Boletín Hermandad de la Paz (Enero 2016)

 

Embed or link this publication

Description

Boletín Hermandad de la Paz (Enero 2016)

Popular Pages


p. 1

ENERO, 2016 1 La Paz

[close]

p. 2

 HERMANO MAYOR: D. Santiago Arenado Sampil DIRECTOR ESPIRITUAL: D. Isacio Siguero Muñoz COORDINADOR: Óscar Quintanar Ortega PORTADA: Miguel Ángel Osuna Abril FOTOGRAFÍA: Miguel Ángel Osuna Abril (MAO), Sergio Osuna Forero (SOF), José Javier Comas Rodríguez/comasfotografo.blogspot. com (JJC), Juan González (JG), Ignacio Borrallo (IB), Óscar Quintanar Ortega (OQO) y Archivo de la Hermandad de La Paz (AH) CONTENIDO MULTIMEDIA: Julián del Castillo Palacios y José Ángel Pulido Alemany EQUIPO DE BOLETÍN: Juan Carlos Arboleda Goldaracena, Miguel Ángel Osuna Abril, Amparo Gallo Cuervo, Carlos Jacinto Vital, María Teresa López, José Antonio Santos Mesa, Rafael Arévalo Gómez, Juan José García del Valle, Julián del Castillo Palacios y Fernando Romero Pérez. COLABORADORES: Isacio Siguero Muñoz, Santiago Arenado, David Sánchez y María del Mar Pino, Damián Martín Rubio, Mariló Fernández de Liencres Alarcón, Salvador de Mier Valero, Pilar Aguilar Núñez, Pepe Pedregosa, José Luís Olivares, José Ángel Pulido Alemany, José Ramón Rodríguez de la Borbolla, Juan Carlos Arboleda Goldaracena, José de Anca Sosa, Amparo Gallo Cuervo, José Fernández López, Julián del Castillo Palacios, Antonio J. López Gutiérrez, Eva Sánchez Mingo, Vicente Flores Alés, Luís Vital Martín, Concepción Rubio Picón y Manuel Recio Gallardo. E-mail: hermandad@hermandaddelapaz.org Página Web: www.hermandaddelapaz.org Telf. Hermandad 954 23 29 61 Fax 954 23 84 93 IMPRIME: Gráficas San Antonio S.C.A. C/ Almansa nº 7 Acc- 41001 Sevilla Telf. 954 22 27 47 e-mail: grsanantonio@gmail.com Depósito Legal: SE-2364-2014 ISSN: 2386-8740 BOLETÍN OFICIAL DE LA REAL Y FERVOROSA HERMANDAD SACRAMENTAL DEL SEÑOR SAN SEBASTIÁN Y NUESTRA SEÑORA DEL PRADO Y COFRADÍA DE NAZARENOS DE NUESTRO PADRE JESÚS DE LA VICTORIA Y MARÍA SANTÍSIMA DE LA PAZ PARROQUIA DE SAN SEBASTIÁN DE SEVILLA Época II – Boletín Informativo nº 67 – enero 2016 Sumario DIRECTOR ESPIRITUAL . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 3 HERMANO MAYOR . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 4 FORMACIÓN La Misericordia. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . La Caridad: Espiritualidad y compromiso. . . . . . . . . . . . . . Nuestra Obra Social: pasado y presente. . . . . . . . . . . . . . . La obra social de la coronación de María Stma. de la Paz. . . Cáritas y Manos Unidas: conocer dos relevantes ONG´s de la Iglesia en nuestra Diócesis. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . La obra callada de la Hermandad de la Santa Caridad. . . . . Actividades de la Bolsa de Caridad y Oración Comunitaria por la Paz. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . Sólo doce horas. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 8 9 14 16 20 24 25 29 HISTORIA, ARTE Y LITERATURA Regina Pacis: sobre la advocación de María Stma. de la Paz. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 34 El Cerro del Águila en El Porvenir: 25 años de Hermandad . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 38 La Coronación Canónica de imágenes de la Stma. Virgen: el caso de la ciudad de Sevilla. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 44 INFORMACIÓN Papeletas de sitio. Recordatorio para los hermanos nazarenos . . . . . . . . . . . . 54 Igualá y ensaños de costaleros. Recordatorio para los hermanos costaleros. . . . . . . . . . . . . 57 Información de Secretaría y Mayordomía. . . . . . . . . . . . . . 58 CORONACIÓN CANÓNICA La Coronación: una ilusión y una oportunidad . . . . . . . . . . . 62 Comunicaciones relativas a la coronación canónica. . . . . . . 64 Plan Pastoral de la Coronación Canónica . . . . . . . . . . . . . . . 66 EXPOSICIÓN VIRTUAL 360º “HERMANDAD DE LA PAZ-75 AÑOS” . . . . . . . . . . . . . . ESTRENOS Y CONSERVACIÓN . . . . . . . . . . . . . . . . . . . MEMORIA EJERCICIO 2014/2015 . . . . . . . . . . . . . . . . CIERRE: Desde el interior del templo. . . . . . . . . . . . . . 68 70 74 75 Es deseo de la Junta de Gobierno y del Equipo de Boletín, que los hermanos se impliquen en la elaboración de los contenidos del boletín, principal medio de comunicación de Hermandad, junto con la página web. Por tal motivo se invita a todos los hermanos que estén interesados en colaborar mediante artículos, fotografías, notas de interés, etc., siempre que guarden una relación directa con la Hermandad, pueden hacerlo remitiéndolos a la Secretaría, especificando “Para el Boletín”. Los artículos deben ser breves y mecanografiados a una sola cara. La Junta de Gobierno y el equipo de boletín, no comparte necesariamente las opiniones vertidas por los colaboradores. 2 La Paz ENERO, 2016

[close]

p. 3

DIRECTOR ESPIRITUAL La corona Isacio Siguero Muñoz, Pbro. Párroco de San Sebastián y Director Espiritual que merece la Virgen de la Paz is queridos hermanos: Comienza uno de los años más intensos y singulares en la vida de nuestra querida Hermandad, preparatorio de un acontecimiento grande, deseado por todos nosotros y concedido por la Iglesia que sirve al Señor en Sevilla, la Coronación Canónica de María Santísima de la Paz. Tendremos ocasión de meditar mucho sobre el significado de este sueño que se va a hacer realidad, y de disfrutar unidos en muchas ocasiones de este gesto de devoción y amor filial a la Virgen, Nuestra Madre. Pero al inicio de esta larga serie de momentos que anteceden al gran día de la Coronación, es obligado detenernos para discernir bien qué corona vamos a colocar sobre la Bendita Imagen de nuestra devoción. En síntesis, os invito a preguntaros y me pregunto: ¿Qué corona merece María Santísima de la Paz? Ella lo merece todo, pero conociéndola como la conocemos todos nosotros, me atrevo a expresar lo que intuyo, muy cerca de Ella al inicio y al final de cada jornada, que es la Corona que Ella quiere merecer de sus hijos. La Corona que la Virgen de la Paz merece es la que se va fraguando, de manera cotidiana, en la oración sencilla y frecuente ante su Bendita Imagen, en nuestra Capilla sacramental, donde llevamos a su presencia nuestras alegrías y tristezas, nuestros éxitos y fracasos, nuestras cosas de cada día. La Corona que la Virgen de la Paz merece es la de nuestra fidelidad a la vocación que hemos recibido de su Hijo, el Señor de la Victoria, a la que queremos entregarnos de corazón y sin límites, dedicando la vida entera a su servicio. La Corona que la Virgen de la Paz merece es la de la vida fraterna, en una Hermandad en la que debemos considerar al hermano siempre como don de Dios, por encima de criterios y opciones personales, M por legítimos que sean, en la vivencia de una comunión real y en continuo crecimiento. La Corona que la Virgen de la Paz merece es la de la acogida responsable e ilusionante de la Misión Cofrade que tan buenos frutos está ya dejando, donde el compromiso por la formación cristiana nos consolida como creyentes y sirve a la vez de estímulo y testimonio para cuantos nos rodean. La Corona que la Virgen de la Paz merece es la de la celebración fructuosa de los sacramentos que vamos a celebrar en este Año de la Misericordia, y que requerirá una preparación consciente y seria, en la espera de conseguirlo todo de la gracia. La Corona que la Virgen de la Paz merece nada tiene que ver con el brillo de las cosas materiales, y se traduce en obras de caridad y misericordia con los más necesitados, las que servirán para aliviar el dolor de tantas familias a través de los Centros de Orientación Familiar, y para paliar las consecuencias de la falta de empleo gracias al esfuerzo que realiza nuestro Proyecto Victoria. La Corona que la Virgen de la Paz merece comenzó a ser labrada por muchos que forman ya parte de nuestra Hermandad en el cielo y ha de ser ahora enriquecida por el testimonio de santidad de quienes tendremos el gozo de verla coronada. Pido al Señor y a su Bendita Madre que cada hermano de la Paz ponga todo su esfuerzo, toda su ilusión y todo su cariño en coronar a la Virgen con la corona que Ella merece, y que luce ya en el corazón de cada uno de nosotros. Con todo mi afecto hacia cada uno de vosotros, mis hermanos, y mi recuerdo permanente cada mañana a los pies de María Santísima de la Paz, recibid un fuerte abrazo en el Señor de la Victoria. ENERO, 2016 3 La Paz MAO

[close]

p. 4

Hermano mayor Año de la Coronación Canónica Santiago Arenado Hermano Mayor stimados hermanos, nos encontramos ya inmersos en el año más importante en la historia de nuestra querida Hermandad de La Paz. Durante los próximos meses nos vamos a ir preparando para un acontecimiento que sin duda nos va a marcar tanto en lo personal como en lo institucional. Vamos a demostrar y a dar testimonio del amor que en el Porvenir le tenemos a la Madre de Dios. Nuestra Virgen de la Paz va a recibir el reconocimiento por parte de la Iglesia de Sevilla a una devoción labrada durante los últimos setentaisiete años y tan interiorizada en todos los hermanos de la Paz, feligreses de San Sebastián y vecinos del Porvenir. Ni nosotros mismos nos damos cuenta del tesoro tan inmenso que veneramos en la Capilla Sacramental de la Parroquia, ni sabemos la inmensa cantidad de personas que cada día acuden a sus plantas para recibir la inmensa paz que desprende su mirada. Si Dios quiere el próximo uno de octubre sembraremos de paz nuestra ciudad una vez que el señor Arzobispo deposite en sus sienes su corona de plata. Pero para llegar a ese glorioso día que todos tenemos en mente debemos prepararnos para ser conscientes del verdadero significado del acto litúrgico que vamos a protagonizar. En este año de la Misericordia que estamos ya viviendo no tenemos más que seguir los consejos de nuestra Señora “haced lo que El os diga”. Al Señor de la Victoria por María de la Paz. Ese debe ser nuestro modo de vida en estos meses de vísperas. Para ello la Hermandad, con la ayuda de muchos hermanos ha organizado una serie de actos y cultos que sin duda nos llevarán a conseguir tal fin. E Yo os invito a participar en cuantos podáis ya que todos ellos se desarrollan con carácter extraordinario y están marcados por los dos motivos fundamentales de esta coronación: la paz y la familia. Siempre hemos creído en la familia como núcleo iniciador de la vida cristiana Pues “La familia es la fuente de toda fraternidad, y por eso es también el fundamento y el camino primordial para la PAZ, pues, por vocación, debería contagiar al mundo con su amor” como dice el Papa Francisco. Pero del mismo modo no podemos obviar que a la Reina de la Paz le pedimos por la paz. En un mundo tan necesitado de paz nos vamos a unir en oración. Esta debe ser nuestra respuesta ante tanto odio y destino. Como hermanos de la Paz debemos dar ejemplo de unión, de comunidad que reza a las plantas de su Virgen. Asimismo culminaremos la Misión Cofrade en el mes de junio con una semana de actos y cultos abierta a todos los que nos quieran acompañar que se antoja intensa e ilusionante. Por eso hermano, te pido que disfrutes de este año. Que te sientas hijo de María Santísima de la Paz y prepares con intensidad su Coronación Canónica. Luego vendrán los regalos materiales, las procesiones y demás, pero recuerda que lo importante es sentirnos agraciados con la presencia de la Virgen de la Paz entre nosotros. En los próximos días comenzaremos una nueva Cuaresma con el Quinario en honor al Señor de la Victoria, un buen momento para reecontrarnos con el Señor y comenzar una gozosa preparación de la demostración del amor de una hermandad por su Madre. 4 La Paz ENERO, 2016

[close]

p. 5

ENERO, 2016 SOF 5 La Paz

[close]

p. 6

FORMACIÓN 6 La Paz ENERO, 2016 MAO

[close]

p. 7

FORMACIÓN La Real y Fervorosa Hermandad Sacramental del Señor San Sebastián y Nuestra Señora del Prado y Cofradía de Nazarenos de Nuestro Padre Jesús de la Victoria y María Santísima de la Paz Establecida canónicamente en la Parroquia de San Sebastián de la ciudad de Sevilla Celebra, para mayor gloria de Dios Nuestro Señor en el Altísimo Sacramento del Altar SOLEMNE QUINARIO en honor, culto y veneración de su Amantísimo Titular NUESTRO PADRE JESÚS DE LA VICTORIA Desde el día 9 al 13 de febrero de 2016, a las 20:00 horas, con el siguiente orden de cultos: Ejercicio del Quinario y Santa Misa con predicación, Ocupará la Sagrada Cátedra el Muy Ilustre Sr. D. Antero Pascual Rodríguez, Rector del Seminario Metropolitano de Sevilla y Canónigo de la Santa Iglesia Catedral El día 13 de febrero, ultimo del Quinario, se celebrará la tradicional Procesión Claustral, bendición y reserva del Santísimo Sacramento. El domingo día 14 de febrero, a las 13:00 FUNCIÓN PRINCIPAL DE INSTITUTO Ocupando la Sagrada Cátedra el Secretario General y Canciller de la Archidiócesis de Sevilla, Párroco de la de San Sebastián, y Director Espiritual de la Hermandad de La Paz Al Ofertorio realizará esta Real y Fervorosa Hermandad pública y solemne Protestación de Fe Católica Sevilla, enero de 2016 A.M.D.G. et B.V.M. Ilmo. y Rvdo. Sr. D. Isacio Siguero Muñoz ENERO, 2016 7 La Paz

[close]

p. 8

FORMACIÓN El Arzobispo abre la Puerta de la Asunción de la S.I.C. inaugurando el Año de la Misericordia La Misericordia Pilar Aguilar Núñez 1 vina, llevar a cabo esta actitud tanto espiritual como corporal. El Papa Francisco nos dice que la misericordia de Dios acaricia nuestros pecados. Nos habla de la misericordia divina como una gran luz de amor y de ternura, es la caricia de Dios sobre las heridas de nuestros pecados. Explicó el significado de la misericordia de Dios a partir del episodio en que los fariseos y los escribas llevan a Jesús a una mujer sorprendida en adulterio y le preguntan qué hacer de ella, teniendo en cuenta que la ley de Moisés preveía la lapidación por tratarse de un pecado considerado muy grave. La mujer fue perdonaba por Jesús quien pidió su misericordia. La misericordia va más allá, nos dice el Papa Francisco, y hace la vida de una persona de tal modo que el pecado es arrinconado. Es como el cielo, nosotros miramos tantas estrellas, pero cuando sale el sol con tanta luz las estrellas no se ven. Y así es la misericordia de Dios, según el papa Francisco, es una gran luz de amor y de ternura, Dios perdona pero no con un decreto, sino con una caricia, acariciando nuestras heridas del pecado… L a palabra misericordia se define como una disposición de los trabajos y miserias ajenas. Se manifiesta en amabilidad y asistencia al necesitado, especialmente en el perdón y la reconciliación. En el cristianismo es uno de los principales atributos divinos. La misericordia es también un sentimiento de pena o compasión por los que sufren, que impulsa a ser benévolo en el juicio o castigo. «la misericordia de Dios acaricia nuestros pecados» Etimológicamente, la palabra misericordia viene del latín mísere (miseria, necesidad), cor, cordia (corazón) e ia (hacia los demás) significa tener un corazón solidario con aquellos que tienen necesidad. Tradicionalmente la religión cristiana ha enseñado la misericordia di- 1. Revista “Zenit-el mundo visto desde Roma” 29 de octubre de 2015. Pilar Aguilar Núñez 8 La Paz ENERO, 2016

[close]

p. 9

FORMACIÓN La Caridad: espiritualidad y compromiso Hno. José Pedregosa Ordóñez, ssp Proyecto Lázaro – Cáritas Parroquia de San Sebastián l tema que nos ocupa en estas páginas suele estar muy presente en cualquier ámbito cristiano. Podríamos decir que es una preocupación constante de la Iglesia y que no es posible ser un cristiano auténtico sin vivir la caridad. Sin embargo, cuando hablamos acerca de la caridad, siempre me asalta la misma pregunta: ¿Qué es eso de la caridad? Habitualmente, en ambientes cristianos la conocemos como una de las tres virtudes teologales. Pero, ¿verdaderamente conocemos su significado y lo que implica? El diccionario la define como: Aquel sentimiento o actitud que impulsa a interesarse por las demás personas y a querer ayudarlas, especialmente a las más necesitadas. Me gustaría que nos parásemos, por un momento en comentar esta definición. La caridad hemos de sentirla. Sentir es percibir, experimentar, notar, reconocer un estimulo. El estímulo nos activa y nos mueve a ponernos en marcha. Por tanto, la caridad es percibir, experimentar, notar, reconocer las necesidades, carencias, penurias, situaciones difíciles, dificultades que las personas que nos rodean tienen. Pero no podemos únicamente quedarnos en experimentar y notar esas necesidades hemos de salir al encuentro de ellas y ayudarlas a salir de esa situación. Hasta aquí me podréis decir que eso es algo que cualquier persona está llamada a hacer; así es, todos los seres humanos estamos llamados de una u otra manera a ejercer la caridad. Pero, ¿qué ocurre con nosotros los cristianos? También, nosotros estamos llamados a ejercer la caridad, pero... nosotros lo hacemos por amor porque este es el núcleo de la vida cristiana. Amor a Dios y amor a nuestros hermanos. E La caridad se fundamenta en el amor de Dios y en el amor al hermano Dios nos amó primero y derrama ese amor hacia todas sus criaturas de manera gratuita, por lo que a nosotros nos corresponde agradecer ese amor y transmitirlo a los demás para que también ellos puedan ser consciente de que Dios les ama. El amor de Dios es algo muy íntimo a él porque “Dios es amor” (1Jn 4,8), el amor y la caridad es la misma vida de Dios. Y el amor de Dios es autodonación. Por amor a nuestros hermanos, pues Dios ama a todos sin distinción, es por lo que salimos de nosotros mismo para encontrarnos con el otro. Nuestro amor es una respuesta al amor de Dios. El amor de Dios y el amor al prójimo son inseparables, pues no podemos dejar de amar lo que Dios ama. No podemos dejar de implicarnos en la propia vida de Dios, sin implicarnos en la vida de nuestros hermanos. Con esto no quiero decir que a partir de este momento tenemos que lanzarnos en un desborde activista en realizar muchas cosas para sacar a los demás de sus situaciones de penuria. Sacar a todos de ENERO, 2016 9 La Paz

[close]

p. 10

FORMACIÓN sus realidades de dificultad sería imposible y podríamos caer en la frustración, pensando que todo lo que hacemos es inútil. Hemos de partir de la base de que nuestro punto de partida es el amor de Jesús, el cual se entrega para nuestra salvación. Y ejercer la caridad desde ese mismo punto de partida. La caridad al estilo de Jesús: centrada en la persona Lo primero que hace Jesús es salir al encuentro de las personas, acogerlas, sentir su situación, sus necesidades, sus dificultades y poner remedio. Por eso, nuestro primer paso es poner nuestra atención en el otro, es ponernos en el lugar del otro, es sentir y experimentar, desde el amor, el momento por que la otra persona está pasando. Lo cual va a implicar, también, de alguna manera, dejarnos transformar por el otro y enriquecernos de lo que él es y posee. Esta actitud, que en psicología se llama empatía. Nos lleva a ser cercanos y a acompañar a aquellos que tienen una situación difícil, pero no desde la superioridad, sino desde el bajar al lugar del otro, no con un simple gesto de ayuda, sino con un compromiso fraternal que implica todos los aspectos de nuestra vida, no solo desde el aspecto económico, sino desde todos los ámbitos de la vida de la persona. Pues cuando hablamos de caridad y de pobreza, rápidamente, pensamos en aquel que tiene carencia de medios económicos o en el que sociológicamente está excluido. Y no podemos olvidarnos de estos, que muchas veces son los últimos y a los que nadie atiende, pero, hay tantas otras personas que sufren un tipo de pobreza, a veces, tan aplastante y dolorosa como la económica. Pensemos, en las personas que no tienen con quien hablar, las personas enfermas, las personas que necesitan una palabra de aliento, una mirada cariñosa, una sonrisa, un gesto... Y tantos y tantas hermanos y hermanas nuestras que les falta la compañía de los otros. Pensemos en las personas que necesitan que compartamos con ellos nuestra vida e intentemos ayudarles a cambiar la realidad en la que se encuentran. Y todo ello simplemente por amor y de una manera desinteresada, sin esperar nada a cambio. El Modelo de Acción de Cáritas (MAC) nos dice que la persona es el centro. Es decir, que toda nuestra acción debe estar focalizada en la persona, ella es el “eje y centro fundamental de nuestra acción” (MAC, pág. 13). Y esto es algo que debemos asumir todos los cristianos, no sólo los voluntarios de Cáritas. Salgamos, por tanto, al encuentro de nuestros hermanos más necesitados, acogámoslos, escuchémoslos, sintamos sus dificultades e intentemos paliar su situación. Viviendo la caridad desde la espiritualidad. Pero, entonces, ¿qué podemos hacer para precisamente vivir esa doble dimensión de amor/caridad hacia Dios y hacia los hermanos al estilo de Jesús? Pues muchas veces, no consiste tato en hacer como en estar. Primero, estar junto a Dios, estar alimentándonos de Dios en su Palabra y en la Eucaristía, estar asumiendo y viviendo las actitudes vitales de Jesús de Nazaret. Y, después, estar junto al hermano, acompañando su proceso de crecimiento. La espiritualidad, nuestra relación íntima con Dios, vivir en nuestras propias carnes el amor de Dios es la que nos anima, nos impulsa, nos alienta a querer dignificar a la otra persona, es la que nos da fuerza y energía para acompañar al otro para que su vida sea una vida digna. Y en ello, tiene un papel fundamental el Espíritu Santo. El cual, “nos mueve a amar a los hermanos, nos anima, alienta, orienta y da fuerza en el servicio del amor, en el servicio de la caridad” (Vicente Altaba). La espiritualidad es la que nos hace estar atentos a la realidad que nos circunda, una realidad, muchas veces, precaria. Que nosotros estamos llamados a transformar. Pues esa situación social es lugar de encuentro con Dios y con el hermano. La espiritualidad nos lleva a transformar nuestro entorno desde la caridad. Es el Espíritu de Dios, quien nos impulsa a realizar cosas nuevas, a cambiar nuestra realidad, la realidad de los otros y la realidad de nuestro entorno. 10 La Paz ENERO, 2016

[close]

p. 11

FORMACIÓN En la transformación de nuestro entorno, hemos de partir de que la pobreza, y hay muchos tipos de pobreza, es un mal, pues atenta contra la dignidad humana. Y el mal como cristianos tenemos el deber de erradicarlo. Por eso, hemos de pasar a la acción e intentar cambiar todo aquello que en nuestro entorno impida que el amor de Dios esté presente, por medio de nosotros, entre nuestros hermanos. Para ello, hemos de promover y llevar a cabo acciones que dignifiquen al ser humano en un desarrollo integral, en todas sus dimensiones, implicando a la propia persona y todos los que de alguna manera vivimos a su alrededor. La caridad tarea de todos y de la comunidad. Todos nosotros por el hecho de ser cristianos y de estar comprometidos en alguna acción o tarea de la Iglesia estamos llamados a ejercer la caridad. Pero no desde nuestra propia individualidad, sino desde la comunión y la comunidad. Por supuesto, que no estoy diciendo que no debamos emprender acciones particulares en favor de nuestros hermanos más necesitados, que no debamos hacer frente a situaciones de precariedad que se nos presenten en nuestra vida cotidiana. Más bien, la idea es desde dónde y cómo vivimos esa tarea. Toda lo que el cristiano es, su vida, su oración, su acción debe estar vinculada a la comunidad, a la Iglesia. El cristiano no es un francotirador, es un miembro de la Iglesia de Jesucristo; por eso, incluso cuando actúa solo es la Iglesia quien actúa, cuando orar solo es la Iglesia quien ora, cuando ama solo es la Iglesia quien ama. Pero, para eso es muy importante que no rompamos el vínculo que nos une con la Iglesia, de ahí la importancia de acudir físicamente a la Iglesia, a nuestra parroquia, a nuestra comunidad, a nuestro grupo, a nuestra hermandad y participar en las actividades que allí se desarrollan. Es una manera de “cargar las pilas” al encontrarnos con Dios y con otros hermanos que está llevando a cabo acciones para que el amor de Dios esté presente en nuestra sociedad. Conclusión No quería acabar estás páginas sin hacer caer en la cuenta al lector que la caridad no es una parte, más o menos importante, de vida y acción de la Iglesia, sino que es una dimensión constitutiva de su identidad y misión. Por lo que en ningún momento podemos prescindir de ella. Pero además creo primordial concluir recordando las palabras del apóstol Pablo para que las podamos tener muy presentes y sean como el marco de nuestra espiritualidad y acción dentro de la Iglesia y en favor de nuestro hermano: “Tres cosas hay que permanecen: la fe, la esperanza y la caridad. Pero la más grande de las tres es la caridad.” (1Cor 13,13). Gracias a la Junta de Gobierno y cada uno de mis queridos hermanos de la Real y Fervorosa Hermandad Sacramental del Señor San Sebastián y Nuestra Señora del Prado y Cofradía de Nazarenos de Nuestro Padre Jesús de la Victoria y María Santísima de la Paz por haberme dado la oportunidad de compartir con todos vosotros estas reflexiones acerca de la Caridad. Diseño del sobre para colaborar con la obra social de la Coronación (Viene de la página 17) ENERO, 2016 11 La Paz

[close]

p. 12

12 La Paz ENERO, 2016 MAO

[close]

p. 13

Establecida canónicamente en la Parroquia de San Sebastián de la ciudad de Sevilla La Real y Fervorosa Hermandad Sacramental del Señor San Sebastián y Nuestra Señora del Prado y Cofradía de Nazarenos de Nuestro Padre Jesús de la Victoria y María Santísima de la Paz Celebra, para mayor gloria de Dios Nuestro Señor en el Altísimo Sacramento del Altar DEVOTO BESAPIÉS NUESTRO PADRE JESÚS DE LA Presidido por la Venerada Imagen de El domingo 6 de marzo de 2016 VICTORIA El viernes día 11 de marzo de 2016, será portada en andas a hombros de sus hermanos por las calles de la feligresía en SOLEMNE VIA CRUCIS La Venerada Imagen de NUESTRO PADRE JESÚS DE LA VICTORIA Ocupará la Sagrada Cátedra el Dando comienzo el culto a las 20:00 h. con Santa Misa Párroco de la de San Sebastián, Director Espiritual de la Hermandad de La Paz, Secretario Gral. y Canciller de la Archidiócesis de Sevilla Sevilla, enero de 2016 A.M.D.G. et B.V.M. MAO Ilmo. y Rvdo. Sr. D. Isacio Siguero Muñoz, ENERO, 2016 13 La Paz

[close]

p. 14

FORMACIÓN Nuestra obra social: Pasado y presente Vicente Flores Alés Consiliario Primero El fondo piadoso pasaría a denominarse “Bolsa de Caridad Nuestro Padre Jesús de la Victoria”, el cual se abastecía de las aportaciones de la Hermandad y un cepillo colocado junto a la capilla de nuestros Titulares esde su fundación la Hermandad de La Paz ha procurado que la asistencia social a hermanos y feligreses de la parroquia de San Sebastián estuviera entre sus prioridades. En los primeros años, más concretamente en 1943 se crea el “Fondo Piadoso Virgen de la Paz” cuya principal función era prestar socorro a las personas necesitadas mediante el reparto de alimentos, medicinas y ropa. Asimismo, considerando la dureza de los años posteriores a la Guerra Civil, otra de sus misiones era sufragar los gastos de entierro y sepultura de los hermanos fallecidos en la pobreza. Los ingresos de este Fondo se obtenían de la venta de sellos de 0’15, 0’5 y 1 peseta con que, con carácter voluntario, se gravaban los recibos de los hermanos, las solicitudes de ingreso y las papeletas de sitio. El fondo estaba gestionado por una comisión compuesta por un regidor, un vicerregidor, secretario y tesorero1 Posteriormente este fondo piadoso pasaría a denominarse “Bolsa de Caridad Nuestro Padre Jesús de la Victoria”, el cual se abastecía de las aportaciones de la Hermandad y un cepillo colocado junto a la capilla de nuestros Titulares; en algunos periodos, se establecen aportaciones mensuales voluntarias de los hermanos. La Bolsa de Caridad llega hasta nuestros días integrada en la Diputación de Caridad y Obras Asistenciales. En los años ochenta, una vez D 1. Archivo Hdad. de la Paz caja 7/1 ff.8v11r. Referido en R. Rguez. de la Bblla, A. Gallo y J.C. Arboleda “La fundación de la Hermandad de La Paz (1939-945), en “La Paz El Porvenir. Historia y Patrimonio”, 2014. pp305-306 14 La Paz ENERO, 2016 OQO

[close]

p. 15

FORMACIÓN que la Diputación de Caridad se consolida comienzan a realizarse las primeras operaciones de recogida de alimentos en los días previos a la Navidad, inicialmente las donaciones se recibían en la Hermandad, posteriormente se comenzó a ir a las casas a recogerlas, para actualmente celebrar una recogida masiva en un día concreto. Desde esta Diputación se ha venido colaborando históricamente con entidades de la Parroquia como la Caritas parroquial o, la ya desaparecida, Conferencia de San Vicente de Paul. Del mismo modo se ha colaborado y se colabora con numerosas obras y entidades de carácter benéfico y solidario de la ciudad, destinándose actualmente a obras asistenciales el 25% de la cuota de los hermanos, con excepción de la correspondiente a la salida procesional. Es digna de reseñar la colaboración que nuestra Hermandad realiza con el Seminario Diocesano con becas de estudio, así como el sostenimiento permanente de una plaza de residente en el Hospital de la Caridad Profundizando en la actualización de la labor social desarrollada desde nuestra Hermandad, desde hace unos años funcionan dos acciones concretas que inciden directamente en la promoción personal y profesional de los hermanos. Portal de empleo El “Portal de Empleo” es un servicio que la Hermandad de La Paz pone a disposición de sus hermanos a través de la Diputación de Obras Asistenciales. La finalidad de este portal es el de crear una red de trabajo entre los hermanos, logrando así ayudarnos los unos a los otros. Proyecto Victoria El Proyecto Victoria nace como una obra asistencial propia, con la finalidad de dar una respuesta innovadora a la problemática económica en la que se ha visto envuelta nuestra sociedad y, por consiguiente, un porcentaje consi- derable de nuestros hermanos. Su propósito es fomentar, orientar y dirigir el autoempleo. Y sus objetivos son ayudar al hermano a superar las limitaciones y barreras que conlleva el autoempleo, y desarrollar su perfil emprendedor. La contribución al desarrollo de Centro de Orientación Familiar (COF) La contribución al desarrollo de Centro de Orientación Familiar (COF) de la Parroquia de San Sebastián, más aún en unos momentos en los que la familia esta es particularmente cuestionada como pilar fundamental de la sociedad. La finalidad del COF se focaliza en tres líneas de actuación: promoción, formación y orientación de la familia, de manera que se contribuya a reforzar el núcleo familiar abordando la variada problemática actual que sobre este se cierne. En definitiva los objetivos se pueden resumir en la promoción de la cultura del matrimonio y la familia. En virtud del convenio de colaboración firmado el 7 de Enero de 2015 con la Fundación Diocesana de Centros de Orientación Familiar María Reina de la Familia, la Hermandad de La Paz se compromete a realizar una aportación económica anual destinada a sufragar los gastos de la actividad propia del COF Diocesano de San Sebastián. A raíz de la iniciación del expediente de Coronación de María Santísima de la Paz y como colofón, la Hermandad se plantea el objetivo de desarrollar una obra social que tengan a la familia como eje vertebrador con el que se dé testimonio de compromiso social y por su carácter esencial en el devenir histórico de nuestra corporación. ENERO, 2016 15 La Paz

[close]

Comments

no comments yet