boletín murialdo junio 2017

 

Embed or link this publication

Description

boletín de la familia de Murialdo de España de junio 2017

Popular Pages


p. 1



[close]

p. 2

Rebosad de alegría Carta circular del Superior General, P. Mario Aldegani en la fiesta de S. Leonardo Murialdo Estimados hermanos, Os escribo en la fiesta anual de nuestro Fundador. Es una fiesta especial, en un año muy particular. Es una fiesta especial porque, junto a San Leonardo Murialdo, recordamos y veneramos también a un hijo suyo y hermano nuestro, P. Juan Schiavo, del que estamos preparando su beatificación, que se celebrará en Caxias do Sul el próximo 28 de octubre. El Beato P. Juan Schiavo nos testimonia que la aventura de la santidad es posible para todos y nos compromete a tomar muy en serio las palabras de nuestro Fundador: “¡Haceos santos y... rápidamente!”. Es un año particular porque, mientras profundizamos el tema del “Carisma para construir la familia”, con la intención y el deseo de reforzar la conciencia y la alegría de pertenecer a una “Familia Carismática”, estamos preparando, junto a toda la Iglesia, el Sínodo de los jóvenes de octubre de 2018 y estamos poniendo en marcha como Congregación el “periodo capitular” que culminará en el Capítulo General XXIII, de junio de 2018, en Quito. P. Juan Schiavo 1. En la alegría de la Pascua e incluso en un mes de mayo para nosotros lleno de dones con las ordenaciones sacerdotales, diaconales y las profesiones perpetuas en las diferentes provincias, he detenido el corazón en el texto de la estupenda carta de Pedro, que hemos proclamado en el tiempo pascual. “Por ese motivo, rebosáis de alegría, pero es preciso que todavía por algún tiempo tengáis que soportar diversas pruebas”… (1P 1,6). En la fiesta de nuestro Fundador subrayo para todos nosotros la invitación a rebosar de alegría. La expresión “rebosad” indica esa plenitud que recuerda aquella de las ánforas llenas hasta derramarse, que María manda llenar en Caná y que, luego, Jesús transforma en el vino de la alegría y de la fiesta. Para nosotros no puede existir la alegría más que en la “plenitud” de una relación con el Señor Boletín informativo de la Familia de San Leonardo Murialdo y las AMA’s Josefinos de Murialdo Callejón de Infantes, 2 19250 SIGÜENZA (GU) *** a.muelas@murialdo.net *** www.murialdo.es www.murialdo.org

[close]

p. 3

capaz de dar sentido a todas las vicisitudes de la vida, incluso a las pruebas, porque “La alegría del Evangelio llena el corazón y la vida entera de los que se encuentran con Jesús (…) Con Jesucristo siempre nace y renace la alegría” (EG 1). Somos gente de Pascua, custodios y mensajeros de alegría. Es la alegría de saber que Jesús “camina con nosotros”, en nuestros caminos a veces llenos de desilusión y miedo, como los de los discípulos de Emaús, adaptando la velocidad de Su alegría a la lentitud de nuestros pasos tristes. Es, ante todo, la alegría de la consagración. La alegría de una vida interior intensa y auténtica, verdaderamente capaz de interpretar las vicisitudes de la existencia dentro las certezas y la alegría que plasman nuestra existencia. Dios nos ha llamado, nos ha consagrado, sin considerar mínimamente nuestros méritos, exclusivamente por Gracia, sólo por Gracia. El Señor nos sostiene en cada paso, nos levanta con su misericordia, nos infunde siempre confianza ante el futuro. Nos invita a no tener miedo, a no dejarnos turbar, más bien a desafiar a la esperanza tocando con las manos los signos de sus clavos, a caminar, a veces, incluso en la oscuridad sin desanimarnos. Es la alegría de la comunión. Tenemos una familia, somos una familia de hermanos. Y, en el carisma compartido, de hermanos y hermanas. La familia no es un ideal, sino una “realidad viviente”, con sus debilidades y sus milagros cotidianos. No es un lugar de perfección, sino de misericordia y de perdón. Es así en todas las familias. Y, por tanto, también en la nuestra. Pero la alegría de lean claosmfuantiigóans cyoennsilsategerancisaabdeerlqousedínaos yesdtaeml os solos, somos un pueblo, una comunidad camino. Queramos bien, por tanto, a esta familia, que el Señor nos ha dado, amémosla con su historia rica de santidad, con su presente lleno de fecundidad, con su futuro rebosante de promesas. Amémosla incluso en sus fragilidades, que son también las nuestras. Es la alegría de la misión. Una misión sencilla y maravillosa, que nos ha dejado S. Leonardo Murialdo y que nos ha conquistado el corazón y la vida: educadores cristianos de los jóvenes, especialmente pobres. ¡La vida de un josefino de Murialdo carece de sentido y de alegría si los jóvenes no están en sus pensamientos, acciones y oración! Creo que si llevamos en el corazón esta

[close]

p. 4

alegría ofreceremos a los jóvenes el servicio más importante porque seremos como páginas abiertas de Evangelio, les daremos esperanza y confianza en la vida y en el futuro, a menudo difíciles para ellos. Y seremos también atrayentes: la alegría es contagiosa; nos hace bien cuando encontramos personas alegres, serenas, buenas, confiadas, generosas. Somos así todos nosotros, cuando alimentamos en el corazón la alegría de la consagración, de la comunión y de la misión. 2. Estamos preparando con toda la Iglesia el Sínodo de 2018. Creo que sea una especie de “llamada” para nuestra Congregación, que comienza con la conferencia interprovincial del próximo mes de junio en Méjico el período capitular. “Los jóvenes, la fe y el discernimiento vocacional”: para nosotros, hijos de Murialdo, es como hablar nuestra propia lengua, saborear nuestro pan. Os invito a participar en todas las formas posibles en este camino de la Iglesia que quiere escuchar a los jóvenes, “colocarlos” en el centro (¡expresión muy familiar para nosotros desde… hace mucho tiempo!) y, como ha dicho el Papa Francisco, hacerlos protagonistas del próximo Sínodo. ¡Quién sabe si seremos capaces de darles protagonismo también en nuestro inminente periodo capitular! Por la intercesión de San Leonardo Murialdo y con la fuerza de vuestra oración, el Señor nos ilumine para entrever el camino de nuestro futuro, construyéndolo a partir de nuestro presente, como una comunidad de consagrados en la Familia de Murialdo, testigos del amor misericordioso de Dios, cerca de los jóvenes, a su favor, con la alegría del Evangelio. Les saludo a todos con afecto y viva cordialidad, en el vínculo fraterno que nos une como hijos de San Leonardo Murialdo.

[close]

p. 5

Junio, mes del Sagrado Corazón de Jesús Gemma Viguri “El viernes siguiente al segundo domingo después de Pentecostés, la Iglesia celebra la solemnidad del Sagrado Corazón de Jesús. No hay duda de que la devoción al Corazón del Salvador ha sido, y sigue siendo, una de las expresiones más difundidas y amadas de la piedad eclesial”. Según el Directorio sobre la Piedad Popular y Liturgia de la Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos sigue vigente el culto al Sagrado Corazón de Jesús en nuestros días dentro de la Iglesia. Es quizá en nuestro entorno donde se van perdiendo estas prácticas devotas que todavía no hace muchos años era corriente celebrar con gran aceptación y participación popular. Terminamos el mes de mayo, mes de María, mes de las Flores. ¿Quién sigue practicando esa devoción? ¿Dónde se sigue rezando a María con fervor en este mes? Quizá en el afán por seguir con diligencia la directriz de la Constitución Sacrosanctum Concilium sobre la necesidad de que “el espíritu de los fieles se dirija sobre todo, a las fiestas del Señor, en las cuales se celebran los misterios de salvación durante el curso del año”, esta forma de piedad popular se está perdiendo. Pero situémonos en el mes actual, junio: mes del Sagrado Corazón de Jesús. Y hago la misma reflexión y las mismas preguntas: a nivel personal, ¿quién sigue practicando esa devoción? A nivel comunitario, ¿dónde se sigue rezando al Sagrado Corazón en su mes? En muchas de nuestras casas y de nuestras comunidades parroquiales se hacía hasta no muchos años... Por medio de estas líneas quiero recordar algo de lo que nos enseñaron nuestros mayores y que algunas personas hoy recordamos con cariño.

[close]

p. 6

Desde el primer día del mes de junio se trasladaba desde su hornacina y se entronizaba la magna imagen del Sagrado Corazón en el lateral del presbiterio sobre una peana. Componía un sencillo altar rodeado por dos candelabros con sus velas y cuatro grandes floreros repletos de azucenas. Mi olor del mes de junio. Al terminar el Rosario de cada día se cambiaban las Letanías a la Virgen por las Letanías del Corazón de Jesús, aprobadas en 1891 para toda la Iglesia, de un contenido marcadamente bíblico. Seguidamente, la Eucaristía, y como acción de gracias tras la Comunión, la consagración personal, que, según Pío XI, “entre todas las prácticas del culto al sagrado Corazón es sin duda la principal”. Antiguamente existía la novena de preparación para su día. En época más reciente se resumió en un “triduo preparatorio”. Funciones que contaban con su homilía de catequesis sobre todo lo que significa el amor del Corazón de Cristo a su Iglesia y a sus fieles. Llegado ese “...viernes siguiente al segundo domingo después de Pentecostés...” tras el Rosario, la Santa Misa -lo más importante del día- que concluía con una función eucarística de exposición del Santísimo y procesión con la custodia por los distintos altares.Antes se hacía por las calles de la Ciudad. Después quedó reducida al interior del templo. Y finalmente ya despareció... En mi entorno próximo, algún año pasado y cercano aún en el tiempo, en la Misa diaria no se mencionó ni la festividad del día. Aunque sólo sea nivel personal, que cada AMA dirija en este mes su oración vocacional al Padre por la intercesión del Sagrado Corazón de Jesús. Y por mediación, también, del Corazón Inmaculado de María, que se celebra al día siguiente de la solemnidad del Sagrado Corazón de Jesús. Son unas festividades que la Iglesia sigue celebrando y que no deben perderse.

[close]

p. 7

Madrid Parr. N. S. del Recuerdo FIESTAS DEL RECUERDO DEL 18 DE MAYO AL 3 DE JUNIO. CAMPAMENTO URBANO DEL 3 AL 16 DE JUNIO

[close]

p. 8

Azuqueca 60 niños y niñas han recibido a Jesús por primera vez, en el mes de mayo, en la Parroquia de la Santa Cruz Procesión de San Isidro labrador, en Valdepeñas de la Sierra

[close]

p. 9

Orduña Fiesta de San Leonardo Murialdo en el Colegio Ntra. Sra. de la Antigua

[close]

p. 10

Madrid - S. Raimundo CELEBRANDO LA FIESTA DE SAN LEONARDO MURIALDO GRUPO TERESIANO CAVESTANY, DE EXCURSIÓN A SAN AGUSTÍN DE GUADALIX

[close]

p. 11

DIFUNTOS: ORDUÑA: + MARTINA VILLACIAN, hermana de Casilda del grupo S. Leonardo Murialdo. + ANTONIO OYARZABAL GARIN, cuñado de Carmen Zarauza del grupo S. Pablo. + BEGOÑA GARCIA, del grupo S. Ignacio de Loyola. + DOLORES GONZÁLEZ LLAMA, hermana de Rosario del grupo S. Juan Bautista. AZUQUECA: + MARÍA DOLORES LAFÓN PÉREZ Dales, Señor, el descanso eterno y brille para ellos la luz perpetua. Descansen en paz. Amén. DONATIVOS: AVISOS AZUQUECA: AMA’s mayo: 100,00 € ORDUÑA: Donativo: 20 € Grupo S. Juan Bosco: 125 € ORDUÑA: Este mes se retrasa la Misa una semana y será el jueves 22 de Junio a las 6`30 horas de la tarde.

[close]

p. 12

Este año celebran sus Bodas de oro sacerdotales D. Rino Busolo, D. Odilón Pazmiño, D. Julio Bertoldi y D. Adrián Bellotto 12

[close]

Comments

no comments yet