Revista Enero-Junio 2017

 

Embed or link this publication

Description

Revista de Bioética Difusión y Ensayos

Popular Pages


p. 1

Revista de bioética difusión y ensayos Revista semestral de bioética que difunde publicaciones ya aparecida en otros medios de prensa escrita o digital y ensayos originales Año 3 No.7 Vol. 3 Enero-Junio 2017

[close]

p. 2

Revista de bioética difusión y ensayos Año 3 No.7 Vol. 3 Enero-Junio 2017 La escandalosa falta de ética en Brasil Leonardo Boff - Koinomía El país, desde cualquier ángulo que lo consideremos, está contaminado de una espantosa falta de ética. El bien solo es bueno cuando es un bien para sí y para los otros, no es un valor buscado y vivido, sino que lo que predomina es la habilidad, quedar bien, ser listillo, el jeitinho y la ley de Gerson. Los distintos escándalos que se han dado a conocer, revelan una falta de conciencia ética alarmante. Diría, sin exagerar, que el cuerpo social brasilero está de tal manera putrefacto que dondequiera que se produzca un pequeño arañazo ya muestra su purulencia. La falta de ética se revela en las cosas mínimas, desde las mentirijillas que se dicen en casa a los padres, la chuleta en la escuela o en los concursos, el soborno de agentes de la policía de tráfico cuando alguien es sorprendido en una infracción de tránsito, hasta hacer pipi en la calle. Esta falta generalizada de ética hunde sus raíces en nuestra prehistoria. Es una consecuencia perversa de la colonización. Esta impuso al colonizado la sumisión, una total dependencia a la voluntad del otro y la renuncia a tener su propia vida. Quedaba al arbitrio del invasor. Para escapar al castigo, se obligaba a mentir, a esconder sus intenciones y a fingir. Esto lleva a la corrupción de la mente. La ética de la sumisión y del miedo como mostró Jean Delumeau (El miedo en Occidente) lleva fatalmente a una ruptura con la ética, es decir, comienza a faltar a la verdad, a nunca poder ser transparente y, cuando puede, perjudica a su opresor. El colonizado se obligó, como forma de supervivencia, a mentir y a encontrar la manera de burlar la voluntad del señor. La Casa Grande y la Senzala son un nicho productor de falta de ética por la relación desigual de señor y de esclavo. El ethos del señor es profundamente anti-ético: él puede disponer del otro como quiera, abusar sexualmente de las esclavas y vender a sus hijos pequeños para que no se apeguen a ellos. Nada más cruel y anti-ético que eso. Este tipo de ética deshumana crea hábitos y prácticas que, de una u otra forma, continúan presentes en el inconsciente colectivo de nuestra sociedad. La abolición de la esclavitud ocasionó una maldad ética inimaginable: se dio libertad a los escla

[close]

p. 3

Revista de bioética difusión y ensayos Año 3 No.7 Vol. 3 Enero-Junio 2017 Revista de bioética difusión y ensayos Año 3 No.7 Vol. 3 Enero-Junio 2017 vos, pero sin proporcionarles un pedacito de tierra, una casita y un instrumento de trabajo. Fueron lanzados directamente a la favela. Y hoy por causa de su color y pobreza son discriminados y humillados, y son las primeras víctimas de la violencia policial y social. La situación, en su estructura, no cambió con la República. Los antiguos señores coloniales fueron sustituidos por los coroneles y señores de grandes haciendas y capitanes de la industria. Ahí las personas eran superexplotadas y totalmente dependientes. Los comportamientos no eran éticos, faltaba el respeto a las personas y la garantía de sus derechos mínimos. Eran carbón para la producción. Las relaciones de producción capitalista que se introdujeron en Brasil mediante el proceso de industrialización y modernización fueron salvajes. Nuestro capitalismo nunca fue civilizado: conservó la voracidad de acumulación de sus orígenes en los siglos XVIII y XIX. La explotación inmisericorde de la fuerza de trabajo, los bajos salarios son situaciones éticamente condenables. ¿Cómo superar esa situación que nos llena de vergüenza? Antes de hacer la más mínima sugerencia, es importante hacer una auto-crítica. ¿Qué educación dieron los centenares de escuelas católicas y cristianas y las 16 universidades católicas (pontificias o no) a sus alumnos? Bastaba haber enseñado lo mínimo del mensaje de Jesús de amor a los pobres y contra su pobreza para superar los niveles de miseria actual. Ellas se transformaron en incubadoras de opresores. Crearon un cristianismo cultural, de creencia, pero no de una fe comprometida por la justicia. Por eso sus alumnos raramente tienen incidencia social. El mantenimiento del statu quo está por encima de los cambios. Para superar la crisis de ética no bastan llamamientos, sino una transformación de la sociedad. Antes que ética, la cuestión es política, pues la política está estructurada sobre relaciones profundamente anti-éticas. Siendo brevísimo: todo debe comenzar en la familia. Crear carácter (uno de los sentidos de ética) en los hijos, formarlos en la búsqueda del bien y de la verdad, no dejarse seducir por la ley de Gerson y evitar, sistemáticamente, el jeitinho. Principio básico: tratar siempre humanamente al otro. Tomar absolutamente en serio la ley áurea: “no hagas a los demás lo que no quieres que te hagan a ti”. Sigue el precepto de Kant: el principio que te lleva a hacer el bien, sea válido también para los otros. Oriéntate por los diez mandamientos que son universales. Traducidos para hoy,“no matar” significa: venera la vida, cultiva una cultura de no violencia. “No robar”: obra con justicia y corrección y lucha por un orden económico justo. “No cometer adulterio”: ámense y respétense, y oblíguense a cultivar la igualdad y el compañerismo entre el hombre y la mujer. Esto es lo mínimo que podemos hacer para airear la atmósfera ética de nuestro país. Repitiendo al gran Aristóteles: “no reflexionamos para saber lo que es la ética, sino para hacernos personas éticas”. El original de este artículo se encuentra en Koinomía: http://www.servicioskoinonia.org/boff/articulo.php?num=780 Fuente: https://www.rebelion.org/noticia.php?id=214846

[close]

p. 4

Revista de bioética difusión y ensayos Año 3 No.7 Vol. 3 Enero-Junio 2017 Revista de bioética difusión y ensayos Año 3 No.7 Vol. 3 Enero-Junio 2017 Curso básico de amianto con imágenes Paco Puche - Febrero de 2016 Primera parte El amianto: Ese enemigo mortal e invisible Dedicado a las decenas miles de víctimas inocentes del amianto por la deuda que tenemos con ellas de que no caigan en la “cunetas” del olvido 1. De su naturaleza El amianto es, sobre todo, una tragedia humana “Para muchos de nosotros, hijos, hermanos, padres y amigos de ex trabajadores de Pizarreño, el asbesto ha sido el causante del mayor sufrimiento de nuestras vidas. Porque no hay peor experiencia que ver morir a quienes más amas por una terrible y dolorosa enfermedad” (Del libro “Las fibras grises de la muerte”, de Tania Muñoz y C. San Juan, 2013 ) El amianto es el nombre genérico de un mineral fibroso del grupo de los silicatos Se le conoce también como asbesto, y en España el nombre popular es el de “uralita”. Amianto, etimológicamente, quiere decir puro, incorruptible y asbesto quiere decir incombustible, indestructible. Por eso el gran cártel europeo llamó a sus empresas Eternit El nombre de “uralita” se debe a que en España la fábrica dominante se llamaba Uralita, y por una metonimia el lenguaje popular ha racionalizado el término (tomando la parte por el todo). Dos grupos de silicatos y seis tipos Dos Grupos: las serpentinas y los anfíboles. (Ambos son rocas metamórficas del grupo de los silicatos conteniendo, además de silicio, hierro, aluminio o magnesio . Se presentan cristalizadas en variedades fibrosas. Las fibras de las serpentinas son flexibles y curvas y las de anfibol generalmente son quebradizas y a menudo tienen forma de agujas). Seis tipos: De las serpentinas: 1. el crisotilo (amianto blanco). El más usado: el 98% De los anfíboles : 2. La crocidolita (amianto azul). Más peligroso 3. La amosita (amianto marrón). Más peligroso. 4. La actiniolita. Muy poco usado 5. La antofilita. Muy poco usado 6. La tremolita. Muy poco usado Crisotilo o Amianto Blanco Crocidolita o amianto azul

[close]

p. 5

Revista de bioética difusión y ensayos Año 3 No.7 Vol. 3 Enero-Junio 2017 Revista de bioética difusión y ensayos Año 3 No.7 Vol. 3 Enero-Junio 2017 Propiedades del amianto - Se trata de miles de fibrillas elementales sólidamente unidas en forma de haces. - Están dispuestasenformaparalelaysepuedensepararconfacilidadunasdeotras hasta llegar a fibrillas de tamaño microscópico, que se miden en micras (milésimas de mm). - Pueden estar presentes del orden de biElllonaems idaenetlola:s Ese en el enemigo aire. De un mortal e haz de un invisible milímetro de amianto pueden salir unas 50.000 fibras respirables. - Cuando más fácilmente se desprendan las fibras se dice que el amianto es más friable. - Debido a su tamaño microscópico no se ven, no se oyen, no se tocan, no se huelen, no tienen gusto, es decir, son imperceptibles. - Estos minerales poseen alta resistencia a la tracción, flexibilidad, resistencia a la degradación química y térmica, resistencia eléctrica, capacidad de aislamiento, y posibilidad de ser tejidos. Son casi indestructibles. - De ahí sus nombres: amianto, asbesto, eternit. Lo de uralita viene de los montes Urales, lugar de extracción. Usos del amianto EEUU, en el siglo XX: Crisotilo o amianto blanco: 98 % Crocidolita (azul) y Amosita (marrón) : 2% (Worldwide Asbestos Supply and Consumption Trends from1900 through 2003. R. VIRTA p. 28 y ss ) Producción mundial de asbestos por tipos. Siglo XX Amianto-cemento o fibrocemento Lo esencial del tonelaje mundial se encuentra en forma de amianto-cemento. Entre un 65 a un 70%, según el Informe del Senado francés de 2005

[close]

p. 6

Revista de bioética difusión y ensayos Minería en España (1952-53) Año 3 No.7 Vol. 3 Enero-Junio 2017 Revista de bioética difusión y ensayos Año 3 No.7 Vol. 3 Enero-Junio 2017 2. Su ciclo de vida: de la cuna a la cuna Todo va a parar a alguna parte 1. Naturaleza 2. Extracción minera 3. Transporte 4. Transformación industrial (amianto-cemento, etc.) 5. Instalación, uso y mantenimiento 6. Retirada : desamiantado 7. Depósito controlado/incontrolado 8. Naturaleza Serpentinas en Málaga: Sierra Bermeja Mina a cielo abierto en Brasil En amarillo, naranja y rojo. Localización por colores de “indicios” de amianto (amarillo menos y rojo más), según el estudio del IGME . (294 tn)

[close]

p. 7

Revista de bioética difusión y ensayos Año 3 No.7 Vol. 3 Enero-Junio 2017 Revista de bioética difusión y ensayos Año 3 No.7 Vol. 3 Enero-Junio 2017 Fábrica de Cerdanyola. Uralita (1907-1997) Instalación y uso (tejado y chimenea) Desamiantado seguro/ RD 396/2006 Vertedero descontrolado/naturaleza Favelas de Brasil Sudáfrica homelands Fábrica de Eternit abandonada en Líbano, hoy Vertederos a los países pobres

[close]

p. 8

Revista de bioética difusión y ensayos Año 3 No.7 Vol. 3 Enero-Junio 2017 Revista de bioética difusión y ensayos Cinquante ans après sa fermeture, l’usine d’amiante de Corse reste un problème insoluble Le Monde.fr | 02.09.2015 Cerdanyola (Barcelona) Año 3 No.7 Vol. 3 Enero-Junio 2017 L’usine d’amiante de Canari, au Cap Corse, a fermé définitivement ses portes le 12 juin 1965. Cinquante ans plus tard, cette friche (baldío) industrielle et sa carrière (cantera) continuent, année après année, d’engloutir des millions d’euros d’argent public, dépensés dans le seul but de limiter la menace qu’elles font peser sur l’environnement. La tasa de incidencia de mesotelioma pleural ambiental fue mayor en la población que vive a 500 metros que entre 500 a 2000 m, y mucho más que entre 2000 a 10000 m. La mayor incidencia se encontró en el cuadrante suroeste, a 500 m. coincidiendo con el predominio de la dirección de viento. (Pleura mesothelioma in relation to meteorological conditions and residential distance from an industrial source of asbestos. J. Tarrês y otros. Occup Environ Med :10.1136- 2012)

[close]

p. 9

Revista de bioética difusión y ensayos Año 3 No.7 Vol. 3 Enero-Junio 2017 Revista de bioética difusión y ensayos Año 3 No.7 Vol. 3 Enero-Junio 2017 1. De su naturaleza Patogenia Al ser inhaladas, las fibras de asbesto atraviesan las vías respiratorias, y las que superan el sistema mucociliar pasan a los alveolos, donde pueden ser englobadas por los macrófagos, eliminadas por vía linfática o producir efectos oncogénicos. Los alveolos pulmonares son los terminales del árbol bronquial, en los que tiene lugar el intercambio gaseoso entre el aire inspirado y la sangre. Cada pulmón adulto suma unos 350 millones de alveolos de 1mm de diámetro . La capacidad de las fibras de asbesto para producir enfermedades parece depender de su diámetro , longitud y del tiempo que permanezcan en los tejidos. Las fibras de mayor diámetro se depositan en la nariz, tráquea y grandes bronquios, y se eliminan por el sistema mucociliar. Las de menor diámetro avanzan hasta llegar a los bronquiolos respiratorios. En estudios experimentales en animales se ha visto que las fibras cortas (< 5 µm) tienen una actividad biológica menor que las fibras más largas. Se considera que las fibras largas que llegan a los alveolos tienen mayor patogenicidad. Hay aumento del riesgo oncogénico (carcinoma pulmonar) cuando la exposición a fibras de asbesto se da en personas fumadoras. Efecto sinérgico del tabaco y el amianto: RR de 50-80 veces. (Asbesto 2-5; tabaco : 8-10) Todas los tipos de fibras y tamaños son cancerígenos • Actualmente hay una evidencia aplastante de que todas las formas comerciales de fibras de amianto están asociadas causalmente con un riesgo incrementado de mesotelioma y cáncer de pulmón. •Todavía hay controversias sobre hasta qué punto hay diferencias en la potencia de las diferentes formas de amianto (por ejemplo, el crisotilo opuesto a los anfíbolos) y los diferentes tamaños (fibras largas y cortas). Sin embargo, estos asuntos no alteran la conclusión fundamental de que la evidencia epidemiológica indica que TODAS LAS FORMAS Y TAMAÑOS DE FIBRAS DE AMIANTO COMERCIAL SON CANCERÍGENAS PARA LOS SERES HUMANOS. (Kurt Straif. “Update of the scientific evidence on asbestos and cancer” IARC. Asturias, 17 March 2011) Dosis-respuesta y valores mínimos seguros Los efectos sobre la salud dependen de: - Clases de amianto - Tiempo de exposición - Intensidad e la exposición - Situación del huésped Cuanto más o peor más probabilidad (más papeletas) de contraer una enfermedad grave (asbestosis, cáncer de pulmón o mesotelioma). En cuanto al mesotelioma y al cáncer: no hay dosis mínima segura “Considerando el aumento del riesgo de sufrir cáncer entre la población expuesta a niveles muy reducidos de fibras de amianto, incluidas fibras de amianto crisotilo”. Parlamento Europeo, Resolución 14.3.2013

[close]

p. 10

Revista de bioética difusión y ensayos Año 3 No.7 Vol. 3 Enero-Junio 2017 Revista de bioética difusión y ensayos Año 3 No.7 Vol. 3 Enero-Junio 2017 Agencia Internacional de Investigación del Cáncer (IARC) Desde 1977 la IARC, dependiente de la OMS, reconocía que: “En los seres humanos, la exposición ocupacional a todos los tipos de amianto se ha traducido en una alta incidencia de cáncer de pulmón, y mesoteliomas”. E, igualmente, “un exceso de riesgo de cáncer del tracto gastrointestinal y de laringe han sido comprobados”. Además, “la población en general también puede estar expuestos a fibras de amianto en el aire, bebidas, agua potable, alimentos, preparaciones farmacéuticas y dentales y de otros productos que contienen amianto”. Y concluye que “en la actualidad, no es posible determinar si hay un nivel de exposición en los seres humanos por debajo del cual un aumento del riesgo de cáncer no se produciría”. (Evaluación. Monografía VOL. 14, 1977). *España lo prohibía 25 años después. Mesotelioma de fondo Las mejores estimaciones para las tasas globales de mesotelioma en los países industrializados antes de 1950 ( 8% del consumo del siglo XX y, si contamos el periodo de latencia, menos del 1%) se encuentran por debajo de uno por 1.000.000 para varones y mujeres/año (1/millón/año). Los trabajos recientes de Wylie (2015) muestran que los proceso erosivos sobre las rocas naturales podrían producir del orden de 400.000 tn/año de anfíboles. Eso significa un número aproximado de mesoteliomas de 3.000 en todo el mundo. Los 7 mil millones de habitantes suponen un mesotelioma de fondo de 7.000/año. Esta erosión puede ser parte de la explicación. No así el Virus SV40 que ha sido descartado por el profesor López Ríos en un trabajo de 2005 aparecido en Lancet. Wylie AG , Candela (2015) Methodologies for determining the sources, characteristics, distribution, and abundance of asbestiform and nonasbestiform amphibole and serpentine in ambient air and water. ¿Cómo se expone la gente al asbesto? “La exposición al asbesto ocurre por inhalación, y en menor medida por ingestión, durante la extracción del asbesto, en la producción y en el uso de productos que lo contienen. Hoy día, ya prohibido, la exposición a fibras de asbesto ocurre en circunstancias particulares en las que se ha producido un deterioro de los productos que lo contienen, como ocurre en el curso del mantenimiento y demolición de edificios y la disposición de residuos de construcción, así como en el contexto de desastres naturales”. (Según la OMS: “Asbesto crisotilo”, 2015) Enfermos en las fábricas de Uralita, de fibrocemento Testimonio del Dr. Tarrés médico de familia de Cerdanyola “Que los trabajadores expuestos a amianto enferman en un 25%, más o menos, es algo conocido aunque no reconocido” (ISTAS, no 48, abril 2010) Testimonio de la Dra Alfageme (Hospital Valme de Sevilla ) Los fallecimientos por el amianto son constantes y permanentes entre ex trabajadores y familiares directos, pero sin ser una epidemia. Los que tuvieron una exposición muy masiva al polvo de amianto han fallecido ya, y el resto de trabajadores presentan alteraciones más sutiles y progresivas. Hay poquísimos relacionados con Uralita que no tienen nada. Son personas de riesgo por su exposición a esta sustancia tóxica. En la consulta los vemos una vez al año aunque no tengan nada aparente. Son personas que necesitan un seguimiento médico de por vida. (Diario de Sevilla, 7.2.2011) Némesis del amianto - El mesotelioma es una enfermedad unicausal. - Decir mesotelioma, es decir exposición segura al amianto. - Tiene un periodo de latencia medio de 40 años. - No da síntomas, cuando se manifiesta es tarde. - Tiene una relación dosis-respuesta. A más, más. -Pero también tiene una relación estocástica: no hay dosis mínima segura. Procede, a veces, pocas, al azar. -Caso de Jesús Mosterín.

[close]

p. 11

Revista de bioética difusión y ensayos Año 3 No.7 Vol. 3 Enero-Junio 2017 Revista de bioética difusión y ensayos Año 3 No.7 Vol. 3 Enero-Junio 2017 Caso del filósofo Jesús Mosterín ¿Cuándo estuve yo en contacto con amianto? Hace seis décadas, durante dos veranos que pasé en Begoña, en concreto, junto a nuestra casa había una modesta fábrica de amianto, que producía material aislante e ignífugo. Por sus puertas siempre abiertas entrábamos los chavales de vez en cuando a jugar. Además, pasé el curso 1992-1993 en el Departamento de Lingüística y Filosofía del MIT (junto a Boston), ubicado en un destartalado barracón cuyas paredes estaban rellenas de amianto. (El País, 24 de marzo de 2015) Valores umbrales límite (VLA) Son las concentraciones de contaminantes ambientales límite de exposición para los trabajadores/as. España: Decreto 396/2006: a) Valor límite ambiental de exposición diaria (VLA-ED): 0,1 fibras por centímetro cúbico (0.1 f /cm3), medidas como una media ponderada en el tiempo para un período de ocho horas. RD 396/2006 Artículo 4.1 b) Índice de descontaminación: tiene como objetivo asegurarse de que el aire del lugar de trabajo no está contaminado después de realizar una obra. No existe un valor límite en la legislación española. Se utilizan valores de referencia de otros países. El más frecuente es el de 0.01 fibras/cm3 (Guía Tecnica INSHT, art.3.4 ) 4. Algo de historia epidemiológica. Se sabía Historia del uso intensivo del amianto -En 1900 se descubre la patente del fibrocemento por el austríaco Hatschek: al combinar amianto con cemento. -Por el carácter eterno que se sospechó tendría el producto se le llamo “Eternit” a las empresas y a algunos productos. -Como solo se daba una licencia por país, en 1929 se constituyó un cártel, SAIAC, con cinco familias europeas dominantes: los Schmidheiny (suizos) los Emsens (belgas), los Hatschek , los Cuvelier y los Turner (UK). -Este imperio ha durado en Europa (y en el mundo) hasta 2004, cuando los belgas han dejado de fabricarlo. --En España lo inician en Cerdanyola , en 1907, los Roviralta. Son del cártel. En 1943 compra la familia March, hasta 1993. Funciones del cártel SAIAC (Internacional del amianto-cemento). Creado en 1929 Un documento desarchivado en un juicio revela sus objetivos “Son, entre otros, los siguientes: •Intercambio de conocimientos técnicos • Instituto de Investigación en Suiza • La fundación de nuevas industrias. • Organización de las exportaciones. • Estandarización de la cualidad. •Asistencia en el aprovisionamiento de materias primas.. Así esperamos obtener grandes beneficios. Esta Liga de Naciones en miniatura tiene por delante un gran porvenir, porque está basada en el principio de asistencia mutua que reemplaza la atmósfera anterior de desconfianza y suspicacia” *Y mantener el control de la información: la conspiración del silencio.

[close]

p. 12

Revista de bioética difusión y ensayos Año 3 No.7 Vol. 3 Enero-Junio 2017 Revista de bioética difusión y ensayos Se sabía: la conspiración del silencio Grandes hitos científicos sobre la letalidad del amianto 1900, en Londres, el médico H. Montague obtiene la primera evidencia patológica de una asbestosis. 1918 una importante compañía aseguradora ( La New Yorker Prudencial I. Co.) se negó a contratar seguros de vida con los trabajadores del amianto. 1930 la relación entre la inhalación de fibras de amianto y la asbestosis es definitivamente establecida por Merewether y Price. 1955 Doll y su equipo prueban que la inhalación de amianto produce cáncer de pulmón. 1959 los trabajos de Wagner (Sudáfrica) descubren la aparición del mesotelioma en los mineros y en las poblaciones de alrededor. 1964-65 los trabajos del americano Selikoff, logran el reconocimiento de la comunidad científica de su nocividad. 1977 la IARC reconocía que la exposición al amianto causaba mesotelioma y cáncer de pulmón. En 1987 está el Grupo I. Reconocimiento de las enfermedades profesionales Año 3 No.7 Vol. 3 Enero-Junio 2017 El reconocimiento de la EP mejora prestaciones y facilita indemnizaciones (Fuente: Eurogip, 2006)

[close]

p. 13

Revista de bioética difusión y ensayos Año 3 No.7 Vol. 3 Enero-Junio 2017 Revista de bioética difusión y ensayos Conspiración del silencio: prohibición amianto blanco Grandes hitos científicos sobre la letalidad del amianto 1900, en Londres, el médico H. Montague obtiene la primera evidencia patológica de una asbestosis. 1918 una importante compañía aseguradora ( La New Yorker Prudencial I. Co.) se negó a contratar seguros de vida con los trabajadores del amianto. 1930 la relación entre la inhalación de fibras de amianto y la asbestosis es definitivamente establecida por Merewether y Price. 1955 Doll y su equipo prueban que la inhalación de amianto produce cáncer de pulmón. 1959 los trabajos de Wagner (Sudáfrica) descubren la aparición del mesotelioma en los mineros y en las poblaciones de alrededor. 1964-65 los trabajos del americano Selikoff, logran el reconocimiento de la comunidad científica de su nocividad. 1977 la IARC reconocía que la exposición al amianto causaba mesotelioma y cáncer de pulmón. En 1987 está el Grupo I. Reconocimiento de las enfermedades profesionales Año 3 No.7 Vol. 3 Enero-Junio 2017

[close]

p. 14

Revista de bioética difusión y ensayos Año 3 No.7 Vol. 3 Enero-Junio 2017 Revista de bioética difusión y ensayos Año 3 No.7 Vol. 3 Enero-Junio 2017 La violencia contra el otro en un mundo en calentamiento ¡Que se ahoguen! Naomi Klein London - Review of Books Traducido del inglés para Rebelión por Sinfo Fernández. Edward Said no era un ecologista radical; provenía de una familia de comerciantes, artesanos y profesionales. En una ocasión se describió a sí mismo como “un caso extremo de palestino urbanita cuya relación con la tierra es básicamente metafórica”. En After the Last Sky, sus meditaciones sobre las fotografías de Jean Mohr exploraban los aspectos más íntimos de la vida palestina, desde la hospitalidad al deporte y a la decoración del hogar. El detalle más nimio –la colocación de un marco, la postura desafiante de un niño- provocaba en Said un torrente de percepciones. Pero cuando se enfrentaba a las imágenes de los campesinos palestinos –cuidando de sus rebaños, trabajando la tierra-, la especificidad se evaporaba súbitamente. ¿Qué tipo de cosecha estaban cultivando? ¿En qué estado se hallaba el suelo? ¿Disponían de agua? No era capaz de captarlo. “Sigo percibiendo una población de sufridos campesinos pobres, a veces peculiar, inmutable y colectiva”, confesaba Said. Se trataba de una percepción “mítica”–reconocíaque, sin embargo, mantuvo. Si bien la agricultura era otro mundo para Said, pensaba que quienes dedicaban sus vidas a cuestiones como la contaminación del aire y del agua habitaban otro planeta. En una ocasión, hablando con su colega Rob Nixon, describió el ecologismo como “la indulgencia de mimados ecologistas radicales que carecen de una causa adecuada”. Pero los desafíos medioambientales del Oriente Medio son imposibles de ignorar para alguien inmerso, como Said, en su geopolítica. Se trata de una región intensamente vulnerable al calor y a la escasez de agua, al aumento del nivel del mar y a la desertificación. Un reciente informe sobre el cambio climático publicado en la revista Nature predice que, a menos que reduzcamos radical y rápidamente las emisiones, es probable que partes inmensas del Oriente Medio “experimenten niveles de temperatura intolerables para el ser humano” a finales de este siglo. Y esto es algo tan contundente como aseguran los científicos del clima. Sin embargo, en la región se tiende aún a tratar las cuestiones medioambientales como si fueran algo no prioritario o una causa superflua. La razón no es la ignorancia ni la indiferencia. Se trata tan sólo del ancho de banda. El cambio climático es una grave amenaza pero los aspectos más aterradores del mismo van a darse a medio plazo. Sin embargo, a corto plazo, hay siempre amenazas mucho más urgentes con las que lidiar: la ocupación militar, los ataques aéreos, la discriminación sistémica, el embargo. Nada puede competir con eso, ni debería intentarlo. Hay otras razones por las que Said podría haber considerado el ecologismo como un patio de recreo burgués. El Estado israelí ha revestido desde hace mucho tiempo de un barniz verde su proyecto deconstrucción de la nación, algo que fue parte fundamental de los valores pioneros del “retorno a la tierra” sionista. Y, en este contexto, los árboles han estado, específicamente, entre las armas más potentes para el saqueo y la ocupación de la tierra. No se trata sólo de los innumerables olivos y árboles de pistachos arrancados para dejar espacio a los asentamientos y carreteras sólo para israelíes, también de los extensos bosques de pinos y eucaliptos que el Fondo Nacional Judío (JNF, por sus siglas en inglés), ha plantado de la forma más infame en esos huertos y en el espacio de los pueblos palestinos en función de su eslogan “convertir el desierto en vergel”, alardeando de haber plantado 250 millones de árboles en Israel desde 1901, muchos de ellos no autóctonos de la región. En los folletos propagandísticos, el JNF se promociona como otra ONG verde, preocupada por la gestión de los bosques y del agua, de los parques y del ocio. Es también el mayor terrateniente privado en el Estado de Israel y, a pesar de la cantidad de complicados retos legales, todavía se niega a arrendar o vender tierras a los no judíos. Crecí en una comunidad judía donde todas las conmemoraciones – nacimientos y muertes, día de la madre, bar mitzvah - estaban marcadas por la compra orgullosa de un árbol del JNF en honor a la persona. No fue sino hasta la edad adulta cuando empecé a entender que esas entrañables coníferas de remotos lugares, cuyos certificados empapelaban las paredes de mi escuela primaria en Montreal, no eran benignas, no eran sólo algo para plantar y después abrazar. En realidad, esos árboles están entre los símbolos más flagrantes del sistema israelí de discriminación oficial, algo que debe desmantelarse si queremos llegar a conseguir una coexistencia pacífica. El JNF es un ejemplo reciente y extremo de lo que algunos llaman “colonialismo verde”. Pero el fenómeno apenas es nuevo ni único en Israel. Hay una historia larga y penosa en las Américas respecto a hermosas extensiones de tierras salvajes convertidas en parques protegidos, y esa designación se utilizó después para impedir que los pueblos indígenas pudieran acceder a sus territorios ancestrales para cazar y pescar o, sencillamente, para vivir. Ha sucedido una vez y otra. Una versión contemporánea de este fenómeno es la compensación por emisiones de carbono. Los pueblos indígenas, de Brasil a Uganda, se han encontrado con que algunos de los saqueos de tierras más agresivos los están llevando a cabo organizaciones medioambientales. De repente, se decide otorgar a un bosque compensaciones por emisiones de carbono y se convierte en zona

[close]

p. 15

Revista de bioética difusión y ensayos Año 3 No.7 Vol. 3 Enero-Junio 2017 Revista de bioética difusión y ensayos Año 3 No.7 Vol. 3 Enero-Junio 2017 vedada para sus habitantes tradicionales. La consecuencia es que el mercado de compensaciones por emisiones de carbono ha creado una nueva clase de abusos “verdes” de los derechos humanos, siendo los campesinos y los pueblos indígenas atacados físicamente por guardabosques o mercenarios de la seguridad privada cuando intentan acceder a esas tierras. El comentario de Said acerca de los fanáticos medioambientales debe encuadrarse en tal contexto. Y hay más. En el último año de la vida de Said, se estaba levantando ya la llamada “barrera de separación” a base de apropiarse de franjas inmensas de Cisjordania, aislando a los trabajadores palestinos de sus empleos, a los campesinos de sus campos, a los pacientes de los hospitales y dividiendo brutalmente a las familias. No había escasez de razones para oponerse al muro en virtud de los derechos humanos. Sin embargo, en aquel momento, algunas de las voces disidentes más potentes entre los judíos israelíes no se dedicaban a nada de eso. Yehudit Naot, entonces ministra de medio ambiente de Israel, estaba más preocupada por un documento en el que se informaba de que “La valla de separación... es perjudicial para el paisaje, la flora y la fauna, los corredores ecológicos y el drenaje de los arroyos”. “En realidad no quiero detener ni retrasar la construcción de la valla”, dijo, pero “me preocupa todo el daño medioambiental que va a provocar”. Como el activista palestino Omar Barghuti observó más tarde, “el ministerio y la Autoridad para la Protección de los Parques Nacionales organizaron diligentes esfuerzos de rescate para salvar una reserva afectada de lirios trasladándola a una reserva alternativa. También crearon pasajes diminutos (a través del muro) para los animales”. Tal vez esto ponga en contexto el cinismo respecto al movimiento verde. La gente tiende a volverse cínica cuando sus vidas son consideradas menos importantes que las flores y los reptiles. Y sin embargo, hay mucho en el legado intelectual de Said que ilumina y aclara mucho más las causas subyacentes de la crisis ecológica global señalando formas de respuesta que son más inclusivas que los actuales modelos de campañas: formas que no piden a la gente que sufre que aparque sus preocupaciones respecto a la guerra, la pobreza y el racismo sistémico y se dedique en primer lugar a “salvar el mundo”, sino que demuestran que todas estas crisis están interrelacionadas y que las soluciones deberán también estarlo. En resumen, puede que Said no tuviera tiempo para los ecologistas fanáticos pero estos deben hacerle un hueco urgentemente a Said –y a otros muchos grandes pensadores poscoloniales antiimperialistas-, porque sin esos conocimientos no hay forma de entender cómo hemos acabado en este peligroso lugar, o para captar las transformaciones necesarias para poder sacarnos de él. Por tanto, a continuación expongo algunos pensamientos –en modo alguna completos- acerca de lo que podemos aprender al leer a Said en un mundo en calentamiento. Era, y sigue siendo, uno de nuestros teóricos más desgarradoramente elocuentes del exilio y la nostalgia, pero la nostalgia de Said, siempre lo dejó claro, era de una patria que había sido alterada de forma tan radical que ya no existía realmente. Su posición era compleja: defendía ferozmente el derecho al retorno, pero nunca afirmó que su hogar fuera inamovible. Lo que importaba era el principio del respeto hacia todos los derechos humanos en condiciones de igualdad y la necesidad de que una justicia restaurativa informara nuestras acciones y políticas. Esta perspectiva es profundamente importante en esta época nuestra de costas erosionadas, de naciones que desaparecen bajo mares que aumentan de nivel, de arrecifes de coral en proceso de decoloración que sustentan culturas enteras, de un Ártico templado. Esto se debe a que el estado de anhelo de una patria radicalmente alterada –un hogar que puede incluso no existir ya- es algo que está siendo rápida y trágicamente globalizado. En marzo, dos importantes estudios, revisados por otros colegas científicos, advertían que el nivel del mar podría aumentar mucho más rápidamente de lo que se creía con anterioridad. Uno de los autores del primer estudio era James Hansen, quizá el climatólogo más respetado del mundo. Advertía que en la trayectoria actual de emisiones nos enfrentamos a la “pérdida de todas las ciudades costeras, de la mayoría de las grandes ciudades del mundo y de toda su historia”, y no en miles de años a partir de ahora sino en este mismo siglo. Si no exigimos cambios radicales, vamos de cabeza hacia un mundo entero de pueblos en búsqueda de un hogar que ya no existe. Said nos ayuda a imaginar a qué podría parecerse también eso. Ayudó a popularizar el término árabe sumud (“quedarse quieto, resistir”): esa firme negativa a abandonar la tierra de uno a pesar de los intentos más desesperados de desalojo e incluso rodeados de continuos peligros. Es una palabra que se asocia más con lugares como Hebrón y Gaza, pero podría aplicarse igualmente hoy a los residentes en la costa de Luisiana que han levantado sus hogares sobre pilotes para no tener que evacuarlos, o los de las islas del Pacífico, cuyo eslogan es: “No estamos ahogándonos. Estamos luchando”. En países como las islas Marshall y Fiyi y Tuvalu, saben que es inevitable que el nivel del mar suba mucho, lo que hace probable que sus países no tengan futuro. Pero se niegan a preocuparse simplemente por la logística de la reubicación y no lo harían aunque hubiera países más seguros dispuestos a abrir sus fronteras; tendría que ser uno muy grande, ya que los refugiados del clima no están aún reconocidos en el derecho internacional. En cambio, están resistiendo activamente: bloqueando con sus canoas hawaianas tradicionales los buques australianos que llevan carbón, interrumpiendo las negociaciones internacionales sobre el clima con su incómoda presencia, exigiendo acciones más agresivas en defensa del clima. Si hay algo que merezca la pena celebrar del Acuerdo de París firmado en abril –que por desgracia es insuficiente-, se debe a este tipo de actuaciones ejemplares: el sumud climático.

[close]

Comments

no comments yet