Bomberos 080 nº 1

 

Embed or link this publication

Description

Revista de bomberos para bomberos

Popular Pages


p. 1

BOMBEROS 080 REVISTA PROFESIONAL DE BOMBEROS Nº1 Marzo 2016 Proyecto de Ley Marco Por la necesidad de regular los Servicios de Bomberos

[close]

p. 2

REVISTA DIGITAL EDITA CUBP Coordinadora Unitaria de Bomberos Profesionales DISEÑO Y MAQUETACIÓN Bernardo Castillo Rojas Jose M. Botía Nortes REDACCIÓN, CONTACTO Y PUBLICIDAD Coordinadora Unitaria de Bomberos Profesionales. comunicaciones@cubp.es Bomberos 080 y CUBP no se identifican necesariamente con las opiniones icluidas en los artículos de esta revista. Prohibida la reproducción total o parcial de esta revista sin previa autorización 080 BOMBEROS Nº 1 Marzo 2016

[close]

p. 3

Primer número de teléfono de bomberos de nuestro país En los años 70 era común en Europa el uso de teléfonos de tres dígitos, e incluso de dos, y gratuitos, para llamar a los servicios de emergencia. A comienzos de esa misma década, ASELF ya proponía a las autoridades de telefónica la implantación de un teléfono de tres dígitos gratuito que aunase las llamadas de emergencia en nuestro país. En España, en los años 70 y 80, si un ciudadano presenciaba o sufría una emergencia debía llamar a números comunes, con 6 ó 7 cifras y de tarifa normal, y que además en cada provincia eran diferentes. De hecho, en Madrid, si uno quería llamar a los bomberos debía marcar el 2 32 32 32. Anteriormente se habían implantado soluciones, como el caso de Bombers de Barcelona, que mantuvo el número 3000 para bomberos hasta 1928, año que cambió por el 12345. Para entonces muchos tenían claro que era necesario un teléfono fácil de recordar que facilitara y acercara este servicio al ciudadano. En Francia, los bomberos ya disponían de un teléfono propio de dos cifras desde 1932, el 18. En Suiza el 118, en Italia el 115, en Reino Unido el 999 y en Austria el 122, por mencionar algunos países. A finales de los 70 y principios de los 80 se implantaba en muchas provincias españolas el 006, que fue el primer teléfono de emergencias de nuestro país. No obstante, este número era de carácter genérico para emer- 080 www.cubp.es BOMBEROS 1 080

[close]

p. 4

gencias, no específico de “bomberos”. El ciudadano llamaba al 006 y desde esta centralita daban aviso a los bomberos, por lo que el servicio solía perder tiempo e información por el camino. Tras la experiencia con este número en varias provincias, los servicios de bomberos demandaban un teléfono propio que canalizara las emergencias específicas directamente desde el ciudadano a las centralitas de los parques, y que dicho número además fuese sencillo, de tres cifras, y gratuito. Hasta ese momento, los servicios de bomberos eran de carácter municipal prácticamente en su totalidad. Todavía no existía la Ley 7/85 de 2 de abril de bases de régimen local, e incluso tras su promulgación, todavía quedaba mucho por hacer. Dadas las reivindicaciones de ASELF, y de los principales servicios de bomberos del país, Telefónica de España creó el primer número de teléfono específico de bomberos de nuestra historia: el 080. El 30 de julio de 1986 entraba en funcionamiento el teléfono 080 en Madrid, haciéndose famoso este número a través de una llamada inaugural que el entonces alcalde “Juan Barranco” hizo al humorista Gila. Debido al coste que Telefónica facturaba por la instalación de dicho teléfono (unos siete millones de pesetas de la época), al principio únicamente Madrid, Barcelona y San Sebastián contaban con dicho número de teléfono. El 1 de mayo de 1988 entró en vigor en Zaragoza, y para finales de la década ya estaba implantado en la mayoría de las principales capitales de provincia donde contaban con bomberos municipales. Tras la creación de los organismos autónomos, los consorcios comarcales y la integración en ellos de muchos servicios municipales, surgió la necesidad de unificar las llamadas de bomberos a nivel provincial. De- bido a las dificultades técnicas que suponía diferenciar la llamada por localidades y redirigirla al nodo correspondiente a través del número 080 propio de bomberos, muchos de estos servicios ya no podrían seguir recibiendo llamadas a través del 080 si no se hacía una inversión considerable. Si la instalación del 080 en las capitales ya suponía una inversión seria, instalar una centralita propia que fuese capaz de diferenciar el municipio y redirigiera la llamada a la centralita del parque correspondiente en toda la provincia suponía una inversión mucho más importante, sobre todo teniendo en cuenta el estado de la tecnología del momento en España. Ante ese problema, Telefónica propuso la creación de un nuevo número de teléfono de bomberos provincial que redirigiera la llamada a un nuevo centro de recepción provincial diferenciado del de la capital. Así nacían el 085 y los centros de control provinciales, motivado por cuestiones técnicas, que no por cuestiones de calidad o prestigio entre los diferentes servicios de bomberos existentes. No obstante, el 085 todavía tuvo que convivir durante mucho tiempo con el teléfono de emergencias, de 7 cifras, de las centralitas de bomberos, y en las “páginas amarillas” era frecuente encontrarse ambos hasta la implantación del 112. El 080 fue un número creado exprofeso para nosotros. Un número que los propios bomberos municipales utilizaron antes de integrarse en los consorcios comarcales, y que se vieron forzados a modificar debido a cuestiones técnicas que hoy día hubieran tenido una fácil solución. En la UE se ha implantado el teléfono de atención de emergencias 112, y tanto el 080 como el 085 han sido paulatinamente sustituidos por este servicio que centraliza las llamadas de emergencia en cada comunidad 080 BOMBEROS 2 Nº 1 Marzo 2016

[close]

p. 5

autónoma. No obstante, al igual que el antiguo 006, el 112 no está exento de problemas, y todos somos conscientes de cuáles son. Tanto es así que en algunos servicios están recuperando el teléfono propio de bomberos, tanto el 080 como su hermano 085, para la atención directa de las llamadas a bomberos en nuestras centralitas (080 Motril en 2009, 085 Consorcio de Málaga en 2013, etc.), aunque algunos incluso han aguantado con el 080 hasta bien entrada la primera década del S. XXI (Castilla y león, por ejemplo hasta 2014, y la Ciudad Autónoma de Melilla que sigue teniéndolo). El teléfono 080, más allá de la cuestión práctica que supuso su implantación, tiene unas connotaciones simbólicas que son dignas de tener en cuenta. Con él comenzamos a tener identidad propia. Hizo las veces de marca y enseña personal, la gente lo recordaba con facilidad y llamaba a los parques a sabiendas de que iba a hablar directamente con bomberos, y que no se le iba a cobrar por ello. A partir del 080, los ciudadanos tomaron conciencia de nosotros, y nosotros de ellos todavía más, ya que el contacto aumentó, la calidad del servicio prestado mejoró de forma considerable, y pasamos del ostracismo, a disponer de logotipos con nuestro teléfono en los vehículos y en todo tipo de soportes publicitarios. Nos dimos cuenta de lo importante que es llegar al ciudadano; porque a través de la imagen institucional que proporcionaba ese logotipo telefónico, éramos más accesibles y efectivos. Podríamos resumir diciendo que el 080 tuvo un destacado papel en el desarrollo posterior de los servicios de Bomberos en nuestra sociedad. Posteriormente, esos buenos resultados fueron trasladados a los Servicios provinciales a través del 085; como hemos dicho, obligados por las circunstancias y la tecnología del momento más que por cuestiones diferenciales entre servicios, pues todos somos iguales y compartimos una misma historia, y como tal, el teléfono 080, pionero de este cambio, ha formado parte de todos nosotros en la misma medida, incluido el éxito del 085 que surgió de él. Aunque actualmente el 18 francés ha sido sustituido por el 112, los bomberos franceses le rinden homenaje a través de la revista allo Dix-Huit ( locución que decían los operadores de los parques al recibir las llamadas de emergencia). En Suiza hacen lo propio a través de la revista 118 Swissfire. Quizá el hecho de haber contado muchas décadas antes que nosotros con la imagen institucional que proporciona un número propio, pueda explicar mejor el progreso que han tenido algunos cuerpos de bomberos europeos. Esta revista, Bomberos 080, hace referencia a ese primer número de teléfono de bomberos que puso la semilla del progreso en este servicio público esencial. Por este motivo, desde la CUBP hemos querido rendirle un permanente homenaje, incluyéndolo en el título de esta revista de bomberos para bomberos, y que lejos de pretender una identificación con ningún servicio en particular, trata de mostrar lo unidos que estamos por nuestra historia, lo mucho que tenemos en común, y el futuro prometedor que tenemos si los servicios de bomberos unimos fuerzas y caminamos juntos en el desarrollo de nuestra profesión. www.cubp.es BOMBEROS 3 080

[close]

p. 6

TABLA DE CONTENIDOS El nacimiento de la CUBP. Una asociación de bomberos para bomberos Juan Carlos Bernabé Salgueiro. Bombero del Ayuntamiento de Sevilla PARTE DE NOVEDADES Proyecto de Ley Marco. Por la necesidad de regular los Servicios de Bomberos Junta Directiva de la CUBP 6 10 14 16 20 26 34 40 44 Prevención de Riesgos Laborales en los SPEIS. Siete trienios esperando Pablo José Bailón Abad. Bombero-conductor del Ayuntamiento de Cuenca Riesgos asociados a la contaminación de nuestros EPIs. Por tu salud, por la de José Manuel Botía Nortes. Bombero del Consorcio de Alicante MANUAL DE PREVENCIÓN todos Procedimiento de revisión de materiales. Procedimiento del SPEIS de Melilla Bernardo Castillo rojas. Sargento del Ayuntamiento de Melilla REVISIÓN DE MATERIALES Intervención en túneles. Principios y sistemática de actuación José Manuel Botía Nortes. Bombero del Consorcio de Alicante FORMACIÓN DIARIA Bruno, una vida dedicada a ser bombero. Uno de los primeros bomberos funcionarios del Consell de Eivissa Bruno Roig Ribas. Cabo Jefe de Turno del Consell de Eivissa GUARDIA EN EL PARQUE G-Fire. Bomberos de Castilla y León. Misión Lesbos Javier de Abajo Iñiguez. Bombero del Ayuntamiento de Palencia El día que tembló la tierra. La gestión de una emergencia F. Guillermo García Jiménez. Sargento del Ayuntamiento de Melilla PRIMERA SALIDA 080 BOMBEROS 4 Nº 1 Marzo 2016

[close]

p. 7

50 58 Entrenamiento físico para bomberos. Como seguir estando bien físicamente Antonio A. Casado Gallego. Bombero-conductor PREPARACIÓN FÍSICA TABLÓN DE ANUNCIOS TABLA DE CONTENIDOS BOMBEROS 5 080 www.cubp.es

[close]

p. 8

PARTE DE NOVEDADES Juan Carlos Bernabé Salgueiro Primer Presidente de la CUBP Bombero del Ayuntamiento de Sevilla El nacimiento de la CUBP Una asociación de bomberos para bomberos Según tengo entendido fuiste uno de los culpables de la creación de la CUBP, ¿Qué te impulsó a tomar esta iniciativa? Bueno, era una idea que me venía rondando desde el año 2000, que fue cuando tome conciencia de la realidad de nuestra profesión. Cuando dices realidad, ¿A qué te refieres? Me refiero a que nuestra profesión, a pesar de ser una de las más antiguas del mundo, en nuestro país, no tiene ninguna regulación ni ordenación. Los cuerpos de Bomberos son islas incomunicadas entre sí y normalmente dirigidas por personas que no han sufrido la profesión. Eso no lo entiendo, ¿Qué quieres decir con “personas que no han sufrido la profesión”? Que tradicionalmente los jefes de Bomberos no han sido Bomberos y eso ha hecho que nuestra profesión avance poco. Estoy convencido de que para entender nuestro trabajo tienes que haberlo “mamado”, sino es imposible. Afortunadamente eso está cambiando. Volviendo al tema de la CUBP, ¿Cómo se fraguó la idea? Bueno, como te he dicho antes, es una idea que me rondaba la cabeza desde hacía mucho tiempo y cada vez que me reunía con compañeros y tenía ocasión, les transmitía la necesidad de unirnos a nivel estatal para unir fuerzas. Mis argumentos eran muy simples, en todos los parques de nuestra geografía tenemos los mismos problemas y los intentamos solucionar de forma local. El problema es que la falta de regulación y de competencias de las corporaciones locales impedía que se pudieran solucionar los problemas de forma real y definitiva, solo se parcheaba. En Diciembre de 2013, los compañeros de Salamanca convocaron una manifestación en su ciudad por ha- 080 BOMBEROS 6 Nº 1 Marzo 2016

[close]

p. 9

reunión se dividió en dos partes, por la mañana un representante por provincia, más o menos, expuso las circunstancias y problemáticas de su servicio, que nos sirvió para tomar conciencia de la realidad de los demás, y por la tarde debatimos cuales deberían ser los objetivos a perseguir, el modelo de organización y como no, el nombre de la misma. Cuéntame las conclusiones. Bueno, antes te tengo que decir que en lo que coincidíamos todos es que la gran lacra de nuestra profesión es la privatización de los servicios, que en Galicia tiene su máximo exponente, el falso voluntariado, que lo utilizan las corporaciones locales para meter a gente por la puerta de atrás o pagar sobresueldos encubiertos y la UME con la usurpación de funciones. Dicho esto y después de exponer diferentes ideas y de debatirlas se concluyó que nuestros objetivos serían luchar contra la privatización, el falso voluntariado y la ber expedientado a 16 Bomberos y para apoyar el servicio público. Al ponerme en contacto con los compañeros de allí, para decirles que un grupo de compañeros de Sevilla íbamos a ir a apoyarlos, me comentaron que iba a ir más gente, sobre todo de Castilla-León y les dije que sería bueno que nos reuniéramos ese mismo día para hablar. En esa reunión, tras coincidir todos en la necesidad de organizarnos, nos comprometimos a contactar con la gente que conocíamos de todo el estado y convocar una reunión en un par de meses en Madrid, coincidiendo con el SICUR 2014. Una tarea complicada, ¿Conseguisteis convocar a mucha gente? Pues sí, contactamos con los representantes sindicales de muchos parques, porque son los que tenían la capacidad de movilización, y con muchos bomberos a nivel particular y la gente se movili- zó. También sabíamos que mucha gente se iba a desplazar al SICUR y aprovechamos la circunstancia. Resúmeme la reunión de Madrid. En Madrid contacté con los representantes de CCOO, que era el sindicato más representativo, y les pedí que se encargaran de la organización. CCOO nos cedió un espacio para reunirnos y allí nos juntamos cerca de 100 personas que no nos habíamos visto nunca. La www.cubp.es BOMBEROS 7 080

[close]

p. 10

usurpación de funciones. Con respecto al modelo de organización hubo cierta controversia, al final se acordó que fuera una organización a-sindical. ¿Controversia? ¿En qué sentido? SÍ, porque los representantes de Madrid, CCOO, querían que fuera una organización intersindical y el sentir mayoritario era crear algo al margen de sindicatos. Tú eres Sec. General de un sindicato ¿Qué opinaste de esa propuesta? Era, ya no soy Sec. General, dejé mi actividad sindical hace meses. Efectivamente yo creo en el modelo sindical, faltaría más, me he llevado 15 años de representante sindical. Pero me di cuenta que la gente lo tenía muy claro y por otro lado conozco cómo las disputas sindicales nos ha impedido avanzar profesionalmente, además una organización intersindical sería un instrumento de poder para las or- ganizaciones sindicales más poderosas. Me alegré de que se eligiera este modelo. ¿Y del nombre qué me dices? Jajaja, lo del nombre fue tremendo, nos llevamos más de una hora debatiendo y votando cada una de las palabras y al final salió CUBP, Coordinadora Unitaria de Bomberos Profesionales, que define muy bien quienes somos y qué queremos ser. Cuéntame ¿Cómo empezasteis a funcionar? Espera, espera que todavía no habíamos arrancado, nos dimos tres meses para elaborar un borrador de estatutos y volvernos a reunir, debatirlos, aprobarlos y elegir al primer órgano de dirección de la CUBP. Sigue, ¿Cómo fue la reunión? La reunión se celebró en Zaragoza y hubo dos propuestas de estatutos, una elaborada por la comisión que se aprobó en Madrid para tal fin y otra elaborada por los compañeros de CCOO de Madrid, que parece ser que no se quedaron muy conformes con el modelo de organización que se aprobó. Aquella reunión fue muy agria, porque traían la consigna de que ese tipo de organización no saliera para delante, aun así y después de continuos intentos de reventar la reunión, se aprobaron los estatutos propuestos por la comisión, el logo de la organización y se eligió al presidente junto con la ejecutiva de la CUBP. Ya veo que no fue un camino de rosas, pero parece que fue un buen ejercicio democrático, ¿Cuáles fueron los objetivos que se marcaron a partir de ahí? Sin duda fue un tremendo ejercicio democrático y me sorprendió gratamente el talante de todos los que creíamos en este proyecto. La pena fue que los que no opinaban igual no asumieron el sentir mayoritario y por eso hoy en día solo tenemos un socio de todo Madrid. Los objetivos que se marcaron fueron: Primero legalizar la organización, este tema nos llevó bastante tiempo, porque este país es así. Segundo crear una red de información y llegar al máximo número de profesionales posibles, para que se asociaran y tener una representatividad real. Este punto ha funcionado bien porque hay un grupo de comunicación muy competente. Y tercero iniciar un estudio y propuestas sobre una ley a nivel na- 080 BOMBEROS 8 Nº 1 Marzo 2016

[close]

p. 11

cional, el objetivo de esta ley es dotar de una regulación a la profesión que homogenice los cuerpos de Bomberos y que nos dote de un instrumento real para desarrollar nuestra función y así poder prestar un servicio público de calidad. Unos objetivos ambiciosos, ¿A día de hoy cuántos socios sois? No te puedo dar la cifras exactas porque ya no estoy en la dirección de la CUBP, pero sí te puedo decir que llegamos a todo el estado con la excepción de Madrid, Cataluña y Canarias. ¿Y eso?, ¿Por qué? Bueno porque en esos sitios CCOO tiene una amplia representación y ha bloqueado nuestra presencia. Pero te puedo decir que se han creado plataformas profesionales en Castilla y León, Galicia, Extremadura, Castilla la Mancha, Melilla, Murcia y en otras comunidades no ha hecho falta plataformas, como por ejemplo Andalucía que tiene el mayor número de socios. Con respecto al objetivo de proponer una ley, ¿Cómo ha ido? Bien, ha sido el trabajo más complejo. Tenemos un compañero en Alicante que desarrolló un trabajo muy completo, basándonos en este trabajo elaboramos una propuesta que le presentamos a los distintos grupos políticos del congreso. Nos reunimos con ellos el otoño pasado y le explicamos la propuesta y nuestros objetivos, todos sin excepción lo compren- dieron y nos apoyaron, pero fue el grupo de IU quien presentó una Proposición No de Ley para su debate en el congreso. Vaya, sí que habéis corrido. Sé que habéis tenido un congreso en Octubre en Sevilla, ¿Por qué tan pronto? Bueno pronto no, nuestro compromiso fue poner esto en marcha en un año y hacer un congreso para que los socios debatieran, propusieran y eligieran a los órganos de dirección. En teoría nos retrasamos seis meses. ¿Por qué no te presentaste a la reelección? No hay un único motivo, pero al margen del agotamiento que tenía, es que el modelo de organización que quería es uno más horizontal, donde se implicaran la máxima gente posible, para eso no hay que crear figuras presidencialistas y estructuras piramidales, por eso es bueno un continuo flujo o relevo de los cargos. Por último, dame tu opinión sobre los resultados de este proyecto y hazme una valoración personal de tu experiencia en este proceso. Darte mi opinión sobre los resultados del proyecto sería un poco precipitado. El proyecto está en “pañales” aún, pero atreviéndome a hacer un pronóstico le auguro un futuro esperanzador. Creo que es el momento y además hemos creado una sinergia que va a hacer que este proyecto llegue a buen puerto. Mi valoración personal de la experiencia de estos dos años ha sido muy positiva, estoy verdaderamente contento. Lo que destacaría sería las relaciones personales. He conocido a personas que me han enriquecido mucho y a los que les estoy verdaderamente agradecido por su generosidad. Para mí todo esto ha sido un regalo. www.cubp.es BOMBEROS 9 080

[close]

p. 12

PARTE DE NOVEDADES Proyecto de Ley Marco beros Por la necesidad de regular los Servicios de Bom- L a problemática actual de los servicios de bomberos ocurre, en buena medida, por la inexistencia de un marco regulador común. Somos muchos los que estamos convencidos de ello y, mientras que eso sea así, solo puede ir a peor. Podemos y debemos luchar porque se respeten y mejoren las condiciones de trabajo de los bomberos en cualquier lugar del Estado. Por supuesto que debemos apoyarnos entre nosotros, pero muchos creemos que necesitamos acabar de una vez por todas con este asunto, y que esta lucha “individual” no la tengamos que repetir constantemente. Hoy es en Guadalajara, Palencia, Galicia o Euskadi. Mañana inevitablemente será en otro servicio de bomberos, y no puede estar absolutamente todo en el aire, a merced de cambios repentinos de opinión o de modificaciones presupues- tarias que atenten contra los Servicios de Bomberos. Necesitamos regular en común cuantas más cosas mejor, y dejar en el tintero de la negociación colectiva en cada Servicio de Bomberos y en cada comunidad autónoma, aquellos aspectos susceptibles de ser modificados y/o revisados con mayor frecuencia y que ajusten la normativa estatal a la idiosincrasia y circunstancias de cada uno, “al alza”. Hoy más que nunca necesitamos una ley marco de ámbito estatal que unifique criterios sobre “qué somos”, “qué competencias tenemos” y “cómo se regulan las condiciones de trabajo de los Servicios de Bomberos”. A pesar de ello, es curioso que cuando se propone la existencia de una norma que armonice las leyes autonómicas, y regulen los Servicios de Bomberos, 080 BOMBEROS 10 Nº 1 Marzo 2016

[close]

p. 13

en caso de que en una comunidad no tengan su propia ley, aparecen las resistencias. Y es que muchos confunden la existencia de una norma común con la propuesta de unificar los Servicios de Bomberos o crear un cuerpo único. No obstante, eso es absolutamente innecesario, y no tiene nada que ver con nuestra propuesta. Debemos recordar que ha sido el propio Estado a través de la Ley 7/1985 de Bases de Régimen Local la que regula la existencia y las competencias de los SPEIS. Es decir, debemos entender que, si bien las competencias en materia de extinción de incendios las ejecutan las CCAA y los ayuntamientos, eso no significa que el Estado carezca de capacidad legislativa sobre este asunto, porque de hecho la propia existencia de los Servicios de Bomberos emana de una norma de rango estatal. Tal y como viene reflejado en la disposición final tercera de esta ley, los Servicios de Bomberos contarán con un reglamento propio. Y aunque durante 30 años se ha hecho caso omiso de ello, nosotros creemos que ha llegado el momento de reivindicarlo. La Ley 7/1985 ha sido modificada y actualizada por la ley 27/2013 de 27 de diciembre, de racionalización y sostenibilidad de la Administración Local. No obstante, los epígrafes mencionados respecto a los Servicios de Bomberos no han sido modificados. En segundo lugar, si atendemos a los principios de eficacia y coordinación que deben regir el funcionamiento de las AAPP establecidos en el artículo 103.1 de la Constitución de 1978, y los principios de coordinación, y las facultades que se atribuyen a las entidades locales y comunidades autónomas en la mencionada ley 7/1985, sería razonable establecer criterios regulatorios que armonicen los diferentes servicios de bomberos existentes bajo una ley de ámbito estatal, que garantice la eficacia, la coordinación y la prestación del servicio en todo el territorio, proporcionando un marco normativo común, sin menoscabo del desarrollo reglamentario autonómico posterior. Con una ley marco, las competencias de los SPEIS seguirían estando en la Administración Local a través de las CCAA, pero sería el Estado el que armonizaría su funcionamiento en todo el territorio. Por último, respecto a las competencias del Estado en materia de Protección Civil, el Tribunal Constitucional reconoce la concurrencia de competencias entre las Comunidades Autónomas y el Estado, señalando que, si bien las Comunidades Autónomas tienen competencia en materia de Protección Civil, esta competencia se encuentra con determinados límites que derivan de la existencia de un posible interés nacional o supraautonómico; y nosotros entendemos que este es el caso a la hora de armonizar los diferentes Servicios de Bomberos en todo el territorio nacional; y que por otra parte ha sido reconocido por la jurisprudencia como un “servicio esencial”. Por todo ello, consideramos que está plenamente justificado, en términos jurídicos y en términos de calidad del servicio público que prestamos, nuestro propósito de lograr una ley marco que armonice y/o regule los Servicios de Bomberos en el conjunto del Estado. Además, resulta absolutamente ridículo que a día de hoy, cuando en la UE se están unificando Servicios de Bomberos, y se les están otorgando las competencias en materia de PC, aquí estemos todavía cada uno buscando una ley autonómica, provincial e incluso municipal que nos “ampare”. O luchando para que no nos “coloquen” determinadas leyes sin contar apenas con nuestra opinión. Necesitamos contar con una norma estatal que deje en el aire cuantas menos cosas mejor. Una ley que nos dote de una buena base sobre la que nuestros representantes sindicales puedan trabajar para lograr unas normas autonómicas, y unos convenios colectivos con ciertas garantías, a sabiendas de que cuentan con unos mínimos sobre los que construir la idiosincrasia de su servicio en particular. En concreto, la CUBP cree que en este marco jurídico debe incluir, como mínimo, los siguientes aspectos comunes: • • • Todos los bomberos funcionarios de carrera y agentes de la autoridad. Establecer la obligatoriedad de la gestión directa de los Servicios de Bomberos. Definir lo que es un equipo de intervención, y cuál es el mínimo de dotación para cada uno www.cubp.es BOMBEROS 11 080

[close]

p. 14

• • • • • • • • • • de ellos. Establecer unas isócronas límite en la prestación del Servicio de Bomberos. Definir lo que es un Parque de Bomberos. Definir claramente cuáles son las competencias básicas de los Servicios de Bomberos. Regular el nombre e identificador institucional de los Servicios de Bomberos. Al igual que el identificador “policía” es exclusivo de los servicios policiales del Estado, ningún otro servicio debe utilizar el identificador “bomberos” fuera de estos servicios públicos. Creación de un organismo estatal de coordinación de los Servicios de Bomberos, en el que existan representantes de bomberos de cada una de las CCAA (estadísticas, publicaciones, asistencia jurídica, representación en las instituciones del Estado, establecimiento de currículos formativos, etc.). En este sentido, nosotros abogamos por la creación de una Dirección General de Bomberos en el seno del Ministerio del Interior, donde exista una Comisión de Coordinación de los Servicios de Bomberos. Derecho a participar en concursos de movilidad en todos los Servicios de Bomberos de todo el Estado. Establecer el derecho a la segunda actividad. Creación de la Escuela Nacional de Bomberos (en el seno de la ENPC) con el objeto de poder unificar criterios operativos entre los Servicios de Bomberos, estableciendo una permanente oferta formativa de actualización. Creación de las Escuelas de Formación de Bomberos en cada comunidad autónoma, con el objeto de garantizar la formación de nuevo ingreso, la formación continua y de reciclaje y la formación de mandos. Normalizar el nivel de titulación para la escala básica de nuevo ingreso a C1. Siguiendo las recomendaciones de los últimos estudios de la NFPA, y la normativa francesa, nosotros creemos que “como mínimo” cada equipo de intervención debe estar formado por cuatro componentes: conductor, mando y dos bomberos. Y que en un parque auxiliar la dotación mínima ha de ser de un equipo de intervención, y de dos equipos de intervención más un jefe de turno en un parque principal. Estamos hablando de dotaciones mínimas, no de dotaciones ideales; las cuales podrán ser objeto de negociación por parte de nuestros representantes sindicales en cada comunidad autónoma o servicio de bomberos. Respecto a las plantillas, nuestros cálculos indican que necesitamos crear 7.000 plazas, para mantener una plantilla operativa estable que no baje de 27.000 efectivos en el conjunto del Estado, y poder dar una cobertura suficiente a los 15 millones de ciudadanos que residen en municipios de menos de 20.000 habitantes. En tal caso, podemos seguir siendo 150 ó 200 servicios de bomberos diferentes, pero se trata de ofrecer unos primeros escalones por los que subiremos todos al primer piso en el ejercicio de nuestra profesión. Después, al piso que llegue cada uno será producto del trabajo interno. Pero no habrá nadie en el sótano mientras otro se encuentra ya en el primero. La Coordinadora Unitaria de Bomberos Profesionales no es un sindicato, sino una asociación profesional, y su cometido, por tanto, no es suplantar el papel de éstos, sino fomentar los intereses profesionales de todo el colectivo, así como animar a todas las asociaciones profesionales para que se unan en este proyecto de todos y para todos. Tenemos el objetivo de inspirar este movimiento, de unir fuerzas que logren afianzar los cimientos de nuestro futuro. Por ello, asociarte a la CUBP y luchar por estos objetivos es perfectamente compatible con seguir afiliado a tu sindicato. En definitiva, en términos jurídicos hay demasiados vacíos, y por ese motivo existen luchas interminables que dependen de la voluntariedad del político de turno, y del margen de maniobra que les dejen a nuestros representantes, muchas veces desbordados por la ausencia de una regulación estatal a la que acogerse. Y lo que hemos de tener claro es que: ¡Las instituciones no lo van a hacer por nosotros! ¡Unámonos y luchemos por una norma básica estatal de los servicios de bomberos que regule y armonice nuestra profesión en todo el Estado! 080 BOMBEROS 12 Nº 1 Marzo 2016

[close]

p. 15

www.cubp.es BOMBEROS 13 080

[close]

Comments

no comments yet