Nº 34 "Horizonte de Letras"

 

Embed or link this publication

Description

Revista digital de creación literaria, editada por "Alfareros del lenguaje"

Popular Pages


p. 1

Revista digital de Creación Literaria Editada por: Sumario Editorial (pág. 4) Nuestros socios (pág. 5) Relato (pág. 5) Micro-relato (pág. 12) Opinión (pág. 13) Reseña literaria (pág. 14) Poesía (pág. 23) Nuestros colaboradores (pág. 30) Relato (pág. 30) Poesía (pág. 34) Opinión (pág. 43) Ensayo histórico (pág. 46) Reseña literaria (pág. 54) Entrevista (pág. 56) Entrevista a María Teresa Andruetto. Sus respuestas y poemas EJEMPLAR GRATUITO ©: Revista "Horizonte de Letras". Todos los derechos reservados. ISSN: 1989-6956 La Revista "Horizonte de Letras" no se responsabiliza de las opiniones vertidas por los autores participantes en este número; quienes, además, serán responsables de la autenticidad de sus obras.

[close]

p. 2

“Horizonte de Letras” Nº 34 Página 2 de 61 ©: Revista “Horizonte de Letras” Editada por: “Alfareros del Lenguaje”. Asociación Nacional de Escritores Todos los derechos reservados. ISSN: 1989-6956 Dirección, evaluación y coordinación: Rafael Gálvez José Bárcena Fernando J. Baró Ignacio León Enrique E. de Nicolás Patrocinan: Maquetación: Enrique E. de Nicolás www.componentesgil.es Para contactar con nuestra asociación: www.alfareroslenguaje.org info@alfareroslenguaje.org Para suscripciones y colaboraciones literarias: www.horizonte-de-letras.webnode.es horizontedeletras@gmail.com www.compraventacoleccion.com __________________________________________________________________________________________________________ EJEMPLAR GRATUITO ©:“Alfareros del Lenguaje”. Asociación Nacional de Escritores. Todos los derechos reservados. ISSN: 1989-6956 “Alfareros del Lenguaje” no se responsabiliza de las opiniones vertidas por los autores participantes en este número; quienes, además, serán responsables de la autenticidad de sus obras.

[close]

p. 3

“Horizonte de Letras” Nº 34 Página 3 de 61 Fundada en 2009 por Enrique Eloy de Nicolás Nº 34 Enero-Marzo de 2017 EDITORIAL NUESTROS SOCIOS RELATO “Deuda saldada”, de Rafa Gálvez “El padre de la npovia”, de Ana Larraz “Emisión de mariposa”, de Ignacio León “La soberbia”, de Matilde Gonzálvez MICRORRELATO “Ella caminaba sola”, de Ana Larraz OPINIÓN “Orígenes de la libertad”, de Julio Valencia RESEÑA LITERARIA “A tres pasos de la luna”, de Beatriz Cáceres. Reseña de Dolors López “Mutis por el foro”, de Enrique Eloy de Nicolás, Reseña de Thelma García “El duque del altozano”, de Fernando Cotta. Reseña de Isidro Martínez Blanco “El dragón y la rosa”, de Ignacio León. Reseña de Dolors López. POESÍA “Propuestas en Junio”, de Ana Larraz “Rezo sublime”, de Ana Larraz “Fuego”, de Santiago J. Miranda NUESTROS COLABORADORES RELATO “Rosas en la laguna”, de Peregrina V. Varela POESÍA “Noche estrellada”, de Dolores Otálora “Nacimiento”, de Marcela de Nicolás “Te quiero tanto, tanto” y “En presencia del aire”, de Javier Úbeda “Piel de luna llena”, “Gozosa deidad femenina” y “¡Bendigo tu sexo!”, de Carlos Díaz Chavarría “Solo he tenido un amor” e “Inocencia no me dejes”, de Consuelo Rodríguez “EL primo”, “Vals” y “A Gina en su lecho”, de AleqsGarrigós OPINIÓN “¿Qué es ser libres”, de Aurora Varela ENSAYO HISTÓRICO “El reinado de Fernando VII (I). De Bayona a Valençay”,de Cesáreo Jarabo Jordán RESEÑA LITERARIA “También esto pasará”, de Milena Busquets. Reseña realizada por Javier Úbeda Ibáñez ENTREVISTA María Teresa Andruetto. Realizada por Rolando Revagliatti __________________________________________________________________________________________________________ EJEMPLAR GRATUITO ©:“Alfareros del Lenguaje”. Asociación Nacional de Escritores. Todos los derechos reservados. ISSN: 1989-6956 “Alfareros del Lenguaje” no se responsabiliza de las opiniones vertidas por los autores participantes en este número; quienes, además, serán responsables de la autenticidad de sus obras.

[close]

p. 4

“Horizonte de Letras” Nº 34 Página 4 de 61 Este año recién terminado ha sido prolífico para muchos de nuestros socios, que han visto cómo sus obras eran publicadas y presentadas por distintos lugares del territorio nacional. También para nuestra revista, que no deja de crecer; planteándonos unos cambios que — esperamos de corazón— sean pronto bienvenidos (ahora no puedo contaros nada, pero seguro que os gustarán). Como digo, ha sido un buen año para la creación literaria de muchos de vosotros, los que escribís y nos seguís… Pero también ha sido un año de pérdidas, de fallecimientos inesperados en la cultura que a todos — creo— nos ha impactado. Así, comenzamos el 2016 con la muerte de David Bowie, aquel camaleónico músico que tantos temas maravillosos nos ha dejado. Deportistas inolvidables como Johan Cruyff y Muhammad Alí. Grandes dramaturgos y escritores a los que yo particularmente admiro: Darío Fó, Francisco Nieva, Peter Shaffer, Umberto Eco, autor del inolvidable “El nombre de la Rosa”, Harper Lee, Víctor Mora, creador de “El jabato” y “El capitán Trueno”, Fermín Bouza, Virginia Vidal… Y más gente maravillosa del mundo del cine, como la inolvidable Chus Lampreave, Bud Spencer, Emma Cohen, Zsa Zsa Gabor… entre otros muchos que ni siquiera conocía. Pero también más gente maravillosa que tan buenos momentos nos dieron hace décadas en las dos únicas cadenas televisivas españolas, como Miguel de la Quadra-Salcedo y Elena Santonja. Y en los últimos días del año nos han dejado voces maravillosas de la década de los 80, como Manolo Tena, Leonard Cohen, Prince y George Michael, a los que yo admiraba plenamente. Sin embargo, hoy, mientras escribo este editorial, me he enterado de que ha fallecido la actriz Carrie Fisher, quien interpretó a la Princesa Leia en las entregas setenteras de la saga La Guerra de las Galaxias. Mi tristeza es grande, pues era uno de mis personajes favoritos, de los que piensas que nunca se mueren, que siempre van a estar ahí… No quería dejar de homenajearles por todo lo que han hecho, y porque este año 2016 recién acabado nos ha privado de su presencia. Vaya, pues desde aquí, mi consideración a todos ellos, que sigan desbordando felicidad allá donde estén, que descansen en paz y “que la fuerza les acompañe”. Que este año recién empezado venga repleto de éxitos, felicidad y vida para todos. ¡¡Feliz 2016!! Enrique Eloy de Nicolás __________________________________________________________________________________________________________ EJEMPLAR GRATUITO ©:“Alfareros del Lenguaje”. Asociación Nacional de Escritores. Todos los derechos reservados. ISSN: 1989-6956 “Alfareros del Lenguaje” no se responsabiliza de las opiniones vertidas por los autores participantes en este número; quienes, además, serán responsables de la autenticidad de sus obras.

[close]

p. 5

“Horizonte de Letras” Nº 34 Página 5 de 61 Rafael Gálvez Olmo Nace en Madrid en 1940. En el 55 trabaja ya para una Agencia de Publicidad en la que llega a ser uno de sus creativos gráficos durante más de cuarenta años. En el 58 le hacen su primera entrevista y ve publicado su primer relato en una revista “de academia”. Escribió desde muy joven y, motivado por esa inquietud se ha relacionado toda su vida con otros amantes de la literatura, por lo que le llevó a ingresar en la recién creada Agrupación Hispana de Escritores, donde fue director técnico de la publicación “Autores Lectores”, que él mismo confeccionó y modernizó durante el tiempo que perteneció a ella, publicando varios relatos (con seudónimo de Sinhué), en dicha revista, a finales de los 60 y principios de los 70. Un largo período de intenso trabajo en su profesión de creativo publicitario, le apartó del mundo literario, aunque no dejó de escribir hasta que, llegado su “relax laboral”, contactó con un grupo de jóvenes escritores con los que creó “La Voz de Ondarreta”, un periódico local (en Alcorcón), de una calidad literaria excepcional, pero de una vida muy efímera por cuestiones muy largas de exponer. Más estos mismos autores (amigos), deseaban seguir juntos escribiendo, culminando con la fundación de la ASOCIACIÓN CULTURAL-EDITORIAL VERBO AZUL, (en Alcorcón). Ha publicado diversos artículos y relatos en periódicos provinciales, y varios libros y relatos cortos en las diversas publicaciones de esta Editorial. Ha recibido varios premios literarios, así como en arte gráfico y fotografía. DEUDA SALDADA “Paredes viscosas y suelos rojizos... muros que manan ríos de sangre... que te ahogan, mientras a la pálida luz de la madrugada tratas de borrar la visión que, pertinaz, no cesa de fijarse sobre tu conciencia. Pesadillas; sólo pesadillas Manuel. No sé a qué cuento viene que te repitas después de tanto olvido... Así piensas cuando espabilas de un pequeño sopor, pese al traqueteo del tren. Fijas tu mirada en la ventanilla del vagón y observas la lluvia que se estrella tras la cristalera formando un calidoscopio gris, brillante y vivo. No puedes apartar la atención de las serpenteantes gotas que recorren el acristalado exterior, comprobando su poca valía, lo efímero de sus vidas. Tampoco valen mucho, y esto te hace volver a un recuerdo, a un momento en que la sangre manaba por las paredes formando charcos a tus pies y que, tus grandes ideales, te impedían la visión de la realidad. Cuando el tren llegó a la estación de Santiago de Compostela, Manuel ya había olvidado aquel rescoldo de ensoñación. Atendió a su equipaje y salió con ánimo, primero, de tomar un buen desayuno, calientito y, más tarde, buscar la forma de llegar hasta Santa Comba, municipio no muy alejado de aquella histórica ciudad. Manuel era nacido en aquella tierra, pero hacía algunos años que las circunstancias le habían obligado a alejarse de aquel maravilloso lugar. Ahora, después de mucho tiempo, regresaba por primera vez. Sentía añoranza de recuerdos entremezclados de amor... de odio... de sangre... y grandes deseos de ver a sus familiares vivos, hermanos, cuñadas, sobrinos, conocer a su familia y, también, presumir de estatus social. El autocar en que viajaba no era como la camioneta que, en camino contrario, hacía mucho tiempo, le llevó a su destino __________________________________________________________________________________________________________ EJEMPLAR GRATUITO ©:“Alfareros del Lenguaje”. Asociación Nacional de Escritores. Todos los derechos reservados. ISSN: 1989-6956 “Alfareros del Lenguaje” no se responsabiliza de las opiniones vertidas por los autores participantes en este número; quienes, además, serán responsables de la autenticidad de sus obras.

[close]

p. 6

“Horizonte de Letras” Nº 34 Página 6 de 61 militar... y del que más tarde volvió... como señor del feudo, engalanado con estrellas de puntas por todas partes. Manolo recordó en unos instantes aquellos días con sólo bajar del autocar y pisar la tierra de la mismísima plaza del pueblo de Santa Comba. Sí, aquello era Santa Comba. La recordaba más grande, aunque el día que la pisó por última vez no pudiera verla en su totalidad entre tanto personal uniformado y tanto ganado humano. Fue como un espejismo, pero la plaza surgió llena de animales que mugían, relinchaban o balaban, y de personas que hablaban a gritos o murmuraban casi en silencio. Esto le hizo recordar que, alguno de los informantes de cómo iban las cosas en aquellos dramáticos días, en un momento dado gritó: “Mirad, ahí tenemos al verdugo”. “¿El asesino?” ¡Sí! –asintieron muchos–. ¡El mismo! Este fue el detonante. La gente se arremolinó alrededor del “asesino”. “Manolín, en un entonces, brincaba sobre personas y animales, tratando de ver al hombre que había levantado tanta expectación, pero no lo consiguió. Su padre se lo llevó en volandas, pues un vecino le vino a dar el aviso de que la vaca “Florinda” estaba a punto de parir.” Cuando centró de nuevo la mirada sobre la plaza, por unos instantes la vio ajardinada, empedrada, con ocho farolas y una hermosa fuente que levantaba su geiser y refrescaba el ambiente al compás del viento... Mientras se recrea con el entorno, la explanada, (que siempre sirvió de mercado), una vez más, bulle de personal que grita imprecaciones de toda tonalidad, puesta su mirada en él, que se le acercan con muestras de dudosa animosidad... Ese primer temor asaltado se le esfuma al reconocer a la que encabeza aquel tumulto. Se aproxima a saludarla, efusivamente, cuando ella se le acerca con los brazos abiertos mientras le grita: –Esto de parte de mi hija y de tu hijo, muertos. Al mismo tiempo le clava un cuchillo en pleno corazón. Tras ella vienen otros, que también pronuncian su sentencia mientras hienden en su cuerpo distintas cuchilladas, pero Manolo ya no las siente. La primera le ha matado y con ello ha pagado la deuda que tenía pendiente: su vida a cambio de todas aquellas que había fusilado. __________________________________________________________________________________________________________ EJEMPLAR GRATUITO ©:“Alfareros del Lenguaje”. Asociación Nacional de Escritores. Todos los derechos reservados. ISSN: 1989-6956 “Alfareros del Lenguaje” no se responsabiliza de las opiniones vertidas por los autores participantes en este número; quienes, además, serán responsables de la autenticidad de sus obras.

[close]

p. 7

“Horizonte de Letras” Nº 34 Página 7 de 61 Ana Larraz Galé Nací el 30 de Julio de 1964 en Zaragoza, aunque viví toda mi infancia en Tauste. Fui una niña tranquila, que pasó muchas horas leyendo, tocando el piano y en compañía de adultos, sobre todo de mi abuela Carmen, viuda de guerra.A los 14 años, me marché a estudiar a Zaragoza y cuatro años después, a Valencia donde me hice Arquitecto Técnico y me quede a vivir. Allí me case y nació mi hija. Como siempre me gustó mucho escribir e investigar, aprovechando la baja maternal, comencé a hacerlo sobre la desaparición de mi abuelo Ángel en la Guerra Civil. Tanto me apasionó el tema, que desde entonces no he dejado de hacerlo. Hacia el verano de 1994, mi trabajo nos obligó a trasladarnos a Santa cruz de Tenerife y cuatro años después a Las Palmas de Gran Canaria, donde vino al mundo mi hijo y donde seguimos viviendo. A finales del 2013, con toda la documentación recopilada a lo largo de mi vida, las anécdotas que mi abuela me contó, y las cartas que del frente su marido le envió, comencé mi andadura como escritora con mi primera novela "La fotografía. Historia de un soldado" que se publicará próximamente.Al mismo tiempo, comencé a escribir pequeños relatos con los que he quedado finalista en varios concursos.Poco después, en unión de dos amigas, nos embarcamos en la aventura de hacer un libro de relatos escritos entre las tres: "Doce Tríos y doce a solas", que ya está a la venta.Ahora mismo, estoy escribiendo otra novela y sigo participando en certámenes de relatos y en publicaciones en revistas. EL PADRE DE LA NOVIA —¡Rápido! ¡Se nos muere! El hombre, al que entraron los de la ambulancia al hospital, no podía oír los gritos. Su mente estaba vagando entre sus recuerdos. En ese momento, rememoraba el instante en el que ella le dio la gran noticia: se casaba. Era verano y él estaba sentado en la terraza leyendo el periódico. Casi podía haber adivinado por el tono de la voz de su hija, lo que le iba a contar, pero prefirió oírselo decir: no quería estropear la sorpresa. Se dio una gran alegría. Su futuro yerno le gustaba y, ¡se veía tan feliz a Marga! ¡Nunca había oído su voz con esa alegría! Él, sabía que la chica llevaba mucho tiempo soñando con eso. Estaba seguro de que era lo que más deseaba en el mundo, así que la escucho muy atentamente sin interrumpirle. Cuando terminó de contarle todos los detalles, le dio la enhorabuena y seguidamente empezaron a hablar de todos los preparativos. Los novios ya habían elegido la fecha, pero no estaban seguros de encontrar iglesia libre, por lo que Marga, le pidió que intentara conseguirla. Él se comprometió a hablar con el padre Miguel, para que les hiciera un hueco y pudieran celebrar la boda en la catedral, tal y como deseaban el futuro matrimonio. También prometió encargarse de las flores, pensó en hablar con Encarna, la florista a la que siempre acudía cuando necesitaba algo. Estaba seguro de que les haría un buen precio. Estuvieron mucho rato hablando por teléfono, hasta que dejaron todos los detalles cerrados. Padre e hija, quedaron para a la vuelta de las vacaciones, empezar con todo. Él se ofreció para ayudarles lo que hiciera falta; estaba muy ilusionado y convencido de que juntos, iban a conseguir que todo saliera genial. —¡Adrenalina! ¡Deprisa! ¡Se le está parando el corazón! El hombre de la camilla, siguió recordando totalmente ajeno a lo que sucedía a su alrededor. En ese momento, estaba viendo el restaurante donde se celebró el banquete. Les había costado mucho decidirse. Querían encontrar un sitio bonito para la celebración y al final lo __________________________________________________________________________________________________________ EJEMPLAR GRATUITO ©:“Alfareros del Lenguaje”. Asociación Nacional de Escritores. Todos los derechos reservados. ISSN: 1989-6956 “Alfareros del Lenguaje” no se responsabiliza de las opiniones vertidas por los autores participantes en este número; quienes, además, serán responsables de la autenticidad de sus obras.

[close]

p. 8

“Horizonte de Letras” Nº 34 consiguieron. Fueron a verlo los tres: Marga, Félix; su futuro yerno y él. Hablaron con el maître y probaron el menú que él les propuso. Lo cierto es que salieron encantados. Todos los que les habían recomendado el «Gran Hotel» acertaron. La comida estaba exquisita y el salón tenía la capacidad que ellos necesitaban. Allí mismo, decidieron cuál de los tarjetones de boda que entre Marga y él habían elegido, era el más adecuado y Félix, como no, estuvo conforme con la elección. ¡Qué orgulloso se puso cuando vio su nombre impreso en ellas! Era cierto, estaba encantado de invitar a todos aquellos señores y señoras a la boda de su hija. No quiso que Marga metiera dentro la tarjetita con el número de cuenta por que le parecía de mal gusto. Le aconsejó, que pusiera una lista de boda en «La casa encantada». La familia tenía amistad con la dueña desde hacía muchos años y sabía que se portarían muy bien con los novios. «¡Es más elegante!» le dijo, teniendo mucho cuidado de que su hija no se lo tomara como un reproche. No quiso acompañarla a la última prueba del traje. «No está bien que el padrino vea como le queda el vestido a la novia antes de la boda» le explicó. Aunque si participó en la elección. Durante semanas, acompaño a Marga a visitar todas las boutiques de la ciudad hasta que encontraron el adecuado. Si bien es cierto, que no habló mucho para no influir en los gustos de su hija. Realmente, el vestido elegido, le parecía un poco exagerado, pero no dijo nada, a su niña le gustaba y eso era suficiente. —¡No reacciona! ¡Se nos va! En el quirófano cada vez había más gente, pero el hombre tendido allí, seguía inmerso en sus recuerdos. Se estaba viendo a sí mismo mirando a su hija, el día de la boda, todavía dentro del coche. Página 8 de 61 Ella le estaba colocando un clavel blanco en la solapa antes de salir y él, se tuvo que aguantar las lágrimas que intentaban salir de sus ojos. Recordó, el que le parecía el mejor momento: el de la puerta de la iglesia. Él con su nuevo frac y su hija, más hermosa que lo que ninguna novia haya estado jamás, apoyada en su brazo. Nunca podría olvidar la mirada de Marga antes de empezar a caminar por la nave central de la catedral, su sonrisa y el gesto que le hizo con la cabeza para indicarle que ya estaba preparada y que podían empezar el recorrido. Era el recuerdo más dichoso que todo padre puede tener de la boda de su hija. Mucho más que el momento en el que la joven contestó al sacerdote que sí, que se quiere casar. Ése, ya no era tan suyo. Es más, ni siquiera la gustaba. Ahí sintió que de verdad entregaba a su hija. —¡Parad! ¡Ya está! ¡Lo hemos recuperado! El hombre de la camilla abrió los ojos intentando incorporarse. —¡No! ¡Por favor! ¡Déjenme ir! ¡No quiero volver!—gritó. Pero ya era tarde: había regresado a la vida. Una vida, en la que él no había visto la invitación de boda ni el traje de novia de su hija. Una vida, en la que no supo que sacerdote el caso ni estuvo en el lugar de la celebración. Una vida, en la que no había entrado a la iglesia del brazo con Marga. Una vida, en la que una tarde de verano, mientras él leía el periódico, su hija le llamó, para decirle que no le quería a su lado el día de su boda. El médico que le atendió. __________________________________________________________________________________________________________ EJEMPLAR GRATUITO ©:“Alfareros del Lenguaje”. Asociación Nacional de Escritores. Todos los derechos reservados. ISSN: 1989-6956 “Alfareros del Lenguaje” no se responsabiliza de las opiniones vertidas por los autores participantes en este número; quienes, además, serán responsables de la autenticidad de sus obras.

[close]

p. 9

“Horizonte de Letras” Nº 34 Página 9 de 61 Ignacio León Roldán Nació en Córdoba; siendo un infante le apasionaban los tebeos de la época y disfrutaba de las viñetas porque en su imaginación las proyectaba como si de una película se tratase. Llegada la adolescencia sintió curiosidad por las novelas de todo tipo y se convirtió en un apasionado de la lectura, cosa que ha seguido cultivando hasta la actualidad. Ya en un periodo adulto, se inclinó por temas más profundos como pueden ser la Filosofía y la religión, cultivando la parte oficial y ortodoxa pero haciendo mayor hincapié en la oculta o heterodoxa; de ambas posee un interminable número de apuntes y críticas ante hechos enfrentados y contradictorios. También, por asociación de ideas, tiene unos pensamientos sobre la vida muy sui generis, echa en falta la tan cacareada “Libertad de los pueblos” de la que se hacen adalides los máximos responsables de cada país, independientemente del color de sus ideales, porque según las conclusiones de Ignacio, la “Libertad” antes de ser social debe ser individual y, una vez conseguida, socializarla. Por todo esto, después de media vida de devorar todo aquello que fue cayendo en sus manos, a la edad de cincuenta años se decidió a no guardar para sí mismo su línea de pensamiento y se ha atrevido a plasmar por escrito aquello que le obsesiona. En el libro “El dragón y la rosa” viene a desarrollar la contradicción que existe entre el Bien y el Mal establecido, llegando a dar la vuelta a las consignas milenarias. En la novela “Qué día el de aquella noche” hace un canto a la Libertad individual, a pesar de las trabas puestas al protagonista, superándolas y saliendo airoso de los embates de la vida. Tras lo expuesto, un desglose de su trayectoria literaria en la que se le han publicado las siguientes obras en la editorial Verbo Azul: –La Orquesta (2008) –La Desconocida (2008) –Historias Asimétricas (2010) –La Fuerza de la Ilusión (2012) Así como diversas colaboraciones en libros de Narradores y la revista La Hoja Azul en Blanco editada por Verbo Azul. Colaboración en el libro Homenaje titulado “MADRID A MIGUEL HERNÁNDEZ desde el café Gijón” publicado por Ediciones De la Torre en Marzo de 2011,” con la obra “AMOR Y LIBERTAD Una novela Titulada “Qué día el de aquella noche” y otra publicada en Bubok con el título “El dragón y la rosa”. Ganador de algunos certámenes de Narrativa. EMISIÓN DE MARIPOSA Por lo general en la casa reinaba el silencio. Este hecho se acentuaba mucho; más a la hora de cenar. La familia se reunía alrededor de la mesa sin perder detalle de lo que acontecía en la pantalla que presidía el salón. Y el silencio rara vez era alterado por algún que otro monosílabo. Desde la calle se coló por el ventanal abierto una mariposa llamando la atención de todos. Ésta, advirtiendo el asombro que su inesperada presencia causaba y sabiéndose el centro de atención, realizó un vuelo majestuoso a la vez que arrogante por toda la estancia. Pasada la sorpresa, la indiferencia fue total. Así que decepcionada por la falta de interés e intentando captarla de nuevo, revoloteó largo rato efectuando un sinfín de piruetas acrobáticas sin conseguirlo. Agotada por el esfuerzo tras dar un suave aleteo en el mismo centro de la pantalla, se posó sobre la misma. Molestos por la distracción de la inoportuna visitante, se levantaron para espantarla pero repentinamente apareció en el centro de la pantalla un punto blanco que, se agrandaba por momentos al tiempo que emitía el característico ruido de la búsqueda de una nueva sintonía. Este extraño hecho les hizo desistir de su propósito y volvieron a tomar asiento. No habían terminado de sentarse cuando el punto desapareció dando paso a la imagen un tanto borrosa de su propio salón, con verdadero estupor examinaron uno por uno todos los rincones, el mobiliario, los enseres y utensilios de la mesa que, en la escena se reflejaba, comprobando con asombro que realmente lo era. La imagen poco a poco se fue definiendo a medida que la señal del emisor era mayor hasta alcanzar una perfecta nitidez. ¡No, no es posible! Debe ser una alucinación, dijeron al contemplar en la retransmisión sus rostros. Al reparar en la extrema palidez que irradiaban un escalofrío les recorrió el cuerpo a la vez que el pánico se poderó de ellos, al ver cómo en sus caras destacaban unos ojos increíblemente abiertos con las pupilas opacas y vidriosas. Se miraron entre sí desconcertados, hasta que la madre súbitamente con los ojos humedecidos se incorporó decididamente y desenchufó la pantalla. De regreso a la mesa habló con tal fluidez que contagió al resto. La tertulia resultó tan animada que incluso se olvidaron de la mariposa. __________________________________________________________________________________________________________ EJEMPLAR GRATUITO ©:“Alfareros del Lenguaje”. Asociación Nacional de Escritores. Todos los derechos reservados. ISSN: 1989-6956 “Alfareros del Lenguaje” no se responsabiliza de las opiniones vertidas por los autores participantes en este número; quienes, además, serán responsables de la autenticidad de sus obras.

[close]

p. 10

“Horizonte de Letras” Nº 34 Página 10 de 61 Matilde Gonzálvez Caballero Nací en Alcázar de San Juan llamada “El Corazón de la Mancha” un 1 de abril de 1938 durante la Guerra Civil Española. Desde muy pequeña he tenido una gran inquietud por aprender a escribir y desde siempre he hecho pequeñas cosas sin más trascendencia que plasmar toda clase de impresiones y sentimientos sobre un papel en blanco. He cambiado letra de canciones para acoplarlas a otras ya conocidas, como Clavelitos o Batallón de Modistillas, todas ellas en mi tiempo de juventud. He escrito cuentos de animales, relatos cortos, cartas de amor, versos y poesías, consciente de mi desconocimiento sobre literatura, solo escribiendo lo que en cada momento ha sentido mi corazón. A mis 75 años he logrado editar un libro. Una novela que habla de amores dentro de una familia burguesa. No es ni será nunca un bestsellers, pero sí mi satisfacción. LA SOBERBIA Era una mañana soleada del mes de abril. Los campos habían explosionado en un sin fin de pequeñas amapolas que meciéndose al ritmo del viento coloreaban el naciente trigo de macizos rojos. Una joven caminaba resuelta hacia la chabola, donde debía encontrarse con Julita. Una niña de etnia gitana de unos doce o trece años, que vivía con sus padres y sus siete hermanos, en aquel lugar. Se distinguían de otros vecinos por su sencillez y amabilidad. La joven de nombre María pertenecía a Acción Católica que por aquellos días estaba iniciando un proyecto con el fin de enseñar a leer y escribir a muchos niños no escolarizados, que vivían en la calle, siempre sucios, desarrapados y casi siempre descalzos. No había escogido María a aquella niña, le había tocado atenderla y enseñarla, en un sorteo que previamente se hizo. María comentaba sonriendo que le había tocado la lotería porque Julita era el candor personificado. La pobreza en la que vivía esta niña con su familia, no había hecho mella en ella. Era humilde, risueña, simpática y estaba dispuesta a aprender para cuando fuera mayor poder trabajar y sacar adelante a su familia, ayudar a sus padres en todo lo que pudiera. Un día la gitanilla fue al barrio donde vivía María, para pedirle que hablara con sus vecinos para que le proporcionaran un vestido y unos zapatos. Iba tan sucia, la cara llena de tiznajos, las uñas negras, el vestido harapiento, que María sintió verdadera pena de aquella niña. Pensó que la vida es muy injusta. Se le ocurrió entonces poner a prueba a Julita y le dijo. —Si me prometes que a partir de mañana, te aseas en el arroyo, lavas tus vestidos y estás siempre peinada, conseguiré un vestido y zapatos para ti. Julita como buena gitana que era, le contestó. —Si me pongo tan emperejilá, no podré pedir limosna en la plaza. Ahora María estaba llegando a la chabola, cuando vio venir hacia ella una preciosa jovencita. Llevaba un vestido que se veía claramente muy usado pero muy limpio y recién planchado, el pelo brillante recogido en dos coletas encima de las sienes. Iba sin zapatos. Era Julita que había decidido dejar de mendigar para estudiar y convertirse en una mujer educada y preparada para cualquier trabajo. Por la mañana se había mirado en el espejo al que le faltaban varios trozos de cristal. Su madre lo tenía colgado en la puerta de la chabola. Se encontró guapa y atractiva y se dijo a sí misma. —Parezco una niña rica. María al verla recordó que unos vecinos suyos, un médico de renombre y su esposa Isabel, mujer de gran virtud, estaban, desde hacía algún tiempo, intentando adoptar a una niña que les hiciera compañía en los últimos días de su vida y a __________________________________________________________________________________________________________ EJEMPLAR GRATUITO ©:“Alfareros del Lenguaje”. Asociación Nacional de Escritores. Todos los derechos reservados. ISSN: 1989-6956 “Alfareros del Lenguaje” no se responsabiliza de las opiniones vertidas por los autores participantes en este número; quienes, además, serán responsables de la autenticidad de sus obras.

[close]

p. 11

“Horizonte de Letras” Nº 34 la que poder dejar todos sus bienes. Ellos no habían podido tener hijos. María habló con los padres de Julita y ellos consintieron en que su hija fuera adoptada. Sólo ponían una condición, la niña nunca perdería el contacto con sus padres biológicos, los visitaría siempre que ella quisiera así como ellos harían lo mismo. Doña Isabel se prendó de la niña desde el primer momento que la vio. Era espabilada, risueña y preciosa. Le dieron cuanto apeteció. Fue al colegio, luego a la Facultad pero según pasaban los años su carácter fue cambiando volviéndose, engreída, orgullosa y fatua. La altanería con la que trataba a todo el mundo la convirtió en una persona insoportable. Dejó de visitar a sus padres. Olvidó la pobreza en la que había vivido en su infancia. Poco a poco y ya con los padres adoptivos muy mayores, se fue adueñando de todo cuanto poseían dejándolos prácticamente en la miseria. La pobreza hace que las gentes ingenien mil formas de sobrevivir, pero Julita equivocó su camino. Página 11 de 61 Ser pobre no significa ser ruin y despreciable sino procurar vivir con humildad y dignamente, disfrutando de lo poco que la vida te dé. Es una historia real, de una gitanilla que quiso alcanzar el cielo, y lo único que consiguió fue ser desdeñada por todos los que la conocimos. __________________________________________________________________________________________________________ EJEMPLAR GRATUITO ©:“Alfareros del Lenguaje”. Asociación Nacional de Escritores. Todos los derechos reservados. ISSN: 1989-6956 “Alfareros del Lenguaje” no se responsabiliza de las opiniones vertidas por los autores participantes en este número; quienes, además, serán responsables de la autenticidad de sus obras.

[close]

p. 12

“Horizonte de Letras” Nº 34 Página 12 de 61 ELLA CAMINABA SOLA Ana Larraz Salió el domingo, como todos los domingos a comprar el pan y entonces fue cuando la vio. La mujer que se encontraba en la acera de enfrente, parecía mantener una importante conversación consigo misma y él, movido por la curiosidad, cruzó la calle. Quería saber cuál era el tema que tan enfrascada le tenía. Sin que ella se diera cuenta, se situó detrás y se esforzó en escuchar sus palabras: ―Ya es hora de que se venga conmigo. Me encuentro muy sola. No debería haberme dejado… El hombre se rio al oírla, provocando que la mujer se girase hacia él. ― Hola Federico ―le dijo al verlo. Asombrado, el cotilla, reconoció a su exmujer, a la que llevaba diez años sin ver. ―Te estaba buscando ―siguió hablando ella―. Hoy te has retrasado. Tu pan, ya se lo ha llevado otro. Y sin decirle nada más, sacó una pequeña pistola del bolso y descargó seis balas sobre él. ―Que bien que hayas venido Fede… ―se le oyó decir mientras continuaba caminando sola. ¿O quizás ya no iba tan sola? __________________________________________________________________________________________________________ EJEMPLAR GRATUITO ©:“Alfareros del Lenguaje”. Asociación Nacional de Escritores. Todos los derechos reservados. ISSN: 1989-6956 “Alfareros del Lenguaje” no se responsabiliza de las opiniones vertidas por los autores participantes en este número; quienes, además, serán responsables de la autenticidad de sus obras.

[close]

p. 13

“Horizonte de Letras” Nº 34 Página 13 de 61 Julio Valencia Monescillo nació en septiembre de 1947 en el viejo Madrid del Avapies y recriado en el barrio de los Austrias. Cursó estudios en el colegio Nuestra Señora de la Paloma sito en carrera de San Francisco el Grande, y posteriormente accedió al Instituto Politécnico Virgen de la Paloma (antiguamente Escuela de Artes y Oficios). En el periplo de su vida en aquella época, desempeñó alguno de los oficios que había aprendido. Y escogió ser Agente Comercial Colegiado, hasta su jubilación. Actualmente es socio colaborador en la Asociación Literaria Alfareros del Lenguaje, donde sus veteranos compañeros le han encomendado redactar las editoriales. ORÍGENES DE LA LIBERTAD Las diferentes épocas históricas y culturales tan distintas, han ido mostrando la gran dificultad de precisar con exactitud la idea de Libertad. Los hombres siempre han tenido un profundo sentimiento arraigado a la aspiración de la libertad. La palabra libertad en su origen etimológico, determina la condición del hombre que no se halla sometido al dominio del otro, por lo tanto es dueño absoluto de su persona y de sus actos. Teniendo capacidad de razonar y valorar el mundo que le rodea, es lo que otorga al hombre el sentido de libertad, consecuente la voluntad humana. Desde la implicación protagonista del hombre en la tierra, la primera experiencia y fallida, del concepto libertad que se conoce, es la “expulsión del Paraíso”. Ahí la libertad se manifiesta a la conciencia como una certeza primaria que introduce toda la existencia en el ser humano, especialmente en aquellos momentos que han de tomarse decisiones tan importantes y en los que los propios sujetos sentían comprometer su vida. Según descripción del primero y más importante libro que se conoce: La Biblia. El término Biblia corresponde al plural griego “Libros” que alude a la colección de libros sagrados. Una colección de libros de autores y géneros tan distintos, escritos a lo largo de varios siglos en una cultura tan diferente de la actual, y transmitidos en diferentes versiones, con las discrepancias de las grandes creencias universales (cristianismo, islamismo, judaísmo y budismo). Los estudiosos de la Biblia han aplicado todas las técnicas modernas de la hermenéutica, o ciencia de la interpretación de textos estudiando y analizando por qué un libro ha sido incluido o no en la Biblia. Lo que el hombre conoce acerca de Dios y su Creación, no proviene de lo que éste le haya revelado, sino de las deducciones de l apropia razón humana. La capacidad, el discernimiento y libertad de pensamiento del ser humano para construir sus creencias o no, su propio destino, ordenar su conducta en la sociedad que le toque vivir, y definir la calidad de su libre existencia, con madurez y responsabilidad, y a la vez expandienco en su diaria vivencia comunitaria, las exigencias de un orden moral. Estamos viviendo en unos tiempos muy complejos de gran incertidumbre y en general, un desconocimiento profundo de nuestro pasado; en él debemos analizar los errores cometidos para no volver a repetirlos en el futuro. Ciertos excesos de Libertad mal entendida se está convirtiendo en regresión. Considerar a alguien como no responsable de sus actos significa también considerarlo disminuido en sus facultades como persona, ya que solo a aquel a quien se le concede el libre ejercicio de la libertad se le reconocerá como persona. La libertad es el valor de uno mismo. __________________________________________________________________________________________________________ EJEMPLAR GRATUITO ©:“Alfareros del Lenguaje”. Asociación Nacional de Escritores. Todos los derechos reservados. ISSN: 1989-6956 “Alfareros del Lenguaje” no se responsabiliza de las opiniones vertidas por los autores participantes en este número; quienes, además, serán responsables de la autenticidad de sus obras.

[close]

p. 14

“Horizonte de Letras” Nº 34 Página 14 de 61 A TRES PASOS DE LA LUNA, de Beatriz Cáceres Reseña realizada por Dolors López labelleza poética del estilo en que escribe más al momento histórico a que hace referencia. Pongo en orden todos estos contenidos. A TRES PASOS DE LUNA es la historia de Luna una mujer, que de niña recala en la isla de Tabarca tras su abandono, y donde será adoptada por Juan un pescador foráneo, solitario, pero con mucho sentimiento de bondad. A la vez la historia paralela de Bastián un oficial alemán tripulante de un submarino con una misión especial. Ambos en un momento concreto y especial para ambos se encuentran y unirán su destino. “No puedo entender la necesidad del ser humano por conocer los límites y su tendencia de necesitar acotar la sensación de su propia pequeñez, respecto a un mundo que no reconoce fronteras n banderas ni religión ni guerras” Luna Se eriza mi piel ante el recuerdo de la lectura de A TRES PASOS DE LUNA, aún muy reciente en el tiempo, y creo que nunca olvidaré. Es de esos libros a catalogar como “libros que te han influido en la vida”. Y se preguntarán ¿por qué? Luna es la protagonista de este libro, una mujer que se define “De lo que no me cabe duda es que soy una persona fuerte, aunque, en ese momento sentía la flaqueza de no tener determinación”una mujer con instinto de supervivencia, a pesar de los sufrimientos que padece a lo largo de su vida tanto físicos como emocionales, se sobrepone a ellos. Un espíritu libre en armonía con la Naturaleza, en especial con el mar su refugio de guerra y de penalidades: “No tenía ningún contacto físico. No lo necesitaba, para eso estaba el mar. Cuando me sumergía en él, tenía la sensación de que me abrazaba. Siempre ha tenido el poder de calmar mi ansiedad, cuando los nervios pueden conmigo y sobre todo, lo más especial, es que desde un principio he oído su sonido al observar a las maravillosas criaturas que habitan en él. “Sí, es cierto. Oigo el silencio del mar” Si bien Beatriz Cáceres me sorprendió con su libro LA SOMBRA DEL SECRETO: EL ARCANO un thriller muy bien trabajado tanto a nivel lingüístico y argumental; y como también conocía de su pasión por la poesía y sus poemas, nunca imaginé que escribiese una historia donde conjugase la parte más intimista de los personajes junto con Una mujer solitaria, en diálogo consigo misma, silenciosa y muda, en una primera etapa de su vida como forma de autodefensa ante lo desconocido. Temerosa, llena de miedos que la hace vivir ajena a todos, incapaz por esos miedos transmitir sus emociones, y por ello considerada una “lunática” y nada tolerante a la invasión de su espacio vital. __________________________________________________________________________________________________________ EJEMPLAR GRATUITO ©:“Alfareros del Lenguaje”. Asociación Nacional de Escritores. Todos los derechos reservados. ISSN: 1989-6956 “Alfareros del Lenguaje” no se responsabiliza de las opiniones vertidas por los autores participantes en este número; quienes, además, serán responsables de la autenticidad de sus obras.

[close]

p. 15

“Horizonte de Letras” Nº 34 Página 15 de 61 Consciente de que venimos a la vida para vivir cada instante de la mejor forma posible. “Yo, que soy instinto, sé a ciencia cierta de lo que dispongo, que no es otra cosa que mi vida y que estoy sometida a las condiciones en que mi organismo esté, es decir, a mi propia fortaleza. Nada me hace pensar que pueda existir nada más allá de todo eso y, por lo tanto, creo que lo más sensato es intentar vivir en consecuencia”. solitario pero con un inmenso amor y altruismo hacia los demás, paciente ante la actitud introspectiva y reservada de Luna, cuidador nato y defensor de los suyos. Consejero y administrador de la integridad de Luna. Fiel y leal a los suyos. Rosa, es otro de los personajes importante en esta historia. Es ese ser mágico, la hada madrina de todo cuento que se precie que irradia luz a cada paso que da. Es el optimismo y la Fe que ayuda a Luna a mantener el equilibrio emocional. Ajena al tiempo, vivir con los pies en el suelo, nunca mejor dicho, el contacto de los pies descalzos con las rocas, el agua y la tierra determinan esa fortaleza de espíritu y de cuerpo. Mantener la distancia con las personas, a tres pasos, los suficientes para huir si detecta el peligro y el miedo, es su actitud. Esos Tres Pasos consejo Sin olvidar el escenario principal de esta historia, la isla de Tabarca, frente a Santa Pola, un lugar singular, descrito magistralmente por Beatriz, el costumbrismo de sus gentes, la pesca y la Almadraba como forma de vida, gentes de una comunidad muda, reservadas pero fieles a su tierra y a su mar. de Juan mantienen su cordura. “A tres pasos, según él, me daba tiempo a salir corriendo que era lo que más me gustaba. Mientras tanto, debía estar tranquila.” Más allá de los hechos escabrosos que determinan su vida, existe la esperanza de una nueva oportunidad. Beatriz consigue con una narrativa poética y bella, siempre en primera persona cada personaje explica su momento, su pasado y sus reflexiones, mantener el suspense a lo largo del libro, con giros expresivos inesperados, para lograr ver y entender la evolución y crecimiento de sus protagonistas. Bastián, es el otro protagonista paralelo a Luna, un oficial alemán, educado en la disciplina férrea militar, con un alto grado sobre el concepto del honor. De unos padres sin ningún tipo de afección filial, pero sí patriótica. Y a pesar de ello, Bastián consigue amar a la familia, sentir y compartir la amistad. Mantener la fortaleza de enfrentarse a unos padres ante su falta de empatía con los ajenos. Y como no, por la época que le toca vivir, la etapa de Entreguerras, momento histórico donde los ideales hitlerianos empiezan a dominar una Alemania perdedora y con deseos de venganza. Momento histórico donde se atisba la crueldad de que harán partícipe los nazis contra todos aquellos ajenos a la raza aria. En desacuerdo con su tiempo y sus ideales, se deja arrastrar por las circunstancias, consciente de “la crispación y violencia” que domina a la sociedad alemana. Deja Estructura el libro en tres partes más el prólogo. En la primera se centra en Luna, la segunda parte en Bastián y en la última el desenlace y el destino de los personajes. Cada parte en concreto la primera y la tercera con unos versos de la propia Beatriz a modo introductorio de lo que leeremos. En la segunda parte una cita de un autor alemán. Y a pesar de la extensión de cada parte logra engancharte al libro desde el prólogo, con una descripción sobrecogedora y angustiante en sus primeras líneas, creando atmósferas diferentes según las circunstancias. Recrea con todo lujo de detalles la vida y convivencia en un submarino. O describe con precisión como se pesca el atún y el arte de la Almadraba. Sin olvidar escenarios históricos en la Alemania prehitleriana. Por cierto muy bien documentados. Con acción y misterio en cada página, por seguir leyendo más. de luchar contra las injusticias en el momento en que perdió a todos aquellos a quienes amaba, Y su capacidad de amar también murió con ellos. Bastián aprende a sobrevivir, y será seleccionado para formar parte de una misión especial. Misión que desconoce pero al que ha sido entrenado durante años para su éxito. De él dependerá la vida de muchos. De sus reflexiones “Somos el resultado de nuestra propia historia. De una decisión tras Un libro donde la crueldad de la guerra, de unos ideales enajenadores, de la vanidad y arrogancia de los hombres con poder, del despotismo son ensombrecidos por el amor, la lealtad, las segundas oportunidades, el instinto de supervivencia, el vivir el momento, el respeto a la Naturaleza y la belleza de las palabras. otra”. Una historia bella en si misma, recomendada para Junto a nuestros dos protagonistas, otros personajes secundarios, pero no por ellos menos importantes argumentan esta historia. Juan, el aquellos que les guste el suspense, el amor y la belleza poética, encontraran un remanso de paz entre la guerra y sus bombas, y la Naturaleza. Y padre adoptivo de Luna, un pescador de Tabarca, __________________________________________________________________________________________________________ EJEMPLAR GRATUITO ©:“Alfareros del Lenguaje”. Asociación Nacional de Escritores. Todos los derechos reservados. ISSN: 1989-6956 “Alfareros del Lenguaje” no se responsabiliza de las opiniones vertidas por los autores participantes en este número; quienes, además, serán responsables de la autenticidad de sus obras.

[close]

Comments

no comments yet