ecos_vol2_no2

 

Embed or link this publication

Description

Revista Escolar de la Facultad de Ciencias Sociales y POlíticas

Popular Pages


p. 1

Claudia Salome Salgado Lara Alondra Alejandra Hernández Flores Luís Fernando Gutiérrez Guzmán Ricardo Rodolfo Retamoza Yocupicio y Esteban Emilio Ramos Barajas Conocimiento y competitividad en México: una visión espacial El comercio exterior en México ¿restringe o acelera el crecimiento? El comercio internacional por tipo de producto y su efecto en el ingreso Indicadores económicos de las remesas durante el periodo 1995-2016 Universidad Autonoma de Baja California Vol. 2 No. 2 Abril-Junio 2017

[close]

p. 2



[close]

p. 3

DIRECTORIO 1 Conocimiento y competitividad en México: una visión espacial 16 El comercio exterior en México ¿restringe o acelera el crecimiento? 26 El comercio internacional por tipo de producto y su efecto en el ingreso 35 Indicadores económicos de las remesas durante el periodo 1995-2016 46 El congreso de Estado de Baja California Dr. Rodolfo Martín Gómez Castellanos Director de la Facultad de Ciencias Sociales y Políticas Dr. Manuel Zavaleta Suarez Coordinador de Posgrado e Investigación Equipo Editorial Dr. Jesús Armando Ríos Flores Editor David Antonio Huante Flores Asistente editorial Carlos Adrian Navarro Silva Asistente técnico Comite Editorial Dra. Erika García Meneses Dr. Jesús Armando Ríos Flores Dr. Manuel Zavaleta Suarez Dra. Marcela Maldonado Bodart Dra. Kenia María Ramírez Meda Las opiniones expresadas en esta revista son responsabilidad de los autores y no necesariamente de la Facultad de Ciencias Sociales y Politicas o de la Universidad Autónoma de Baja California.

[close]

p. 4

CONOCIMIENTO Y COMPETITIVIDAD EN MÉXICO: UNA VISIÓN ESPACIAL Claudia Salome Salgado Lara* RESUMEN Este trabaja presenta un análisis de los efectos de las actividades del conocimiento en la competitividad en los estados de México, utilizando un modelo econométrico espacial. Al principio se generan los índices de las actividades del conocimiento y del índice general de la economía del conocimiento. Una vez que están los indicadores del conocimiento se estima una regresión para verificar la existencia de efectos espaciales, resultando significativo el de rezago espacial. Nuestros resultados indican que existen efectos de difusión espacial entre los estados y su competitividad y ahí la importancia del tema. Palabras claves: conocimiento; tecnología; competitividad; econometría espacial INTRODUCCIÓN El conocimiento, como factor de la producción, juega un papel importante internacionalmente, ya que permite el desarrollo de las industrias mediante redes productivas, abre puertas para nuevas oportunidades de expansión, como insumo para las innovaciones, permitiendo procesos productivos eficientes y eficaces, estimulando asó la competitividad. En este sentido las empresas transitan de economías de escala a un proceso de economías de alcance aprovechando el perfil tecnológico de las regiones. Por medio del conocimiento las empresas, industrias y países generan ventaja competitiva, reflejadas en sus productos tecnológicos y en su bienestar. Por ejemplo los países más competitivos son los que más producen, adquieren, usan y difunden el conocimiento, reflejándose en procesos productivos con mayor alcance tecnológico y por ello su incremento en la competitividad. El conocimiento está relacionado a las mejoras en los procesos productivos de forma sistémica, es decir, todo con lo que contamos hoy es alguna realización del conocimiento pasado. Sin embargo ese conocimiento no es genérico si no especializado por cada industria y región ya que presenta diferentes cualidades. De esta forma para que el conocimiento se mire reflejado en el desempeño económico es necesario un proceso sistémico y sistematizado, donde las variables centrales son la adquisición, producción, aplicación y difusión con aplicaciones en el sector productivo. A partir de los años 90 en México se empieza a tomar relevancia a la producción de conocimiento, la cual estaba concentrada en la Ciudad de México y zonas aledañas. Estudiante de la Licenciatura en Economía de la Facultad de Ciencias Sociales y Políticas: salgado.claudia@uabc.edu.mx 1

[close]

p. 5

La evidencia muestra los centros de investigación surgieron en los años 70 sin embargo, fue hasta la década de los ochenta cuando inició el funcionamiento pleno de los centros de investigación SEP-CONACYT en las entidades, transitando de una concentración nacional a una regional. En la actualidad los efectos conjuntos de las actividades de conocimiento han sido relativamente poco explorados en nivel regional. En este sentido se presentan las siguientes preguntas, ¿qué efectos generan las distintas actividades del conocimiento como la producción, adquisición, aplicación y difusión, en la competitividad? ¿Si surgen efectos de difusión espacial en la competitividad? y ¿cuál fue el ajuste regional ante la crisis económica de 2008? El objetivo central de esta investigación es estimar las actividades del conocimiento en la competitividad y su posible difusión en el espacio. En los objetivos secundarios se encuentran el estimar los indicadores de producción, adquisición, difusión y aplicación, a su vez con ellos determinar un índice general sobre la productividad de la economía del conocimiento en las entidades federativas de México. La hipótesis central es que el efecto directo de las actividades del conocimiento es positivo y asi como su efecto espacial, ya que la difusión espacial vía cooperación e imitación estimula la producción y aplicación del conocimiento al incrementar las redes productivas y los spillovers del conocimiento. Para abordar el tema de análisis el presente trabajo consta de cinco apartados. En el aparado uno se presenta el marco teórico sustentado en la visión de la economía del conocimiento. En el apartado dos se presenta la metodología, basado en una perspectiva econométrica espacial. En el apartado tres se presenta la estructura de los datos para la conformación de las actividades del conocimiento. En los apartados cuatro y cinco se presentan los resultados y las conclusiones respectivamente. LA ECONOMÍADEL CONOCIMIENTO En términos generales la competitividad se basa en las condiciones de los factores y su vinculación, como las estrategias empresariales, las industrias de apoyo o las condiciones de la demanda. Las estrategias de una empresa para obtener una ventaja competitiva dependen del sector industrial y de la región, así mismo, la competitividad de una industria o región está sujeta a las políticas, infraestructura y otros factores que el espacio de ubicación provee. El tipo de actividades que se realizan en una sociedad y el tipo de bienes que se producen determinan el desempeño económico de la misma. Esto se favorece cuando se expanden las empresas que enfrentan demandas dinámicas, las de mayor productividad, mayor efecto multiplicador y las que generen empleos de mayor calidad. Sin duda el tamaño de la empresa es importante, sobre todo por el contexto en que se encuentre la economía, pero la intensidad del conocimiento tecnológico determina su impacto y supervivencia. El sistema empresarial, como una red de conocimiento, se conforma por un conjunto de actores que tienen intereses comunes, sean formales o informales, en la generación y aplicación del conocimiento ya sea para el desarrollo de conocimiento científico, tecnológico o de mejoramiento de procesos productivos. Si bien el proceso de difusión del conocimiento es fundamental para la competitividad regional, es un arma de doble filo. Las decisiones concernientes a la inversión en conocimiento implican una mayor incertidumbre, debido a que el periodo de recuperación es prolongado e incierto. El proceso de difusión es un proceso creativo y no puramente imitativo. Las empresas atraídas por los bajos costos de entrada y por la oportunidad de obtener beneficios elevados, tratan de ser competitivas y moverse dentro de las trayectorias tecnológicas, generando nuevos productos mediante las mejoras técnicas y económicas, que acercan cada vez más los bienes al mercado. 2

[close]

p. 6

En la fase de difusión del conocimiento surge la estandarización como una herramienta necesaria para reducir los costos de producción y en su caso los precios de los productos (Vázquez, 2005). Esto da lugar a que en las últimas etapas de difusión del conocimiento la competencia se base más en el precio que en la novedad del producto. Pero cuando el conocimiento productivo está al alcance de todos los agentes económicos, aparecen nuevas alternativas que mediante la diferenciación de la producción introducen nuevas mejoras en los atributos de los productos que los acercan de manera renovada al mercado. Bajo el enfoque de la economía del conocimiento la competitividad de una región estriba en la eficiencia e interconexión de las actividades del conocimiento, bajo la siguiente forma: Donde IEC es el índice de la economía del conocimiento que refleja la productividad, en términos de las rutinas del conocimiento. Pro es la producción de conocimiento incorporado y no incorporado. Adq es la adquisición del conocimiento externo, ya sea en transferencia vía compra o aprendizaje vía imitación. Apl es la aplicación del conocimiento en el proceso productivo y Dif es la difusión del conocimiento al interior de la economía. Existe suficiente evidencia de que las actividades como la producción…Una de las actividades poco estudiadas dada su dificultad de medición es el de la difusión del conocimiento. Si bien la difusión es un proceso crucial para el desplazamiento de la curva de aprendizaje regional, no es un fenómeno automático, sino condicionado por las capacidades tecnológicas, el funcionamiento interno de las empresas y las regiones y por las relaciones que mantienen con su entorno. En todo sistema económico surgen efectos de crecimiento desequilibrado, aparecen regiones que se desarrollan y otras que se rezagan. En términos intra-regionales las economías se desarrollan por presentar un sistema sofisticado de redes empresariales, capital humano, infraestructura, sistema institucional, etc. Si bien los efectos directos asociados a la estructura económica son fundamentales, también existen efectos indirectos o inter-regionales que acentúan más los efectos positivos o terminan por erosionar la competitividad de dicho sistema (Krugman, 1991). En las actividades del conocimiento, la difusión se presenta en términos intra-regionales asociados a los medios de comunicación, asociaciones empresariales y a las propias dinámicas poblacionales, pero existe un proceso de difusión espacial inter-regional asociado a movimientos poblacionales y de capital, por lo que la función de competitividad regional se presenta de la forma siguiente: Donde la competitividad sigue siendo función del índice de las actividades del conocimiento (IECic) más las externalidades o efectos espaciales (Esp) propiciados por la ubicación y el entorno inter-regional próximo. En el concepto de competitividad sistémica se toma como base el sistema legal, financiero, industrial y social como fundamentos de la competitividad, todos sus resultados se reflejan en la empresa. En este sentido Audretsch y Fristch (1995) destacan que las externalidades son importantes en las decisiones de localización espacial, los agentes económicos no sólo deciden en función de recursos naturales, entorno social o cercanía a un mercado sino también en función de que se presenten o no economías externas. 3

[close]

p. 7

Para Krugman (1991) los flujos de conocimiento son invisibles; no dejan ninguna señal que nos permita medirlos, ni seguirles la pista. Si bien no existe una forma de medición directa de la difusión espacial del conocimiento sí existen métodos indirectos asociados a la movilidad del capital humano y físico, en el sentido de que el movimiento realizado en un lugar genera efectos indirectos en otros. Sin duda se han realizado esfuerzos en medición, pero se han limitado a los mecanismos difusores, ya sea mediante las tecnologías de la información o mediante las publicaciones de las revistas de difusión y divulgación; mecanismos importantes en la difusión de la información, pero limitados ante los efectos difusores del conocimiento vía imitación y aprendizaje, cuya externalidad escapa a las mediciones. Estos efectos espaciales del conocimiento presentan una diversidad de matices ligados a los efectos estructurales y espaciales. En los lugares desarrollados donde se realiza la mayor producción de conocimiento, se presentan efectos directos en el crecimiento económico de su propio desarrollo tecnológico, mientras que el resto de lugares llamémoslos dependientes o imitadores dependen del avance tecnológico de los desarrollados y cuyo éxito en la implementación depende de su capacidad de aprendizaje, siempre que las diferencias de contexto no sean extremas, ya que de ser así el proceso de asimilación incrementa su probabilidad de fracaso (Solo, 1966). Bajo esta visión sistémica, la difusión del conocimiento, es limitada por las capacidades tecnológicas y la distancia; debido a que uno de los medios más importantes de la difusión es la imitación, principalmente vía conocimiento tácito. En este sentido, las capacidades tecnológicas permiten la asimilación, mientras que la distancia determina el volumen de conocimiento que es objeto de difusión, debido a la movilidad de los factores asentados en el territorio y sus relaciones informales como la empatía y los lazos culturales motivados por la migración. Las capacidades tecnológicas de una región dependerán de la fortaleza de su sistema regional de innovación. En este sistema las redes de cooperación son imperantes ya que son las que determinan la difusión espacial del conocimiento (Dei Ottati, 2001). METODOLOGIA Actividades del conocimiento y su medición Para llevar a cabo este estudio empírico se asociaron las variables que presentan características similares, y aunque todas se ven reflejadas en los procesos o productos es difícil determinar cual tiene mayor importancia o en que proceso destaca alguna de ellas, ya que las variables se asocian y cada uno de ellas tiene sus características predominantes. La producción es la invención de conocimiento, el cual consiste en la creacion del mismo el cual por lo general se da por medio de las patentes las cuales podrían ser de residentes o no residentes. La producción se mide por medio de indicadores como las solicitudes de patentes, marcas, modelos y diseños industriales. Mientras que en comúnmente se ve reflejado en la producción de alta tecnología, etc. La adquisición es consiste en la compra o obtención del conocimiento proveniente del exterior, este se puede dar formal o informal. Cuando se habla formalmente hablamos de las compras del mismo por medio del comercio, mientras que los métodos informales o ilícitos son la piratería o la imitación. La aplicación es llevar a la practica el conocimiento que ya fue producido y adquirido, con la finalidad de eficientar la producción, solucionar un problema, mayores utilidades, etc. La difusión del conocimiento consiste en dar a conocer el conocimiento producido y adquirido hacia los más diversos ámbitos. El cual se puede dar por medio de redes sociales, conversaciones, migración, etc. 4

[close]

p. 8

En la medición internacional se presentan problemas de estandarización, debido a las propiedades intelectuales de cada país presenta diferentes características las cuales van ligadas a la competencia, exigencia y calidad, por otra lado también al hacer las transferencias de conocimiento muchas veces las transferencia no se da de un país a otro, sino dentro de la misma empresa buscando beneficiarse así mismo. En México, uno de las restricciones con las que contamos es que no tenemos un control del comercio interno entre estados. Con estas limitaciones en la tabla 1 se presentan las variables consideradas para este estudio. 5

[close]

p. 9

Antes de proceder a agregar las variables en indicadores compuestos, es necesario normalizarlas para evitar la congregación de unidades de medida distintas y la aparición de fenómenos dependientes de la escala. Mediante el re-escalamiento se llevan todas las variables al intervalo [10, 100], empleando la distancia entre los valores máximos y mínimos de cada variable de forma conjunta, dado: .Donde y1,y2,...yt son las variables x1,x2,...xt estandarizadas de la región i en el momento t. El esquema de ponderación elegido consiste en una asignación equi-proporcional de pesos para cada una de las variables, dado que no hay fundamentos sólidos que indiquen la necesidad de ponderarlas discrecionalmente. El cálculo del IEC es el resultado de la agregación de las actividades del conocimiento, de la forma: Donde son los indicadores compuestos de cada actividad del conocimiento, y a su vez es resultado de las variables originales de la forma de las variables estandarizadas dada la función (3) y la tabla 1. En la tabla 2 se presentan los resultados promedio de los indicadores, mientras en la figura 1se presentan estos mismos indicadores en desviaciones estándar geo-referenciados. 6

[close]

p. 10

Ecuaciones y Método La competitividad de una región bajo el enfoque de la economía del conocimiento se sustenta en la eficiencia e interconexión de las dinámicas del conocimiento y sus cualidades. En términos de las actividades, la difusión se presenta en términos intra-regionales asociados a los medios de comunicación y a las asociaciones empresariales, entre otras, mientras el proceso de difusión inter-regional se asocia a movimientos poblacionales y del capital, de tipo espacial. En este sentido las ecuaciones (5 y 6) intentan explicar la competitividad mediante las actividades del conocimiento y la difusión intra e inter regional de la siguiente forma: Donde la competitividad es función directa del KEI, más las externalidades o efectos espaciales propiciados por la ubicación y el entorno inter-regional próximo, las cuales se estiman en modelo econométrico espacial. En la literatura se proponen numerosos estadísticos para el descubrimiento de relaciones de interacción o asociación espacial, siendo el de uso generalizado el I de Moran (Moreno y Vayá, 2002) para el caso de dependencia espacial global, bajo la forma: Donde es el valor de x en la región I,x es la media muestral de x wij son los pesos de la matriz espacial w, N es el tamaño muestral, es la distancia máxima a la que se encuentra la unidad j de la i para considerarse vecinas y z es el valor de contraste de una tabla normal estándar. 7

[close]

p. 11

Un instrumento grafico basado en el I de Moran es el scatterplot (figura 2), con las observaciones de la región i en las abscisas y el retardo espacial en las ordenadas, donde el arreglo de los puntos en los cuatro cuadrantes indica el tipo de asociación espacial presente. Si los puntos están ordenados en los cuadrantes 1 y 3 indican dependencia espacial positiva; mientras los cuadrantes 2 y 4 reflejan dependencia espacial negativa. Si los puntos se encuentran dispersos en el espacio, se presume ausencia de dependencia espacial (Moreno y Vayá, 2000). Los contrastes de autocorrelación global poseen la limitación de no capturar el efecto particular de dependencia, ya que el esquema detectado pudiera no cumplirse para todas las unidades del espacio analizado (Anselin, 1995). Debido a esto, se presentan los indicadores locales de asociación espacial (LISA) para verificar la existencia de clusters regionales, bajo la forma: Donde zi es el valor de la region I de la variable normalizada y Ji el conjunto de regiones vecinas a I. Con signo positivo se presenta el caso de clusters de valores similares alrededor de la region I y viceversa en caso negativo. De acuerdo con Anselin (1995) LISA proporciona una cuantificación del grado de agrupamiento significativo de valores similares alrededor de una observación, mientras la suma de los LISA es proporcional a un indicador global de asociación espacial. Dado que los indicadores globales y regionales son similares, la presencia de un indicador global positivo es congruente con clusters high-high y low-low, mientras que un indicador global negativo es congruente con clusters high-low y low-high. Existen diferentes contrastes para detectar la presencia de dependencia espacial, además de la posibilidad de detectar su tipología. El modelo a seleccionar se determina por dos factores asociados a la dependencia espacial. En primer lugar, es posible que exista autocorrelación espacial sustantiva como consecuencia de la existencia de variables sistemáticas, endógenas y/o exógenas correlacionadas espacialmente. 8

[close]

p. 12

En segundo lugar el efecto de autocorrelación espacial residual puede estar presente como consecuencia de la existencia de un esquema de dependencia espacial en el término de perturbación (Moreno y Vaya, 2000), bajo la forma general siguiente: Donde y es un vector Nx1 de las N observaciones, p es el parametro autorregresivo que recoge la intensidad de las interdependencias entre las observaciones muestralesz, Wy es el retardo espacial de la variable dependiente, B representa el impacto de la variable exógena sobre la variable dependiente, X es una matriz de k variables exogenas, WX es el retardo espacial de las variables exogenas, 8 captura el efecto de la(s) variable(s) independiente(s) sobre la variable dependiente de sus vecinos y u un termino de perturbación aleatoria. Al imponer restricciones a los parámetros se obtienen tres casos particulares (tabla 3): el modelo del error espacial, el modelo del rezago y uno especial que considera ambos casos (Moreno y Vayá, 2000). El modelo SAR es un caso particular cuando que al ser reemplazando en la ecuación espacial general se obtiene en el cual la relación espacial se produce directamente por la presencia de la variable endógena rezagada, mientras que no considera la relación directa entre las características propias de las vecinas con la variable endógena. Por otra parte el modelo SEM supone de modo que En este modelo, la relación espacial se produce por el denominado efecto contagio, donde los choques exógenos se propagan entre las unidades vecinas. En el caso del modelo SARAR que se representa con rezago espacial en la variable dependiente y en el término de error asume un se obtiene: El supuesto del modelo SARAR es que la relación espacial se presenta por dos mecanismos, el primero por medio de la relación directa entre la variable endógena y su rezago espacial. El segundo se produce por choques aleatorios en las unidades vecinas, las cuales tienen un efecto contagio sobre la unidad i. Para confirmar la prescencia del efecto de dependencia son habituales los contrastes basados en los multiplicadores de Lagrange como el test Lmlag y el test Lmle. Cuando la dependencia espacial es referida al termino de error se utilizan los contrastes Lmerr y su version robusta Lmel, ademas del contraste I de Moran. Finalmente, para contrastar la existencia estadística sobre la especificación del modelo se basa en los contrastes de hipótesis que evalúan la relación con las opciones derivadas del modelo espacial general. RESULTADOS La figura numero 2 presentara los estadísticos I de Moran y LISA que resultaron significativos así como sus representaciones gráficas en el scatterplot y el cluster map de LISA, bajo 999 permutaciones, para las actividades de producción, aplicación, adquisición y difusión del conocimiento en logaritmos. Dentro de la figura 2, por medio del estadístico I de Moran el cual fluctúa del -1 al 1, fluctúa entre 0.1752 por lo que se refleja que el total de estados no tienen características similares y dentro del Moral Local, nos refleja que solo Oaxaca, Chiapas y Puebla el centro para un clúster tipo low-low. 9

[close]

p. 13

Por tal motivo tomando encuentra lo anterior podemos deducir lo que las zonas más fuertes principalmente las que cuentan con una relación con Estados unidos, cuentan con una relación vertical con el país vecino, es decir no están relacionados los estados siendo el país vecino el motivo por el cual se consideran competitivos, por ejemplo los estados de la frontera norte aunque presentan indicadores elevados de competitividad suelen asociarse a sus vecinos y no entre si, en el caso de las entidades de Sinaloa y zacatecas o Veracruz cuentan con la dificultad de que están divididos por las sierras en México las zonas montañosas, por otro lado las zonas de la península de Yucatán cuentan con procesos productivos muy diferentes en el caso de Quintana Roo es Turístico mientras Campeche es petrolero. Lo que se mira reflejado en la figura número 2 en el mapa de los clúster podría definirse como la Trampa de pobreza, ya que destacan los estados más pobres lo cual se debe a diversas razones, una de las más importantes es que los estados más próximos son pobres al igual que los de sus alrededores siendo los menos competitivos y sería muy difícil competir o bien salir de la pobreza una de las posibles soluciones seria ahorrar pero para ello se necesitan varios estados, lo qua ocasiona que sea muy difícil tener clúster con rendimientos positivos que es lo que buscamos para salir de la trampa de pobreza. En la tabla del anexo 1 se muestran estimaciones de prueba para el índice de competitividad, para el cual se realizaron 5 regresiones para los años 2006, 2008, 2010, 2012, y 2014, en las cuales todos los indicadores son significativos, y las hipótesis nulas fueron aceptas para los casos de heterocedasticidad y multicolinealidad lo que indica que no violan los supuestos, en el caso de la autocorrelacion la hipótesis nula fue rechazada en 2006, 2012 y 2014 con la prueba de Moran's I. El estadístico de Moran es la ausencia espacial cargado al modelo de error en el espacio. En la siguiente tabla se presenta el mismo modelo añadiendo la variable espacial con el objetivo de corregir el mismo. 10

[close]

p. 14

Dentro de la tabla las regresiones representan que todas las variables son significativas para los años 2006, 2012 y 2014 por lo que se considero el efecto espacial para las regresiones, donde lambda tiende a ser positiva lo que quiere decir que el efecto se mira reflejado espacialmente, por consiguiente la ubicación tiene influencia en la competitividad. Sin embargo el mayor término es el de los pobres, la zona en la que están y conforme pasa el tiempo considerando por los factores coyunturales se podría considerar que se incrementa el efecto espacial. Se podría deducir que debido a los efectos estructurales de la crisis en los años 2008 y 2010 no hay efecto al posible movimiento que género la crisis en el mundo y México no fue la aceptación. Por otro parte podemos comparar los r2 del cuadro 3 y 4 donde en el cuadro 4 consideramos el efecto espacial y suben fluctuando ente 0.57 en 2006 hasta 0.64 para el 2014. En la tabla del anexo 2 se muestran estimaciones de prueba con las actividades de conocimiento en las cuales se descarto la difusión debido a que si se consideraba se violaba al MCO. Dentro de las cuales se considero para las regresiones de los años 2006, 2008, 2010 y 2012 con las variables de adquisición y producción. Para el año del 2006, solo contamos con una variable significativa la cual sería la producción , y las hipótesis nulas fueron aceptas para los casos de heterocedasticidad y multicolinealidad lo que indica que no violan los supuestos, en el caso de la autocorrelacion la hipótesis nula fue rechazada, al igual que en el año 2008. En el caso del 2010 y 2012, todas las variables son significativas las hipótesis nulas fueron aceptas para los casos de heterocedasticidad y multicolinealidad lo que indica que no violan los supuestos, en el caso de la autocorrelacion la hipótesis nula fue rechazada, y en el caso del 2014 se considero producción y aplicación, y al igual que los anios anteriones contmaos con problemas en la autocorrelacion En la siguiente tabla se presenta el mismo modelo añadiendo la variable espacial con el objetivo de corregir el mismo. 11

[close]

p. 15

Dentro de la tabla las regresiones se considero el efecto espacial para las regresiones, donde lambda tiende a ser positiva lo que quiere decir que el efecto se mira reflejado espacialmente, por consiguiente la ubicación tiene influencia en la competitividad. Sin embargo el mayor término es el de los pobres, la zona en la que están y conforme pasa el tiempo considerando por los factores coyunturales se podría considerar que se incrementa el efecto espacial, al igual que el R2. CONCLUSIONES Los estadísticos de Moran indican la existencia de efectos espaciales estadísticamente significativos para la competitividad. Los contrastes de Moran y LISA dejan prueba de que las actividades del conocimiento, tanto individualmente como en forma conjunta no se distribuyen de manera aleatoria, sino que el espacio donde se produce, adquiere, difunde y aplica el conocimiento se ve afectado o favorecido, según sea el caso, por las características de los estados vecinos. En todos los casos de las actividades del conocimiento y la competitividad, de los indicadores locales, la región significativa es low-low localizada en Oaxaca, Chiapas y Puebla. En términos de los efectos de las actividades del conocimiento en la competitividad todas las actividades y el IEC resultaron positivos. Antes de 2008 los efectos espaciales del conocimiento eran débiles y orientados a efectos espaciales de tipo error espacial, es decir asociado al lugar en que te encuentras. Después de 2008, dado que la economía mundial pasaba por un proceso de re-ajuste los efectos espaciales comienzan a presentar efectos significativos. 1 12

[close]

Comments

no comments yet