LUCHA OBRERA Nº0

 

Embed or link this publication

Description

Organo oficial del SSIN

Popular Pages


p. 1

LUCHA OBRERA Año 0 – Nº0 La misma lucha, nueva era. Segunda temporada. Órgano oficial del Socialismo Sanmartiniano de la Izquierda Nacional – Enero 2016 ¿UNA DERROTA ANUNCIADA? LA DERROTA DEL 22 DE NOVIEMBRE Un aporte desde el Socialismo Sanmartiniano de la Izquierda Nacional “Si los proyectos populares no avanzan hacia la próxima estación que es el Socialismo Nacional, se estancan y retroceden hacia la restauración conservadora”. Norberto Galasso. ¿Estamos en presencia del acto final del peronismo como proyecto nacional y popular? ¿De su agotamiento histórico? ¿Esta derrota electoral confirma el retroceso del campo nacional que se viene dando desde el triunfo de 2011? Si bien la diferencia a favor del candidato del PROcesado presidente electo de los argentinos, fue de poco más del 1%, en un momento había superado el 54%, cifra con la que CFK gano la reelección en 2011. La pregunta es, ¿Qué le pasó al Movimiento Nacional en estos 4 años para terminar entregando el poder político? Una primera respuesta, entendemos, debemos ubicarla en el contexto de un claro proceso de desgaste y agotamiento de los gobiernos nacional-populares de nuestra Nación Latinoamericana. Tal es el caso del retroceso del PT en el Brasil y la derrota del chavismo en la República Bolivariana de Venezuela. Las reflexiones del compatriota Norberto Galasso pronunciadas en los años 80 nos dan una aproximación al problema. Esta primera formulación general y las preguntas posteriores requieren que nos aboquemos a la cuestión particular del peronismo-kirchnerismo como fenómeno histórico. LA DERROTA DEL 2009 Y LOS ERRORES ESTRATÉGICOS DE NESTOR KIRCHNER. Todos recordamos cual fue la reacción de Néstor Kirchner en la intermedias de 2009, cuando perdiera con De Narváez en las elecciones del 28 de Junio. Aquella derrota de 2009 fue el reflejo de la ofensiva oligárquica sojera de 2008 en que el gobierno nacional conducido por la presidente Fernández quedó a la defensiva y prácticamente paralizado por 71 días de tomas de rutas. Fue el vicepresidente de la República a cargo de la presidencia del Senado, Julio Cobos quien salvó al gobierno de ofensiva final oligárquica al fallar en favor de la Mesa de Enlace. En esa ocasión el gobierno nacional huyó hacia adelante con una gran iniciativa n un momento había superado el 54%, igual a la cifra que CFK había alcanzado en 2011. política y una importante batería de medidas y leyes populares cuya consecuencia fue, dos años después, la reelección de CFK en 2011 con el 54 % de los votos. El entonces presidente Kirchner dio una batalla fundamental para sacarse de encima la pesada losa que le había impuesto su alianza con el ex presidente Duhalde, en 2005 con lo que hemos llamado “la batalla de las señoras” en la que Cristina Fernández y Chiche Duhalde lucharon ferozmente por la senaduría en provincia de Buenos Aires. Luego de la ruptura de la dependencia inicial que lo ataba a Duhalde, el presidente Kirchner cometió tres errores estratégicos que fueron heredados por el gobierno de Cristina Kirchner. 1) Haber sido responsable de la pérdida de CABA al no propender a la unidad del peronismo. El Movimiento Nacional enfrentó al PRO fragmentado en el FpV (Daniel Filmus), Diálogo por Buenos Aires (Aníbal Ibarra) y Corriente Porteña (Jorge Telerman) Eso permitió el acceso de Macri al poder político con el 45,62% de los votos. Esta situación histórica nos recuerda el acceso de Adolfo Hitler al poder a través de las elecciones de 1933 en la que Stalin alentó el enfrentamiento entre el PC y la socialdemocracia alemana que fueron a las elecciones por separado.

[close]

p. 2

2) Haber hecho la vista gorda y permitiendo que los grandes Medios, entre ellos Clarín, renovaran sus licencias por décadas. El mismísimo Guillermo Moreno recibió instrucciones del entonces presidente Néstor Kirchner, para acordar con Héctor Magnetto la fusión de Cablevisión y Multicanal, lo que le permitió al Grupo Clarín tener el control del 60% del mercado de cable en nuestro país. 3) No haber liquidado a la Sociedad Rural Argentina en 2006, cuando sola se negó a firmar los acuerdos de precios y haber pactado por omisión con los ganaderos que se llevaron puesto al Secretario de Agricultura, Miguel Campos (Febrero 2007) . Esa derrota no percibida permitió que en dos años la SRA conformara un frente antigubernamental, la Mesa de Enlace, verdadera asociación ilícita con carácter golpista que puso en vilo al gobierno, que estuvo a punto de defeccionar. ¿EL PERONISMO, SU AGOTAMIENTO COMO PROYECTO HISTÓRICO? El derrocamiento del segundo gobierno del general Perón en 1955 marcó el agotamiento del ciclo nacional burgués iniciado en 1945. La Justicia Social anunciada por el entonces coronel Perón el 1ro. De Mayo de 1944, llegaba a su fin. Las derrotas de 1976 y 1983 no hicieron más que corroborar ese agotamiento, que solo la superación dialéctica hacia un socialismo nacional hubiese permitido dejar atrás. Perón no fue derrocado sino que renunció para no avanzar hacia la próxima estación de la Revolución Nacional: el socialismo. Desde 1955 hasta hoy comenzó una agonía histórica de más de medio siglo, revitalizada por el terremoto social del 2001 (19 y 20 de diciembre) y el ventarrón a favor que provino de Oriente y que permitió emerger a los movimientos populares latinoamericanos. La economía China fue el dinamizador de la economía mundial, especialmente de los países periféricos que vieron trepar los comodities hasta cifras inimaginables. La soja fue el motor de la economía como lo fue el petróleo para Venezuela. En Brasil y Argentina surgieron los liderazgos de Lula y Néstor Kirchner. En nuestro país aparecía el kirchnerismo, el “peronismo posible”. De la soberanía estatizante de la década 45-55 que exhibió orgulloso la justicia social distributiva en el siglo XXI aparece el neo-desarrollismo y la inclusión social. Fue la década no aprovechada. En 2011 el Banco Central tenía más de 65 mil millones de dólares en reservas y era el momento, con el triunfo de Cristina Fernández, de llevar adelante la creación del Banco del Sur, la creación de una moneda latinoamericana y la estatización de gran parte de las empresas estatales extranjerizadas durante la Infame Década Menemista que a diferencia de los años 30, esta vez no hubo un proceso de sustitución de importaciones, sino un proceso inverso y acelerado de la enajenación de esas industrias estatales nacidas especialmente luego de las elecciones del 24 de Febrero de 1946 en las que el coronel Perón accedió a la presidencia de la República.. PENSAR LA DERROTA, PRIMER PASO PARA NO VOLVER A SER DERROTADOS 2013 prólogo de 2015 ¿Porque decimos que fue una derrota anunciada? Porque, aunque desde la dirigencia no se quiso pensar ni dejar pensar en las causas de la derrota electoral de 2013, esas mismas causas existieron y, profundizadas, nos volvieron a llevar a la derrota en 2015. Veamos. Un yuppie salido del neoliberalismo y que fue parte del gobierno kirchnerista como jefe de gabinete, derrotó al candidato de la presidente, otro yuppie neoliberal, Martín Insaurralde, en las elecciones intermedias de 2013. El Movimiento Nacional volvía a ser derrotado en provincia de Buenos Aires. Fue Sergio Massa un calco del insignificante y marketinero De Narváez que derrotó al ex presidente Néstor Kirchner en 2009. Fue el 2013 el anuncio, el prólogo de la derrota de 2015. Grandes franjas obreras y populares del Gran Buenos Aires usaron la rebelión massista para expresar su descontento con el gobierno kirchnerista.

[close]

p. 3

Triunfalismo y soberbia dos caras de una misma moneda Tampoco se permitió a la base militante “pensar” en esas causas, impidiendo la crítica y la autocrítica que hubiese corregido el rumbo, en vez de seguir con un triunfalismo sin haber triunfado. No solo no se profundizo el camino como lo hiciera Néstor Kirchner en 2009, si no que no se reaccionó ante el pedido de varios reclamos de algunos sectores de la sociedad como eliminar el impuesto a las ganancias de los asalariados y refinanciar esos fondos con medidas revolucionarias como impulsar gravámenes a la renta financiera, etc. Ese aire triunfalista de parte de un sector del kirchnerismo cercano a la presidente, cortó todo debate interno, provocó una respuesta soberbia hacia afuera que terminó expulsando a sectores medios que se habían acercado al Movimiento Nacional, convirtiendo al 54% en una fotografía que impidió ver al proceso como una película. Ese triunfalismo provocó una desmovilización en la militancia. La contra (no la opo) ganó la calle con los cacerolazos y el Movimiento Nacional la perdió. El kirchnerismo confundió justicia social con la inclusión social. El gobierno actuaba de forma asistencialista y aplaudiendo en los patios de la Rosada desde cuyos balcones hablaba la presidente. “Cristina nos cuida”, decía la militancia. Desmovilización y verticalismo Esa desmovilización se acentuó cuando la presidenta pide un baño de humildad y por ultimo baja a Randazzo de la pre-candidatura imponiendo a dedo “a la antigua” la formula Scioli-Zannini. El verticalismo no funcionó como funcionaba con la clase obrera en vida de Perón. Y no funcionó porque las bases kirchneristas eran mayoritariamente sectores medios, pequeña burguesía que no aceptó las decisiones militaristas propias del verticalismo. Más que un baño de humildad la candidatura Scioli, sin una interna que lo legitimase, fue para la pequeña burguesía democrática un baldazo de agua fría. Esta actitud verticalista propia del peronismo fue visto por estos sectores como una muestra de autoritarismo emanado de la Mesa Chica y conspiró para que la campaña de Scioli presidente contara en las PASO y en la primera vuelta con miles de militantes. El 39 por ciento fue en ambas instancias el techo del FpV, no su piso. Subestimación del enemigo También es altamente criticable la gestión legislativa de los integrantes del FPV durante los dos mandatos del macrismo en la CABA. El PRO se convirtió en un pequeño monstruo que fue alimentado desde adentro con su política de alianzas, por el aparato nacional de la UCR, y desde afuera por el FPV subestimando al enemigo, que más allá de la cara visible, es la expresión dura de la oligarquía porteña de Buenos Aires. Hicimos la plancha, con el libreto de todo lo conseguido, nos quedamos con esa foto y ese discurso, sin profundizar en "todo lo que falta", o mejor dicho HAY QUE HACER LO QUE HACE FALTA HACER. Falta de identidad No solo se subestimó al neoliberalismo, también se adoptaron sus consignas, dejando a la intemperie un aparato sin identidad que usaba las consignas del campo oligárquico. El temor a perder a las clases medias con un discurso vacío hizo que éstas se alejaran mucho más del Campo Nacional. En Capital Federal el candidato del FpV, Recalde, tenía las mismas consignas de campaña que las del PRO en provincia de Buenos Aires. “Nosotros sabemos que podemos vivir mejor. Estamos construyendo una alternativa con paciencia y mucho amor. Sentimos que la gran mayoría de la ciudad se pronunció por un cambio. Está pidiendo un cambio", Esa dirigencia que en CABA no quería pegarle a Macri y solo negociaba leyes en la Legislatura porteña fue la que alimento al monstruo desde chiquito, desde que era apenas un partido vecinal de Buenos Aires; fueron los mismos que en las PASO no llamaron a votar a Lousteau para derrotar al candidato macristaRodríguez Larreta, cuando por unos pocos puntos le podríamos haber asestado un golpe crucial

[close]

p. 4

La militancia sale a la calle ¿Por qué nos movilizamos después de unos días, tras asimilar el tremendo golpe de la derrota de Aníbal Fernández en la provincia de Buenos Aires? Simplemente porque antes de eso el campo nacional estaba desmovilizado. Incluso el sábado anterior a la veda, último fin de semana de campaña por el Ballotage, la militancia “auto convocada” sin banderías de agrupaciones, que CFK prefiere llamar los empoderados, se hizo visible inundando el Obelisco, plazas y parques, aun ante las recomendaciones de la dirigencia del FPV que llamaba a una jornada de recogimiento y reflexión a causa del atentado “terrorista” en Paris. Esa militancia inorgánica que se puso la campaña al hombro logró dar vuelta el 60-40 que se endilgaba el campo neoliberal (macristas-massistas-progresistas) logró trocarse merced a esa heroica decisión militante en un 49-51% dividiendo al país en dos mitades casi iguales. En la segunda vuelta la militancia del Campo Nacional desbarató las ilusiones del macrismo de propinar una paliza a la fórmula del Frente para la Victoria. Un Movimiento Nacional sin clase obrera La dirigencia kirchnerista soñaba con un Movimiento Nacional cuya base social mayoritaria fuese la clase media. Eso explica porque no se dio una política para unificar al movimiento obrero organizado, haciendo todo lo posible para fragmentarlo en cinco centrales sindicales, rompiendo la alianza plebeya entre la CGT y los sectores medios. La Alianza Plebeya significaba el acompañamiento de la CGT-Moyano al gobierno. La presidente le dio la espalda al Movimiento Obrero Organizado que, entre otras cosas, reclamaba la deuda del gobierno con las Obras Sociales y el impuesto al trabajo, verdadera plusvalía expuesta. Lo que parecía ser una pelea personal Cristina-Moyano en realidad era una lucha y un enfrentamiento CGT-gobierno que tuvo dos niveles: uno reivindicativo y el otro estratégico. Detrás de la CGT había un movimiento político-sindical iniciado en setiembre de 2009 la Corriente Nacional del Sindicalismo Peronista que se proponía entre otras cosas la creación de un partido de los trabajadores, no al estilo leninista sino algo similar al partido laborista de 1945. La CNSP había levantado los programas de Huerta Grande, La Falda, la CGT de los Argentinos y los 30 puntos de la CGT Brasil. Moyano y sus secuaces perdieron la brújula, es cierto. Pero el gobierno le entregó a la oligarquía en bandeja este sector del Movimiento Obrero que fue el único que se enfrentó a la oligarquía sojera en la insurrección de 2008. La S.R.A el partido de la contrarrevolución El triunfo electoral de la Oligarquía con las reglas de la democracia burguesa, es un duro golpe para el Movimiento Nacional que integramos, y nos tiene que hacer replantear varias cosas. Mauricio Macri no es el enemigo histórico del pueblo argentino. El PRO en todo caso es la organización de superficie del verdadero partido de la contrarrevolución: la Sociedad Rural Argentina. Las dudas de nuestro apoyo al FpV se disiparon absolutamente cuando la SRA a través de La Nación, su órgano oficioso, llamó a votar contra el kirchnerismo. Por lo tanto nosotros no pasamos a la Oposición en una supuesta alternancia democrática, desde el lunes 23/11, los SSIN pasamos a la Resistencia Inteligente Activa. Es nuestro enemigo histórico de clase, sabemos lo que harán, más tarde o más temprano, de forma brusca o paulatina, porque ya lo hicieron en el ’30, en el ’55, en el ’66 y ’76, también estuvieron detrás del derrocamiento a Alfonsín adelantando las elecciones, y mucho más activos en la entrega del país con la extranjerización de las empresas del Estado Nacional del menemismo en los ’90. La marcha atrás también es un cambio Pero este 2015 llegan por primera vez, no de la mano de las FFAA y de Seguridad con un golpe cívico-militar, sino con un golpe democrático con el voto general de la mitad de la sociedad argentina. Lo paradójico del cuadro de situación es que enfrentamos a un gobierno que tiene legitimidad de origen, que es producto de la voluntad popular. Tendremos que ejercer no cualquier resistencia sino una resistencia inteligente que vaya acompañando la experiencia de aquellos que votaron al neoliberalismo pensando en un cambio de gobierno y no en un cambio de modelo. En poco tiempo millones de argentinos advertirán que han votado a sus verdugos. Con la consigna del “CAMBIO” pretenden cambiar por globitos de colores todos los derechos adquiridos en esta década por los más humildes y necesitados. Levantando las banderas del cambio, en realidad quienes ganaron el ballotage el 22 de noviembre, nos proponen el libre-cambio o sea no ya retrotraernos a los 90 sino al siglo XIX.

[close]

p. 5

A caballo de criticar la soberbia y el autoritarismo de la presidente saliente, y aprovechando las limitaciones y errores del gobierno kirchnerista, la oligarquía y el imperialismo contaron con una gran cadena nacional, privada y permanente de Medios, que en estos 12 años fueron taladrando las cabezas de aquellos zonzos, al decir de Jauretche, vacíos de política que fueron rellenados con la política de sus propios verdugos. Apoyo crítico o Apoyo sin crítica. Asimismo muchos grupos históricos de la Izquierda Nacional se hicieron eco de un anacrónico APOYO SIN CRITICA, en detrimento del APOYO CRITICO, y la lucha de clases dentro del movimiento nacional fue abandonada en pos de sumarse al capitalismo serio sin plantearse en serio el socialismo y perdiendo la independencia de clase frente a la pequeña burguesía camporista. Porque en síntesis ese fue el mensaje final del sábado 28 de Octubre: cabalgar separados y golpear juntos. Los socialistas sanmartinianos de la Izquierda Nacional nos organizamos para conducir al Movimiento nacional, si el pueblo nos honra con ese honor, y que no vuelvan a conducirlo el nacionalismo burgués y sus limitaciones. Profundizar, si lo entendemos cómo un viaje a los límites del nacionalismo burgués, implica necesariamente una frontera política y social que hay que superar. Es una cuestión de clase bien concreta: por la incapacidad nacional burguesa de llevar hasta las últimas instancias su propio programa, nos vimos arrastrados a una nueva derrota. Esa dirigencia fue la que nos llevó a la derrota del Ballotage, que fue en sí, una suma consecutiva de derrotas. Se trata de encarar la lucha de clases dentro del Movimiento Nacional. Habremos de enfrentar una resistencia feroz de parte de sectores del nacionalismo burgués a los que habremos de derrotar en nuestra lucha por avanzar al Socialismo. La “opo” es la contra. Esos Medios buitres, que en otras épocas derribaban un gobierno con tres tapas, en estos años tuvieron que hacer 300, pero lo hicieron, hicieron falta varias corridas cambiarias del poder financiero de la City porteña, hicieron falta saqueos organizados y acuartelamiento de policías en Córdoba, y decenas de operaciones planificadas junto a sectores de la Justicia que fueron usados para acceder a denuncias falsas que nunca fueron desmentidas, e imponer cientos de cautelares a favor de los monopolios, para limar y tratar de derrocar al gobierno popular. No pudieron voltearlo antes de su terminación constitucional, pero crearon la base de descontento que fue capitalizada por el armado de Duran Barba con el aparato del viejo Partido Radical recreando la Unión Democrática del siglo XXI. No se trata de una alternancia democrática en el poder, no se trata de una democracia vacía de poder popular, se trata de un Proyecto Nacional y Popular que se quedó, una vez más, a medio camino, encorsetado en sus propios límites burgueses que tanto criticamos una y mil veces. Durante años, salteándose la Ley de Medios y muy a pesar de ella, la gran cadena antinacional de Magnetto, compro y uso jueces para demorar su aplicación y siguió avanzando como un rugbier hasta convertir su try final poniendo al PROcesado Mauricio Mitre en la Rosada, con la colaboración de la embajada de los EEUU, el sionismo internacional, la CIA y el MOSSAD. Son los pesos pesados de la historia argentina, son la más rancia Oligarquía comercial y terrateniente de la Argentina .

[close]

p. 6

Del apoyo crítico a la Resistencia Activa Inteligente Ante este panorama de retroceso del campo nacional, los SSIN no pasamos a una complaciente oposición sino a una organizada Resistencia Inteligente Activa, con todos los sectores nacionales, populares y revolucionarios que nos quieran acompañar para reconstruir nuestro castigado Movimiento Nacional, depurarlo de tránsfugas, tibios y nefastos claudicadores que terminaron jugando en contra del pueblo argentino. La Resistencia Inteligente Activa, se plantea desde el acompañamiento práctico de la experiencia popular durante el gobierno oligárquico, señalando con humildad revolucionaria la naturaleza y las consecuencias de sus políticas concretas y usando su propia fuerza para derrotarlo. Iniciamos un proceso con muchísimas más cosas para aprender que para enseñar, nuevas formas y nuevos lenguajes se muestran por vez primera ante la faz de nuestro pueblo. No vamos a exponernos, ni exponer a nuestros compatriotas, vamos a caminar con nuestro pueblo y aprender junto a él a inteligir las nuevas formas del poder oligárquico. Una vez más la dirigencia del MN dejo clara cuál era su estrategia política de hoy y de siempre, a decir de las propias palabras de la presidenta CFK, solo quiso llevar adelante un “Capitalismo en serio” y la Oligarquía se los comió en su propia mesa; ahora vienen por todos nosotros, eso si nos advirtió, pero no se hizo nada para evitarlo. RECONSTRUIR EL MOVIMIENTO NACIONAL CON LAS BANDERAS DEL SOCIALISMO. Hacia un Frente Sanmartiniano de Liberación Nacional. Que conciencia podemos formar si encima del bombardeo cultural de los medios buitres, la enseñanza media e universitaria salvo pocas excepciones, mantuvo los planes de estudio mitristas de nuestra propia Historia Argentina, tanto en los centros civiles como los militares. El kirchnerismo hizo una gran inversión en educación, en universidades, escuelas manteniendo una de las patas semicoloniales, el sistema educativo con contenidos oligárquicos. La exigencia de la Hora es entonces reconstruir el MN y las fuerzas propias, la Resistencia Inteligente Activa es aquella que prioriza la protección de los nuestros antes que exponerlos a nuevas derrotas, en un contexto de avance del enemigo y retroceso del campo nacional y popular. Juntarnos, unir filas, conectarnos con las demás agrupaciones de la IN, y llamar a un gran Frente Sanmartiniano de Liberación Nacional, futuro-presente eje de reagrupamiento para reorganizar la energía del pueblo. Diciembre 29, 2015 Buenos Aires, capital de la República Argentina, Provincia de la Nación Latinoamericana SOCIALISTAS SANMARTINIANOS DE LA IZQUIERDA NACIONAL. Contacto x mail csmin.arg@gmail.com

[close]

Comments

no comments yet