Nº 38 - Agosto

 

Embed or link this publication

Description

Nº 38 - Agosto

Popular Pages


p. 1

Agosto de 2016 - Año 6 - N° 38 - Tel 41 39 04 02 - http://diariodelavirgen.blogspot.com.ar / Este ejemplar es de distribución gratuita.

[close]

p. 2

2 Editorial El diario de la Virgen - ABRIL 2016 Gustavo Carrara Cura Párroco de Santa María Madre del Pueblo. En el nombre de la dignidad… El 7 de agosto celebramos a San Cayetano. Tocó día domingo y tuve la gracia de celebrar varias Misas en su honor. Una en la Capilla San Francisco y Santa Clara junto a la Feria de Bonorino y Castañares, allí bendijimos las espigas que representan nuestra esperanza. Después en una casa de familia, que abrió sus puertas a sus vecinos para rezar juntos. Antes del almuerzo en una ermita en la plaza frente al centro de salud. Y finalmente a la tarde en su Santuario principal, allí en Liniers. Una oración se amasa en el corazón de los devotos, para poder decirla ante este Santo amigo, que es como el oído de Dios a estas necesidades tan concretas del pan y del trabajo. Un deseo se hace oración: “San Cayetano, quiero trabajar. Quiero ganarme lo que me das. Yo puedo trabajar y quiero hacerlo para llevar el pan a la mesa de los míos. No quiero mendigar... Porque sin trabajo parece que uno está de sobra”. ¿Qué valores se juegan detrás de la devoción a San Cayetano? Cuando decimos pan estamos pidiendo justicia. No es posible que alguien pase hambre en la Argentina, una tierra bendita de pan. Cuando pedimos trabajo, estamos hablando de dignidad. En este sentido son muy decidoras las palabras del Papa Francisco para la fiesta de este año: “Una cosa es tener pan para comer en casa y otra es llevarlo a casa como fruto del trabajo. Y esto es lo que confiere dignidad. Cuando pedimos trabajo estamos pidiendo poder sentir dignidad; y en esta celebración de San Cayetano pedimos esa dignidad que nos confiere el trabajo; poder llevar el pan a casa. Trabajo, esa T (que junto con las otras dos T: Techo y Tierra) está en el entramado básico de los Derechos Humanos; y cuando pedimos trabajo para llevar el pan a casa estamos pidiendo dignidad.” Sumario Editorial Pag. 2. Los milagros de… Pag. 3. Ermitas Más lugar para el amor Pag. 4. Obras en el Hogar de Cristo Lo Sagrado se hace familia Pag. 5. Personajes San Cayetano Pag. 6. Poster La Fuerza de la obra Pag. 8. Nota de tapa La buena noticia Pag. 10. Capilla San Juan Bautista El motor de la esperanza Pag. 11. Movimiento Infantil La Banda del Papa Pag. 11. Contratapa Dos suplementos Mama Antula. La Beata de los pobres Deportivo. Club Atlético Madre del Pueblo Staff Director: Padre Gustavo Carrara Editor: Padre Eduardo Casabal Colaboran: Compañeros/as de Radio Comunitaria FM Bajo Flores. Contacto: Gustavo García (cel. 011 15 51 51 56 23) Diseño: Eugenia Filippetti Esta es una publicación de la Parroquia Santa María Madre del Pueblo, las capillas Ntra. Sra. de Itatí, San Antonio de Padua, San Juan Bautista, Virgen de Copacabana, María Auxiliadora y todas las ermitas. BGORACNDaE Escuchá los partidos en vivo. Además, los programas lunes - 20 hs. por la Radio Comunitaria FM Bajo Flores FM 88.1 www.fmbajoflores.org.ar

[close]

p. 3

El diario de la Virgen - AGOSTO 2016 3 Altares Los milagros de la madrecita El altar de Enriqueta Hinojosa de Oropesa tiene a la Virgen de Copacabana como dueña de la escena. La cura de una enfermedad, el amor a su tierra, y una devoción que no puede medirse en palabras, hicieron que esta vecina histórica del Bajo Flores haya regalado imágenes en todo el barrio y multiplicado altares de la Patrona de Bolivia. El día que la Madre de los corazones tricolores se hizo más presente que nunca en la vida de Enriqueta fue un momento muy duro. Le habían decretado un tumor mamario en Buenos Aires y decidió viajar a su tierra natal: La Paz, Bolivia. Por recomendación de su hermana, fue a visitar a la Virgen de Copacabana, que descansa hace más de 400 años en el pueblo del mismo nombre, al lado del lago Titicaca y la Isla del Sol. Después de tres días de rezar por su salud y pasar por la imposición del manto, volvió a Argentina. Increíblemente el tumor había desaparecido. Corrió al hospital para confirmar la noticia. “Fue un milagro de la mamita. Yo no les dije nada a los doctores, no me iban a creer, pero se veía en los exámenes, había desaparecido”, dice Enriqueta. Este hecho es uno de los motivos de una vida encomendada a la Virgen. En los tiempos del Padre Rodolfo Ricciardelli, cuando Madre del Pueblo estaba rodeada de muy pocas casas, Enriqueta le donó una imagen de Copacabana a la parroquia, por pedido expreso del cura. En su casa, un pequeño altarcito muestra una urna con otra imagen de Copacabana adornada con flores y velas, y acompañada de la Virgen de Luján. Ella la mira y sonríe con el recuerdo imborrable del sacerdote: “Hay dos cosas que tengo grabadas del Padre Rodolfo: que amaba a la Virgen y que defendió a los villeros de los militares. Cuando hacíamos fiesta a la mamita yo lo invitaba a bailar. Él pidió especialmente una imagen de Copacabana para Madre del Pueblo. Si los bolivianos la festejamos desde hace muchos años en la parroquia es porque él así lo quiso”. La histórica imagen sigue hasta el día de hoy acompañando la villa, y se le realiza su fiesta cada agosto. Dejó también una imagen a un grupo de vecinos del Barrio Rivadavia, que después de una necesaria restauración estará acompañando la vida del Centro Cultural San Francisco. Otra está ubicada en el centro Teresa de Calcuta, también en el Barrio Rivadavia. La última la recibió la capilla San Juan Bautista, ubicada en la FM Bajo Flores, después de haber grabado en la radio la oración que compuso en su honor. Todas estas imágenes, muestra del amor hacia la virgen de Copacaba- “Hay dos cosas que tengo grabadas del Padre Rodolfo: que amaba a la Virgen y que defendió a los villeros de los militares. Cuando hacíamos fiesta a la mamita yo lo invitaba a bailar. Él pidió especialmente una imagen de Copacabana para Madre del Pueblo. Si los bolivianos la festejamos desde hace muchos años en la parroquia es porque él así lo quiso”. na, dan testimonio de una vida peregrina. “La madre de Dios es una sola”, reflexiona Enriqueta, “son sólo expresiones de cada pueblo, y la nuestra es Copacabana. Por eso como boliviana que soy voy a andar siempre con su compañía, porque es también un pedazo de la tierra de nuestras raíces”.

[close]

p. 4

4 Inauguración El diario de la Virgen - AGOSTO 2016 Más lugar para el amor El Hogar de Cristo sigue creciendo y lo muestra en obras concretas. Esta vez podemos hablar y mostrar las nuevas casas del Hogar Santa María y de la escuela de oficios Ceferino Namuncurá ubicada en la granja San Miguel Arcángel. Nuevos espacios para que la “nueva vida” llegue con la felicidad deseada. Los hombres y mujeres del Hogar de Cristo trabajan. Para sí mismos, para recuperarse del flagelo de la marginación que lleva a la adicción, es verdad. Pero hay mucho más. Y en cada número podemos ir descubriendo nuevas aristas de esta labor. En este caso, lo importante es destacar que hay una realidad que en estos años se fue construyendo. Cada corazón que pasa por esta casa aporta su granito de arena. La triste verdad nos dice que muchos pueden volver a la calle y al consumo, que pueden bajar los brazos por un tiempo más, o que su vida se apaga sin lugar ya para seguir luchando. Pero en esa caída, en esa desazón, hay una luz que emerge. Cada uno de ellas, cada uno de ellos, ha dejado algo para los que están y para los que vienen. Puede haber sido algún arreglo en la parroquia, una comida hecha con amor para los chicos del se- La escuela de oficios Ceferino Namuncurá, que está de pie para los hombres de la granja, da la oportunidad de aprender panadería, herrería, carpintería, oficios de huerta y computación además de permitir la finalización de los estudios primarios. cundario, una parrilla de chorizos para una fiesta, la ayuda en alguna obra, una pared pintada, un techo cargado de cemento. Sus manos han contribuido. Y eso hace que cada día de su peregrinación para recuperar la dignidad tenga su fruto. Dios mira y sabe que hay algo que no tiene precio: en el momento en el que esa persona puso el hombro se reivindicó, se supo plena, caminó hacia la luz. Será por todo esto que cada inauguración se vive como una verdadera fiesta. Tanto como se pudo sentir en la escuela de oficios Ceferino Namuncurá, que está de pie para los hombres de la granja, da la oportunidad de aprender panadería, herrería, carpintería, oficios de huerta y computación además de permitir la finalización de los estudios primarios. Tal vez es por este espíritu de grupo que el día que se inauguraron las casas para mujeres (Madre Teresa, Virgen de Guadalupe y San Juan Diego) y hombres (Pedro Claver) las sonrisas se multiplicaron en las largas mesas de charla.

[close]

p. 5

Personajes El diario de la Virgen - AGOSTO 2016 Lo sagrado se hace familia 5 Lian, Derlys y Matías son parte del pulso de fe y trabajo de Madre del Pueblo. En un mundo en el que las noticias piden éxito y fortuna, ellos se destacan por el esfuerzo y la posesión de un valor incalculable: ser buena gente. Su infancia en el Paraguay algo en común: La Virgen de Caacupé. “Mis abuelos participaban de todas las actividades de su parroquia. Junto a ellos aprendí que la fe está adentro de uno, sólo hay que alimentarla en la práctica, haciendo. Mis tíos también me enseñaron estas costumbres” recuerda Derlys. Por su parte, Lilian cuenta: “Mi abuela vivía para Dios. Las canciones de cuna que me cantaba eran canciones religiosas. Mis papás integraban el coro y el concejo pastoral. Con ejemplos como esos, uno aprende que no es necesario que te obliguen a ser parte de la Iglesia. Uno siente por Dios, y actúa según eso”. “Tratamos de enseñarle a Matías y también a los chicos de catecismo desde el ejemplo y la contención. Como en una familia. Hay chicos que son de años anteriores y que en sus ratos libres vienen a catecismo para ayudar por ejemplo con las meriendas”, piensa Derlys, apoyando las palabras de Lilian, “por eso digo que, con ejemplos como el del Movimiento Infantil, de los chicos también se aprende”. Y es por eso que las personas pueden mudarse de casa, de ciudad, hasta de país, pero con Derlys y Lilian la fe nunca supo de traslados. Así, cuando llegaron al Bajo Flores empezaron enseñando catequesis en la capilla Itatí. Hoy, tres años después, siguen dándole vida a ese espacio, esta vez junto a su hijo Matías de nueve años. En palabras de Lilian, “enseñando y aprendiendo al mismo tiempo de los más chicos”. Es que además de la catequesis, Derlys, Lilian y Matías dedican su mañana de domingo ayudando al Movimiento Infantil, sirviendo los desayunos. Es parte de una enseñanza que ellos quieren darle a su hijo. “Tratamos de enseñarle a Matías y también a los chicos de catecismo desde el ejemplo y la contención, como en una familia. Hay chicos que son de años anteriores y que en sus ratos libres vienen a catecismo para ayudar por ejemplo con las meriendas”, piensa Derlys, apoyando las palabras de Lilian, “por eso digo que, con ejemplos como el del Movimiento Infantil, de los chicos también se aprende”. Junto a la ermita de Caacupé de la manzana 10, en donde se le reza el rosario todos los jueves a las ocho, esta familia vive la fe también junto a vecinos y amigos. Matías mira a sus padres, mientras dicen “nuestro hijo sabe que nunca está sólo. Nos tiene a nosotros, su familia, pero también a Dios, y en todo momento”. Y con ellos, la familia de la parroquia madre del pueblo, la familia de la iglesia.

[close]

p. 6

San Juan Bautista

[close]

p. 7



[close]

p. 8

8 El diario de la Virgen - AGOSTO 2016 nota de tapa la fuerza de la obra En este número en el que San Cayetano manda en la tapa, Enrique, Edgard y Waly representan a la gran cantidad de trabajadores que han levantado las obras de la parroquia en los últimos años. En sus palabras, las de todos sus compañeros. En su esfuerzo, el de todo un barrio que sigue poniendo ladrillo sobre ladrillo para levantar la pared de la dignidad. El día que se inauguró la escuela secundaria y las nuevas instalaciones de la guardería de la parroquia, el Arzobispo Mario Aurelio Poli les pidió a los trabajadores que alzaran sus manos. En ese momento, el sacerdote bendijo esos brazos que hicieron posible que cambiara la realidad para cientos de chicos y chicas que encontrarían de ahí en más un lugar para hacerlo su casa, y para lograr tal vez el sueño de sus padres: estudiar y llegar a recibirse en la universidad. En los últimos años, esa escena de bendecir las manos trabajadoras se repitió una y otra vez en nuestra parroquia. En la granja San Miguel, en el Hogar Santa María, en las capillas de San Juan, Itatí, San Francisco y Santa Clara, San Antonio… en el Hogar de Cristo, en los centros barriales, en el Jardín de Infantes, la escuela de oficios… en las ermitas, en cada ladrillo que fuera puesto en pie. El reconocimiento al trabajo nace como un mandato divino. El trabajo es dignidad, y la dignidad engrandece al alma. Estos grupos de trabajadores del barrio siempre están dispuestos a poner manos a la obra. Hombres de fe que en muchas ocasiones se acercaron para dar una mano a su capilla más cercana o a pedido de los sacerdotes, terminaron encarando grandes construcciones. Así lo recuerda Edgard, quien hace cinco años llegó a la capilla de Itatí para arreglar el campanario y que terminó trabajando con 15 compañeros más en diferentes emprendimientos de la parroquia “Yo llegué para dar una mano, las cosas se fueron dando y después encaramos trabajos más largos, más grandes. Nosotros siempre estamos listos para la obra, pero acá en la parroquia es distinto. Además de trabajar, uno se siente orgulloso de hacer una escuela o un hogar”. Paraguayo igual que Edgard, Waly también llegó junto a su paisano para dar una mano en Itatí. Hoy, a pocos días de haber inaugurado la escuela de oficios Ceferino Namuncurá y de recibir un reconocimiento de manos del padre Gustavo, Waly reflexiona: “En cualquier trabajo yo pido los materiales y las condiciones en las que quiero trabajar. Pero acá es distinto, uno se las rebusca, trata de ver cómo se solucionan las cosas, cómo que nos ponemos codo a codo con los padres”. Devoto de la Virgen de Caacupé al igual que Waly y Edgard, Enrique es un poco más joven que ellos pero tiene el mismo empuje “Antes de la inauguración le metimos pata para llegar. Uno se siente bien cuando llega el día del festejo. Nosotros agarra- mos un trabajo y queremos que quede perfecto.” Las manos de los trabajadores de la fe siguen andando. Mientras bautizan a sus hijos como lo hace Enrique, peregrinan a Luján como Edgard o dan un fuerte apretón de manos como Waly. En ellos tres, las decenas de compañeros que los acompañan para demostrar que no hay empresa imposible cuando la dignidad del trabajo manda.

[close]

p. 9

El diario de la Virgen - AGOSTO 2016 9 Fmltlréeaogbysaaptjeroaaltybadaqípajuoaed.rra“eeAlmlnlfeetogessastqre.djuUoee.nlqNaouoisensedoaesturipegonuesrrtfaeaegcbcaitóireonrn.a”lmEcenuomrasinqeudutinoe- msuLoanolousfcucsieeoordnzloaaasnadrlcaeeosbdulcaosocscuaaon,sni,tórlcoanost.map“oAdadceqáruveeese”rsn.ocWdosiamspltoyionntseoe-, Brazos dispuestos. “Nosotros siempre estamos listos para la obra, pero acá en la parroquia es distinto. Además de trabajar, uno se siente orgulloso de hacer una escuela o un hogar”. Edgard tpsabSeiiaiolrlnalrmnaroieiinmobnstrsaáseairesre.oemHacnsecoepreesmcrrn.eaccbEanearsrasertoatosonánsdnadpgeodarpfurieegsapdrpqoadiudusnaeoerddsedueetosnentsrcalmaoaombsnupasscaojtahannrcdauoeeoscrrarcdomeiscoosuaatnde-nceseoas,l-s.

[close]

p. 10

10 EEllddiaiarrioioddeellaaVVirirggeenn--SAEPGTOIESMTBORE20210164 La buena noticiaNuestrasCapillas La Capilla San Juan Bautista se encuentra en una esquina histórica de nuestro Barrio: Av. Riestra y Camilo Torres. El Santo que le da su nombre responde a una devoción de los vecinos y a que nadie mejor que el lugar de fe que está al lado de la radio es protegido por quien anunció la llegada de Jesús a los hombres. Cada noche del 23 de junio las calles de nuestro barrio se iluminan con fogatas en honor a San Juan Bautista. Esta tradición que simboliza dejar los viejo atrás para recibir lo nuevo, es parte de los buenos anuncios. La FM Bajo Flores nació en el año 1996, fundada por vecinos, militantes y los sacerdotes de Madre del Pueblo de ese entonces, Rodolfo Ricciardelli y Ernesto Narcisi. Fue el padre Ernesto quien desde la parroquia más se involucró y apoyó en la iniciativa de contar con un medio para todos los vecinos. Los años pasaron y la devoción se mantuvo intacta, tanto como para que los compañeros y compañeras de la radio construyeran una ermita de la Virgen de Luján en la esquina. Los años pasaron y la devoción se mantuvo intacta, tanto como para que los compañeros y compañeras de la radio construyeran una ermita de la Virgen de Luján en la esquina. En el 2012, la radio cedió el espacio y, gracias a eso y al gesto solidario de la cuaresma, se pudo construir la capilla y las aulas del Centro Popular Padre Rodolfo Ricciardelli. Y el crecimiento continuó: primero con los chicos del Movimiento Infantil, luego el Centro De Jubilados Papa Francisco y más tarde las actividades del club (Jockey, básquet). Desde mucho antes se daba catequesis en la radio, pero hoy Francisca quien la enseña acompañada por seminaristas de la iglesia de Pompeya. Además, la oportunidad de abrir un espacio para la tercera edad en nuestro barrio es algo que la caracteriza. El Centro de Jubilados Papa Francisco lleva dos años en la capilla. El padre Cacho, mientras comparte la mesa con todos, En el año 2012, la radio cedió el espacio para que tanta fe tuviera su lugar: así se construyó y e inauguró la capilla. Y el crecimiento continuó: primero se sumaron los chicos del Movimiento Infantil, luego el Centro De Jubilados Papa Francisco y más tarde las actividades del club Atlético Madre del Pueblo piensa que “comenzando con un plato de comida, nos contenemos y nos acompañamos. Lo importante en esta capilla son sus vecinos, que comparten la idea de celebrar la vida. Y una muestra muy grande esto, es el centro de Jubilados. Esta capilla tiene su identidad, junto a los chicos y grandes de esta zona. Siempre dentro de lo que es la familia grande de Madre del Pueblo”.

[close]

p. 11

Festejos El diario de la Virgen - AGOSTO 2016 11 El Motor de la esperanza El Movimiento Infantil Madre del Pueblo lo hizo una vez más. Más de 500 chicos celebraron el día del niño y un centenar de jóvenes estuvieron ahí para cubrir la organización, el acompañamiento y la diversión de los más chicos del barrio. Por empuje, pasión, amor y entrega, son la esperanza de un futuro mejor. Gracias… eternas. 12 4 3 5 1. La luz del cielo. Una vez más, el cielo acompañó y se abrió de par en par dándole calor al frío invierno de Agosto. Ni que fuera preparado. 2. Filas y filas. Los juegos de kermese no daban abasto. Los niños y niñas se multiplicaban esperando su turno. Los jóvenes del Movimiento multiplicaban los brazos. Uno de ellos, Hugo, decía “Tenemos las mismas filas que en el Parque de la Costa”. 3. Compromiso. El juramento de los nuevos líderes del Movimiento emocionó a todos los que estuvieron presentes. Ellos y ellas prometieron bajo el manto de la Virgen de Luján que cambiarían el presente para mejorar el futuro de los chicos que tuvieran a su cargo. A pura emoción, una fábrica de lágrimas de esperanza. 4. Manzana rodeada. La cancha y la manzana 3 fueron un imán para los chicos que empezaron a llegar desde las 9.30 de la mañana. Aparte de los juegos, todos se llevaron sus bolsas con golosinas. 5. La Madre del Movimiento. El festejo para los más chicos fue la mejor ocasión para el compromiso de los grandes. Se entregaron 19 pañuelos. Casi dos docenas de líderes que pasarán a hacerse cargo del cuidado y acompañamiento de los chicos de cada sede.

[close]

p. 12

Polonia 2016 La banda del Papa El Papa pasó por Polonia para las jornadas de la Juventud. Dejó su mensaje de paz, igualdad y dignidad para todos los hombres y mujeres del mundo y mostró que tiene el mismo espíritu “ppdHoueraegbyluloogessru.rreeaErcsrudaareseprosoesrlladigiengiotluenareerenssr.aeatNs.u,orA.halaTgleyouzdngaaou,sephlruaareysadrgepeuopleriegrneiroslanaderpisnoqrequrueeoel,erdhseotmaomyyoisnghiulaoaebrdlpareaanzldo.osLa guerra la quieren los otros. ¿Entendido?”. Qh“Sauceieernvcirrperccaoencrtiaacmatooldraosysotebenrranhsuurmdaeaamnilidsaaesrdipcyeorrnsdooisnaaa,sbnrqoeuteeielnnceeacmmesiiientdaoonadaleyaulvadidamanuoeestretren”a. . “Es lindo, y me conforta el corazón verlos tan revoltosos, es estimulante escucharlos, compartir sus sueños, sus interrogantes y sus ganas de rebelarse”.

[close]

Comments

no comments yet