo, la cuestión fundamental sobre el modo como la Iglesia, iluminada por la fe en Cristo, deba reaccionar ante estos desafíos, nos concierne a todos” 3. Debemos reconocer que nuestro país anhela, sobre todo, la plenitud de vida que Cristo nos ha traído: “Yo he venido para que tengan vida y la tengan en abundancia” (Jn 10, 10). Con esta vida divina se desarrolla también en plenitud la existencia humana, en su dimensión personal, familiar, social y cultural. Por ello nos urge conocer los signos de los tiempos, acercándonos a la realidad de los más necesitados, para ofrecerles la presencia y el amor de Cristo Resucitado. Conocer y acoger a la “carne de Cristo” presente en cada hermano y hermana que clama al cielo, nos ayudará a ser fecundos y eficientes en el encuentro y el servicio al hermano necesitado y al compartir fraterno en las obras de misericordia corporales. A continuación les presentamos un panorama general de cuatros realidades sociales que afectan significativamente la vida en el Perú de hoy: la realidad de los pobres, de los enfermos, de los migrantes y de las personas encarceladas. Intentaremos releer estas realidades humanas a la luz de la Palabra de Dios, del Magisterio Social de la iglesia y de trazar algunas líneas de acción en favor de estos hermanos nuestros. 2.- La realidad de la pobreza hoy 3 Discurso inaugural del Papa Benedicto XVI, nro. 4. V Conferencia del Episcopado Latinoamericano y del Caribe, Documento de Aparecida/Brasil, 13 de mayo del 2007 10

[close]

p. 12

2.1.- La pobreza en números: Pobreza y pobreza extrema El Instituto Nacional de Estadísticas e Informática – INEI, señaló que en el año 2015, el 21,8% de la población del país se encontraba en situación de pobreza monetaria al tener un nivel de gasto inferior al costo de la canasta básica de consumo (compuesto por alimentos y no alimentos). Esta misma fuente refiere que la pobreza comparada con la del año 2014 disminuyó en 1,0 punto porcentual, es decir, 221 mil personas dejaron esta condición. El INEI señala que en los últimos 5 años, la pobreza disminuyó en 9 puntos porcentuales. Es decir, 2 millones 285 mil personas dejaron de ser pobres. A pesar de las cifras que se presentan, nos preguntamos si estas personas y sus familias han mejoraron su calidad de vida en el orden espiritual, psicológico, familiar, cultural, axiológico y trascendente. Las cifras son elocuentes al señalar que más de 2 millones dejaron de ser pobres pero ¿Crecieron en dignidad? ¿Se sentirán orgullosos de su actual condición? ¿Es un estándar de vida que la quisiéramos para los nuestros? La Pobreza de la que se deben salir los peruanos ¿será sólo económica? Según la Encuesta Nacional de Hogares, la mayor reducción de la brecha de pobreza se observó en la región Sierra que pasó de 9,7% en el 2014 a 9,0% en el año 2015, seguido por la región Costa de 3,1% a 2,8%; en tanto que en la Selva se mantuvo estable en 7,7%. Así mismo la pobreza  extrema, en el año 2015, alcanzó al 4,1% de la población peruana y disminuyó en 0,2 punto porcentual, es decir, 53 mil personas dejaron de ser pobres extremos, en comparación con el año 2014. De igual modo, en los últimos cinco años este indicador disminuyó en 3,6 puntos porcentuales, esto significó que 982 mil personas dejaron de ser pobres extremos en el Perú. Ciertamente tenemos que reconocer que en el Perú, crecimiento económico y el efecto de programas sociales contribuyeron a la reducción de la pobreza. La economía peruana en el año 2015 creció en 3,3% y en el último quinquenio 4,8% en promedio anual, factores que sumados a la mejor focalización y efectividad en la ejecución 11

[close]

p. 13

de los programas sociales permitieron reducir la pobreza de manera significativa en los últimos cinco años. 2.1.2.- La pobreza y pobreza extrema. La pobreza fundamentalmente está definida como la  imposibilidad de satisfacer las necesidades básicas de una persona o familia y que afectan significativamente su calidad de vida en diversos aspectos como: la alimentación, vivienda, educación, acceso de agua potable, asistencia sanitaria y vestimenta. Esta pobreza atenta contra la vida y la dignidad de toda persona llamada a vivir una vida plena y digna. Por lo tanto se define como “pobres” a aquellas personas que pertenecen a hogares cuyo ingreso per cápita, en un período determinado, es inferior al valor de la línea de pobreza. La línea de pobreza es el equivalente monetario del costo de una canasta básica de bienes y servicios.  El Banco Mundial define la pobreza como “la incapacidad para alcanzar un nivel de vida mínimo” Mientras que la pobreza extrema, es la situación en que no se dispone de los recursos que permitan satisfacer al menos las necesidades básicas de alimentación. Es una realidad humana inconcebible e injusta, cualquiera que sea el número de personas y familias que se encuentren en esta situación. Nadie debería vivir en estas condiciones. Es una realidad que ofende a Dios y que ningún Estado ni sociedad puede ni debe de tolerar. En la pobreza extrema encontramos a personas y familias que residen en hogares cuyos ingresos no alcanzan para adquirir una canasta básica de alimentos, así destinen la totalidad de sus ingresos para este fin. 4      Por otro lado, la brecha de la pobreza refleja cuan pobres son los pobres y, por tanto, proporciona una idea de la profundidad de las carencias de ingreso o consumo que definen una situación de pobreza. Es decir, representa el déficit promedio de ingreso de la población 4 http://www.cepal.org/cgibin/getprod.asp?xml=/MDG/noticias/paginas/1/40211/ P40211.xml&xsl=/MDG/tpl/p18f.xsl&base=/MDG/tpl/top-bottom.xsl 12

[close]

p. 14

total para satisfacer las necesidades mínimas de bienes y servicios de todos sus integrantes (expresado como proporción de la línea de pobreza), donde el déficit de la población que no es pobre es cero por definición. 5 Debemos precisar que existen otras definiciones de pobreza y que estas mismas están en constante cambio y revisión. Por ejemplo se consideran otras necesidades como importantes o básicas, si bien al inicio no se consideraba la vestimenta como un bien básico de uso y completamente necesario ahora sí lo es, también esta situación cambia de acuerdo al contexto en el que el individuo se encuentro como el país de procedencia, cultura o sociedad pues cada uno de ellos tiene sus propias necesidades y las consideran como básicas para su desarrollo, sus valores sociales o normas de convivencia en esa sociedad. 2.1.3.- Dónde están los pobres Según el INEI en el mapa de pobreza provincial y distrital de este año 2017 la pobreza se ha reducido en  el país en 10 puntos porcentuales desde el 2009 pero no todos los distritos han mejorado su situación.  Una mejoría significativa en la reducción de la pobreza se ha dado sobre todo en el centro y sur andino. Mientras que en algunos distritos de Cajamarca, La Libertad y Amazonas la situación ha empeorado. ¿Por qué ha sucedido esto? ¿Es posible que las mejoras en las condiciones de vida sean homogéneas para todo nuestro país? ¿Qué factores impiden este resultado? Lo cierto es que entre el 2009 y el 2014 el crecimiento global ha sido de 32%, creándose además cerca de un millón de empleos. Se señala que este crecimiento económico sostenido ha impactado positivamente sobre las personas que vivían en situación de pobreza, produciendo mejoras en sus condiciones de vida. Por lo tanto la relación entre mejora de la economía local, regional y nacional y la reducción de la pobreza están estrechamente relacionadas, de donde se podría deducir que el crecimiento económico es el primer antídoto contra la plaga de la pobreza. 5 En http://www.siise.gob.ec/siiseweb/PageWebs/POBREZA/ficpob_P47.htm 13

[close]

p. 15

Por ejemplo, en el 2009, en el Perú existían 225 distritos con pobreza superior al 80%. En el 2013, la cifra se redujo a 76 distritos. Los factores determinantes a juicio del Dr. Aníbal Sánchez, jefe del INEI6 para salir de la pobreza durante este período fueron los siguientes: la importancia del Canon, la Inversión y los Programas Sociales. Señala que los distritos que más redujeron la pobreza son los que tienen un asentamiento minero o acceso al canon. Por ejemplo, los distritos de Coporaque y Santo Tomás en Cusco, en donde el canon gasífero se incrementó en S/.14 millones y S/.18 millones, respectivamente, la pobreza ha bajado en más de 50 puntos porcentuales. En el distrito de Chavín, en Ica, el canon minero se incrementó en más de S/.2 millones y la disminución fue un poco mayor a 70 puntos porcentuales. Por otro lado, el Banco Mundial, demostró que el gasto promedio de las personas en comunidades en las que existe actividad minera es 10% superior al de quienes viven en comunidades aledañas en las que no hay minería. Pero afirmar que el canon por sí solo, determina la disminución de la pobreza no es exacto Un factor de suma importancia es el incremento del gasto público, como la construcción de carreteras u obras de agua y saneamiento. Más de la mitad de los 32 distritos que más redujeron sus niveles de pobreza incrementó su capacidad de gasto presupuestal. Entre otros se encuentra el distrito de Omacha, en Cusco, el cual logró aumentar su capacidad de ejecución en 24 puntos porcentuales y reducir sus niveles de pobreza en casi 50%. En relación a los Programas Sociales, se señala que un factor que potencia el crecimiento y la disminución de la pobreza. Para el ministro de Economía y Finanzas, Alonso Segura, un 87% de la reducción de la pobreza entre el 2013 y 2014 se explica por los programas sociales y solo 13% se debería al crecimiento de la economía del país.  “El crecimiento es un factor fundamental para la reducción de la pobreza. A medida que el canal de crecimiento se debilita, esa dirección de reducción de pobreza es bastante menos significativa” afirmó. 6 Diario El Comercio, Domingo 04 de Octubre del 2015 14

[close]

Comments

no comments yet