Embed or link this publication

Popular Pages


p. 1

El Prevencionista / Revista especializada en Seguridad y Salud en el Trabajo / Edición 09 Año 2015 El Prevencionista E D I C I Ó N R E V I S TA E S P E C I A L I Z A D A E N S E G U R I D A D Y S A L U D E N E L T R A B A J O Benchmarking de la Seguridad y Salud en el Trabajo en Iberoamérica Edición Especial: 09 2015 DIC PÁG

[close]

p. 2

El Prevencionista / Revista especializada en Seguridad y Salud en el Trabajo / Edición 09 Año 2015 El Prevencionista Colaboradores: Myladys Madera Mendez Directora Administrativa Ericka Chavez Coordinadora Administrativa Pablo Pinto Ariza Editor Jaime Cuzquén Carnero Director de Asuntos Legales Javier Pradera Conde Asesor de Prevención de Riesgos Laborales. Raquel Serrano Gonzalez Directora de Asesoría Contacto: info@apdr.org.pe Índice Editorial Marco Normativo De La Prevención De Riesgos Laborales En España. Aproximación A La Ley 31/1995, De 8 De Noviembre, De Prevención De Riesgos Laborales 3 4 8 10 12 15 19 22 31 Seguridad Laboral en Brasil: Prevención en tiempos de crisis La Seguridad y Salud Laboral en Venezuela Perspectiva Colombiana Del Prevencionista En Riesgos Laborales.: Una Mirada Integradora Del Ejercicio Profesional La Seguridad y Salud Ocupacional en Guatemala: Pasado, Presente y Futuro Seguridad y Salud Ocupacional en Paraguay Tragedia en Goyllarisquizga amargas experiencias que debemos recordar: propuesta para crear el DÍA DEL PREVENCIONISTA PERUANO Y ESPECIALISTA EN HIGIENE Y SEGURIDAD INDUSTRIAL. Calendario Peruano 2016 Seguridady Ambiental PÁG 2

[close]

p. 3

El Prevencionista / Revista especializada en Seguridad y Salud en el Trabajo / Edición 09 Año 2015 EDITORIAL Según Casadesús (2005) el Benchmarking “es una técnica para buscar las mejores prácticas que se pueden encontrar fuera o a veces dentro de la empresa, en relación con los métodos, procesos de cualquier tipo, productos o servicios, siempre encaminada a la mejora continua y orientada fundamentalmente a los clientes”. El benchmarking comenzó como una herramienta de Calidad, sin embargo puede ser aplicada para cualquier área o proceso. En esta edición, la última del año 2015, quisimos traer una serie de artículos, provenientes de diferentes países iberoamericanos, a fin de analizar la gestión de la seguridad y salud en el trabajo de cada uno de ellos, buscando que el lector haga una comparación o “benchmark” que redunde en mejora para su propia gestión. En algunos de los artículos se mencionan aspectos positivos pero también se mencionan aspectos negativos. Ambos aspectos son clave pues se aprende tanto de los aciertos como de los errores: los primeros se deberían emularse y los segundos se deberían evitar. Esperamos que sea de gran ayuda para todos los lectores y que en el 2016 sigamos mejorando continuamente, implementando las mejores prácticas tanto nacionales como extranjeras a fin de poder ir avanzando en los niveles de la cultura de trabajo seguro de nuestras empresas. 3 PÁG

[close]

p. 4

El Prevencionista / Revista especializada en Seguridad y Salud en el Trabajo / Edición 09 Año 2015 MARCO NORMATIVO DE LA PREVENCIÓN DE RIESGOS LABORALES EN ESPAÑA. APROXIMACIÓN A LA LEY 31/1995, DE 8 DE NOVIEMBRE, DE PREVENCIÓN DE RIESGOS LABORALES Juan Cos Carceles, Inspector de Trabajo y Seguridad Social at Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social La prevención de riesgos laborales en España ha sufrido una importantísima modificación con ocasión de la integración del país en el ámbito de la Unión Europea. Con carácter previo, la normativa carecía de un carácter sistemático así como de profundidad y rigurosidad desde el punto de vista tanto jurídico como técnico. Este cambio en el modelo preventivo se inicia con la promulgación de la Directiva Comunitaria 89/391, de 12 de junio de 1989, relativa a la aplicación de medidas para promover la mejora de la seguridad y de la salud de los trabajadores en el trabajo. Siguiendo las exigencias de la normativa europea la citada Directiva se integra en el ordenamiento jurídico español mediante su transposición a través de la Ley 31/1995, de prevención de riesgos laborales. Esta norma constituye la clave de bóveda sobre la que se construye la actual regulación de la prevención de riesgos laborales en España, delimitando el conjunto de obligaciones y derechos fundamentales tanto de trabajadores como de empresarios, dotándose así de contenido el derecho a la seguridad en el trabajo previsto en el artículo 40.2 de nuestra Constitución de 1978. PÁG 4

[close]

p. 5

El Prevencionista / Revista especializada en Seguridad y Salud en el Trabajo / Edición 09 Año 2015 Los aspectos fundamentales y más destacables que regula esta norma, sin ánimo exhaustivo, serían los siguientes: 1. Definición de normativa de prevención de riesgos laborales Al respecto señala el artículo 1 de la Ley cómo tendrá la consideración de norma de prevención de riesgos laborales: “La normativa sobre prevención de riesgos laborales está constituida por la presente Ley, sus disposiciones de desarrollo o complementarias y cuantas otras normas, legales o convencionales, contengan prescripciones relativas a la adopción de medidas preventivas en el ámbito laboral o susceptibles de producirlas en dicho ámbito” De gran relevancia es esta previsión normativa, ya que no tendrán la consideración legal de normas de prevención de riesgos laborales solamente los reglamentos y demás normas dictadas específicamente con esta naturaleza (a través del Ministerio de Empleo), sino cualquier otra norma legal o pactada que pueda desplegar efectos en el ámbito preventivo. El ejemplo más representativo es la calificación como preventiva de toda la normativa industrial qué puede afectar a la seguridad de trabajadores. 2.- Principios de acción preventiva (Articulo 15) Se pueden destacar principalmente los siguientes: b) Evaluar los riesgos que no se puedan evitar. c) Combatir los riesgos en su origen. e) Tener en cuenta la evolución de la técnica. f) Sustituir lo peligroso por lo que entrañe poco o ningún peligro. Adoptar medidas que antepongan la protección colectiva a la individual. Se recogen aquí las principales reglas o principios que rigen toda la filosofía de la normativa de prevención de riesgos laborales, como es la evaluación y cuantificación sistemática y científica de los riesgos que afectan a los trabajadores en orden a la planificación de su eliminación/atenuación, y la previsión de la eliminación en origen del riesgo primando las medidas colectivas frente a las individuales, bajo el conocimiento basado en la experiencia de que estas últimas implican un nivel de seguridad intrínseca inferior. 3.- Principio de responsabilidad integral del empresario Este principio supone la exigencia de responsabilidad al empresario en todo caso, sin perjuicio de las acciones legales que a este le puedan corresponder frente a terceros que hayan coadyuvado a la producción de un accidente laboral o del simple incumplimiento de la normativa. Al respecto señala el artículo 14-4: “Las obligaciones de los trabajadores establecidas en esta Ley, la atribución de funciones en materia de protección y prevención a trabajadores o servicios de la empresa y el recurso al concierto con entidades especializadas para el desarrollo de actividades de prevención complementarán las acciones del empresario, sin que por ello le eximan del cumplimiento de su deber en esta materia, sin perjuicio de las acciones que pueda ejercitar, en su caso, contra cualquier otra persona” Está norma fundamenta la denominada deuda de seguridad del empresario, que ha llegado a ser calificada por nuestro Tribunal Supremo en su importante Sentencia de 8 de octubre de 2001 como prácticamente ilimitada, siendo responsable el empresario del cumplimiento de las normas de 5 PÁG

[close]

p. 6

El Prevencionista / Revista especializada en Seguridad y Salud en el Trabajo / Edición 09 Año 2015 seguridad incluso más allá de las previsiones reglamentarias establecidas. A su vez se complementa con lo señalado por el artículo 96. 2 de la ley 36/2011, que regula una inversión de la carga de la prueba en los procesos por accidentes de trabajo cuando señala: “2. En los procesos sobre responsabilidades derivadas de accidentes de trabajo y enfermedades profesionales corresponderá a los deudores de seguridad y a los concurrentes en la producción del resultado lesivo probar la adopción de las medidas necesarias para prevenir o evitar el riesgo, así como cualquier factor excluyente o minorador de su responsabilidad. No podrá apreciarse como elemento exonerador de la responsabilidad la culpa no temeraria del trabajador ni la que responda al ejercicio habitual del trabajo o a la confianza que éste inspira.” 4.- Derechos de los trabajadores Los principales derechos a nivel individual recogidos en la norma son los siguientes: a) Formación e información en materia preventiva (artículo 18 y 19). b) Vigilancia de la salud adecuada, de carácter voluntario salvo excepciones (artículo 22). c) Especial protección de la maternidad, con obligación de adaptación del puesto de trabajo o en su defecto suspensión de la relación laboral de la mujer con percibo de prestación pública durante la situación, denominada riesgo durante el embarazo (artículo 26). Se percibe el 100 % del equivalente al salario en forma de prestación pública durante esta situación protegida. d) Especial protección de trabajadores especialmente sensibles a determinados riesgos y protección de menores -de 18 años- (artículos 25 y 27). 5.- Deberes de los trabajadores (artículo 39) Los trabajadores deben respetar y cumplir los siguientes deberes: “1.º Usar adecuadamente, de acuerdo con su naturaleza y los riesgos previsibles, las máquinas, aparatos, herramientas, sustancias peligrosas, equipos de transporte y, en general, cualesquiera otros medios con los que desarrollen su actividad. 2.º Utilizar correctamente los medios y equipos de protección facilitados por el empresario, de acuerdo con las instrucciones recibidas de éste. 3.º No poner fuera de funcionamiento y utilizar correctamente los dispositivos de seguridad existentes o que se instalen en los medios relacionados con su actividad o en los lugares de trabajo en los que ésta tenga lugar. 4.º Informar de inmediato a su superior jerárquico directo, y a los trabajadores designados para realizar actividades de protección y de prevención o, en su caso, al servicio de prevención, acerca de cualquier situación que, a su juicio, entrañe, por motivos razonables, un riesgo para la seguridad y la salud de los trabajadores. 5.º Contribuir al cumplimiento de las obligaciones establecidas por la autoridad competente con el fin de proteger la seguridad y la salud de los trabajadores en el trabajo. 6.º Cooperar con el empresario para que éste pueda garantizar unas condiciones de trabajo que sean seguras y no entrañen riesgos para la seguridad y la salud de los trabajadores. 6 PÁG

[close]

p. 7

El Prevencionista / Revista especializada en Seguridad y Salud en el Trabajo / Edición 09 Año 2015 El incumplimiento de estos deberes podrá ser objeto de sanción por parte del empresario sin que se atribuya al Estado la potestad de imponer sanciones a trabajadores por este tipo de incumplimientos. Las sanciones impuestas podrán ser objeto de impugnación y revisión ante la Jurisdicción Social, de conformidad con la Ley 36/2011 antes citada. 6.- Representación colectiva de los trabajadores (artículos 33 a 40) Junto con los derechos individuales que corresponde a cada trabajador, estos tienen un derecho a la representación y acción colectiva en la empresa frente al empresario en la materia específica de prevención de riesgos laborales. Esta representación colectiva se articula a través de la figura del delegado de prevención, elegido por y entre los delegados de personal, que son a su vez los representantes elegidos democráticamente por los trabajadores en la empresa. Se configura así la figura del delegado de prevención como un delegado de personal y representante de los trabajadores con funciones específicas en materia de prevención de riesgos laborales. Para aquellas empresas cuya plantilla superen los 50 trabajadores se constituirá un órgano colegiado específico denominado Comité de Seguridad y Salud, en el cual se integrarán de un lado los delegados de prevención que correspondan en función de la plantilla total de la empresa y de otro lado un número equivalente de representantes de la parte empresarial. Los delegados de prevención cuentan con una serie de garantías para el ejercicio independiente de sus funciones frente a la empresa cómo pueden ser preferencia de permanencia frente a despidos y reestructuraciones de plantilla. A su vez el delegado de prevención cuenta con una serie de facultades, tales como: Acompañar a los técnicos en las evaluaciones de carácter preventivo del medio ambiente de trabajo, así como a los Inspectores de Trabajo y Seguridad Social en las visitas y verificaciones que realicen en los centros de trabajo; Recabar del empresario la adopción de medidas de carácter preventivo y para la mejora de los niveles de protección de la seguridad y la salud de los trabajadores; Ser informados por el empresario sobre los daños producidos en la salud de los trabajadores una vez que aquél hubiese tenido conocimiento de ellos, pudiendo presentarse, aun fuera de su jornada laboral, en el lugar de los hechos para conocer las circunstancias de los mismos... 7.-Modelo de gestión de la prevención La nueva ley obliga a las empresas a la gestión de la prevención de manera sistemática y a través de uno de los modelos que establece, no pudiendo acudirse a cualquier otra modalidad distinta de las previstas. Las modalidades posibles son las siguientes: a) Asumiendo personalmente tal actividad. b) Designando a uno o varios trabajadores para llevarla a cabo. c) Constituyendo un servicio de prevención propio. d) Recurriendo a un servicio de prevención ajeno. Por lo tanto las empresas en aquellos supuestos en que carezca de medios propios internos suficientes para la gestión de la prevención de riesgos laborales, lo que será lo más frecuente en la práctica, deberá acudir a las entidades especializadas creadas por la ley denominada servicios de prevención. La constitución de un servicio de prevención propio implica la creación de una organización propia y específica integrada en la empresa para la gestión de la prevención de riesgos laborales. Actuará como un elemento integrado en el departamento de recursos humanos, con las funciones específicas de prevención de riesgos laborales reguladas en la Ley, debiendo de contar con los medios humanos y materiales necesarios para ello. Sin embargo en la práctica la modalidad más seguida y adoptada por las empresas es la de acudir a la contratación de la PÁG 7

[close]

p. 8

El Prevencionista / Revista especializada en Seguridad y Salud en el Trabajo / Edición 09 Año 2015 gestión la prevención de riesgos laborales con las entidades externas denominadas servicios de prevención ajenos. Las funciones y misiones del Servicio de Prevención Ajeno con respecto a las empresas con las que contrata son las siguientes (artículo 31.3): a) El diseño, implantación y aplicación de un plan de prevención de riesgos laborales que permita la integración de la prevención en la empresa. b) La evaluación de los factores de riesgo que puedan afectar a la seguridad y la salud de los trabajadores en los términos previstos en el artículo 16 de esta Ley. c) La planificación de la actividad preventiva y la determinación de las prioridades en la adopción de las medidas preventivas y la vigilancia de su eficacia. d) La información y formación de los trabajadores, en los términos previstos en los artículos 18 y 19 de esta Ley. e) La prestación de los primeros auxilios y planes de emergencia. f) La vigilancia de la salud de los trabajadores en relación con los riesgos derivados del trabajo. Cómo se ha señalado previamente la empresa será responsable directamente ante sus trabajadores aún en el caso en que los fallos en la prevención provengan de una deficiente actuación por parte del servicio de prevención, sin perjuicio a su vez de las acciones que al empresario le puedan corresponder contra el spa, así como las acciones directas que le puedan corresponder al trabajador frente a este último. La posibilidad que permite la ley de acudir a la gestión de la prevención a través de una entidad externa presenta notables problemas en la práctica, ya que las empresas en muchas ocasiones entienden que se trata de un servicio totalmente externalizado y que por lo tanto con la sola tenencia de la documentación que le elabora el servicio de prevención han cumplido con las obligaciones legales, dando lugar a una gran burocratización de la prevención y una insuficiencia de detección y corrección de las situaciones de riesgo en la práctica. Seguridad Laboral en Brasil: Prevención en tiempos de crisis Claudio Cesar Pontes, Experto de Prevención de Riesgos Laborales, http://claudiocpontes.wix.com/clcassessoria Hoy en Brasil vivimos tiempos de relativa tranquilidad. Aunque la crisis económica mundial ha afectado algunos sectores específicos de la economía, nosotros, como profesionales de la prevención, poco sentimos en nuestra vida cotidiana en las compañías. Pero no siempre fue así, vivimos durante décadas luchando contra la recesión, la inflación y el desempleo y fue justo en este contexto que varias generaciones de prevencionistas se formaron. Como todos podemos imaginar el sector de Prevención de Riesgos Laborales no pasó inmune en PÁG 8

[close]

p. 9

El Prevencionista / Revista especializada en Seguridad y Salud en el Trabajo / Edición 09 Año 2015 este proceso y cientos de prevencionistas todos los días tenían que trabajar con un presupuesto muy bajo y con trabajadores sobrecargados, dispuestos a arriesgarse en actividades peligrosas simplemente por el miedo a perder su empleo. Muchos de estos profesionales siguen activos y podemos aprender lecciones valiosas de ellos. Tuve la suerte de convivir y trabajar con algunas de estas personas, y les digo con propiedad que una de las diferencias más notables de la “Old School” brasilera y nosotros, que empezamos nuestra carrera profesional en los años 90 y 2000, es el sentido de la priorización y la capacidad de asumir riesgos. Sí estimado lector, no has leído mal. El término “asumir riesgos” que parece tan reacio a la filosofía prevencionista ha sido la palabra del orden en este país de playas y selva, desde el cual les escribo. Durante décadas, el “no es económicamente viable” o el “no tenemos personal disponible” ha aterrado mis compatriotas. Sin embargo, fue precisamente en este contexto que el concepto de priorización ha echado raíces profundas en el sector PRL brasileño. La mirada crítica y un análisis detallado del costo-efectividad de las intervenciones de seguridad han hecho que aquellos profesionales asumieran una postura mucho más racional y sensata con relación a los proyectos y campañas del sector. Lo que me recuerda las onerosas campañas, pero poco fructíferas que hacemos en nuestras compañías donde invertimos una gran cantidad de energía y recursos en algo que va a tener un pequeño retorno, o incluso un retorno cuestionable. Cuando nuestras organizaciones pasan por momentos difíciles es el tiempo de evaluar y revisar cómo aplicamos nuestros recursos, es el momento de recordar que mucho más que cumplir con la legislación, nuestro papel es proteger al trabajador. Debemos dejar a un lado las medidas cosméticas. Hace unos meses tuve la oportunidad de renovar el proyecto de Protección Respiratoria – PPR – de una instalación de producción de cemento de una reconocida constructora brasileña. Me quedé impresionado con la capacidad técnica del sector de PRL. Pero con los días constaté que aquellos expertos en prevención dedicaban la mayor parte de su tiempo completando documentación autoimpuesta... Pura pirotecnia. Muy poco se involucraban en los asuntos del día a día de la fábrica. Por varias veces fui testigo del día de estos profesionales que se resumían en llenar hojas de procedimientos y contestar correos electrónicos. En tiempos de estabilidad financiera la empresa puede permitirse el lujo de mantener este cuadro improductivo desde el punto de vista de la prevención, pero cuando el número de empleados se reduce debemos buscar nuevas formas de optimizar el trabajo del sector para que la seguridad se vea mínimamente afectada. Hoy en Brasil vemos de nuevo la crisis acechando en el horizonte, pero son precisamente los tiempos de crisis que ponen a prueba nuestra flexibilidad y capacidad de adaptación y de estas habilidades depende de la garantía de que esta misma crisis no va a contribuir a un aumento en el número de accidentes y enfermedades ocupacionales. Que las futuras generaciones puedan ver que a pesar de las dificultades avanzamos. PÁG 9

[close]

p. 10

El Prevencionista / Revista especializada en Seguridad y Salud en el Trabajo / Edición 09 Año 2015 La Seguridad y Salud Laboral en Venezuela Ing. Corina I. Gamero C.,Supervisora de Seguridad y Salud Laboral en Lácteos Doña Flora C.A., corinagamero@gmail.com A nivel mundial, dentro de las grandes, medianas y pequeñas empresas se ha determinado que el recurso humano es el más importante, y es que los trabajadores están involucrados directamente en los procesos de transformación de materias primas o prestación de servicio, en el desarrollo administrativo y económico de las empresas. Es por ello, que en algunas ocasiones es el más expuesto a condiciones inseguras dentro del entorno laboral y estas pueden llegar a producir múltiples alteraciones a su seguridad y salud, bien sea, físicamente o mentalmente, en consecuencia de todo desarrollo productivo que involucra al hombre-máquinaambiente de trabajo, que implican riesgos ocupacionales, los cuales pueden causar un daño físico al trabajador o a la propiedad. En la expresión daño físico se incluye los estados patológicos como lesiones, enfermedades ocupacionales, consecuencias mentales y nerviosas del organismo, que son contraídos por exposición al medio en el que los trabajadores realizan su actividad laboral. De esto, surge la necesidad de desarrollar metodologías para evaluar las áreas de trabajos para identificar los riesgos existentes, proceder a su evaluación y valoración y posteriormente, establecer las medidas preventivas para mitigar cualquier riesgo existente. Para preservar la integridad física y salud de los trabajadores en sus puestos de trabajos, en cada país se tienen establecidos una serie de leyes y de normas que regulan que todas las empresas bien sea pequeñas o grandes, cumplan con los requerimientos mínimos para garantizar a los trabajadores, condiciones de seguridad, salud y bienestar en un ambiente de trabajo seguro y saludable. En el caso de Venezuela, se ha dado mucha importancia a la seguridad y salud en el trabajo y existen leyes y normas promulgadas que rigen esta materia, como lo son, la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, la Ley Orgánica del Trabajo para los Trabajadores y Trabajadoras, la Ley Orgánica de Prevención, Condición y Medio Ambiente de Trabajo (LOPCYMAT) y su Reglamento, La Norma Técnica de Programas de Seguridad y Salud en el Trabajo, RCHST y la Comisión Venezolana de Normas Industriales (COVENIN). Las cuales en conjunto, coloca a los empleadores en la obligación de proteger la seguridad y salud de los trabajadores. PÁG En el año 1986 se promulga en el Seno del Congreso Nacional de la Republica la Ley Orgánica De Prevención, Condiciones y Medio Ambiente De Trabajo (LOPCYMAT), con el fin de garantizarles a los trabajadores, permanentes y ocasionales, condiciones de seguridad, salud y bienestar, en un medio ambiente de trabajo adecuado y propicio para el ejercicio de sus facultades físicas y mentales. 10

[close]

p. 11

El Prevencionista / Revista especializada en Seguridad y Salud en el Trabajo / Edición 09 Año 2015 La cual, posteriormente en el año 2005 es reformada por la Asamblea Nacional de la Republica publicada en gaceta oficial número 38.236, de fecha 26 de julio de 2005. A partir de esta reforma, se inicia una nueva etapa en la lucha por la salud y seguridad laboral de los trabajadores ya que esta ley que promueve la implementación del régimen de seguridad y salud en el trabajo, en el marco del nuevo sistema seguridad social, abarca la promoción de la salud de los trabajadores, la prevención de enfermedades profesionales y accidentes de trabajo, la atención, rehabilitación y reinserción de los trabajadores y establece las prestaciones dinerarias que correspondan por los daños que ocasionen enfermedades ocupacionales y accidentes de trabajo. El Ministerio Del Poder Popular Para El Trabajo Y Seguridad Social Y El Instituto Nacional De Prevención, Salud Y Seguridad Laborales, asumen el compromiso de vigilar el cumplimiento de las condiciones de seguridad, salud y bienestar para promover un ambiente de trabajo adecuado y propicio para el ejercicio pleno de las facultades físicas y mentales de los trabajadores y trabajadoras, mediante la promoción del trabajo seguro y saludable, y la prevención de accidentes de trabajo y enfermedades ocupacionales. A partir de la fecha de aprobación de la reforma el Instituto Nacional De Prevención, Salud Y Seguridad Laborales (INPSASEL), inicia visitas a empresas, comercios y todo centro de actividad económica en el país donde se encontraron que gran parte de la población trabajadora, laboraba en condiciones inseguras, generando un gran índice de accidentabilidad y la aparición de enfermedades ocupacionales o enfermedades comunes que fueron agravadas por ocasión del trabajo. Uno de los aspectos importantes de la LOPCYMAT es lo establecido en su artículo 56, numeral 7 y articulo 61 los cuales señalan lo siguiente: Artículo 56: “7. Elaborar, con la participación de los trabajadores y trabajadoras, el Programa de Seguridad y Salud en el Trabajo de la empresa, las políticas y compromisos y los reglamentos internos relacionados con la materia así como planificar y organizar la producción de acuerdo a esos programas, políticas, compromisos y reglamentos.” Artículo 61: “Toda empresa, establecimiento, explotación o faena deberá diseñar una política y elaborar e implementar un Programa de Seguridad y Salud en el Trabajo, específico y adecuado a sus procesos, el cual deberá ser presentado para su aprobación ante el Instituto Nacional de Prevención, Salud y Seguridad Laborales, sin perjuicio de las responsabilidades del empleador o empleadora previstas en la ley.” El Programa de Seguridad y Salud en el Trabajo es el documento que se debe elaborar en todo centro de trabajo con o sin fines de lucro con el objeto de establecer las acciones y metodologías que permitan controlar, prevenir e identificar las condiciones de seguridad y salud en el trabajo y con esto minimizar los accidentes de trabajo y enfermedades ocupacionales. PÁG 11

[close]

p. 12

El Prevencionista / Revista especializada en Seguridad y Salud en el Trabajo / Edición 09 Año 2015 Uno de los puntos más importantes del programa de seguridad y salud en el trabajo es la identificación de los procesos peligrosos, estos procesos peligrosos son hechos o elementos concretos que se encuentran en el trabajo y pueden ser percibidos por los sentidos y también puedes ser medibles y cuantificados por equipos e instrumentos especializados como los sonómetros o luxómetros, termohigrómetros, entre otros), estos hechos surgen de la interacción entre el objeto y medios de trabajo, la actividad y como se encuentre organizado la actividad que se realice. Para dar inicio a la identificación de los procesos peligrosos se debe tomar en cuenta todos los procesos de trabajo que se desarrollan en la empresa donde se está realizando el estudio y cada uno de estos procesos de trabajo se deben dividir en pasos, es decir, se tiene que desglosar el proceso en una serie de actividades consecutivas, y cada una de estas actividades deben ser evaluadas para describir los objetos de trabajo, que sería en este caso la materia prima que se transforma, los medios de trabajo o herramientas que se utilizan para transformar la materia prima, al realizar esto se debe ser muy específico ya que si se obvia el peso de una de las herramientas o de la materia prima por ejemplo, este puede traer consecuencias y lesionar a los trabajadores en un futuro. La importancia de realizar una identificación de procesos peligrosos en todas las áreas de trabajo es que a través de ella se va a conocer que puede dañar al trabajador y como le va a afectar eso a la salud física y mental. Al conocer esta información se pueden determinar las medidas correctivas a los procesos peligrosos presentes y proponer las medidas preventivas reduciendo con esto cualquier condición que pueda perjudicar a los trabajadores. PERSPECTIVA COLOMBIANA DEL PREVENCIONISTA EN RIESGOS LABORALES: UNA MIRADA INTEGRADORA DEL EJERCICIO PROFESIONAL Lady Astrid Bernal Umaña, Presidente COLPRECOL Un trabajador de la prevención de riesgos laborales es un individuo que a través de su experiencia de vida se ha motivado a estudiar e investigar este campo con el fin de adquirir los conocimientos que le permitan brindar desde su SER-INTERACTUAR, un ejercicio técnico, tecnológico, profesional y especializado a todos aquellos que son el sustento laboral de la nación, con miras a procurar ambientes sanos que promulguen una industria más acorde con la dignificación del trabajo con responsabilidad corporativa que genera productividad empresarial hacia mercados internacionales. PÁG Este articulo tiene como objetivo ofrecer al lector la perspectiva del Prevencionista de Riesgos Laborales en Colombia, con una mirada integradora fomentada por la experiencia suministrada del quehacer cotidiano de aquellos que lideran y ejecutan la seguridad y la salud en el trabajo en las empresas colombianas, en este orden de ideas comienzo por tratar de definir quiénes son estos trabajadores. Uds. Dirán eso ya lo sabemos…pero permítame continuar. 12

[close]

p. 13

El Prevencionista / Revista especializada en Seguridad y Salud en el Trabajo / Edición 09 Año 2015 En Colombia en las 4 décadas anteriores la presentación de accidentes y enfermedades ocupacionales ha ido en aumento, aun cuando los gobiernos han aumentado las normas, mejorado los recursos y determinado órganos reguladores; sin embargo, existe una problemática como efecto de ello, que me permito describir. -Al aumentar la legislación que es de estricto cumplimiento, los empresarios se han visto abocados a determinar recursos para la prevención y disminución del accidente y la presentación de la enfermedad de origen laboral, recursos que por demás generalmente poco contemplan aun cuando la legislación los obliga, ya que los miran como gasto y no como inversión que va a permitir una mejor productividad y su permanencia en el mercado a través de la línea del tiempo. Este efecto estaría relacionado con un paradigma inversamente proporcional a los objetivos de la ley 100 del 1992, que dicta los lineamientos de nuestro sistema de salud. Sin el ánimo de generalizar son en realidad poco los sectores industriales y comerciales los que han evidenciado este fenómeno y han hecho la tarea juiciosamente a los cuales felicito. Dejo entre líneas que otro fenómeno q subyace a estas estadísticas y es el siguiente, a deficiencia de la conciencia del reporte del ATEP en los trabajadores que muchos meses subyace al interés personal y no colectivo. Es decir muchos trabajadores no reportan el accidente de trabajo ya que o no quieren y prefieren dejarlo así o temen que al reportar generen a los empresarios molestias y aumento del índice de ATEP y morbimortalidad, luego no puedo asegurar cual sería el porcentaje de los accidentes no reportado ya que esto merece una investigación más exhaustiva real y especializada, otro fenómeno que sucede al interior de las organizaciones y que he podido evidenciar a través de mi experiencia en el ejercicio de la prevención del riesgo es que en el caso contrario también ha sucedido que el empresario no quiere que sus indicadores aumenten y coartan al trabajador a reportar el accidente como algo relacionado directamente con la responsabilidad del trabajador con efectos sobre su permanencia laboral. Lo cual se ve evidenciado en que la gran mayoría de investigación de accidentes se determinan como Acto inseguro, de esta manera es más fácil y conveniente para el empresario direccionar la responsabilidad en el trabajador y no en los mantenimientos predictivos, preventivos, correctivos de las máquinas y locaciones y tristemente estas investigaciones son firmadas con la experticia del Prevencionista que lejos de reconocer falencias en su gestión o temen la terminación de su propio contrato, porque en ese orden de ideas como líder del SG-SST, siempre estar en la mitad del sándwich, siendo responsable de la prevención de tales accidentes o situaciones riesgosas donde se presume que su conocimiento es solo lo necesario para prevenir el accidente en las organizaciones. PÁG 13

[close]

p. 14

El Prevencionista / Revista especializada en Seguridad y Salud en el Trabajo / Edición 09 Año 2015 En Colombia los “Prevencionistas en Riesgos laborales”, (lo subrayo y en negrillo por cierta situación que más adelante comentare), tienen una regulación académica determinada por el peso de cada plan de sesión, de acuerdo a ellos tenemos técnicos en S.H, con 3 semestres de estudios, técnicos profesionales con 4 semestres, tecnólogos con 6 semestre, profesionales con 10 semestres, profesionales con postgrado que puede variar entre 1 año a 2 años. Estos al finalizar cada uno de sus estudios tienen que tramitar una licencia que determinara el alcance de su ejercicio y su responsabilidad frente al SG-SST Sin embargo aquí tenemos otro fenómeno y es que los empresarios siempre buscan mano de obra económica y no siempre es la más idónea para liderar el SG-SST, lo que implica que el prevencionista extralimite el alcance de su licencia, ponga en riesgo su ética y sea más vulnerable a investigaciones legales. Se acuerdan que les había dicho que colocaba el término “prevencionistas en Riesgos laborales” en negrilla, pues resulta que en Colombia existe otro fenómeno, de la titulación, en el BUM de la seguridad laboral de la década en proceso, las leyes son más estrictas, más numerosas, más extensas y específicas, nace la oferta de los programas académicos,entoncesinstitucionestécnicas,tecnológicas,pregradoypostgradoempezaronaofertarlosprogramas con diferentes nombres, tales como: Especialistas en salud ocupacional, administradores en salud ocupacional, HSEQ, SISO, SISOMA, etc, términos para titular a quienes finalmente trabajan en la prevención de Riesgos Laborales, es decir, múltiples nombres de titulación para el mismo ejercicio laboral, y pienso que puede ser posible que por eso los empresario aún no han entendido que es lo que somos y para que servimos. Por otro lado ¿Qué pasa con los prevencionistas que conociendo el alcance de su licencia están dispuestos a excederse en sus funciones? ¿Qué pasa si un Prevencionista para ahorrarle costos al empresario no realiza las actividades y se dedica a llenar los formatos de firmas de asistencia de tales actividades, en que parte de la norma se reglamenta esa función ética que debe caracterizar los prevencionistas?, ¿Que órgano de control realmente efectivo existe en Colombia para minimizar la presentación de estos casos y otros muchos que lejos de ser éticos, apoyan solapadamente un ejercicio impropio y des obligante frente a la seguridad y la salud en el trabajo, o por otro lado de qué manera se premia al Prevencionista ético y proactivo o al empresario que juiciosamente disminuye efectivamente sus índices de accidentalidad y morbimortalidad en un ejercicio ético y responsable? Sin el ánimo de generalizar, he tratado de decir las cosas de una manera políticamente correcta y minimizando el coste emocional de aquellos que pueden no verse reflejados en mis comentarios, desafortunadamente estos fenómenos los he venido observando desde hace algún tiempo, tengo la certeza que estos fenómenos no suceden solamente en mi país, este artículo se trata de una perspectiva integradora y entonces una vez puestas la cartas sobre la mesa ¿qué debemos hacer?, esa pregunta nos la hicimos un grupo de prevencionistas colombianos, que nos apasiona el tema de la SST, que estamos comprometidos en que nuestro país evolucione a una conciencia sentida y vivida en la prevención del Riesgo Laboral, desde las academias hasta las organizaciones empresariales y los más altos cargos gubernamentales. Lo correcto es si hay mugre en la casa, pues lo correcto es organizarla ¿verdad?, por esta razón nace “COLPRECOL” Colegio de Prevencionistas en Riesgos Laborales de Colombia, una entidad sin ánimo de lucro, de carácter democrático que busca agremiar al mayor número de prevencionistas de nuestros país, con el fin de garantizar su bienestar y velar por sus derechos y obligaciones donde trabajaremos 3 ejes básicos: - Solicitarle al gobierno nacional la ley que reglamente la profesión de específica del Prevencionistas en Riesgos Laborales titulación única para todos los órganos facultativos que ofertan estos programas, para ser reconocidos dentro y fuera del territorio nacional, esto permitirá intercambiar experiencias profesionales y ampliar la oferta laboral a través de convenios internacionales. - La creación de un código deontológico único a nivel colombiano y latinoamericano en pro de la autorregulación del ejercicio profesional, alineadas al contexto latino americano, y por ende la creación del tribunal de ética del Prevencionista en Riesgos Laborales. PÁG 14

[close]

p. 15

El Prevencionista / Revista especializada en Seguridad y Salud en el Trabajo / Edición 09 Año 2015 -La participación de nuestro gremio en las mesas sectoriales del ministerio de trabajo y salud, además de buscar participación en los órganos internacionales de la Seguridad y la Salud en el Trabajo. El Colegio de Prevencionistas en Riesgos Laborales de Colombia “COLPRECOL” hace su presentación internacional en virtud del apoyo suministrado por la Asociación Peruana de Riesgos a través de este articulo; COLPRECOL cree que la historia la hacemos cada día, esa historia colectiva que involucra una gestión integral de los países latinoamericanos y que procura el cuidado integral de los trabajadores en sus puestos de trabajo, con gestores y líderes éticos y comprometidos. La Seguridad y Salud Ocupacional en Guatemala: Pasado, Presente y Futuro Ing. Amilcar Orozco, Vocal II Asociación de Medicina del Trabajo de Guatemala. amilcarorozco@yahoo.com.mx El presente artículo busca resumir los avances obtenidos en Seguridad y Salud Ocupacional en Guatemala y plantear la expectativa futura a corto y mediano plazo. Dado que no es posible proyectar la evolución de la Seguridad y Salud Ocupacional sin tomar en consideración los primeros esfuerzos en la materia y el trabajo actual de los profesionales en prevención de riesgos laborales, se busca mencionar aquellas acciones que han sido cruciales en el desarrollo de una cultura de SSO como país. Pasado: PÁG 15

[close]

Comments

no comments yet