Antropologías en primera persona

 

Embed or link this publication

Description

Cartas y relatos para jóvenes curiosos. Museo de Antropología (FFyH. UNC)

Popular Pages


p. 1

Antropologías en primera persona Cartas y relatos para jóvenes curiosos “75 años de Antropología en Córdoba”

[close]

p. 2

Antropologías en primera persona : cartas y relatos para jóvenes curiosos / compilado por Daniela Domínguez y Santiago Manuel Romero. - 1a ed . - Córdoba : Daniela Domínguez, 2016. Libro digital, DXReader Archivo Digital: descarga y online ISBN 978-987-42-2241-1 1. Antropología. 2. Difusión de la ciencia. 3. Arqueología. I. Domínguez, Daniela, comp. II. Romero, Santiago Manuel, comp. CDU572 Permitida su reproducción, almacenamiento y distribución por cualquier medio, total o parcial, solicitando permiso previo y por escrito de los autores. Está prohibido su tratamiento informático y distribución por internet o por cualquier otra red sin el consentimiento de los autores. Se pueden reproducir párrafos citando a los autores y enviando un ejemplar del material publicado a la Biblioteca del Museo de Antropología, FFyH, UNC-IDACOR-CONICET, Avenida Hipólito Yrigoyen 174, 5000 Córdoba, Argentina. El presente volumen ha sido financiado por la Secretaria de Ciencia y Tecnología (SECyT) de la Universidad Nacional de Córdoba (Resolución 413/15 – Apoyo económico a publicaciones).

[close]

p. 3

Antropologías en primera persona Cartas y relatos para jóvenes curiosos “75 años de antropología en Córdoba”

[close]

p. 4

Antropologías Cartas y relatos para En Primera Persona jóvenes curiosos La Antropología como una pasión Caliento el agua, preparo el mate y comienzo a leer “Antropologías en primera persona”. Imagino, mientras recorro las cartas y miro las imágenes, la cantidad de caminos posibles que eligieron estas personas para confluir en el mundo de la antropología. Como leer es viajar un poco, cada historia nos invita a conocer y desentrañar esos viajes. Experiencias, sentimientos, trayectos, ciudades, pertenencias, miradas y descubrimientos nos muestran a las personas que estos antropólogos son y nos dejan mirar a través de ellos las múltiples formas de hacer antropología y sobre todo, de vivirla y sentirla no sólo como una profesión sino como una pasión. Este libro pensado por jóvenes curiosos para otros jóvenes curiosos nos deja entrar en diferentes mundosysimbólicamenterecorrerlassensibilidades con las que estos antropólogos practican su oficio de etnógrafos y arqueólogos. Tiene además la gran fortaleza de haber nacido de una práctica en la Biblioteca del Museo de Antropología de la UNC, lo que lo hace más interesante, ya que quienes durante meses pasaron entre libros, pensaron uno para inquietar a nuevos lectores. Publicarlo desde el Museo de Antropología permite además acercarnos a otros públicos desde el espacio de la Biblioteca. Cuando este libro se pensó, diseñó y editó yo no era directora del Museo de Antropología, aunque siempre fui parte de este maravilloso espacio pedagógico. Hoy me tomo el atrevimiento de escribir estas líneas, pensando que todas las ideas que circulan -como las que están aquí compiladas- son ideas que se diseminan y generan nuevas preguntas e inquietudes. Inclusive yo misma, como antropóloga, me puse a pensar qué hubiera contado en una carta a jóvenes curiosos. Antropologías en primera persona nos invita a escribir otras cartas, a recorrer otros mundos y a emprender el viaje que la antropología propone. Como un calidoscopio, en cada nuevo giro permitirá iluminar otras miradas posibles sobre nosotros mismos. Ludmila da Silva Catela. Directora Museo de Antropología 4

[close]

p. 5

Prólogo Antropologías Cartas y relatos para En Primera Persona jóvenes curiosos En el marco del proyecto “Hacia una Biblioteca Abierta en el Museo de Antropología: Actividades de promoción a la lectura, 2012-2013” y como parte de las actividades propias de Ayudante Alumnos, Daniela Domínguez y Santiago Romero, ambos alumnos de la Licenciatura en Antropología, realizaron entrevistas o solicitaron ensayos a diferentes investigadores que cumplen sus funciones en el Museo con el objeto de preparar un instrumento para uso de los diferentes usuarios del Museo y los convoque a un acercamiento hacia la antropología y el trabajo del antropólogo. Esta recopilación presenta la relaboración por parte de los Ayudantes Alumnos de las entrevistas y ensayos presentados por los investigadores con el fin de darle un hilo conductor para su mejor comprensión y aclarar algunos conceptos que puedan no ser claros para el público del Museo. Esperamos que esta publicación que demandó tiempo y esfuerzo por parte de todos los involucrados sea utilizada para acercar nuestro trabajo a todos los que se sientan atraídos por esta disciplina y pueda generar nuevas perspectivas de trabajo institucional con el fin de ampliarlo y poder así brindar una propuesta superadora. Agradecemos a todos los investigadores que dieron parte de su tiempo para la realización de esta publicación colectiva y deseamos que la misma sea difundida entre sus colegas. Bib. Silvia María Mateo Biblioteca Museo de Antropolología 5

[close]

p. 6

6

[close]

p. 7

Agradecimientos Este libro no habría sido posible de no ser por la colaboración, el apoyo y la ayuda de muchas personas. Tenemos que agradecer profundamente al Museo de Antropología de la UNC, espacio a través del cual se pensó, gestó y desarrolló este proyecto. A todos los que allí trabajan por la buena predisposición, el interés y la colaboración. Sin lugar a dudas, tenemos que dar las gracias a todos los antropólog@s que participaron escribiéndonos las cartas. Agradecemos profundamente su inmenso entusiasmo a la hora de reflexionar sobre sus trayectorias personales y profesionales con el esfuerzo que implica hacerlo pensando en un público tan diferente al que usualmente los lee: los jóvenes. Miles de gracias por la calidez pero principalmente por inspirarnos todo este tiempo. Este libro existe sólo porque ustedes quisieron compartir su pasión por la antropología con nosotros y con los chicos que visitan y visitarán la biblioteca. Al área de educación del museo por empujarnos siempre para adelante con su generosidad y atención. A Silvia María Mateo porque sin su apoyo, su paciencia y su acompañamiento habríamos seguramente, desistido de este trabajo a medio camino. Gracias por confiar en nosotros y por hacernos parte de tu equipo. A Mariana Minervini, Josefina Chomnales y Gonzalo Puig por haberle regalado color y forma a éste proyecto que era sólo energía y palabras. A Roxana Cattaneo, Mirta Bonnin y Ludmila Da Silva Catela, que desde la dirección del museo nos ayudaron día a día. 7

[close]

p. 8

Introducción Antropologías en Primera Persona La idea de este proyecto surge en el marco de la ayudantía estudiantil que desarrollamos en la Biblioteca del Museo de Antropología desde octubre del 2012. A lo largo de estos 2 años pudimos apreciar el rol que cumple la biblioteca en el museo como espacio público, capaz de establecer un vínculo fundamental entre la antropología como disciplina y práctica y el público que día a día visita el museo. Esta pequeña antología de cartas y relatos se propone acercar, a jóvenes curiosos, las experiencias y aristas del quehacer de distintos investigadores de la antropología cordobesa. ¿Por qué antropologías? Uno de nuestros puntos de partida fue una apuesta por presentar, en un lenguaje accesible, la gran diversidad de trayectorias, de accionares, de preguntas, de pasiones y de personas que hacen a la antropología en nuestro mundo cordobés. Si bien los relatos de este libro significan sólo una pequeña porción de la diversidad de investigadores y vivencias; intenta presentar un vistazo de dicha pluralidad. A lo largo del libro encontrarán relatos que dan cuenta de cómo se construye conocimiento desde distintas perspectivas y trayectorias, desde distintas preguntas y curiosidades, desde distintos lugares y a partir de distintos objetos. Esto hace de la Antropología una disciplina poblada de diversas miradas y formas de ver, y, finalmente, con mucho que decir. 8

[close]

p. 9

¿Por qué en primera persona? Porque la propuesta es dar nombre y apellido, es poner cara y voz a los antropólogos que desarrollan su labor en Córdoba. Los distintos relatos están narrados y escritos por puño y letra de distintos personajes del mundo antropológico cordobés, contando a un lector joven sus experiencias y su quehacer profesional. Para esto, invitamos a distintos investigadores a participar escribiendo un pequeño texto en tono íntimo en la cual relataran acerca de sus encuentros con la antropología, su forma de vivir la disciplina, sus preguntas y maneras de encararlas, entre otras cosas. A lo largo de unos 5 meses conversamos con mucha gente, recibimos producciones hermosas y el libro comenzó a cobrar vida. Esperamos que este material sea un aporte al encuentro de un público general con el quehacer y la mirada antropológica. Esperamos, también, que al leer estas páginas se impulsen nuevas vocaciones al entrar en contacto con el entusiasmo que expresan las palabras que siguen. Nuestra esperanza es que la lectura de estos relatos no sólo los contacte con las preguntas y aportes de la antropología; también esperamos que los inspire a considerar la antropología como un posible sendero por el cual aventurarse. Ahora sí, pasen y vean. Santiago y Daniela. Compiladores del trabajo. 9

[close]

p. 10



[close]

p. 11

CarolinaCarta de: Álvarez Ávila

[close]

p. 12

Carolina Álvarez Ávila Cuando Gregorio Samsa se despertó una mañana después de un sueño intranquilo, se encontró sobre su cama convertido en un monstruoso insecto. Estaba tumbado sobre su espalda dura, y en forma de caparazón y, al levantar un poco la cabeza veía un vientre abombado, parduzco, dividido por partes duras en forma de arco, sobre cuya protuberancia apenas podía mantenerse el cobertor, a punto ya de resbalar al suelo. Sus muchas patas, ridículamente pequeñas en comparación con el resto de su tamaño, le vibraban desamparadas ante los ojos. «¿Qué me ha ocurrido?», pensó. La metamorfosis, Franz Kafka. Hace diez años, viajé por primera vez a Patagonia, a Neuquén, invitada por una compañera de la Facultad a comenzar a trabajar en una comunidad mapuche rural. Eran los últimos tiempos de mi formación de grado en Comunicación Social, queríamos recibirnos y también concretar un proyecto de reconstrucción de memoria comunitaria a pedido de la propia agrupación mapuche. Las clásicas técnicas de la antropología eran las herramientas que más usábamos en el trabajo por aquellos años: entrevistas y observaciones. Pero al comienzo entendía poco y nada. No me encontraba cómoda, todo me parecía inabordable, miraba pero no veía. El coqueteo con la Sra. Antropología había comenzado en la Escuela de Ciencias de la Información de la UNC, y los resabios de aquellas lecturas y discusiones antropológicas se mantenían latentes... Simultáneamente, por edseol sEAaAñoFsi, trabajaba en en el Museo la de oficina de Córdoba Antropología. Ya recibida de comunicadora social y con 12 Con Don Jerónimo Epullan, Paso Yuncón, 2011. i EAAF: Equipo Argentino de Antropología Forense: es una organización cientifica no gubernamental, sin fines de lucro, que aplica las ciencias forenses, principalmente la antropología y la arqueología, a la investigación de violaciones de los derechos humanos en Argentina y el mundo.

[close]

p. 13

un tímido pie en el Museo, me anoté en la Maestría y mi metamorfosis comenzaría a tomar forma…. El trabajo en Patagonia seguía siendo lo que más me atraía y elegí la perspectiva de la antropología social. Es difícil resumir todo lo que (de)vino después de aquellas primeras elecciones. Hasta las más pequeñas y las más trascendentales fueron enseñándome que la Sra. Antropología no es sólo un cúmulo de herramientas y técnicas, un ´método científico´. Es un enfoque, un prisma caleidoscópico que va moldeando las preguntas, el proceso de indagar y pesquisar y los modos de reflexionar sobre los mundos circundantes. Claro que otros colegas podrían mencionar lo mismo acerca de sus Sras. Ciencias (Sociales, Humanas, o no). Pero la Sra. Antropología te invita a ese desafío que implica dar cuenta de Sí y de Otro/s, y eso es algo que inevitablemente nos interpela acerca de los tiempos y espacios propios; y acerca de las relaciones sociales que entablamos. Los vínculos y relaciones que vamos construyendo en el trabajo de campo etnográfico y la producción que deviene de eso, es una construcción epistemológica particular que (nos) transforma. “La Antropoplogía es un prisma caleidoscópico” 13

[close]

p. 14

14

[close]

p. 15

Córdoba cuenta con grandes maestrosantropólogos, por lo que transitar por el Museo de Antropología (y el flamante IDACORii), la Maestría y el Doctorado en Ciencias Antropológicas y la Licenciatura en Antropología de la FFyH fue y siguen siendo espacios fundamentales de formación, debate y construcción. Estos mismos espacios fueron, en muchas oportunidades, la base de lanzamiento para otras experiencias (como una estancia de estudio en Brasil) y la posibilidad de aprender de otros colegas y profesores. Las féminas del espacio de Antropología Social del Museo de Antropología (Male, Guille, Nati, Mari, Gra, Fabi, Eli) fueron y siguen siendo centrales para que la experiencia antropológica me atravesara con alegría y entusiasmo. Además de Córdoba, mi otro hogar es sureño, norpatagónico. Allí vuelvo frecuentemente y es donde ha transcurrido la mayor parte de mi trabajo de campo de pesquisa doctoral. Me interesan las memorias y los procesos de territorialización en grupos y comunidades mapuche pero nuevas preguntas y perplejidades surgieron a partir POST 19102MT5AHR RREO ii IDACOR: Instituto de Antropología de Córdoba del trabajo etnográfico. Actualmente también reflexiono sobre algunos conflictos y tensiones ´ontológicas´ vinculadas a los modos de vivir el ser mapuche y los modos de pertenencia y devenir comunidad y/o pueblo mapuche. Haber compartido horas de mate, viento, ceremonias, asambleas, caminatas y asados –entre otras múltiples instancias y eventos-fueron sin lugar a dudas, transformando esos espacios en lugares de apego donde no quedan excluidas la confianza, el afecto, la paciencia y alguna que otra “renegada” entre y con mis interlocutores. Todo sigue siendo parte de un continuo aprendizaje. A ese sur de horizonte interminable y a la Sra. Antropología, no puedo sino dedicarles esa profunda frase de Juan Gelman: Nadie vuelve de vos/ a lo que fué. CO 15

[close]

Comments

no comments yet