Revista Terral - Número 24

 

Embed or link this publication

Description

Número 24 de la revista cultural Terral

Popular Pages


p. 1



[close]

p. 2



[close]

p. 3

Sumario número 24 Sumario Terral 24 ©Todos los derechos reservados - ISSN 2253-9018 Edición: Lola Buendía López – Enrique Bodero Moral Equipo de redacción: Ramón Alcaraz, Enrique Bodero, Lola Buendía, Erena Burattini Diseño de portada: Enrique Bodero Imagen de portada: Detalle de escultura. Exposición: Los espacios habitados. Autor: Enrique Bodero. Editorial y maquetación: Lola Buendía – Juan Canales Colaboradores en este número: Cine: Ramón Alcaraz – Cinexplicable: Andréi Tarkovski: uno de los grandes directores de la historia del cine. Lola Buendía - Festival de cine de Málaga Opinión/ Reflexiones: Erena B. Burattini – Muchas preguntas Carmen Cantillo – Yo no quiero ser princesa Crítica literaria: Lola Buendía – CONVERSANDO CON ANDRÉS NEUMAN EN LA BIBLIOTECA DE ARROYO DE LA MIEL: Ángel Silvelo – ADELAIDA GARCÍA MORALES, EL SILENCIO DE LAS SIRENAS: EL ABISMO DEL SILENCIO QUE BUSCA EL AMOR Ricardo Guadalupe – Mario Vargas Llosa. La ciudad y los perros

[close]

p. 4

Sumario número 24 Poesía: Coordina: Aurora Gámez Enríquez Poetas: Alfredo Mª Villegas Oromí Rocío Cardoso Relatos: Juan Ignacio Pérez – El caminante Esperanza Liñán –Ella Ser escritora: Mar Solana – Los Bloqueos del Escritor…o las Pausas del Alma Flamenco: Rafael Silva Martínez– Sobre el origen de la denominación Flamenco (VIII) El viajero: Pepa Jiménez Calero – Ámsterdam, ciudad de las hadas Erena B. Burattini – Un templo vegetal Arte para recomendar: Carmen Andújar / Erena Burattini La otra realidad: Mariano J. Vázquez Alonso – Carl Gustav Jung. El Gran terapeuta Diseño web: Juan Canales Molina

[close]

p. 5

CINEXPLICABLE (Ramón Alcaraz García. www.tallerliterario.net) Cine/Terral 24 ¿Sabías que Tarkovski, con solo 7 largometrajes, es uno de los grandes directores de la historia del cine? Andréi Tarkovski nació en la Unión Soviética en 1932 y murió en París en 1986. Con solo 7 películas, y haciendo un cine nada comercial, este actor, autor y director es un referente de la cinematografía. Se negó a seguir patrones culturales y se opuso a los dictados de su país (la URSS), lo que lo llevó el exilio. Su mejor alumno, Ingmar Bergman, decía de él que era el mejor director de todos los tiempos, y esa admiración la compartían, entre otros, Kurosawa o Rosellini, e incluso su obra fue defendida por Sartre. Su primera película, La infancia de Iván (1962), ganó el León de Oro del Festival de Venecia y recibió la atención de la prensa internacional. Después, las autoridades soviéticas le quitaron el dinero para adaptar El idiota de Dostoyevski y le prohibió rodar el Evangelio de San Lucas. El 1966 terminó Andrei Rubliov, una historia épica de más de tres horas que en realidad trata del terror de los mongoles y tártaros en el siglo XV. Fue prohibida en su país por su violencia y el trato del personaje que da título a la película (un religioso y pintor iconógrafo ruso). Incluso, las autoridades soviéticas exigieron al festival de Cannes que el pase de esta la película se hiciera a las cuatro de la mañana del último día, para evitar que fuera siquiera nominada a ningún premio. Su tercera película es la más conocida: Solaris (1975), por la divulgación de la URSS frente a 2001, Odisea del espacio, de Kubrick. En realidad, Tarkovski aceptó esta película porque le interesaba seguir trabajando. Gracias a ello llevó adelante El

[close]

p. 6

Cine/Terral 24 espejo (1975), que relata mucho de su propia vida. De Solaris opinaba que era su obra menos lograda, porque no pudo liberarse de las reglas de la ciencia ficción. En 1979 sufrió un gran fracaso con Stalker (también titulada La zona en países de habla hispana), un magnífico thriller psicológico de ciencia ficción. Rodado en zonas de residuos químicos, gran parte del negativo se perdió en el revelado. Después de rodar durante un año, el problema fue que los laboratorios de Moscú desconocían el tipo de película Kodak usado en exteriores. Solicito que le rembolsasen el dinero y eso casi le cuesta la cárcel. Además, su ingeniero de sonido aseguraba que el estar expuesto a lugares contaminados es lo que le causó el cáncer de pulmón que acabó con su vida. Las discrepancias con su país lo impulsaron a emigrar a Italia, donde rodó Nostalgia (1983), título muy significativo tras abandonar su querida tierra, y después a Suecia, donde hizo su obra póstuma: Sacrificio (1986), sobre la llegada de la Tercera Guerra Mundial, que montó desde la cama de un hospital de París, ya muy enfermo. Su mujer se negó a que fuera enterrado en la URSS, que tanto les había hecho sufrir. Sus restos quedaron en el cementerio para inmigrantes rusos en Francia. Entonces fue ensalzado y homenajeado en su país y su obra enseguida pasó a ser venerada. El legado de Tarkovski se caracteriza por la extrema exigencia en sus proyectos, sus teorías sobre el arte en general y sobre el cine (que recoge el libro Esculpir en el tiempo). Se negó a lo comercial, a la instrumentación política y a la censura, y buscó potenciar al máximo las posibilidades perceptivas a través de la cámara, con un profundo trasfondo filosófico, ético y psicológico. Sus temas indagan en la búsqueda de respuestas sobre la vida, la decadencia espiritual de la sociedad de su tiempo, y la incapacidad del ser humano ante la tecnología (¡qué pensaría si viviera ahora!). Un sentimiento recurrente en su obra es la soledad. Él daba este consejo a los jóvenes: “Aprendan a estar solos”. Para él, el rechazo cultural a la soledad privaba a las personas de disfrutar lo que nos ofrece: “Me parece que uno de los fallos entre los jóvenes es que intentan reunirse alrededor de eventos que son ruidosos, casi

[close]

p. 7

Cine/Terral 24 agresivos. Este deseo de reunirse para no sentirse solos es un síntoma desafortunado. Cada persona necesita aprender desde la infancia cómo pasar tiempo con uno mismo. Eso no significa que uno deba ser solitario, sino que no debiera aburrirse consigo mismo; porque la gente que se aburre en su propia compañía me parece que está en peligro en lo que a autoestima se refiere”. Del cine, lo que más le fascinaba era la capacidad de fijar el tiempo. Decía: "La auténtica imagen cinematográfica (entre otras cosas) no solo vive con el tiempo, sino que el tiempo también vive gracias a ella". Es difícil recomendar ver películas de un autor, además soviético, que se reconoce anti comercial y que busca la poesía visual; pero el cine es un arte y como tal se debe alejar en sus principios de todo lo convencional. Me sentiré satisfecho si este artículo despierta el interés de alguien sobre este director, o al menos para que se conozca brevemente su obra y su trayectoria. Él resumía así sus intenciones: "Hay que dejar claro que las normas ordinarias del cine comercial y las producciones televisivas corrompen al público de forma imperdonable, porque le roban cualquier posibilidad de contacto con el arte".

[close]

p. 8

Cine/Terral 24 Lola Buendía El Festival de Málaga en Español (FMCE), es una muestra cinematográfica celebrada anualmente en Málaga, España, en el mes de abril o marzo. Además de proyectar los estrenos más relevantes del año del cine español, se premian las mejores películas del año y se conceden galardones honoríficos. El galardón principal es la Biznaga de Oro. El pasado 17 de Marzo dio comienzo el vigésimo Festival de cine de Málaga. 10 días de cine en español con un amplio programa de películas y actividades paralelas. En esta edición hemos visto cine latinoamericano en la Sección oficial de largometrajes. En esta celebración se apostó por la reinvención: único festival que apuesta seriamente por el cine español y presentarse con una imagen más rigurosa y de seriedad. Las tres biznagas de oro se han otorgado de la siguiente manera: Biznaga de Oro al mejor largometraje español: 'Verano 1993', de Carla Simón, el filme cubano 'Últimos días en La Habana', de Fernando Pérez, ha logrado la Biznaga de Oro al mejor largometraje iberoamericano. El actor malagueño, Antonio Banderas, ha conseguido la Biznaga de Oro Honorífica al corazón de Málaga, en el acto de clausura del festival.

[close]

p. 9

0pinión/Terral 24 Muchas preguntas Erena B. Burattini Se me han perdido las respuestas a una infinidad de preguntas. ¿Qué es lo que lleva a la gente de derechas y a las de cierto nivel socioeconómico a tener siempre la razón? Niegan a rajatabla cualquier error que cometan por nimio que sea, y cuando están encharcados hasta el cuello claman con vehemencia su inocencia. ¿Será que desde las alturas la verdad no se vislumbra? ¿Cómo es posible que con un sin fin de directivos de alto nivel, políticos, asesores, instituciones de la más variada gama y lujo, y mil etcéteras Europa esté como esté? No quiero ni imaginar el coste que significa mantener este macro entramado europeo para que muchos ciudadanos de a pie estén siendo marginados. Más de lo mismo en nuestro país. ¿A eso le llaman vocación de servicio y a tan alto precio? El vértigo de las alturas lleva a la caída libre. Siria con sus masacres nos descompone. Casi todos los países del mundo están adheridos a la OPAQ (Organización para la Prohibición de Armas Químicas) menos unos 7. ¿Será verdad esto que se afirma o solo relleno para titulares? Lo que sí está claro es que quedan remanentes en algunos países. ¿Qué puede incitar a alguien a usar diabólicos métodos para exterminar seres humanos a discreción? Difícil encontrar una respuesta. Se habla de falta de decoro en el parlamento. Es cierto que escasean las buenas formas. Sin embargo, ¿qué es más sano o democrático: guardar la postura de las efigies para ocultar la verdad o la espontánea y rebelde reacción

[close]

p. 10

0pinión/Terral 24 (sin estridencias groseras) en defensa de un mínimo de transparencia y justicia social? El Brexit mete en el ring al Peñón y a España. ¿Qué saldrá de este pugilato? ¿Un paraíso fiscal reforzado? El reality show se ha escapado de las pantallas, ya lo vemos en el cada día. Uno de esos personajes del espectáculo ha sido elegido presidente del país más poderoso del mundo. ¿Será este y otros síntomas signos del fin de una Era?

[close]

p. 11

Opinión/Terral 24 YO NO QUIERO SER PRINCESA Carmen Cantillo Valero El pasado 11 de octubre aparecía esta imagen en la red social Facebook. Una niña portaba un cartel con el lema “Yo no soy una PRINCESA… ¡SOY UNA GUERRERA!... y voy a ser la mujer que me dé la gana de ser”. Este post surge a raíz de que el día 11 de octubre fuera declarado -en 2011- el Día Internacional de la Niña por la Asamblea General de Naciones Unidas. Al conmemorar este día se hace visible que existen millones de niñas talentosas que no pueden desarrollar su potencial a causa de la violencia, la discriminación y la falta de oportunidades (en 2016 se estima que más de 1.100 millones de niñas menores de 18 años están preparadas para afrontar el futuro). A los pocos minutos de publicarse este mensaje, su imagen se viralizaba en Facebook (se compartía 8012 veces), provocaba acalorados

[close]

p. 12

Opinión/Terral 24 debates (128 comentarios con sus correspondientes respuestas). Al parecer era una imagen impactante que no dejaba indiferente al público digital que reaccionaba con pasión (se pulsaron 13.416 reacciones divididas entre: “me gusta”, “me encanta” y “me divierte”). Está claro que se trataba de una publicación que no pasaba inadvertida y que levantaba ampollas entre un amplio sector de la sociedad, como así lo demuestran los comentarios y respuestas vertidas en esta red. Las críticas acerca de la utilización de la niña, de la obligación impuesta para tener que decidir entre la dicotomía de ser princesa o ser guerrera, de la privación de la infancia y, en definitiva, de la libertad de elección, eran las categorías más recurrentes. Aparecían personas en defensa del derecho de ser Princesa, entendido éste como una cualidad distintiva del libre pensamiento para el género femenino. Entre las peculiaridades de las reflexiones y réplicas que ocasionó este post se puede recalcar ese determinismo donde la sociedad patriarcal reserva a la mujer un futuro autoritario acordado por y para el hombre. Un decreto heredado como consecuencia de la asimilación acrítica de contenidos infantiles que nos recordaban nuestro lugar como “princesa de cuentos” y que se convirtió en un magisterio poderoso para transmitir la ideología sexista y sus estereotipos. Aquí las industrias del entretenimiento siempre han jugado un importante papel como agentes educativos muy eficaces para transmitir y mantener los valores dominantes en la sociedad, partiendo de la base de la no-consideración de la mujer como un ser humano de pleno derecho. En ningún ámbito se ha considerado a la mujer en un plano de igualdad tal como el hombre. “… al estar la mujer constituida como una entidad negativa, definida únicamente por defecto” (Bourdieu, 2000). La base de la construcción simbólica e imaginaria de la mujer está en la creación de un estereotipo, que fundado en la otredad la haga un ser diferente, pero en inferioridad de condiciones, al hombre, una Princesa, y así se reproduce ahora en los acalorados debates que se producen en las redes sociales. Del mismo modo que Pierre Bourdieu nos recordaba que las mujeres sólo pueden aparecer en el orden social como un símbolo cuyo sentido

[close]

p. 13

Opinión/Terral 24 se constituye al margen de ellas, cuya función es contribuir a la perpetuación o aumento del capital simbólico poseído por los hombres, en este caso, se planificaba el futuro de las niñas, ahora en su día y, como siempre, sin ser tenidas en cuenta, eternizando su lugar en la sociedad y su espacio en el mundo. Igual que Simone de Beauvoir desenmascara los elementos ideológicos incluidos en los distintos ámbitos sobre los que se gesta el concepto de mujer (biología, psicoanálisis, materialismo histórico, historia, etc.), comprobamos en estos comentarios que surgen tras la visualización de una imagen con mensaje que esa misma conceptualización de La Otra sigue estando aún vigente y que se utiliza para transmitir y reproducir una ideología androcéntrica. Vivimos tiempos y espacios de comunicación donde se planifica una realidad al servicio de los intereses hegemónicos, androcéntricos, por supuesto y, bajo el espejismo de la libertad; sin embargo, corremos el riesgo de reproducir el orden establecido. Donde, a fin de cuentas la invisibilidad del poder garantiza ese orden y el poder de quienes lo establecieron. La realidad está mediada por unos signos que -desde siempre- han proliferado y saturado la capacidad de procesamiento humano. Por eso, para salir de ese bucle dialéctico y provocar la reflexión propuse una serie de cuestiones que incidieran sobre la importancia de saber seleccionar la información, contrastarla y valorarla. Algo, que ya Umberto Eco (1999) nos propuso al hablar de las guerrillas semiológicas, para que al pasar de la pasividad hipnótica supiéramos distinguir las ideologías invisibles en este compendio transgresor de una imagen cargada de significado. Algo, que en este caso hiciera reflexionar sobre la libre elección que se reserva a las mujeres.

[close]

p. 14

Opinión/Terral 24 Algo, que provocase una insumisión con la que esas niñas que conmemoraban su día se planteasen transformar la sociedad, pues, de lo contrario estarán y estaremos bastante lejos de ocupar un lugar en el mundo. Bibliografía: Beauvoir, S. d. (1999). El segundo sexo - V1 – Los hechos y los mitos. Madrid. Ediciones Cátedra. Bourdieu, P. (2000). La dominación masculina. Barcelona. Anagrama. Eco, U. (1999). La estrategia de la ilusión. Barcelona. Lumen. Entrada de Facebook e imágenes en: https://www.facebook.com/izquierda.unida/photos/a.184127508866.126978 .74858103866/10154117302148867/?type=3&theater (Fecha consulta: 13 de abril de 2017).

[close]

p. 15

Crítica literaria/Terral 24 Conversando con Andrés Neuman en la Biblioteca de Arroyo de la Miel Por Lola Buendía Directora de la revista cultural Terral www.revistaterral.com Escritor, traductor, poeta, gran conversador, viajero, innovador del lenguaje… (No sé si en ese orden). Citas: La ficción es más real que la realidad. Ser escritor es estar incómodo en el mundo y enamorado de las palabras. El autor y el lector son compañeros de viaje. Andrés viaja sin ver, pero no pierde detalle. No existe para él la hoja en blanco. Su método es trabajar, trabajar y buscar la perfección. El encuentro con el autor es a las 7 de la tarde en la biblioteca. La directora ha ido a recogerle al autobús que le trae de su Granada. Quedan pocos minutos. Mari Carmen, tengo que ir al hotel, le interpela Andrés que viste con ropa ligera, casi de verano. Imposible, Andrés, no tenemos tiempo. ¡Qué frio he pasado en el viaje, el aire acondicionado estaba a tope!, comenta el viajero. Yo venía a la Costa del sol, pero hoy diluvia. Un café le reconforta y en seguida se pone en marcha. Aún conserva su melena y sus gafas quevedescas, como yo lo recordaba. Nos presentan. Raúl y Lola te van a acompañar en la mesa. La concejala de cultura llega, saludos, breve esbozo del acto, el público espera. Mientras bajamos, alguien comenta que ha encallado una Ser escritor es estar incómodo en el mundo y enamorado de las palabras

[close]

Comments

no comments yet