Revista Nuestro Seminario

 

Embed or link this publication

Description

nº 16. Diciembre 2005

Popular Pages


p. 1

DICIEMBRE 2005 Nº 16

[close]

p. 2

Portada: Ilustración del Libro conservado en la Biblioteca del Seminario de Ciudad Rodrigo, Aurea Rosa D Silvestri de Priero. 1537. Contraportada: Foto del Papa Benedicto XVI en el día de su elección. Capitulares de la Portada: “Decreto de Graciano”, 1500. Biblioteca del Seminario de Ciudad Rodrigo. SEMINARIO SAN CAYETANO Plaza de Herrasti, 2 Apdo. de Correos nº 8 37500 CIUDAD RODRIGO (Salamanca) Tel. 923 46 01 08 • Fax 923 48 00 66 Correo electrónico: sancaye@teleline.es / info@elseminario.net Página Web: www.elseminario.net DEPOSITO LEGAL: S. 153 - 1991 Lletra, s.l. - Avda. Conde de Foxá, 89 • Tel. y Fax: 923 48 12 68 • 37500 Ciudad Rodrigo 3

[close]

p. 3

S UMARIO Editorial .............................................................................................7 Carta de nuestro Obispo......................................................................9 Ordenación de Diácono .....................................................................11 Facetas de nuestra formación Más que amigos .................................................................12 Ejercicios Espirituales ..........................................................13 Crónica: Nuestra primera impresión del Seminario como nuevos ..........15 Día de San José .................................................................16 Día de San Cayetano ..........................................................17 Exposición de pintura de Carlos Medina .......................19 Película sobre Karol Wojtila: espectacular .....................22 La vida de Karol Wojtila ..............................................22 A excursao a o Fundâo ...............................................23 La excursión a Fundâo ................................................24 Carta para u nuno do Fundâo ......................................25 Convivencias Convivencias de Preseminario .....................................26 Las convivencias de 3º ESO en el «Lugar de Jesús» ........27 Fin de Semana en Palencia: «Peregrinación a la Trapa» ..28 Viaje a Salamanca del pasado curso de 4º de ESO .........28 Fin de semana en Alange, Badajoz ...............................30 XVII Encuentro de Monaguillos ....................................31 Pascua Experiencia de fe en Francia: Ars, Lyon y Taizé ..............32 El viaje a Taizé: una experiencia a través de Francia .......35 Viaje de estudios: Con las hermanas de Lerma en el convento ..................37 Visita al monasterio de Santo Domingo de Silos ............37 En las tierras de Burgos... ...........................................38 Visita a los yacimientos arqueológicos de Atapuerca ......39 Visita al Guggemgheim ..............................................41 Solo y a pie... la excursión a Loyola ..............................42 5

[close]

p. 4

Visitas a nuestro Seminario En primavera con un gran sabio ...................................43 Visita de Crisanto a Ciudad Rodrigo .............................43 Odilia: una actriz brasileña en nuestro Seminario ...........44 Verano El campamento de verano en Cádiz .............................45 III Encuentro de seminaristas en La Seo de Urgel ...........46 Otras actividades La anécdota de un domingo........................................47 Una mañana muy completa en Sobradillo .....................48 Entrevistas Entrevista a D. Rafael García Cuadrado .........................49 Entrevista a D. Enrique Iglesias ....................................51 Un nuevo comienzo ...........................................................................53 La inmensa biblioteca del Seminario Diocesano ....................................55 Obras en nuestro Seminario ...............................................................57 El Seminario se prepara para Las Edades del Hombre ...........................57 Gran velada al final de mayo ...............................................................60 Nuestro Seminario Diocesano.............................................................62 Los seminaristas en el mapa de la Diócesis ...........................................71 Recuperación de la inscripción de la fachada de la Capilla Mayor ...........76 Horario general .................................................................................79 6

[close]

p. 5

Editorial as páginas de esta revista, una vez más, nos traen a la memoria que nuestro Seminario es un organismo vivo, un centro de vida y esperanza para nuestra amada Diócesis. A través de estos retazos de vida nos hacemos coetáneos de todos los que han pasado por él, con los recuerdos intensos de las largas horas vividas, en sus rincones, sus aulas, sus pasillos, su biblioteca; a través de esta sencilla revista agradecemos a todas las personas que han entregado su vida a la causa del Evangelio en la educación y formación de muchas generaciones de muchachos y jóvenes y a la forja de sacerdotes al modo de los apóstoles. Los rincones y estancias de este noble edificio están impregnadas de horas de oración en sus capillas, de infatigables estudios en sus aulas y salones de estudio y bibliotecas, de convivencia fraterna en los comedores y patios, de sueños e ilusiones en los corazones de quienes han crecido en edad, sabiduría y gracia. Este Seminario es una obra querida por Dios. Esta institución, con todas las personas que la formamos, es querida por Dios para el servicio del Reino de Dios entre nosotros. La ilusión por mantener viva esta institución dos veces centenaria, es la mayor prueba de que no es nuestro voluntarismo, sino que es el Señor el que nos brilla en medio de nuestra noche para decirnos “adelante”. Los grandes retos que se nos presentan en la educación, obligan a toda la comunidad educativa a tener una ilusión tan grande como la de los Santos, para ver más allá del día a día, para no perder el horizonte; a la paciencia e ilusión de los santos con las que nos gustaría trabajar hemos de juntar la utopía de D. Quijote, ese Caballero Cristiano, que no cesa nunca de luchar a favor de los menesterosos y necesitados, para instaurar el orden y la justicia en la tierra; el noble y leal caballero que es este Caballero de los Leones, se atrevió a salir, a dar un cambio en su vida, quiso hacer realidad sus sueños. Buena estela nos dejaría tanta celebración de su IV Centenario si le imitamos en ese “su conquistar el mundo tan decididamente”. Desde “Nuestro Seminario” seguimos soñando en un puñado de muchachos enamorados de Cristo y que sean tan valientes como los Santos, cuyas vidas leemos los sábados por la mañana, o como los hombres de fe de la Biblia, cuyas historias podemos conocer a través de las catequesis de los 7 L

[close]

p. 6

lunes. Cuando decimos que no hay que tener miedo, no lo decimos con la boca chica, sino fiados del nuestro buen Amigo, el Señor Jesús, que se puso el primero en el padecer y en el amar; conquistar el mundo, dicho “en cristiano” es buscar el Reino de Dios y su Justicia, es buscar el puesto que Dios nos ha asignado en este partido, en este juego y batalla de la vida. Tenemos un puesto que ocupar, un camino que recorrer, unas decisiones que tomar. Cada uno tiene un proyecto que realizar. A través de estas páginas con sus instantáneas se resume un año entero de actividades, desde la publicación del número anterior. El día a día y lo más especial demuestran una y otra vez que los alumnos de esta casa son nuestro mejor proyecto, nuestra alegría y nuestra dicha. Cuando los miramos con los mismos ojos del Señor, vemos en ellos a unos muchachos capaces de recibir el Evangelio, vemos en ellos a unos adolescentes y jóvenes, capaces de recibir un don tan inmerecido como necesario: ser sacerdotes. Los vemos así más allá de las apariencias, los vemos con los ojos de la Divina Providencia, como miraría nuestro patrono san Cayetano, sin hacer cálculos que no nos pertenecen, sin pedir los frutos de los que sólo debe llevar cuenta el Señor. Ellos, que se expresan aquí en estas colaboraciones tan sencillas, valen mucho más que todos nuestros cálculos, que todos nuestros agobios, que todas nuestras dificultades para educarlos en medio de esta sociedad tan desorientada. Hagamos de nuestro Seminario un lugar donde habite la alegría del Evangelio, la ilusión de los grandes proyectos y retos; un lugar donde habite el trabajo callado y serio, donde reine la concordia y el perdón mutuo, donde estar con Jesús sea tan normal y tan diario -conviene no olvidar el lema de este curso- que pueda sentirse la llamada recia de la vocación sacerdotal. NUESTRO SEMINARIO 8

[close]

p. 7

CARTA DE NUESTRO OBISPO Apertura Curso en el Seminario 2005 El pasado mes de agosto, como muchos de vosotros habréis tenido la oportunidad de seguir a través de los medios de comunicación social, se celebraron las vigésimas Jornadas Mundiales de la Juventud en Colonia. En estas jornadas participaron más de un millón de jóvenes venidos desde los cinco continentes, buscando sentido a sus vidas y deseando crecer en su fe. Con ocasión de este encuentro con los jóvenes, el Papa tuvo una reunión especial con los seis mil seminaristas de todo el mundo que peregrinaron a Colonia. En este encuentro el Santo Padre propuso algunas orientaciones sobre la sentido que debe tener el Seminario. No voy a fijarme ahora en todas las cosas que dijo el Santo Padre, pero sí quisiera invitaros a todos a leer el discurso pues no tiene desperdicio. Benedicto XVI afirma que “el Seminario no es tanto un lugar, sino un tiempo significativo en la vida de un discípulo de Jesús”. Es verdad que para comer, estudiar, dormir, jugar, orar, necesitamos lugares o espacios adecuados, pero ese lugar puede ser este o puede ser otro. Lo importante, como el Papa señala, es que sea un tiempo significativo, es decir que deje huella en nosotros, porque nos hemos enfrentado con nosotros mismos y con el Señor para preguntarnos qué es lo que Él quiere y espera de cada uno de nosotros. Vuestros padres tienen una misión muy importante en estos años de vuestra formación. Ellos son vuestros primeros educadores. Esta responsabilidad que han asumido y realizado con gozo durante los años de vuestra niñez están dispuestos a seguir realizándola ahora durante vuestra estancia en el Seminario. Tenéis que estar muy atentos al testimonio de fe, a los consejos y a las orientaciones de vuestros padres, tanto en casa como en el Seminario. Sabéis muy bien el cariño que os tienen y sabéis también muy bien la inquietud que tienen por vuestra formación. Junto a vuestros padres y, en plena sintonía con ellos, vais a encontraros, con los formadores y profesores del Seminario. Algunos ya los conocéis de años anteriores. Otros tendréis la oportunidad de conocerlos poco a poco. Ellos no sustituyen a vuestros padres en la formación. Van a colaborar con ellos. Por eso es muy importante mantener los contactos y encuentros frecuentes entre padres y formadores. De este modo resulta mucho más fácil el caminar en plena sintonía. En estos tiempos no resulta fácil la tarea del formador o educador porque el formador, además de transmitiros contenidos, de exigiros actitudes y comportamientos en todos los órdenes de la vida, tiene que ofreceros su propio testimonio de vida y, sobre todo, su cariño. Precisamente porque no es fácil su misión, vamos a encomendar hoy 9

[close]

p. 8

especialmente a los formadores, profesores y educadores para que acierten en el ejercicio de la responsabilidad que se les ha confiado. Durante este tiempo de formación, en primer lugar debéis dar muchas gracias a Dios. No todos los niños tienen la posibilidad de formarse y, menos aún, tienen la oportunidad de formarse en un Seminario. Podréis preguntaros y ¿qué es lo que tiene de especial el Seminario? ¿En qué se distingue de otros centros? Sin duda, podríamos señalar varios aspectos, en los que se produce esta distinción, pero yo voy a fijarme sólo en uno. A lo largo del curso, tendréis oportunidad vosotros mismos de descubrir algunos otros. Tanto en los demás colegios, como en el Seminario, existen profesores, formadores o tutores. Los alumnos, aparentemente como vosotros, van creciendo con el paso de los años en edad, en estatura, en conocimientos intelectuales, en fortaleza física, pero hoy en muchos colegios los alumnos se quedan enanos, no han crecido, en una faceta muy importante en la vida de toda persona, como es la faceta espiritual. Todos sabéis muy bien que cada uno de nosotros, además de cuerpo somos también espíritu. Precisamente por esto no podemos alimentar solamente el cuerpo o la inteligencia, es necesario que alimentemos también el espíritu. En esto, fundamentalmente, debe distinguirse hoy la vida del Seminario de la de otro colegio cualquiera, en el hecho de que no sólo existe una preocupación por vuestra formación intelectual y humana, sino también por una formación espiritual. El Seminario es un tiempo de camino y de búsqueda pero, sobre todo, es un tiempo para el descubrimiento de Cristo, para conocer su voluntad y para escuchar su llamada de forma que podamos discernir nuestra vocación. En torno a Cristo ha de desarrollarse la vida en el Seminario. Si lo ponéis en el centro de vuestra vida, Él os enseñará a amaros los unos a los otros, a vivir con actitudes de servicio, a crecer en estatura y en gracia, a aprovechar el tiempo para desarrollar vuestras capacidades intelectuales, a divertiros en el juego. Si os abrís a Jesucristo, permaneceréis siempre alegres y esperanzados aunque encontréis alguna dificultad en el camino. Pero, Jesús no sólo os va a mostrar cómo debéis comportaros, Él va a ayudaros siempre con su gracia para que podáis vencer vuestros miedos, vuestros cansancios y desánimos. Nos lo recuerda en el Evangelio, cuando nos dice: “pedid y recibiréis, llamad y se os abrirá, buscada y hallaréis. Porque todo el que pide, recibe; el que busca, halla y al que llama se le abre”. Otros niños y jóvenes, como vosotros, que se han dejado conducir por Cristo han sido muy felices y han dado testimonio de que solamente en Él estaba la verdad y la vida del mundo, la salvación de la humanidad. Como los magos se dejaron guiar por la estrella para llegar a Belén, dejaos también vosotros guiar por la oración, por los consejos de vuestros padres y formadores, por la meditación de la Palabra de Dios para que Jesús entre en vuestra casa, forme parte de vuestras vidas y os colme de su felicidad. Con Jesús encontraréis siempre a María y Ella os mostrará a su Hijo, os lo presentará para que hagáis siempre lo que Él os diga. 20 de septiembre de 2005 + Atilano Rodríguez. Obispo de Ciudad Rodrigo 10

[close]

p. 9

ORDENACIÓN DE DIÁCONO DÍA 19 DE JUNIO or la mañana nos fuimos a las piscinas municipales de Ciudad Rodrigo con nuestros padres. Allí, jugamos, nos bañamos, comimos... Y estando en el agua bañándonos, vino una tormenta y empezó a tronar y a caer rayos en el campo. Hicieron salir a toda la gente del agua y se cerraron las piscinas. Nos fuimos al Seminario, nos duchamos y fuimos a la ordenación de nuestro amigo y compañero Roberto, que era ordenado Diácono. Fue un placer estar allí, porque fue muy bonito, sobre todo las palabras que dijo al final: quiero dar gracias a los seminaristas, párrocos, a mi familia, al Señor Obispo, porque me han ayudado mucho para tomar esta decisión. Cuando terminó la misa tuvimos un aperitivo en el claustro de la Catedral, y cuando se terminó, nos fuimos con nuestros padres a dar una vuelta por la ciudad. P Máximo Carballares Arroyo 3º de la ESO Mons. Atilano Rodríguez ordenando diácono a Roberto Vegas 11

[close]

p. 10

Facetas de nuestra formación MÁS QUE AMIGOS “Jesús llamó a los que quiso... para que estuvieran con él y para enviarlos a predicar” (Mc 3, 13-14) sta cita del Evangelio según S. Marcos da lugar al lema «Más que amigos» e inspira los acentos educativos y formativos del presente curso en Nuestro Seminario. E En la base del Seminario encontramos la llamada del Señor, es su iniciativa la que congrega desde las diferentes comunidades de la diócesis a adolescentes y jóvenes para que maduren como cristianos y descubran si son llamados en el seno de la Iglesia en Ciudad Rodrigo como sacerdotes, laicos o religiosos. “Llamó a los que quiso”, la llamada es fruto de la voluntad y del amor de Jesucristo, llamó a los que amó, pues la vocación hunde profundamente sus raíces en el amor de Dios. Si no hay encuentro con Cristo, si no hay experiencia de su amor, difícilmente se responderá afirmativamente, se entregará toda la vida. El Seminario es un tiempo para poder encontrarse con el Señor, que llama, y hacer experiencia de su amor. Por eso junto a su finalidad vocacional es también un ambiente espiritual, un itinerario de vida y una atmósfera que favorezca y asegure el proceso formativo (PDV 42), de manera que se visibilice el “Estar con Él”. No cabe duda que el tiempo del Seminario es un tiempo espiritual fuerte: iniciación a la oración personal y eclesial y participación en los sacramentos, especialmente en la Eucaristía. El seminarista se ha de ir configurando con Jesucristo, porque sólo un cristiano maduro y equilibrado podrá ulteriormente llegar a ser, con el sacramento del orden, una imagen viva de Jesucristo cabeza y pastor de la Iglesia (PDV 42). Jesucristo es por tanto más que amigo, es el Dios Hijo, camino, verdad y vida, quien, viviente entre nosotros, nos llama y nos ama para que, junto con aquellos que habitados por el Dios Espíritu son miembros de la Iglesia, le sigamos y colaboremos con él en el anuncio del Reinado de Dios, especialmente a 12

[close]

p. 11

Facetas de nuestra formación los más pobres, a fin de que toda la humanidad sea feliz en Dios Padre. Pero más que amigos son los padres, ellos son, ante todo y valga la redundancia, padre y madre; el deseo de confianza e intimidad no puede soslayar su responsabilidad y compromiso en el crecimiento personal de su hijo, quien no es un igual, pues su lugar en la familia es diferente. Más que amigos son el párroco y los cristianos de la parroquia, ellos son mediadores de la fe y de la vocación, son compañeros mayores en el seguimiento. Más que amigo es el educador y formador, quien en nombre de la Iglesia y con la confianza de los padres acompaña el proceso de madurez personal, creyente y vocacional. Más que amigos son también los profesores, pues de ellos depende en buena medida el desarrollo intelectual, sin desdeñar el desarrollo integral. Y más que amigo es el compañero seminarista, hijo de Dios y hermano en Jesucristo; las relaciones en el seminario han de transparentar la fraternidad propia de los cristianos (Hch 2, 42), de manera que el Seminario sea una pequeña comunidad viva de creyentes. Sin embargo el fin del Seminario no es sólo una buena formación integral de la persona, en su dimensión humana, espiritual e intelectual; es formar testigos del Resucitado para “ser enviados a predicar” como sucesores de los apóstoles. Ésta es su razón de ser y esto es por lo que todos hemos de orar y trabajar. José Juan Domínguez Martín EJERCICIOS ESPIRITUALES “¿Pero, qué es eso de Ejercicios Espirituales? Yo no entiendo qué vamos a hacer dos días metidos en el Seminario, sin poder hablar y todo el día con reuniones” Esto es un ejemplo de los comentarios que nos dedicaban nuestros queridos alumnos de 6º de Primaria, 1º y 2º de ESO, justo antes de comenzar una jornada de Ejercicios preparada con mucho esmero. Sabíamos que era un gran reto. Ofrecer una jornada de reflexión a un grupo de chicos, que no están acostumbrados a nada que no implique movimiento, alboroto y diversión rápida. Pero tenemos claro que es tan difícil como necesario y no vamos a dejar de hacer lo que consideramos es esencial para una educación completa y adecuada. 13

[close]

p. 12

Facetas de nuestra formación Con la seguridad que da la experiencia del buen resultado de los ejercicios en grupos de niñosadolescentes, comenzamos la tarea repartiéndonos por turnos los distintos temas que queríamos tratar, entre Don Prudencio, Álvaro y un servidor. Intercalando charDescendimiento. Xilografía. Biblia vetus e noui testamenti. MDXLVII las, celebraciones, Biblioteca del Seminario San Cayetano de Ciudad Rodrigo deportes, debates, juegos y reflexiones, tratamos temas como el del Pecado, la Misericordia, la superación personal, la generosidad... (¿se habrían planteado esto alguna vez, con cierto detenimiento?) y así pasaron las horas y también los días. Hubo momentos difíciles, tensos, pues he de reconocer que mi paciencia va mermando con el tiempo, pero al final y haciendo balance, descubrimos que merecía la pena dedicar un fin de semana a averiguar cómo somos en el fondo, en ese fondo al que no solemos asomarnos por falta de tiempo o por miedo a lo que podamos descubrir. Averiguamos cómo estaba nuestra relación con Dios y con los demás, nos dimos cuenta de cuánto nos cuesta sentarnos a pensar en algo serio, en fin fue un repaso general de aquello que no se ve jugando a la PSP o con el móvil o correteando por ahí tardes enteras (lo cual creo que es también importante, no exageremos). Me falta añadir en este artículo y en lo que se refiere a lo que yo saqué en claro de estos Ejercicios, que aprendí mucho de Don Prudencio, pues dio un ejemplo incomparable de cómo debe ser la pedagogía con estos chavales, mezclando sabiamente la paciencia, el respeto y el cariño. Seguiremos insistiendo una y otra vez mientras el cuerpo aguante, pues creo que estamos en el buen camino y a pesar de los disgustos que a veces sufrimos en esta tarea la recompensa del buen hacer con estos chicos merece la pena, o acaso ¿no son ellos el futuro? Alberto Dávila Ferreira 14

[close]

p. 13

Crónica del curso 2004 / 05 NUESTRA PRIMERA IMPRESIÓN DEL SEMINARIO COMO NUEVOS ola, somos Óscar y Diego. Tenemos 13 años; somos de Barruecopardo y Villamayor de la Armuña. Nos gusta estar aquí, tenemos horarios muy buenos y por eso aprovechamos mejor el tiempo. Comemos de todo un poco y tenemos buenos profesores. H Óscar. Mi primera impresión fueron los chavales, porque había muchas caras desconocidas. Ahora ya conozco a todos. He conocido a Diego y ahora somos buenos amigos. Diego. Mi primera impresión fue el pensar irme para casa de nuevo, pero más adelante me acostumbré. Cuando llegué no conocía a casi nadie, pero ahora ya los conozco a todos. He conocido a Óscar y ahora somos buenos amigos. Nuestro horario es: Nos levantamos a las 7:30, a las 7:50 tenemos la oración; el desayuno es a las 8:05 y a las 8:25 empiezan las clases, que terminan a las 14:20. La comida es a las 14:30 y terminamos sobre las 15:00. Nos aseamos; después jugamos hasta las 16:00 que tenemos estudio. El estudio termina a las 17:30 y luego vamos a merendar; más tarde, de 18:45 a 19:30 tenemos estudio otra vez, al acabar tenemos Misa. A las 20:15 volvemos a estudio hasta las 21:00, luego cenamos, tenemos tiempo libre hasta las 22:00, a esa hora hay oración, después de esto nos aseamos y a dormir. Los viernes por la noche vamos al pabellón. Los sábados y los domingos hacemos varias actividades y la semana siguiente, el fin de semana nos vamos para casa. Óscar Tabernero Martín Diego Martín Simoes 1º de la ESO 15

[close]

p. 14

Crónica DÍA DE SAN JOSÉ E l día del Seminario coincidió este año justo con las segundas convivencias, el día 19 de marzo. Ese día fuimos todos los de las convivencias a Valderrodrigo, un pueblecito de la Ribera del Duero. Según llegamos, fuimos a ver en la iglesia una grabación de la película de «La Pasión» y acto seguido tuvimos la Santa Misa con las personas del pueblo y con algunos padres. Después fuimos a comer al lado de la Ermita de Valderrodrigo y estuvimos viéndola por dentro; me pareció muy acogedora. Luego estuvimos dando un paseo e hicimos equipos con los chavales de las convivencias, para jugar al fútbol; también jugaron padres y formadores contra los seminaristas. Cuando terminamos de jugar fuimos a un merendero de Saldeana hasta que oscureció y nos fuimos unos a casa y otros al Seminario. Javier Hernández Gómez 3º ESO Padres y formadores contra alumnos. Valderrodrigo 16

[close]

p. 15

Crónica DÍA DE SAN CAYETANO ara celebrar el día de san Cayetano se organizaron diversas actividades a lo largo de cuatro días. Este es el resumen de los actos programados para esos días, en los que pudimos vivir unos momentos intensos, que integraban perfectamente todas las dimensiones de nuestra formación: f o r m a c i ó n h u m a n a , en sus dimensiones de convivencia fraterna, sus aspectos lúdico-festivos y culturales, sin olvidar el encuentro con los padres; for mación académica , con exposiciones y una conferencia sobre el Testamento de Mons. Cayetano Cuadrillero y Mota; formación cristiana y v o c a c i o n a l , cuyo centro fue la Eucaristía en honor de nuestro patrono, y Exposición libros claustro Seminario la Eucaristía compartida con los compañeros del Seminario de Fundao, así como la película sobre el Papa Juan Pablo II, que nos dejó una impresionante huella por su gran valor histórico y testimonial. P PROGRAMA JUEVES, DÍA 24: • A partir de las 12,00 h. Exposición en el Claustro del Seminario de los libros del Quijote de nuestra Biblioteca del Seminario. Se expusieron 22 ediciones diferentes, dos de ellas del siglo XVIII. • Exposición de dibujos de los alumnos referentes a diversas páginas del Quijote. • 10,30 h. Visita de los alumnos de BACH 2º C, del I.E.S. Fray Diego Tadeo a la Biblioteca del Seminario. 17

[close]

Comments

no comments yet