Bandera Socialista

 

Embed or link this publication

Description

Edición especial febrero 2017

Popular Pages


p. 1

Bandera Socialista FEBRERO- 2017 SUPLEMENTO NACIONAL ÓRGANO DE PRENSA DEL PARTIDO SOCIALISTA DE LOS TRABAJADORES 01 CORRUPTOS ¡PAREMOS EL SAQUEO DEL PAÍS POR PARTE DE CORRUPTOS Y GRANDES CORPORACIONES! ¡Investigación a fondo y cárcel para los corruptos y corruptores! ¡Anulación inmediata de los contratos y concesiones a las empresas de la corrupción! El caso Odebrecht ha puesto al descubierto de qué forma los ricos y los corruptos de alto vuelo vienen saqueando al país, como no se veía desde cuando los “vladivideos” mostraban los cerros de dólares que se movían en la época de la dictadura Fujimori-Montesinos. Por su envergadura, el Lava Jato peruano profundiza la crisis política en el país al estar involucrados los últimos tres gobiernos “democráticos”, potencialmente el fujimorismo con una raya más en su largo historial criminal, y alcanza en lo personal a Pedro Pablo Kuczynski, por su condición de activo ministro de Toledo en el periodo 2001-2006. Hoy, desde el gobierno, PPK está más centrado en defender a la empresa y seguir entregando el país, y busca la impunidad de los corruptos. En la lucha contra la corrupción, que sangra a nuestro país atacando principalmente a los más pobres, los trabajadores, la juventud y el pueblo no tenemos a nadie en quien confiar, solo en nuestras propias fuerzas, en nuestra organización gremial y política; y esta lucha nos enfrenta al gobierno patronal y su plan neoliberal. Odebrecht admitió, según documento de la justicia norteamericana, que pagó coimas en Perú por 29 millones de dólares entre 2005 y 2014, pero todo indica que esa es solo una pequeña parte (ahora se sabe que, solo Toledo, recibió 20 millones por dar vía libre a la Interoceánica Sur). Está por conocerse la lista completa de los coimeros, sobre todo los nombres de los peces más gordos. Hasta el momento, solo hay detenidos funcionarios públicos de línea que adulteraron el concurso público para favorecer a Odebrecht en las obras del tren eléctrico de Lima. Pero se ha comprobado que Odebrecht tenía toda una división dedicada exclusivamente a pagar coimas, por lo general para obtener todos estos tipos de ventajas:

[close]

p. 2

Coimas a cambio de ventajas 1. Preferencia de sus proyectos en la agenda pública nacional, lo que, por ser obras de gran envergadura, solo era posible con la autorización del más alto nivel de gobierno; 2. Complicidad en la exorbitante sobrevaluación de sus proyectos, como es el caso del Gasoducto Sur Peruano (ya rescindido ante el escándalo) que tuvo una primera valorización de mil 300 millones de dólares, y finalmente fue firmado con una valorización superior a los 7 mil 300 millones. 3. Aprobación de términos de concesiones escandalosamente entreguistas, con ingresos garantizados por el Estado; en el caso del gasoducto el Estado garantizaba ingresos de ¡27,360 millones de dólares en los 30 años de la concesión, 912 millones por año! 4. Entrega fraudulenta de la buena pro de los proyectos; es aquí donde intervienen los funcionarios del área logística del ministerio a cargo, pero no es creíble que ellos hayan tenido la palabra decisiva en proyectos que ya habrían sido autorizados a alto nivel; y, finalmente, 5. Aprobación de sucesivas adendas a los contratos, que elevaron el monto original de los proyectos en porcentajes muy elevados (IDL Reporteros estima esos sobrecostos en 4,693 millones de soles). Los contratos y concesiones firmados por los últimos tres gobiernos con Odebrecht y sus consorciados, superan los 35,000 millones de soles. Las coimas terminarán siendo apenas treinta monedas en comparación con el robo y el perjuicio al país. El gobierno PPK busca la impunidad de los corruptos, regala el país y ataca a los trabajadores y el pueblo Está comprobado que Odebrecht fue una organización dirigida por una mafia, es por ello que su dueño y presidente, Marcelo Odebrecht, está preso en Brasil desde 2015, y en marzo de 2016 fue condenado a 19 años y cuatro meses de cárcel. La reacción del Estado peruano ante el destape Odebrecht en Perú, ha sido algo muy parecido a la complicidad, pues solo favorece la impunidad de estos delincuentes, a pesar de que hay pruebas suficientes para meter a la cárcel a sus funcionarios, confiscar todas sus propiedades y cancelar todos los derechos otorgados por contratos y concesiones. Pero la Fiscalía y la Procuraduría, empezaron rogando acuerdos con la empresa corrupta, negociando reparaciones ridículas comparadas con el lucro de las empresas y con el daño al país, y que insultan la dignidad nacional; ¿y en las investigaciones? marchan a paso de tortuga y, peor aún, en dirección desconocida. Las acciones contra otras constructoras brasileñas del Lava Jato, Camargo Correa, OAS, Andrade Gutiérrez, Queiroz Galvao, y los consorciados nacionales, como Graña y Montero, son más lentas todavía. Por otro lado, el Congreso anterior archivó las investigaciones del Lava Jato en Perú, y la comisión formada por el actual Congreso tiene como integrantes a militantes de partidos implicados en la misma corrupción como es el fujimorismo y el Apra. PPK, como ministro de Toledo (2001-2006), exoneró a la Interoceánica del SNIP, “favor” que Odebrecht pagó con 20 millones de dólares. Hasta ahora solo él y los directivos de esa empresa saben si su nombre aparecerá en la lista de coimeros, pero, hoy mismo, como Presidente de la República, su posicionamiento sobre el tema es de traición al interés nacional: L“rParnauoúrpelctticiomóednaqo: su“eleEomnaqaqenuluaeiíndehefsaodrmhimceeieecnmhodobrerllOeafidPcsPeocKbasarlde”decfehentEdEeí.naUaUell.aPleaemrpúparreetsseacddoeirclriuePnpedtrooú”: eys minimizaba la de 10 líneas co- (…) Días después, se “Porque si uno ellos nos van a redemenmdpíiaaenazdasauarpeuaxenpstouaslssoarterrpoarse”lsaalgiaesndtee Odebrecht: y después resulta que no es cierto, A m“nedoviaavdaaosaendhfeareebnneetraronr,iunlangnaúzsóndecisoftinacturrildataítcoduelcasoantmreOemndaeezbnardaeaclsah”temenpreelsaP:erú y esa empresa ciendod“ehaeqpys“u“orAOeqoTfudeyilieeneenenebcpvcsetrioaoedndlssceeto,heelsqatadisuereetfmeilimeasucpnenpairesraáel,sígdaseymiie,mndcuruaeuelsat”lcreóanhe”sdos;eeoarparccdvaaurarvbaámersócntup”iodc,nlnoaeac:rpclpuoeeiarrnsorodtl…oesi-

[close]

p. 3

La corrupción y el plan neoliberal son partes de un mismo modelo que saquea el país, provocando miseria y muerte al pueblo trabajador La corrupción del Lava Jato en el Perú es de tal envergadura, que no es posible entenderla ni combatirla eficazmente sin atacar de raíz a la matriz en que se gesta, es decir la política neoliberal implantada desde los noventas, que promueve un consenso político-empresarial a favor de la gran inversión en contraposición a los intereses nacionales y populares, e impone un régimen falsamente democrático, que usurpa la voluntad popular colocando gobernantes que son simples operadores del gran capital, con un poder omnímodo que termina teniendo un precio, como todo en el capitalismo. Para imponer las ideas del neoliberalismo, o los intereses particulares de las empresas, éstas y el gobierno despliegan una apabullante propaganda con la ayuda de los mercaderes de la des-información, empresarios y un ejército de indignos hombres de prensa, tal como ha quedado revelado con Odebrecht. Por eso, la corrupción es solamente una modalidad más de expoliación del país, parte de un mismo sistema, que hoy es conducido por PPK. Lo estamos viendo en este mismo momento con la firma de la adenda al contrato del aeropuerto de Chinchero, negociada por este gobierno, y cuyo entreguismo escandaliza incluso a economistas e intelectuales burgueses. No hace mucho, PPK y Castañeda buscaron imponer a sangre y fuego el peaje de Puente Piedra, intento que fue desbaratado solo por la tenaz lucha de los pobladores del cono norte limeño. Ya sea motivado por la corrupción o por las prioridades del plan neoliberal, o por ambas a la vez, los gobiernos neoliberales como el de PPK, se muestran acomedidos en financiar y endeudar al país por grandes proyectos de inversión, al tiempo que postergan las obras sociales urgentes, causando un impacto asolador para la población trabajadora. El Hospital 2 de Mayo de Lima, al que acude la población trabajadora y los más pobres, está al borde del colapso, como muchos hospitales en el país, así como también colegios, carreteras y puentes; no se invierte en proyectos básicos de mitigación del cambio climático, y los huaycos siguen provocando muertes, destrucción y miles de damnificados año tras año, incluso en la propia capital de la república, como está ocurriendo ahora mismo; y en la puna, muchos niños siguen muriendo por el friaje. Ni qué decir del desfinanciamiento de la acción que debería desplegar el Estado en el tema de la mujer, la protección de las poblaciones vulnerables, etc. Ese mismo Estado avala grandes proyectos de inversión en minería e hidrocarburos, en contra de los intereses de las poblaciones afectadas, y utiliza las fuerzas represivas para tratar de imponer esos proyectos. Con la misma lógica, este Estado favorece a la patronal reduciendo la regulación laboral y las inspecciones de trabajo, o avalando su posición prepotente y sus ataques a la libertad sindical, buscando trasladar a los trabajadores el costo del estancamiento económico. 1. Catastrófico cobro de peaje huayco en en Puente Chosica. Piedra. 2. Inundaciones en el norte del país. 3. Población manifestandose contra la imposición del

[close]

p. 4

¡Tenemos que parar esta expoliación del país por parte de los ricos y corruptos, y derrotar los ataques que con ese fin hacen a las masas trabajadoras! El primer obstáculo que hay que enfrentar y derrotar en esta lucha contra la corrupción y contra el plan neoliberal, es el gobierno. PPK no tardó mucho en desenmascararse como defensor de los intereses imperialistas y patronales, siguiendo la línea de los gobiernos anteriores; para allanar su investidura se avino a un previsible acuerdo político con el fujimorismo, con el que consiguió las facultades extraordinarias para legislar en favor de la patronal y en contra de los trabajadores, tal como se observa en los decretos legislativos dictados, y aprobar el mismo presupuesto austero de todos los años, que posterga las urgencias sociales, a fin de proteger las ganancias capitalistas que pagan impuestos exiguos. Por eso, el descontento social crece y crece, y la popularidad de PPK viene cayendo en picada, con un gobierno que envejece a pasos acelerados; si se tomara en cuenta su vinculación personal con el caso Odebrecht ya habría sido vacado por incapacidad moral, pero sus principales opositores en el Congreso están igual o peor. Derrotar al gobierno y su plan neoliberal, es la clave para asegurar que Toledo y los demás corruptos comprobados vayan a la cárcel, que sus bienes mal habidos sean confiscados, que los derechos percibidos por contratos y concesiones sean anulados y reviertan al Estado. Y para imponer prisión preventiva a todos los que siguen en condición de sospechosos de corrupción, empezando por García y Humala. Así también para derrotar los decretos legislativos que recortan derechos laborales, con lo cual el gobierno y a patronal buscan descargar la crisis sobre los trabajadores. Son los ricos y los corruptos los que deben pagar la crisis. En esta lucha nada podemos esperar de los partidos patronales, pues ellos defienden el plan neoliberal y muchos de ellos están implicados en la corrupción. Tampoco de los partidos de la izquierda reformista, que se “blanquearon” hasta defender el plan neoliberal, y avalaron gobiernos supuestamente “progresistas”, y ahora se ven salpicados o revueltos en la corrupción, ya sea por una supuesta participación a través de la Municipalidad de Lima (20112014); indirectamente por el apoyo a gobiernos como el de Toledo (2011-2006) y Humala (2011-2016); o por su vinculación con el lulismo y el chavismo también involucrados en la corrupción a alto nivel. Pero la clase obrera, la juventud y el pueblo trabajador nada tienen que ver con esa desastrosa política, y hoy son la única tabla de salvación con que cuenta el país, no solo en esta lucha sino por un verdadero cambio, por un país sin explotados ni explotadores, sin corruptos ni corruptores, que es la lucha también de nuestro partido el PST. No hay lugar para la desmoralización ni la desesperanza. Es momento de fortalecer nuestra organización, superando las trabas burocráticas de direcciones conciliadoras, y de impulsar una gran movilización y lucha nacional por los objetivos que la situación impone: e¡nlIonlsvaercesotairlgreauscpmicóionónnat,ofiponsancdrldueaoildeadlosepPcatoPoísiKdm!,oacsoslnoyosecilmimppeielrijcnuatiodcioodse dlcae¡iisróPfeenerccimscmtiiiópóvieanrnenppdstaarreearsalvsoqedlsuonuegstrdiofervebueaninscepulocaralirnstorreoanuinnsaplvorircemiesioósspPtspnilrgdo!iecaensacisdgidaoooebnbsnleeiteesesn;rsndycyoeocarácyrlartudcsapeeol-s ¡Acnounlcaecsióionniensmcoednilaaltadsaemcedomteoorrnpdtuoiroopedssdscoasiedósuselnlsoyo,lbsascyisfoceucocnenonomnsencrotsfirprroiuayscrnpcteipooaastasorscaitissdoyór!iesyn- n¡eAsneunlatrceiógnuidsteastoydloepssoilpvoousslcador!enltrinatteorséys concesionacional y tduuar¡rgmPaerlnenioistfre.imicsMzaaupdácjaeosiórrsapnypreedoplseropubhlupolueuasabecpylisoocrtoo,noyasepeysyacuvtrodouataslrsnoiadneslermudadoeeb,bsdleeraiadasss!tturamceaasáclnsioóasn- ¡yDreersopgeatcoióinrrdesetrtiocdtoosalloassdliebcerrettaodseasnstiinladbicoarlaelse!s ¡Que la crisis la paguen los ricos y los corruptos! ¡lHous eclograrugpetnoesrayldceolnptrlaanenl geoobliibeerrnaol.dFeufeernasoPPr Kd!e ¡Por un país sicnoerrxupplototasdnoisconrireuxpptloorteasd!ores, sin www.pst.pe Pstperú Lit-ci bs.pstperuano@gmail.com

[close]

Comments

no comments yet